HAVANA CLIMA

7 DE DICIEMBRE

Maceo y Panchito: mártires gloriosos de la patria

El general Maceo y Panchito Gómez Toro, hijo de su jefe y amigo, el General en Jefe Máximo Gómez Báez.

Relacionados

Muchas fechas han resultado luctuosas para Cuba por la pérdida individual o colectiva de valiosas vidas con su saldo de dolor para el pueblo cubano, pero la muerte en combate del Lugarteniente General Antonio Maceo Grajales y la de su ayudante, Francisco Gómez Toro, hijo del Generalísimo Máximo Gómez Báez, el 7 de diciembre de 1896 en Punta Brava, sentó pauta por varias razones, entre ellas el rango y arraigo de los caídos, las circunstancias y el simbolismo.

GLORIOSA CONVERGENCIA

Las vidas de Antonio Maceo Grajales, nacido en Santiago de Cuba el 14 de junio de 1845, y la de Panchito Gómez Toro, venido al mundo el 11 de marzo de 1876 en la finca La Reforma, Jatibonico, Sancti Spíritus, se desarrollaron por cauces diferentes hasta confluir definitivamente el 20 de septiembre de 1896 cuando ambos se encontraron en el pinareño campamento del Titán en Los Remates y se fundieron en un fuerte abrazo.

La mutua convergencia de ideales y cualidades inmanentes de aquel joven de apenas 20 años hizo que Maceo lo acogiera con el mayor calor y, prácticamente, ya no se separaran en los dos meses y 17 días que les quedaban en este mundo.

El colega del periódico Granma Pedro Rioseco refirió en marzo pasado en un trabajo titulado “Panchito Gómez Toro, el joven capitán que murió junto a Maceo”, que, “(…) a poco de nacido, en un campamento mambí, llegó Maceo, y al conocer al nuevo descendiente de Gómez y Bernarda Toro, se mostró muy contento. Cuando la madre le contó que tenía una pequeña imperfección en el pie derecho Maceo dijo que no importaba, porque el pie que necesitaba un guerrero para montar a caballo era el izquierdo”.

En lo adelante el niño vivió con su madre y hermanos menos de tres años en la manigua insurrecta, hasta su partida al exilio. Entonces van de Jamaica a Honduras, de allí a Estados Unidos y finalmente se radican en Haití, donde permanecen un tiempo, hasta que en 1888 arriban a Santo Domingo, la patria paterna, y se establecen finalmente en una finca que, por obra de la casualidad, también se nombra La Reforma.

Muy importante sería para Panchito conocer el 11 de abril de 1892 a José Martí en la finca familiar en Santo Domingo. El Apóstol de la independencia cubana fue impactado muy favorablemente por las cualidades del muchacho, con quien cimentó gran afinidad durante el tiempo que trabajaron juntos en los preparativos finales de la Guerra Necesaria.

Cuando a inicios de abril de 1895 parten hacia Cuba, Martí, Gómez y otros patriotas, Panchito debió quedarse en Dominicana a cargo de importantes asuntos de la revolución independentista, pero actúa contra su voluntad y por orden expresa de su padre, quien le promete mandarlo a buscar en fecha posterior, lo cual hace ya avanzada la guerra por medio del también espirituano César Salas Zamora, quien parte al exterior con esa misión y ambos vienen a Cuba ya entrado septiembre de 1896 formando parte de la expedición del Three Friends, al mando del general de origen puertorriqueño Juan Rius Rivera. 

Por entonces el General Antonio, quien ha venido librando una campaña en extremo reñida contra tropas españolas selectas en la provincia de Pinar del Río, ha frustrado todas las arremetidas hispanas, al derrotarlas en Cacarajícara, El Rosario, Lomas de Tapia, El Rubí, Montezuelo, Tumbas de Estorino y Ceja del negro, mientras la guerra en Cuba se inclinaba a favor del bando insurrecto.

Para el héroe de Baraguá y de la invasión a Occidente, partícipe de más de 600 acciones combativas, quien muestra en su cuerpo los avales de 27 heridas de guerra, la llegada del Three Friends con su valioso cargamento de cerca de 1 000 rifles, 500 000 cartuchos y un cañón neumático, entre otros pertrechos, representa un auxilio excelente que reforzará su estrategia.

Con alegría y cariño recibe Maceo a Panchito en ese ambiente. De inicio, el Titán delega al joven combatiente a las órdenes de otro espirituano: el General Pedro Díaz. Con él gana el muchacho los grados de capitán. Luego Maceo lo nombra su ayudante y le confía su correspondencia personal.

En plenas acciones se encontraba el General Antonio cuando es llamado al centro de la isla por altos dignatarios del Ejército Libertador para mediar en una crisis política suscitada entre el Consejo de Gobierno y el General en Jefe Máximo Gómez. Entonces decide pausar aquella exitosa campaña y se traslada a inicios de diciembre de 1896 a tierras habaneras, luego de delegar el mando mambí de Pinar del Río en el General Rius Rivera.  

