HAVANA CLIMA

Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC)

“Para la política exterior de EEUU hacia América Latina y el Caribe, el tiempo se ha quedado detenido”, afirma experto cubano

La IX Cumbre de las Américas, que ha sesionado esta semana en la ciudad de Los Ángeles, California, ha sido tildada por políticos, analistas y medios de prensa como un fracaso de la política exterior de la actual Administración estadounidense. 
EE.UU. no solo excluyó de la cumbre a los Gobiernos del hemisferio que considera molestos, sino que negó a actores de la sociedad civil de un grupo de naciones latinoamericanas la posibilidad de participar y aportar sus visiones sobre temas medulares en el contexto hemisférico.
El investigador del Centro de Política Internacional (CIPI) y máster en Historia Contemporánea y Relaciones Internacionales, Elio Emilio Perera Pena, comentó a Cubadebate que el fracaso de la cumbre está dado fundamentalmente por su carácter excluyente y porque el tiempo se ha detenido para la política exterior de EE.UU. hacia América Latina y el Caribe.
“El fracaso es el hecho de celebrar una reunión con la exclusión no solo de varios países, sino también de actores de la sociedad civil a los que no se les dio acceso por diversos motivos, negación de visas, y hasta sin explicaciones”, dijo.
Refiriéndose a las palabras del canciller de México, cuando recientemente afirmó que Estados Unidos en su política exterior estaba tratando de acercarse a América Latina de una nueva manera, pero que esa manera no ha dado resultados, Perera Pena insistió en que “no se puede ahogar, asfixiar a un pueblo, bloquear a un país por más de 60 años, y que ese sea el pretexto para que Washington pueda adjudicarse el derecho a excluirnos”.
“El verdadero objetivo de la política exterior estadounidense es impedir en el continente el avance económico y comercial de Rusia y China, y para ello ejercen presiones consistentes en hacer valer su supremacía y los afanes hegemónicos estadounidenses.
“Los elementos inherentes a la política exterior estadounidense se mantienen desde el surgimiento de la Confederación de Estados Americanos. Los intereses nacionales de Estados Unidos que se expresan en su política exterior están caracterizados por el afán de intentar dominar al mundo, y como tal actúan. Su política exterior es reflejo de una doctrina política, de seguridad y defensa que defienda, por encima de todo, sus propósitos expansionistas”, argumentó el investigador.
De acuerdo con el experto, “para la política exterior de EE.UU. hacia América Latina y el Caribe, el tiempo se ha quedado detenido”.
“No se trata solo de la Cumbre de las Américas. En diciembre de 2021, Estados Unidos organizó la llamada Cumbre por la Democracia, que al final se convirtió, solamente, en un show propagandístico.
“En 2022, aún sin una fecha exacta, debe celebrarse en Brasil una reunión de ministros de Defensa del continente, pero Estados Unidos hasta ahora no se ha pronunciado, ante todo, porque cada día logra menos articular una política exterior definida y coherente hacia el continente.
“Celebran cumbres, pero han sido cumbres borrascosas, cuyos acuerdos no han trascendido, y ha quedado en juego el prestigio de la política exterior estadounidense”.

¿Significa entonces esta cumbre de exclusiones un retroceso en los vínculos entre EE.UU. y sus vecinos latinoamericanos y caribeños?
–Estados Unidos se está comportando como lo ha hecho siempre, viendo a América Latina y el Caribe como un patio trasero, con el mismo desdén con que históricamente ha tratado a la región.
“Para la convocatoria a la Cumbre se basa en la Organización de Estados Americanos (OEA) como organización regional. No se puede olvidar que cuando en 1948 Estados Unidos propuso a 20 países latinoamericanos crear esta organización, las naciones de nuestro continente pensaron que buena parte de sus problemas económicos podrían resolverse con la ayuda de la nación más cercana y poderosa económicamente, pero la respuesta estadounidense fue que la intención era que, con la OEA, el continente estuviese resguardado y seguro desde el punto de vista militar.
“La verdadera razón fue que en ese momento ya tenía concebido el objetivo del Plan Marshall, suministrar recursos financieros a Europa para aplicar su doctrina de contención al comunismo, con el objetivo de mantener controlada a la extinta Unión Soviética. Y cuando en el 1949 se creó la República Popular China, EE.UU. incorporó la región asiática a sus intereses nacionales y a sus objetivos de política”.

¿Se ratifica la importancia de mecanismos de integración legítimos como la Celac, ALBA-TCP y Caricom, entre otros?
–América Latina necesita un espacio de diálogo para resolver problemas del continente como el cambio climático, el enfrentamiento a la pandemia, la situación energética, salud, educación y otros temas; por lo tanto, en estos momentos adquieren una importancia suprema los mecanismos de concertación e integración, así como todas las iniciativas que acompañen a estos mecanismos, procedentes del interior del propio continente.
“Como expresara José Martí, de América soy hijo y a ella me debo, y el mayor peligro para América es el desdén del vecino que no la conoce. Ante la falta de acción efectiva por parte de Estados Unidos, los países latinoamericanos tienen que desplegar su propia iniciativa.
“Han existido intentos en los últimos meses por reactivar la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).
“El presidente Nicolás Maduro, en entrevista con Ignacio Ramonet, haciendo el balance de Venezuela en el 2021, planteó que los mecanismos del ALBA se reactivarán y fortalecerán, entre ellos Petrocaribe. Esa es la única acción que le queda a América Latina.
“El propio hecho de que el continente, incluido el Caribe como corresponde, se haya pronunciado en contra de la Cumbre significa que hay un nuevo despertar, un renacer de las ideas integradoras, que cobran fuerza por día, frente al proceso de descrédito de la OEA, de su secretario general Luis Almagro, y frente a las desventuras estadounidenses”.

¿Cómo valora la respuesta de los países latinoamericanos y caribeños ante la política de exclusión de Estados Unidos? 
–La valoro de valiente, muy acorde con la necesaria respuesta que se merece el Ejecutivo de Estados Unidos.
“A Cuba la excluyen por el éxito de su participación en las reuniones del 2015 y 2018.
“En 2015, nuestro General de Ejército Raúl Castro Ruz, después de saludar, como corresponde, al presidente Barack Obama, denunció el bloqueo que por más de 60 años nos tiene aplicado Washington, y se pronunció, entre otros aspectos importantes, acerca del reconocimiento de Cuba a la soberanía argentina sobre las Malvinas.
“La situación es que, sobre este particular, no puede pasar desapercibido para el continente que cuando se habla de las Malvinas en poder del Reino Unido, estamos hablando de una extensión de tierra y mar que conforma una amplia base militar de operaciones, con una superficie mayor a la de la República Argentina, con la posibilidad de instalar armamentos muy modernos y, por tanto, peligrosos.
“Ese es un enclave de la OTAN en el continente, pero no el único. Existe otra base de la OTAN en la Guayana Francesa, y recientemente Estados Unidos ha dado a Colombia el status de principal aliado extra-OTAN (en el continente otros dos países cuentan con ese status, Argentina y Brasil, en administraciones estadounidenses diferentes).
“Este es un tema de cuidado, pues habla de que Estados Unidos, en su lucha desenfrenada por imponer sus intereses, puede hacer uso de estos mecanismos de presión sobre el resto de los países del área. Sobre esto hay que estar atentos.

“La exclusión de Cuba, en particular, también se debe a hechos históricos, por la disposición de resistencia de un pueblo frente a los embates estadounidenses y contrarrevolucionarios.
“En 1961, Cuba derrotó a los integrantes de la brigada mercenaria 2506, se produjo la primera derrota del imperialismo yanqui en América, y los Estados Unidos no perdonan eso.
“Pero, más atrás en la historia, en pleno siglo XIX, el Congreso estadounidense acordó declarar ante la prensa que por la posición geográfica que ocupa Cuba en el Golfo, debía pertenecer a los Estados Unidos. Posteriormente, desde el propio Congreso estadounidense, se llegó a la conclusión de adentrarse en Cuba, en el momento más oportuno para Estados Unidos. Y lo hizo cuando ya Cuba tenía derrotada a España, y entonces, como siempre, Estados Unidos, con el empleo de un pretexto, se introdujo en la guerra, que fue declarada por Lenin, y no por gusto, como la primera guerra imperialista.
“Con anterioridad, también desde el Congreso estadounidense se había llegado a la conclusión de que había que desarrollar una campaña contra España para desacreditarla, y entonces se publicó en la prensa estadounidense que España estaba cometiendo en Cuba demasiadas felonías, entre ellas lo acaecido alrededor de la muerte de Antonio Maceo.
“Desde el propio Congreso estadounidense salió la idea de destinar dos agencias detectivescas, la Pinkerton Company y la Davies Detective Company, para perseguir a Martí, tratando de obstaculizar la actividad revolucionaria de nuestro Héroe Nacional.
“Casi que, al estilo moderno de las campañas de comunicación difamatoria, intentaron contraponer la figura de Martí y sus planteamientos a los del llamado sabio cubano Rafael Montoro. Decían, entre otras cosas, desde determinada prensa estadounidense, que Martí, a diferencia de Montoro, contaba con facilidad de expresión pero con pocos argumentos de valía. Todo ello, con el objetivo de contrarrestar los ideales cubanos de independencia”.

La cita antidemocrática y excluyente de Los Ángeles es un nuevo revés para el gobierno de EEUU, cegado por su soberbia y desprecio por la región
Mientras insista en aplicar su Doctrina Monroe y diseño hegemónico en #NuestraAmérica estará condenado al descrédito y al aislamiento
— Bruno Rodríguez P (@BrunoRguezP) June 9, 2022

En fotos, la Cumbre de los Pueblos en Los Ángeles, donde los excluidos sí tienen voz

Cumbre de los Pueblos en Los Ángeles. Fotos: @PeoplesSummit
Intervención de la periodista cubana Cristina Escobar en la Cumbre de los Pueblos.
Los principales reclamos de los pueblos de América Latina y el Caribe presentes en la Cumbre de los Pueblos.

Cumbre de los Pueblos, donde los excluidos tienen voz.
Cumbre de los Pueblos en Los Ángeles, que sesiona en paralelo a la Cumbre de Biden.

Leer más »

Arranca en Los Ángeles la IX Cumbre de las Américas, bajo la sombra del fracaso

La IX Cumbre de las Américas comienza hoy en Los Ángeles, California, bajo la sombra del fracaso y ausencias que podrían propinar un revés al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en su política regional.El evento, previsto del 6 al 10 de junio, arranca este lunes con las reuniones entre representantes de la sociedad civil, el sector privado y otros encuentros previos al segmento de alto nivel en los últimos dos días, alrededor del cual persisten las incógnitas.
Para algunos observadores, el lema de la Cumbre “Construyendo un futuro sostenible, resiliente y equitativo”, quedó solo en un balbuceo bienintencionado.
Sostienen además que el evento se preparó de manera poco clara por parte de Estados Unidos y se evidenció en la forma que negociaron un llamado Plan de Acción en Salud y de Resiliencia de las Américas hasta el año 2030.
El documento abunda en elementos neoliberales y tiene muchas carencias respecto a las necesidades reales de los pueblos en esta parte del mundo, alegan los especialistas.
Plantean también que los grandes retos de los pueblos del continente americano no se solucionan mediante la exclusión, la confrontación o la violencia, sino mediante el respecto a la diversidad y la cooperación.
La decisión de los anfitriones de hacer una reunión con invitados de sus simpatías políticas y excluir algunos países como Cuba, Venezuela y Nicaragua causó reacciones de rechazo a nivel continental.
De hecho, todavía está en duda la participación del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien defiende el principio de que deben asistir todos los países en igualdad de condiciones o de lo contrario no irá a Los Ángeles.
Pero Biden “quiere personalmente” que López Obrador lo acompañe en la apertura de la cumbre, afirmó Juan González, principal asesor del jefe de la Casa Blanca para América Latina.
Al referirse a las exclusiones, algunos expertos advirtieron que, por ejemplo, resulta injustificado e incoherente pretender afrontar los desafíos en el ámbito de la salud en las Américas dejando de lado a Cuba, señalado por el alto nivel de su sistema de salud pública.
La isla caribeña ha sido igualmente uno de los que más aportó a la cooperación internacional en temas sanitarios, incluyendo el enfrentamiento a la pandemia global de la Covid-19.
La VIII Cumbre de las Américas tuvo lugar en abril de 2018 en Lima, capital de Perú. Donald Trump, entonces ocupante del Despacho Oval, no fue, una actitud que en su momento levantó no pocas críticas.
Sin embargo, paradojas, todos los países del área fueron invitados, a diferencia de esta IX Cumbre, lo que desde ya significa un retroceso en las relaciones hemisféricas.
El activista Manolo de los Santos subrayó que a ese plan de dividir se opone la Cumbre de los Pueblos por la Democracia, que tendrá lugar de forma paralela en Los Ángeles.
“Como la Cumbre de las Américas de (Joe) Biden está marcada por la exclusión y la imposición de una agenda política, nuestra Cumbre reunirá diversas voces de todas las Américas”, afirmó De los Santos, director del movimiento The People’s Forum.
Varias agrupaciones políticas y sociales de América Latina y una amplia participación de diferentes sectores estadounidenses reiteraron su presencia en la urbe de California.
“Tenemos una coalición de más de 150 organizaciones en Estados unidos y en Los Ángeles que apoyarán y movilizarán para esta cumbre de los pueblos”, añadió.

América Latina y el Caribe contra las exclusiones

AMLO en su habitual conferencia de prensa. Foto: Roberto García / La Jornada.
La exclusión de la convocatoria a Cuba, Venezuela y Nicaragua para el evento previsto para los días 6 al 10 de junio, ha provocado reacciones disímiles.
Varios presidentes de la región, entre ellos el mexicano Andrés Manuel López Obrador, han insistido en que todos los países debían formar parte de la cumbre y condicionaron su participación a este factor.
“Puedo asegurar que en ningún caso asistiré”, afirmó el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, y agregó que “el gobierno de Estados Unidos concibió desde un inicio que la Cumbre de las Américas no fuera inclusiva”.
El presidente de Bolivia, Luis Arce, también confirmó que no participaría. “Consecuente con los principios y valores del Estado Plurinacional de Bolivia, reafirmo que una Cumbre de las Américas que excluye a países americanos no será una Cumbre de las Américas plena, y de persistir la exclusión de pueblos hermanos, no participaré de la misma”, escribió en su perfil en Twitter.
“En Venezuela tenemos el camino claro: unión, inclusión, diversidad, democracia y el derecho a construir nuestro propio destino. Rechazamos las pretensiones de excluir y discriminar a pueblos en la Cumbre de las Américas”, escribió por su parte el presidente venezolano, Nicolás Maduro.
“No nos interesa estar en esa cumbre”, dijo el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega.
Desde Honduras, la presidenta Xiomara Castro afirmó: “Asistiré a la Cumbre solo si están invitados todos los países de América sin excepción. ‘El estudio más digno de un americano es América’”.
También se pronunciaron en contra de esta decisión de Washington la Comunidad del Caribe (Caricom), la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y el grupo de Puebla.

