HAVANA CLIMA

Comité Central

Rogelio Polanco: Venimos a compartir con el pueblo

A Rogelio Polanco, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido y Jefe del Departamento Ideológico, quien forma parte de la visita integral a Sancti Spíritus, primera de su tipo después del 8vo. Congreso partidista, Granma lo intercepta para hacerle algunas preguntas.
– ¿Qué vienen a revisar en la ciudad del Yayabo?
«Venimos a compartir con el pueblo, con nuestra militancia, con nuestras estructuras y organizaciones para conocer si se está trabajando creativamente en Sancti Spíritus. Después del congreso la intensidad de la labor de nuestro Partido ha sido extraordinaria, hemos ido implementando las directrices adoptadas en el Congreso».
– ¿Cómo se traduce esa intensidad de la labor del Partido después del Congreso?
«Estamos en un proceso de transformación de la labor del Partido: haciendo del Partido un espacio cada vez más democrático, más participativo y que acuda al centro de los problemas del país. Queremos seguir avanzando en la implementación de las medidas que contribuyan a la recuperación económica como parte de la estrategia que hemos adoptado».
– ¿Democracia vs. Subversión?
«Sí, enfrentamos la subversión política e ideológica mediante vías cada vez más originales y novedosas, preparándonos mejor para llegar con el mensaje de la Revolución a todos los segmentos de la sociedad. Existe una guerra no convencional que pretende fracturar la unidad de nuestro pueblo, dividir a la nación y frente a eso el Partido estará cada vez más unido, mediante la activación de nuestra democracia genuina».
– ¿Transformación…? Es la misma palabra que tantas veces le mencionó Joel Suárez ayer a los jóvenes espirituanos…
«Los jóvenes son esenciales en ese proceso de transformación. Tenemos una sociedad diversa, heterogénea, que requiere ser comprendida y analizada como parte del momento histórico que vivimos. Solo con la participación activa de los jóvenes en los procesos y acciones que el país está llevando adelante será posible esa transformación. Transformación en los modos de actuar, de los ímpetus, de los tiempos, para tener en el menor tiempo un mayor bienestar que es lo que el pueblo merece».
Polanco estará conversando con los jóvenes de la Universidad de Sancti Spíritus «José Martí» al término de esta entrevista.

Leer más »

Preside Roberto Morales Ojeda cierre del proceso asambleario municipal del Partido en Las Tunas

Las Tunas. – Este 13 de enero concluye el proceso de balance del Partido Comunista de Cuba en los municipios de esta provincia  con la celebración de la asamblea correspondiente a la capital tunera. La cita está presidida por Roberto Morales Ojeda, miembro del Buró Político del Comité Central del Partido y secretario de Organización y Política de Cuadros.
La influencia de las estructuras partidistas en la calidad de los servicios que se prestan a la población, la atención a las comunidades vulnerables y el protagonismo de la militancia en el combate contra las agresiones de las que es objeto la Revolución, fundamentalmente en el ámbito comunicacional, centran los debates.
La asamblea dio inicio con la lectura del informe, el que, con un espíritu crítico analiza las principales deficiencias en la labor de los núcleos del Partido y exhorta a los militantes a ser más proactivos en la solución de los problemas.
En la etapa que se evalúa, el Comité Municipal del Partido en la ciudad cabecera, su estructura auxiliar y la militancia, de conjunto con la Unión de Jóvenes Comunistas, las organizaciones de masas y el Gobierno; han ofrecido tratamiento a las ocho proyecciones de trabajo derivadas de la asamblea anterior, lo que ha permitido una mayor eficacia en la labor de dirección política del territorio.
No obstante, los delegados plantean que se presentan problemas en la labor político – ideológica, que debe realizarse desde las organizaciones de base y persisten debilidades en la función educativa que deben jugar las diferentes estructuras.
La cita la presiden además, Manuel René Pérez Gallego, miembro del Comité Central y primer secretario del Comité Provincial del PCC en esta provincia; Pablo Gómez, vicejefe del departamento de Organización y Política de Cuadros del Comité Central del Partido y Jaime Chiang Vega,  Gobernador del territorio.

Leer más »

El socialismo es, hasta hoy, la única vía al desarrollo con justicia social

Clausura del III Pleno del Comité Central del Partido Comunista. Foto: Estudios Revolución.Discurso pronunciado por Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez, primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y presidente de la República, en la clausura del III Pleno del Comité Central del PCC, en el Palacio de Convenciones, el 17 de diciembre de 2021, “Año 63 de la Revolución”.
(Versiones Taquigráficas – Presidencia de la República)
Explicarles que hace solo unos breves instantes recibimos una llamada del General de Ejército Raúl Castro Ruz, quien me pidió que les trasmitiera que él había seguido por el circuito cerrado todos los detalles de las dos sesiones que hemos tenido del III Pleno del Comité Central del Partido, ayer y hoy, que elogiaba la calidad de la discusión y el debate realizado, y que les enviaba a todos un fuerte abrazo revolucionario (Aplausos).
Saludos, queridas compañeras y compañeros, hermanos todos en este arduo camino que solo puede emprenderse con claridad en las ideas que defendemos y confianza en los seres humanos que marchan a nuestro lado.
El socialismo es, hasta hoy, la única vía al desarrollo con justicia social. Una apuesta innegable a la inteligencia, la voluntad y la vocación solidaria de hombres y mujeres conscientes de que hacen “camino al andar”.
Otros lo han emprendido antes y nos han dejado lecciones, positivas o negativas, que no podemos ignorar, pero siempre atemperándolas a lo que singulariza nuestra experiencia concreta: historia, tradiciones, identidad y, por supuesto, el carácter y la cercanía de un adversario poderoso que lleva siglos al acecho.
Ese adversario no acepta la soberanía y odia nuestro sistema social.  Somos demasiado libres para lo que ellos consideran su patio trasero y demasiado atrevidos por elegir el camino del socialismo.
Cuba libre, soberana y socialista en las narices del imperio.  Eso somos. Y en ese somos que entraña una alta cuota de resistencia y creatividad heroica, al cierre de otro año difícil, llegó el momento de felicitarnos.
Las actuales generaciones de revolucionarios se están probando en la pelea. La historia de Cuba está preñada de episodios de resistencia insuperables, pero ninguno de nosotros, desde las actuales responsabilidades, habíamos vivido años tan plagados de desafíos y amenazas. Vencerlos es una proeza.
Rememoremos las batallas: Bloqueo reforzado con 243 medidas adicionales en medio de una pandemia con picos escalofriantes de contagiados y fallecidos, saturación de hospitales, escasa disponibilidad de medicamentos y déficit elevado de oxígeno terapéutico; problemas en la generación eléctrica; desabastecimientos de productos de primera necesidad, altos precios, crisis global en la transportación de mercancías; Guerra de IV Generación, apoyada en una campaña de descrédito vil y calumniosa contra las heroicas brigadas médicas, contra las leyes en curso, contra cada medida o acción de resistencia, contra el liderazgo revolucionario, contra las familias.
Adicionalmente, y tratando de fragmentar a una sociedad que debe su existencia a la unidad, han hecho todo por arrancarle el alma a la Patria, acosando a sus artistas y poniendo en venta el servicio de algunos a las peores causas.
Creyendo que la acumulación de esos factores bastaría para concretar el anhelado estallido social, se puso en marcha un plan desestabilizador que aún no ha cesado. Ese plan debía alcanzar su clímax el 15 de noviembre pasado. En algunas plataformas digitales se habló incluso del último día de la Revolución Cubana; sin embargo, fue el último día de una obra muy ensayada que nunca llegó a estrenarse.
En razón de la fuerte campaña a su favor adquirió cierta notoriedad el articulador del acto teatral interrupto, que ahora sus empleadores tratan de usar poniéndole cámaras y micrófonos por dondequiera que se mueve. En lo que algunos analistas llaman “la miamización de Madrid”, la derecha dura de la vieja metrópoli, está compitiendo con los impresentables políticos anticubanos basificados en Miami.
Detrás de esta nueva temporada teatral hay un antiguo y pérfido propósito: restaurar la “Posición Común” que tan mala memoria dejó en la política europea, en tanto la subordinó obedientemente a los mandatos de Washington contra Cuba.
El “temido fantasma” del comunismo ha vuelto a recorrer el mundo con la creciente derechización de la política europea. Los excesos que impulsó el neoliberalismo ya no se sostienen, pero los grupos económicos privilegiados se niegan a corregir las profundas desigualdades que el libre mercado acentúa sin piedad y usan todo su poder económico y mediático para espantar las alternativas.
La orden es atacar a cuantos cuestionen el statu quo, evitando por todas las vías que el socialismo pruebe sus posibilidades, su viabilidad. Y Cuba, con sus jóvenes, está en la primera fila de la vanguardia revolucionaria, empeñada en probar que sí es posible un modelo diferente de sociedad, donde el hombre no sea depredador, sino un elemento de concordia, equilibro y sostenibilidad.
El solo hecho de que hayamos llegado hasta aquí, con los férreos candados de 62 años de bloqueo en la puerta de casi todas las oportunidades, dice mucho sobre lo que podríamos conquistar sin esos obstáculos.
Sin duda hemos errado en ocasiones, nos movemos con excesiva cautela para impulsar cambios que requieren urgencia, pero cualquier intento de juzgarnos exige, en primer lugar, un análisis de lo que Cuba puede hacer cercada y acosada por la mayor potencia de la historia.
Los articuladores de las campañas contra Cuba se empeñan en convertir en marcas determinadas fechas escogidas y fabricadas como símbolos contra la Revolución. Se exalta la narrativa en torno a disturbios y se premia generosamente a los narradores, mientras se pretende condenar a Cuba por encarcelar y enjuiciar a quienes participaron en los hechos vandálicos que sus propias redes dispersaron por el mundo creyendo entonces que eternizaban un fin que no llegó.
Compañeras y compañeros:
En la reciente XX Cumbre del ALBA-TCP se denunció el doble rasero de quienes acusan a gobiernos de izquierda por encarcelar a los que violan nuestras leyes, pero nada dicen de los detenidos y condenados por el asalto al Capitolio de Estados Unidos a comienzos del año. Son los mismos que lanzan diatribas constantes contra Cuba en nombre de supuestas violaciones contra los derechos humanos y exigen la extradición de Julian Assange para condenarlo de por vida por haber ejercido el derecho de acceso a la información.
Cuba es un Estado soberano, responsable por la defensa de su seguridad y su soberanía. No tiene que rendir cuentas a nadie más que a su pueblo. Los procesos penales se realizan bajo la observancia del principio de legalidad.  Ningún menor de 16 años está encarcelado en prisiones comunes, porque la Ley cubana no encarcela niños.  Tenemos escuelas de formación integral para la atención a menores. ¡Basta ya de falacias!
Esta rara dictadura, cuyos supuestos desaparecidos o perseguidos suelen reaparecer paseando por ciudades europeas o norteamericanas, tiene una limpia trayectoria en el tratamiento a su población penal y tiene una moral muy alta para no aceptarles acusaciones a los mayores violadores de los derechos humanos en el mundo, dentro o fuera de su país, lo mismo en Vietnam que en Iraq o en el territorio ilegalmente ocupado por la Base naval en Guantánamo.
Tampoco aceptamos etiquetas ni rótulos. Dictaduras son todas las que promovieron y apoyaron las sucesivas administraciones yanquis en todo el mundo, pero especialmente en Nuestra América: Trujillo, Batista, Duvalier, Somoza, Pinochet, Stroessner, Videla, Bordaberry, Castelo Branco y un largo etcétera centroamericano, tan tristemente célebre como los escuadrones de la muerte o la Escuela de las Américas, las picanas eléctricas, los vuelos de la muerte, los secuestros de niños y los desaparecidos que se cuentan por miles.
Los perseguidos y los exiliados por luchar contra esas dictaduras encontraron en Cuba apoyo y hogar, solidaridad y acompañamiento.
Clausura del III Pleno del Comité Central del Partido Comunista. Foto: Estudios Revolución.
Tener un solo Partido no nos convierte en dictadura; sí nos libra de las pugnas y de la corrupción política que tanto daño hacen a naciones pequeñas y pobres, donde el acceso a los cargos está permeado por los compromisos con las élites empresariales, que financian las campañas políticas a través de organizaciones que les permiten limpiar la ruta de sus transacciones. En cualquier caso, el circo en que deviene la escena política de esos países se basa en ataques al contrario de la índole que sea y oculta cualquier esencia. Sus agendas persiguen fines únicamente electorales, que raras veces son cumplidos, porque nacen de estimaciones en las que se identifica el problema, pero en las que no se busca la transformación; porque la transformación muchas veces supone romper con la lógica del capital y con las reglas impuestas por las grandes corporaciones que mantienen cautivo el accionar político y las posibilidades de evolución social en esas naciones.
Esa es nuestra visión, pero no cuestionamos lo que hacen otros soberanamente. La experiencia política acumulada es la de un Partido que nació de la unidad de todas las fuerzas patrióticas y no de la fractura y la pelea por el poder. Tenemos un solo Partido, pero con un programa propositivo y claro de lo que quiere la mayoría de su pueblo, al que se consultan las grandes decisiones políticas, económicas y sociales. Más que Partido somos un Unido, por la coherencia en propósitos y fines.
Estados Unidos con sus dos partidos más importantes, que dicen ser oposición uno del otro y mantienen el mismo sistema con las mismas políticas de coerción y presiones a sus adversarios, como lo es el bloqueo a Cuba, son la mayor expresión de la colosal mentira que esconde el pluripartidismo como condición para acreditar la democracia.
El General de Ejército Raúl Castro Ruz lo ha ilustrado muy bien al decir que entre los republicanos y los demócratas hay tantas diferencias como entre Fidel y él: apenas en el estilo.
El Octavo Congreso debatió ampliamente este tema y no voy a extenderme sobre él. Solo quiero reiterar que, prácticamente todos los problemas acumulados como consecuencia de la nueva pandemia de la COVID asociada a la vieja pandemia del bloqueo, fueron identificados y analizados en nuestro Congreso, del que se derivaron políticas y acciones que siempre han formado parte de la labor del Partido.
Compañeras y compañeros:
La orfandad de ideas y la subestimación de nuestro pueblo ciega a los adversarios y los hace perder sus guerras contra Cuba aun antes de empezarlas, pero no es ocioso detenernos en las características de la actividad subversiva de esta época, sustancialmente diferente a periodos anteriores.
En los últimos años, y de manera particular en los más recientes, sucesivas administraciones norteamericanas han “enfilado los cañones” de sus campañas de descrédito contra Cuba, Nicaragua y Venezuela. Era previsible que, tras los intentos de “golpes blandos y no tan blandos”, en Venezuela en 2017 y en Nicaragua en 2018, se intentaran similares acciones contra Cuba.  Es lo que ha ocurrido en el último año y lo que el pueblo ha sabido enfrentar y vencer.
Estructurar una oposición interna es el más viejo anhelo del Gobierno estadounidense, pero, tal como revelaron hace varios años documentos de la entonces Oficina de Intereses de Estados Unidos en Cuba publicados en Wikileaks, la contrarrevolución interna era deficiente, disfuncional, guiada solo por intereses materiales y sin base de apoyo popular.
Conscientes de esa carencia fundamental, lo han intentado todo.  Desde las formas más sutiles y conciliadoras, apostando a intelectuales y a corrientes de pensamiento socialdemócratas, con una plataforma mediática de soporte comenzaron apuntando al desmontaje ideológico del socialismo cubano, en combinación con una estrategia nunca abandonada en la subversión antisocialista: el arte y la cultura, sostén espiritual de la nación cubana. Lo primero que hay que salvar como advirtió Fidel.
El intento de emplear el arte como arma de destrucción de la Revolución se verifica en dos líneas:
Una es la presión a los más reconocidos artistas y creadores a través del mercado, condicionando su acceso a plazas importantes a cambio de una proyección política contra la Revolución.  Ya no basta con que callen y eviten expresiones de simpatía hacia la institucionalidad de su país, les exigen pronunciarse abiertamente en contra. La más sencilla postura favorable se paga con el peor de los linchamientos y con la más aberrante censura. Son los métodos macartistas de estos increíbles de la libertad de expresión a “punta de pistola”.
Testimonios de operadores políticos vinculados a los más recientes intentos de “golpe blando” contra Cuba, confirman el modus operandi de la subversión sobre ese universo poblacional.  Exploran, estudian y se acercan a los jóvenes creadores buscando identificar las posiciones más críticas dentro de la lógica misión cuestionadora que siempre cumple el arte.
Ya no se trata solo de pescar inconformidades en grandes galerías o prestigiosos escenarios; van en busca de expresiones y proyecciones artísticas, subestimadas por las instituciones, que nacen y crecen en el barrio, en la pequeña localidad, en espacios más auténticos y, sin embargo, menos atendidos. Tenemos la responsabilidad de involucrarnos cada vez más con la realidad cultural nuestra.
Otro frente de batalla se abre en el ámbito jurídico con el Anteproyecto del Código de las Familias, al que los enemigos de la nación están apostando como vía para quebrar el consenso vital de la sociedad cubana.
La comunidad LGBTIQ+, los movimientos feministas y las congregaciones religiosas, cada uno desde una visión particular del tema, expresan la amplia diversidad que se mueve en torno a un proyecto que precisa de mucho humanismo. Contra esa posibilidad se mueven las matrices enemigas también, empeñadas en echarnos a unos contra otros.
Se trata de intentar quebrar la sagrada unidad nacional, lo que nos toca enfrentar con inteligencia, con diálogo, con debate, con persuasión, conscientes de que saldremos fortalecidos de ese ejercicio de democracia real que nos desafía a entrenarnos más y mejor en el arte de la política, en momentos en que cobra fuerza la tendencia a contraponer sectores y procesos sociales, de los cuales la Revolución ha sido paladín, a las instituciones oficiales del país.
Temas raciales, de género, de protección animal y ambiental se superponen constantemente en plataformas digitales con ataques descarnados hacia la institucionalidad, buscando quebrar el entendimiento y el diálogo sin reconocer los esfuerzos y avances que realizan el Estado y las organizaciones de la sociedad civil por eliminar los lastres que obstaculizan el desempeño de esos derechos y garantías asociados a estos temas.
Comienzan por tratar de arrebatarnos la iniciativa y cualquier protagonismo en los debates, con la penosa aceptación de quienes pudiendo enfrentarlo, lo rehúyen. En algunos es cierto que nos hemos quedado a la zaga o llegado hasta un punto —es ahí donde tenemos que dar un salto— y en otros hemos avanzando mucho, pero tal vez no comunicado lo suficiente, debatido lo suficiente, consensuado lo suficiente, y ese es otro reto que tenemos: extender aún más los procesos de debate y participación alrededor de los proyectos o procesos sociales que emprendemos.
Enfrente tenemos más de un espacio tomado por extremistas, fundamentalistas, donde las fuerzas anticubanas, generadoras de odio, actúan en permanente disposición para el linchamiento a base de mentiras, manipulación, tergiversaciones, incitación a la violencia e incluso a la agresión militar.
Todas estas batallas transcurren en los medios tradicionales de comunicación, pero alcanzan su momento más intenso y decisivo a partir del uso de modernas herramientas de comunicación e interactividad, que les dan a los sujetos la sensación de que poseen la capacidad de influir en los asuntos en debate. Es justamente en esos ámbitos donde aún actuamos en desventaja, a veces por los modos en que operan algunas plataformas con algoritmos que no nos favorecen, pero también porque es preciso que movilicemos más y mejor talentos y energías con lógicas asociadas a esas herramientas.
No basta con tener un arsenal de ideas y verdades como templos para defender. Es imprescindible moverlas con inteligencia, eficacia y rigor.
Sometidos a un constante intento de desmontaje del socialismo cubano, desde presupuestos supuestamente de izquierda o progresistas, que muestran solo lo negativo mientras ofrecen recetas engañosas, en paralelo con ataques irreflexivos, irracionales contra cualquier alternativa al capitalismo depredador, la solución no está en retirarse o en callar.
Tenemos una Revolución, siempre más grande que todos nosotros, que tiene todavía mucho que contar, incluido lo que hemos aprendido a descartar porque no funciona o funciona mal. No olvidemos nunca el concepto de Revolución que nos legó Fidel. Es tiempo de cambiar lo que deba ser cambiado sin renunciar a nuestros principios, en particular los viejos modos de hacer la comunicación, porque la época lo impone y porque, como diría el inolvidable Aute: “Nos va la vida en ello”.
Compañeras y compañeros:
Este III Pleno nos confirma que el Octavo Congreso no terminó al clausurarse sus sesiones.
Los temas propuestos y debatidos son del máximo interés de nuestro Partido. En el caso de las modificaciones a los reglamentos a todas las instancias, deben favorecer una dinamización de los procesos internos. Será tarea permanente revisar cómo estas modificaciones impactan la vida de los núcleos y cuán efectivas son.
Son estos asuntos de rutina que en cualquier circunstancia debemos atender; pero ayer y hoy se han abordado prioridades y esencias en las misiones del Partido que trascienden los ámbitos de la militancia para impactar al conjunto de la sociedad.
Algunas fueron objeto de intensas jornadas de debate durante el Congreso, como las acciones para revitalizar y actualizar el funcionamiento de los Comité de Defensa de la Revolución y la Federación de Mujeres Cubanas; el trabajo partidista en función de la investigación, la enseñanza y la divulgación de la historia de Cuba y del marxismo-leninismo y el Programa nacional para el estudio, investigación y difusión del pensamiento, la vida y obra del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, asuntos todos que atañen a la ideología y, por extensión, a la defensa de la Revolución tanto como la prevención y el enfrentamiento a la subversión.
La agenda de la reunión se completó con temas medulares para la economía de la nación como la propuesta para salvar la industria azucarera, sus derivados y generación de energía y el Plan de la Economía y el Presupuesto para el año 2022.
En mi opinión, el Informe al Pleno sobre el trabajo del Buró Político es ejemplar en dos sentidos: resume en pocas cuartillas un profundo trabajo de meses que de algún modo conocemos todos por ser partícipes y, a la vez, muestra evidencias de una conexión con los principales problemas y demandas del pueblo.
Así deben ser nuestros documentos y discusiones: breves y profundos, con menos diagnósticos conocidos y más acciones nuevas y eficaces probadas en la práctica. Resulta paradójico y contradictorio que hablemos de poner el trabajo al ritmo de los tiempos y sigamos pensando en publicaciones tradicionales, subestimando el alcance e impacto de las nuevas tecnologías en los públicos jóvenes que se plantea conquistar y escribiendo prácticamente cada tarea que deben cumplir los cuadros y los miembros de fila de nuestras organizaciones.
La participación es la clave, lo hemos dicho ya.  Y la participación es real y efectiva cuando se ejerce desde la iniciativa, la imaginación, el afán del ser humano de ver sus ideas puestas en práctica
Ni hay papel suficiente para informes largos ni tiempo sobrante para reuniones que nos roban horas imprescindibles para el contacto personal con nuestras bases, amigos y familia. Los cuadros no pueden agobiarse bajo el peso de tareas excesivas que no les permiten cumplir ninguna eficazmente, ni desconectarse de la vida tal como transcurre mientras estamos reunidos tratando de que todo marche mejor.
Los cuadros son seres humanos cuya misión se hace más eficaz cuando se alterna con actividades comunes. Esa asignatura no se enseña en ninguna escuela política, pero nos conecta de forma más directa con nuestra sociedad.
En las próximas horas estará sesionando la Asamblea Nacional y podremos abordar con más profundidad otros temas que también se han abordado en las discusiones de este Pleno, como los de la economía doméstica con su asustadora carga de inflación, la atención a los vulnerables y las acciones que deben marcar la estrategia de avance hacia el tiempo del mundo pospandemia, que nos espera a la vuelta de unos días para plantearnos nuevos retos.
Como todos sabemos y sentimos, el año 2021 ha estado marcado por el bloqueo, que se ha mantenido inmóvil con las medidas aplicadas por la anterior administración del Gobierno de los Estados Unidos, lo que es aún más criminal en medio del enfrentamiento a la COVID, afectando el suministro al país de recursos indispensables para la salud y la alimentación del pueblo.
La disminución de los ingresos en divisas, unida a la prioridad otorgada al financiamiento de los gastos para enfrentar la pandemia, intensificó el déficit de ofertas, causa principal de la inflación que el país enfrenta.
Durante todo el año se trabajó para ubicar los limitados recursos disponibles en las actividades más sensibles, y aún en medio de la compleja situación económica que atravesamos se avanza en necesarias y profundas transformaciones, como las implementadas para el incremento de las producciones agropecuarias; la mayor autonomía de la empresa estatal socialista, sujeto principal de nuestro modelo económico, y el perfeccionamiento y ampliación de los actores económicos no estatales.
A su vez, se intensifica la atención directa a los barrios y a las personas y comunidades en situación de vulnerabilidad, no con un enfoque asistencialista, sino de participación de la población en la identificación y solución de los problemas.
Se estima que, como resultado de la recuperación gradual de la actividad económico-social del país, en el año 2021 se alcance un crecimiento del Producto Interno Bruto a precios constantes en el entorno del 2%.
Para el desempeño armónico y equilibrado de la economía se requiere del aporte de todos los actores y del acompañamiento del Partido, enfrentando resueltamente las trabas subjetivas que aún subsisten.
El país necesita una empresa estatal socialista eficiente, audaz, innovadora y un sector no estatal que, como complemento del estatal, aporte bienes y servicios de calidad. Este entretejido productivo, del que ya disponemos y que se continuará ampliando, nos sitúa en condiciones favorables para aprovechar el proceso de recuperación gradual de la economía ya iniciado.
En el Plan y en el Presupuesto del año 2022, que la próxima semana serán presentados a la aprobación de la Asamblea Nacional, se proyectan medidas para recuperar gradualmente el papel del peso cubano como centro del sistema financiero y para avanzar en la racionalidad de los precios.
No se podrá en el corto plazo resolver todos los problemas, pero sí se retomará la senda del crecimiento económico para el desarrollo y se continuará avanzando, con equidad y justicia social, en la implementación de la hoja de ruta trazada en nuestro Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta 2030.
Los debates que se desarrollarán en la próxima sesión de la Asamblea sobre los temas económicos deberán aportar a la Estrategia Económico-Social que el país elabora para enfrentar los desafíos del próximo año.
En lo que ese momento llega, quiero reconocer el valioso aporte del Partido a las buenas señales que apuntan a un crecimiento por más discreto que sea.
La apertura del 15 de noviembre y todo el esfuerzo y la consagración que nos permitieron llegar a ese momento invitan al agradecimiento que no nos cansaremos de transmitir a todo el personal de la Salud involucrado en el control de la epidemia, a los investigadores, creadores y productores de las tres vacunas y los dos candidatos vacunales, los medicamentos y protocolos de atención a los contagiados.  A los destacamentos de jóvenes que apoyaron en toda clase de labores en los centros de atención a pacientes con COVID y a la población vulnerable. A los combatientes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y el Ministerio del Interior, que garantizaron disciplina y organización en horas difíciles; pero también a nuestros valiosos compañeros y compañeras del Partido y el Gobierno a todos sus niveles, que entendieron qué significa ir a la vanguardia y lo están cumpliendo muy dignamente.
Es un honor, un privilegio y un gran desafío dirigir el Partido de los comunistas cubanos, digno entre los dignos del mundo, en tanto viene de raíces tan hondas y limpias como las de los próceres de la independencia; se afirma en los jóvenes de la Revolución del 33 y nace definitivamente con la martiana Generación del Centenario, Fidel y Raúl a la vanguardia y en cada acto el compromiso del Che:
¡Hasta la victoria siempre!
¡Patria o Muerte!
¡Venceremos!
(Ovación.)
Clausura del III Pleno del Comité Central del Partido Comunista. Foto: Estudios Revolución.
Clausura del III Pleno del Comité Central del Partido Comunista. Foto: Estudios Revolución.
Clausura del III Pleno del Comité Central del Partido Comunista. Foto: Estudios Revolución.
En video, discurso de Díaz-Canel
[embedded content]
(Tomado de Granma)

