HAVANA CLIMA

artistas e intelectuales

La revolución castrista a 30 de la Carta de los Diez

MIAMI, Estados Unidos.- Haber nacido en Cuba en la década de 1940 y haber sido sorprendida –asaltada- por el desorden falocéntrico de la “revolución” castrista en plena adolescencia, fue una verdadera desgracia. Me imagino que igual pensarán los chinos, los coreanos, los vietnamitas, los angoleños y los tibetanos de mi edad. Igual pensarán los ciudadanos de cualquier nación que eran adolescentes cuando sus países fueron ocupados y sus libertades y derechos cercenados por un poder absolutista y arbitrario de ideología única.
Cuba, esa islita en el Caribe que a todas luces parece ser pequeña e insignificante, lleva sumida en la ideología única desde 1959. La mayor de las Antillas no es ni remotamente pequeña: existe en el radio de desempeño de los Estados Unidos, lo que la hace inmensa, abarcadora e importante. Tampoco es ni remotamente insignificante: por el control de ella pudo haberse desatado en 1962 la primera guerra nuclear del planeta –la tercera guerra mundial- y por las ínfulas desmedidas de sus más recientes gobernantes se han librado conflictos bélicos en dos continentes.
A esos protagonismos aspiraba Fidel Castro: a ser el Alejandro Magno del siglo XX.
Donde otros países hacen alarde de sus militares “de opereta” –como dijo alguien sobre los militares argentinos cuando la guerra de las Malvinas- Cuba hace alarde de militares de carrera, entrenados en las academias del otrora imperio soviético, fogueados en guerras extranjeras y condecorados por su servicio “en contra del imperialismo”, del imperialismo yanqui, por supuesto. Cuba hacía alarde… y luego vino el comandante y mandó a parar… a parar el alarde. El cadáver del fusilado general de División Arnaldo Ochoa, condecorado Héroe de la Patria, no nos deja mentir. Como señalaba Reinaldo Arenas: “la revolución lo mismo te manda a la escuela que te manda al paredón de fusilamiento”.
Esa ha sido la historia de Cuba desde 1959: un pueblo que ha desfilado por las aulas generación tras generación, que ha sido programado para la lealtad ciega y el oprobio máximo, que ha sido obligado a la cárcel, al destierro, o a la marginación total, y también a aplaudir y a obedecer por más de sesenta años sin importar el sacrificio.
Entre los miles que se han opuesto -y que han dado hasta la vida luchando contra la dictadura- han estado los artistas, los intelectuales, los creadores. Desde los inicios del castrismo ellos han sufrido la embestida del régimen con Ramiro Valdés, el represor-en-jefe, al mando de la Seguridad del Estado. Bajo sus siniestras órdenes cayeron primero Gastón Baquero; Orlando Gutiérrez Leal y su documental PM; la revista cultural Lunes del periódico Revolución; Walterio Carbonell, Guillermo Cabrera Infante, Ediciones “El Puente”, José Mario y Ana María Simo, docenas de artistas de la plástica, músicos y escritores, Pepe Camejo y el Teatro Guiñol, Lezama Lima y Virgilio Piñera, los bailarines del Ballet Nacional, Carlos Franqui y tantísimos otros. Luego seguiría la cacería de brujas contra Heberto Padilla y Belkis Cuza Malé, contra Antón Arrufat, contra Antonia Eiriz y Raúl Martínez, contra Nicolasito Guillén Landrián y Reinaldo Arenas.
Los ochenta comenzaron con el éxodo del Mariel, emigración plena de creadores: el propio Reinaldo Arenas, los plásticos Carlos Alfonzo, Eduardo Michaelson, Andrés Valerio, Ernesto Briel, Jesús Selgas, Juan Boza; los escritores Reinaldo García Ramos, Juan Abreu, Nicolás Abreu, Carlos Victoria, Jesús Barquet, Miguel Correa, Luis de la Paz, Roberto Valero, Daniel Fernández, Roberto Madrigal, entre otros. Esa válvula de escape marítimo alivió un poco las tensiones. Pero en 1991 se desencadenó otra ola represiva contra la cultura a partir de la Carta de los Diez.
Emitida en junio de 1991 y entregada al régimen cubano, la Carta de los Diez fue el primer reclamo colectivo de derechos y libertad enunciado desde la intelectualidad cubana ante la tiranía comunista. Exigía “elecciones directas a la Asamblea Nacional; eliminación de las exclusiones migratorias; reactivación de los mercados libres campesinos; amnistía para todos los presos de conciencia”, entre otras cosas. También solicitaba asistencia a las Naciones Unidas para evitar la hambruna y el exterminio ante la escasez de medicinas. Había caído el Muro de Berlín; los subsidios soviéticos de tres décadas habían cesado. Había comenzado el Período Especial.
