HAVANA CLIMA

Danzón

El danzón, el bolero y también el tango

LA HABANA, Cuba. — Los más importantes géneros musicales del continente americano, todos con un fuerte componente africano, provienen de Estados Unidos, Brasil y Cuba y están presentes, de un modo u otro, en casi toda la música bailable que se ha hecho en el mundo en los últimos 200 años.
En el caso de la música cubana, ha influido no solo a la salsa, que es son cubano en un elevadísimo por ciento, sino también al jazz —y no solo en el cubop de Dizzy Gillespie— y el rock, empezando por algunas de las primeras piezas de los Beatles, donde se perciben el bolero y el chachachá.
Durante mucho tiempo, México, donde el danzón y el bolero tuvieron gran arraigo, le disputó a Cuba la pertenencia de esos dos géneros, especialmente del bolero.
México tuvo compositores de boleros emblemáticos: Agustín Lara, Roberto Cantoral, Luis Demetrio, Alberto Domínguez y Armando Manzanero, e intérpretes como Pedro Vargas, Toña La Negra y Luis Miguel, entre otros, pero el primer bolero del que hay constancia en la historia fue Tristezas, y lo compuso en 1868 un cubano, el músico santiaguero José “Pepe” Sánchez.
Fue en Cuba donde se originó, en la segunda mitad del siglo XIX, el clásico acompañamiento del bolero con guitarras y percusión, utilizado por los más destacados intérpretes del género en su forma primigenia, como el Trío Matamoros, María Teresa Vera, Los Panchos, Hernando Avilés y José Feliciano.
Nada tiene que ver el bolero con la danza española del siglo XVIII de igual nombre. El bolero español, con pandero y castañuelas, se tocaba en compás ternario de 3/4, y el cubano en 4/4, o muchas veces 2/4, con diferente melodía y célula rítmica, y siempre triste, a fuerza de tratar de las penas de amor.
Guillermo Cabrera Infante, que no se cansaba de celebrar el triunfo de la letra sobre la melodía en el bolero, lo definía certeramente como “una canción con ritmo, que se puede bailar, que ha cambiado de medida a lo largo de su historia, desechando compases igual que una serpiente la piel”.
En cuanto al danzón, por mucho que guste y se baile en Veracruz y Yucatán, no es de allí sino de Cuba: el primer danzón, Las alturas de Simpson, lo compuso en 1879 el cubano Miguel Faílde, quien lo estrenó, con su orquesta, ese mismo año, en el Liceo de su natal Matanzas.
El danzón alcanzaría su máxima popularidad en la década de 1920, antes de ser desplazado por el son en la preferencia de los bailadores.
El danzón resultó de la mezcla del elemento africano con las contradanzas europeas que empezaron a llegar a Cuba luego de la toma de La Habana por los ingleses en 1762 y del éxodo de los colonos franceses motivado por la revolución haitiana.
A propósito, a la mezcla de la contradanza francesa con elementos africanos que se dio tanto en Cuba como en Louisiana se debe ese aire familiar que se percibe entre el danzón y la música cajún, ciertas piezas de ragtime y del primer Dixieland, en el que se hicieron sentir varios músicos cubanos radicados en New Orleans, quienes aportaron el spanish tinge que decía el pianista Jelly Roll Morton.
Por insólito que pueda parecer a algunos, el tango se originó de un género de la música cubana, la habanera.
Decía Cabrera Infante (permítanme citar otra vez a uno de mis escritores preferidos): “El tango no es más que una habanera con acento argentino”. Y Jorge Luis Borges afirmaba que “la habanera es la madre del tango”.
A los oídos de algunos pueden sonar blancos la habanera y el tango, pero en ambos, de ritmo lento y compás binario, se siente, en el obsesivo golpe de bajo, ecos del tango congo, de origen bantú.
El tango congo llegó al Río de la Plata (Argentina y Uruguay) con los esclavos africanos, que como los que llevaban a Cuba, procedían mayormente del Congo y la costa del Golfo de Guinea.
Mucho se ha discutido sobre si en el tango prevalecieron los ingredientes hispánicos o los africanos. Al respecto, el ensayista argentino José Gobello consideraba que “la discusión resulta más bien ociosa, porque los ingredientes hispánicos en cuestión tenían también su cuota de sangre negra.”
El tango, emparentado estrechamente con la habanera, junto al candombe y el malambo, forma parte de una misma familia musical de raíces africanas.
Volviendo a las habaneras, paradójicamente fueron más populares en España que en Cuba, donde cayeron en desuso. Solo en años recientes, la cantautora Liuba María Hevia ha incursionado en el género, en los discos Habaneras en el tiempo, de 1995, y Ángel y Habanera, de 2004.
No fueron cubanos, sino españoles y franceses los que popularizaron las habaneras en el mundo. Los más destacados fueron el vasco Sebastián Iradier, autor de La paloma, la más conocida de las habaneras, y el francés Georges Bizet, con la famosa habanera de la ópera Carmen.
También utilizaron habaneras en sus composiciones los españoles Isaac Albéniz y Manuel de Falla, y el francés Maurice Ravel, en la Habanera para dos pianos, incluida en su Rapsodia Española.
Por cierto, ya que hablamos de Ravel, su famosísimo Bolero es un largo e hipnótico ostinato que muy poco tiene que ver con el bolero como tal.
ARTÍCULO DE OPINIÓNLas opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no necesariamente representan la opinión de CubaNet.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Leer más »

