HAVANA CLIMA

Caravana de la Libertad

Cuando la Caravana de la Libertad completó el abrazo a Cuba

PINAR DEL RÍO.–Siguiendo la misma ruta de hace 63 años, la Caravana de la Libertad volvió a entrar este 17 de enero a Pinar del Río, último destino de aquel épico recorrido que simbolizó el inicio de una nueva era en la historia de Cuba.
Una representación de la juventud pinareña, combatientes y trabajadores destacados tuvieron a su cargo la reedición de la llegada triunfal, a Vueltabajo, de los barbudos de la Sierra Maestra encabezados por Fidel; esta vez ante una multitud que, sin descuidar las medidas sanitarias, se concentró a lo largo de la carretera central y en los alrededores de la calle Martí, de la capital provincial, para recibirlos.
Yoel Rodríguez Díaz, primer secretario de la Unión de Jóvenes Comunistas en el territorio, al pronunciar las palabras centrales del acto, recordó las precarias condiciones de una provincia que, por aquel entonces, era llamada la cenicienta de Cuba, y afirmó que las nuevas generaciones sabrán dar continuidad a esta obra inmensa, que durante más de seis décadas ha sido ejemplo de justicia y solidaridad.

Leer más »

Ocho de enero: La historia se renueva cada año

Llegada de la caravana de la Libertad a Ciudad Libertad. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.El cuerpo se estremece alrededor de las dos de la tarde, cuando los caravanistas que rememoran la trayectoria realizada hace 63 años por Fidel y los rebeldes, arriban lanzando consignas patrióticas en camiones acompañados por el pueblo. Son jóvenes y pioneros de la capital, pero también combatientes de verde olivo que el 2 de enero de 1959 salieron desde Oriente para llegar a La Habana y hoy reeditan el acontecimiento.
En la Ciudad Escolar esperan pioneros de primaria y secundaria, estudiantes de preuniversitario, pero también directivos como Luis Antonio Torres Iríbar, primer secretario del PCC en La Habana, Aylín Álvarez García, primera secretaria del Comité Nacional de la UJC, Reinaldo García Zapata, gobernador de La Habana, Teté Puebla, Heroína de la República y vicepresidenta nacional de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana y Víctor Dreke, presidente de la Asociación de Combatientes de La Habana.
“Fidel dijo hace 63 años que el camino iba a ser difícil. Y lo ha sido, pero estamos aquí”, dice Torres Iríbar a quienes llegaban, que tomaron asiento para iniciar el acto.
La presentación del Proyecto de Danza y Percusión Habana Compass Dance y las palabras de rememoración de Leonardo Tamarí Aldana, presidente municipal de la Asociación de Combatientes en Marianao y Ana Rosa Granda Esteban, primera secretaria del Comité Provincial de la UJC en La Habana son los primeros sucesos de la tarde.
Luego, Torres Iríbar y Álvarez García aprovechan la ocasión para entregar a once jóvenes de destacada trayectoria el carnet que los acredita como militantes de la Unión de Jóvenes Comunistas. Uno de ellos, Bárbaro Luis Suárez Zulueta, trabajador de la dirección general de Transporte de La Habana, comenta a Cubadebate la satisfacción de integrarse a la organización en esta fecha significativa y reafirma su compromiso con el proceso revolucionario.
En ese sentido, Ana Rosa Granda Esteban destaca: “la caravana continuará su paso indetenible hacia el presente y futuro. Serán otros los barbudos y otros los caravanistas, pero en todos estará siempre la certeza de salvar la Revolución”.
Con ella concuerda el combatiente del Ejército Rebelde Plácido Ricardo Oduardo, quien acompañó a los jóvenes desde la frontera entre La Habana y Mayabeque. “Rememorar la caravana es un modo de mantener viva la Revolución. No nos podemos sentar. Tenemos que perfeccionar lo que se ha logrado en estos años y es un alivio ver que la obra de Fidel queda a buen resguardo”.
Las notas de Girón, la victoria cierran el acto, en voz de los intérpretes de la Academia de Canto Mariana de Gonich. Cada nota retumba en el pecho, el público se levanta de su asiento y cuatro muchachos toman la delantera del escenario con insignias del 26 de julio. Allá, en la cima, una foto de Fidel, este mismo día, hace 63 años, bañado de pueblo. No es un acto cualquiera. Un día como hoy comenzó una historia que cada año se renueva desde sus retoños.
Tete Puebla junto a Aylín Álvarez primera secretaria de la UJC, en Acto por el 63 aniversario de la entrada de Fidel a La Habana. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate
Acto por el 63 aniversario de la entrada de Fidel a La Habana. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate
Compañía Habana Compas Dance en acto por el 63 aniversario de la entrada de Fidel a La Habana. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate
Acto por el 63 aniversario de la entrada de Fidel a La Habana. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate
Acto por el 63 aniversario de la entrada de Fidel a La Habana. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate
Acto por el 63 aniversario de la entrada de Fidel a La Habana. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.
Acto por el 63 aniversario de la entrada de Fidel a La Habana. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Leer más »