El documento lo firmaron los escritores María Elena Cruz Varela, Raúl Rivero, Manuel Díaz Martínez, Nancy Estrada, José Lorenzo Fuentes, Bernardo Márques Ravelo, Manuel Granados, Fernando Velázquez Medina, Roberto Luque Escalona y Víctor Manuel Serpa. Todos ellos sufrieron acoso y represalias y serían forzados eventualmente al exilio. Cruz Varela fue juzgada y condenada a dos años de prisión. Dada la presión internacional, fue puesta en libertad en 1994 luego de cumplir año y medio de la sentencia, y obligada al destierro. En 1995, Raúl Rivero –fallecido la semana pasada en Miami- crearía la primera agencia de prensa independiente dentro de la isla, Cuba Press.
Luego de la Carta de los Diez, los movimientos disidentes empezarían a evolucionar en Cuba. La situación económica y política empeoraría a paso agigantado. Sucedió la crisis de los balseros en 1994 y la protesta popular en La Habana conocida como “el Maleconazo”; se fundó Concilio Cubano (1995); se emitió el documento “La Patria es de todos” (1999); y sucedió la Primavera Negra en marzo de 2003, que vio a 75 disidentes y periodistas independientes –escritores e intelectuales- ir a la cárcel.
Concilio Cubano también plantearía una plataforma colectiva de acción que incluía “trabajar por una transición pacífica, una amnistía incondicional para los prisioneros políticos, un proceso de transformaciones jurídicas (…) para garantizar el respeto integral de los derechos humanos y la necesidad de ofrecer garantías para que todos los cubanos participen en las decisiones del país”. El 24 de febrero de 1996, el régimen arrasó con Concilio y con toda posibilidad de que una disidencia unida le retara el poder.
Hay que mencionar también como exigencia colectiva del pueblo el aún vigente Proyecto Varela del Movimiento Cristiano Liberación, que fundara en 1992 Oswaldo Payá Sardiñas, y las 11 200 firmas que presentara ante la Asamblea Nacional en 2002, más 14 000 firmas adicionales en 2004, y que exigía “el derecho a la libre expresión y a la libre asociación; amnistía de todos aquellos encarcelados por motivos políticos; el derecho de los cubanos a formar empresas tanto de propiedad individual como cooperativa, y el derecho de los trabajadores; y una nueva ley electoral, que modifique la nominación de los candidatos [a la Asamblea Nacional] y el propio sistema de elección de los mismos”.
Si bien no ha faltado una diversa, valiente y arriesgada disidencia opositora en los últimos 25 años, la acción de los creadores de la Carta de los Diez viene a repetirse en 2020 con la colectiva artística del Movimiento San Isidro, y de su punto de apoyo: el movimiento de 300 artistas, intelectuales y creadores que se reunió ante el Ministerio de Cultura el 27 de noviembre 2020 a exigir libertad de expresión y pensamiento, derechos civiles, el fin de la censura y de la represión cultural e informática por parte del Estado.
El 27N y el Movimiento San Isidro plantearon las siguientes demandas en su declaración del 12 de abril de 2021: libertades políticas para la población; libertad para los presos políticos y de conciencia; el cese de la represión; fin a la campaña de descrédito del régimen contra los activistas culturales políticos y cívicos; el derecho a la protesta; libertades económicas; la legalización de medios de prensa independientes; libertad y derechos sindicales; derecho de asociación; entre otros.
La explosión popular sucedió el 11 de julio 2021. Ya no fueron 10 intelectuales, ni 300+ artistas, ni 25 000 seguidores del Proyecto Varela. Fueron decenas de miles de cubanos en todo el país, exigiendo derechos y libertad. La batuta la ha cogido ahora el Proyecto Archipiélago, que coordina el joven teatrista Yunior García, para canalizar las aspiraciones del MSI, del 27N y del 11J.  Escribió Rafael Rubio (07/11 Libertad Digital) que Raúl Rivero vislumbraba “la libertad [abriéndose] paso de la mano de la cultura.” ¡Tal parece que el 15N, de la mano de la cultura ha de ser!
ARTÍCULO DE OPINIÓNLas opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no necesariamente representan la opinión de CubaNet.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.