HAVANA CLIMA

COMUNIDADES ESPIRITUANAS

Arte espirituano llega a las comunidades

Artistas profesionales y aficionados se funden en una misma acción comunitaria con diferentes manifestaciones
Los principales exponentes artísticos de las comunidades serán los protagonistas de cada una de las acciones. (Foto: Cultura espirituana/Facebook)

Relacionados

Convencido de que la comunidad es el corazón de todo territorio, el Sectorial de Cultura y Arte en Sancti Spíritus ha diseñado un grupo de acciones con la presencia de varias manifestaciones artísticas para visitar algunas localidades de la provincia.

“Hemos escogido ocho como sedes de esta propuesta, otra de las tantas que harán de este verano un momento diferente para toda la familia”, dijo María Eugenia Gómez, subdirectora provincial del sector cultural.

Afincada en los postulados del quehacer comunitario con su carácter puramente endógeno, sin imposiciones, aristas profesionales y aficionados compartirán durante una jornada con los vecinos de las localidades seleccionadas.

“Las organizaciones de masas como los Comité de Defensa de la Revolución, la Federación de Mujeres Cubanas, la Organización de Pioneros José Martí y la Federación Estudiantil Universitaria nos ayudarán a reconocer con anterioridad las fortalezas de cada lugar.

De esa forma lograremos la variedad de propuestas, entre las que sobresalen manualidades, repentismo, danza, la presencia de escritores… Junto al promotor cultural, los artistas que llegaremos desde la cabecera provincial acompañaremos las acciones que se diseñan en cada comunidad. No es la primera vez que hacemos esto y los resultados siempre han sido satisfactorios, así que en esta etapa estival no será diferente”, añadió María Eugenia.

Platero, en Yaguajay; Rolletico, en Jatibonico y La Amistad, en Taguasco, son algunas de las localidades que en este mes de julio acogerán las actividades.

“Nos haremos acompañar de la literatura con varios escritores, las artes escénicas, artistas visuales, músicos…, con el fin de ser referentes para quienes tienen menos posibilidades por residir distantes de las cabeceras municipales, y que puedan disfrutar de lo mejor de nuestro arte”, concluyó.

Leer más »

Reanimación de comunidades en Sancti Spíritus: La Yamagua se sacude de la inercia (+fotos)

Por predominar la población envejecida, alrededor del Consultorio acontece parte de la vida diaria. (Fotos: Vicente Brito/Escambray)

Relacionados

No es que La Yamagua se haya estirado como un chicle; es que durante décadas los moradores han preferido arrimar el portal al camino principal, dándole al caserío un alargamiento que, de seguir así, a la vuelta del tiempo pudiera tragarse 2 kilómetros y sembrar de verdad al batey en el traspatio de Taguasco.

A juzgar por la paz que transpira el asentamiento, allí cada quien remienda los pasajes de la vida rural a su manera; a media mañana los hombres dan poco la cara, salvo algún transeúnte de ocasión, o una pareja de carboneros que llegó en carretón para guardar en el rancho la cosecha del horno. “A esta hora los hombres están faja’os con el cañaveral”, aclara una vecina ante la curiosidad periodística.

La Yamagua revela los típicos contrastes de un pueblo rural.

María Acosta Núñez ha amoldado 30 años de su vida al asentamiento, con un celular en la mano camina a diario el caserío, y ni los 67 años le frenan su indiscutible carisma popular. “Hasta ahora he vivido tranquila, todos me quieren y aquí he criado a mis hijos. Defiendo este terruño y soy fidelista desde la cuna hasta la tumba, pero hace falta que la pensión mejore porque está apreta’o el dinero; muchacho, con este celular estoy al tanto de todo, de qué vino a la tienda, al circulo, no se me escapa nada”, narró.

De gente humilde y agradecida está poblada la comunidad, donde los tropiezos de la vida son casi idénticos a los de cualquier otra zona rural. Hasta hace poco la falta de agua fue un serio problema, y todavía más de una familia la carga al hombro; la transportación vive colgada del carro de Educación que traslada profesores, del coche o los riquimbilis, la recreación es un anhelo pendiente y los altos precios arrinconan a todos.