El día que La Habana abrazó a los rebeldes triunfantes

La Caravana pasó por el Malecón rumbo a La Rampa, Calle 23, y el río Almendare hacia su destino final, el campamento de Columbia. Foto: Perfecto Romero.“Todos los sonidos de la ciudad se unieron al vocerío de las muchedumbres: las sirenas de los barcos, las campanas de las iglesias, las bocinas de los autos, los silbatos de las fábricas. Se escucharon las salvas de 21 cañonazos disparados por dos fragatas de la Marina de Guerra… La garganta del pueblo enronquecía en un grito: ¡Viva Fidel! ¡Viva Cuba Libre! ¡Viva la Revolución!”, publicó en aquellos días el periódico El Crisol, acerca del paso de la Caravana de la Libertad por La Habana.
Testigos de aquel “baño de pueblo”, contaron que todos querían ver a Fidel y a los rebeldes que habían derrocado a la tiranía batistiana y prometían una Cuba martiana, “con todos y para el bien de todos”.
Lo recibían enarbolando banderas cubanas y del 26 de Julio, lanzando flores sobre los tanques, jeeps y camiones, y gritando sin cesar ¡Fidel! ¡Fidel! ¡Fidel! En cada lugar la caravana hacía un alto y Fidel aprovechaba la oportunidad para decir al pueblo que únicamente habíamos conquistado el derecho a comenzar y les hablaba del futuro y de los sueños de la Revolución para mejorar la vida del pueblo y llevarle bienestar y felicidad en una nueva Cuba”. (Juan Marrero, periodista)
Triunfo de la Revolución en enero de 1959 Foto: Archivo.
Una de las crónicas más emotivas de este acontecimiento popular, se escuchó contar al Comandante Juan Almeida Bosque.
Ya estamos en la capital. Ante la muchedumbre, el Comandante en Jefe de las Fuerzas de Aire, Mar y Tierra de la República está alegre, sonriente, feliz. La barba enredada, demarca el rostro rosado al que la visera de la gorra le da sombra. Lleva su uniforme verde olivo, el fusil colgado al hombro, la canana con pistola a la cintura. Junto a él, sus compañeros, hombres armados rodeándolo con delicada discreción. Viajamos sobre un tanque de ruedas de goma, y detrás, la larga caravana de autos, yipis, pisicorres, camiones, ómnibus; cientos de vehículos y, a cada lado y después, el mar de pueblo dando gritos, saludos, palmadas, cantando. Llevan banderas, pancartas, telas. Hay cabezas descubiertas o protegidas del sol con sombreros, gorras, periódicos, paraguas y sombrillas de todos los colores y estampados. Es un día de arrobo colectivo, de alegría; muchas mujeres lloran como si a través del llanto escapara el dolor reprimido tantos años.
(…) Los rebeldes que no habían estado antes en La Habana, se deslumbran con la ciudad en esta, su primera visita. Al paso por el puerto, recibimos el saludo de los portuarios; braceros, ñáñigos y santeros; muchos con el puño en alto y la franca sonrisa de todos que ilumina el rostro de estos hombres alegres, jaraneros, buenos, como es todo nuestro pueblo. Los que están encaramados sobre el pedazo de la muralla de La Habana, a un costado de la Estación Terminal de Ferrocarriles, saludan entusiastas (…).
Flores son lanzadas por manos femeninas, acompañadas de sonrisas y besos. De las ventanas, fachadas y balcones, penden banderas cubanas junto a la roja y negra del 26 de Julio, que alegres flotan y se abrazan movidas por el viento. Por la Iglesia y la Alameda de Paula, vemos un grupo de mujeres con el rostro pintorreteado. Saltan y tiran besos. Son las infelices que el engaño y la necesidad instalaron en burdeles. Hay también jóvenes con el rostro finamente arreglado, que saludan y gritan con gestos despampanantes.
Dos años, un mes y seis días después de haber desembarcado en Las Coloradas, Fidel regresa al Granma. Foto: Caravana de La Libertad/Libro de Luis Báez y Pedro de la Hoz.
La Caravana transita por la Avenida del Puerto. Se detiene en el edificio de la Marina, saluda a los oficiales allí congregados. Continúa su ruta. “Alguien grita: ¡Ahí está el Granma! Fidel baja del tanque, entra en el yate y detrás de él la comitiva. Es visible la emoción en los rostros al recordar con esta visita a todos los que faltan de los que en él vinimos… La multitud afuera grita: ¡Fidel en el Granma!. Corre la voz como el relámpago y a su paso laten con más intensidad los corazones”, relató Almeida.