Productor estadounidense KC Porter graba disco de música tradicional cubana

El productor, cantante, arreglista y compositor estadounidense Karl Cameron Porter, conocido como KC Porter, lanzó esta semana su nuevo disco dedicado a la música tradicional de Cuba, grabado en la Isla con participación de cantantes y músicos de la región oriental.«Soy un gran admirador de la música tradicional cubana. Creo que es la matriz de mucha música que se está haciendo actualmente en el mundo», declaró el reconocido productor en un video de presentación de su nuevo álbum, estrenado en plataformas digitales bajo el título Azabache de Cuba. La calle está caliente.El productor estadounidense KC Porter graba un disco de música tradicional de Cuba https://t.co/gCBDZIureA— Hispanic Post (@TheHispanicPost) March 20, 2022Porter eligió diez canciones que representan la misma cantidad de géneros de la música tradicional del país caribeño, entre las que figuran el son-guaguancó Guantanamera mi amor, la rumba Ya se acabó el querer, el danzón Linda mujer, y La casa por la ventana, un tema al ritmo del sucu suco.Para interpretarlos, Porter reunió en un estudio de grabaciones de la ciudad oriental de Santiago de Cuba a instrumentistas y cantantes de diferentes agrupaciones como la Unión Sanluisera, Estrellas de la Charanga, Sonora La Calle, Los Guanches, Los Karachi, el Septeto Turquino, Changüí Santiago y la Conga de Los Hoyos, entre otros.«Siempre quise formar parte de una producción así, con énfasis en la raíz musical de Cuba», apuntó el productor de discos de artistas como Santana, Shakira, Sting, Celine Dion, Gloria Estefan, Michael Jackson, Ricky Martin, Luis Miguel, Alejandro Sanz, Usher, Laura Pausini y muchos más.Con un premio Grammy, otros dos Grammy Latinos y más de 40 álbumes con decenas de millones de copias vendidas, Porter comentó que sintió «mucho placer» en producir este, que dice le fascina particularmente por «su sabor, su espontaneidad» y por «la capacidad de improvisar que tiene el músico cubano de pueblo, de la calle».«Estamos mostrando al mundo mucha música tradicional cubana inédita, actualmente desconocida», añadió.Esta coproducción, en la que intervienen los sellos discográficos estadounidenses Insignia Records y Meta Platforms, Inc., fue masterizada en Los Ángeles y en Cuba. Contó con la coproducción de Alden González y Damián Busqueta y la dirección musical de Wilber Jesús Cos, Brent Bourgeois y Leslie Barton.El coproductor cubano, Alden González, resaltó que este álbum cuenta de una «mínima edición y retoque, mucha equalización natural» y que da la oportunidad de salir del anonimato a músicos de la Isla «muy talentosos».

Leer más »

Más que un baile, el danzón es vida

El club Amigos del Danzón Rogelio Marín, de la ciudad del Yayabo, no cuenta con sede propia, particularidad que no ha matado su amor y respeto por ese legado cultural
Berta María González y Fernando Alonso se conocieron en el club Amigos del Danzón. (Foto: Alien Fernández)

Relacionados

Dos cuerpos coquetean al bailar. Ella agita el abanico, al ritmo en que una sonrisa confirma el disfrute. Él, con blanca guayabera de mangas largas, conduce los movimientos. No parecen dos, sino una sola persona por la perfecta coordinación.