Incertidumbre ante las ausencias

La ciudad de Los Ángeles en EE.UU. Foto: VisitUS
La prensa norteamericana señala que las idas y venidas en torno a la asistencia a la cumbre son indicativas de la dinámica cambiante en el hemisferio occidental, ya que algunos países se distancian de Estados Unidos.
Algunos funcionarios estadounidenses han restado importancia a la reticencia de algunos líderes a asistir como un intento de apelar a su base política y han advertido de que no hay que interpretar estas decisiones como una señal de la disminución de la influencia de Estados Unidos.
Según CNN, la administración se ha esforzado por mantener la influencia de Estados Unidos en la región, incluso mediante las recientes visitas de alto nivel de la primera dama Jill Biden y la vicepresidenta Kamala Harris.
El exsenador Christopher Dodd, quien actúa como asesor especial para la cumbre, viajó a Sudamérica y se reunió con funcionarios de Brasil, Chile y Argentina.
Tras la visita de Dodd, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil confirmó que el presidente Jair Bolsonaro asistirá a la cumbre y planea mantener sus primeras reuniones bilaterales con Biden.
Dodd ha mantenido conversaciones similares con otros líderes de la región, incluidas largas conversaciones con López Obrador, aunque todavía no ha conseguido el compromiso del líder mexicano de asistir.
Los líderes de Honduras, Guatemala y El Salvador tampoco se han comprometido aún a acudir a la cumbre, a pesar de que Harris ha trabajado para cultivar las relaciones en la región.
Otras naciones, como Chile y Argentina, han criticado la decisión de Washington de excluir a ciertos países.
No obstante, incluso medios occidentales como el diario español El País han cuestionado el rol de EE.UU. como anfitrión de la cita hemisférica: “La exclusión de la convocatoria a Venezuela, Cuba y Nicaragua por su “falta de compromiso con la democracia” ha sido un error estratégico (de EE.UU.) que ha servido como detonante para canalizar acumuladas frustraciones por parte de los países de América Latina con el gigante del norte”.

“La reacción desde el Departamento de Estado ha sido acusar de intento de boicot, mostrándose out of touch (desconectado) en su relación con la región e incapaz de medir el pulso político”, agrega el artículo Cumbre de las Américas: Estados Unidos desconectado.
De acuerdo con Matias Bianchi, autor del citado texto periodístico, pareciera que la Administración de Biden “está más preocupada por el conflicto en Ucrania y en contentar a su electorado más conservador en miras a las elecciones de medio tiempo que se aproximan, que en ser un socio estratégico para resolver las agendas acuciantes que tiene con sus vecinos del sur”.

Hechos más relevantes de las Cumbres de las Américas

Las Cumbres borrascosas de las Américas: Cronología interactiva de 1994 a 2022.
👇🏽https://t.co/DvIfFzxn73
— Dominio Cuba (@dominiocuba) June 4, 2022

(Con información de Prensa Latina y agencias) 
Vea además:
IX Cumbre de las Américas: Otra cumbre de exclusiones, ¿a qué le temen?

A propósito de la próxima Cumbre de las Américas: Algunos ingredientes de la American Democracy

Leer más »

Estados Unidos se aleja cada vez más de la América latinoamericana y caribeña

Imagen: CELAG.Si en Washington primara una política más inteligente y razonable hacia Latinoamérica y el Caribe —y no estoy diciendo, siquiera, justa—, allá tomarían en cuenta los pronunciamientos del ALBA-TCP en su Cumbre de La Habana, este viernes.
El intento de Estados Unidos, en pretendida marcha atrás hacia el pasado reciente, de excluir a naciones del hemisferio de su próxima cita de Las Américas y usarla como instrumento de dominación para imponer sus recetas a los vecinos al Sur, ya no se sostiene.
Lo peor para la Casa Blanca no es solo que las diez naciones miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos hayan condenado esa aspiración y, de hecho, reiterado en el encuentro de La Habana, la mayoría de sus dignatarios, que no asistirán a la cita de junio en Los Ángeles, si hay exclusiones. Incluso, algunos como el primer ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves, dudan si sería legítimo, ya que él no irá, enviar a otro representante… Y ha confesado: “siento que se insulta nuestra inteligencia con este tipo de falta de sentido… Tenemos que defender nuestra integridad”. Lo mismo deben sentir sus colegas, dentro y fuera de la Caricom, que ha cuestionado el carácter excluyente de la Cumbre.
Sin embargo, lo que más debía preocupar a EE. UU. es que su obtuso y obsoleto quehacer está haciendo que muchos en la región, y no solo los países miembros del ALBA-TCP, se radicalicen en una lógica posición antihegemónica que, tal vez la totalidad no proclama con todas sus letras, pero sale a luz cuando se oponen a la afrenta que significa pretender juzgar y “sancionar” a priori a Cuba, Venezuela y Nicaragua, en el afán por hacer valer la falaz Carta Democrática Interamericana, impuesta por Washington desde 2001 en su escenario de la servil OEA, para dictar y juzgar el sistema democrático de cada quien.
Así, la actual administración estadounidense pretende, a estas alturas, justificar un bloqueo a Cuba de más de 60 años que es repudiado por la comunidad internacional, y las medidas punitivas aplicadas contra Nicaragua y Venezuela.
Eso es lo que entraña la exclusión. Una medida, como denuncia la Declaración del ALBA-TCP, políticamente motivada que remarca la necesidad, también recogida en el texto, “de materializar un cambio en las relaciones hemisféricas, con base en la Carta de las Naciones Unidas y el Derecho Internacional”.
Es obvio que, además, como denunció la cita del ALBA-TCP, hay un intento de dividirnos. Pero las cuentas les están saliendo a Estados Unidos, al revés.
Aunque no pertenezcan al arco integracionista, ese imperativo de estampar otras reglas del juego —que ya dejaron de ser las mismas, solo que en Washington no lo han reconocido— subyace en la actitud de esos otros países de la región inconformes con el preámbulo de una Cumbre que cada vez hace menos honor a su nombre, “de Las Américas”.
El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, todavía no confirma su asistencia, negado a que tres países del continente hayan sido segregados; algo similar ocurre con la jefa de Estado de Honduras, Xiomara Castro, quien expresó ayer: “Asistiré a la Cumbre solo si están invitados todos los países de América. Sin excepción”.
Aunque no ha dicho que su país decline asistir, la canciller chilena, Antonia Urrejola, ha declarado que su nación aboga por una Cumbre sin exclusiones.
Por si fuera poco, fuentes cercanas al mandatario argentino Alberto Fernández —defensor de la misma demanda de no exclusión—, han anunciado que, en su calidad de presidente protémpore de la Celac (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños), el dignatario impulsará una cita del conglomerado paralela, y dentro del propio marco del defectuoso cónclave “de las Américas”.
Esa celebración ratificaría otro de los principales pronunciamientos del ALBA-TCP, cuando sus miembros reiteraron que la Celac es nuestro espacio natural y el sitio apropiado para debatir y resolver los problemas que nos aquejan.
La intención de Estados Unidos de maniatarnos, no hace más que enfatizarlo.
En consecuencia, y lejos de cualquier consideración dictada por los sentimientos o la ideología, más de un observador ha vaticinado que la pretendida Cumbre de las Américas será un fiasco y valoran, mínimamente, como errada, la actitud de la administración de Joe Biden de cara a esa reunión.
Es que la insistencia de Estados Unidos en retornar a la Doctrina Monroe está haciendo cada vez más amplio el terreno que lo separa de sus vecinos del sur.
En contraposición, la coyuntura está indicando a las naciones latinoamericanas y caribeñas que la solución a sus dilemas está en su unión. Y ese mensaje parece que está siendo entendido.
(Tomado de Juventud Rebelde)

Leer más »

Argentina organiza encuentro de la Celac simultáneo a la Cumbre de las Américas

El gobierno de Argentina organiza un encuentro de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) que se desarrollará de manera simultánea a la IX Cumbre de las Américas, a celebrarse en junio en la ciudad estadounidense de Los Ángeles.De acuerdo con la agencia Télam, que cita a fuentes oficiales, en la reunión podrían participar representantes de Cuba, Venezuela y Nicaragua, naciones hasta el momento excluidas por la Administración Biden de la cita continental que tendrá lugar del 6 al 10 del mes próximo.“El evento se desarrollará en paralelo, sin contraponer los horarios, y el espíritu es mantenerse unidos como bloque”, indica Télam, que a su vez es citada por la agencia Prensa Latina (PL).Las fuentes oficiales referidades comentaron que la celebración de este encuentro —que organiza Argentina en su calidad de presidente pro tempore de la Celac— fue abordado durante una reciente reunión entre el canciller argentino, Santiago Cafiero, y su par mexicano, Marcelo Ebrard, añade el reporte.De acuerdo con la agencia, los organizadores “analizan los medios para la realización de la reunión de la Celac ante la ausencia de los presidentes Miguel Díaz-Canel (Cuba), Nicolás Maduro (Venezuela) y Daniel Ortega (Nicaragua)” a la Cumbre de Los Ángeles.Cuba aboga por una Celac que defienda los intereses regionales “con una sola voz”Refiere PL que entre las alternativas valoradas “se encuentran el uso de plataformas digitales y la presencia en el evento de enviados de esas naciones a los debates sobre salud de la Cumbre de las Américas, donde se espera puedan participar delegaciones de todo el continente”.El despacho también señala que, durante un encuentro con un asesor del gobierno estadounidense en la Casa Rosada, el presidente argentino, Alberto Fernández, le confirmó su desacuerdo con las intenciones de Washington de impedir la participación de esos países en la Cumbre de las Américas, y con las sanciones económicas de la Casa Blanca que pesan sobre Cuba y Venezuela.Fernández, apunta PL, no confirmó aún su viaje a Los Ángeles, pero aseguró que “Argentina trabajará para el éxito de una cumbre con todos incluidos”.El gobierno argentino es uno de los que ha criticado la exclusión de la cita regional de Cuba, Venezuela y Nicaragua, una postura también mantenida por naciones como México, Bolivia, Honduras, Chile y de la comunidad caribeña. Mandatarios como el mexicano López Obrador y el boliviano Arce han asegurado que no asistirán al evento si se invita a todos los países del continente.En este sentido se manifestó también la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), que durante una reunión este viernes en La Habana rechazó la “exclusión arbitraria, ideológica y políticamente motivada” de estas naciones de la cita de Los Ángeles, y la calificó como “un grave retroceso histórico en las relaciones hemisféricas que ofende a los pueblos latinoamericanos y caribeños”.A menos de dos semanas de la cita, EE.UU. no ha publicado aún la lista definitiva de participantes, pero ha confirmado que no contará con Venezuela ni con Nicaragua. Tampoco ha aclarado qué hará finalmente con Cuba, aunque Díaz-Canel ha asegurado que “en ningún caso” acudiría a la cita.

Leer más »

Sesionará en La Habana la XXI Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno del ALBA-TCP

El viernes 27 de mayo se celebrará en La Habana, la XXI Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP).
Durante el cónclave, las naciones que integran nuestra Alianza, compartirán estrategias de desarrollo comunes y analizarán la situación política regional.

Sesionará en La Habana 🇨🇺 la XXI Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno del ALBA-TCP.
👉 https://t.co/egftHtDCKV #AlbaUnida pic.twitter.com/QPAcWdV1vu
— Cancillería de Cuba (@CubaMINREX) May 24, 2022

La Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP) es una plataforma de integración de los países de América Latina y el Caribe, que pone énfasis en la solidaridad, la complementariedad, la justicia y la cooperación, que tiene el propósito histórico fundamental de unir las capacidades y fortalezas de los países que la integran, en la perspectiva de producir las transformaciones estructurales y el sistema de relaciones necesarias para alcanzar el desarrollo integral requerido para la continuidad de nuestra existencia como naciones soberanas y justas.
(Con información de Cubaminrex)
Vea además:
IX Cumbre de las Américas: Otra cumbre de exclusiones, ¿a qué le temen?

Leer más »

Cancilleres del BRICS y homólogos de “mercados emergentes y países en desarrollo” debaten sobre gobernanza global

En un encuentro en Pretoria, Sudáfrica, los cancilleres del Brics resaltaron la importancia de una economía mundial inclusiva. Foto: Archivo.Los ministros de Exteriores de los países miembros del BRICS (Brasil, Rusia, la India, China y Sudáfrica) se reúnen hoy mediante videoconferencia, con la participación de sus homólogos de “mercados emergentes y países en desarrollo”.
La reunión virtual es presidida por el ministro chino, Wang Yi, y fue anunciada la víspera por el portavoz de la Cancillería china, Wang Wenbin.
Durante una rueda de prensa, el vocero precisó que las conversaciones de hoy no se limitarían a los representantes de los cinco Estados de la organización, sino que incluirán a sus homólogos de “mercados emergentes y países en desarrollo”.
Hablando de las expectativas de Pekín, Wang pronosticó que la reunión enviará “un mensaje claro de los países del BRICS trabajando juntos en solidaridad, defendiendo el verdadero multilateralismo, manteniéndonos unidos en la lucha contra la covid-19 y promoviendo la paz y el desarrollo”.
“Como presidente del BRICS para 2022, China espera mejorar la comunicación y la coordinación con otros socios del BRICS sobre las nuevas características y desafíos de la situación internacional actual y los principales problemas internacionales y regionales”, señaló el portavoz.
Afirmó además que las reuniones similares previas han jugado un papel importante en el fortalecimiento de la confianza política mutua y la profundización de la cooperación en seguridad política entre los cinco países de la organización.
En cuanto a la participación de los cancilleres de países terceros, Wang no detalló de qué Estados se trata, pero precisó que las conversaciones se llevarían a cabo en el formato BRICS+.
Los ministros tendrían “un intercambio profundo de puntos de vista sobre la gobernanza global” y otros asuntos, aseveró el vocero, y expresó la esperanza de que “este diálogo mejorará aún más la solidaridad, generará consenso y dará a los mercados emergentes y a los países en desarrollo una mayor participación en la gobernanza global para salvaguardar mejor los intereses comunes”.
Los BRICS concentran el 40% de la población mundial, el 20% del Producto Interior Bruto (PIB) y producen más de un tercio de la producción mundial de cereales. 
(Con información de Russia Today) 

Leer más »

Rodríguez Parrilla: Cumbre de las Américas ignorará problemas de salud en la región

Ministro de Relaciones Exteriores de la República de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla. Foto: Abel Rojas /Juventud RebeldeEl canciller de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, descartó este sábado que la próxima Cumbre de las Américas en Estados Unidos trate problemas de salud que afectan a las grandes mayorías en el continente.
A través de su cuenta en Twitter, el titular de Relaciones Exteriores aseguró que la cita prevista para junio en Los Ángeles no abordará la falta de servicios en este sentido de millones de habitantes del hemisferio, la carencia de medicamentos o la debilidad de los sistemas de salud pública.