Leer más »

Díaz-Canel: “Tenemos una Revolución, siempre más grande que nosotros mismos”

Como una intervención medular, reflexiva, autocrítica, calificó el primer secretario del Comité Central del Partido Comunista, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, la intervención en el III Pleno del Comité Central, del vice primer ministro y titular de Economía y Planificación, Alejandro Gil Fernández, donde analizó el incremento de precios que hoy vive el país y las formas de revertir estas tendencias.
Estamos en condiciones de enfrentar el proceso inflacionario y en 2022 avanzar gradualmente en su eliminación, afirmó Gil Fernández. “No es fácil, pero no imposible, está en nuestras manos y lo lograremosa, sentenció con total convencimiento.
Ante la contundencia de los datos ofrecidos sobre el proceso inflacionario (todos públicos, pueden encontrarse en publicaciones de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información —ONEI—), el calado del análisis y la proactiva posición del economista, el presidente de la República le solicitó a Gil Fernández abordar el asunto con profundidad en el octavo período de sesiones de la IX Legislatura de la Asamblea Nacional, que comienza este martes 21 de diciembre.
El vice primer ministro presentó al III Pleno los principales aspectos del plan de la economía nacional para 2022, y la ministra de Finanzas y Precios, Meisi Bolaños Weiss, adelantó los estimados del anteproyecto del presupuesto del Estado para el año que se avecina. Ambas propuestas fueron sometidas a votación y aprobadas por el Pleno partidista para su presentación la próxima semana en el parlamento.
Y sin embargo, crecemos…
El titular del Ministerio de Economía y Planificación (MEP) inició su intervención con la evaluación del comportamiento de la economía en los últimos trimestres, los más recientes a partir de datos preliminares o estimados. Expuso que la nación vivió siete de contracción económica, pero los tres últimos son de crecimiento.
Aunque no se compensará la caída sobre el 13% del producto interno bruto que se ha acumulado en parte del último bienio, 2021 cerrará con un alza estimada en el entorno del 2%, recordó.
A pesar de la pandemia y el recrudecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero del gobierno de EE.UU. contra Cuba, en 2021 se han hecho, además, profundas transformaciones económicas y sociales, subrayó.
Entre los resultados enumeró el fortalecimiento de la empresa estatal socialista, el perfeccionamiento de los actores económicos, la adopción de medidas para el incremento de las producciones agropecuarias, la implementación de la estrategia económica y social, el trabajo en los barrios y en las comunidades, la atención a personas en situación de vulnerabilidad, y los avances en el Plan de Desarrollo Económico y Social hasta el 2030 a través del sistema de macroprogramas, programas y proyectos.
El 2021 fue un año tenso, pero de grandes y profundas transformaciones, sentenció Gil Fernández.
No obstante, se confrontaron varios aspectos negativos, como que más de 500 empresas estatales cerrarán el año con pérdidas y el vínculo de estas con los precios que están aplicando; la dolarización parcial de la economía en las relaciones entre las empresas y de estas con el sector no estatal; y las desviaciones del diseño de la Tarea Ordenamiento, fundamentalmente en lo referido a la inflación minorista.
Entre éxitos y tropiezos, 2022 llega a Cuba con un horizonte promisorio, el plan de la economía para el año que ya viene tiene entre sus objetivos priorizados: avanzar, como parte de la reanimación gradual de la economía, en el proceso de estabilización macroeconómica; en la recuperación del papel del peso cubano como centro del sistema financiero, y en la racionalidad de los precios de los productos y servicios, priorizando los que resultan más sensibles para la población.
El 2022 también será el año para estabilizar el Sistema Electroenergético Nacional (SEN); para continuar la atención priorizada a personas, hogares y comunidades en situación de vulnerabilidad; para transformar el sistema empresarial estatal, sujeto principal del modelo económico; y para descentralizar las competencias en función de una mayor autonomía en los municipios según el mandato de impulsar el desarrollo territorial.
Inflación, ese tema nuestro del día a día
En un análisis sin medias tintas —crítico, pero proactivo; de saber y reconocer, pero también de hacer—, Gil Fernández ilustró que la inflación que estamos viviendo no es un “problema cubano”, es un fenómeno global.
El mundo está enfrentado el peor proceso inflacionario de los últimos 30-40 años, de lo que dan cuenta todos los días los medios de comunicación y las redes sociales.
Por un lado, explicó el vice primer ministro, la ralentización de la actividad productiva es mundial y todos los países han estado inyectado dinero a la circulación, emitiendo dinero sin respaldo productivo. Por otro, en varias naciones empieza a producirse un incremento de la demanda como parte del ajuste de la economía mundial para el período pos COVID-19.
En este contexto —añadió— era previsible que el capitalismo intentara recuperar las pérdidas acumuladas durante la pandemia, que trataría de renacer sobre sus propias cenizas, que sus empresas en pérdidas irían a recuperarlas a través del incremento de los precios. Eso es lo que está pasando.
Cuba, con su economía abierta, no escapa a las draconianas condiciones que imponen el inamovible orden económico y financiero mundial y otras falencias. El titular del MEP lo argumentaba explicando que nuestro país está insertado en ese mundo; que estamos con un bloqueo recrudecido y criminal; y que hemos dejado de ingresar en los últimos tiempos más de 3 000 millones dólares (sin incluir los daños por el bloqueo).
El enfrentamiento a la COVID-19, agregó, ha supuesto al mismo tiempo un incremento de los gastos en divisas para atender a nuestra población, porque la Revolución nunca pondrá la economía por encima de la salud de nuestra gente. Otros países lo han hecho, pero la respuesta de nuestro Gobierno a la pandemia fue priorizar la salud. Esa es la diferencia entre el socialismo y el capitalismo.
Junto a lo anterior, la nación ha tenido que enfrentar un incremento exorbitante de los precios de las importaciones y de los fletes (y muchas navieras no quieren trabajar con Cuba debido al bloqueo); ha sufrido una disminución de los rendimientos agrícolas por limitaciones con los insumos, lo que encarece los costos reales; y ha tenido que inyectar liquidez (emitir dinero sin respaldo productivo) para proteger a la población, incluido sectores como la cultura y el turismo y los trabajadores que han quedado interruptos.
Este es el escenario que hemos tenido que enfrentar, conceptuó Gil Fernández. Un escenario de inflación de costo e inflación de demanda, la tormenta perfecta para que se pudiera dar el fenómeno de la inflación que estamos viviendo (aunque no es totalmente justificado, como explicaría más adelante).
Esa es la realidad —ratificó— y nada de eso ha tenido que ver con la Tarea Ordenamiento. Debido a la agudización del bloqueo, al enfrentamiento a la COVID-19 y a la crisis económica internacional a la que esta ha conllevado, esto iba a suceder con o sin Tarea Ordenamiento. Todos estos elementos estarían presentes de cualquier manera. Eran inevitables.
Hay suficientes argumentos para llamar al orden
“La inflación es el aumento sostenido y generalizado de los precios en un período determinado de tiempo”, conceptuó el vice primer ministro y titular del MEP ante los miembros del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, que realizaron entre el 16 y el 17 de diciembre el III Pleno tras la celebración del 8vo Congreso en abril pasado
En Cuba tenemos inflación, sin embargo, no tenemos un incremento generalizado de los precios, aclaró Gil Fernández.
Explicó que en el país no han crecido los precios de la electricidad (en enero el barril de petróleo estaba sobre los 50 dólares en el mercado internacional y hoy está sobre los 70 dólares, pero ese incremento de los costos no se trasladó al consumidor cubano), no se han incrementado los precios de la tarifas en CUPET, ni el precio del gas…
Tampoco se han elevado los precios de las telecomunicaciones (más bien bajan). No se ha elevado el precio de la canasta familiar normada. Y no hablemos de los servicios de Salud, Educación y otros que fueron, son y seguirán siendo gratuitos.
Además de todo eso, tenemos un conjunto de bienes y servicios que impactan en la familia que se ha decidido mantener sus precios, porque benefician a todos los cubanos por igual. En el país, entonces, se mantienen topados precios estatales, por lo que tienen una inflación igual a cero, señaló más adelante Gil Fernández.
En Cuba —reiteró el vice primer ministro— “no hay un incremento generalizado de los precios”; lo que estamos viviendo es un incremento irracional de un grupo de precios por indisciplinas, motivaciones y factores que tenemos que enfrentar y corregir.
Tenemos suficientes argumentos para llamar al orden, para controlar determinados procesos que están asociados a personas inescrupulosas, a personas que intentan hacerse ricas a costa de las necesidades del pueblo.
Gil Fernández también denunció campañas difamatorias (torpes, tendenciosas, falsas) como la que habla de que en el país hay una inflación del 6 900 por ciento, una manipulación de un ejemplo que se puso en su momento para explicar cuál sería la devaluación del peso cubano si el sector estatal se encadenara con el no estatal a partir de algunos supuestos.
La inflación en Cuba en 2021, informó, cerrará por encima del 70%, pero sobre el 44%  corresponde al mes de enero en comparación con el mes de diciembre de 2020, debido a la Tarea Ordenamiento. Fue un proceso lógico por la devaluación de la moneda, pero que estuvo acompañado por un incremento sustancial de los salarios en el sector estatal, las pensiones y las prestaciones de la asistencia social.
La inflación en 2021 estará por encima de lo diseñado en la Tarea Ordenamiento. Esto afecta —reconoció Gil Fernández— parte de la capacidad de compra del salario (a lo que se suman, para empeorar, el desabastecimiento, y la especulación y el acaparamiento por parte de personas inescrupulosas denunciadas por Gil Fernández en el Pleno).
Resumiendo, el vice primer ministro reiteró —palabras más, palabras menos— que el país está enfrentando una inflación que sin dudas está afectando mucho la capacidad de compra del salario y de otros ingresos de la población. Enfrentar esta situación, sin embargo, “no es ni fácil, ni imposible”.
El titular del MEP argumentó también sobre dos sugerencias que se hacen para poner coto a los procesos inflacionarios, pero que evidentemente ni él ni la dirección del país comparten.
Se habla, por ejemplo, de que se suban los salarios. Sobre esto acotó que hacerlo sin incrementar la oferta es contraproducente, porque destruiría en poco tiempo la nueva capacidad de compra de las personas por tal subida. Lo primero es que hay que incrementar la oferta, puntualizó sin ambages.
Sobre otra sugerencia, la relativa a topar precios en todos los mercados, incluido los de oferta y demanda, señaló que este es un camino ya recorrido, y que siempre se debilita. Es muy difícil controlar el cumplimiento de decisiones de este tipo.
Cuál es la solución que tenemos que dar. Es política, discusión política, respondió Gil Fernández. Hay que discutir con los productores, con los intermediarios, y los otros actores que intervienen en la cadena de valor, convocando a la conciencia, a la solidaridad.
“Ese es el trabajo que corresponde a una sociedad socialista, que lo da todo a favor del pueblo”, conceptuó.
Solucionar la inflación va por la vía del incremento de la oferta, que tiene a su vez dos caminos: o más importaciones (y no tenemos divisas para hacerlo) o más producción nacional.
“Más producción nacional es el camino”, subrayó Gil Fernández. Ese es el camino en que estamos, agregaría luego reseñando las medidas para estimular la producción nacional y que se han ido implementando durante 2021.
“Llamar a la conciencia y a la solidaridad”, esa es la vía, reafirmó Gil Fernández. La sociedad cubana, la Revolución, tienen la fortaleza para enfrentar con todos los argumentos este complejo escenario, sentenció finalmente.