“El danzón es mi vida —deja escapar con seguridad Berta María González Mencía—. Era otra persona antes de integrar el club Amigos del Danzón Rogelio Marín, de la ciudad de Sancti Spíritus. Allí conocí a mi pareja y desde entonces somos todo. A nuestra edad somos felices y tenemos amistades en toda Cuba. No pretendemos dejar de bailar”.

Con cada paso hacen suyos el gran salón de la Biblioteca Provincial Rubén Martínez Villena. Prácticamente abrazados mueven sus caderas de manera sinuosa. Sus miradas jamás buscan el piso. Basta que cada quien se robe la mirada del otro para saber qué paso dar.

“El movimiento espirituano no cuenta con una sede, pero es demasiado el entusiasmo y apoyo de varias instituciones. Ha sido así como hemos logrado mantenerlo vivo”, comenta Fernando Alonso Peña, el otro protagonista del espectáculo de auténtica cubanía.

“Estamos dispuestos a que se nos entregue cualquiera de las construcciones que hoy están en mal estado por estar en desuso y nosotros con nuestros propios esfuerzos le devolveremos el confort. En otras provincias el movimiento danzonero sí tiene sede”, acota Bertica, como le nombran por cariño familiares y amistades.

Hablan con pasión. Berta y Fernando forman una de las parejas espirituanas que integran un movimiento con alrededor de 500 miembros y clubes en casi todos los rincones de la geografía provincial, que defiende un legado con raíces a finales del siglo XIX. De acuerdo con apuntes históricos, fue Miguel Faílde Pérez quien le regaló desde Matanzas al mundo la forma original de un baile que forma parte de nuestro patrimonio cultural.

“El danzón nos ha convertido en una gran familia. No hay un problema que no nos interese, sea cual sea. En Sancti Spíritus contamos con la preocupación constante de la presidenta Ángela Pérez Cepeda y el vicepresidente Carlos Mencía. Para el movimiento es esencial la unidad”, refiere Berta y sobre su rostro se posa la angustia de los días en que la palabra de orden era estar en casa.

“Nadie imagina cómo sentimos la pérdida de Magaly, la madrina del danzón aquí. Desde Guayos defendió nuestro baile en varios escenarios nacionales”, insiste.

Además de las despedidas de amigos, la pandemia los obligó a frenar sus actividades en cuanta institución les abriera las puertas: la Biblioteca Provincial, la Casa de la Guayabera, el hotel Colonial, la Casa de la Cultura Osvaldo Mursulí y la de los Combatientes… Son nómadas danzarios que muchas veces han sido acompañados por la orquesta Charanga XL con un repertorio con acordes danzoneros.

“Intercambiamos no solo con los otros clubes espirituanos, sino con los de otras provincias con tremenda familiaridad y entusiasmo. Ha sido muy beneficiosa la realización de diferentes eventos como el Yayabo danzón; el Encuentro Internacional Danzonero Miguel Faílde In Memóriam y el Festival Tres Lindas Cubanas, también en Matanzas; el Festival de Baile Tradicional, en Ciego de Ávila; el encuentro que tiene lugar siempre como parte de la Fiesta de la Cubanía, en Granma… Pero creo que aún nos falta más promoción. Por suerte, además de esos encuentros, hemos podido disfrutar de los programas Danzoneando, de Radio Taíno, y el de la televisión nacional. Sin embargo, queda mucho por hacer, sobre todo para enamorar a los más jóvenes.

“Contamos aquí con buenos ejemplos en ese sentido. Por ejemplo, en Mayajigua hay una pareja de danzoneros con una labor dirigida a las nuevas generaciones. También fomenta el amor por nuestro baile el instructor Pedro Jorge en su proyecto Haciendo Futuro y en Trinidad también se ha trabajado en ese sentido. Pero tengo muchas preocupaciones, al igual con la ausencia de agrupaciones que incluyan el danzón como su centro, tal y como lo hace la Orquesta Faílde, unos muchachos dignos de admirar”, opina Fernando, quien ha sido testigo en varios territorios del país de las múltiples estrategias que intentan seducir a otras generaciones al baile de salón.

En esos intentos de cómo sumar al relevo para que el danzón no quede conservado como reliquia en la vitrina de la memoria colectiva hoy un tópico ha movido el debate: ¿para bailar danzón se necesita vestir de etiqueta?

