HAVANA CLIMA

agresión sexual

No ha sido el único, ni será el último

LA HABANA, Cuba.- Recuerdo aquel suceso con claridad. No se habló concretamente de violación, solo de que el Jefe de Vida Interna había entrado como Pedro por su casa en el albergue de las niñas de décimo grado y caminado hasta el área de las duchas, donde no había puertas ni cortinas, solo una adolescente de 15 años duchándose.
Nadie supo a ciencia cierta qué pasó, pero a partir de ese día ella se descontroló de los nervios. Tenía unas pesadillas horribles y se negaba a ir a la beca. Su madre al final tuvo que sacarla de allí, pero hizo falta mucha psicoterapia para que aquella muchachita alegre y aplicada recuperara la confianza que había perdido en el momento mismo que se vio, desnuda e indefensa, ante un extraño que además tenía fama de rascabuchador.
El Jefe de Vida Interna fue expulsado. Más tarde supimos que lo habían trasladado a otro preuniversitario donde también había albergues con duchas sin puertas ni cortinas. De aquel incidente no volvió a hablarse jamás, ni fue tomado como advertencia por ninguno de los profesores que mantenían “amoríos” con adolescentes de entre 15 y 17 años. Bajar a la guardia reglamentaria y ver que había estudiantes ligerísimas de ropa en la oficina de los docentes a cargo, a veces incluso bebiendo alcohol, siguió siendo una rutina nocturna. No había nada que cuestionar. Era un problema de ellos -los profesores-; pero sobre todo de las chicas y de sus padres que no les habían recalcado lo suficiente aquello de “abrir los ojos y cerrar las piernas”.
Las recientes denuncias de varias mujeres al trovador Fernando Bécquer por agresión sexual trajeron a mi memoria aquel infortunado episodio. Han pasado más de veinte años y la respuesta ante tales abusos sigue siendo la misma: culpar a la víctima, o en caso de que las evidencias sean irrefutables, fingir que se hace justicia y silenciar el hecho.
Lo que sucedió a las mujeres agredidas por Bécquer, que ya suman una veintena tras la publicación de los testimonios en la revista El Estornudo, guarda estrecha relación con el trauma sufrido por aquella muchacha del preuniversitario. Todas esas experiencias se enmarcan dentro del mismo patrón de abuso sobre la mujer en una sociedad patriarcal, donde la violencia machista es una práctica normalizada y no existe una ley lo suficientemente abarcadora que nos proteja de lances inapropiados, chantajes o agresiones en el hogar, centro de trabajo o estudio, incluso en plena calle.
Fernando Bécquer debería ser enjuiciado porque tantas voces no pueden estar equivocadas, y porque en su entorno de artistas y amigotes la verdad se sabía. Los abyectos del gremio de la trova han salido ya en su defensa, empleando los argumentos más rastreros para descalificar las acusaciones. Ray Fernández se ha referido con desdén a las “mujeres” -así, entre comillas- que denunciaron, poniendo en duda su verdad y entereza.
Raúl Torres ha intentado politizar el asunto alegando que el medio en que fueron publicadas las denuncias es mercenario; y hasta el propio Bécquer ha respondido a las preguntas de la prensa independiente poniendo la Revolución por delante, porque ambas, Patria y Revolución, al parecer no han sido lo bastante ultrajadas y ahora sirven también como escudo protector de artistas libidinosos.
El pronunciamiento del CENESEX no es sorpresa en un país cuyas autoridades han dado muestras de una morosidad criminal en la resolución de casos de violación o abusos lascivos a menores. No es de extrañar que ante el escrutinio de un periodista, Fernando Bécquer lo haya negado todo, esgrimiendo en defensa propia y sin venir al caso, su confianza en la Revolución. El artículo 52 del Código Penal incluye, entre las circunstancias atenuantes en un caso de agresión sexual: “haber mantenido (el agresor) con anterioridad a la perpetración del delito, una conducta destacada en el cumplimiento de sus deberes para con la Patria, el trabajo, la familia y la sociedad”.
Es deleznable que un músico se aprovechara de poseer cierto reconocimiento social y supuestos saberes religiosos para manipular a mujeres que atravesaban un momento de vulnerabilidad emocional. Peor aún es que esa violencia machista fuera desplegada en televisión cuando Fernando Bécquer, durante una entrevista, cantó un verso misógino y de muy mal gusto que de algún modo no solo burló la censura del ICRT, sino que fue recibido con aplausos: “Cada vez que te veo con el blúmer roto se me para el cohete con los dos pilotos”.
Así se expresó, y fue recompensado con risas por parte del macho revolucionario que lo entrevistaba, de los camarógrafos y quizás hasta de alguna mujer, porque en Cuba muchas mujeres a menudo ríen ese tipo de “violencia jocosa”, de mentiritas, que tan fácilmente puede convertirse en algo serio y lamentable.
También en Cuba las mujeres son educadas en la autoinculpación y el miedo. En el país que Fidel Castro vendió a futuro como el más culto del mundo, perviven niveles inimaginables de superstición, ignorancia y fanatismo religioso.
A pesar de que casi la mitad de los escaños del Parlamento Cubano está ocupado por mujeres, no hay una ley integral contra la violencia de género que proteja a las féminas de sujetos como Bécquer y peores, que los hay. La Federación de Mujeres Cubanas se propuso desde su fundación crear un ejército de fregonas ilustradas y lo consiguió. Hoy en Cuba abundan las profesionales exitosas pero incapaces de defenderse ante el acoso y los avances lascivos, pues se supone que el hombre está hecho para el poder y la osadía. Por esa misma razón, si un presunto sacerdote de Ifá dice que el orisha quiere una ofrenda de tipo sexual, hay que dársela.
Cuba es un Edén para abusadores de toda índole. Detrás de la sordidez de un tipo como Bécquer hay un constructo sociocultural, sostenido por un enorme vacío legal, que le permite ser y actuar como un degenerado. No ha sido el único, ni será el último.
ARTÍCULO DE OPINIÓNLas opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no necesariamente representan la opinión de CubaNet.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Leer más »