Leer más »

La economía será hoy el centro de los debates del III Pleno (+ Fotos)

Foto: Estudios Revolución.
Como expresión de la necesidad de integrar los esfuerzos y recursos para asumir integralmente el legado del líder histórico de la Revolución Cubana, el III Pleno del Comité Central del Partido aprobó en la mañana de este viernes el Programa nacional para el estudio, la investigación y difusión del pensamiento, la vida y obra del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.
El Programa tiene como propósito contribuir al objetivo supremo de avanzar en la construcción de una “nación independiente, soberana, socialista, democrática, próspera y sostenible”, según quedó fijado en la Conceptualización del modelo económico y social cubano de desarrollo socialista.
En sesión presidida por el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, se presentó el documento, que fija entre sus propósitos, “que los revolucionarios cubanos y las jóvenes generaciones —presentes y futuras— conozcan y se apropien de las ideas transformadoras de Fidel y sean capaces de aplicarlas y defenderlas de forma creadora y práctica”.
Las ideas del Comandante en Jefe adquieren expresiones prácticas de realización en todas las esferas de la sociedad, en las más diversas temáticas como creador y constructor de nuestro Estado revolucionario socialista, explicó Rogelio Polanco Fuentes, miembro del Secretariado del Comité Central y jefe de su Departamento Ideológico al presentar este punto.
Una de las tesis del Programa reconoce que el “líder histórico de la Revolución cubana es paradigma, inspiración natural y catalizador permanente en la formación de los hombres y mujeres que requiere nuestra sociedad. Estudiar su pensamiento, vida y obra no debe ser solo un homenaje, sino un beneficio para la Revolución y el pueblo”, enfatizó.
El Programa Nacional tiene como objetivo general: “Dirigir los esfuerzos y la capacidad de los organismos y organizaciones, académicos, intelectuales y profesionales, participantes en un sistema integral, para que el conocimiento acerca de Fidel se convierta en conciencia, forja y transformación de cualidades, valores, estilos de trabajo y cultura en las personas —a escala de la sociedad—, y se propongan ser o estar más cercanos a él”.
En el documento presentado por Polanco Fuentes se explica, además, que el Programa tiene “un alcance de seguridad nacional, en tanto redundará en una mayor fortaleza y nos blindará aún más frente a los desmanes y esfuerzos imperiales —actuales y futuros— para destruir la Revolución desde fuera o dentro, en lo que es y será siempre una “guerra de pensamiento” con el empleo de los medios de alcance y penetración ideológica cada vez más diversos y sofisticados”.
El marco jurídico del Programa toma en consideración la Constitución de la República, los documentos rectores aprobados en los recientes congresos del PCC, la Ley No. 123, Sobre el uso del nombre y la figura del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz”, y el Decreto Presidencial 161, mediante el cual queda aprobada la creación del Centro Fidel Castro Ruz, con la misión de estudiar, investigar y difundir el pensamiento, la vida y obra del Comandante en Jefe; propiciar la permanente identificación del pueblo con esos valores, y perpetuar su conocimiento e influencia en las actuales y futuras generaciones.
Tras el fructífero debate de la jornada anterior, asociado a la enseñanza de la historia, este tema es la concreción de todo lo que nos hemos propuesto en ese sentido, comentó Polanco Fuentes. “Pensamos que estamos dando un paso muy importante para que el pensamiento, la obra, la vida de Fidel, sean parte integral del Partido”.
Porque donde quiera que esté la obra de la Revolución cubana está, indiscutiblemente el pensamiento de Fidel, el miembro del Comité Central Elier Ramírez Cañedo, subdirector del Centro Fidel Casto Ruz, comentó que estamos en presencia de un tema de vital importancia, que requiere de una articulación de todas las fuerzas en el país, y nadie mejor que el Partido para lograrlo.
Todos los días —dijo— descubrimos a Fidel; cuando pensamos que estamos alcanzando ese horizonte, se nos aleja cada vez más, porque «Fidel no es pasado, es presente y es futuro». Sus aportes están en todas las temáticas que analizamos, cuánto caudal hay en ese pensamiento; apropiarnos de sus métodos y estilos de trabajo y llevarlos a las circunstancias actuales es uno de nuestros grandes retos, consideró.
Si algo nos enseñó Fidel —reflexionó— es a convertir el imposible en infinita posibilidad, y el este año 2021 ha sido una muestra de eso, hemos enfrentado todos los imposibles y hemos salido vencedores, y ahí ha estado siempre Fidel, acompañándonos: un Fidel que vive y renace en su pueblo todos los días.
No hay un lugar por donde pasemos en que no esté su pensamiento con total vigencia, reconoció la viceprimera ministra Inés María Chapman Waugh, quien destacó, además, la total vigencia de las ideas y el pensamiento de Fidel en los temas tratados en la jornada anterior del III Pleno. En cada organismo, sectorialmente, hay múltiples hechos que son fruto de las acciones y estrategias diseñadas por Fidel y resulta de vital importancia conocer, enfatizó.
En ese sentido, la miembro del Comité Central, Yailin Orta Rivera, directora del periódico Granma, destacó lo estratégico de la ponencia realizada, que permite ganar en conciencia en la definición de futuro que estamos estructurando. “Estamos desafiados a que no solo sea la difusión de sus ideas” y mucho nos queda por descubrir de Fidel todavía, valoró.
“En la acción cotidiana tenemos que seguir buscando las respuestas”.

Leer más »

Labor del Buró Político del Partido: centro de atención de la primera sesión del III Pleno del CCPCC

Morales Ojeda abrió el Pleno del CCPCC. Foto: Estudios RevoluciónNingún tema, por simple o complejo que pueda resultar en la sociedad cubana, es ajeno al trabajo del Partido. Es esa una máxima que se defiende desde todas sus estructuras y tuvo amplio reflejo en los debates suscitados durante la primera jornada de sesiones del III Pleno del Comité Central del Partido Comunista, que tuvo lugar este jueves, en el capitalino Palacio de Convenciones.
Justamente como continuidad de un tema de especial significación para el país, analizado durante los debates del II Pleno, este jueves, la mañana de trabajo —presidida por el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista, Miguel Díaz-Canel Bermúdez—, inició con el chequeo del acuerdo adoptado entonces para organizar, desde el Gobierno central, un sistema de trabajo que garantice que la monumental obra que es el Trasvase Este-Oeste, tenga de inmediato beneficios económicos.
De acuerdo con la explicación ofrecida por el miembro del Buró Político y secretario de Organización y Política de Cuadros del Comité Central, Roberto Morales Ojeda, a tales efectos se creó una comisión encargada de evaluar el asunto, que devino en la conformación de un grupo de trabajo y ya se ejecutan acciones que iniciaron en el municipio de Mayarí.
Los miembros del Comité Central visionaron y debatieron un documental, donde se ilustraron la magnitud y el beneficio de esta inversión para el país que, resaltó Morales Ojeda, «puede continuar aportando al incremento de la producción de alimentos y al desarrollo económico y social de la región oriental y parte de la central».
«Es una inversión que nos enorgullece a todos, y ratifica la necesidad de usar en mayor dimensión sus beneficios», agregó.
Precisamente para aprovechar mejor sus beneficios, el miembro del Buró Político y primer ministro, Manuel Marrero Cruz, insistió en la necesidad de que, por dondequiera que vaya el Trasvase, esa agua tiene que llegar al campo, y esa agua tiene que convertirse en comida, en rendimientos importantes en la producción de alimentos y que esos alimentos lleguen al pueblo. «El Gobierno está encargado de garantizar que así sea».
El miembro del Comité Central, Ernesto Santiesteban Velázquez, primer secretario del Comité Provincial del Partido en Holguín, destacó la ayuda que ha significado la creación del grupo de trabajo para tomar decisiones.
El reto ahora es seguir buscando eficiencia en todo lo que hagamos, acotó, y velar porque las cosas se hagan con mayor calidad, para que de verdad contribuyan a lo que necesitamos. «Desde el papel que le toca a Partido, tenemos que buscar allí, en Mayarí, soluciones más locales, que permitan aprovechar mejor los beneficios del Trasvase», subrayó.
En su consideración, lo que se haga tiene que ser sostenible y «no solo una respuesta al Pleno, sino una verdadera respuesta a la producción de alimentos, en beneficio de la población».
Para buscar una verdadera respuesta a la producción de alimentos, el vice primer ministro Jorge Luis Tapia Fonseca, enfatizó en la importancia de sacar la experiencia de este análisis, que nos lleve a una mirada hacia adentro de lo que tenemos que hacer distinto, partiendo de que las inversiones que se han hecho no tienen el valor de uso que se requiere.
Accionar del Buró Político
A analizar y evaluar temas asociados a las principales preocupaciones de nuestro pueblo, estuvo encaminado fundamentalmente el trabajo del Buró Político en el tiempo transcurrido desde el II Pleno hasta el momento.
Un minucioso informe sobre el accionar en ese periodo fue expuesto por el secretario de Organización y Política de Cuadros, Roberto Morales Ojeda, quien aseguró que se ha continuado avanzando en el cumplimiento de los acuerdos emanados del 8vo. Congreso del Partido, con «la premisa de que el Partido sea cada vez más democrático y participativo, asegurando la batalla ideológica y económica, en correspondencia con las preocupaciones y aspiraciones de nuestro pueblo».
En esa etapa, detalló, el Buró Político se reunió en cuatro ocasiones, abordó 30 temas y adoptó 31 acuerdos, 15 de los cuales están cumplidos y se trabaja en los 16 restantes.
Entre los principales asuntos analizados destacó la valoración sobre la prevención y enfrentamiento a la subversión político-ideológica y las propuestas de acciones; las acciones para revitalizar y actualizar el funcionamiento de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) y la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), en correspondencia con los tiempos que vivimos; el proceso político para evaluar desde el Partido la Política de Cuadros en el sector empresarial; los principales rasgos del flujo migratorio de ciudadanos cubanos; así como las propuestas de actualización de la Política para la Inversión Extranjera, y las medidas para salvar la industria azucarera, sus derivados y la generación de energía.
Foto: Estudios Revolución
simismo, se evaluaron, en principio, las modificaciones a varios de los reglamentos de la organización partidista, y diferentes normativas jurídicas aprobadas por la Asamblea Nacional del Poder Popular como parte del cronograma legislativo.
Otras prioridades estuvieron asociadas al desarrollo de 149 asambleas de balance en distritos y municipios, que se convirtieron en espacios de profundos debates de la implementación de los acuerdos del 8vo. Congreso.
Especial atención se concedió, además, a la implementación del Plan de medidas para el enfrentamiento a la COVID-19, al programa de inmunización y a la actualización de los protocolos de actuación médica, lo que ha contribuido a lograr una disminución progresiva de la transmisión de la enfermedad.
Promovidos y encabezados por el Primer Secretario del Comité Central del Partido, dijo Morales Ojeda, se han sistematizado visitas e intercambios directos con productores, formas productivas y otros actores del sector agroalimentario en los territorios.
De igual manera se mantuvo la mira sobre las medidas implementadas para el fortalecimiento de la Empresa Estatal Socialista; la aprobación de nuevos actores económicos; el comportamiento de la inflación que se manifiesta en la sociedad cubana y constituye una de las principales preocupaciones e insatisfacciones del pueblo; así como la atención diferenciada que se brinda a las problemáticas sociales en barrios y comunidades vulnerables.
Tras la exposición de la síntesis sobre el amplio trabajo desarrollado por el Buró Político en este periodo, los participantes en el III Pleno coincidieron en destacar lo fructífero e intenso de la etapa de trabajo.
De manera especial sobre el significado que ha tenido en La Habana el trabajo en los barrios, el primer secretario del Comité Provincial en esa provincia, Luis Antonio Torres Iríbar, valoró que fue una decisión que se adoptó en el momento exacto en que hacía falta.
Nos ha permitido, dijo, atender mejor las individualidades y las vulnerabilidades de las comunidades; levantar el funcionamiento de las estructuras a nivel de los barrios; y vigorizar el trabajo del delegado del Poder Popular.
«Conocer la realidad que existe en los barrios nos permite ir dando solución a ellas y en dependencia de las prioridades de quienes allí viven se han hecho las acciones, con su participación y de manera responsable», recordó.

Amplio y profundo debate sobre el informe de Rendición de Cuenta del Buró Político al Pleno del Comité Central del @PartidoPCC. #CubaVive @DiazCanelB pic.twitter.com/if3mwob34y
— Dr. Roberto Morales Ojeda (@DrRobertoMOjeda) December 16, 2021

Las acciones para revitalizar y actualizar el funcionamiento de los CDR y la FMC, el proceso político a implementar con los militantes del PCC por sectores, según los acuerdos adoptados en las asambleas de balance distritales y municipales, la política de cuadros en el sector empresarial, el proceso de discusión con los trabajadores de la salud y Biocubafarma para el enfrentamiento a las ilegalidades en la producción, distribución, prescripción y comercialización de los medicamentos, han estado entre los temas discutidos por el Buró Político.
Se evaluaron también los resultados del estudio y propuestas para el perfeccionamiento de las administraciones de los Órganos Locales del Poder Popular, los rasgos del influjo migratorio cubano, la actualización de la Política para la Inversión extranjera, el fortalecimiento y consolidación de las cooperativas agropecuarias en función de impulsar la producción de alimentos y las propuestas de medidas para salvar la industria azucarera, sus derivados y la generación de energía.
El Buró Político analizó además, en principio y para su posterior presentación en este III Pleno, las modificaciones a los Reglamentos desde el nivel de base hasta el de Comité Central según el mandato del 8vo. Congreso, así como los Anteproyectos de leyes, según el Cronograma Legislativo aprobado por la Asamblea Nacional del Poder Popular.
En este período el Secretariado del CCPCC se reunió en cuatro ocasiones y analizó – para la aprobación al Buró Político – temas como el Programa de trabajo para el Perfeccionamiento del Sistema de Gestión Documental, Archivos y el trabajo con la historia del Partido; la atención a la actividad de la ciencia, tecnología e innovación; el fortalecimiento de los organismos globales de la economía a todos los niveles de dirección y al sistema bancario; la atención al desarrollo del Programa Tabacalero y el Plan Nacional de conmemoraciones del año.