Si una singularidad tiene La Yamagua es la historia y más de un apunte da cuenta de que desde el siglo XIX se nombraba a esa región Los Pasitos, con la presencia de familias atraídas por el cultivo de la caña, describe Jorge (Jorgito) Suárez Martínez, el delegado de la circunscripción, jefe del departamento de Desarrollo Local en la Asamblea Municipal de Taguasco.

Se admite que Los Pasitos se subdividió, entonces surge La Yamagua, que toma el nombre de un tipo de árbol que existía en la zona; por cierto, citado por Martí en su Diario de campaña, porque los mambises utilizaban sus hojas trituradas para coagular la sangre y limpiar las heridas.

“Aquí estuvo acampado el 19 de septiembre de 1895 el Mayor General Serafín Sánchez Valdivia con su tropa —una tarja distingue el lugar—, antes del combate en Taguasco. A La Yamagua llegó el líder sindical Jesús Menéndez, como parte de aquel periplo de lucha por el diferencial azucarero”, relató Jorgito Suárez.

el reciente programa de reanimación trajo consigo cambios y mejoras en La Yamagua.

UN ANTES, UN DESPUÉS

La Yamagua se volvió refugio de mucha gente; tal como le pasó a Ernestina Bernal Wuita, una nativa de Guasimal que llegó a la zona en 1982; tiene 46 años dedicados a la Educación, hoy es una maestra reincorporada y secretaria del núcleo zonal del Partido.

“Cuando empecé aquí este era el lugar más conflictivo que tenía la provincia en cuanto al delito, pero se creó una Comisión de Prevención y, gracias al trabajo y apoyo de todos, hoy La Yamagua es muy diferente. Aquí puede haber un problema como en todas partes, pero se vive en paz, hay solidaridad y buenos vecinos.

“El poblado no siempre fue como está ahora; los maestros que fundamos la escuela, allá por el año 1980, nos juntábamos y veníamos a pie desde Taguasco, a puro sacrificio, bajo lluvia, atravesando pantanos, pero se daban las clases; luego me casé y me quedé para siempre”, contó Ernestina.

Al paso del tiempo la comunidad tomó estatura socioeconómica, aparecieron cambios para bien de los pobladores, se creó la Cooperativa de Producción Agropecuaria Jesús Menéndez y el cultivo de la caña devino en importante fuente de empleo.

Se admite que cerca del 70 por cierto de la población —con unos 750 habitantes— ha fluctuado y personas nativas quedan pocas, señaló Jorgito Suárez. “Si una característica tiene la migración aquí es que han venido de muchas regiones de Cuba, un fenómeno que ha sido beneficioso porque ha dotado a la zona de una fuerza laboral valiosa”.

La Yamagua superó desventajas, erradicó los techos de guano y colocó a alrededor del 60 por ciento de la vivienda en la categoría de buen estado, progresos que siempre habrá que asociarlos a la gestión de Giraldo García Sánchez, el histórico delegado del Poder Popular —ya fallecido— que tanto hizo por distinguir al asentamiento dentro del mapa socioeconómico de Taguasco. “La evolución del asentamiento, lo que se ha ido generando en el plano de la solidaridad y que aquí la gente se quiere, es algo hermoso, es parte de esa semilla que sembró Giraldo”, subrayó Jorgito Suárez.

Hasta hace poco la falta de agua fue un serio problema, y todavía más de una familia la carga al hombro.

LA REANIMACION NO TERMINA

Alrededor de la vivienda ha estado un frente principal de trabajo, por eso el actual delegado lleva las cuentas a punta de lápiz. “Predominan las viviendas de tipologías I y II, aunque no son pocas las de tipología I; otras se han beneficiado con el programa de los subsidios, 12 en total, y tenemos también 32 subsidios que se ejecutan por rehabilitación. Para mejorar el fondo habitacional y la vida de las personas, el Estado cubano ha puesto en La Yamagua un millón y medio de pesos”, precisó.