Los autores de Caravana de la Libertad describen momentos emotivos de Fidel y los barbudos con la gente, narrados por testigos de aquella fiesta de pueblo.
Fidel decide bajarse a saludar al presidente que la Revolución había designado. Nos bajamos del yipi y marchamos a pie. Cuando la gente descubre a Fidel, fue el acabóse. Nos llevaban en peso”. (José Alberto León, alias Leoncito)
Fidel saluda al pueblo durante su entrada triunfal a La Habana. Foto: Caravana de La Libertad/Libro de Luis Báez y Pedro de la Hoz.
A la salida del Palacio Presidencial, es tanta la multitud, que alguien le sugiere al líder de la Sierra, que combatientes del Ejército Rebelde y de la recién creada Policía Nacional Revolucionaria, despejen el área para facilitar el avance de la Caravana. Isofacto, Fidel rechaza la idea.
Alguien decía a mi lado que harían falta mil soldados para pasar por donde está el pueblo. Y yo digo que no. Yo solo voy a pasar por donde está el pueblo. Voy a demostrar una vez más que conozco al pueblo, Sin que vaya un soldado delante le voy a pedir al pueblo que abra una fila. Yo voy a atravesar solo por esa senda (…) Abran una fila y por ahí marcharemos para que vean que no hace falta un solo soldado para pasar por entre el pueblo.
Y es que Fidel no se quería perder el contacto directo con el pueblo; de haber seguido en el automóvil, ese contacto vivo no se hubiera producido. “Se veía que Fidel no quería defraudar a los miles de habaneros que abarrotaban las calles y que sabían que la Revolución era del pueblo”, contó José Alberto León.
Prosiguen los barbudos, transitan por el Malecón. Luego ascienden por La Rampa y continúan por la Calle 23, en el Vedado. Atraviesan el río Almendares y toman la ruta hacia su destino final, el campamento de Columbia, donde llegan alrededor de las ocho de la noche.
Saluda a la multitud que ha ido a recibirlo al Cotorro, en Ciudad de la Habana. Foto: Caravana de La Libertad/Libro de Luis Báez y Pedro de la Hoz.
Yo había visto muchas cosas por el mundo, pero sinceramente me sentí sorprendido por la manera unánime con que la población de La Habana hacía suya la Revolución. No era algo totalmente nuevo, puesto que había reportado el acto de Santa Clara. Pero lo de La Habana sobrepasó todos los cálculos. Esa tarde supe que la Revolución de los barbudos era más profunda de lo que cualquiera podía pensar y que sería imposible desmantelarla”. (Burt Glinn, fotorreportero norteamericano, enviado especial de la agencia Magnum)
En la otrora madriguera del régimen, un momento casi mágico de Fidel con el pueblo de la capital, en el que una paloma posó sobre el Comandante en Jefe, como bendiciendo al líder y a la causa. Así lo relató el fotógrafo Jorge Oller.
“Tres palomas de una casa cercana despertaron por la algarabía y los aplausos del pueblo. Atraídas por la luz de los reflectores que iluminaban fuertemente a Fidel comenzaron a revolotear alrededor de él. Una de ellas se posó en su hombro izquierdo mientras que las otras dos caminaban por el borde del podio. Los flashs de las cámaras se sucedían uno tras otro y los aparatos de cine funcionaban sin parar para captar aquella increíble escena. Para los creyentes era una bendición de Dios, un milagro. Para otros simbolizaba la paz. Pero la mayoría sabía que era un capricho de la naturaleza y presagiaba el destino de la Revolución y de Fidel: construir una sociedad culta, saludable, justa, libre y soberana, digna de aquella merecida demostración de confianza y cariño que le había dado el pueblo”.
Tres palomas de una casa cercana comenzaron a revolotear alrededor de Fidel Castro durante su discurso. Foto: Perfecto Romero.
Fidel se reencuentra con su hijo Fidelito en La Habana. Foto: Caravana de La Libertad/Libro de Luis Báez y Pedro de la Hoz.
La Caravana toma por Malecón y sube por la calle 23. En Radiocentro conversa con algunos artistas, y en medio de la alegría popular sigue rumbo a Marianao Foto: Archivo.
En video, discurso de Fidel en Columbia
[embedded content]