Se sabe ya que la cita convocada por EEUU en Los Ángeles no tratará problemas como la falta de servicios de salud de millones de habitantes del hemisferio, la carencia de medicamentos o la debilidad de los sistemas de salud pública, temas de interés para las grandes mayorías.
— Bruno Rodríguez P (@BrunoRguezP) May 14, 2022

Recientemente Rodríguez denunció la exclusión de la isla de los preparativos de la Cumbre de las Américas y la negociación de un documento sobre salud que ignora la realidad latinoamericana.
El canciller calificó de opaca, con elementos neoliberales y de muchas carencias las negociaciones en torno a un plan de resiliencia de las Américas.
Según el titular, esas negociaciones se sostienen de manera oscura con la exclusión de Cuba y de otros estados miembros de la Organización Panamericana de la Salud.
En una declaración a la prensa, añadió que tales tratativas evaden la cooperación sustancial y financiamientos fundamentales para enfrentar las secuelas de la COVID-19.
Una Cumbre de las Américas excluyente amenaza con descarrilarse y eliminaría la mejor oportunidad para Estados Unidos de desplegar una política integral para el hemisferio occidental, estimaron expertos.
Gobiernos de la región han mostrado su inconformidad por la decisión de Washington de excluir a Cuba, Nicaragua y Venezuela de los preparativos de la cita.
Vea, además
IX Cumbre de las Américas: Otra cumbre de exclusiones, ¿a qué le temen?

(Con información de Prensa Latina)

Leer más »

Canciller cubano denuncia exclusión de Cuba de Cumbre de las Américas

El canciller de Cuba, Bruno Rodríguez. Foto: CubaMinrexEl ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla, denunció este viernes en Twitter que al excluir a Cuba de la Cumbre de las Américas, Washington elimina la posibilidad de discusión sobre temas importantes en la relación bilateral y regional, como el migratorio.
Rodríguez Parrilla calificó de limitado y excluyente el evento a celebrarse en Los Ángeles, y subrayó que el Gobierno de Estados Unidos se somete a presiones de sectores extremos.

El gobierno de Estados Unidos, sometido a presiones de sectores extremos, convoca a una Cumbre limitada y excluyente en Los Ángeles. Excluye a #Cuba de discusiones sobre temas que, como el migratorio, ocupan un lugar importante en la relación bilateral y regional.
— Bruno Rodríguez P (@BrunoRguezP) May 13, 2022

Estados Unidos, anfitrión de la IX Cumbre de las Américas, decidió negar a Cuba, Venezuela y Nicaragua la participación en la reunión, que debe celebrarse entre el 8 y 10 de junio.
Las temáticas a tratar en el foro incluyen la salud, la migración y la democracia y los derechos humanos.
En recientes declaraciones a la prensa nacional y extranjera, el jefe de la diplomacia cubana resaltó que en el ámbito de la salud, en estos momentos se negocia de manera opaca un llamado plan de acción en salud y de resiliencia de las Américas hasta el 2030, el cual no se corresponde con las verdaderas necesidades de los pueblos.
Mientras, Cuba, de manera modesta, pero altruista y persistente, ha brindado su cooperación en materia de salud, reconocida a escala mundial. Son cubanas las brigadas que han atendido emergencias sanitarias, epidemias y desastres naturales en más de 50 países, así como las vacunas contra la COVID-19, subrayó.
Sobre la migración, Rodríguez Parrilla dijo que se negocia también a espaldas de la opinión pública una carta de entendimiento sobre gestión migratoria y protección de migrantes, que pretende reprimir la migración y obligar a Estados latinoamericanos a absorber los migrantes que Estados Unidos rechace.
Agregó que respecto a Cuba, la conducta de Estados Unidos ha sido cortar los canales de migración regulares y seguros, restringir los vuelos y limitar los viajes de los cubanos, pues incumple con su obligación legal de otorgar un mínimo de 20 000 visas anuales y obliga a los ciudadanos cubanos a viajar hasta Guyana para esos trámites.
Señaló que un tercer eje a tratar en la Cumbre es el de democracia y derechos humanos. Estados Unidos pretende erigirse como modelo de defensa de estos temas en la región, incluso cuando el bloqueo económico, comercial y financiero a Cuba resulta una violación masiva de los derechos humanos.
Ante la negativa de Washington de invitar a Cuba, Venezuela y Nicaragua, varios representantes de Gobiernos de la región han anunciado su no participación si se mantiene la decisión.
Es el caso de Andrés Manuel López Obrador, de México; Xiomara Castro, de Honduras, y Luis Arce, de Bolivia, además de la Comunidad del Caribe (Caricom).
(Con información de la ACN)
Vea además:
Canciller de Cuba: La exclusión de Cuba de la Cumbre de las Américas sería un retroceso en la historia (+ Video)

Leer más »

ALBA-TCP destaca fracaso de EEUU en convocatoria a cumbre excluyente

Sacha Llorenti denunció las pretensiones de Washington de imponer sus intereses hegemónicos durante la cita regional. Foto: Prensa LatinaEl secretario ejecutivo del ALBA-TCP, Sacha Llorenti, destacó el fracaso del Gobierno de Estados Unidos en su convocatoria a una Cumbre de las Américas marcada por decisión política de excluir a varios países de la región.
A través de su cuenta en la red social Twitter, el titular de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos, denunció las pretensiones de Washington de imponer sus intereses hegemónicos durante la cita regional, prevista del 6 al 10 de junio en la ciudad estadounidense de Los Ángeles.
“Ni cumbre ni de las Américas. Fracasa la convocatoria de Estados Unidos a una reunión excluyente que no busca allanar los caminos de integración americana, sino instrumentalizar todo espacio en favor de sus intereses hegemónicos”, afirmó Llorenti en la plataforma comunicacional.
El proyecto de la administración de Joe Biden de no invitar a Cuba, Nicaragua y Venezuela al próximo encuentro en Los Ángeles, provocó que varios gobiernos de la región anunciaran desde ahora su ausencia en la reunión si los anfitriones insisten en su pretensión.
Al respecto ya se pronunciaron los presidentes Andrés Manuel López Obrador (México), Xiomara Castro (Honduras) y Luis Arce (Bolivia), así como la Comunidad del Caribe (Caricom).
Ante los intentos para evitar la presencia de la isla en la cita regional, el canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, apuntó que “el país anfitrión de la Cumbre de las Américas no tiene ningún derecho a imponer exclusiones arbitrarias”.
“Se trata de una decisión políticamente motivada y sin otro sustento que acusaciones falsas y doble raseros para ocultar su verdadera naturaleza, vinculada a la política interna y electoral de Estados Unidos”, aseguró.
El ministro aseveró que para el encuentro de junio próximo Washington promueve un llamado plan regional en materia de salud, “que negocia de manera opaca” y lamentó que con la experiencia y el reconocimiento internacional con que cuenta Cuba en estos temas no se le haya incluido en su negociación.
También acusó a la potencia norteña de utilizar la pandemia para sus intereses políticos como una aliada táctica contra Cuba, país que puede presentar en Los Ángeles los reconocidos resultados de su colaboración médica con el mundo y sus éxitos en la lucha contra la Covid-19, incluidas sus vacunas propias.
(Con información de Prensa Latina)

Leer más »

Argentina critica exclusión de Cuba, Nicaragua y Venezuela de cumbre

En el marco de una gira por Europa, el presidente Alberto Fernández instó a reconsiderar su postura e invitar a todos los países de Latinoamérica. Foto: EFEArgentina reiteró su crítica a la decisión de Estados Unidos de excluir a Cuba, Nicaragua y Venezuela de la IX Cumbre de las Américas, acción condenada por organizaciones y gobiernos de la región.
Recientemente, los mandatarios de México, Bolivia y Honduras, Andrés Manuel López Obrador, Luis Arce y Xiomara Castro, respectivamente, anunciaron que no asistirán a la cita prevista para junio en Los Ángeles, California, si Washington insiste en impedir la presencia de esos Estados.
Durante su visita a Alemania, en el marco de una gira por Europa, el presidente Alberto Fernández instó a los organizadores del evento a reconsiderar su postura e invitar a todos los países de Latinoamérica.
Por su parte, el ministro argentino de Relaciones Exteriores, Santiago Cafiero, informó a la prensa que envió una nota formal a Estados Unidos para demandar la celebración de una cumbre sin exclusiones.
Deben participar todos. Este tema ya se planteó antes de la organización de la cita, cuando se convocó a los grupos de trabajo. Tienen que ir todos los países, señaló.
A inicios de este mes, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, cuya presidencia pro tempore ocupa Argentina, criticó el comportamiento de la administración de Joe Biden, que impide a “todas las voces del hemisferio dialogar y ser escuchadas”.
El evento representa una gran oportunidad para construir un espacio de encuentro en el que participen todos las naciones de modo abierto e inclusivo, bajo el objetivo unificador de concertar acciones conjuntas, indica un comunicado de dicha organización.
Además, apunta que las graves consecuencias de la pandemia de Covid-19 en la región demuestran que el diálogo y la cooperación son herramientas claves para el bienestar de los pueblos.
(Con información de Prensa Latina)

Leer más »

“Si no estamos todas las naciones, no es Cumbre de las Américas”, afirma Xiomara Castro

Foto: Twitter de Xiomara CastroLa presidenta de Honduras, Xiomara Castro, cuestionó este miércoles la legitimidad de la IX Cumbre de las Américas por la negativa del país organizador, Estados Unidos, de invitar a Cuba, Nicaragua y Venezuela.
“Si no estamos todas las naciones, no es Cumbre de las Américas”, escribió la mandataria en su perfil en la red social Twitter.

Si no estamos todas las naciones, no es Cumbre de las Americas.
“El estudio más digno de un Americano es America”#JoséCeciliodelValle
— Xiomara Castro de Zelaya (@XiomaraCastroZ) May 11, 2022

La exclusión de esos países del foro que sesionará en la ciudad de Los Ángeles del 8 al 10 de junio provocó la condena de países del continente y organizaciones internacionales.
Entre las reacciones más destacadas figura la negativa a participar de los presidentes de México, Andrés Manuel López Obrador, y de Bolivia, Luis Arce.
La disposición de Washington generó también el rechazo de líderes y gobiernos del continente y de organismos internacionales como la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y la Comunidad del Caribe (Caricom).
La Cancillería cubana enfatizó hoy que Estados Unidos cometió un “error arrogante” al asumir la responsabilidad de anfitrión de la Cumbre de las Américas, sin tener la capacidad de aceptar la participación de todos.
A través de su cuenta en Twitter, el viceministro de Relaciones Exteriores, Carlos Fernández de Cossío, denunció de esta forma la exclusión de países como Nicaragua, Venezuela y Cuba de la cita en junio próximo.
“Pretender dividir al hemisferio entre los que Washington tolera y los que no constituye una receta para el fracaso”, subrayó el diplomático cubano.
(Con información de Prensa Latina)
Vea además:
IX Cumbre de las Américas: Otra cumbre de exclusiones, ¿a qué le temen?

Leer más »

IX Cumbre de las Américas: Otra cumbre de exclusiones, ¿a qué le temen?

Estados Unidos decidió excluir a Cuba, Venezuela y Nicaragua de la IX Cumbre de las Américas, prevista para los días 8 al 10 de junio próximo en la ciudad de Los Ángeles bajo el lema “Construyendo un futuro sustentable, resistente y equitativo”.Según el anuncio del Departamento de Estado norteamericano, el objetivo del evento sería promover el combate a la pandemia de COVID-19 y la recuperación “verde” de las economías, un manejo “integral” del fenómeno migratorio y la búsqueda de “un consenso hemisférico” respecto a los desafíos de la democracia como forma de gobierno en la región.
Siguiendo la narrativa de Washington, Cuba, Venezuela y Nicargua no tendrían entonces nada que opinar sobre salud, economía, migraciones y democracia, aun cuando son tópicos medulares para todos los países del hemisferio.
Quizás lo que realmente sucede es que a Washington no le interesa escuchar lo que esos tres países digan al respecto, sencillamente porque sabe que el discurso de los llamados “Gobiernos molestos” no seguirá el guion diseñado por la actual Administración estadounidense para la región.
El canciller Bruno Rodríguez Parrilla ya había denunciado la exclusión de La Habana por Washington de los preparativos del foro y la presión ejercida sobre Gobiernos vecinos que se oponen a esa postura.
El jefe de la diplomacia cubana aseguró que evitar la presencia de Cuba en esa reunión sería un grave retroceso histórico e iría en detrimento de los objetivos de concertación.
La intención de excluir a La Habana de la cumbre obedecería a una maniobra políticamente motivada, como parte del doble rasero vinculado a la situación interna y electoral de Estados Unidos.
En reciente entrevista con el diario norteamericano The Hill, el viceministro de Relaciones Exteriores Carlos Fernández de Cossío señaló que el Gobierno estadounidense, como anfitrión de la cita, se siente con el privilegio de invitar solamente a quien quiere y aún así llamar al evento Cumbre de las Américas.
Agregó que, en realidad, la Casa Blanca pretende hacer una cumbre de amigos que sean capaces de escuchar lo que dice EE.UU., aceptar la agenda estadounidense y replicar lo que dice EE.UU.
El vicecanciller cubano exhortó a Washington a no temer a dialogar, aun cuando el tema pueda parecer conflictivo o cuando otros puedan tener nociones o visiones diferentes a las suyas.
Pero, como decíamos antes, Washington sabe que lo que Cuba, Venezuela y Nicaragua tienen que decir no será de su agrado.