“De mi madre aprendí que el danzón es sinónimo de elegancia y buen vestir. No se trata de exigir que se tenga un escaparate de ropa y joyas, pero una blusita y una sayita presentables sí tenemos todas”, aclara Bertica.

“En el coloquio del IV Encuentro Internacional Danzonero Miguel Faílde In Memóriam se debatió mucho al respecto. Creo que hemos perdido la cultura del buen vestir. No es lo mismo escoger una ropa para ir a una cafetería que a un restaurante. Por supuesto, que no se trata de andar disfrazados, pero sí con buena presencia. Una camisa de mangas largas o cortas, una guayabera hasta un pulóver con cuello es mucho más elegante que otras prendas que sirven para otras ocasiones. El danzón nació como baile de salón para unir a las personas, divertirse y mostrar las mejores galas. Queremos que forme parte de nuestra cotidianidad, modernizado, pero sin perder sus esencias, lo tradicional”, concluye Fernando.

Esta pareja se suma a la lista de defensores a ultranza de un legado de más de 150 años que, aunque no es muy mediático, se mueve impulsado por el respeto, admiración y sentido de pertenencia de varias generaciones. El movimiento espirituano danzonero disfruta de uno de los ingredientes de la amalgama cultural cubana que nos distingue en el resto del orbe.

Leer más »

Danzoneando (+ Video)

Cuando, en 1879, Miguel Faílde estrenó en el Liceo de Matanzas Las alturas de Simpson, ya el danzón estaba en el aire, o para decirlo con mayor propiedad, en la práctica de músicos y el gusto de determinados sectores de la sociedad cubana de la época.
Con su perspectiva crítica proverbial, Leonardo Acosta en uno de los ensayos reunidos en Otra visión de la música popular cubana, señaló que «este género surge como parte de un proceso gradual de medio siglo; si escuchamos piezas registradas como danzas, tales como El dedo de Landaluze o El sungambelo, comprobaremos que en verdad son danzones».
Mas tomar aquel suceso como punto de partida y honrar a su protagonista posee una carga simbólica innegable, puesto que a partir de la cristalización de la forma musical y el empeño de Faílde comenzó a eslabonarse una línea evolutiva que derivó en una raigal  nacionalización –en pocos años no hubo baile en que no sonara un danzón–, la apropiación consciente de la pertinencia y pertenencia del género por parte de compositores, directores de colectivos e intérpretes; y su expansión a tierras cercanas como México, donde siguió una línea peculiar.
Cuando en 2012 sonó por primera vez la orquesta Faílde, liderada por el flautista Ethiel Faílde, no pocos vieron en el ímpetu de la naciente agrupación matancera la oportunidad de resituar el danzón en las preferencias de las generaciones emergentes, debido a la integración juvenil del colectivo.
Por entonces no era muy visible en los medios el hecho de que el danzón, de un modo u otro, permanecía vivo, tanto en la vertiente charanguera tradicional como lo prueban los repertorios de la Aragón, el Piquete  y la Charanga de Oro, y los festivales animados desde la Uneac por el director de esta última, el maestro José Loyola, como en la recreación jazzística o en la música popular de concierto, con creadores como Chucho Valdés, Sergio y José María Vitier, Orlando Valle Maraca, la familia López-Nussa y Alejandro Falcón.
En diez años, la Faílde ha crecido en solvencia musical y proyección pública por méritos propios y no por lo que parecía en cierto momento una apuesta de decisores institucionales, a veces, dados a establecer jerarquías arbitrarias. Además de los músicos, mucho más maduros sin dejar de respirar juvenilia, ha sido fundamental la inteligente y persistente labor de Pedro Pablo Cruz en la consolidación del concepto y el diseño de la imagen.
La prueba más elocuente se tiene en el programa Danzoneando, que transmite Cubavisión en horario estelar y ya va por su segunda temporada. Con el apoyo de las autoridades matanceras y aprovechando el escenario del teatro Sauto, en receso por causa de la pandemia del coronavirus, Pedro Pablo aventuró un espacio que ha trascendido lo coyuntural para instalarse como una plataforma demostrativa de que el patrimonio no es letra muerta y puede penetrar gustoso en los oídos y la vista del espectador medio de nuestro archipiélago.
Desde el programa, Ethiel lleva a vías de hecho la idea de que el danzón se empine mediante «un ejercicio de promoción continuo y atractivo; no confiar únicamente en el valor histórico patrimonial que tiene; hay que presentarlo también a las nuevas generaciones desde una belleza que esté en consonancia con la visualidad de los tiempos actuales». Por ahí transita esta segunda temporada, como para poner al día uno –no el único y exclusivo, por favor– de nuestros bailes (y géneros) nacionales. Cuánto hubiera disfrutado hoy el maestro Odilio Urfé.
  [embedded content]