Leer más »

Caravana de la Libertad llega a Sancti Spíritus y Villa Clara

Llegada de la caravana a Sancti Spíritus. Foto: ACN.Sancti Spíritus evocó este jueves la entrada de la Caravana de la Libertad aquel 6 de enero de 1959, a través de un recorrido por varias arterias hasta llegar al parque, trayecto durante el cual estuvo acompañada siempre de estudiantes, combatientes de la Revolución Cubana, trabajadores.
Como parte del acto político cultural, Alcibíades Aguilar Rondón, uno de aquellos caravanistas, recibió el reconocimiento de la juventud; mientras, a varios espirituanos se les entregó el carnet que los acredita como militantes de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), y otro grupo de personas e instituciones con una labor relevante en el enfrentamiento a la COVID-19 merecieron la Condición Jóvenes por la Vida.
Seguimos haciendo Revolución, expresó Yediza Pérez Hidalgo, primera secretaria de la UJC en la provincia, en las palabras centrales de la conmemoración, quien ratificó el compromiso de los pinos nuevos con el proceso revolucionario de la isla y subrayó que las amenazas y agresiones del gobierno de los Estados Unidos jamás podrán destruirlo.
Este será un año en el que las nuevas generaciones continuaremos trabajando para aportar más a nuestra sociedad, con nuestras armas de la solidaridad, del decoro, significó Pérez Hidalgo.
Caravana de la Libertad en Santa Clara: Foto: CMHW La Reina Radial del Centro.
Hace 63 años, el mismo 6 de enero de 1959, llegaba a Santa Clara la Caravana de la Libertad con Fidel al frente. Este jueves, como en cada enero, pioneros, estudiantes y jóvenes y combatientes reeditaron la entrada de la Caravana al parque Leoncio Vidal de Santa Clara.
La Caravana de la Libertad seguirá su recorrido por otras provincias del país hasta llegar a La Habana, el próximo 8 de enero.
Caravana de la Libertad en Santa Clara: Foto: CMHW La Reina Radial del Centro.
(Con información de ACN y CMHW La Reina Radial del Centro)

Leer más »

Los espirituanos celebramos el paso victorioso de la Caravana de la Libertad (+fotos)

La ceremonia político-cultural por el aniversario 63 de la llegada de Fidel a esta ciudad al frente de los caravanistas devino acto de reafirmación revolucionaria de los espirituanos ante las batallas presentes y futuras
Jóvenes destacados de la provincia protagonizaron la entrada de la caravana de la libertad a predios espirituanos. (Fotos: Yoan Pérez/Escambray)

Relacionados

La reedición de la llegada a Sancti Spíritus de la Caravana de la Libertad en su  aniversario 63, constituyó una de las más entusiastas y combativas protagonizadas por el pueblo espirituano, que este 6 de enero se dio cita en el parque Serafín Sánchez  para reafirmar su convicción revolucionaria.

Un bosque de banderas cubanas y del Movimiento 26 de Julio —como en el recibimiento a la Caravana original en los inicios de aquel año crucial de 1959— acogió a los caravanistas en medio de consignas, cantos y vítores de la multitud que se agrupó en las inmediaciones del edificio de la Biblioteca Provincial Rubén Martínez Villena, en aquel entonces sede de la Sociedad El Progreso, para rememorar hoy como ayer el arribo victorioso de Fidel y sus compañeros a tierra espirituana.

Del discurso que pronunciara el Comandante en Jefe  aquel  histórico día se escucharon palabras sobre lo arduo de la lucha que recién comenzaba y de encomio a la villa y sus habitantes, de la cual expresó que “Sancti Spíritus no podía ser una ciudad más” en aquel recorrido de leyenda desde el oriente cubano hasta la capital del país.

Una representación del pueblo espirituano se dio cita en el parque Serafín Sánchez para recibir a los caravanistas.

A la Cuba que existía en 1959 y sus lacras se refirió en sus palabras Fabio Verga Soriano, alumno de la ESBU Wilson Rojas, quien señaló cómo desde su primer día en el poder  la Revolución  se dedicó a enfrentarlas, sumando a su labor ingente de construcción de la nueva sociedad a la masa mayoritaria del pueblo, incluyendo a los niños, adolescentes y jóvenes, camino que han seguido luego sucesivas generaciones de cubanos.    

En la ceremonia fue reconocido el veterano combatiente oriental Alcibíades Aguilar Rondón, uno de los caravanistas originales, quien años después se radicó en Sancti Spíritus.

A los combatientes que han seguido fielmente aquellas tradiciones de lucha y  especialmente a su relevo estuvo dedicada esta ceremonia que le rindió honores al conceder a un grupo de los más destacados la distinción Jóvenes por la vida, que instituyó el Buró Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) para reconocer sus méritos, y que entregó Yaditza Pérez Hidalgo, primera secretaria de la organización juvenil en la provincia.

En este oportuno contexto recibieron los carnés que los acreditan como nuevos militantes de la UJC un grupo de jóvenes, de manos de Alejandro David Mesa Muro, primer secretario del Comité Municipal de la vanguardia juvenil en Sancti Spíritus.

Deivy Pérez Martín entregó reconocimientos a empresas y organismos del territorio por su labor relevante a lo largo del pasado año,

Por su labor relevante a lo largo del pasado año fueron estimulados un grupo de empresas y organismos del territorio, certificados que entregaron respectivamente Deivy  Pérez Martín, integrante del Comité Central del Partido y su primera secretaria en Sancti Spíritus, así como Teresita Romero, gobernadora de la provincia.  