Las cumbres de las Américas se celebran cada tres o cuatro años desde su edición fundacional en Miami, en 1994. Esta será la primera vez que EE.UU. la organiza desde entonces.
La IX Cumbre debió desarrollarse en 2021 y se pospuso, según los estadounidenses, debido a la pandemia (debates no consensuados sobre si se realizaría en formato presencial o virtual).
No obstante, puede que su retraso se debiera a asuntos de índole política, como la evidente crisis interna en el seno del ejecutivo estadounidense, relacionada con cuestiones electorales, y la celebración de las elecciones presidenciales en algunos países latinoamericanos.
De acuerdo con el investigador del Centro de Política Internacional y máster en Historia Contemporánea y Relaciones Internacionales Elio Emilio Perera Pena, el contexto en el que se desarrollará la cumbre es complejo.
“La pandemia continúa azotando al mundo, con efectos no solo sanitarios sino también socioeconómicos.
“EE.UU. ve amenazado su imperialismo unipolar mientras otros bloques de poder se han abierto paso, y de manera acelerada.
“Washington y sus socios europeos empujaron a la OTAN hacia las fronteras de Rusia, y ahora vemos cómo la guerra en Ucrania repercute en la economía global, con alzas en los precios del petróleo, el gas, las materias primas y los alimentos.
“Además, la IX Cumbre se realizaría previamente a la cita de ministros de Defensa de las Américas prevista para el año, que incluirá en su agenda temas de seguridad y otros diferendos regionales como la situación de las Malvinas, de la base militar en la Guayana Francesa, la posición de principal aliado extra Alianza del Atlántico Norte (OTAN) para Colombia, y los intereses estadounidenses por preservar la defensa latinoamericana ante lo que cataloga como regímenes nefastos (léase Venezuela, Nicaragua y Cuba)”.
Hasta ahora se han celebrado ocho cumbres ordinarias: Miami (1994), Santiago de Chile (1998), Québec (Canadá, 2001), Mar del Plata (Argentina, 2005), Puerto España (Trinidad y Tobago, 2009), Cartagena de Indias (Colombia, 2012), Panamá (2015) y Lima (Perú, 2018).Sin embargo, solo a la cumbre celebrada en Panamá asistieron todos los líderes de los 35 países que integran la Organización de Estados Americanos (OEA) y Cuba.
Cuba repitió su participación tres años más tarde, en Lima, pero ese evento estuvo marcado por la ausencia de Venezuela.
Además, en 2018, por primera vez no asistió el mandatario de EE.UU, debido a que Donald Trump (2017-2021) delegó en el vicepresidente Mike Pence su representación en el encuentro.

Latinoamérica, ¿patio trasero?
El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, rechazó la manipulación política de EE.UU. con el propósito de excluir a Cuba de la IX Cumbre de las Américas.
“Los Estados Unidos no comprenden que la región de América Latina y el Caribe ha cambiado para siempre y que no hay cabida para reinstaurar la Doctrina Monroe y la visión panamericanista, con las cuales pretende imponer su dominación hegemónica en el hemisferio occidental”, subrayó durante su intervención en el reciente Pleno del Comité Central del Partido Comunista.
Enfatizó que no existe una sola razón que justifique excluir del evento a La Habana o a otra representación de América. “Nadie puede negar que la celebración de otra reunión de este foro sin la presencia de Cuba supondría un retroceso histórico en las relaciones hemisféricas”, sostuvo el mandatario.
El presidente cubano denunció, además, la exclusión de Cuba de participar en las negociaciones del Plan de Acción sobre Salud y Resiliencia en las Américas hasta el 2030, uno de los documentos que se llevarán a la cita de Los Angeles.
Se trata de una verdadera afrenta –dijo–, a sabiendas de que los resultados de Cuba en materia de salud son incuestionables. “En tiempos de pandemia, es un ultraje aún mayor prescindir del aporte de Cuba, de sus notables avances científicos y cooperación solidaria en el enfrentamiento a la COVID-19”, apuntó.

Analistas consideran que en la IX Cumbre de las Américas, la Administración de Joe Biden pretende delinear los nuevos objetivos o parámetros que, a su juicio, deberían congregar y unificar a los países del hemisferio. Escenario en el que, al parecer, voces alternativas no tendrían cabida.
Al asumir la presidencia en enero de 2021, Biden repitió varias veces el mensaje de “América está de vuelta”, con el cual pretendía dar la idea de que su Administración tenía como objetivo ponerle punto final al aislacionismo internacional de EE.UU. que caracterizó al Gobierno de Trump, y que las alianzas multilaterales serían reconstruidas, lo cual le permitiría enfrentar con mayor éxito a China y Rusia, sus principales rivales.
Las prioridades de Biden en política exterior se delinearon entonces de la siguiente forma: salir lo más decorosamente posible de Afganistán (luego del fiasco); reafirmar lazos con Europa Occidental y Oriental, en detrimento de Rusia, a través de la OTAN, y desplegar la estrategia del denominado Indo-Pacífico, con el propósito de contener la influencia de China en esa zona.
¿Y América Latina? Expertos consideran que, en este esquema, la región quedaba relegada a un segundo plano.
Para Biden, lo primordial respecto a América Latina sería frenar la creciente migración de centroamericanos vía México, según sus palabras “de la forma más ordenada y humanitaria posible”; dar un golpe de timón en la política hacia Venezuela, donde los intentos por derribar a Nicolás Maduro por la vía militar o por medio de un alzamiento popular extendido demostraron ser inútiles; multiplicar los diálogos con los Gobiernos vecinos para poner obstáculos al avance económico de China en la región, y contener también el avance de los Gobiernos progresistas.
Biden convocó en diciembre de 2021 a una cumbre (o mejor dicho, a un show) global de las democracias, de la cual fueron excluidos, además de China y Rusia, por supuesto, ocho países latinoamericanos: Venezuela, Nicaragua, Cuba, Bolivia, El Salvador, Honduras, Guatemala y Haití.
El presidente de Diálogo Interamericano, Michael Shifter, dijo en esa ocasión que “es muy probable que la ausencia de los países iberoamericanos sea contraproducente tanto para los intereses de EE.UU. como para la democracia en la región”.
Múltiples voces de políticos y dirigentes sociales en el mundo criticaron las acciones de Washington entonces, como lo hacen ahora, cuando Biden repite el guion excluyendo a Cuba, Venezuela y Nicaragua de la IX Cumbre de las Américas.
¿Qué moral tiene EE.UU. para imponer recetas de democracia y respeto a los derechos humanos?
Citando al canciller Bruno Rodríguez: “Poco podrá exhibir el Gobierno de Estados Unidos en la Cumbre de las Américas después de la última campaña y elecciones presidenciales, del asalto al Capitolio, del involucramiento de políticos en la sedición y de la insuperable corrupción de la política”.
El Gobierno de los Estados Unidos no es un modelo de derechos humanos, ha sostenido el ministro, un punto que mencionan con frecuencia otras voces de la arena política internacional.
“La violación sistemática de los derechos de salud, de los de la población bajo el nivel de pobreza, del derecho a la educación, a la alimentación de los estadounidenses; las políticas represivas y brutales contra la emigración, la falta de amparo y atención a los sectores de bajos ingresos, la represión de las minorías, de las personas LGTBIQ+, la restricción de los derechos sindicales, la explotación y represión de los pueblos y culturas originarias, las brechas de igualdad y la discriminación de género, el racismo y la discriminación contra los afroestadounidenses, la brutalidad policial y las más de 1 000 muertes de personas por disparos de la policía durante 2021.
“EE.UU. es el país de la explotación laboral en las cárceles privadas, la violencia y las armas de fuego, la represión del aborto y de los derechos de salud reproductiva; es el Gobierno de las guerras, las cárceles secretas, los secuestros, las ejecuciones extrajudiciales y el uso de la tortura (…)”.
En la Cumbre de Panamá tuvo lugar el encuentro entre el presidente cubano Raúl Castro y el estadounidense Barack Obama. Foto: Sitio de la VII Cumbre de las Américas
Cuba y las Cumbres de las Américas
Las cumbres de las Américas se celebran bajo el patrocinio de la Organización de Estados Americanos (OEA), organismo que expulsó a Cuba en 1962 por iniciativa de Washington, después de que el Comandante en Jefe Fidel Castro declarara el carácter socialista de la Revolución cubana.
En 2009, la OEA levantó la sanción a Cuba, pero el Gobierno revolucionario ha rechazado su reincorporación a esta organización, al considerar que siempre ha sido un instrumento de dominación estadounidense.
Muestra de ello es que mediante los documentos que se negocian hoy de manera turbia para su presentación en la Cumbre de las Américas, se pretende imponer que la OEA certifique todas los procesos electorales en la región.
Con la llegada de Hugo Chávez a la presidencia de Venezuela en 1998 y el triunfo de varios Gobiernos progresistas en la región, se comenzó a exigir la participación de Cuba en las cumbres de las Américas.
En la V Cumbre, celebrada en Trinidad y Tobago, en 2009, el presidente Barack Obama enfrentó un fuerte desafío a la hegemonía estadounidense y debió abordar la necesidad de una nueva política de su país hacia América Latina y el Caribe.
El reclamo de la presencia de Cuba en las cumbres se volvió ensordecedor en la VI cita, en Cartagena de Indias, Colombia, en 2012, en cuyo plenario Washington quedó aislado en ese tema por las declaraciones de varios Gobiernos de que no habría una próxima cumbre sin la incorporación de La Habana.
En 2015, el Gobierno de Panamá, país sede de la VII edición, invitó al presidente Raúl Castro, quien participó, por primera vez en la historia, como resultado del sólido y unánime consenso de América Latina y el Caribe.
Cuba repitió su presencia en 2018, en Lima, Perú.
….
El sociólogo y politólogo cubano Jorge Hernández Martínez, profesor titular del Centro de Estudios Hemisféricos y sobre EE.UU. (Cehseu), ha expresado que desde la presidencia de Eisenhower hasta la de Biden, la confrontación con la Revolución cubana ha constituido pieza funcional y clave en el diseño e implementación de la política de EE.UU. hacia Latinoamérica y el Caribe.
Para EE.UU., la única opción válida con Cuba sería el establecimiento de “una relación de dependencia”, lo cual, obviamente, los cubanos no estamos dispuestos a aceptar.

Luego de más de 60 años de confrontación, Cuba sigue siendo objeto de los más variados métodos o modalidades de agresión por parte de EE.UU.

En la actualidad, las expectativas de que la presidencia de Biden retomara el enfoque de Obama o de que, al menos, aliviara las tensiones generadas por Trump, se han disipado, opina el investigador en su artículo La política latinoamericana de EE.UU. y la Revolución cubana.
En el primer año del Gobierno de Biden, no solo no se han dado muchas señales de mejoramiento de las relaciones, sino que se ha mantenido la política de reforzamiento del bloqueo, añadiendo nuevas presiones y reavivando el discurso que exige a Cuba cambios en sus conceptos y prácticas en temas como la democracia y los derechos humanos, como condicionantes para modificar las relaciones con la Isla, apunta Hernández Martínez.
La confrontación con Cuba permanece como una suerte de eje alrededor del cual se modela, en su conjunto, la política latinoamericana de EE.UU.
Para el analista del Cehseu, Cuba es el caso test a partir del cual Washington concibe el enfoque y tratamiento de otros casos, como Venezuela, Nicaragua o Bolivia, evaluados tan problemáticos como Cuba para los intereses estadounidenses en la región.
Neutralizar la influencia de Cuba y debilitar los procesos revolucionarios, progresistas y antiimperialistas en el ámbito latinoamericano han sido móviles esenciales de la política estadounidense hacia la región, recuerda el experto.
Añade que “la relación histórica de EE.UU. con América Latina se define ante todo, desde el siglo XIX hasta el XXI, por una gran asimetría de poder, por una fuerte dependencia y reiterada conflictividad (…) El relieve, importancia y prioridad que adquiere la región para EE.UU. dependen de coyunturas específicas, pero existen intereses geopolíticos y geoeconómicos de larga data”.
El historiador estadounidense Lars Schoultz define tres consideraciones que siempre han determinado la política de EE.UU. hacia América Latina: primero, la presión de la política doméstica norteamericana; segundo, la promoción del bienestar económico de los EE.UU., y tercero, la protección de la seguridad nacional estadounidense.
América Latina ha cambiado profundamente desde fines del siglo XX, abriéndose paso procesos, Gobiernos y movimientos sociales de izquierda, junto a alternativas integracionistas como el ALBA-TCP y la Celac, pero la proyección estadounidense ha mostrado más continuidad que cambio, agrega Hernández Martínez.
Lo cierto es que EE.UU. continúa pensando en una “América para los americanos”, al estilo monroísta.
“El esquema de subversión ideológica que promueve el imperialismo en América Latina es congruente con el que aplica en Cuba. El discurso contrarrevolucionario que se utiliza contra Venezuela y Nicaragua pretende actualmente, como en Cuba, desarticular la unidad ideológica entre el pueblo y el liderazgo, en circunstancias en que la ofensiva contra el socialismo se escuda en consideraciones reformistas, socialdemócratas, que apelan a una flexibilización de su relación antinómica e incompatible con el capitalismo, basada en una alternativa centrista, que logra confundir, dividir, sembrar la duda y el desencanto con respecto a la viabilidad del socialismo”, asegura el analista del Cehseu.

En la IX Cumbre de las Américas, Estados Unidos pretende imponer a los Gobiernos del hemisferio lo que considera sus intereses vitales, sin que nadie cause ruido en su dircurso. Es algo habitual en estas reuniones, aunque muy peligroso en el actual contexto.
Temas claves como la salud y la migración no serán tratados a fondo, sino, más bien, en el discriminatorio marco de la política de Washington.
Vea además:
Bruno Rodríguez Parrilla a Con Filo: Esta Cumbre de las Américas no es nada democrática (+ Video)

Leer más »

Canciller cubano resalta proclamación de América Latina y el Caribe como Zona de Paz

La Proclama fue firmada en La Habana, el 29 de enero de 2014, durante la segunda cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños.El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, recordó la proclamación de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, hace ocho años, y la calificó como motivo de orgullo para la región.
En su cuenta oficial en Twitter, el canciller señaló que la declaración refleja “la profunda vocación de paz de nuestra región y el invariable compromiso con el respeto a la soberanía nacional y la libre determinación de los pueblos”.
La Proclama fue firmada en La Habana por los Jefes de Estado y de Gobierno del área, el 29 de enero de 2014, durante la segunda cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).
El documento señala que las naciones trabajarán de forma permanente para la solución pacífica de las controversias, “a fin de desterrar para siempre el uso y la amenaza del uso de la fuerza”.
El texto ratifica la responsabilidad de los Estados de no intervenir, directa o indirectamente, en los asuntos internos de otros; así como fomentar relaciones de amistad y cooperación, independientemente de las diferencias entre sus sistemas políticos, económicos y sociales o sus niveles de desarrollo.