Como muchas comunidades rurales el batey vivió etapas de desatención y tiempos apretados; más, cabe decir también que el reciente programa de reanimación trajo consigo cambios y mejoras; por ejemplo, del levantamiento de 47 casas con pisos de tierra, han solucionado 35.

“Estuvimos un año y medio sin agua porque se había quemado la turbina, hoy es un planteamiento resuelto; la escuela se rehabilitó; nos quedan muchas insatisfacciones con la vivienda, hay limitaciones para la venta de materiales para el esfuerzo propio; el camino necesita atención y ya hay aprobado un financiamiento para trabajar desde aquí hasta La Rana”, explicó el delegado.

La Yamagua despertó en el 2022 con un programa de reanimación que abarcó prácticamente toda la infraestructura, díganse consultorio, círculo social, bodega, farmacia, el acueducto y, al compás de la celebración de tal acontecimiento, “los habitantes tuvieron a su alcance, por primera vez en la historia, todas las especialidades de la Salud Pública, un merecido servicio y esas son de las cosas que le debemos buscar una regularidad por la importancia que tienen”, subrayó el delegado.

La comunidad ha cambiado para bien de los pobladores, aseguró Ernestina Bernal.

Quienes conocieron La Yamagua antes y la ven ahora, podrán sacar sus conclusiones. Ernestina Bernal prefiere desempolvar otra anécdota que, sin desconocer las carencias y vicisitudes, retrata al batey en mayo del 2022: “Tengo una compañera de trabajo, Marta, que cuando llovía, tenía que salir corriendo de la escuela para su casa, que era de guano y se le mojaba; hoy mira el aguacero tranquila porque el Estado le ayudó a reanimar su casa”.

Leer más »

Comunidades espirituanas: Jíquimas de Alfonso se empina hacia el lomerío (+fotos)

Nuevas estrategias en el sector del Comercio, la estabilidad en los servicios médicos y el desempeño productivo de la escogida de beneficio del tabaco distinguen a esta comunidad fomentense
Jíquimas estrenó una Unidad Empresarial de Base que combina unidades gastronómicas con las del comercio. (Fotos: Vicente Brito/Escambray)

Relacionados

Por un camino polvoriento y firme se llega a Jíquimas de Alfonso, una comunidad distante a 10 kilómetros de Fomento que, aunque coquetea con el lomerío, está en una planicie, rodeada de campos y arroyos que corren mucho en primavera, pero en seca permanecen estáticos. Allí la gente sonríe sin maldad, conversa mirándote a los ojos, ofrece ayuda, orientación y hasta un vaso de agua transparente y fría a cualquier visitante.

En sus predios se siembran viandas, frutales, café y tabaco; pero, más que eso, se potencia la cría de ganado vacuno. Y aunque, como en todas partes, existen limitaciones asociadas con el transporte, la adquisición de algunos bienes y consumos e, incluso, de productos alimenticios, en Jíquimas existe un consultorio, miniacueducto, bodega, casa para el trabajo comunitario, restaurante-cafetería, una escogida y la escuela. Allí se respira aires de bienestar, de vida sana y desprejuiciada, donde cada meta alcanzada suma y despierta nuevas iniciativas para bien de sus moradores.

“En Jíquimas la vida es muy sana y tranquila”, asegura Gladys García, quien desde 1977 se radicó en esta comunidad fomentense.

LA COTIDIANIDAD

Sobre una yegua mora llegó al Consultorio Médico No. 24 un joven campesino para chequearse la presión arterial antes de irse al laboreo y de inmediato lo atendió Reina Gómez Rodríguez, la enfermera y vecina de esta comunidad, quien por más de 36 años se desempeña en esa humana profesión. “Aquí tenemos 450 habitantes, algunos con padecimientos de hipertensión o diabetes, pero nos llegan casos de leptospirosis, por tratarse de una zona rural con predominio de animales. Pero eso no es limitante para realizar todos los servicios sanatorios, incluso, suturas de heridas, si fuera necesario”.