Leer más »

El bombín de Barreto

Su creador, el músico matancero Miguel Failde, dio a conocer el primer danzón en el Liceo de su ciudad natal el 1 de enero de 1879.¿Sabe usted cómo se escribió El bombín de Barreto? ¿Por qué se compuso El cadete constitucional? ¿Conoce acaso que el danzón alcanzó categoría sinfónica gracias al compositor norteamericano Araon Copland? ¿Qué Almendra es el danzón más grabado de todos los tiempos? Al danzón dedicaremos esta página.
Mucho se ha discutido sobre ese ritmo musical calificado como baile nacional sin que exista documento oficial que así lo acredite. Pro cuenta a su favor con dos realidades incontrovertibles: tiene padre reconocido y fecha de nacimiento. Su creador, el músico matancero Miguel Failde, dio a conocer el primer danzón en el Liceo de su ciudad natal el 1 de enero de 1879. En alusión a un barrio de la ciudad de Matanzas lo tituló Las alturas de Simpson. 
Failde, un mestizo serio y respetuoso, según lo describen quienes lo conocieron, y sastre de oficio, fue en su tiempo un artista mimado y aplaudido. La juventud bailadora de la época se sentía atraída y subyugada por las interpretaciones de su afamada orquesta en la que Failde arrancaba recios y ensordecedores sonidos al cornetín, que soplaba con gusto y maestría. Los jóvenes de entonces, enervados y seducidos por la pasión danzonera, bailaban la música de Miguel Failde en el Liceo de Matanzas hasta el amanecer.
Aunque, como ya se ha dicho, el danzón se inscribe en la historia en 1879, Alejo Carpentier y otros estudiosos sostienen que Failde había compuesto ya otros danzones en 1877, sin contar que desde años antes el danzón se tocaba como tal, con poca diferenciación de la contradanza, es decir cuando ese ritmo se bailaba en parejas y no como baile de figuras o grupos.
Lo cierto es que el danzón llegó y acabó con la contradanza, dice Cristóbal Díaz Ayala,  musicógrafo cubano radicado en Puerto Rico, de quien tomo la información contenida en esta página. Añade ese destacado investigador: Lo importante es que Cuba había encontrado su baile nacional, como Austria lo encontró en el vals y Argentina en el tango. El cubano puede vacilar en reconocer otros géneros musicales o confundirlos,  pero con el danzón no se equivoca.
Es, sin duda, un ritmo que llegó para quedarse, pero se impuso no sin dificultad. En sus inicios fue criticado por la prensa conservadora, que lo vio como cosa de negros, al tiempo que el elemento nacionalista y más avanzado lo defendía. Así, en medio de la polémica, se abrió paso, se conectó con el movimiento independentista de 1895 y llegó a La Habana. Lo trajo el propio Failde quien, ya en la capital, lo dejó escuchar en una fiesta de familia a la que asistía Raymundo Valenzuela, célebre músico y director de orquesta. Valenzuela quedó impresionado con el nuevo ritmo y no vaciló en reconocerlo como el baile típico cubano.
Tuvo el ritmo hegemonía absoluta hasta 1920, cuando el son empieza a desplazarlo. Llegó entonces un periodo de decadencia. Pero no se resignó a morir. En 1929, también en Matanzas, le nace un hijo, el danzonete. Si bien de vida efímera, el nuevo ritmo, creado por Aniceto Díaz, le abre las puertas al danzón cantado y por el danzón cantado vendrían, ya en los años 40 y 50 de la centuria pasada, el mambo y el chachachá. 
Vayamos ahora a lo anecdótico. Durante décadas no hubo en la Isla suceso trascendente al que no se le dedicara un danzón. De esa manera, la matanza del 7 de agosto de 1933, cuando los habaneros celebraron equivocadamente y con antelación la caída de Machado, inspiró a Silvio Contreras el danzón Masacre. Otro danzón, El bombín de Barreto, de José Urfé, tuvo su origen en un hecho jocoso. 
Sucedió que la orquesta de ese célebre danzonero se presentaría en Puerto Padre, y Julián Barreto, uno de los violinistas de la agrupación y hombre muy cuidadoso en el vestir, se interesó por saber cuál era el atuendo apropiado en esa localidad. “Bombín todo el día”, respondió Urfé, por lo que Barreto se compró varios bombines que no pudo usar, desde luego, en Puerto Padre. Fue así que surgió El bombín de Barreto, que tiene la importancia histórica de ser, se dice, el primer danzo  con montuno parte más movida.
Otro danzón muy repetido, El cadete constitucional, lo escribió el maestro Jacobo Rubalcaba, director de la banda de música del regimiento Rius Rivera, de Pinar del Río, cuando uno de sus músicos decidió ingresar en la Academia Naval del Mariel. Rubalcaba dedicó su danzón a un joven militar sin saber que había creado un clásico.
Otros danzones famosos son Fefita, del ya aludido Urfé. Tres lindas cubanas y La flauta mágica, de Romeu. La mora, de Grenet. La virgen de Regla, de O´Farrill. Almendra, de Abelardo Valdés…
Vea además:
Sanjuanes habaneros