La proclamación de América Latina y el Caribe como #ZonaDePaz, hace 8 años, es motivo de orgullo para #NuestraAmérica.
Refleja la profunda vocación de paz de nuestra región y el invariable compromiso con el respeto a la soberanía nacional y la libre determinación de los pueblos. pic.twitter.com/c1l0riZ90e
— Bruno Rodríguez P (@BrunoRguezP) January 29, 2022

(Con información de Prensa Latina)

Leer más »

Mujeres al Sur: Soberanas (+ Podcast)

Imagen: /Mujeres al Sur.¿Conoces cuál es el primer país de América Latina en tener una vacuna autóctona contra la COVID19? Se trata de Cuba, un pequeño estado insular, con pocos recursos económicos y con un contexto marcado por el Bloqueo de Estados Unidos.
Sobre el papel de la Mujer en la creación de las vacunas, conversamos hoy en SOBERANAS, el segundo episodio de Mujeres al Sur.
Somos un equipo variado y multifacético, trabajamos unidas y aunque, hasta ahora, el único sitio de encuentro sea un espacio virtual, tratamos que cada reunión sirva para entendernos desde nuestras geografías físicas y mentales y así construir este Podcast con sonido latinoamericano y fuerza de mujer.
Facebook: Mujeres al Sur
Twitter: https://twitter.com/MujeresAlSur
Instagram: https://instagram.com/mujeresalsur_?utm_medium=copy_link
Telegram: @mujeresalsur
Escuche aquí

Leer más »

Gobierno cubano desea éxitos a la Argentina durante presidencia de la Celac

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, deseó este sábado éxitos a Argentina en la presidencia pro témpore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), un grupo regional creado en 2010.El gobernante cubano también reconoció en Twitter la labor de México, que presidió en los últimos dos años el bloque regional que agrupa a 33 países de las Américas, excepto a Estados Unidos y Canadá.“Cuba seguirá apostando por la unidad dentro de la diversidad latinoamericana y caribeña”, escribió Díaz-Canel en su cuenta en la red social.El ministro cubano de Exteriores, Bruno Rodríguez, quien asistió a la cumbre ministerial de la Celac en Buenos Aires desarrollara entre el jueves y el viernes, abogó en el encuentro por una región “unida y solidaria” que hable “con una sola voz” para defender sus “intereses”.Cuba aboga por una Celac que defienda los intereses regionales “con una sola voz”El canciller subrayó además “la firme voluntad” de La Habana de preservar la Celac “como mecanismo de concertación política genuinamente latinoamericano y caribeño” y su “inquebrantable compromiso con la integración regional”.Publicidad

Leer más »

Cuba aboga por una Celac que defienda los intereses regionales “con una sola voz”

Cuba pidió este viernes en la reunión de la Comunidad de Estados de América Latina y el Caribe (Celac) en Buenos Aires una región «unida y solidaria» que hable «con una sola voz» para defender sus «intereses».En su intervención ante el plenario, el canciller cubano, Bruno Rodríguez reiteró el apoyo de su país a este mecanismo regional y a la nueva presidencia temporal de Argentina.«Ante el complejo escenario internacional y hemisférico que enfrentamos es imprescindible una región unida y solidaria, que pueda defender, con una sola voz, sus intereses de paz, independencia, igualdad soberana, desarrollo sostenible y justicia social», afirmó Rodríguez, según la transcripción ofrecida por su ministerio..@BrunoRguezP | Ante el complejo escenario internacional y hemisférico que enfrentamos es imprescindible una región unida y solidaria, que pueda defender, con una sola voz, sus intereses de paz, independencia, igualdad soberana, desarrollo sostenible y justicia social.#CELAC pic.twitter.com/QXTnRqDb5P— Cancillería de Cuba (@CubaMINREX) January 7, 2022El canciller cubano subrayó, además, «la firme voluntad» de la Isla de preservar la Celac «como mecanismo de concertación política genuinamente latinoamericano y caribeño» y su «inquebrantable compromiso con la integración regional».Rodríguez enfatizó la importancia que tiene para su país el lema de la Celac «unidad en la diversidad», por el que el mecanismo se compromete a respetar los sistemas y culturas de sus miembros.Deseó asimismo a la presidencia argentina «los mayores éxitos» y reconoció la «encomiable gestión» de la previa, la desempeñada durante casi dos años por México. En este punto, recordó la participación del presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, a la VI Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno, una decisión mexicana no exenta de polémica.Rodríguez respaldó a Argentina en su «justo reclamo» ante el Fondo Monetario Internacional (FMI) por la «fraudulenta e ilegal deuda heredada» y en sus reclamos sobre las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur.PublicidadEl ministro cubano de Relaciones Exteriores llegó este jueves a Buenos Aires y, entre otras citas, se entrevistó con su homólogo argentino, Santiago Cafiero.La Celac es un mecanismo intergubernamental de diálogo y concertación política que fue creado en 2010 con el compromiso de avanzar la integración regional, aunque preservando la diversidad política, económica, social y cultural de sus miembros.

Leer más »

Cuba firma un acuerdo con Argentina para desarrollar su agricultura

El canciller cubano, Bruno Rodríguez Parrilla, y su par argentino, Santiago Cafiero, suscribieron este jueves un Acuerdo de Cooperación para el Desarrollo Agrícola, según informaron fuentes oficiales argentinas.“El objetivo será propiciar la soberanía alimentaria de Cuba a partir del incremento de su capacidad productiva agroalimentaria”, afirma el comunicado la Cancillería argentina.Este acuerdo ocurre dentro del marco de la XXII Reunión de Ministros y Ministras de Relaciones Exteriores de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), que se desarrolla desde ayer en Buenos Aires.El canciller argentino🇦🇷 @SantiagoCafiero y el Ministro de Relaciones Exteriores de #Cuba🇨🇺, @BrunoRguezP, suscribieron hoy acuerdos para el intercambio comercial, la cooperación y el desarrollo agro alimentario.👉https://t.co/RKDSfFoLci pic.twitter.com/G9OGZ9pUu1— Cancillería de Cuba (@CubaMINREX) January 6, 2022Acorde con el documento oficial, se creará un centro de formación y transferencias tecnológicas agropecuarias orientado al desarrollo de la siembra directa y a la atención de los pequeños y medianos productores de Cuba.En este sentido, los empresarios argentinos podrán acceder a los beneficios otorgados por la legislación vigente en el país caribeño.Además, Cafiero y Rodríguez firmaron el Convenio de Intercambio Comercial y Cooperación que constituye una actualización en los acuerdos vigentes entre Argentina y Cuba para incrementar el comercio bilateral.En la jornada, el canciller argentino también mantuvo encuentros bilaterales con sus pares de República Dominicana, Ecuador, Haití y Surinam, en donde agradeció «el apoyo» brindado por estos cuatro países para que Argentina asuma la presidencia pro tempore de la Celac para 2022.PublicidadLa Celac es integrada por 33 países de América Latina y el Caribe, funciona como una herramienta intergubernamental de diálogo y concertación política, y la candidatura de Argentina es la única que se mantiene en pie. Efe/OnCuba

Leer más »

Llega a Buenos Aires delegación cubana para la reunión de la Celac

La delegación cubana que participará en la reunión ministerial de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), con el canciller Bruno Rodríguez al frente, llegó este jueves a Buenos Aires.Según informó en Twitter la viceministra de Relaciones Exteriores, Anayansi Rodríguez Camejo, el objetivo de Cuba en este encuentro es reafirmar su compromiso con la Celac.La delegación, afirmó Rodríguez, “reafirmará el compromiso de Cuba” con este “mecanismo de concertación e integración”, al que calificó de “indispensable” y “legítimo”, así como “genuinamente latinoamericano y caribeño” y “basado en la unidad dentro de la diversidad”.El canciller Bruno Rodríguez Parrilla preside la delegación cubana🇨🇺 que participará en la XXII Reunión de Cancilleres de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), que tendrá lugar este viernes 7 de enero, en Buenos Aires.👉https://t.co/BM8u8axGLY#Cuba pic.twitter.com/9hPsOMXW01— Cancillería de Cuba (@CubaMINREX) January 6, 2022Cuba, prosiguió la vicecanciller, considera “esencial” defender “la unidad de la Celac”, un mecanismo “que reúne por primera vez, bajo un propósito común, a los 33 estados de nuestra América”.La Habana apuesta por la Celac frente a otras iniciativas regionales como la Organización de Estados Americanos (OEA), en la que sí se encuentra EEUU y de la que Cuba fue expulsada.Junto al canciller y la vicecanciller acuden a esta cita por parte del Gobierno cubano el director general de Asuntos Multilaterales, Rodolfo Benítez, y el director general de América Latina y el Caribe, Eugenio Martínez, según informó en un comunicado la Cancillería cubana.Está previsto que durante este jueves el ministro argentino de Exteriores, Santiago Cafiero, inicie la reunión con diversos encuentros con sus homólogos latinoamericanos y caribeños. El viernes se desarrollará una reunión plenaria en el Palacio San Martín —sede de la Cancillería argentina— y encuentros bilaterales de alto nivel entre los países.PublicidadSegún informaron a Efe portavoces de la Cancillería cubana, el temario a tratar el viernes es definir qué país va a ocupar la presidencia pro témpore de la Celac durante 2022 y es la candidatura de Argentina la única que quedó vigente hasta el momento.Integración regional y crisis por la pandemia marcan cumbre de la CelacEn la VI Cumbre de Jefes de Estado y Gobierno de la Celac, en septiembre pasado, estaba previsto elegir el nuevo presidente pro témpore, cargo que ostenta México desde enero de 2020, y donde Argentina también era candidata, pero no se logró el consenso.La Celac es un mecanismo intergubernamental de diálogo y concertación política que fue creado en 2010 con el compromiso de avanzar la integración regional, aunque preservando la diversidad política, económica, social y cultural de sus miembros. 

Leer más »

Rodríguez Parrilla preside delegación cubana en reunión de cancilleres de la Celac en Argentina

Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla. Foto: Archivo.El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, preside la delegación cubana que participará en la XXII Reunión de Cancilleres de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), que tendrá lugar este viernes 7 de enero, en el Palacio San Martín, en Buenos Aires.
En la cita, México traspasará la Presidencia Pro Tempore de la Comunidad a Argentina. El encuentro permitirá continuar avanzando en la revitalización de la Celac como mecanismo de concertación política genuinamente latinoamericano y caribeño, erigido sobre el principio de la unidad en la diversidad.
La delegación cubana está integrada por la viceministra de Relaciones Exteriores y coordinadora nacional para la Celac, Anayansi Rodríguez Camejo; el director general de Asuntos Multilaterales y Derecho Internacional del MINREX, Rodolfo Benítez Verson; el director general de América Latina y el Caribe, Eugenio Martínez Enríquez, así como otros funcionarios de la Cancillería cubana.
(Tomado de Cubaminrex)

Leer más »

La Celac, una articulación continental emancipatoria

Con una década de vida para celebrar, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), celebra su aniversario este 2 y 3 de diciembre.
Creada en 2011, en Caracas, Venezuela, por los jefes de Estado y de Gobierno de las 33 naciones que la integran, la organización se propuso ser un espacio regional propio para unir a la América del sur, bajo los principios de «solidaridad, cooperación, complementariedad y concertación política».
Una premisa fundamental en ella es el respeto a la diversidad en función de la justicia, el bienestar social y la felicidad de los pueblos, según detalla la televisora Telesur en un amplio reportaje.
Ahí se describe que los jefes de Estado y de Gobierno de América Latina y el Caribe que en febrero de 2010 asistieron a la Cumbre de la Unidad en Playa del Carmen, México, dieron vida a la Celac, aunque quedó oficialmente constituida durante la citada reunión de mandatarios en Caracas.
La I Cumbre se llevó a cabo en la capital chilena, Santiago, el 27 y 28 de enero de 2013, y entre otras cuestiones se proyectó por mejorar los mecanismos de integración, y generar acciones concretas contra el hambre, la desigualdad, el deterioro medioambiental y la crisis económica global.
Entre el 28 y 29 de enero de 2014 tuvo lugar en La Habana la II Cumbre, en la cual se aprobó la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz y libre de armas nucleares.
La II Cumbre se desarrolló en La Habana los días 28 y 29 de enero de 2014, y el tema principal fue la lucha contra el hambre, la pobreza y las desigualdades.
En esta ocasión los jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños proclamaron a América Latina y el Caribe como Zona de Paz.
El General de Ejército Raúl Castro, en la clausura del evento, destacó que en este se había subrayado la trascendencia de la soberanía permanente de los Estados sobre sus recursos naturales, y que se disponían a establecer las mejores vías para ejercer ese derecho.
Señaló que expresaron también la firme disposición de trabajar para enfrentar los desafíos del escenario internacional y realizar esfuerzos para impulsar la equidad e inclusión social, erradicar la discriminación, las desigualdades, la marginación, las violaciones de los derechos humanos y las transgresiones al Estado de Derecho.
La III Cumbre se realizó en Belén, Costa Rica, los días 28 y 29 de enero de 2015, presidida por el Presidente Luis Guillermo Solís, y se aprobó un Plan para la Seguridad Alimentaria, Nutrición y Erradicación del Hambre hasta 2025.
Allí, Raúl Castro, entonces jefe del Consejo de Estado y de Ministros, expresó que en el último decenio las políticas económicas y sociales y el crecimiento sostenido, permitieron enfrentar la crisis económica global y posibilitaron una disminución de la pobreza, el desempleo y la desigual distribución de ingresos.
En Quito, Ecuador, se desarrolló la IV Cumbre, el 27 de enero de 2016. Miguel Díaz-Canel Bermúdez, en su condición de vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, comentó, tras la realización del foro, que se había consolidado la integración latinoamericana y la concertación política, y de una manera más madura y objetiva, se compartió un debate transparente orientado hacia la acción colectiva.
Los días 24 y 25 de enero de 2017 se efectuó la V cita de la Comunidad, la cual se llevó a Cabo en Punta Cana, República Dominicana. El General de Ejército Raúl Castro expresó en ese escenario, la voluntad de Cuba de continuar negociando los asuntos bilaterales pendientes con Estados Unidos, sobre la base de la igualdad, la reciprocidad y el respeto a la soberanía y la independencia de la Isla.
La Celac celebró su VI Cumbre, en septiembre de 2020, y se cuestionó el papel de la Organización de Estados Americanos (OEA), que alentó el golpe de Estado en Bolivia (2019) y está al servicio del hegemonismo de EE. UU. El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, subrayó la necesidad de sustituirla por una plataforma representativa de los intereses de la región.
También se dio luz verde al plan propuesto por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para disminuir la dependencia de medicamentos, y en especial de vacunas, de la región más desigual del planeta, en la cual vive el 8,4 % de la población mundial, pero acumula el 35 %  de las muertes por COVID-19.
En estos y otros espacios se denunció la guerra económica de EE. UU. contra Cuba, y se respaldó el reclamo de soberanía de Argentina sobre las Islas Malvinas y el derecho de Puerto Rico a librarse de su condición colonial.