Orgullosa de haber nacido en Jíquimas de Alfonso está Yania Alfonso Falcón, la doctora de la familia y residente de segundo año en la especialidad de Medicina General Integral. Ella asegura que, a pesar de atender a una población mayoritariamente envejecida, la covid no hizo grandes estragos: 36 personas enfermaron y una falleció.

“Ya recibimos y aplicamos las vacunas —acota— y solo tenemos dos embarazadas a las cuales no le quitamos la vista de encima, pero algo nos enorgullece: saber que, gracias a las oportunidades de estudio que ha dado esta Revolución, aquí residen otros tres médicos, entre ellos un especialista en Medicina Interna,”.

Orgullosa de haber nacido en Jíquimas de Alfonso está Yania Alfonso Falcón, la doctora de la familia y residente de segundo año en la especialidad de Medicina General Integral.

Hacia el otro extremo de la calle, que por ambos lados muestra casas sencillas y algunos negocios de trabajadores por cuenta propia, como el de chapistería y el de barbería, se trasladó el equipo de Escambray en busca de opiniones de sus moradores.

“Aquí la vida es muy sana y tranquila —asegura Gladis García Morejón, quien desde 1977 se radicó en Jíquimas—, y para suerte nuestra tenemos esta cafetería donde comprar alimentos para apoyar la merienda de los muchachos en la escuela y hasta el desayuno de los más viejitos”.

CON AROMA DE TABACO

Para los moradores de este caserío rural, que data de la etapa de la colonia, resulta imprescindible la permanencia de la Escogida de Acopio y Beneficio del Tabaco, una de las tres instalaciones de su tipo radicadas en el Plan Turquino de Fomento y que se identifica como una fuente de empleo para muchas mujeres de la zona, las cuales, durante varios meses, se emplean allí, y cuando se termina la materia prima, entonces se vinculan a los campesinos que cosechan la hoja en las inmediaciones de esta comunidad.

Bien lo sabe Elaine Alemán Cruz, su administradora, cuando habla de la forma en la que las llamadas despaladoras realizan su labor, con los requerimientos necesarios, para luego tributar el producto beneficiado a otros establecimientos del sistema en el municipio.

En la Escogida de Acopio y Beneficio del Tabaco se recuperan y venden los ariques de yagua para generar fuentes de ingresos.

“Recibimos el tabaco de dos Cooperativas de Producción Agropecuaria y una de Créditos y Servicios radicadas en áreas de Jíquimas y Corina. Esta vez, por ejemplo, procesamos alrededor de 84 toneladas y, aunque la materia prima no alcanza para todo el año, tratamos de encontrar otras fuentes de ingresos, como la de recuperar y vender los ariques de yagua derivados del proceso o intervenir en la comercialización de los propios campesinos, con un beneficio económico para nuestra entidad”.

Casi al frente al minirrestaurante algunos clientes esperan por la última fritada de croquetas o por el pan con tortilla y refresco de frutas que acaban de elaborar. En su interior, un pequeño colectivo se empeña en hacer gastronomía con el ingrediente del perfeccionamiento, esa nueva modalidad que caracteriza al sector y que en Jíquimas estrenó recientemente una Unidad Empresarial de Base mixta, donde se combina el quehacer de dos establecimientos de este tipo con el de ocho bodegas dispersas por La Guanábana, El Cafetal, Corina, Sierra Alta, Sopimpa Hospital y Sopimpa Chale.

Sin duda, otro programa que trae beneficio para los moradores de estos predios y un gran un reto para quienes desde su posición como comerciantes o gastronómicos, buscan hasta las guayabas cotorreras, que antes se perdían entre el matorral, para convertirlas en jugos y dulces o simplemente compran los excedentes de cosechas a los campesinos del área para elaborar platos y generar ingresos a la UEB o incrementar el salario de sus trabajadores.