Adrián Berazaín responde a las acusaciones sobre el caso Fernando Bécquer

MIAMI, Estados Unidos.- Días después que se conocieran los testimonios de cinco mujeres agredidas sexualmente por el trovador cubano Fernando Bécquer, el músico cubano Adrián Berazaín se manifestó públicamente sobre lo sucedido y aseguró que cree en ellas, pues tiene “razones personales para hacerlo”.
El también trovador, uno de los mencionados en el reportaje de El Estornudo, como parte del círculo cercano de Bécquer, dijo que “ninguna persona tiene derecho a agredir la integridad física ni moral de otra”, y que está “del lado de esas personas que se sienten inseguras por casos de acoso. Yo creo en ellas”, sin embargo, se desmarcó de la polémica y aseguró: “estoy completamente seguro de no ser cómplice ni partícipe de ningún acto de agresión o manipulación sexual”.
“Anoche tuve una conversación bastante seria con Fernando Bécquer, creo que la última, desde mi madurez actual y no la del muchacho que fui hace más de una década. De lo que se le acuse o estereotipe es su responsabilidad asumir y responder”, escribió Berazaín en su cuenta de la red social de Facebook.
No obstante, explicó, “me parece que es injusto condenarme por una frase que fue transformándose desde que supuestamente yo la dijera hasta que fuera escrita en un artículo que ya de por sí se puede interpretar de diferentes posiciones. Cito: el mismo Bécquer me contó que Berazaín le dijo: Asere, con ella no, ella es buena”.
Captura de pantalla
“¿Cuánto pudo haber cambiado esa frase? ¿Realmente fue lo que dije? No lo sé, no me acuerdo, eso fue hace mucho tiempo. Lo que sí es seguro es que fue así como otra persona decidió poner esta frase en mi boca, la frase con la que otros deciden odiarme al leerla. Las redes sociales no son la balanza final de enjuiciar a alguien, aunque reconozco su poder de visibilizar asuntos sensibles como este. #YoSiLesCreo #YoSiTeCreo”, sentenció Berazaín.
Las acusaciones de agresión sexual contra Fernando Bécquer han destapado una serie de denuncias en redes sociales contra el trovador, de mujeres que aseguran haber vivido experiencias similares. Y aunque los medios oficiales no se han pronunciado al respecto y no se conoce cuál será el procedimiento legal a seguir, de existir alguno, las mujeres cubanas han decidido contar sus historias en lo que ya se conoce como el MeToo cubano.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.