Leer más »

El “arte y la ciencia de la negociación” que habita en Abelardo Moreno

Abelardo Moreno Fernández. Foto: Cubaminrex/Cubadebate.La carrera diplomática de Abelardo Moreno Fernández tiene más de medio siglo. A su experiencia como negociador se deben sumar centenares de reuniones y negociaciones internacionales. Tuvo un destacado papel durante la creación de organizaciones genuinamente latinoamericanas y guarda un especial recuerdo de las negociaciones en las que participó tanto del Movimiento de Países No Alineados, como de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños. No por gusto fue llamado “el mejor negociador de América Latina y el Caribe”.
Muchas otras líneas debería dedicarle esta periodista para compartir con los lectores la larga carrera como diplomático y negociador de Abelardo Moreno. Su última victoria, más bien un regalo para las nuevas generaciones de diplomáticos, llega en forma de libro. En apenas 338 páginas, el texto “La negociación internacional. Arte y ciencia del proceso negociador” invita desde la teoría, pero con el valor añadido de una vida llena de experiencias prácticas, a adentrarnos en el mundo de la negociación.
***

¿Cómo surge la idea de escribir este libro?
̶  Aunque ya yo venía desde hacía años acariciando la iniciativa de escribir algo sobre negociación, e incluso había acopiado numerosos materiales, quien le dio mejor forma a la idea fue el compañero Bruno Rodríguez Parrilla, nuestro ministro de Relaciones Exteriores, quien me instó más de una vez a hacerlo.
La idea del compañero Bruno no era otra que producir un libro que pudiera servir de guía a las nuevas generaciones de diplomáticos cubanos y a los estudiantes del Instituto Superior de Relaciones Internacionales “Raúl Roa García”, para facilitar su formación como futuros negociadores o, al menos, iniciar dicho proceso.
En ese momento, Abelardo comenzó a ordenar las ideas y los documentos que poseía, tenía a su favor una ayuda muy importante, disponía de sus notas sobre la mayoría de las negociaciones en que había participado, sobre todo de las más complejas, “esto me permitió preparar un esquema del libro haciendo énfasis en aquellos elementos que, a mi juicio, podían ayudar mejor a un negociador en perspectiva”.
Entonces, ¿fue de esta forma cómo concibió la obra?
̶ Traté de que el lenguaje del libro fuera lo más práctico posible y de fácil comprensión para todo aquel que lo leyera, sin adentrarme demasiado en los aspectos teóricos de la negociación que, aunque deben obrar en el acervo de un negociador no son esenciales ni para su formación ni para su participación efectiva en procesos negociadores.
Con toda la investigación preliminar lista solo quedaba escribir, escribir y escribir.  Algo más de un año llevó este proceso, a partir de ahí comenzó la edición “gracias al profesionalismo de la editora que asignó la editorial Ruth, la compañera Ana Molina, se hizo rápidamente y sin escollos, y se pudo completar en varias semanas”.
¿Qué características debe tener un negociador?
̶  Un negociador debe estar preparado para emprender cualquier tipo de negociación y prepararse para ello. Todo negociador, independientemente de sus experiencias previas, debe estar listo para participar en cualquier tipo de negociación, sea bilateral, sea en las Naciones Unidas o en cualquier otro contexto.
Por eso es que dedicamos buena parte del libro al negociador, sus características, la forma como actúa, pero, sobre todo, cómo debe prepararse. No es posible entrar en una negociación, como diríamos en buen cubano, “a como dé la mocha”.
Toda negociación, por sencilla que parezca, requiere de una preparación esmerada, en que el negociador no solo cuente con directivas claras, sino también sepa qué hacer en cada uno de los momentos y tenga la suficiente capacidad para reaccionar ante situaciones inesperadas, e incluso, trate de conocer lo más posible sobre su contraparte. Esa preparación le dará, mucho “poder” y será una contribución decisiva para que salga airoso.
Abelardo considera que no debe hacerse una separación artificial entre un “negociador bilateral” y un “negociador multilateral”, lo importante es estar preparado cual sea el tipo de negoción.  Si bien, en el libro -dijo- aparecen capítulos dedicados a la negociación multilateral es reflejo, simplemente, de que los procesos negociadores en las instituciones internacionales tienen características propias, “por ejemplo, que los participantes pueden ser numerosos, cada uno de ellos con sus propias posiciones e intereses, y que por lo general se rigen por determinadas reglas propias de la institución de que se trate”. Además, los tiempos son más acelerados que en otros tipos de negociaciones.
Partiendo del título de su libro, por qué considerar a la negoción una ciencia y un arte.
̶ Es ciencia, porque en ella operan reglas y normas, igual que en la naturaleza operan leyes, que un negociador debe conocer y seguir en la medida de lo posible; es arte porque su desarrollo depende mucho de las habilidades que un negociador posea para inclinarla por el camino que desea. Y, no me canso de repetirlo, en ese “arte” que debe poseer un negociador incide de manera determinante su preparación.
Usted incluye en el texto elementos que tradicionalmente son considerados fundamentales en la negociación, pero que en muchas ocasiones no lo son por ejemplo, el lenguaje extraverbal, ¿Cuánto cree que el arte de la negociación ha variado en estos últimos años?
̶ Lamentablemente, cuando se habla de lenguaje extraverbal muchas veces se tiende a la exageración. Hay, por supuesto, gestos que tradicionalmente denotan sentimientos, y que todos conocemos de la vida diaria: gestos de alegría, gestos de disgusto, gestos de rechazo, los que también operan en una negociación. Ahora bien, darle determinado significado a la forma como una persona cruza una pierna, o como se toca el pelo, o como se sienta en una mesa de negociación es evidentemente exagerado. Por ejemplo, los apologistas de la esencialidad del leguaje extraverbal llegan incluso a decir que, si un negociador se toca la oreja izquierda, es que está mintiendo. ¿Y si simplemente le pica la oreja?
Claro, un negociador debe conocer los gestos más convencionales, y no solo identificarlos, sino también utilizarlos  convenientemente. Ahí tienes un ejemplo más del arte de la negociación.
Otro ejemplo clásico es el de la interculturalidad. Muchos estudiosos de la negociación intentan encasillar a los negociadores de diferentes culturas dentro de determinadas formas de negociar. A mi juicio esa es una forma de ver las diferencias culturales bastante superada, pues ya no se percibe de forma tan marcada en los negociadores de hoy en un mundo tan globalizado.
Por ejemplo, he negociado infinidad de veces con negociadores procedentes de la India y de Pakistán y a ambos, por cierto, considero entre los mejores negociadores del mundo y, salvo algunos pocos rasgos de su idiosincrasia, que no influyen de forma determinante en la negociación, no he visto que se diferencien notablemente de los negociadores europeos o latinoamericanos.
En una entrevista que concediera a Cubadebate, a razón del aniversario del Minrex, usted  confesaba que hay dos actividades que lleva en su corazón, el MNOAL y la CELAC. ¿Qué tipos de negociaciones llevó a cabo en esas organizaciones?
̶ Guardo especial recuerdo de las negociaciones en las que participé en el ámbito tanto del Movimiento de Países No Alineados como de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños.
En cuanto al Movimiento, en su seno me tuve que probar por primera vez como negociador. No significa que no hubiera negociado con anterioridad, pero nunca con tanta intensidad y con tantos interlocutores diversos como en las reuniones de ese importante mecanismo, que desempeñó un papel protagónico en la política exterior de Cuba durante casi cuatro décadas.
Además, experimenté, hace muchos años, una arista de la negociación que, a mi juicio, es una de las más difíciles y retadoras: presidir reuniones de negociación. Pero, quizás lo más importante fue que también en los no alineados enfrenté por primera vez lo que en el libro defino como “negociaciones confrontacionales”, por los continuados intentos de algunos países de hacerlo abandonar el camino antiimperialista y anticolonialista que era la su vocación de ese movimiento
También en el marco del MNOAL tuve la oportunidad, siendo yo todavía un joven e inexperto negociador, de ver en acción a algunos de los grandes negociadores que ha dado nuestro país, de los que aprendí mucho de lo que ahora reflejo en el libro “La negociación internacional-arte y ciencia del proceso negociador”. Nunca olvidaré el papel del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz en la Cuarta cumbre del Movimiento en Argel cuando destruyó la tesis de tratar de equiparar a los países socialistas con los capitalistas y consolidó el verdadero rumbo antiimperialista de dicha agrupación.
Tanto marcó el Movimiento a Abelardo que ahora está enfrascado en la “muy ardua tarea”, como el mismo la califica de escribir su historia en varios volúmenes, pero desde la perspectiva de la política exterior de la Revolución Cubana.
¿Qué significa la CELAC para usted?
̶  La CELAC fue una experiencia diferente, aunque con una gran similitud, o sea, que en ella, como en los No alineados, el objeto de la negociación era, en lo esencial, la defensa de principios y valores.
Esta organización se constituyó en un momento en que avanzaban los procesos revolucionarios en nuestra América, que permitirían dar luz a la unidad latinoamericana y caribeña que preconizaron Bolívar y Martí. Por tanto, las negociaciones en su seno se centraban, no solo en la defensa de los intereses de Cuba, sino también tenían el objetivo de hacer avanzar a la Comunidad, pues no dejaban de existir fuerzas que dificultaban su desarrollo e incluso pretendían desviarla de sus objetivos verdaderos, lo que provocó negociaciones sumamente complejas.
Recuerda alguna experiencia en carrera diplomática que haya sido particularmente difícil
̶ Las experiencias difíciles son muchas, y cada una con sus propias características, por lo que sería imposible responder cabalmente a tu pregunta. Estoy seguro que lo mismo le sucede a cualquiera que haya dedicado más de cincuenta años de vida a la negociación, enfrentándose con frecuencia a interlocutores o ambientes hostiles.
 Al leer su libro, siento qué estar en los zapatos de un negociador puede resultar en extremo difícil, ¿Cómo sobrellevar esa carga y lo que implica?
̶  Efectivamente, no es una tarea fácil, pero, al mismo tiempo, es apasionante. No creo que te encuentres a un negociador que se precie de serlo que considere la negociación una carga, es una responsabilidad, si, sin duda, pero no una carga. Esto es particularmente cierto en un negociador cubano, que sabe que tiene sobre sus hombros la defensa de los principios e intereses del nuestro país.
Te confieso que a mí toda la vida me ha gustado negociar, y en la medida que han transcurrido los años y he experimentado negociaciones cada vez más complejas, me gusta más. Más de una vez he dicho que el bichito de la negociación se te mete en el cuerpo y cuesta trabajo sacarlo. No hay sensación más placentera que ver los resultados de una negociación bien llevada y que ha redundado en beneficios de cualquier tipo para Cuba.
¿Qué hacer ante una negociación fallida?
̶ Una negociación fallida, es también una experiencia que todo negociador ha tenido que experimentar más de una vez. ¿Qué hacer? Aprender, determinar las razones por las que la negociación resultó fallida, buscar posibles errores y la forma de rectificarlos, prepararte cada vez más y mejor, y seguir adelante.
Al responder tu pregunta, debo hacer un llamado de alerta para los negociadores. Por muchas negociaciones en que hayan participado, que no se basen exclusivamente en la experiencia acumulada. Cada negociación es un mundo y, en esencia, es diferente de todas las demás. Si bien la experiencia ayuda, puede llevar al exceso de confianza, que es una trampa mortal para cualquier negociador. No me canso de reiterar que todo gira alrededor de dos aspectos: la forma en que se realiza la preparación y las habilidades que el negociador ha sabido desarrollar durante su carrera, de las que la experiencia forma parte, pero no lo es todo.
Si tuviera que definir un público o receptor al que estuviera dirigido el libro ¿Cuál sería?
̶ Creo que esta es la pregunta más fácil que me has hecho. Si bien este libro está dirigido en lo esencial a aquellos que aspiran a ser negociadores y a aquellos que, aunque ya lo son, desean conocer otras experiencias y puntos de vista, también está dirigido a todo aquel que desea mejorar sus capacidades de interactuar con otros, pues en el mundo de hoy la negociación no se circunscribe al ámbito diplomático, o comercial, o financiero, sino a prácticamente está presente en todas las actividades de la vida.
Hace unos días, un amigo médico, que nada tiene que ver con la negociación internacional, me comentaba que estaba leyendo el libro y que le estaba siendo de mucha utilidad.
¿Qué les diría a las nuevas generaciones de diplomáticos?
̶ A los jóvenes diplomáticos solo les digo: mucho estudio, mucho tesón, mucho deseo de aprender y mucha modestia.
¿En qué medida sus experiencias en negociaciones están reflejadas en el texto?
̶  He tratado de verter todas mis experiencias en el texto y, no solo las mías, sino las de otros, de las más diversas latitudes, con quienes he tenido la posibilidad de intercambiar puntos de vista.
Ahora bien, un consejo para los negociadores en ciernes: tomen mis experiencias, estúdienlas y analícenlas, pero no las tomen como verdades absolutas; desarrollen a lo largo de los años sus propias formas de actuar, lleguen a sus propias conclusiones y acumulen sus propias experiencias, que son las que les permitirán ser negociadores efectivos, tomando en cuenta que la misma evolución del mundo que nos rodea seguramente dará lugar a experiencias distintas en futuros negociadores que vendrán a ampliar y enriquecer los contenidos reflejados en el libro.
***
Abelardo Moreno Fernández. Foto: Cubaminrex/Cubadebate.
Con un sintagma directo y claro define, en el prólogo, Ricardo Alarcón de Quesada este libro “la obra que hoy presentamos es una necesidad”, para un  lector inexperto es un ticket al conocimiento y para Abelardo es una buena clase de diplomacia “la base para que un país pueda negociar con efectividad en cualquier esfera de la vida internacional, son sus negociadores, que estén bien preparados y que estén listos para emprender cualquier negociación que el país requiera en defensa de sus principios e intereses e incluso de su soberanía”. Este libro no es más que el vehículo para adentrarnos en el arte y la ciencia de la negociación de la mano de un maestro.
Vea además
Abelardo Moreno: Cuando Cuba compromete una posición, la cumple (+ Video)

