HAVANA CLIMA

cultura alimentaria

Los cubanos perdimos nuestra cultura alimentaria a partir de 1959

LA HABANA, Cuba.- Mientras en Cuba se agudiza la escasez de alimentos la dictadura se aparece con otra de sus burdas maniobras para ganar tiempo y embaucar a los ilusos. En esta ocasión se trata de la “soberanía alimentaria”, irremediablemente condenada al fracaso pues los factores determinantes para lograrla –el campesinado y la tierra– no son libres.
Además, cómo alcanzar la sostenibilidad agrícola si en el 80 % de las tierras cultivables –por demás estatales– prima el abandono, la agricultura está a un nivel medieval, apenas hay aperos de labranza, escasean los insumos con el pretexto de que no hay dinero para comprarlos, el sistema de regadíos está prácticamente colapsado por falta de combustible y lo más importante: nuestros campos cultivables están llenos de marabú y maleza. Y para rematar, el inepto Acopio, el ineficiente instrumento gubernamental, frena cualquier posibilidad de avance en la agricultura.
Por supuesto, los medios oficialistas al servicio de la dictadura tampoco paran de reiterar la cantilena de la soberanía alimentaria. Cuando le comento a un vecino que Elizabeth Peña Turruelles, directora nacional de Agricultura Urbana, Suburbana y Familiar en Cuba, declaró en el programa televisivo Agrocuba que “los cubanos desperdiciamos muchos productos” y esto se debe a “la incultura alimentaria”, exclamó: “¡Mira que tenemos que soportar cosas! Cuando son ellos los que han acabado con la agricultura en este país, y ahora nos quieren poner a comer matojos y bichos como los chinos”.
Y es que cuando los gobernantes hablan de la poca cultura alimentaria de los cubanos, todos sabemos a qué se refieren, pues no es la primera vez que quieren obligarnos a comer hojas silvestres y alimañas. Con esa finalidad las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) publicaron en 1987 un catálogo de “Plantas Silvestres Comestibles” con recomendaciones para identificar y procesar algunas de ellas. Entre otras joyas, en el libelo se leía: “Si la planta no se conoce se recomienda hervirla 5 a 20 minutos, comer una pequeña porción, esperar 6 horas, si en ese lapso de tiempo no se presentan síntomas anormales, no es venenosa. Si no puede hervirla, pruébela, un sabor quemante amargo que da náuseas, o una savia lechosa son indicios de que no debe ingerirlas.” Incluso recuerdo un segundo catálogo, elaborado por la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), donde se explicaba cómo desollar, preparar y cocinar perros, gatos, gusanos o grillos.
El mensaje de aquellas recomendaciones para la llamada “opción cero” era claro: “Sálvese quien pueda”. Pues la incapacidad de la dictadura para hacer producir nuestras tierras ha quedado demostrada en estos 63 años. En el mes de abril de 2021 el gobierno dio a conocer 63 medidas para incrementar la producción de alimentos en el país e informó que 30 eran de aplicación inmediata. Sin embargo, a casi un año de aquel nuevo invento, cada vez llegan menos productos agrícolas a la mesa del cubano. El gobierno afirma que el 2022 es decisivo en los resultados de estas medidas para producir alimentos, pero termina febrero y los platos siguen vacíos. Además, la gran escasez ha exacerbado el aumento vertiginoso de los precios.
En cuanto a nuestra cultura alimentaria, no es que no la tenemos, sino que la perdimos, generación tras generación, después de 1959. La dirigente quizás ignora que antes de esa fecha en nuestro país cada región, provincia, e incluso ciudad tenía ricas tradiciones y cultura culinarias que conformaban su identidad. Variadas y deliciosas recetas típicas eran motivo de orgullo para los locales y deleite para los huéspedes, pero toda esa gran variedad de productos de nuestras granjas, campos, ríos y mares desapareció precipitadamente tras la llegada del castrismo a Cuba.
Una de las justificaciones utilizadas por los comunistas es que los que peinamos canas nos referimos al pasado como si nuestro país hubiera sido perfecto. Claro que no lo era. Sin embargo, aunque durante la república había dificultades, nuestra situación de entonces es incomparable a la hecatombe en la que el sistema comunista ha hundido al país. Este plan, con sus nuevas 63 medidas para incrementar la producción de alimentos en la isla, se suma a fracasos anteriores como la desecación de la Ciénaga de Zapata para convertirla en un gran arrozal, el Cordón de La Habana para sembrar café caturra alrededor de la capital, los fracasados planes citrícolas en 1967, la zafra de los diez millones en 1970, el proyecto de las granjas avícolas, y otros más cuyos infaustos resultados solo han ocasionado más miseria para el pueblo cubano.
No obstante, valga acotar que en algunas casas cubanas sí se desperdicia comida. Así lo atestiguan invariablemente los criados que he podido conocer a través de los años de varios dirigentes de la “revolución”. En algunas oportunidades sus patrones son generosos y les dejan llevarse el excedente a sus casas. En otros, con menos suerte, la comida va a parar a la basura, o en el mejor de los casos a engrosar las cochiqueras privadas de los mandamases.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Leer más »