Leer más »

Joyas Inéditas, disco de la orquesta cubana Miguel Faílde, fue presentado en Matanzas (+Video)

El disco Joyas Inéditas, de la orquesta cubana Miguel Faílde, fue presentado en la ciudad de Matanzas. El material cuenta con cuatro temas desconocidos de ese genial músico, creador del danzón, género considerado el baile nacional de Cuba, informó Cuba sí.
Ethiel Faílde, flautista y director de la citada agrupación, tataranieto de Miguel, rescató  las cuatro canciones, tituladas El Naranjero, A La Habana me voy, Nievecita y Cuba Libre.
En esta EP (reproducción extendida) está pendiente a incorporar el danzonete Rompiendo la rutina, de Aniceto Díaz, en tanto la producción del volumen es considerada por especialistas con un sonido elegante y encantador.
[embedded content]

Leer más »

Presentan en Matanzas disco con cuatro temas desconocidos del creador del danzón

La orquesta cubana Miguel Faílde presentó ayer en Matanzas el disco Joyas inéditas, con cuatro temas desconocidos del creador del danzón, género considerado el baile nacional de Cuba.Se trata de los danzones «El naranjero», «A La Habana me voy», «Nievecita» y «Cuba libre», obras rescatadas por Ethiel Faílde, flautista y director de la citada agrupación, y tataranieto de Miguel.El disco tiene cinco pistas al incorporar el danzonete «Rompiendo la rutina», de Aniceto Díaz. Los especialistas lo consideran un sonido elegante y encantador “que obliga al oyente y al bailador a tomar nota”.El lanzamiento tuvo lugar en el Museo Farmaceútico de Matanzas y el entorno del céntrico parque La Libertad, igual que la actual Sala de Conciertos José White, donde el 1ro. de enero de 1879 se estrenó «Las alturas de Simpson», el primer danzón creado por Miguel Faílde.[embedded content]Ethiel señaló que «desde el comienzo de la orquesta me preocupé mucho por la obra de mi antecesor, por esa inquietud de poder revitalizar, traer a este siglo XXI su legado, su obra, su trabajo».«Para nosotros es muy importante poder traer a esta centuria esas partituras olvidadas, muchas estaban deterioradas, ahora son cuatro que pudimos grabar y otras que más adelante pensamos ponerlas al servicio de la población en conciertos», dijo.El martes pasado tuvo lugar en el estadio Palmar de Junco la declaratoria del béisbol como Patrimonio cultural de Cuba, en el que tocó la orquesta.Publicidad«Fue un lujo poder tener esa posibilidad en mi tierra, en mi ciudad, poder reverenciar al béisbol, que tiene una relación con la obra de Miguel, amante de la pelota, y para mí fue muy importante estar en ese terreno», dijo.Y seguidamente: «tuve la oportunidad de recibir la declaratoria del danzón como Patrimonio de Cuba en el 2013, de forma simbólica, en el cine-teatro Velasco, qué bueno ahora presenciar esa condición para la pelota».«Hay que seguir apostando, seguir luchando por eso y ese miércoles 20 de octubre, Día de la Cultura Nacional, qué bueno que la Faílde pudo presentar un disco tan importante para la historiografía de la música cubana».