En el minirrestaurante se buscan alternativas para hacer gastronomía con el ingrediente del perfeccionamiento.

Leer más »

Nuevos aires llegan a La Pastora (+fotos)

Esta comunidad trinitaria se beneficia con un grupo de acciones dirigidas a mejorar la calidad de vida de sus más de 1 600 habitantes
El círculo social es otra de las instalaciones beneficiadas por las mejoras constructivas. (Fotos: Ana Martha Panadés/Escambray)

Relacionados

Desperdigadas a ambos lados del terraplén las casas de aspecto descuidado desdibujan ese aire bucólico que siglos atrás habitó el Valle de San Luis; ahora una quietud incómoda se desploma sobre el pueblo, aunque a ratos jinetes de medio mundo recorran en ida y vuelta el polvoriento camino directo a las cascadas.

La Pastora nació a los pies de la ciudad de Trinidad; tras la bajada, el río Guaurabo se estrecha y luce inofensivo, excepto cuando llueve a cántaros para dejar incomunicados a sus más de 1 600 habitantes. Casi en la periferia de la urbe, el asentamiento disfrutó muchos años de los privilegios citadinos hasta que las carencias y el abandono bajaron la loma y se instalaron en la comunidad.

Al reconocer su condición de vulnerabilidad, la agenda gubernamental en el municipio decidió escuchar a los pobladores. “Lo primero es la reparación del vial”, coincidió la mayoría; pero otras dificultades afligían también el día a día de los vecinos que se lamentaban por el deterioro del fondo habitacional, del consultorio médico, la bodega, el círculo social…

El consultorio médico es una de las obras concluidas como parte de la reanimación de la comunidad de La Pastora.

A este diagnóstico se suman otras problemáticas más complejas que expone Yanisleydis Domínguez Amador, trabajadora social vinculada al asentamiento: “Aquí residen personas de muchas provincias cubanas, incluso hasta de Guantánamo. Llegan y se acomodan como pueden. Y eso agrava las situaciones sociales porque se incrementan el desempleo, el delito, el número de madres con tres y más hijos, las viviendas sin estatus legal y en condiciones de precariedad”, enfatiza.

Las causas de ese fenómeno migratorio parecen no tener lógica, pero Escambray se propone encontrar respuestas. La bajada se hace difícil y en zigzag para sortear las heridas del vial que todavía no sanan, pero en la comunidad ya se perciben algunos de los beneficios de la reanimación que, pese a no pocas limitantes, emprende la Asamblea Municipal del Poder Popular dirigida a mejorar la calidad de vida de sus habitantes. La Pastora se sacude la apatía.

El parque es una de las labores concluidas en la comunidad trinitaria.

SOLUCIONES A VIEJOS PROBLEMAS

La primera escala es en el nuevo local al que se muda la bodega del pueblo. El administrador Orelvis Ortega participa en el reacondicionamiento de lo que fue antes un comedor obrero. “Cuando llovía había que resguardar la mercancía por las goteras; ahora sí vamos a dormir más tranquilos”, dice mientras señala hacia el techo de placa.

Los trabajos en la tienda —a punto de concluir— incluyeron la construcción y enchape del mostrador, el cambio de las ventanas y la puerta, además de la pintura. Entre los vecinos que apoyan está Justo Rodríguez Ruiz, un pinareño que desde hace dos años se aplatanó en el pueblo.

“Les hago café, merienda y ayudo en lo que puedo”, dice dispuesto al diálogo.

¿De Pinar del Río a La Pastora?, indaga Escambray.

“Vine a visitar a la familia y me agarró la covid —responde de inmediato. Al principio no me adaptaba, pero ya me siento bien en el pueblo. Tengo un patio y siembro hortalizas y algunas viandas. De aquí no me voy”.