Leer más »

Un nuevo momento para la CELAC

Una vez más, la CELAC condenó el bloqueo estadounidense a Cuba. Foto: GranmaLa celebración de la VI Cumbre de la CELAC fue la resurrección de un organismo que muchos consideraban había perdido su espacio con el retorno de gobiernos de derecha en algunos países de la región. La división generada en torno al reconocimiento al gobierno bolivariano fue identificada como una oportunidad propicia para materializar el viejo anhelo de su desarticulación alentado desde Estados Unidos –quien no ha reconocido a la CELAC- y sus aliados en la región.
En el año 2017 se celebró la última cumbre en Punta Cana, República Dominicana, en la que se evidenció el declive del nivel de las representaciones gubernamentales que concurrieron a la reunión; ello era el signo inequívoco de la merma en el reconocimiento de la CELAC como un espacio estratégico para muchos países de la región, coherente con el giro a la derecha en el escenario político regional y las presiones para rescatar un espacio que privilegiara a la OEA. Las reuniones de 2018 y 2019, bajo las presidencias de El Salvador y Bolivia, respectivamente, sólo pudieron realizarse a nivel de cancilleres. Tampoco fue posible en el período citado celebrar la Cumbre CELAC – Unión Europea debido a las diferencias políticas entre los miembros.
En la apertura del cónclave, el canciller mexicano Marcelo Ebrard, apuntó que la CELAC estuvo en peligro de disolverse (Presidencia de la República, 2021). Con esos antecedentes, la sola celebración de la VI Cumbre en la Ciudad de México en 2021, presencial en un contexto de crisis sanitaria, con la participación de 31 países[1], diecisiete de ellos representados por sus jefes de Estado y de gobierno, y la presencia del presidente del Consejo Europeo, constituía en sí mismo un logro.
Entre los factores que han propiciado el repunte de CELAC pueden mencionarse:
La política de “máxima presión” contra Venezuela de la que se valió la administración Trump para inducir el cambio de régimen –incluida la insistencia de varios países latinoamericanos de imponer en el espacio de CELAC una representación del autoproclamado gobierno de Juan Guaidó en lugar del gobierno bolivariano electo-, paradójicamente, afirmó al gobierno venezolano. El actual proceso de diálogo con la oposición, unido algunas medidas de flexibilización, ha inducido la idea de producir el cambio por otra vía.
El creciente deterioro de la OEA como foro para articular acciones y posiciones, agudizado por el cuestionado desempeño de su secretario general.
El vaciamiento del Grupo de Lima resultante de cambios en el escenario político regional.
El papel de la CELAC como interlocutor regional privilegiado por China.
La revitalización del interés en la cooperación regional frente a expectativas insatisfechas de ayuda oportuna de socios tradicionales para sortear los efectos de la pandemia.
La inteligente gestión para convocar y administrar perspectivas divergentes de los miembros por parte de la presidencia pro-témpore de México.
El enfrentamiento a la pandemia y el cambio climático fueron los temas que concitaron mayor atención en las intervenciones de los representantes gubernamentales.
El sentido de urgencia en el enfrentamiento a los impactos de la pandemia en la región, incluido el acceso oportuno, equitativo y a precios asequibles a vacunas, resultó ser una motivación fundamental del cónclave, lo que se reflejó no sólo en la alusión al tema en la mayor parte de las intervenciones sino la aprobación unánime de la propuesta presentada por la Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), “Lineamientos y propuestas para un plan de autosuficiencia sanitaria para América Latina y el Caribe”.
El citado documento propone avanzar en la integración productiva y regulatoria a partir de un balance de las capacidades y necesidades de la región en el ámbito de la salud y la industria farmacéutica y biotecnológica, para lo cual propone siete líneas de acción (CEPAL & CELAC, 2021):
Fortalecer los mecanismos de compra conjunta internacional de vacunas y medicamentos esenciales.
Utilizar los mecanismos de compras públicas de medicamentos para el desarrollo de mercados regionales.
Crear consorcios para el desarrollo y la producción de vacunas.Implementar una plataforma regional de ensayos clínicos.
Aprovechar las flexibilidades normativas para acceder a propiedad intelectual.
Fortalecer mecanismos de convergencia y reconocimiento regulatorio.
Fortalecer los sistemas de salud primaria para el acceso universal a vacunas y su distribución equitativa.
El tema del cambio climático fue recurrente. Si bien este tema en las reuniones regionales ha sido impulsado tradicionalmente por los países caribeños, en esta oportunidad estuvo presente con fuerza en los discursos de casi todos los asistentes y ante el impacto de los recientes eventos climatológicos en Centroamérica el presidente de Guatemala propuso que la Asamblea de Naciones Unidas declarara a esa subregión como una región altamente vulnerable. En ese sentido, otro logro de esta cumbre fue la decisión de presentar una posición común en la COP 26.
Entre otros avances concretos alcanzados por la CELAC durante la presidencia pro-témpore de México pueden mencionarse:

La constitución de la Agencia Latinoamericana y Caribeña del Espacio, lo que fue logrado después de 15 años por el apoyo de 18 países (Argentina, Costa Rica, Dominica, Ecuador, Guatemala, Haití, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Perú, San Vicente y Las Granadinas, Santa Lucía, Antigua y Barbuda, Bolivia, Cuba, Paraguay, Venezuela) y la confirmación de Belice, Granada, Guyana, San Cristóbal y Nieves, Surinam, República Dominicana y el interés mostrado por Barbados, Chile, Colombia, El Salvador y Uruguay, se instituye la Agencia Latinoamericana y Caribeña del Espacio.
Creación del fondo CELAC para respuesta integral a desastres, que sería el primero para hacer frente a los efectos del cambio climático, con una recaudación inicial de 15 millones de dólares.La posición conjunta ante el Fondo Monetario Internacional reclamando el acceso a recursos en el corto plazo y la reducción del peso del endeudamiento.
La coordinación entre varios miembros de CELAC para atenuar el impacto de la pandemia según las capacidades y voluntad de los países (distribución y envase de vacunas, respiradores, etcétera).

La reunión fue un marco propicio para que varios países reconocieran el papel de la ayuda solidaria recibida de otros miembros para enfrentar la pandemia, entre los que se mencionaron, México, Argentina, Dominica, Chile, Colombia, República Dominicana y Cuba.
A Cuba se le reconoció por la oportuna y decisiva presencia del personal cubano de la salud desde comienzos de la pandemia en la línea roja de la atención a los enfermos de Covid 19, especialmente en los países del Caribe. También se destacó el papel de Cuba en la formación de especialistas que hoy combaten el Covid 19 en toda la región. Especial reconocimiento en esta ocasión fue otorgado al desarrollo de vacunas propias y lo que ello podría significar en el futuro para atender la pandemia en la región.
La secretaria ejecutiva de CEPAL Alicia Bárcena en el informe presentado para la propuesta de autosuficiencia sanitaria de la región destacó que en el área solo en Brasil, México y Cuba existen proyectos en fase de ensayo clínico y que las investigaciones más avanzadas tenían lugar en instituciones cubanas. Remarcó que la autosuficiencia cubana en el tema de las vacunas le ha permitido inmunizar con el esquema completo de vacunación al 34,6% de la población hasta el 31 de agosto (CEPAL & CELAC, 2021).
Principales puntos de tensión
La VI Cumbre de la CELAC reflejó las tensiones derivadas de la heterogeneidad del escenario político regional que motivaron la interrupción del diálogo en los años precedentes. La presencia del presidente Nicolás Maduro devino objeto de impugnación por parte de los gobiernos de Uruguay y Paraguay y motivo de la ausencia de Colombia. Aunque sólo estos dos países hicieron alusión a su rechazo, sus intervenciones caldearon el debate, a lo que se sumó en el caso del presidente uruguayo Luis Lacalle, la crítica a Cuba y Nicaragua. Ello motivó respuestas contundentes por parte de los presidentes de Cuba y Venezuela en la que ambos solicitaron dirimir esas diferencias en un espacio que no contaminara la construcción de consensos sobre temas urgentes que requieren una respuesta mancomunada por parte de la región.
En este sentido, hubo un saldo positivo en identificar qué motiva la presencia en la CELAC, organismo que no es partidario de una construcción ideológica ni de que la solución de problemas que atañen a los pueblos sea rehén de la polarización política.
La propuesta de ventilar en el ámbito bilateral las diferencias también fue la respuesta argentina al reclamo nicaragüense sobre la posición del país austral respecto a la situación interna en ese país. Este disenso podría adquirir otros matices ya que la reacción del país centroamericano implicaría no favorecer la candidatura argentina a la Presidencia Pro Témpore de la CELAC para 2022. No obstante, existe un tiempo en el que estos países podrían solventar su desacuerdo de una forma constructiva sin generar divisiones.
Las críticas formuladas a la OEA previamente motivaron a los representantes de Uruguay, Paraguay y Chile a defender ese espacio, una acción similar en otro foro en la propia OEA fue protagonizada por la canciller colombiana. Dejaron claro que la pertenencia a la CELAC no implicaba renunciar a la OEA. Los principales cuestionamientos y propuestas de cambios provinieron de México, Bolivia, El Salvador, Venezuela y Cuba.
De las intervenciones de algunos de los participantes durante la Cumbre, y previas a ella, permiten identificar una gama de posiciones:

Eliminación del foro
Reformarlo
Destitución del Secretario General
Defensa

Un escenario previsible es que en la Asamblea General de la OEA, a celebrarse en noviembre en Guatemala, es que algunos miembros planteen la destitución del Secretario General, lo cual en cierta medida quitaría presión al cuestionamiento a la gestión del organismo desplazando la responsabilidad de su pérdida de crédito a Luis Almagro, quien pudiera ser “sacrificado” en pro de frenar las posiciones críticas más radicales. Esta sería una jugada dilatoria porque los cuestionamientos trascienden la actuación del actual secretario, aunque no existe un consenso para colocar en la agenda inmediata cambios profundos. Lo importante es que de manera directa y explícita se ha puesto en debate el tema.
Un balance preliminar
La realización de la propia cumbre después de cuatro años da cuenta de la revitalización de un organismo que muchos vieron en peligro de desmembrarse frente a las tentativas de que corriera la misma suerte que UNASUR.
Que la mayor parte de los asistentes, con independencia del espectro político, enfatizaron la importancia del organismo, es un elemento relevante.
El reconocimiento de la necesidad de la integración fue el tema más recurrente. Sin embargo, se observa un cambio en las áreas prioritarias de la integración. La demanda de integración productiva no tiene en esta oportunidad motivaciones económico-comerciales, proviene de la urgencia de dar respuesta a vulnerabilidades derivadas de la pandemia y el cambio climático. La aceptación unánime de la propuesta de CEPAL podría ser el primer paso en la construcción de interdependencia productiva en el ámbito sanitario, con encadenamientos con otros sectores.
Si bien se reconoce la cooperación de Estados Unidos, varios participantes enfatizaron la pertinencia y oportuna cooperación de otros actores como China.
Una vez más, la CELAC condenó el bloqueo estadounidense a Cuba y apoyó a Argentina en su reclamo de soberanía sobre las Malvinas, Sandwich del Sur y Georgia del Sur.
El tema de la OEA, la democracia y los derechos humanos reflejaron la polarización política regional. No obstante, la reunión dio cuenta de un crecimiento inédito de la capacidad de digerir la diversidad de una forma no confrontativa, difiriendo al ámbito bilateral o postergando la discusión de temas más sensibles a las adhesiones políticas y a las “lealtades” a socios extrarregionales.
Aunque no estaba incluido en la agenda de la Cumbre, otro tema potencialmente generador de disenso estuvo asociado a los planteamientos de avanzar en la institucionalización de la CELAC, lo que pondría en discusión cuestiones sensibles como la sede del organismo.
Se avecinan discusiones que dispararán las alertas de Estados Unidos, las críticas a la OEA y la gestión de su Secretario General no provienen solo de gobiernos cercanos a la izquierda política, muchos países de la región están insatisfechos por la deficiente atención brindada por ese organismo a problemas específicos, como los del Caribe.
Resulta claro que la errática actuación de la OEA tiene autor intelectual que, a pesar de las expectativas con la nueva administración, no ha dado una respuesta convincente sobre su compromiso con la región. El gobierno de Biden ha mostrado un vacío propositivo, lo que se evidencia en la postergación de la Cumbre de las Américas, la que podría convertirse nuevamente en un escenario de reclamos y polarizaciones, cuya antesala ha sido esta Cumbre de la CELAC, que varios mandatarios han señalado como una alternativa a las entidades hemisféricas.
No obstante, a Estados Unidos le resulta difícil digerir su pérdida de espacios en la región y ahora parece haber apostado a reconquistarlo a través del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Así, después de declarada la voluntad de Uruguay de firmar un Tratado de Libre Comercio con China, su presidente Mauricio Claver-Carone –dos días antes de celebrarse la Cumbre de la CELAC- visitó a ese país y a su vecino Paraguay, haciéndole una oferta con la clara intención de torcer o revertir el acercamiento a China (Comunicación Presidencial, 2021). Aunque en el cónclave no surgió el tema, la región recibe el impacto de la disputa estratégica entre China y Estados Unidos y es previsible que en la Cumbre de las América se visibilice esa tensión latente.
En un contexto de diversidad, e incluso polarización política, dar prioridad a la construcción de consensos en torno a los intereses compartidos frente a las urgencias de la región, sin perder la identidad política, ha sido una muestra de elevación en el ejercicio de la cultura democrática regional.
Quizás la pandemia y el desencanto –reconocido o no- con la ausencia de Estados Unidos hasta bien avanzada la evolución de la crisis sanitaria, fueron los factores desencadenantes para renovar un compromiso con una integración regional que, sin obviar las profundas diferencias políticas, ponga el foco en los desafíos comunes que sería difícil lograr en solitario.
No hay dudas de que los tiempos han cambiado: América Latina y el Caribe podría no ser una pasiva tomadora de opciones sino poner con mayor claridad sus demandas en la mesa de negociaciones.
(Tomado de  cipi.cu)

Leer más »

La democracia como esperpento

El derecho del pueblo a decidir el rumbo de su colectivo (ciudad, comunidad, municipio, estado, país), a definir y construir las instituciones y leyes y a elegir, interpelar y remover a sus gobernantes ha sido reducido por el discurso oligárquico al mero ejercicio electoral periódico con participación de partidos (de preferencia, con alternancia entre ellos en el poder, siempre y cuando eso no se tradujera en un cambio de modelo político y económico) y a una división de poderes mucho más sofisticada que el austero precepto de Montesquieu. En el México neoliberal, por ejemplo, el régimen, no contento con dominar el Ejecutivo y a través de éste el Legislativo y el Judicial, llegó a apalancarse en organismos autónomos que han fungido en los hechos como poder monetario, poder electoral, poder energético, poder estadístico, poder comercial, poder de la información pública y privada y muchos otros, ah, y sin omitir el llamado cuarto poder, que es el conjunto de medios que modulan a conveniencia la verdad única, detentan el monopolio de la llamada opinión pública y se encuentran bajo el control hegemónico de un solo sector de la sociedad: el empresariado.