A pesar de ser un año tan complejo, ha sido un año de victorias. Nos tiraron a matar y nos quisieron desaparecer y estamos vivos. No nos dejamos avasallar, resistimos todos los embates y de forma creativa, asegura el Primer Secretario del CCPCC, @DiazCanelB en III Pleno #Cuba pic.twitter.com/7zyP01vWpW
— Partido Comunista de Cuba (@PartidoPCC) December 16, 2021

El desarrollo de las 149 asambleas de balance en distritos y municipios, la atención al Plan de medidas para el enfrentamiento a la Covid – 19, el proceso de inmunización y actualización de los protocolos de actuación médica, el programa de Soberanía Alimentaria y Educación Nutricional con énfasis en el autoabastecimiento nutricional, centraron de igual forma la atención del Buró Político.
En el informe presentado se destaca asimismo, los intercambios sostenidos con productores, formas productivas y otros actores del sector agroalimentario en los territorios, los encuentros frecuentes con investigadores, científicos y expertos para buscar desde la ciencia y la innovación, disímiles soluciones a complejos problemas que obstaculizan el desarrollo de esta actividad.
Se mantuvo la mira en el fortalecimiento de la Empresa Estatal Socialista y a la aprobación de nuevos actores económicos. Por constituir la inflación una de las principales preocupaciones e insatisfacciones de la población, se aprobó un Grupo de Trabajo que estudia y define alternativas para su enfrentamiento, a la vez que se corrigen las desviaciones en la implementación de la Tarea Ordenamiento.

#Cuba Asistentes al III Pleno del CCPCC analizan como tema prioritario la situación de los precios, una de las preocupaciones que más afecta a la población, sobre lo cual se iniciará un proceso de análisis y debate con todos los sectores implicados para su enfrentamiento pic.twitter.com/dXO9TPPfbw
— Partido Comunista de Cuba (@PartidoPCC) December 16, 2021

Particular análisis han merecido los temas relacionados a la labor ideológica, entre ellos la atención a los medios de comunicación, el enfrentamiento a la subversión político-ideológica y a las campañas político comunicacionales gestadas contra el pueblo y la Revolución, así como el aseguramiento a la preparación y desarrollo del Ejercicio Moncada 2021 y el Día Nacional de la Defensa.
De manera especial, resaltan los encuentros sostenidos por el Primer Secretario del CCPCC con amplios sectores de la población: médicos que enfrentaron la Covid-19, deportistas, claustros de profesores, representantes de la Comunidad LGBTIQ, el sistema empresarial estatal, religiosos, artistas y escritores, académicos, entre otros. En este sentido, se han constituido grupos de trabajo para dar seguimiento a las acciones aprobadas en los organismos de dirección vinculados a la solución de los planteamientos realizados en los encuentros.
Especial relevancia ha tenido también la atención diferenciada a las problemáticas sociales en los barrios y comunidades vulnerables, mediante el fortalecimiento de las organizaciones de masas, del papel del delegado como centro del trabajo comunitario integrado, donde es decisiva la participación popular en el diagnóstico, definición de prioridades, seguimiento y control, unido al accionar de los organismos y entidades para contribuir a la solución de problemas y planteamientos acumulados.
El miembro del Secretariado del Comité Central, Jorge Luis Broche Lorenzo, destacó la trascendencia de la información ofrecida sobre el trabajo del Buró Político, que parte de lo establecido en los reglamentos aunque algunos lo vean como un formalismo. Desde que concluyó el 8vo. Congreso han transcurrido 241 días y ha sido intenso el trabajo que desde entonces se ha realizado, con coherencia y como expresión de continuidad.
En opinión de Liván Izquierdo Alonso, primer secretario del Comité Provincial en Matanzas, los analizados son temas estratégicos, que responden a prioridades de nuestro pueblo. Este sistema de trabajo, en vínculo permanente con el pueblo, consideró, asegura tener vivo el 8vo. Congreso.
Actualización de Reglamentos, para mayor alcance del Partido
La jornada en la mañana del III Pleno del Comité Central del Partido Comunista (PCC), tuvo entre los puntos de la agenda el análisis en torno a los reglamentos que definen el funcionamiento de la Organización política de vanguardia.
Constituyeron puntos de partida para las reflexiones, los Proyectos de modificaciones a los Reglamentos de las organizaciones de base del Partido, así como los concernientes a los ingresos, las sanciones y desactivaciones de la militancia.
Dichas propuestas, como allí se dijo, forman parte de lo acordado durante el 8vo. Congreso del PCC, e implicaron consultas que abarcaron a los dirigentes partidistas a todos los niveles de la organización, con una notable incorporación, a los textos, de las múltiples sugerencias realizadas.

Los CDR y la FMC son el corazón del barrio

Con el objetivo de revitalizar la labor de las más grandes organizaciones de masas de la nación, la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) y los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), en correspondencia con los tiempos que vivimos, el III Pleno del Comité Central del Partido debatió y aprobó las acciones que guiarán el trabajo de ambas en el próximo periodo.
Fue en la sesión de la tarde de este jueves, que también estuvo presidida por el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (CC-PCC), Miguel Díaz-Canel Bermúdez, y demás miembros del Buró Político, Roberto Morales Ojeda, secretario de Organización y Política de Cuadros, recordó que las acciones y las consecuentes estrategias ahora discutidas y aprobadas fueron muy debatidas en la Comisión No. 2 del 8vo. Congreso del Partido, y están precisadas en el documento Ideas, Conceptos y Directrices.
«Lograr que nuestro Partido único cada día sea más democrático y participativo está vinculado a más democracia y participación en la FMC y los CDR», aseguró. «El fortalecimiento del trabajo en el barrio comienza por aquí».
Al abordar las estrategias de ambas organizaciones, Morales Ojeda enfatizó que el fortalecimiento de sus estructuras es una construcción que debe hacerse con las federadas y los cederistas, en las cuadras, en los bloques, donde es esencial debatir qué consideran sus miembros deben ser la FMC y los CDR de estos tiempos.
El Secretario de Organización y Política de Cuadros del CC-PCC subrayó que para el Partido, en todas sus estructuras, desde la base a la nación, y viceversa, el fortalecimiento y actualización de estas organizaciones de masas es prioridad.
Este —acotó— nunca será un trabajo acabado. Es un conjunto de acciones que seguirán construyéndose, un proceso de «hacer camino al andar» en el que —agregó más adelante— es importante estudiar e incluir los aportes que desde las ciencias sociales se han hecho para alcanzar este perfeccionamiento.
Foto: Estudios Revolución
Organizaciones de todas y todos
Teresa Amarelle Boué, miembro del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y secretaria general de la FMC, presentó el plan de acciones para revitalizar la organización que representa a todas las mujeres cubanas.
El objetivo estratégico general es actualizar su funcionamiento en el contexto actual, enfatizando la labor política ideológica con las mujeres, que garantice el vínculo e intercambio con ellas para que se sientan representadas. Se propone estimularlas a elevar su protagonismo en defensa de sus derechos y deberes, de sus familias y de la Revolución.
El Héroe de la República de Cuba Gerardo Hernández Nordelo, coordinador nacional de los CDR, presentó la Estrategia para revitalizar y fortalecer la labor de los CDR.
El objetivo estratégico general es revitalizar la misión y el funcionamiento de la organización en el actual contexto, a partir de estimular la incorporación de sus miembros a los programas económicos, políticos y sociales que se desarrollan en la comunidad.
En el debate de ambos planes de acción intervino alrededor de media docena de miembros del Comité Central. Ana María Mari Machado, vicepresidenta de la Asamblea Nacional del Poder Popular, subrayó que la mirada comunitaria de las acciones de la FMC y los CDR también van de la mano del actual proceso de perfeccionamiento del Poder Popular.
Foto: Estudios Revolución
Sugirió hacer explícito en las proyecciones de trabajo el propósito de las dos organizaciones de masas de estrechar los vínculos con los delegados y los consejos populares. Esto es algo que sucede cotidianamente en la vida práctica, señaló, y es parte de la alianza estratégica necesaria entre los delegados del Poder Popular, los CDR, la FMC y los otros sectores sociales que interactúan en la comunidad.
De lo que se trata —enfatizó Mari Machado— es de impulsar el trabajo comunitario integrado, de darle sostenibilidad a lo que se hace en el barrio.
Anabel Naranjo Paz, profesora de la Universidad Oscar Lucero Moya, de Holguín, reflexionó que las dos estrategias nos llevan a hacernos la pregunta «qué más podemos hacer en función de estas dos organizaciones, tan importantes para la sociedad cubana y la Revolución».
Las dos estrategias —agregó— son integrales, suman a la sociedad, tienen carácter educativo, ideológico.
La académica holguinera también puso acento en la política de cuadros en la FMC y los CDR, las que deben ir preparando a sus dirigentes para llevar a cabo las funciones en cada cuadra y bloque de la FMC, adaptando su labor a las características sociodemográficas de cada lugar.
Naranjo Paz exhortó también a que la FMC y los CDR hagan un mayor uso de las investigaciones y estudios que atesoran y desarrollan las universidades y otros centros científicos.
Inés María Chapman Waugh, vice primera ministra, abordó el papel de las comisiones de género que se están creando a todos los niveles y que están integradas tanto por hombres como por féminas. Forman parte –explicó– de un sistema innovador para apoyar el trabajo de la FMC y que incluye el Decreto Presidencial que aborda el Programa Nacional para el Adelanto de las Mujeres (PAM) y la Estrategia Integral para la prevención y enfrentamiento a la violencia de género e intrafamiliar.
Las comisiones de género –señaló Chapman Waugh– también están incorporando las vertientes feministas que actúan en el país, una necesidad defendida e indicada por el Primer Secretario del Comité Central, compañero Miguel Díaz-Canel.
Foto: Estudios Revolución
Como parte del funcionamiento de las comisiones de género –agregó–, ya empezaron las rendiciones de cuenta de los Organismos de la Administración Central del Estado (OACE) donde se informa sobre las estrategias que están adoptando para enfrentar la discriminación y la violencia de género.
Chapman Waugh analizó que las acciones desde un enfoque de género tampoco son ajenas a los CDR, porque en los consejos populares, en los barrios, el trabajo es multifactorial, como ha ocurrido en el exitoso enfrentamiento a la pandemia de COVID-19.
Son grandes las fortalezas que tenemos para enfrentar desde la comunidad los problemas que existen, reflexionó la vice primera ministra.
Rafael Pérez Fernández, primer secretario del Comité Provincial del Partido en Guantánamo, señaló que la FMC y los CDR son la expresión más alta de la conciencia social en la comunidad, expresión de la conciencia comunitaria y la voluntad política de cada uno hacia la Revolución.
Argumentó su criterio ejemplificando que quienes dirigen en la base, en aquel o este CDR, en aquel o este bloque de la FMC, lo hacen con entera voluntad, sin ningún resorte monetario. Por otro lado —abundó— la mujer cubana está presente en todas las esferas de la sociedad, por eso debemos continuar poniendo a la mujer en su justo lugar, como siempre lo ha hecho la Revolución.
Los principales procesos políticos de nuestra sociedad se han hecho con la participación de estas dos organizaciones, aseveró Pérez Fernández.
El matancero Alexis Lobaina Martínez de Valdivieso expuso que en la base los primeros que tienen que estar para fortalecer estas organizaciones son los militantes del Partido en cada lugar junto a sus familias, a la vez que quienes están en las instancias intermedias, como las municipales, tienen que ir a la base para que se les conozcan e interactuar con los vecinos y las federadas.
Carlos César Torres Páez, director del Centro de Estudios de Gerencia, Desarrollo Local, Turismo y Cooperativismo, de la Universidad Hermanos Saíz Montes de Oca, en Pinar del Río, abordó la necesidad de la participación de las organizaciones de base de la FMC y el CDR en los programas de desarrollo local, de forma tal que todo lo relacionado a estos procesos tengan una expresión participativa y control popular.
Los CDR —conceptuó— son un mecanismo importante para incentivar acciones de responsabilidad social en cada lugar, y todo esto potenciaría la labor política e ideológica de las organizaciones de masas en el contexto local.

Díaz-Canel: “Tenemos un digno y heroico pueblo”

Independientemente de la situación adversa que tenemos en la economía, de la dureza de la vida cotidiana, de las problemáticas de desabastecimiento, este ha sido un año de victorias. Esa certeza la compartió este jueves el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, durante la primera jornada de trabajo del III Pleno del Comité Central.
Y ha sido un año de victoria, en primer lugar, dijo, porque hemos desmontado una intensa y profunda operación de agresión por parte del imperio, que apostó por hacernos desaparecer y «estamos vivos y estamos firmes».
Un año también de victorias —reflexionó—, por haber sido capaces de contrarrestar los efectos de la pandemia; por la creatividad de nuestro pueblo, de nuestros científicos; por el papel que desempeñaron nuestro sistema de Salud y las direcciones del Partido y el Gobierno a todos los niveles, encabezando el trabajo con el pueblo en este enfrentamiento, que nos ha dado la posibilidad del regreso a una nueva normalidad.
Son realidades que «abren caminos de esperanza, abren caminos de luz», destacó. Y ese sentido de victoria uno lo siente, comentó, primero porque «fortalecimos la unidad del pueblo cubano en torno al Partido y a la Revolución; porque se actuó con firmeza, no nos rendimos, no vacilamos, no nos dejamos avasallar, ni nos dejamos humillar; resistimos todos los embates, pero los resistimos de manera creativa.
Justamente esa creatividad es la que ha permitido, en medio de estos embates, señaló, que un país pequeño, agredido, bajo la incidencia de un bloqueo recrudecido, haya creado cinco candidatos vacunales —tres de los cuales se convirtieron en vacunas— que hemos podido compartir con el mundo; que se haya salvado el país; que hoy tengamos uno de los mejores indicadores a nivel mundial en cuanto a letalidad y en población vacunada; y cómo han disminuido drásticamente los diferentes indicadores, con más de un mes de resultados sostenido, abriendo incluso fronteras.
«Todo esto demuestra que no ha sido solo resistencia: ha sido creación; y afianza una vez más el criterio de que tenemos que trabajar —sabiendo que se va a mantener el bloqueo, que se va a seguir recrudeciendo—, en función de nuestros esfuerzos, de nuestro talento, resistiendo, pero también creando, y eso lo podemos lograr, entre otras cosas, porque tenemos un digno y heroico pueblo».
Desde otro punto de reflexión, el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista ratificó al Pleno su criterio de que para el 2022 la labor partidista y el trabajo-político ideológico se resumen en tomar como referente el 8vo. Congreso del Partido y seguir implementado todo lo que emanó de él, del rico debate que entonces se produjo
Todos los temas que estamos analizando hoy en día en nuestra sociedad —enfatizó—, los que van a la Asamblea Nacional, los que están en lo cotidiano, los que está previstos debatir en este Pleno, tienen que ver también con las postulaciones que se hicieron en ese 8vo. Congreso del Partido.
«Y si seguimos ese camino estamos también transitando hacia el 9no. Congreso».
La respuesta de Cuba a momentos complejos
Amplias reflexiones compartió el Jefe de Estado acerca de la realidad actual que vive el país, marcada por complejidades que demandan de un enfrentamiento y un pronunciamiento por parte de este III Pleno.
Al abordar el contexto en que subsiste esta situación, recordó la crisis global y multidimensional que existe en el mundo y se ha afianzado con la incidencia de la pandemia. Las problemáticas de desabastecimiento y subida de precios están presentes en todos los países, en muchos de los cuales se han acrecentado los problemas de desigualdades, con muestras de egoísmo y especulación, puntualizó
En el caso de Cuba —llamó la atención— hemos tenido que enfrentar esos hechos en condiciones aún más adversas, que nos han puesto en una situación económica compleja, sobre todo con relación a la disponibilidad de alimentos y a los precios.
«Esto hoy constituye una prioridad para el Partido, para el Gobierno, para el Estado cubano y no podemos cruzarnos de brazos», afirmó.
Hay que dedicarle tiempo y esfuerzo —insistió— a enfrentar esa situación, que tiene dos caminos: un grupo de medidas que podamos diseñar, que sean factibles para realmente aplicar con efectividad desde el Gobierno central, y que sean para toda la sociedad; y el otro, un grupo de acciones que podamos desarrollar en lo local desde el enfrentamiento, la convocatoria política, el análisis político, el control de los principales procesos relacionados con este tema y, sobre todo, en la comprensión de que es una cuestión que demanda enfrentarse entre todos y apoyarla todos como parte de la sociedad.
En el camino de encontrar las soluciones al problema, el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista alertó que lo primero que tenemos que lograr es entender bien el problema y por qué está pasando. En ese sentido, comentó acerca de los efectos del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el Gobierno de los Estados Unidos, y la crisis a nivel mundial en un contexto donde los precios de los alimentos se han disparado en el mundo entero.
Independientemente de esa situación, a la cual no somos ajenos, enfatizó, el Gobierno no ha subido precios en un grupo de alimentos fundamentales que sí han incrementado a nivel mundial. «No hemos subido precios ni lo vamos a hacer, porque aquí siempre se ha partido de que no se aplican políticas de choque», reiteró.
Asimismo, comentó aspectos relacionados a la Tarea Ordenamiento, con cuyo diseño se trató de llegar a una relación salario precio que fuera más favorable, aunque la propia situación que ha marcado la vida del país durante este año ha impedido lograr a plenitud ese propósito.
No obstante, recordó cómo cuando se comenzaron a aplicar las ideas del ordenamiento se consultó a la población, que empezó a emitir un grupo de criterios sobre tarifas, precios, y otros elementos de los conceptos que se planteaban como parte del proceso, los cuales contribuyeron a perfeccionarlo y a realizar los ajustes necesarios.
El elemento fundamental que impacta en la relación no adecuada de salario precio, destacó, tiene que ver con la relación de oferta y demanda, pues al existir más demanda que oferta, suben los precios.
La repuesta —dijo— es que tenemos que producir más, y no solo alimentos.
Indicó acometer de inmediato una discusión política con todos los productores y comercializadores y convencerlos de la necesidad —en las circunstancias actuales— de «renunciar a un determinado nivel de ganancia, particular o colectiva, en función de bajar precios».
«Esta tiene que ser una discusión honesta, abierta, argumentando la situación que tiene el país», enfatizó.
Y si lo hacemos así, refirió, estoy convencido de que «la mayoría de los productores y de los comercializadores, sin llevarlos a no ser rentables, lo van a entender, porque son parte de este pueblo y reciben también los beneficios de la Revolución».
La otra cuestión, detalló, está asociada a cómo organizamos al propio pueblo, en estos espacios de participación, para que realice control popular sobre los precios y enfrente, junto a los funcionarios públicos y a las instituciones a las que corresponde esa acción, lo que sea excesivo en materia de precio y especulación. «Ese será el mejor mecanismo de control que podremos tener sobre esas cosas».