Revertir las insatisfacciones acumuladas en el asentamiento lleva, además de tiempo, una gran dosis de sensibilidad porque no siempre la solución está a la mano. Con más de una vivencia triste, Yanisleydi Domínguez insiste en las complejidades con las que tropieza a diario.

“Se han realizado dos intervenciones sociales que han beneficiado a cerca de 45 familias. Eso implica la entrega de recursos como juegos de muebles, camas, colchones, aseo y otros avituallamientos. En la comunidad residen 12 madres con tres y más hijos que reciben una atención priorizada, pero el tema más complicado es el de la vivienda”.

Como alternativa se habilitó parte del antiguo preuniversitario 28 de Diciembre para acoger a estas familias, pero las condiciones en el centro tampoco son las mejores. Lo confirman Yaimila Vázquez y Lien Camellón, madres incluidas en este Programa de la Dinámica Demográfica.

“Me entregaron uno de los locales, y ahora estoy en espera de los recursos para mejorarlo. Tengo el cemento del piso y cuando comience a trabajar en la placita compraré el resto de los materiales que me asignen”, comenta Lien, quien residía anteriormente en Topes de Collantes. En el caso de Yaimila, es trabajadora de la CPA Felipe Iznaga, una de las bases productivas ubicadas en la zona, que tiene a cargo la construcción de su vivienda. Ambas reconocen los nuevos aires que animan el poblado.

El joven médico de la familia resalta la calidad de los trabajos para revitalizar el consultorio.

LO HECHO SE AGRADECE

El mismo día que Escambray constata la marcha de la reanimación en la comunidad trinitaria, el consultorio médico —remodelado y pintado— recibe también el nuevo mobiliario. Un poco más allá el pequeño parque que les regaló Comunales a los vecinos de La Pastora, realza el alcance de las acciones ya concluidas.

En el círculo social el trabajo es intenso. Una pequeña brigada conformada por los propios vecinos sustituye la parte de la cubierta dañada de la instalación que da vida al asentamiento. Al frente de los albañiles, Osmany Escalante Gutiérrez, el delegado de la zona, asegura que se avanza en todas las labores, excepto la reparación del vial por las limitaciones con el combustible.

“El apoyo de las empresas del territorio ha sido significativo y a la vez hemos logrado involucrar a un grupo importante de vecinos que agradecen las mejoras. También debemos destacar el trabajo de las dos cooperativas ubicadas en el entorno comunitario, la CPA Felipe Iznaga, que remoza la placita, y la CCS Alberto Delgado, responsable de la remodelación de la escuela primaria José Maceo”.

Osmany Escalante, el delegado de la comunidad reconoce la participación de los vecinos en la reanimación.

Y a Yaimila, nacida y criada en la comarca, no le falta razón: “Con esos poquitos que le han puesto a La Pastora se resuelven muchos de los problemas que nos afectan”.  A su lado, Ramón Aladro Perdomo, el presidente de la Alberto Delgado, la respalda. “Se nos dio la tarea de reconstruir la escuela y vamos a cumplirla. En Magua hicimos lo mismo. Si todos nos sumamos, el pueblo es el que gana”.

Leer más »

Destinan millones de pesos para la reanimación de comunidades en Trinidad (+fotos)

Siete asentamientos del municipio serán beneficiados por este programa que a partir de un amplio movimiento pretende erradicar viejas problemáticas y reforzar el protagonismo del pueblo en la solución de los problemas
Consultorio médico de Magua, una de las instalaciones remozadas. (Fotos: Alipio Martínez)

Relacionados

Más de 18 millones de pesos destinará este año el municipio de Trinidad al programa de reanimación de comunidades y barrios vulnerables, el cual responde a una política implementada por el Estado cubano dirigida a transformar infraestructuras y el modo de vida de sus habitantes.

Como preámbulo de la iniciativa, a fines del pasado año en la comunidad de Magua —una de las siete identificadas en el territorio con indicadores desfavorables en el desarrollo social— se logró el renacer del consultorio médico, la escuela primaria Felipe Iznaga, el círculo social y la cancha deportiva, entre las cerca de 40 acciones ejecutadas en el asentamiento a partir de la contribución de numerosas entidades y en particular de los residentes de uno de los poblados que conforman el Valle de los Ingenios.