También fue reconocido el veterano combatiente oriental Alcibíades Aguilar Rondón, uno de los caravanistas originales, quien años después se radicó en Sancti Spíritus. 

Un bosque de banderas cubanas y del Movimiento 26 de Julio acogió a los caravanistas.

Al pronunciar las palabras centrales, la primera secretaria de la UJC en la provincia reafirmó la voluntad de lucha y confianza  en la victoria que mantienen los espirituanos a 63 años del paso por Sancti Spíritus de la Caravana de la Libertad. 

Leer más »

Fidel en Sancti Spíritus: historia hecha leyenda

La atmósfera que rodeó la llegada a la villa del Yayabo del Comandante en Jefe al frente de la Caravana de la Libertad en la noche del 5 al 6 de enero de 1959 se imbricó en el imaginario popular y se hizo historia, nostalgia, mito…
Desde muy temprano el pueblo espirituano empezó a aglomerarse en torno al parque Serafín Sánchez.

Relacionados

Han transcurrido 63 intensos años plenos de sucesos de todo tipo, unos alegres, otros luctuosos, en medio de la dura lucha de la Revolución por su supervivencia, pero ninguno ha podido opacar en la memoria de los espirituanos mayores aquellos días excepcionales de la ofensiva final contra el régimen de Fulgencio Batista, el triunfo del primero de enero de 1959 y la llegada a Sancti Spíritus, el Día de Reyes, de la Caravana de la Libertad con un Fidel victorioso de apenas 32 años al frente, en su trayecto hacia La Habana.

Sobre esos instantes irrepetibles se ha escrito mucho, pero ningún cronista ha podido reproducir fielmente con su palabra, por más virtuosa que esta fuese, la atmósfera csi mágica de aquella inédita jornada plena de emociones que mezclaban lo objetivo y lo emotivo en una carpenteriana amalgama alucinante, propia de lo real maravilloso, donde incluso la hora del acontecimiento asumió un papel sobresaliente.

Tuvimos los espirituanos desde inicios de octubre de 1958 la cercanía inmediata de Che y Camilo, dos comandantes de la Sierra a cuyos nombres estuvieron ligadas las acciones decisivas de la guerra revolucionaria en esta parte del país a finales de 1958, pero Fidel Castro, el joven líder de la Revolución triunfante aparecía a los ojos de todos como la incógnita a descifrar porque salvo algún que otro coterráneo, nadie lo conocía en persona y aparecía como fábula, promesa, mito, en torno al cual la curiosidad desbordada de la gente hacía rebosar las expectativas hasta el infinito.

Así, en medio de mil conjeturas y esperanzas, llegó el 5 de enero de 1959 y, con él, el arribo de la tan esperada Caravana de la Libertad que recorría desde Santiago de Cuba el eje longitudinal de la perla antillana en su marcha victoriosa hacia occidente.

Caravana que se creía grande, pero no tanto, con sus más de 2 000 personas a bordo de todo tipo de vehículos militares y civiles, desde tanques hasta ómnibus y jeeps y desde zapas de la última gran guerra hasta automóviles, pero para darle más simbolismo aún, junto a los guerrilleros, prácticamente la mitad de aquellos hombres habían sido soldados del régimen derrocado.

“Es que Fidel es una personalidad que nació para la historia”, afirmó Moralito. (Foto: Vicente Brito/Escambray)

UN ESPIRITUANO Y UN CARAVANISTA EVOCAN

Para Luis Morales Pina, Moralito, por entonces dirigente estudiantil, no hay con qué comparar lo vivido por miles de coterráneos aquel Día de Reyes en que todo un ejército rodante llegó a predios espirituanos con Fidel al frente. Él refiere:

“Cuando se supo de la cercanía de la Caravana, los jóvenes revolucionarios nos pusimos de acuerdo para desplegarnos a lo largo del recorrido que debía hacer. Acordamos que una parte estaría en el parque Serafín Sánchez y los otros en las calles desde el puente del Balneario, pues la Carretera Central estaba interrumpida por la destrucción de los puentes, y los caravanistas estaban obligados a doblar por El Majá hacia la Carretera de El Jíbaro.

“A mi grupo le tocó desplegarse en el parque, frente a la actual biblioteca. Ya desde las seis de la tarde aumentaba el rumor de que Fidel venía con su Caravana, porque ya había pasado por Camagüey, por Ciego… El gentío era tal que casi no se podía caminar por abajo ni por encima del parque. Algunos no aguantaban la tensión de la espera y en su impaciencia remontaban la calle Independencia o Céspedes y se iban hacia la Carretera de El Jíbaro.