Leer más »

Inicia en La Habana III Pleno del Comité Central del Partido Comunista de Cuba

III Pleno del Comité Central del Partido Comunista de Cuba. Foto: Presidencia Cuba.En la mañana de este jueves inició el III Pleno del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, presidido por el primer secretario y presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez.
El Pleno estará sesionando jueves y viernes en el Palacio de Convenciones de La Habana.  Tiene entre sus objetivos evaluar el cumplimiento de los acuerdos derivados del II Pleno de dicha organización, a través de una información que ofrecerá el Buró Político sobre la labor realizada desde entonces y hasta la fecha.

Inició III Pleno del Comité Central del Partido Comunista de #Cuba, presidido por el Primer Secretario y Presidente de la República, @DiazCanelB.
El Pleno estará sesionando jueves y viernes en el Palacio de Convenciones de La Habana.
Les estaremos dando detalles.
¡Buen día! pic.twitter.com/BorEffxIDF
— Presidencia Cuba (@PresidenciaCuba) December 16, 2021

En horas de la mañana de este jueves se someterán a discusión los proyectos de modificaciones a los Reglamentos de la organización desde la base hasta el nivel de Comité Central, así como los relacionados a los procesos de Ingresos, Sanciones y Desactivaciones.
También se presentará una propuesta de acciones para revitalizar y actualizar el funcionamiento de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) y la Federación de Mujeres Cubanas (FMC).
En la tarde los miembros del CC-PCC se centrarán en temas relacionados a la labor ideológica, fundamentalmente la investigación, la enseñanza y la divulgación de la Historia y el Marxismo Leninismo, así como la propuesta del Programa Nacional para el estudio, investigación y difusión del pensamiento, la vida y la obra del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.
(Con información de Presidencia Cuba y el sitio web del PCC)

Leer más »

Díaz-Canel preside asamblea de balance del Partido en el municipio habanero de Boyeros

Díaz-Canel preside asamblea de balance del Partido en el municipio habanero de Boyeros. Foto: Twitter/@PresidenciaCuba.El primer secretario del Comité Central del Partido y presidente de la República Miguel Díaz-Canel Bermúdez, preside la asamblea de balance del Partido en el municipio habanero de Boyeros.
El reto, publicó Presidencia Cuba en su cuenta en Twitter, está en evaluar de manera crítica y objetiva lo realizado por la organización en el territorio en los últimos años.
El pasado 7 de noviembre, con la realización de la asamblea de balance del Partido en el Cotorro, se inició un proceso que tendrá lugar a nivel de distritos y municipios durante los meses de noviembre y diciembre. En enero y febrero se realizarán las provinciales.
Asamblea de balance del Partido en el municipio habanero de Boyeros. Foto: Twitter/@PresidenciaCuba.
(Noticia en construcción)

Leer más »

El gobierno de Estados Unidos es el verdadero organizador y promotor de la provocación montada para noviembre (+ Video)

La Mesa Redonda transmitió una intervención especial del compañero Rogelio Polanco Fuentes, Miembro del Secretariado del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, como parte de la denuncia pública realizada por el Primer Secretario del Partido en la clausura del II Pleno del Comité Central sobre los planes del gobierno estadounidense y sus operadores políticos en Cuba para intentar derrocar la Revolución.
Al iniciar su declaración, recordó las palabras del Primer Secretario del Partido en las conclusiones del II Pleno del PCC:
“Ahora aparecen con una supuesta marcha pacífica. No es más que una escalada en el modo de actuar contra la Revolución y un desafío a las autoridades y al Estado de derecho socialista refrendado en nuestra Constitución; (…)  es una provocación como parte de una estrategia de “golpe suave”.  Sus propósitos coinciden con las principales líneas de ataque, calumnias, mentiras y amenazas utilizadas por quienes financiados por el Gobierno de los Estados Unidos se oponen al sistema político cubano e intentan desestabilizarlo y restaurar el capitalismo.
“No vamos a legitimar el accionar imperialista en la política interna ni dar cauce a los deseos de restauración neocolonial que han acumulado algunos y que se refuerzan en situación de crisis. No es un acto de civismo, es un acto de subordinación a la hegemonía yanqui”.
Intervención especial de Rogelio Polanco Fuentes, Miembro del Secretariado del Comité Central del Partido. Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate.
El Jefe del Departamento Ideológico del Comité Central recordó que entre el 20 y el 27 de septiembre un reducido grupo de ciudadanos entregaron en las sedes de los gobiernos municipales o provinciales de ocho provincias del país textos similares donde anunciaban la decisión de celebrar una marcha supuestamente pacífica.
“Subrayó ´la decisión de celebrar una marcha´ porque no era una solicitud: se estaba dando por hecho la celebración de esta marcha. La acción fue concebida con un alcance nacional en evidente coordinación por parte de sus promotores”, enfatizó.
Más adelante se refirió como el 12 de octubre las autoridades de los municipios donde fueron entregados los referidos documentos, dieron respuesta personal a los remitentes. “En esa ocasión se ofrecieron los argumentos precisos sobre el carácter ilícito de la marcha en correspondencia con los artículos 56, 45 y 4 de la Constitución”.
“Entre las razones expresadas se dejó claramente establecido que las proyecciones públicas de los promotores y sus vínculos con organizaciones subversivas o agencias financiadas por el gobierno de los Estados Unidos tiene la intención manifiesta de promover un cambio de sistema político en Cuba, por lo que la marcha anunciada constituye una provocación como parte de la estrategia de cambio de régimen ensayada por Estados Unidos en otros países”, dijo.
Polanco Fuentes llamó la atención sobre cómo apenas anunciada la marcha, esta recibió el apoyo público de legisladores estadounidenses, operadores políticos y medios de comunicación que alientan acciones contra el pueblo cubano, intentan desestabilizar el país e instan a la intervención militar. “Es algo recurrente y permanente como estos medios y operadores políticos desde los Estados Unidos instan a la intervención militar en nuestro país”, acotó.
El Miembro del Secretariado del Comité Central del Partido Comunista de Cuba dijo que desde sus inicios era evidente que se trataba de un plan desestabilizador orquestado desde el exterior a través de operadores políticos internos con intenciones violentas.
“Ante el desafío de los promotores de la provocación en su pretensión de hacer caso omiso a la negativa de las autoridades, el 21 de octubre la Fiscalía General de la República en sus sedes de varias provincias inició un proceso de apercibimiento a estos ciudadanos; manifestándole que de incumplir la decisión de las autoridades incurrirían en los delitos de desobediencia, manifestaciones ilícitas, instigación a delinquir y otros previstos y sancionados en la legislación penal vigente”.
En este sentido, explicó que la actuación de la Fiscalía se sustentó en el artículo 156 de la Carta Magna donde se establece que “es el órgano del Estado que tiene como misión fundamental ejercer el control de la investigación penal y el ejercicio de la acción penal pública en representación del Estado, así como velar por el estricto cumplimiento de la Constitución, las leyes y demás disposiciones legales por los órganos del Estado, las entidades y por los ciudadanos”; así como la Ley 83 de 1997 “Ley de la Fiscalía General de la República” en su artículo 7.
Un nuevo  capítulo de la Guerra No Convencional contra Cuba
Es evidente que estamos ante un nuevo capítulo de la guerra no convencional, del golpe suave o del manual de lucha no violenta que Estados Unidos ha ejecutado durante la época contemporánea en varios países, señaló Polanco Fuentes.
“Yugoslavia, Libia, Siria, Ucrania, Nicaragua, Venezuela son algunos de los ejemplos donde estas acciones de la guerra no convencional se han llevado adelante. Hay suficiente información doctrinal sobre la manera en que los Estados Unidos han llevado a cabo estas acciones”
Según explicó, la circular TC-1801, uno los principales documentos de las Fuerzas Especiales de los Estados Unidos, exhorta a  aprovechar las posibles vulnerabilidad del gobierno a derrocar, distanciarse de la población, desplazar a la porción de la ciudadanía que actúa de manera neutral a posiciones en su contra, explotar estos elementos a través de la subversión y cuando esta no conduzca a los resultados estratégicos deseados recurrir al conflicto armado, a través del fomento de la insurgencia.
“Para eso utilizan todos los elementos del modelo, el punto de vista económico, psicológico, acciones de subversión, así como el uso masivo de las tecnologías de la información y las comunicaciones con el objetivo de derrocar a esos gobiernos con un menor costo económico, político y militar”.
En su alocución se refirió a su experiencia personal en Venezuela, país en el que fungió como funcionario diplomático. En este sentido rememoró que en los años 2013, 2014 y 2017 se desarrollaron las llamadas Guarimbas, acciones violentas de los representantes de sectores de la oposición en Venezuela para derrocar al gobierno bolivariano que provocaron innumerables daños económicos y humanos a la sociedad.
“Hay un informe del estado venezolano ́ La verdad de Venezuela contra la infamia: datos y testimonios de un país bajo asedio´ publicado en septiembre de 2020 que tiene elementos que se relacionan con las acciones que se pretenden ejecutar en nuestro país. En este informe se plantea que el total de fallecidos durante las protestas violentas en febrero de 2014 fueron 43 personas, mientras que en las protestas de abril a julio de 20174 el ministerio público registró 121 fallecidos y 1958 lesionados, sin embargo, con relación a los protestas de 2014 el entonces secretario de estados de los Estados Unidos John Kerry emitió un comunicado en el que afirmaba que ´las manifestaciones eran pacíficas y acusó al gobierno venezolano de enfrentar a manifestantes pacíficos por la fuerza”, reseñó.
“Un examen pormenorizado, dice el informe, de los hechos ocurridos revela que la mayoría de las demostraciones provocadas y promovidas por dirigentes de la oposición entre abril y julio de 2017 se realizaron quebrantando la legislación nacional e internacional vigente. Estas manifestaciones derivaron en acciones de violencia extrema caracterizadas por el uso de armas de fuego, bombas molotov, morteros y armas de fabricación casera, colocación de barricadas, trampas mortales en las vías públicas, daños a instituciones, escuelas, centros de salud y asedio contra instalaciones militares y policiales. Se registraron tres prácticas inéditas en la historia reciente del país: incendiar vivas a personas señaladas como partidarias del gobierno, utilización de niños, niñas y adolescentes para preparar bombas incendiarias, custodiar barricadas y agredir a los cuerpos de seguridad, así como la combinación de altos niveles de violencia con símbolos religiosos y patrióticos ”.
El funcionario destacó además como el propio informe reconocía con preocupación el hecho de que los medios pretendían presentar estos hechos como manifestaciones pacíficas. “Algunos aquí comienzan a buscar los llamados métodos de lucha no violenta para asesorarse y ejecutar en Cuba algunas de estas acciones”.
Intervención especial de Rogelio Polanco Fuentes, Miembro del Secretariado del Comité Central del Partido. Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate.
Abundante financiamiento para la subversión
En relación con el financiamiento para las acciones subversivas en otros países, alertó que ha sido una práctica sistemática de los gobiernos de los Estados Unidos, por lo que se ha creado un entramado de instituciones con fondos multimillonarios.
Resaltó que entre las instituciones emblemáticas se encuentran la NED y la USAID. Polanco recordó que la primera nació en 1983 dentro del llamado Proyecto Democracia para hacer abiertamente lo que hacía décadas desarrollaba la CIA de manera encubierta. “Los objetivos de la NED siempre han sido la subversión política y el llamado cambio de régimen a partir de un entramado de organizaciones que promueven cursos, eventos, premios, becas, la fundación de ONG, tanques de pensamiento, fundaciones y centros universitarios”.
En su exposición detalló que entre esas organizaciones nacidas en América Latina se encuentra CADAL (Centro para la Apertura Democrática en América Latina), la que forma parte de una amplia red de organizaciones no gubernamentales que emplea los EE.UU. para financiar y canalizar financiamiento para sus operadores políticos a través de la NED y la USAID.
“Sobran las referencias públicas del financiamiento de la NED a CADAL como parte de los tentáculos para el entramado contra los procesos progresistas en América Latina y otras partes del mundo. La NED otorgó a CADAL 107 000 dólares en 2017 y 100 000 dólares en el 2021 destinados al proyecto denominado ´Un enfoque regional para promover los valores democráticos en Cuba”.
Los vínculos entre Estados Unidos y sus operadores políticos en Cuba
Reveló que dos ciudadanos cubanos son parte de los generosos beneficiantes de los fondos de estas organizaciones estadounidenses: Manuel Cuesta Morúa y Yunior García Aguilera, firmantes de los documentos entregados a las autoridades cubanas sobre la pretensión de realizar marchas en varias ciudades del país.
Ambos, explicó, viajaron en el 2018 a Argentina para participar en un evento de esta organización CADAL coordinado por el proyecto “Tiempos de cambio y el nuevo rol de las Fuerzas Armadas en Cuba”.
Entre los objetivos de este curso, señaló Polanco, se encontraban dar continuidad al estadio de las FAR para transmitir a los activistas posibles escenarios y supuestos aliados a futuro, cooperar con actores cubanos a fin de vincularse con miembros y ex miembros de las FAR abiertos a procesos de cambios. “Son claras las intenciones subversivas, conspirativas y golpistas de estos proyectos. Hay que ser ilusos para hacer mella en la dignidad de nuestras invictas Fuerzas Armadas Revolucionarias”, preponderó.
El político cubano denunció que tanto CADAL como su director Gabriel Salvia han estado muy activos para apoyar las provocaciones para el próximo mes en Cuba.
“En el 2019 Cuesta Morúa y García Aguilera continuaron su preparación en un taller auspiciado por la Universidad San Luis Campus Madrid. Allí recibieron lecciones de Richard Youngs, experto en protestas públicas como método de cambio político”.
Según apunta Richard Youngs, las revueltas son cada vez más una ruta principal a través de la cual la gente común busca lograr una transformación social política y económica. “Los manifestantes deben tomar decisiones difíciles, ¿simplemente se desvinculan de la política o construyen nuevos tipos de campaña cívicas? ¿Se incorporan a los partidos políticos existentes o se alejan por completo de la política dominante?
El Miembro del Secretariado del Comité Central del Partido Comunista de Cuba enumeró que entre los nuevos tipos de campaña cívica se encuentran los llamados presos políticos, la violencia, la conformación de organizaciones, así como la creación de condiciones para realizar nuevas manifestaciones y la proclamación de nuevas fechas para estas movilizaciones. También se promueven acciones para evadir el control policial e impedir que los cuerpos policiales preserven la paz en el país.
Añadió que el sitio Cuba Money Project  reveló que la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) otorgó a finales de septiembre unos 6 669 000 dólares para proyectos subversivos en Cuba, de un total de 18 000 000  que puede destinar hasta 2023 para estos fines.
“Entre los principales beneficiarios están el Directorio Democrático Cubano, dirigida por Orlando Gutiérrez Boronat, la cual ha recibido 617 500 dólares, así como los medios creados para la campaña mediática contra Cuba entre ellos ADN Digital con 2 031 260 USD y Cubanet 783 mil dólares. Son más de 70 billones de dólares que se dedicaron durante la administración de Trump para la subversión, a lo que habría que sumarle los  más de 100 millones la oficina de transmisiones para Cuba de la mal llamada Radio y Televisión Marti”.
Estas organizaciones-dijo- han servido de financiamiento a politiqueros y mercenarios que viven al amparo del generoso derrame de Washington. Asimismo recordó que desde Cuba estas organizaciones se mantienen recibiendo el apoyo y el financiamiento de las autoridades de Estados Unidos, del Departamento de Estado, del Consejo de Seguridad Nacional y de la Embajada en La Habana como denunció el primero secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba en el reciente pleno de la organización partidista.
Estados Unidos es el organizador de la provocación
“El gobierno de Estados Unidos es el verdadero organizador y promotor de la provocación montada para noviembre, los hechos y declaraciones lo demuestran. No se han tomado el cuidado de ocultarlo. Altos funcionarios gubernamentales participan directamente en su conducción”, afirmó.
Intervención especial de Rogelio Polanco Fuentes, Miembro del Secretariado del Comité Central del Partido. Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate.
De igual forma agregó que recientemente el gobierno norteamericano amenazó con nuevas medidas contra Cuba, si no se permite que los operadores locales de su estrategia anticubana actúen impunemente en el país, así lo indicó en una entrevista Juan González, director para asuntos del Hemisferio Occidental del Consejo de Seguridad Nacional. Este señaló que su administración actuará si Cuba procesa a los convocantes a la marcha “Cuba no acepta amenazas, ni se deja intimidar. Nuestra historia de resistencia y de dignidad lo confirman”.
“Guárdense sus amenazas como dice nuestro pueblo. Tampoco nos sorprende el apoyo a esta pretendida marcha por parte de organizaciones violentas y connotados terroristas de la mafia anticubana y del núcleo mediático generador de odio en Miami. Todos hemos sido testigo que  desde se anunció por sus organizadores la marcha recibió el respaldo público y notorio de legisladores estadounidense, de operadores políticos y medios de comunicación que alientan acciones contra la Revolución”, destacó.
El entusiasta apoyo de la mafia anticubana de Miami
Polanco afirmó que tuits, declaraciones, asambleas de resistencia y otras frenéticas acciones que han ocurrido estos días en Miami, como si las acciones fueran a desarrollarse en esa ciudad. “Cambio de régimen, derrocamiento del gobierno e intervención militar”, vuelve a ser la narrativa imperante en el sur de la Florida. Entre los más fervientes han estado algunos de los congresistas, ya conocidos, como activos impulsores del bloqueo y de su  subversión contra Cuba y defensores de los disturbios violentos del pasado 11 de julio.
Entre los primeros en pronunciarse está el terrorista reconvertido Orlando Gutiérrez Boronat, quien ha declarado que esta acción servirá para derrocar al régimen. Este es el jefe del llamado Directorio Democrático Cubano, líder de la autodenominada Asamblea de la Resistencia. El 4 de diciembre del 2020, tras los sucesos del 27 de noviembre abogó por una intervención armada a Cuba para derrocar al gobierno. Después del 11 de julio ha llamado en repetidas ocasiones a la intervención militar en el país.
La Usaid y el Departamento de Estado le han otorgado a la organización al menos 6 970 979 dólares desde el 2006 hasta el 2019, según muestran los registros públicos. Este personaje coincide en algunas plataformas para la restauración capitalista en Cuba que tienen cierto perfil académico con uno de los promotores de la marcha supuestamente pacífica
Otro de los entusiastas de la marcha, es la Fundación Nacional Cubano-Americana, punta de lanza de las políticas anticubanas desde la década de 1980. Además de ser organizadora de numerosos actos terroristas contra Cuba y de varios intentos de atentados contra el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz. En el 2019, esta fundación recibió 1 385 637 dólares del dinero del contribuyente estadounidenses para “empoderar a la sociedad civil cubana para construir una democracia duradera en Cuba que esté libre de violaciones de los derechos humanos, mediante la mejora de la conciencia, la eficacia de la sociedad civil en la isla, en el activismo no violento y facilitando materiales de capacitación, equipos de comunicación y conocimiento técnico”. En estos días en su página de Facebook, la fundación, está dando orientaciones – señaló – sobre cómo acudir y qué hacer en la marcha supuestamente pacífica e independiente.
Una de las promotoras de la provocación violenta, indicó Polanco, es la ciudadana cubana Saily González Velázquez quien reconoció recientemente el respaldo de la Fundación Nacional Cubano-Americana a través del director de derechos humanos, Omar López Montenegro.
También cuentan los pretendidos marchantes con el aliento de la red mercenaria de la Brigada 25-06, cuyo presidente de turno declaró en Miami que “con estos pasos se fomentará una explosión dentro de Cuba, para que de nuevos nosotros hermanos tomen las calles y esto nos lleve al derrumbe de un régimen”. Estos son los operadores políticos externos que llaman a tumbar la Revolución, a la violencia y al caos.
Intervención especial de Rogelio Polanco Fuentes, Miembro del Secretariado del Comité Central del Partido. Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate.
El jefe del departamento Ideológico en el Comité Central del Partido Comunista de Cuba alertó que otro de los que se aplica entre impulsores de la provocación es el terrorista Ramón Saúl Sánchez, cuyo historial violento es tal que ni siquiera ha podido recibir el asilo oficial en Estados Unidos, aunque nunca ha dejado de contar con la protección de sus autoridades.
“Se ha vinculado a una decena de organizaciones terroristas desde que tenía 16 años, entre ellas la Organización para la Liberación de Cuba, Omega 7, Coordinación de Organizaciones Revolucionarias Unidas (CORU), Alfa 66, Frente Nacional de Liberación de Cuba, Jóvenes de la Estrella y Movimiento Democracia. Con Alfa 66  participó en más de 20 actos terroristas, principalmente contra embarcaciones y misiones diplomáticas”, denunció Polanco Fuentes.
Asimismo indicó que Ramón Saúl Sánchez fue segundo jefe del CORU, organización que realizó más de 90 ataques terroristas contra instalaciones cubanas en varios países, incluso dentro de los Estados Unidos. Siendo la más connotada la voladura del avión de Cubana de Aviación sobre Barbados, donde murieron 73 personas.
Documentos fechados entre 1979 -1982,  vinculan a este terrorista en el atentado a la Sección de Intereses de Cuba en Washington y los reiterados intentos de asesinato del entonces embajador cubano. “El llamado Movimiento Democracia ha sido promotor de las flotillas que en varias ocasiones han violado las aguas territoriales de Cuba”, develó Rogelio Polanco.
La provocación está condenada al fracaso
“La provocación del 15 de noviembre está condenada al fracaso, nunca fue auténtica. Su intento de arroparse con alguna legalidad es una manipulación perversa. La Constitución de la República es creación genuina del pueblo, no hay tramoya que pueda escamotear. Los promotores de la pretendida marcha siguen el libreto yanqui, cumplen sus órdenes, se rodean de violentos y terroristas y sueñan ejecutar sus acciones desestabilizadoras con impunidad”, expresó.
Con nuestro primer secretario del Partido y presidente de la República de Cuba proclamamos que “aquí hay suficientes revolucionarios para enfrentar con inteligencia, con respeto y en defensa de nuestra constitución; pero  también con energía y valor cualquier manifestación que pretenda destruir a la Revolución”.
El 15 de noviembre –dijo- Cuba abrirá sus puertas al mundo y abrirá también las escuelas a los niños, esa explosión de alegría, felicidad y de abrazos hasta ahora contenidos por duros meses de pandemia. Esa es la alegría que los promotores del odio pretenden frustrar, “pero no podrán impedir que las madres cubanas disfruten ese momento sublime de acompañar a sus hijos a las aulas, ni las tiernas sonrisas de los maestros con el regreso de sus añorados alumnos. No podrán impedir el triunfo de  Cuba frente a la pandemia gracias a vacunas propias creadas con el ingenio de científicos formados en Revolución. Vacunas posibles por el pensamiento y la acción visionaria de Fidel, fundador de una industria biofarmacéutica genuinamente cubana”.
“No podrán impedir el tránsito hacia una nueva normalidad, una normalidad responsable que permitirá abrir paulatinamente nuestra vida económica y social en las próximas semanas. No podrán impedir la proeza de Cuba, de sus profesionales de la salud, de sus trabajadores, de sus jóvenes, de todo un pueblo que en resistencia creativa avanza con optimismo por encima de adversidades colosales. No podrán impedir la victoria de Cuba frente a la subversión y el bloqueo criminal de los Estados Unidos, recrudecido en medio de la pandemia, lo que agiganta nuestra epopeya gloriosa”, apuntó.
Como nuestro Héroe Nacional José Martí, a quienes algunos pretenden ultrajar con sus pretensiones neoanexionistas, proclamamos “… ¿Qué deben hacer los verdaderos amantes de la patria…? Estamos aquí para impedir que el enemigo acorrale al abanderado, o caiga en malas manos la bandera:…Aquí somos la vigilancia y el amor, la cordialidad y la centinela, la pasión, razonada por el juicio, de cuanto lleve con decoro el nombre de cubano”.
¡Estas son nuestras razones, las razones de Cuba!
En video
[embedded content]