Leer más »

Esencias, una canción sobre Martí (+Video)

A través del pop y el danzón, Erick Jon refleja la obra, lucha e ideas de José Martí en una canción: Esencias.
Junto a Jesús Grasso, presidente del Movimiento Juvenil Martiano en Matanzas, Esencias pretende visibilizar la grandeza del apóstol, «si bien no resulta fácil resumir su vida en poco más de tres minutos. Seleccionamos cuidadosamente los pasajes recogidos en la letra», explicó Jon a Prensa Latina.
Creada sobre la base del danzón, la primera propuesta musical simboliza la época del escritor, pues el origen de ese ritmo, ideado a partir de la Habanera o Danza Criolla, se remonta al año 1879 y nace gracias al compositor matancero Miguel Failde y Pérez.
En cambio, la segunda, en versión pop, apuesta por la cercanía con las nuevas generaciones. «Ambas surgen tras un intenso proceso de investigación y revisión de documentales, libros, poemas y artículos periodísticos sobre el también periodista y filósofo antillano, durante esta época de pandemia de COVID-19».
La intención del músico, reitera PL, fue escribir sobre Martí, no quería musicalizar su poesía. Participaron en la producción el grupo vocal Kuban Blues en las cuerdas y una de las voces, y con la integrante del grupo infantil La Colmenita, Sharyl Delgado, además de la banda de Erick Jon compuesta por instrumentos como piano, saxofón, batería y pailas.
La pianista Alba Liria Shand intervino en la iniciativa. Esta idea constituye, además, un reflejo de las acciones impulsadas por los jóvenes en diversos escenarios sociales: centros de aislamiento, labores de pesquisaje y en la primera línea de combate al virus SARS-CoV-2, responsable de la COVID-19.
Erick Jon, formado en el Conservatorio de Pop Jazz en Helsinki, capital de Finlandia, compartió escenarios en Tropicana y Dos Gardenias de La Habana, con reconocidos artistas como Beatriz Márquez, Omara Portuondo, Ela Calvo, Fernando Álvarez y Bobby Carcasés.
En 2016, Jon obtuvo un premio de la Akademia Music Awards, con sede en Los Ángeles, Estados Unidos, por la versión del tema Te extraño, de Armando Manzanero, en el cual participan, además, Chino Verdecia, en la guitarra, y Alexander Abreu, en la trompeta. Para septiembre, el artista organiza la peña Ruta de Esencias en la Fragua Martiana, «con amigos, actores, cantantes, científicos, académicos y representantes de diversas manifestaciones artísticas, desde un formato libre, la música como protagonista y el tono conversacional», dijo.
[embedded content]
 

Leer más »

Regresa el Festival Internacional Danzón Habana (+Video)

La duodécima edición del Festival Internacional Danzón Habana tendrá lugar del 13 al 16 de julio venideros, dedicada al aniversario 60 de la fundación de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) y al centenario del fallecimiento de Miguel Failde (Matanzas, 23 de diciembre de 1852-26 de diciembre de 1921), autor de la obra Las Alturas de Simpson, considerado el primer danzón cubano.
El evento, reseña el sitio oficial de la Uneac, que se desarrollará en esta ocasión desde la virtualidad, rendirá también homenaje a los centenarios de nacimiento de los destacados músicos y compositores Odilio Urfé y Félix Reina y a los aniversarios 95 del natalicio de Enrique Jorrin, 110 de Antonio Arcaño y 145 de Antonio María Romeu. Danzón Habana reconocerá además los 45 años de la fundación del movimiento de aficionados Amigos del Danzón, a cargo del Consejo Nacional de Casas de Cultura, hoy diseminados en todo el país.
La sala Rubén Martínez Villena de la Uneac, en calle 17, esquina a H, El Vedado, será la sede del festival, que acogerá coloquios, ponencias, conferencias y clases magistrales, con reconocidos músicos y estudiosos del género.
Según el sitio web de la Uneac, están previstas las conferencias «De la Bayamesa al danzón», del Dr. Eduardo Torres Cuevas; «Odilio Urfé, impacto y vigencia de su obra para la música y musicología cubana», del investigador José Reyes Fortún y «El danzón, símbolo integrador de lo cubano», del Dr. Eduardo Rensoli Medina.
Las conferencias  magistrales «Por aquello sutil y hermoso de pensar y enseñar a bailar el danzón», por Johannes García, Premio Nacional de Danza 2020, y «Evolución coreográfica del Danzón», a cargo de los profesores Osddavi García Fabart y Siria Robles Rojas  así como el Panel: «El Danzón en el pensamiento de los artistas y escritores cubanos», integrado por los destacados artistas e intelectuales José Loyola, Pedro de la Hoz, Jorge Vistel y Ehiel Failde, forman parte de las sesiones académicas del festival.

