HAVANA CLIMA

Compositores

Las estaciones de Juan Formell

Foto: Fotocomposición de Carlos Alvarado Ceruelos
El itinerario de Juan Formell es inagotable, un viaje de idas y vueltas, raíces y vuelos, desde el punto de partida hasta el infinito. Porque qué es la infinitud si no esa dimensión en la que se advierten, a medida que se avanza, nuevos horizontes…
Podemos sumergirnos, como lo hacemos ahora y siempre, mucho más este 2 de agosto en el cumpleaños 80 del extraordinario creador, en sus músicas, concebidas para bailar, gozar, mover el cuerpo y el espíritu, pero también para saber cómo cada estación de su paso por el mundo respondió a una razón de arte y vida, a una propuesta nacida de la mente y el corazón.
Lo que comenzó a suceder el 4 de diciembre de 1969, la primera presentación pública de Los Van Van, acontecida en La Rampa habanera, vino de mucho antes, de fecundos aprendizajes y la toma de conciencia de que era posible e imprescindible revolucionar la música popular bailable cubana.
Ningún género de esa vastísima zona de la cultura nacional, una de las que mejor nos identifica, cayó del cielo. Ni el danzón, ni el bolero, ni el son, ni el mambo, ni el chachachá, aunque asociados a nombres de ilustres músicos, se debieron a una súbita iluminación; eran formas que estaban en el ambiente, que solo requerían cristalizar en obras y conectar con el pueblo.
A finales de los años 60 de la pasada centuria, Juan sintió que había llegado el momento de dar el salto, no precisamente sobre el vacío. El compositor tenía mucho que decir y ya lo estaba diciendo, tanto desde el espacio de la orquesta Revé –el extended play de 1967 del sello Areíto, en el que la establecida Aragón alternó con dos piezas de Juan para el colectivo del maestro guantanamero, El martes y Qué bolá qué bolón, recibidas muy bien por el público–, como por la acogida que la gran Elena Burke les brindó a canciones donde fraguaba un estilo que sería inconfundible, dígase De mis recuerdos, Y ya lo sé, Lo material o Pero qué será de mí.
Llegó la hora de Los Van Van y acuñar un término, songo. En Cuba hemos sido muy dados a esos bautismos y la década de los 60 fue pródiga: pacá, pilón, simalé, afroshake y un nutrido etcétera que, en el fondo, se relacionaban con la necesidad de romper inercias y revalorizar la columna vertebral de la tradición sonera. El songo no fue más que una llamada de atención; lo que en realidad sucedió fue una auténtica revolución en la manera de entender el tránsito hacia la novedad sin traicionar un linaje. Asimilar lo asimilable del rock, introducir variaciones en el patrón rítmico –el tumbao de César Pedroso, el bajo de él mismo y la percusión de Blasito Egües y Changuito Quintana–, insuflar de aliento inédito el formato charanguero, en determinado momento sumar trombones, estar atento a lo que sus contemporáneos, dentro y fuera de Cuba, hacían o estaban por hacer –Irakere por aquí, ng la Banda por acá, los salseros acullá, y que venga el son de Adalberto, el jazz y la rumba, la nueva trova y el tropicalismo brasileño–, y no detenerse jamás.
Como le dijo en su día a Amaury Pérez: «Me especialicé en lo que yo empecé a trabajar mucho, el songo, la timba y toda esa historia. O sea, en crear una nueva música bailable cubana, independientemente de que el son es el son, denominador común, pero en sí es una nueva música bailable».
En efecto, una nueva música que registró el carácter de los cambios de una época, los que se producían en la pista de baile, pero también en la vida cotidiana. Crónica social desprejuiciada y neocostumbrista, con el oído en la calle. No por seguir una onda pasajera –pegar por pegar–, sino poner de moda un modo de ser y sentir, alejándose de lo que Leonardo Acosta, con su acostumbrada agudeza, advirtió en la música popular bailable: «El único peligro que vemos siempre acechante es la repetición, que a su vez trae estancamiento, lo cual solo puede evitarse con creatividad, innovación constante y la negativa a conformarse con fórmulas establecidas».
Juan Formell fue la locomotora de un tren indetenible. De Yuya Martínez y Soy yo el que te busca a Arrasando y La maquinaria el impulso innovador se dispara en el tiempo. A punto de despedirse el primer día de mayo de 2014, resumió su arte poética en el pareado final de La fantasía: «Soñar, soñar no cuesta nada / la vida sin un sueño no vale nada».  
          

Leer más »

Compositores y directores, equilibrio necesario

Foto: Ilustrativa

Nuestra música ha tenido un peculiar acercamiento entre directores de orquesta y compositores durante muchos años. Estos últimos han llegado a colocarse delante de un colectivo sinfónico, cameral o coral de manera esporádica, o no.
Nada más alejado de una tradición que se pierde en el imaginario temporal al que somos capaces de acceder: bastaría buscar brevemente en bibliotecas o en internet –tan de moda, pero aun sin esa cultura multicolor que pudiera pensarse para tales fines– los momentos en que algún notable creador dirigió su propia obra, ya fuera en estreno o en alguna determinada temporada. Ejemplos sobran.
En nuestro país algunos directores de orquesta han sido músicos de atril, tanto en lo popular bailable, como en el jazz o en lo sinfónico: Guillermo Tomás (flauta), Manuel Duchesne Cuzán (trompeta), Leo Brouwer (guitarra), Enrique Pérez Mesa (violín), Joaquín Betancourt (violín), Armando Romeu (flauta, sax) y Enrique González Mántici (violín), entre muchos otros destacados artistas. Unos, en cambio, han estudiado la carrera de dirección orquestal propiamente, otros son compositores, y así ha sido el variopinto escenario que ha descrito el género en Cuba.
No podríamos dejar pasar el hecho que significó para nuestro país el sistema de becas para importantes conservatorios en el antiguo campo socialista, especialmente el Tchaikovski de la urss, que formó no solo a grandes instrumentistas, sino también a compositores y a directores como Frank Fernández y Guido López-Gavilán, por citar solo dos. Tampoco debemos ignorar el espaldarazo metodológico, artístico y conceptual surgido en 1976 con la creación del isa para los aspirantes a la carrera, y que hasta hoy ha sido un fuerte eslabón en esa línea.
Ahora bien, muchos se han preguntado si es loable dirigir sin tener titulación, y si el mero hecho de ser un destacado instrumentista o compositor ya avala tal decisión. Algunos llegan a verlo como una especie de sacrilegio y otros no.
Si tenemos en cuenta factores como la técnica, elementos expresivos y de análisis musical, la comunicación con quien esté frente a una orquesta será más fluida, o no. Y puede existir desde un indescifrable director hasta un entendible compositor-instrumentista ejerciendo esa labor, aunque obviamente hay que poseer herramientas inherentes a la profesión, que permitan no solo la empatía necesaria, sino todo lo concerniente al rigor orquestal. Conocer y dominar todas las secciones de instrumentos, sus particularidades morfológicas, así como un sólido entendimiento de sus posibilidades tímbricas y la nomenclatura propia de cada uno, redundará en un loable maridaje. A todo ello puede sumársele el factor emotivo, rozando lo simbólico de conjugar el hecho de ser dirigidos por el propio autor de una obra determinada. Y siendo Cuba un país de grandes y capaces artistas, no es raro que esto suceda.

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.