Leer más »

Díaz-Canel: Estamos preparados y dispuestos a todo por defender lo más sagrado, lo que nos une (+Video)

Miguel Díaz-canel Bermúdez, Primer Secretario del Comité Central del PCC y Presidente de la República. Foto: Estudios Revolución.Discurso pronunciado por Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, en la clausura del II Pleno del Comité Central de Partido Comunista de Cuba, en el Palacio de Convenciones, el 24 de octubre de 2021, “Año 63 de la Revolución”
(Versiones Taquigráficas – Presidencia de la República)
Querido General de Ejército Raúl Castro Ruz, líder de la Revolución Cubana;
Compañeras y compañeros miembros del Comité Central del Partido Comunista de Cuba;
Invitados:
Durante casi dos días ha sesionado el II Pleno del Comité Central del PCC, que es el primero posterior al Congreso, porque recuerden que el I Pleno se desarrolla durante el Congreso, y que fue postergado por la incidencia del brote pandémico, eso ha requerido centrarnos en aspectos concernientes al funcionamiento del Partido como continuidad del Congreso, pero también para abordar temas actuales de la labor partidista.
Fueron tratados la implementación de los acuerdos del Octavo Congreso, la modificación de los estatutos, las normas para el funcionamiento de las comisiones permanentes, la estrategia de implementación de la política de cuadros, el programa para la transformación del trabajo político-ideológico, el proceso de balance de los comités del PCC y el programa de transformación digital de la organización.
Además, se trató el aseguramiento político a importantes procesos que se desarrollarán y el necesario debate sobre el perfeccionamiento del Poder Popular.
La complejidad del momento actual nos señala la necesidad de reunirnos con más frecuencia para debatir y decidir sobre los problemas más urgentes y estratégicos de la actual coyuntura que vive el país, sobre todo, si somos capaces de discutir los temas con profundidad, objetividad, integralidad y de manera crítica para encontrar soluciones a los complejos problemas que nos atañen.  Ese espíritu se manifestó, como planteó el General de Ejército, en este II Pleno.
Un análisis de la situación del país y de la situación global nos plantea que el mundo en COVID-19 no es ni siquiera el mundo injusto que los revolucionarios soñamos cambiar.  Es ese mismo mundo, ahora bajo los efectos de muchas crisis simultáneas: económica, laboral, productiva, ambiental, sanitaria y también moral.
Cuba no escapa a la conjunción crítica del planeta; sin duda, no somos los más afectados, pero sí los más castigados.  Ninguna nación subdesarrollada carga como nosotros con las citadas crisis y con las condiciones que impone el bloqueo económico reforzado y recrudecido con 243 medidas aplicadas por Trump y mantenidas por Biden, además de enfrentar una intensa, descarnada y perversa guerra comunicacional.  Somos únicos en el mundo por la duración y crueldad de ese castigo.
Depende de nosotros dar respuesta digna a esa inmerecida e inmoral condena. Nuestra originalidad está obligada a ser tan grande como la maldad del adversario.  Estamos desafiados a ser excepcionales en la capacidad de resistir y crear.  Así ha sido desde los orígenes de la nación cubana; así ha resistido 62 años invicta la Revolución Cubana.
II Pleno del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, el cual fue dirigido este sábado, desde el capitalino Palacio de Convenciones, por su Primer Secretario y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez. Foto: Estudios Revolución
El enemigo no cesa en su empeño de destruirnos.  No nos perdona la osadía de que nuevas generaciones continúen la voluntad y el compromiso de mantener la independencia, la soberanía y la construcción del socialismo.
El objetivo declarado del Gobierno norteamericano es derrocar a la Revolución Cubana.
La esperanza del enemigo es que nuestras grandes dificultades materiales reblandezcan al pueblo y lo hagan ponerse de rodillas, por eso alimenta la desidia con la idea de que el país no puede resistir.
La administración norteamericana está atrapada por el deseo de ganar el voto de la Florida y esos fines electorales condicionan su política hacia Cuba, que pasa a ser dominada por la mafia cubanoamericana de Miami.  Estos hechos no son casuales, hay una intención, una premeditación, y un interés político.
La estrategia imperialista es crear el máximo de descontento dentro de nuestro país.  Fomentar la inestabilidad a través del empeoramiento de las condiciones de vida de la población, ponernos cada vez más difícil la posibilidad de sobrevivir, para conducirnos al estallido de un conflicto violento.  Pretenden llenarnos de odio y arrebatarnos la felicidad.
El objetivo declarado del Gobierno norteamericano es derrocar a la Revolución Cubana, dijo el presidente de la República. Foto: Estudios Revolución
Es vil la campaña: se desacreditan los logros, se utilizan imágenes groseramente distorsionadas de nuestra realidad, se trata de asfixiarnos económicamente, de debilitar la solidaridad con Cuba, haciendo uso de la mentira y la calumnia.  Varios representantes del Gobierno norteamericano insisten en sus pronunciamientos en redes sociales por mantener acusaciones contra Cuba en materia de derechos humanos en un alto perfil.
Como reflejo del actual escenario bilateral en las relaciones con los Estados Unidos, la Embajada de ese país en Cuba viene desempeñando un activo papel en los esfuerzos por subvertir el orden interno en nuestro país. Esta conducta no es nueva, siempre ha estado presente de un modo u otro desde que se establecieron las secciones de intereses en 1977.
En contraste, si bien nuestra misión en Washington despliega una intensa labor política y diplomática a favor de las relaciones bilaterales, en función del levantamiento del bloqueo económico, dirigida a mostrar la verdad de nuestra realidad y a contrarrestar las calumnias contra Cuba, puede afirmarse categóricamente que no ha habido nunca actividad ilegal alguna dirigida a socavar las bases políticas, legales o constitucionales de ese país.
La trayectoria de nuestra Embajada y de, antiguamente, nuestra Sección de Intereses, ha sido siempre absolutamente limpia.
Son frecuentes las reuniones de los funcionarios diplomáticos norteamericanos con cabecillas de la contrarrevolución, a los que brindan orientación, estímulo, apoyo logístico y financiero.  En sus plataformas comunicativas, incluyendo las redes digitales, emiten a diario pronunciamientos ofensivos que constituyen entrometimientos abiertos en los asuntos internos de nuestro país.  Se trata de un comportamiento provocador, ajeno a lo que debe ser la conducta de una misión diplomática y en total violación de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, la que tiene entre sus pilares el respeto de los diplomáticos a las leyes del país donde están acreditados y abstenerse de emitir juicios sobre sus asuntos internos.
La Embajada estadounidense busca información para difamar a Cuba en temas como derechos humanos, democracia y contradicciones sociales en nuestro país.  Pretenden identificar y promover líderes, sobre todo jóvenes, prepararlos en el extranjero con el fin de utilizarlos para impulsar sus ideas antisocialistas, procapitalistas y neoliberales.
Frente a estas conductas no nos quedaremos de brazos cruzados.  Tenemos la determinación de enfrentar la labor subversiva y agresiva de esa representación diplomática, lo que incluye la denuncia pública.  Contamos con la experiencia de muchos años de trabajo diplomático y operativo frente a Estados Unidos bajo la guía de la dirección histórica de la Revolución, y contamos también con el respaldo de las instituciones del Estado y las organizaciones políticas y de masas que, bajo la orientación del Partido, desempeñan un importante papel en esta batalla.
Tenemos como herramientas poderosas la unidad, la disciplina, la organización, las estrategias de trabajo aprobadas, los procedimientos necesarios y la claridad ideológica.
En un momento como este podemos hacer también algunas consideraciones sobre los llamados sucesos del 11 de julio, que no fueron más que provocaciones y hechos vandálicos como parte de toda esta estrategia de la Guerra No Convencional y del “golpe suave” contra nuestra Revolución.
Se trata de mantener una narrativa que pretende presentar el 11 de julio como un referente de ruptura y de rechazo popular a la Revolución, y los intentos de aprovechar las inconformidades existentes para provocar desestabilización; pero el 11 de julio no es un referente de ruptura, es, en todo caso, un referente de unidad, y el 11 de julio constituyó una victoria más de la Revolución Cubana.  Los revolucionarios salieron a defender la Revolución con elevada moral, con disposición a luchar y vencer.
Ellos creían que la Revolución se derrumbaba en unas horas, como lo creyeron cuando la caída del campo socialista, pero una vez más se equivocaron.
Foto: Estudios Revolución.
De esos sucesos y de los acontecimientos que hemos vivido en este último año y medio de pandemia hemos tomado también algunos aprendizajes. Uno de esos aprendizajes es que tenemos que defender y asumir como fortaleza la heterogeneidad de la sociedad cubana, y esto implica, como aquí se abordó, un trabajo político-ideológico diferenciado; que tenemos que robustecer y desarrollar los mecanismos de participación popular y de trabajo con la población, que no se pueden desmontar en ninguna de las situaciones adversas que podamos vivir, y que la guardia revolucionaria, la vigilancia revolucionaria no se pueden descuidar jamás.
El referente, en realidad, es el Octavo Congreso del Partido. En ese magno evento de nuestra organización se analizaron las causas de todos los problemas que el país vive, fueron abordadas las estrategias y también las propuestas de trabajo para enfrentarlas, ¡ese es el verdadero referente!
El país ha vivido en Revolución otros momentos difíciles, este no es el más complejo de esos momentos.
Se trata de sembrar la matriz de que nada funciona, de que todo funciona mal, y se trata de negar la obra de justicia social lograda, es por eso que nosotros tenemos que fomentar el análisis crítico de la realidad, la autocrítica y alejarnos de la complacencia, potenciando la necesidad de comunicar más oportunamente y mejor y que todas nuestras estructuras de trabajo escuchen, dialoguen, den respuestas y también soluciones.
Es importante priorizar el trabajo en la atención y el diálogo con los jóvenes, lo cual debe ser una prioridad, y la necesidad de proponer e implementar medidas para resolver cada uno de los problemas también perfeccionando los métodos de atención a la población.
Tal como estamos haciendo, es importante renovar el trabajo social en las comunidades, donde radica la base social de apoyo a nuestra Revolución, tejiendo y desarrollando un proceso genuino, inclusivo, democrático y participativo que defienda ese concepto de poder popular que estuvimos discutiendo aquí, de manera que llegamos a consensos de cómo lo podemos ejercer.  Esos temas distinguen nuestra unidad, la capacidad de resistencia y nuestra dignidad.
En medio de estas dificultades el país marcha, tenemos ánimo para enfrentarlas y capacidad para encontrar soluciones.  No podemos desalentarnos, porque los pueblos que se desalientan, como dijo Fidel, no llegan lejos, son víctimas de la confusión y van al fracaso, ese no será el caso de la Revolución Cubana.  Esta batalla la ganamos defendiendo y desarrollando las ideas del socialismo, contamos con una fuerza tremenda de inteligencia, creatividad, innovación, emprendimiento, tenacidad, firmeza, conciencia, patriotismo y espíritu revolucionario en nuestro pueblo, tenemos la obligación de salir adelante, y ellos, los imperialistas, se llevarán una nueva lección al subestimarnos.
Debemos recordar lo que expresó el Comandante en Jefe cuando vivíamos los tiempos del Periodo Especial: “Llevamos nuestras dificultades y nuestras escaseces con dignidad, con la dignidad de aquellos que no se rinden, con la dignidad de aquellos que no se pondrán jamás de rodillas”.  Por eso vamos a salir vencedores de esta batalla en difíciles condiciones ante un imperio lleno de soberbia y de frustraciones.
Luchando es como se vencen los obstáculos y los problemas, no entregándose a los designios de quien cínica y descaradamente es el principal causante de ellos, sin ceder a nuestros principios, sin faltarle a nuestra independencia y a nuestra soberanía. Son tiempos difíciles, pero también con perspectivas de nuevas oportunidades para crecernos y superarnos a nosotros mismos. Tenemos una gran responsabilidad como generaciones, que es el desafío de salvar la Revolución y de salvar la nación cubana.
Hay problemas objetivos serios, hay escaseces, circunstancias como esta, nos alertaba también Fidel, son propicias para los oportunismos, las cobardías, las inconsistencias, las deserciones, las traiciones, las flojedades, la cobardía, lo cual exige más de la labor partidista. No podemos estar satisfechos con lo hecho, pero no se puede acusar de torpeza ni de incapacidad a la Revolución, porque son realmente grandes los problemas que estamos enfrentando entre todos.
En medio de esta situación se eleva nuestro orgullo nacional, cuando tenemos victorias como nos han dado nuestros científicos con las vacunas; cuando en medio de una compleja situación somos capaces de desarrollar un intenso ejercicio legislativo; cuando tenemos una propuesta del Código de las Familias realmente inclusivo y moderno; cuando damos paso a nuevos actores económicos; cuando estamos de lleno en los programas en los barrios y en los intercambios en los encuentros con sectores sociales de nuestro país.  Podemos definir irrefutablemente que la mayoría de nuestro pueblo acompaña y apoya a la Revolución (Aplausos).
En medio de estas circunstancias y ante el fracaso de sus planes se siguen tejiendo nuevas acciones.  Ahora se aparecen con una supuesta marcha pacífica. No es más que una escalada en el modo de actuar contra la Revolución y un desafío a las autoridades y al Estado de derecho socialista refrendado en nuestra Constitución; es un plan orquestado desde el exterior, se involucran tanques pensantes y portavoces del Gobierno de los Estados Unidos en la concepción y preparación de estas acciones.
Recientemente han amenazado con aplicar más sanciones a nuestro país si se emplea la legislación vigente para procesar a los que desobedezcan el mandato de las autoridades.  Es acogida esta acción en los círculos de la extrema derecha anticubana radicada en Estados Unidos y forma parte de un modo de actuación de acuerdo con el manual de Guerra No Convencional. Sus fines violentos se advierten en la remembranza que hacen de las guarimbas en Venezuela, de los crímenes contra luchadores chavistas, de los sucesos de Nicaragua, la exaltación del vandalismo, las amenazas de muerte a revolucionarios y el apoyo de personajes y organizaciones con historial violento y terrorista radicados en los Estados Unidos.
El derecho a manifestarse está reconocido y regulado en el Artículo 56 de la Constitución, debe ejercerse con fines lícitos y pacíficos, respetando el orden público y el acatamiento a las preceptivas establecidas en la ley. Otro artículo de nuestra Constitución, el 45, plantea que: “El ejercicio de los derechos de las personas solo está limitado por los derechos de los demás, la seguridad colectiva, el bienestar general, el respeto al orden público, a la Constitución y a las leyes”.
Por otro lado, el Artículo 4 del mencionado cuerpo legal plantea, entre otras cuestiones, que el sistema socialista que refrenda la Constitución es irrevocable, y que los ciudadanos tienen el derecho de combatir por todos los medios, contra cualquiera que intente derribar el orden político, social y económico establecido por la Constitución.  No es lícito, por lo tanto, el llamado a la marcha, es un aviso de protesta en el que sus promotores, sus proyecciones públicas y los vínculos con organizaciones subversivas o agencias financiadas por el Gobierno de Estados Unidos tienen la intención manifiesta de promover un cambio de sistema político en nuestro país, es una provocación como parte de una estrategia de “golpe suave”.  Sus propósitos coinciden con las principales líneas de ataque, calumnias, mentiras y amenazas utilizadas por quienes financiados por el Gobierno de los Estados Unidos se oponen al sistema político cubano e intentan desestabilizarlo y restaurar el capitalismo.
No vamos a legitimar el accionar imperialista en la política interna ni dar cauce a los deseos de restauración neocolonial que han acumulado algunos y que se refuerzan en situación de crisis. No es un acto de civismo, es un acto de subordinación a la hegemonía yanqui.  Tales acciones pretenden regresar al país a un tiempo histórico de subyugación, al cual nunca regresaremos.