“Y, por fin, avanzada la noche, entró la Caravana en la ciudad y se dirigió hacia el parque. Yo te diría que la emoción era tanta que hasta algunos conocidos batistianos estaban ahí. Muchos de ellos lo eran por interés o por ignorancia, pero los acontecimientos los habían dejado al margen y, sin poder contener su curiosidad y expectación, acudieron a ver la llegada de la Caravana de la Victoria: Es que Fidel es una persona que nació para la historia. Su personalidad atraía incluso a enemigos de clase”…

Alcibiades Aguilar, uno de los dos caravanistasorientales que luego se radicaron en Sancti Spíritus y se hicieron espirituanos (*) fue sorprendido por el triunfo en Rejondón de Báguanos, en el II Frente Oriental Frank País, del cual formaba parte, emboscando a una tropa enemiga. De allí, por orden expresa de Raúl Castro, su Columna marchó hacia Holguín para incorporarse a la Caravana encabezada por Fidel, que había salido de Santiago de Cuba.

Del kilométrico recorrido que vendría entonces, Alcibiades recuerda: “En todas partes nos abrazaba la gente, las mujeres nos besaban sin conocernos, la jovialidad y simpatía desatadas eran extremas. Cuando nos aproximamos a Sancti Spíritus, como los puentes de hierro sobre los ríos Zaza y Tuinucú en la Carretera Central estaban cortados, eso nos obligó a desviarnos por El Majá hacia La Ferrolana, así que entramos por el Balneario y desde los balcones y las calles hombres y mujeres nos daban vivas y tiraban flores.

Fidel y un grupo de rebeldes junto con exponentes de las “clases vivas” de la ciudad en el edificio de la antigua Sociedad El Progreso.

“Cuando llegamos al parque Serafín Sánchez aquello fue apoteósico. Aunque la gente no tenía la preparación ideológica que tiene hoy, hombres y mujeres del pueblo nos llevaban agua y comida, chucherías, cigarros y tabacos… La efervescencia de la multitud llegó al clímax cuando Fidel salió al balcón de la antigua Sociedad El Progreso y empezó a hablarle a la multitud.

“El gentío aplaudía y nos abrazaba como si hubiéramos sido familia y nos conociéramos de toda la vida. Aplausos, gestos, exclamaciones, todos emocionados, porque todos se sentían parte de aquello. Para mi fue algo impactante ver tanto pueblo, tanto apoyo, tanto fervor. Las muchachas pidiéndonos algo de recuerdo y nosotros les regalábamos balitas, monedas, bolígrafos… yo no salía de sorpresa en sorpresa, de emoción en emoción. Y aquel discurso de Fidel, creo que de sus palabras allí se cumplió todo”. (*) El otro, Oscar Alonso Cabrera, falleció repentinamente hace algunos meses.

Leer más »

En Ciego de Ávila, caravana de pueblo libre y digno

El pueblo avileño volvió a experimentar, este miércoles, la alegría al recibir y compartir con el relevo de aquellos barbudos que, el 5 de enero de 1959, soñolientos y fraguados en el combate, pasaron por estas tierras del centro de Cuba, donde los esperaba una muchedumbre que desde entonces comenzó a ser dueña de su destino.
Como aquella vez, el pueblo se congregó a ambos lados de la carretera central para dar la bienvenida a 80 jóvenes, incluidos 60 avileños destacados de los diferentes sectores vinculados al desarrollo socioeconómico del país.
En la nueva Caravana de la Libertad, venían el médico, el constructor, el estudiante, el obrero, el campesino, el combatiente, como ejemplo de la Cuba nueva, alejada del otrora pobre olvidado y los males sociales de la seudorrepública, la que existió hasta enero del 59.
En la intersección de la Carretera Central y la calle Maceo se detiene el tiempo cada 5 de enero. Allí, Lianet Pazo Cedeño, primera secretaria de la Unión de Jóvenes Comunistas en Ciego de Ávila, ante las autoridades de la provincia; de Antonio Guerrero, Héroe de la República de Cuba, y el pueblo reunido, hizo referencia a las familias campesinas que en aquella época no tenían electricidad, ni sus hijos podían  asistir a las escuelas; también habló de la obcecada intención de varias administraciones de Estados Unidos de lograr un cambio en Cuba.
Muy diferente a la realidad actual, cuando «las nuevas generaciones asumen la misión de proseguir la construcción del socialismo, única garantía de la independencia y la soberanía nacional», conquistadas con el filo del machete y en las luchas donde cayeron muchos héroes, motivo para defender «la gran obra que es la Revolución cubana».