¡A bailar Danzón! Foto: Juvenal Balán

El Canal Clave de la Televisión Cubana retransmitirá durante la semana del festival el Programa Danzón, realizado por el director artístico Arnaldo Díaz. En el mismo participan las orquestas Estrellas Cubanas, Siglo XX, Rubalcaba, Aragón, Sensación, Failde, Piquete Típico Cubano, Charanga de Oro y Barbarito Diez. Habrá una emisión especial dedicada a la Enseñanza Artística.
Igualmente, participarán representantes de México y Colombia y de las orquestas danzoneras del interior del país.
En las redes sociales de la Uneac (Facebook, YouTube, Telegram) se podrá dar seguimiento a toda la programación del festival, que tiene entre sus propósitos mantener vivo en nuestra memoria y cultura nuestro baile nacional.
El primer Festival Internacional del Danzón, género considerado el más antiguo baile de pareja de Cuba, se celebró en 2004. El danzón, al decir del maestro José Loyola, « es más lento, cadencioso y variado que la contradanza o la danza». A pesar de no ser tan conocido en el mundo como el bolero y el cha-cha-cha, transpasó las fronteras y tuvo especial acogida en México. De acuerdo con el propio músico, el danzón cuenta también con seguidores en Venezuela, Puerto Rico, República Dominicana y Estados Unidos.
[embedded content]

Leer más »

Se estrena este jueves por Cubavisión el espacio Danzoneando TV

A partir de este jueves 8 de julio, los amantes de nuestro baile nacional podrán acercarse  más al conocimiento de este ritmo, que desde su nacimiento en Matanzas en 1879, con el estreno del primer danzón cubano Las alturas de Simpson, de Miguel Failde, no ha dejado de estar presente en la memoria nacional. 
También son amantes de él los pobladores de otras partes del mundo, como México, Venezuela, Puerto Rico, República Dominicana y Estados Unidos, entre otros.
Por el Canal Cubavisión, a las 8:30 p.m., se transmitirá Danzoneando TV tendrá ocho emisiones de 27 minutos con música grabada en directo, entrevistas y reportajes, todo desde el Teatro Sauto, monumento nacional.
La Orquesta Faílde será la protagonista de esta propuesta que cuenta con la conducción y dirección general de Pedro Pablo Cruz. Entre los invitados que aportarán sus conocimientos acerca del género se encuentran el maestro José Loyola, William Vivanco, Janio Abreu, Teatro de Las Estaciones y Atenas Brass Ensemble.
«La idea, asegura Ethiel Failde, el joven director de la orquesta Failde, no es colocar el danzón en las listas de éxito. Se trata, dice, de recolocarlo en nuestros medios y agenda pública, presentarlo a las nuevas generaciones de un modo más atractivo y fomentar una expresión sociocultural con más de 150 años. Jamás pensamos estar en horario estelar, creo que es un desafío y al mismo tiempo una valiente apuesta por nuestra cultura».
[embedded content]
Según el propio Ethiel, la producción musical está pensada exclusivamente desde el danzón y con ejecución en directo, nada se dobla ni se usa playback. Explicó que mostrarán obras de diferentes épocas, desde los clásicos, concebidos por fundadores como Miguel Failde, hasta la obra de los jóvenes de hoy, como Alejandro Falcón.
Con la producción de la Dirección Provincial de Cultura de Matanzas, el proyecto surge como alternativa ante la imposibilidad de desarrollar en el territorio de manera presencial el Encuentro Internacional Danzonero, momento importante que cada año contribuye a la promoción de tan raigal expresión sociocultural. La iniciativa es también continuidad del espacio radial que desde 2016 se transmite de forma binacional por Radio Taíno y Radio Más (Veracruz, México).
La salida del espacio saludará además los centenarios de la partida física de Miguel Failde y del natalicio de Odilio Urfé y Félix Reina.
Tras su estreno en Cubavisión, el programa estará disponible en las páginas de Facebook de la Orquesta Failde, Cultura Matancera y del propio canal, también en YouTube, y podrá verse a través de TV Yumurí.

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.