En medio de estas circunstancias también muchos se plantean hacia dónde vamos, y creo que es importante responder esa interrogante: no hay nada nuevo que decir, sencillamente vamos hacia lo que recogen nuestros documentos programáticos, hacia el desarrollo de esas ideas en los tres últimos congresos del Partido y que están contenidas en la Conceptualización de nuestro Modelo Económico-Social y nuestro Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta el 2030, en nuestros Lineamientos y, ante todo, en nuestra Constitución, y todos estos documentos, elementos que dan respuesta: “Cuba es un Estado socialista de derecho y justicia social, democrático, independiente y soberano, organizado con todos y para el bien de todos como república unitaria e indivisible, fundada en el trabajo, la dignidad, el humanismo y la ética de sus ciudadanos para el disfrute de la libertad, la equidad, la igualdad, la solidaridad, el bienestar y la prosperidad individual y colectiva”.
Nuestra Visión de la Nación nos define como una nación soberana, independiente, socialista, democrática, próspera y sostenible, mediante el Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social a largo plazo y otras acciones para consolidarlo.
Garantizar la irreversibilidad y continuidad de nuestro socialismo afianzando los principios que lo sustentan, el desarrollo económico y la elevación del nivel y calidad de vida de nuestro pueblo se conjugan con la necesaria formación de los valores éticos y políticos, y es parte de los temas que aquí hemos abordado.
Una sociedad socialista democrática, próspera y sostenible podrá alcanzarse a partir de una profunda conciencia revolucionaria y sentido del deber, el rescate del valor del trabajo con eficiencia y eficacia, la participación e iniciativa creadora de los trabajadores, la alta motivación, el uso racional y ahorro de los recursos, los progresos y la aplicación y generalización de los resultados de la ciencia, la tecnología y la innovación; tomando en cuenta también el incremento sostenible de la producción como premisa material imprescindible para elevar gradualmente el nivel y calidad de vida de la población, y tributando a la realización plena del ser humano y sus proyectos individuales, familiares y colectivos mediante una justa y equitativa distribución de la riqueza, avanzando en la erradicación de desigualdades ilegítimas.  Ese es el camino que hemos asumido, ese es el camino que estamos transitando y al que llegaremos más temprano que tarde.
Si alguien nos pidiera en una pequeña oración, en una pequeña frase definir nuestro socialismo, diríamos que es alcanzar la mayor justicia social posible (Aplausos).
En un encuentro como este no podemos soslayar la situación económica que vive el país; la inflación que enfrenta la economía se sitúa actualmente en niveles superiores a los previstos en la Tarea Ordenamiento, afectando la capacidad de compra de los ingresos que en pesos cubanos reciben los jubilados, los pensionados, los trabajadores y la población.
El recrudecimiento del bloqueo, unido a los efectos de la COVID-19 han reducido a niveles mínimos los ingresos en divisas del país, lo que no ha permitido financiar las producciones industriales, ni importar materias primas y bienes de consumo para mantener una estabilidad de la oferta minorista estatal en pesos cubanos, situación que aprovechan personas inescrupulosas para lucrar a costa de las necesidades del pueblo revendiendo productos, incluso alimentos y medicamentos a precios muy superiores a los oficiales.
Por otra parte, a partir de la demanda creciente de divisas por la población y el sector no estatal para compras en plaza o importaciones, unido a la imposibilidad que tenemos de vender divisas al tipo de cambio oficial, se ha generado un mercado informal de compraventa de divisas con cambios muy superiores también a los oficiales que se expresan en los precios que enfrenta la población.  Es por eso que tenemos que seguir trabajando con prioridad en la implementación de medidas de corte antiinflacionario que exigen una mayor participación de los productores nacionales, estatales y no estatales, en función de satisfacer la demanda de la población. Se requieren acciones que permitan un mejor control de la liquidez en manos de la población y que su aumento venga acompañado del incremento de la oferta.
Además, se han adoptado medidas compensatorias para la atención a los más vulnerables que resultan aún insuficientes.
La apertura del turismo y de la actividad económica, como parte del éxito con que vamos enfrentando la epidemia, nos pondrá en mejores condiciones para enfrentar este complejo escenario; por lo tanto, tenemos luces en el camino, hay soluciones para cada uno de los problemas. Es necesario seguir incentivando un debate colectivo para potenciar las salidas a los problemas, argumentarlas, socializarlas, convencer, asegurar, movilizar, participar y mejorar.
Ante la ofensiva para desacreditar a la Revolución Cubana y las campañas en redes sociales, las provocaciones en escenarios internacionales, el llamado a constantes protestas y las acciones de desestabilización, tenemos la articulación revolucionaria en esas redes sociales, el enfrentamiento efectivo a la contrarrevolución desde la vigilancia revolucionaria y administrativa que se ha reorganizado en estos tiempos.
Ante el recrudecimiento del bloqueo contamos con apoyo internacional, con la denuncia constante que hacemos del mismo y también moviendo la participación y el apoyo de la comunidad cubana en el exterior que no ha roto con la Revolución ni ha roto con su país.
Ante los limitados ingresos en divisas tenemos que seguir avanzando en la reanimación de la economía en las condiciones actuales, potenciando el turismo, la exportación de vacunas, la exportación de divisas, potenciando la producción nacional de alimentos y también contribuyendo al ahorro y eficiencia energética.
Ante los desabastecimientos que hemos vivido por un tiempo prolongado, tenemos que poner en el mercado producciones nacionales, hacer todo lo posible por abastecer mejor las tiendas en moneda nacional, elevar la comercialización de productos agropecuarios y también buscar una mayor incidencia e impacto con las medidas que hemos tomado en momentos recientes de apertura de la economía, el desarrollo y aporte de los nuevos actores económicos junto al desarrollo de la empresa estatal.
Para eliminar las colas habrá que perfeccionar el comercio interior, buscar una mejor oferta de bienes y servicios, mejores horarios, mejor gestión, y que contribuya a esto también la apertura de las nuevas actividades económicas.
En la inestabilidad que hemos tenido en el Sistema Electroenergético Nacional vamos avanzando en reparaciones, mantenimientos, ahorro, y también en la atención a los trabajadores de este sistema, lo cual nos propiciará estar en una mejor situación a finales de este año.
A la pandemia la estamos venciendo con las medidas sanitarias adoptadas y con esa enorme campaña de vacunación a la cual ahora vamos a añadir las dosis de refuerzo, que han provocado indudablemente ya un resultado de inmunización en nuestra población, de esa manera seguiremos avanzando en cortar la transmisión y volver, en el menor tiempo posible, a la nueva normalidad, lo cual nos permitirá también desarrollar con más intensidad nuestra actividad económica y nuestra actividad social.
Y ante las insatisfacciones en nuestra población, mucha sensibilidad y trabajo con las personas, atendiendo adecuadamente a la población, trabajando en los barrios y reactivando los mecanismos de participación popular.  Todo eso lo debemos tener presente en el debate que desarrollaremos en los importantes procesos que debemos asegurar políticamente en medio de esta situación y que aquí también fueron discutidos.  Esto requiere del Partido un amplio despliegue de la política revolucionaria.
Debemos dar argumentos convincentes, plantear debates y sostenerlos con coherencia, comunicar con precisión y claridad, colocarnos en el lugar del otro para intentar comprender su realidad, contraponer ideas y posiciones que conduzcan a conclusiones objetivas y que permitan construir una percepción sólida de las circuntancias alrededor de un fenómeno; se trata de convertirnos en pedagogos a la hora de interactuar con la sociedad, no solo en la manera en que trasladamos nuestros contenidos, sino también en el modo en que apredemos de esa interacción.
La mayor virtud está en ser útiles y hacer por los demás.
Armando Hart analizó toda esta práctica revolucionaria y la catalogó como “la cultura de hacer política”, y tenemos que hacer política, situando a Martí y a Fidel como sus más destacados y relevantes exponentes, y señalando a ambos como representantes de “ese fruto más puro y útil de la historia de las ideas cubanas”.
La definición martiana de política, como “el arte de inventar un recurso a cada nuevo recurso de los contrarios, de convertir los reveses en fortuna; de adecuarse al momento presente, sin que la adecuación cueste el sacrificio, o la merma (…) del ideal que se persigue; de cejar para tomar empuje; de caer sobre el enemigo, antes de que tenga sus ejércitos en fila, y su batalla preparada”, la debemos asumir todos como una constante de vida.
Como nos reiterara Hart en más de una ocasión, es necesario saber diferenciar y, a la vez, relacionar la ideología, entendida como producción de ideas, con la ciencia, la ética y la política.
Es, en los tiempos actuales, un humanismo que relacione cultura, desarrollo, justicia social y permita asumir con ciencia y con ética el confuso mundo globalizado en lo real y lo virtual para el presente y para el porvenir.
Ese legado, en conjunto, constituye la cultura de hacer política, concebida como una categoría de la práctica que, en lo fundamental, consiste en derrotar el “divide y vencerás” que emplea el enemigo, y establecer la idea revolucionaria de “unir para vencer”, sobre fundamentos éticos que incorporen a la gran mayoría de la población.
Hacer política es entonces determinar las contradicciones que tenemos en la sociedad, estudiarlas, evaluar sus causas, evaluar y proponer soluciones; compartir con la población, tener en cuenta sus criterios; enriquecer, convencer, convocar, movilizar, participar y solucionar, y participar con efectividad también mediante un trabajo en red para cada uno de los temas que abordemos, evaluando resultados y después retroalimentando todos nuestros sistemas para perfeccionarlos.  Significa entre otras cosas un trabajo especial con la población y en particular con nuestra juventud.
Tomando una máxima conciencia del papel a desempeñar por cada institución revolucionaria, trabajar particularmente con cada ciudadano, uno a uno y convencer; convertirnos en predicadores o pastores de la Revolución y el socialismo; prepararnos bien y estudiar profundamente para decidir; profundizar en los conocimientos y las ideas de lo que pasa en nuestro país y en el mundo; ser honestos, valientes, efectivos y autocríticos, con una mentalidad dialéctica y flexible, no dogmática, sin admitir oportunismos y con apego a los principios revolucionarios, pertrechándonos de ideas y sólidos argumentos para que nuestros cuadros puedan desarrollar su labor; salir a visitar y a conversar con cada persona en cada lugar; discutir, explicar, enseñar, educar y aprender de cada proceso.
Ganar el tiempo perdido por la rutina, el esquematismo y la falta de vínculo con la base en un grupo de escenarios, y enaltecer constantemente la dignidad y la resistencia de nuestro pueblo, sus talentos y sus potencialidades.  Eso requiere de un predominio del enfoque antimperialista y anticapitalista contra la injusticia y la opresión que existe a nivel global; por eso tenemos que mantener con sistematicidad los encuentros con los sectores de nuestra sociedad que tanto nos han aportado y que ya, de hecho, se están aplicando muchas de sus propuestas en lo que estamos implementando.
Seguir trabajando adecuadamente en la implementación de los acuerdos del Octavo Congreso y seguir defendiendo, tal como lo vimos aquí, el concepto de  poder popular, buscando con el trabajo en los barrios democracia y participación, que significa que hay espacios para debatir y proponer, que después que se debata y se proponga haya espacios para implementar, y que después que se debata y se proponga, se implementen acciones, entonces también habrá transparencia para controlar, para ejercer control popular, para rendir cuentas y para avanzar.  Y todo eso lo podemos lograr con el vínculo con el pueblo, con la movilización popular y fortaleciendo y actualizando la labor de nuestras organizaciones de masas, como demandó el debate del Octavo Congreso del Partido.
Hay que seguir la observación y el enfrentamiento a las trabas y al burocratismo, profundizar en las esencias de la Revolución, propiciar debates, fortalecer el ejercicio del poder popular, y así estaremos fortaleciendo el Estado; adelantar las leyes que profundicen la democracia socialista; desarrollar la práctica de los parlamentos obreros; potenciar el rol de los sindicatos, tomando como convicción lo que nos adelantaba el Che: al imperialismo ni un tantico así. No podemos ceder ante el imperialismo y sus lacayos, y no podemos dar ni un paso atrás en las conquistas de la Revolución (Aplausos).
La respuesta en Cuba fue diseñada por el máximo líder de la Revolución Cubana, el Comandante en Jefe, y es el poder popular, un poder popular que es intransferible, que tiene sustento en la soberanía popular y que se articula en la estructura estatal a través de órganos con diferentes funciones.
Defender ese concepto de poder popular es defender la sostenibilidad y la viabilidad del socialismo en Cuba porque genera un sistema verdaderamente democrático muy superior al capitalismo.
Todo lo que estimule, promueva y realice la participación popular tiene una importancia defensiva y constructiva para el socialismo y aporta a la emancipación social y a la emancipación nacional; es por eso que hay que garantizar la dimensión del principio de soberanía popular, el poder proviene de la soberanía que reside intransferiblemente ¿en quién?, en nuestro pueblo.
Hay que promover constantemente mecanismos de participación popular.  No es una concesión, es el elemento imprescindible de legitimación de nuestro Gobierno.
Es necesario articular y promover en los espacios municipales y comunitarios las formas participativas para satisfacer las necesidades de los ciudadanos.  Y la gestión municipal hay que basarla en evitar y prevenir problemas en la comunidad, dejando atrás la tolerancia y las justificaciones, y diseñando un verdadero y efectivo control popular; ejerciendo control sobre el cumplimiento de las políticas públicas aprobadas y de su implementación con efectividad.
Es el momento de estudiar y proponer el perfeccionamiento de las políticas públicas existentes o la aprobación de nuevas políticas para enfrentar manifestaciones de pobreza, marginalidad, vulnerabilidad en personas, familias, y comunidades y en atención a los jóvenes y la tercera edad.  Esos aspectos también fueron discutidos aquí como continuidad de la reunión que tuvimos con los presidentes de las asambleas municipales del Poder Popular en días pasados.
Compañeras y compañeros:
El país está organizado, tenemos un Partido fuerte, un Gobierno en perfeccionamiento, unas Fuerzas Armadas Revolucionarias y un Ministerio del Interior que forman parte del pueblo, con gloriosas historias y muy leales, y organizaciones de masas que están en renovación de su labor.
El país y la Revolución han sufrido como consecuencia de la situación que hemos atravesado, pero se ha sembrado también patriotismo y heroísmo, se ha sembrado y se cosecha compromiso.
Tenemos que inspirarnos en el pueblo, es una oportunidad de que tomemos conciencia para vencer las dificultades, para luchar y pelear por la victoria sin ningún desaliento.
¡La decisión es de lucha y victoria!
¡A cerrar filas, a luchar por nuestros problemas, a luchar con creatividad, es parte del combate!
Aquí hay suficientes revolucionarios para enfrentar con inteligencia, con respeto y en defensa de nuestra Constitución, pero también con energía y valor, cualquier tipo de manifestación que pretenda destruir a la Revolución.
¡Que sepan los imperialistas que van a tener que luchar contra un pueblo que no se deja engañar, un pueblo suficientemente numeroso, valiente y heroico para luchar al que no le asustan las amenazas!
Cada problema es una oportunidad para tomar conciencia de nuestra responsabilidad, un desafío a nuestra capacidad para vencer las dificultades, una prueba para nuestra voluntad de luchar ¡Hasta la victoria siempre!
¡Preparados y dispuestos a todo por defender lo más sagrado, lo que nos une; a ser consecuentes con la decisión invariable de Patria o Muerte, Socialismo o Muerte y la convicción más profunda de que Venceremos!
Muchas gracias.
(Ovación.)
En video, palabras del Primer secretario del Comité Central del PCC
[embedded content]