Leer más »

La noticia del día en la prensa castrista

LA HABANA, Cuba. ─ Para demostrar el grado de desquiciamiento, manipulación, voluntarismo y descarnada desvergüenza que impera en los medios de agitación y propaganda del oficialismo cubano bajo el régimen castrista, creo que nada mejor que aludir a cuál ha sido, según ellos mismos, la noticia de ayer, 4 de enero.
A esos efectos parece conveniente citar, ante todo, un antecedente que permite hacer comparaciones: en el ámbito internacional, por ejemplo, la prensa se ha hecho eco de la Declaración Conjunta de los Miembros Permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, circulada ese mismo día. En el documento, Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Rusia y China exteriorizan ideas importantes de cara a la problemática mundial de estos tiempos.
Allí, según el sitio informativo del organismo universal (Noticias ONU), se habla de “prevenir una mayor propagación” de las armas nucleares, así como de “cumplir con los acuerdos y compromisos bilaterales y multilaterales de no proliferación, desarme y control de armamentos”. De todo ello se hizo eco el secretario general de la organización, Antonio Guterres.
Es verdad que, al menos de momento, sólo las referidas cinco grandes potencias han expresado su apoyo a esas ideas. Otros países conocidamente nucleares —India, Pakistán, Israel, Norcorea— han guardado silencio al respecto, al menos hasta el momento. Aunque la citada Declaración Conjunta merece un análisis más detallado, no es este el lugar para ello.
Se podrá estar o no de acuerdo con el documento y con sus posibles consecuencias; pero este trabajo periodístico no está destinado a estudiarlo. Simplemente menciono una importante información internacional de la misma fecha que fue preterida por la prensa cubana, y ello para resaltar una noticia (de algún modo hay que llamarla) originada en la misma Cuba.
Es el caso que tanto en la portada del periódico Granma como en los minutos iniciales de la emisión del mediodía del Noticiero de la Televisión Cubana (NTV) se abordó un suceso que está teniendo lugar ahora mismo, pero que, en realidad, constituye una mera reedición de acontecimientos que tienen la friolera de 63 años de antigüedad.
Se trata de la repetición que se hace cada año de la llamada “Caravana de la libertad”, cuando el núcleo principal de las tropas del Ejército Rebelde, encabezado por el entonces joven y victorioso Fidel Castro, haciendo una larga escala en cada ciudad de alguna importancia, viajó por toda la Carretera Central desde Santiago de Cuba hasta La Habana, a donde llegó el día 8 de enero.
El principal autor de aquel desfile quiso hacer ver que se trataba del medio adecuado para trasladar esas fuerzas militares entre las dos capitales: desde la de mentiritas, a la que él mismo, para congraciarse con los orientales, le había otorgado con carácter provisional ese título que ostentó por algunas horas, y la de verdad, ubicada en el Occidente de la Isla.
[embedded content][embedded content]
Pero por supuesto que no había necesidad de hacer esa dilatada excursión por tierra para llegar al destino deseado. Bien se hubiera podido (como lo hizo el presidente Manuel Urrutia) tomar un avión, que hubiera realizado el mismo viaje en apenas un par de horas. Pero el Comandante en Jefe, con su cazurrería de hijo de gallego astuto, sabía mejor qué le convenía hacer.
Por aquellas fechas estaba muy de moda criticar en los peores términos todas las maniobras y muestras de politiquería: en primer término las de Batista, claro; pero también las de los que se oponían al general golpista. Y forzoso es reconocer, en ese contexto, que la dichosa caravana era lo más parecido que se pueda imaginar a un desfile de campaña electoral.
Había una sola diferencia sustancial: que, como todos sabemos, el jefe guerrillero, a pesar de las innumerables promesas hechas, no tenía ni la más remota intención de realizar esa consulta ciudadana que tantas veces había anunciado. Ello, claro, hasta que, de manera típicamente orwelliana, el ofrecimiento formal de celebrar comicios generales se transformó en su opuesto, plasmado en una consigna insólita: “Elecciones, ¿para qué?”.
La caravana de marras sirvió de maravillas al entonces joven Fidel Castro para recibir, a todo lo largo y ancho de Cuba, el aplauso y la adoración de sus partidarios, la generalidad de los cuales ignoraba lo que se les venía encima. Aquella también sirvió de prólogo imprescindible a la apoteósica entrada en La Habana, un baño de multitudes que cualquier candidato presidencial de la Cuba democrática habría envidiado con toda razón. Pero estas consideraciones sólo son válidas para la versión original de ese sucedido.
Lo de ahora es otra cosa. Cabe aplicar aquí la conocida frase del mismísimo Carlos Marx, cuando dijo que la historia suele repetirse: la primera vez como drama y la segunda como comedia. En este caso, la reedición de la dichosa caravana, escenificada año tras año por los jóvenes cubanos, cae más bien dentro de la categoría de farsa monstruosa, de sainete grotesco.
En Cuba podrá no haber combustible para una ambulancia que pueda salvar a un herido grave, o simplemente para transportar de una a otra provincia a ciudadanos de a pie que necesitan desplazarse por razones de trabajo o de índole personal. Pero petróleo o gasolina no faltan para la multitud de camiones y otros vehículos atiborrados de jóvenes deseosos de salir en las fotos y reportajes, así como de comenzar la ardua trepa por la pirámide del poder castrista.
Pero lo peor de todo —insisto— no es la mojiganga que implica la reproducción del referido desfile. ¡Lo más lamentable es que semejante bufonada represente la “noticia del día” para el lamentable aparato de agitación y propaganda del castrismo! ¡A tales extremos llegan la enajenación  y el desvarío en la lastimosa Cuba de hoy!
ARTÍCULO DE OPINIÓNLas opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no necesariamente representan la opinión de CubaNet.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Leer más »