De la participación popular da fe no solo el delegado de la circunscripción, Yanioski Varela Esquerra, sino también Elsa Milián Estrada, quien agradece la atención de los trabajadores sociales y la ayuda recibida por ser de las familias vulnerables que en Magua y otros poblados de la localidad perciben los beneficios del programa de reanimación.

La bodega de la comunidad recibió los beneficios de la reanimación.

Otros asentamientos en el sureño territorio se incluyen en la agenda gubernamental, entre ellos La Pastora, Casilda, Polo Viejo, Cuyují y Meyer, además del barrio Pelayo Cuervo, con no pocos reclamos populares acumulados que sumarán a empresas y organismos en la solución de las problemáticas.

Tras el diagnóstico de las dificultades y desde el consenso de actores y decisores —comentó a Escambray Yulieski Cristo Dévora, viceintendente de la Asamblea Municipal del Poder Popular—, se concibe, planifica y organiza este proceso de reanimación integral que tendrá el acompañamiento de las autoridades del gobierno municipal, pero el pueblo será protagonista.

“Es en la comunidad, bajo la conducción del delegado y de los representantes de las organizaciones de masas, donde se identifican los problemas y se define el orden de las acciones a fin de reanimar viales, escuelas, consultorios médicos, bodegas, parques infantiles, entre otros centros de servicios. Llegaremos también a las familias vulnerables, a los ancianos desprotegidos y a las madres solas con más de tres hijos, porque nadie quedará desamparado”, acotó Cristo Dévora.

Yulieski Cristo, vice intendente del municipio insiste en que la transformación debe cambiar los modos de actuación de los residentes de esas comunidades.

De Magua el programa renovador se trasladó hasta La Pastora, donde el deterioro del vial de acceso preocupa a los más de 1600 habitantes del asentamiento ubicado a escasos kilómetros de Trinidad. A pesar de figurar entre los reclamos más urgentes y contar con respaldo financiero, su reparación completa dependerá de la disponibilidad de recursos, según manifestó Osmany Escalante Gutiérrez, el delegado de la zona.

Otros beneficios, en cambio, ya se constatan en el poblado al que le han nacido un parque y el alumbrado público: “Son de las acciones que más complacen a los vecinos, además de la reparación de la escuela primaria José Maceo, el consultorio médico, la bodega y el círculo social obrero. Se readaptaron locales y se entregaron 12 viviendas a familias vulnerables, además de otros artículos”, agregó Osmany.

El novedoso enfoque de este programa a favor del bienestar colectivo, que de manera escalonada llegará al resto de las comunidades previstas, se sirve también de la Estrategia de Desarrollo Local —en fase de rediseño— y orientada hacia la consolidación de proyectos para la producción de alimentos, bienes y servicios, la generación de fuentes de empleo, el cuidado del medio ambiente y en general la transformación del pensamiento de los habitantes de esos poblados.

Según Yulieski Cristo, desde mediados de febrero en todos los consejos populares del territorio se pone a consideración del pueblo las particularidades de este proceso, los objetivos y su alcance a partir del respaldo financiero y de los recursos que se dispone.

En la escuela primaria Felipe Iznaga se sustituyó toda la carpintería y se pintó todo el plantel.

El acompañamiento del Centro Universitario Municipal Julio Antonio Mella resulta esencial en la identificación de los indicadores de desarrollo humano y social que el programa pretende transformar: “Nuestras comunidades tienen que desarrollarse a partir de sus propios recursos y revertir una serie de dificultades e insatisfacciones acumuladas. El propósito es que la gente viva mejor, que tenga un proyecto de vida futuro, sostenible y próspero en Cuba”, concluyó Cristo Dévora.

Los habitantes del poblado de Magua agradecen las acciones para mejorar sus condiciones de vida.

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.