Leer más »

Ningún tema es ajeno al accionar del Partido

El Buró Político aprobó las prioridades, precisiones y acciones surgidas a partir de los principales planteamientos que se han hecho en los encuentros del Presidente de la República con diversos sectores de la sociedad cubana. Foto: Estudios RevoluciónDurante la jornada matutina de este sábado, primer día de trabajo del II Pleno del Comité Central del Partido, se aprobaron el informe del trabajo realizado por el Buró Político en los últimos seis meses y las modificaciones de los Estatutos del Partido
Mucho se ha trabajado desde las diferentes estructuras del Partido durante los últimos seis meses para dar continuidad y llevar a vías de hecho los acuerdos aprobados en el 8vo. Congreso y que se expresan en el documento Ideas, Conceptos y Directrices.
Teniendo en cuenta el papel que corresponde desempeñar al Buró Político en ese sentido, otro de los temas evaluados por el II Pleno del Comité Central que inició este sábado en el Palacio de Convenciones, en La Habana, correspondió a la rendición de cuentas sobre el trabajo realizado por ese órgano, tras concluir el 8vo. Congreso.
Al presentar el tema, el secretario de Organización y Política de Cuadros, Roberto Morales Ojeda, comentó que el trabajo llevado a cabo por el Buró Político en el periodo ratifica que solo el sistema Socialista, basado en la justicia social, la unidad del pueblo entorno al Partido y la defensa del país, permitirá dar continuidad a la Revolución.
Las acciones, dijo, estuvieron encaminadas esencialmente a la implementación de los acuerdos aprobados en el 8vo. Congreso. Doce fueron las reuniones que se realizaron en esos meses y en ellas se adoptaron 64 acuerdos; 39 ya se han cumplido.
En ese escenario, detalló el también miembro del Buró Político, han sido amplios y enriquecedores los debates, encaminados fundamentalmente a evaluar problemas políticos, ideológicos, económicos y sociales que gravitan en el bienestar del pueblo e influyen en el clima sociopolítico de la nación.
Asimismo, sus análisis se centraron en los aseguramientos políticos a sectores y tareas de importancia estratégica para el desarrollo económico y social del país, entre las cuales destacó el Plan de medidas para enfrentar la situación actual; la Tarea Ordenamiento y sus implicaciones; así como la necesidad de elevar la capacidad del sistema empresarial para dar respuesta a las demandas de la economía.
De especial interés en el trabajo del Buró Político fue, además, la implementación de las 63 medidas aprobadas para potenciar la producción de alimentos y su comercialización; la atención a los actores económicos, tanto del sector estatal como no estatal; el reinicio del curso escolar 2021-2022; los procesos de consulta popular y referendo del Código de las Familias; así como las elecciones municipales y nacionales del Poder Popular.
Morales Ojeda comentó que en relación con el funcionamiento del Partido, la actividad ideológica y el fortalecimiento y perfeccionamiento de las organizaciones de masas, los temas debatidos se centraron en la evaluación de la organización y funcionamiento del Buró Político; los preparativos y aseguramientos al proceso asambleario en los comités distritales, municipales y provinciales a desarrollarse próximamente; el perfeccionamiento del Sistema de Escuelas del Partido, entre otros.
De igual manera, el Buró Político aprobó las prioridades, precisiones y acciones surgidas a partir de los principales planteamientos que se han hecho en los encuentros del Presidente de la República con diversos sectores de la sociedad cubana.
Detalló el Secretario de Organización y Política de Cuadros que la tendencia de los planteamientos formulados en esos espacios se refieren fundamentalmente a desconocimiento y demoras en la implementación de las políticas aprobadas en las estructuras de base; la existencia de trabas y lentitud en los procesos de implementación de las medidas para potenciar la producción de alimentos; lograr condiciones similares para los actores económicos; y dar una mayor atención a los jóvenes, escucharlos e involucrarlos en todas las tareas económicas, sociales y de impacto.
Precisamente porque ningún tema le es ajeno al Partido, uno de los asuntos que motivó mayores intervenciones de los miembros del Comité Central, durante el análisis de este punto, estuvo relacionado con la producción de alimentos y la necesidad de aprovechar las potencialidades que para ello existen en muchos lugares del país.
En tal sentido, Iliana Vielza Mejías, de la provincia de Holguín, comentó que los pasos dados en este sentido aún son insuficientes y tomó como ejemplo lo que sucede en su provincia. Allí, explicó, a partir de las obras del trasvase Este-Oeste, se encuentran bajo riego más de 3 mil hectáreas y todavía los resultados no son lo que realmente se espera.
Si bien se ha logrado dar valor de uso a las obras en acciones como el abasto de agua, tanto a la población como a los polos turísticos del territorio, y la generación de electricidad; en lo referido a la producción agrícola solo se logran los rendimientos esperados en la caña, el tabaco y el arroz, no así en los cultivos varios.
«Existen problemas organizativos en las empresas y problemas objetivos que hemos analizado», destacó, pero necesitamos un compromiso muy grande de la agricultura para lograr que la población se sienta satisfecha con los resultados.
Asociado a este tema, la viceprimera ministra Inés María Chapman Waugh acotó que en ese territorio se ha implementado un sistema de trabajo permanente para dar seguimiento a las obras y usos del trasvase. Allí, dijo, se constatan problemas con la fuerza productiva y se requiere de soluciones más ágiles para trabajar dentro de los campos de la agricultura. «Ya tenemos un resultado constructivo y ahora tenemos que ser capaces de darle el adecuado valor de uso».
En consecuencia, el viceprimer ministro Jorge Luis Tapia Fonseca evaluó que el principal problema está en el municipio de Mayarí y en la Empresa Agropecuaria, porque lo que está faltando es que se use la infraestructura existente. Igualmente, llamó la atención sobre la importancia de preparar más a los trabajadores en la ciencia para obtener mejores resultados.
Se aprecia, aseveró, que “los trabajadores y productores no conocen en su totalidad las 63 medidas aprobadas, y para lograrlo se requiere de un intercambio constante con ellos, de manera que entiendan en qué consisten; para que así sea tienen que explicarse y divulgarse”
Ernesto Santiesteban Velázquez, primer Secretario del Comité Provincial del Partido en Holguín, aseguró al Pleno que en el territorio se conocen bien las causas y dónde centrar los esfuerzos; en consecuencia a esa realidad se han adoptado decisiones que deben repercutir en un incremento de las producciones.
Si bien no es un comportamiento que prime en todas las áreas, abundó, en algunas ya se aprecian resultados aunque todavía de manera incipiente. El principal problema que tenemos allí, aseguró, está asociado con la política de cuadros, y las principales acciones están encaminadas a fortalecerla.
Los problemas objetivos presentes, puntualizó, son los mismos que ha tenido el país, pero no hemos sabido aprovechar las potencialidades de esta obra. “Los resultados, más que buscarlos hacia arriba, tenemos que buscarlos hacia abajo, con lo que nos corresponde hacer desde la base”
Tras el provechoso debate generado, el Secretario de Organización y Política de Cuadros propuso al II Pleno del Comité Central que en el próximo encuentro de este tipo se informara más ampliamente sobre el tema asociado a esta inversión, de gran importancia para la nación.
Es misión del Partido, consideró, encauzar también estos asuntos y seguir potenciando la producción de alimentos en Holguín.
Por otra parte, se hizo referencia al rol que corresponde desempeñar a la Central de Trabajadores de Cuba (CTC). Para su perfeccionamiento se han adoptado decisiones en las cuales se ha tenido en cuenta el criterio de los trabajadores. «Es necesario e imprescindible cambiar el actuar de la CTC y los sindicatos», se coincidió en el debate.
Estatutos del Partido a Debate
Otro de los temas analizados por el II Pleno del Comité Central del Partido fue el relacionado con las modificaciones de los Estatutos de la Organización. Ello se sustenta en la decisión aprobada durante el 8vo. Congreso de perfeccionar dichos documentos, un asunto en el cual se venía trabajando mucho antes del mes de abril.
Las 248 propuestas analizadas por los miembros del Comité Central, refirió el Secretario de Organización y Política de Cuadros, fueron evaluadas con anterioridad por los miembros del Secretariado y del Buró Político. De ellas, precisó, se aceptaron 57 que modifican 16 artículos, así como varios incisos de otros.
Detalló, además, que más adelante se tendrán en cuenta otras, en tanto no fueron aceptadas 143 por diversas causas. Asimismo, en la propuesta de modificación se actualizaron varios párrafos y artículos de los Estatutos en correspondencia con la Constitución de la República.
La propuesta realizada, dijo, ratifica los principios fundamentales del Partido como fuerza política dirigente superior de la sociedad y del Estado; se introducen conceptos sobre crecimiento y estructura del Partido y se plasma de forma explícita la responsabilidad de la Organización en el enfrentamiento a la subversión político – ideológica.
(Tomado de Granma)

Leer más »

Sesiona II Pleno del Comité Central del Partido Comunista de Cuba

Presidido por el Primer Secretario del Comité Central, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, el foro partidista trabajará hoy y mañana en el Palacio de las ConvencionesFoto: Estudios RevoluciónBajo la presidencia del Primer Secretario del Comité Central y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, a las 9:00 de la mañana de este sábado comenzó la primera jornada de trabajo del II Pleno del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC), con sede en el Palacio de las Convenciones.
Encabezan la sesión, además, Esteban Lazo Hernández, presidente de la Asamblea Nacional del Poder; Manuel Marrero Cruz, primer ministro; Salvador Valdés Mesa, vicepresidente de la República, y otros miembros del Buró Político.
En las palabras introductorias de la reunión, Roberto Morales Ojeda, también miembro del Buró Político y secretario de Organización y Política de Cuadros del Comité Central, señaló que el II Pleno comienza el día en que 60 años antes, el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz informó al pueblo sobre la situación creada con la llamada Crisis de Octubre.
El plenario rindió tributo, con un minuto de silencio, al general de División Agustín Peña Torres, miembro del Comité Central fallecido a causa de la COVID-19. Foto: Estudios Revolución.
Entonces —agregó— Fidel afirmaría que Cuba no claudicaría ante las amenazas de Estados Unidos, y esos hechos —recordó— fueron expresión de la más alta valentía del pueblo cubano.
#Cuba #PCC Díaz-Canel: Hoy se inicia el primer Pleno del Comité Central del PCC después del Congreso. Insistiremos en la implementación de lo aprobado en el 8vo Congreso.https://t.co/KEnTbPk9mqpic.twitter.com/ufa76hYOKi— Partido Comunista de Cuba (@PartidoPCC) October 23, 2021
Al II Pleno del Comité Central, compuesto por 114 miembros, asisten 112 militantes —el 98,2 por ciento—, los no presentes están en funciones de trabajo en el exterior.
El plenario rindió tributo, con un minuto de silencio, al general de División Agustín Peña Torres, miembro del Comité Central elegido en el 8vo. Congreso y fallecido a causa de la COVID-19; a su muerte se desempeñaba como jefe del Ejercito Oriental.
El foro partidista analiza temas fundamentales para la vida del país y la organización; la agenda incluye entre sus primeros puntos el análisis de la implementación de los acuerdos derivados del 8vo. Congreso del PCC, que sesionó en abril pasado, además de otros vinculados a la vida del Partido y la sociedad.
Al II Pleno del Comité Central, compuesto por 114 miembros, asisten el 98,2 por ciento, los no presentes están en funciones de trabajo en el exterior. Foto: Estudios Revolución.
El Artículo 5 de la Constitución de la República, aprobada en referendo popular por más del 86 por ciento de los votantes, establece que “El Partido Comunista de Cuba, único, martiano, fidelista, marxista y leninista, vanguardia organizada de la nación cubana, sustentado en su carácter democrático y la permanente  vinculación con el pueblo, es la fuerza política dirigente superior de la sociedad y del Estado”
El PCC, mandata la Carta Magna que nos dimos cubanas y cubanos, “Organiza y orienta los esfuerzos comunes en la construcción del socialismo y el avance hacia la sociedad comunista. Trabaja por preservar y fortalecer la unidad patriótica de los cubanos y por desarrollar valores éticos, morales y cívicos”
(Tomado de www.pcc.cu)

Leer más »

Comienza hoy el II Pleno del Comité Central del Partido

Bandera cubana en el Hotel Habana Libre. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.Hoy y mañana, en el Palacio de Convenciones, sesionará el II Pleno del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, en el cual se dará seguimiento a la implementación de los acuerdos derivados del 8vo. Congreso de la organización política.
En pro de seguir avanzando en el fortalecimiento del papel del Partido como autoridad superior de la sociedad cubana, el II Pleno insistirá en que, para lograr tal propósito, es determinante la integridad de cada uno de sus militantes, pues, como dijera el General de Ejército Raúl Castro Ruz en el 8vo. Congreso, “la autoridad moral del partido único que garantiza y representa la unidad de la nación, emana precisamente de la ejemplaridad en el cumplimiento del deber”
Para conquistar toda la justicia –a pesar de las amenazas: bloqueo, pandemia, subversión…– ha ratificado el Primer Secretario Miguel Díaz-Canel que la fuerza principal es la unidad, con el Partido como vanguardia. “La virtud estará en saber cerrar filas en la defensa de la patria que nos confiaron quienes nos han precedido”
(Tomado de Granma)

Leer más »

Díaz-Canel felicita por su cumpleaños a dos cubanos consagrados: Gerardo Hernández y Francisco Durán

El Presidente cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez felicitó este viernes al héroe Gerardo Hernández Nordelo y al doctor Francisco Durán García, en ocasión de su cumpleaños. Desde su cuenta en Twitter, el mandatario destacó los valores de estos dos hijos de Cuba, que han sabido defenderla en diversos frentes: la lucha antiterrorista y el enfrentamiento a la pandemia, respectivamente.

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.