Regresó a Las Tunas la histórica Caravana de la Libertad (+Video)

Las Tunas.-El 4 de enero de 1959 el pueblo de Las Tunas amaneció colmado de certezas. El paso de la caravana de los rebeldes por estas tierras confirmaba el inicio de una era de esperanza luego de varios siglos de explotación.
En este 2022 la Caravana de la Libertad continúa su marcha por la historia porque, como bien sentenció Fidel, el futuro habremos de conquistarlo y hacerlo tampoco será tarea fácil. Esta vez fueron más de 50 jóvenes, quienes reeditaron su paso por esta oriental provincia 63 años después.
La Plaza Martiana, en el corazón de esta ciudad, fue testigo de la concentración de pioneros, estudiantes de los distintos niveles de enseñanza, combatientes de la Revolución Cubana, trabajadores y de la población que recibió a la comitiva proveniente del poblado de Cañada Honda en el municipio de Majibacoa, lugar en el que relevaron a los holguineros.
«Hermosa es la historia que escribieron los rebeldes y hermosa es la historia que escriben a diario nuestros jóvenes reafirmando su fidelidad a la obra emancipadora de la Revolución», dijo en el acto Yasmani Rodríguez La Rosa, secretario general de la Unión de Jóvenes Comunistas en la provincia.
El momento fue propicio para hacer entrega del carné de la UJC a varios jóvenes y reconocer a un grupo de ellos por sus valiosos aportes en el enfrentamiento a la COVID-19.
En horas de la tarde los caravanistas se encontrarán en la localidad de Guáimaro con los emisarios de Camagüey. Ellos tendrán la responsabilidad de seguir este periplo libertario, colmado de rostros bisoños como demostración de que la Revolución es una verdad inexorable.
[embedded content]

Leer más »

En la misma ruta de la libertad

Así como hace 63 años llenó de júbilo ciudades, poblados y campos de Cuba –con el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz al frente de sus victoriosas tropas– la Caravana de la Libertad volvió a Holguín, luego de partir este 2 de enero desde la heroica ciudad de Santiago de Cuba, y recorrer también territorio granmense.
Los protagonistas de la jornada (pioneros, estudiantes, jóvenes destacados, maestros, médicos, artistas, deportistas, científicos, internacionalistas, campesinos y combatientes) representan la alegría del pueblo cubano, vencedor el pasado año en batallas tan intensas y peligrosas como la pandemia de la COVID-19 y los intentos de desestabilizar y derrocar la Revolución con manifestaciones orquestadas desde el exterior, y el apoyo de una conspiración mediática sin precedentes.
En la tradicional parada en la comunidad Oscar Lucero, otrora cuartel del Regimiento No. 7 del tirano Batista, las muchachas y los muchachos escucharon el testimonio de Tomás Vidal, integrante de la Columna No. 1 del Ejército Rebelde, comandada por Fidel Castro, fuerza, que, en tránsito  hacia la capital cubana,  arribó a este sitio el 3 de enero de 1959.

Leer más »

Las 3 del día: Las historias de un naufragio, una caravana revolucionaria y las noticias del 5 de agosto (+ Podcast)

Mientras el ciclón salía de Cuba para adentrarse en las aguas del Estrecho de la Florida, una veintena de voces se gritaban unas a otras para encontrarse en medio del mar, oscuro y furioso. Algunas respondían. Otras se ahogaban. La rústica embarcación zozobró a 26 millas de Cayo Hueso, Estados Unidos, y nueve cubanos murieron. Solo 13 lograron sobrevivir al naufragio. La tormenta empujaba el bote. Y lo hundía en el mar.
En la noche del viernes 9 de julio, el Servicio de Guardacostas de Estados Unidos suspendió las labores de búsqueda de los nueve cubanos desaparecidos tras el naufragio. En la mañana siguiente, ocho de los 13 sobrevivientes fueron devueltos a Cuba.
En esta emisión de hoy contamos con la historia de algunos de los balseros sobrevivientes a este naufragio. También estuvimos en la caravana Victoria Popular y recogimos varios testimonios y como de costumbre, te traemos nuestro resumen de noticias.
Escuche aquí

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.