Cultura alimentaria en Cuba: buscar y buscar, para no encontrar

LA HABANA, Cuba.- La definición de calabaza dice que es una planta herbácea, rastrera, sin espinas. La piel es de color rojo amarillento o anaranjada. Es originaria de países cálidos y es exigente en cuestión de temperaturas. Las calabazas crecen extendiéndose por el suelo; su producción se extiende a los 12 meses del año. Una calabaza sana, entera y con el péndulo intacto, se puede almacenar durante meses y meses, en un lugar oscuro, fresco y bien ventilado.
Cuando obtenemos toda esta información cabe preguntarse ¿por qué en Cuba escasea la calabaza? Pero también hay una interrogante de bolsillo: cuando las hay ¿por qué son tan caras?
Durante las épocas económicas más duras que ha tenido el país siempre han estado presente las viandas, los vegetales y las frutas, por decir: los alimentos que más comían los pobres; también el arroz y los frijoles, de la sal ni se preocupaban porque el bodeguero la regalaba. Un poco más difícil eran las carnes, no obstante, alguna que otra vez aparecían en las mesas de los menos afortunados en la parte monetaria.
Sin embargo, en Cuba en estos momentos hay muchos niños -y también adultos- que no conocen algunas frutas porque nunca las han podido ingerir, ni las han visto en fotografías. No no sreferimos, como es natural, a las frutas que se importan, como la manzana, la pera, el melocotón, las fresas, etc.
Puede preguntar a cualquier joven qué cosa es un canistel, al que también le dicen zapote amarillo, y sería como hablarle de algo del cosmos, porque es muy probable que nunca haya oído esa palabra.
Es que se perdió la cultura alimentaria, y sin embargo han contratado al “intelectual” brasileño Frei Betto como asesor del gobierno cubano para el diseño e implementación del Plan Nacional de Soberanía Alimentaria y Educación Nutricional. ¡Vaya nombrecito!.
Por qué no sorprende a nadie que la reunión preparatoria para los intercambios que este “asesor” llevará a cabo con organismos del Estado se efectuará en la sede de la oficina de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), que no se ha pronunciado por las necesidades alimentarias de nuestra sociedad.
En una de sus sesiones de trabajo, el señor Betto intercambió con trabajadores de la radio y la televisión cubana; todo parece indicar que nuestro pueblo va a tener que seguir poniendo la jaba delante del televisor a la hora del Noticiero para que le caigan las viandas, los vegetales y las frutas. ¿Y por qué no, un pedacito de carne de vez en cuando, aunque sea de avestruz; y el vasito de leche que prometió Raúl al hacerse cargo del poder?
Da vergüenza ajena que la dictadura tenga que traer a un asesor extranjero para implementar un plan alimentario que permita dar comida al pueblo. Es como decir que los Ministerios de la Agricultura y la Industria Alimentaria están llenos de personas ineptas que ganan un salario que no se merecen, porque son incapaces de poner a producir el país. Si hubiera un poco de vergüenza, ambos ministros renunciarían, pero se sabe que aquí todo lo que hace mal hecho el régimen los dirigentes lo justifican, seguro que la falta de alimentos es debido al embargo (léase bloqueo) y a lo desconsiderados que son los americanos con el pueblo de Cuba.
Y si lo anterior le parece poco, podría añadirse que el “teólogo de la alimentación” planteó que el desafío está en lograr una gran movilización de todos los cubanos en función de lograr mejorar sustancialmente la situación actual. O sea, la misma historia de la dictadura, el problema está en el pueblo, no en los que lo dirigen.
Pero la tapa al pomo la puso el viceprimer ministro Luis Tapia Fonseca cuando planteó la necesidad de recuperar la capacidad productiva del país, la mentalidad productora… así como rescatar las obras y comunidades rurales y apoyarse en la Comunicación Social. Todo ello lleva un reconocimiento implícito, de que nada funciona en Cuba y que hay que comenzar de cero.
Sería más productivo que Carlos Alberto Libânio Christo, que es el nombre de Frei Betto, se dedicara a asesorar al régimen en lo que él hizo como fraile dominico en una orden de predicadores: amar a Dios sobre todas las cosas.
Pudiera usar sus conocimientos y su experiencia durante dos años como asesor especial del presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva para explicar a la dictadura la forma de humanizarse y dejar de llevar tantas personas inocentes a prisión para mantenerse en el poder; así como exponer la necesidad de detener el hostigamiento a los familiares de los presos políticos y contra todas aquellas personas que no simpatizan con el régimen y están ansiosas por obtener la libertad.
ARTÍCULO DE OPINIÓNLas opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no necesariamente representan la opinión de CubaNet.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.