Si se analiza con detenimiento, e incluso sin él, ese entramado institucional y legal es cualquier cosa menos democrático. La conjunción de sus diversas ramas permitió que una camarilla político-empresarial burlara en repetidas ocasiones la voluntad popular, hipotecara la soberanía y constituyera un sistema de expolio y saqueo a expensas del resto de la población: esa camarilla extrajo valor de los salarios, se robó grandes tajadas de los presupuestos públicos, subastó al mejor postor propiedades de la nación, se apoderó de territorios y usó las dependencias públicas como salones de juntas para tramar negocios corruptos. Es literal: cuando usurpó la Presidencia, Felipe Calderón cedió un espacio de Los Pinos para que sesionara allí el consejo de administración de Odebrecht.
Los ideólogos del neoliberalismo –tanto los foráneos como los nativos– urdieron el embuste de que eso era la democracia; fuera de esa democracia sin adjetivos (Enrique Krauze dixit), cualquier otra manera de organizar y ejercer el poder resultaba dictatorial:
–¿Cuba?
–Dictadura.
–¿Venezuela?
–Dictadura.
–¿Bolivia?
–Dictadura.
Hubo que echar muchas capas de propaganda oligárquica sobre el hecho de que en esos tres países se realizaban elecciones, que había marcos constitucionales y legales aprobados por la ciudadanía y que si se condenaba a los bolivianos por su empecinamiento en relegir a Evo Morales habría que juzgar con la misma vara a los alemanes, que mantuvieron por más tiempo a Angela Merkel en el poder, o a los suecos, que durante cuatro décadas votaron por el Partido Socialdemócrata.

–Pero es que Castro lleva mucho tiempo en la jefatura del Estado.
–La reina Isabel lleva más, y lo suyo es hereditario.
–Pero es que en Cuba no hay voto directo.
–En Estados Unidos, tampoco, y no les reclamas.
–Pero es que en Venezuela reprimen a los manifestantes.
–Como en Colombia, Chile y España, y a esos les dices demócratas.
Por otra parte, en nuestro país, quienes se proclaman dueños de la democracia suelen oponerse a cualquier renovación del vetusto aparato de control supuestamente democrático heredado del régimen neoliberal; de diversos modos, desde los aspavientos presupuestales de Lorenzo Córdova y compañía hasta las descalificaciones rotundas de columnistas nostálgicos del viejo régimen, se han resistido a la instauración de la consulta popular y del referendo revocatorio. Y habrá que ver qué grito ponen en el cielo cuando se plantee la elección directa, al margen de arreglos de trastienda, de ministros de la Suprema Corte, fiscales y sí, también consejeros electorales.
La cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe permitió asomarse a la petrificación del dogma democrático formulado por los ideólogos del neoliberalismo. ¿Qué base tenían los representantes de Uruguay y Paraguay para descalificar a los gobiernos de Cuba y Venezuela? Pues la base del esperpento conceptual que han ido construyendo los Vargas Llosa, los Krauze, los Aguilar Camín y otros representantes de la derecha empresarial que por estos días disfrutan de un encuentro en la Universidad de Guadalajara para gritar a los cuatro vientos –con la previsible caja de resonancia de los medios oligárquicos– que una dictadura en ciernes amenaza su sacrosanta libertad de expresión. Y en este punto ni siquiera se les puede reprochar que utilicen una doble vara: en un entorno de libertad de expresión sin precedentes, su vara es simple, grotesca y descaradamente falsa.

Leer más »

Presidente cubano concluye visita a México

El presidente cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez llegó a La Habana en la noche del sábado tras cumplir un intenso programa de actividades en México, subrayaron medios oficiales de la Isla.La visita incluyó su participación en la VI Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y en las actividades por la conmemoración del Grito de Dolores.Sobre la cumbre, el canciller cubano Bruno Rodríguez declaró a medios cubanos que en ella brillaron la América Latina y el Caribe, unidos, buscando una proyección hacia una integración emancipadora, hacia su independencia y el ejercicio de su soberanía.La reunión estuvo signada por la propuesta de crear un tratado económico regional continental que incluya a Estados Unidos y Canadá, las críticas y defensas a la Organización de Estados Americanos (Oea), así como críticas a los Gobiernos de Cuba, Nicaragua y Venezuela, y las réplicas de sus representantes.Integración regional y crisis por la pandemia marcan cumbre de la CelacDespués de la clausura de la VI cumbre de Celac, Díaz-Canel se reunió con su par boliviano Luis Arce Catacora.A su llegada a La Habana, según medios oficiales, el presidente cubano y la delegación que lo acompañó fueron recibidos por el vicepresidente, Salvador Valdés Mesa. Publicidad

Leer más »

Regresó Díaz-Canel a la Patria

Miguel Díaz-Canel Bermúdez. Foto: Archivo.El Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, regresó a nuestro país en la noche de este sábado luego de cumplir un intenso programa de actividades en México, que incluyó su participación en la VI Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y en las actividades por la conmemoración del Grito de Dolores.
A su llegada a La Habana Díaz-Canel y la delegación que lo acompañó recibieron la cálida bienvenida del Miembro del Buró Político y Vicepresidente de la República, Salvador Valdés Mesa.
Concluyeron así días de especial significación para la integración latinoamericana y caribeña.

Leer más »

Integración regional y crisis por la pandemia marcan cumbre de la Celac

Una integración política y económica para afrontar la crisis que ha dejado la pandemia del coronavirus y la urgencia de la solidaridad regional fueron los ejes de la VI cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) que se celebró este sábado en Ciudad de México.«Construir en el continente americano algo parecido a lo que fue la comunidad económica que dio origen a la actual unión europea», propuso el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en su discurso de bienvenida en el evento en que estuvieron presentes 17 presidentes o jefes de Estado —18 si se cuenta al mexicano— dos vicepresidentes, 12 cancilleres y otros funcionarios.La reunión estuvo signada por la propuesta de crear un tratado económico regional continental que incluya a Estados Unidos y Canadá, las críticas y defensas a la Organización de Estados Americanos (OEA), así como críticas a los Gobiernos de Cuba, Nicaragua y Venezuela, y las réplicas de sus representantes.El respaldo a la Celac, en contra del papel de la Organización de Estados Americanos (OEA), estuvo reflejado en la importancia de la presencia del presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y de los mensajes por video de apoyo remitidos por el presidente de China, Xi Jinping, y del secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres.Como clausura de la reunión, el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, destacó que se han recaudado 15 millones de dólares para el fondo de desastres de la región y que se ha puesto en marcha la Agencia Espacial de Latinoamérica, además del compromiso regional para que los países no queden rezagados en el proceso de vacunación.El presidente de México 🇲🇽, @lopezobrador_ clausura la VI Cumbre de Jefes y Jefas de Estado y de Gobierno de la CELAC, agradeciendo la participación de los países hermanos de América Latina y el Caribe🌎 pic.twitter.com/or7D2QKn6M— Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (@PPT_CELAC) September 18, 2021Integración regionalLópez Obrador insistió en su propuesta de crear un organismo similar a la Unión Europea en Latinoamérica y el Caribe y que para ello deben llegarse a acuerdos en tres cuestiones básicas: la no intervención y la autodeterminación de los pueblos, la cooperación para el desarrollo y la ayuda mutua para combatir la desigualdad y la discriminación.El mandatario mexicano hizo un llamado a la integración económica con Estados Unidos y Canadá, «en un marco de respeto a las soberanías», así como a terminar con bloqueos económicos y malos tratos a otras naciones, postura apoyada por otros miembros del bloque.PublicidadDijo que la Celac puede ser su principal instrumento para consolidar relaciones entre países, comprometiéndose a respetar las decisiones internas de cada uno. Por ello, propuso construir un acuerdo y firmar un tratado con Estados Unidos y Canadá, para fortalecer el mercado interno en el continente Americano.Discrepancias sobre la OEALuis Arce, presidente de Bolivia, fue el primero en levantar la voz en contra de la OEA pues aseguró que este organismo «no sirve» y reclamó un organismo «que funcione con prácticas democráticas y que responda a la realidad respaldando la soberanía de los países y sin que haya interferencias».El mandatario boliviano instó a los miembros del bloque al fortalecer la Celac para enfrentar las deficiencias de la OEA.En contraparte, Mario Abdo Benítez, presidente de Paraguay, defendió el papel de la OEA pues dijo que tanto ese organismo como la propia Celac «reflejan la integración de los países» y deben ser potenciadas para que la región sea fortalecida.En ese mismo sentido, Luis Lacalle, presidente de Uruguay, destacó que la Celac no significa que esté «en desuso» la participación de la OEA y señaló que, aunque esta es criticable, también es materia de cambio y representa una oportunidad para resaltar lo bueno y criticar lo malo.🇺🇾 | El presidente de Uruguay, @LuisLacallePou reconoció el trabajo y la profundización de relaciones de la CELAC con socios extrarregionales a fin de fortalecer los lazos de cooperación e integración 🌎 🌍 🌏 pic.twitter.com/wXMOe5aXgc— Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (@PPT_CELAC) September 18, 2021El presidente de cuba, Miguel Díaz-Canel, denunció la «oportunista campaña de intereses de EE.UU. contra Cuba» y que se haya recrudecido el embargo estadounidense mientras se sufren «las condiciones por la pandemia». Además, llamó «a la solidaridad y la cooperación» entre las naciones de la región «ante las pretensiones de dividirnos».Críticas a Venezuela y Cuba, y sus respuestasLa reunión estuvo marcada por las críticas que hicieron algunos mandatarios a la participación del presidente venezolano, Nicolás Maduro, en la cumbre, quien el viernes había viajado a México para participar en el evento.“Mi presencia en esta cumbre en ningún sentido ni circunstancia representa un reconocimiento al Gobierno del señor Nicolás Maduro. No hay ningún cambio de postura de mi Gobierno, y creo que es de caballeros decirlo de frente”, dijo el presidente paraguayo mientras veía al mandatario venezolano presente en la sala.Por su parte, el mandatario uruguayo cuestionó directamente a Cuba, Venezuela y Nicaragua, y dijo que no se podía ser complaciente «cuando no hay democracia plena, separación de poderes y se utilizan los aparatos del Estado para reprimir a los disidentes y encarcelar a los opositores».En respuesta, Maduro dijo que se debe «pasar la página del divisionismo que se instaló en la América Latina, del acoso a la revolución bolivariana y ahora del acoso incesante a la revolución cubana y nicaragüense, ese no es el camino», aseguró. El presidente de Venezuela retó a sus pares de Uruguay y Paraguay a poner «la fecha y el lugar para un debate» sobre la democracia. Por su parte, Díaz-Canel recordó a Lacalle que más de 700 mil uruguayos firmaron contra un «paquetazo neoliberal» del actual gobierno uruguayo, y dijo que la OEA apoyó los intentos de aislamiento a Cuba, de intervenciones militares en América Latina y el Caribe, de golpes de Estados —como el de Bolivia en 2019—, y dictaduras militares, incluso en Uruguay, mientras que «calla hoy cuando se reprimen, se asesinan y desaparecen latinoamericanos», hechos que, dijo, no ocurren en la Isla.Cambio climático y pandemiaLa lucha contra el cambio climático y el acceso universal a las vacunas contra la COVID-19 estuvieron entre las principales preocupaciones que mostraron los presidentes de la región.Los gobernantes coincidieron en la urgencia de que las naciones reciban financiamiento para afrontar la crisis climática, pues especialmente Centroamérica y el Caribe son más vulnerables ante los eventos climáticos extremos, pero también están entre los menores emisores de gases de efecto invernadero.Carlos Alvarado, presidente de Costa Rica, expresó que «el Caribe y Centroamérica somos especialmente vulnerables a los climas extremos», pero advirtió que «en nuestra región están las soluciones».Alejandro Giammattei, presidente guatemalteco, dijo que buscará en la ONU que Centroamérica sea declarada una región altamente vulnerable ante el cambio climático para tener acceso a financiamiento climático ágil. En cuanto a la pandemia, denunció que el acceso justo, solidario, transparente y universal de medicamentos y vacunas contra la COVID-19 «está lejos de conseguirse».Por su parte, Díaz-Canel dijo que «urge promover la solidaridad y la cooperación» entre las naciones latinoamericanas y caribeñas para enfrentar los desafíos actuales, y aseguró que la Isla tiene la voluntad de trabajar en el marco de la Celac para llegar a acuerdos de suministro y producción de vacunas anticovid que favorezcan a la región.🇨🇺 | El presidente de Cuba, @DiazCanelB reiteró la voluntad de trabajar unidos en el marco de la #CELAC para la distribución equitativa de vacunas y reivindicó la necesidad de avanzar hacia sociedades más libres y justas. pic.twitter.com/54oYNZZTYy— Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (@PPT_CELAC) September 18, 2021El presidente peruano, Pedro Castillo, hizo un llamamiento a los países latinoamericanos y del Caribe a «la unidad e integración de nuestros pueblos» y recordó que «la pandemia ha venido a quedarse en cada uno de los pueblos, no es solo un problema sanitario, es un problema histórico».Mientras, Mario Abdo Benítez cuestionó la desigualdad entre países de la región para conseguir vacunas e insumos médicos durante la crisis sanitaria actual. 

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.