Panchito junto a su coterráneo César Salas (con mostacho), enviado por el Generalísimo al exterior con la misión de traerlo a Cuba.

JUNTOS HACIA LA GLORIA

Cuando Maceo regresa a La Habana lleva con él a Panchito y un reducido número de hombres. Con ellos burla en un bote por la costa la novísima trocha erigida por los españoles entre Mariel y Majana. Tras múltiples peripecias, ya cercanas las nueve de la mañana del 7 de diciembre, llega el Maceo con su Estado Mayor al campamento insurrecto ubicado en la finca Purísima Concepción, en el barrio rural de San Pedro, a unos 7 kilómetros al suroeste de Punta Brava.

Refirieron testigos que el recibimiento tributado al Titán fue grandioso. Muchos de aquellos hombres habían combatido a sus órdenes mientras otros lo veían por primera vez, pero todos fueron ganados por la emoción pues tenían ante sí a una leyenda viva.  Allí Maceo vio formados al destacamento de Santiago de Las Vegas con Juan Delgado al frente, así como a los regimientos Goicuría y Calixto García, entre otras unidades mambisas. Maceo expresó complacido: “Con estas fuerzas se puede ir al cielo”. Acto seguido se situaron las guardias para cubrir los accesos y comenzaron contactos del Lugarteniente con los respectivos jefes.

La historia demostró que, a pesar de la disposición detallada de los retenes defensivos, el enemigo peninsular encontró las vías para aproximarse al vivaque cubano y a las tres menos cinco de la tarde rompió los fuegos. Maceo, quien estaba cerca de allí conversando con sus oficiales, escuchó los disparos. “¡Fuego en San Pedro!”, gritó Baldomero Acosta. Juan Delgado, que estaba en el grupo que departía con el general Antonio, salió en busca de su regimiento para empeñar combate. El resto se quedó junto al Titán para brindarle protección en caso de que el enemigo forzara la defensa cubana.

En los primeros momentos el fuego graneado del regimiento de Santiago de las Vegas evitó que los españoles siguieran avanzando. Los tiradores de Maceo y los mambises del Goicuría acudieron a reforzar las líneas propias. La guerrilla ibérica retrocedió y se atrincheró tras una cerca de piedras.

El General Antonio, al frente de una pequeña tropa, avanzó hasta esa cerca que enmarcaba el aledaño potrero Bobadilla. Dentro de esta finca, una alambrada le impedía cargar contra las posiciones españolas. “Piquen la cerca”, exclamó. Varios jinetes se desmontaron y con sus machetes comenzaron a cortarla. “Esto va bien”, le oyeron decir, cuando una bala le penetró por el maxilar derecho y le seccionó la carótida.

Sus ayudantes trataron de evacuar del lugar el cadáver de Maceo, pero fueron tiroteados por los españoles; muchos de ellos ya seriamente heridos y sin que llegaran refuerzos en su auxilio tuvieron que retirarse. Panchito, a quien llegó el rumor acerca de su jefe herido o muerto, venía hacia ese punto con su brazo izquierdo en cabestrillo por lesión sufrida en combate anterior y, aunque fue alertado del peligro que corría sin que él, desarmado y herido, pudiera remediar nada, respondió que moriría al lado del General.

Dicho y hecho, pues se dirigió hacia el pesado cuerpo de su jefe caído y mientras trataba de cargarlo para sacarlo de allí, fue derribado por las balas hispanas, y junto a él murió como un héroe, quien, según algunas versiones, fue rematado en el suelo por un soldado colonialista. Al cabo, ambos cuerpos fueron rescatados por una carga de 19 valientes con el coronel Juan Delgado al frente, quien los arengó con las siguientes palabras: “El que sea cubano, el que sea patriota, el que tenga vergüenza que me siga”. Ellos pusieron en fuga a los españoles y rescataron los heroicos despojos, que esa noche fueron sepultados en un lugar secreto.

A poco de aquel infausto hecho y transido de dolor, el General en Jefe Máximo Gómez le escribió una carta a María Cabrales, viuda de Maceo, en la cual le expresaba: “(…) A esta pena se me une, allá en el fondo del alma, la pena cruelísima también de mi Pancho, caído junto al cadáver del heroico guerrero y sepultado con él en una misma fosa, como si la Providencia hubiera querido con este hecho conceder a mi desgracia el triste consuelo de ver unidos en la tumba a dos seres cuyos nombres vivieron eternamente unidos en el fondo de mi corazón”.

Leer más »

El tributo de diciembre (+fotos)

A 32 años de la Operación Tributo y 125 de la caída en combate del Lugarteniente General Antonio Maceo y de su ayudante Panchito Gómez Toro, los espirituanos rindieron homenaje a los mártires internacionalistas
Se colocaron ofrendas florales a nombre de Raúl Castro, Miguel Díaz-Canel, de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana, del pueblo espirituano y los familiares de los mártires. (Fotos: Vicente Brito/Escambray)

Relacionados

Cada 7 de diciembre devela el tributo del alma, ese que mezcla dolor y orgullo por la gesta solidaria y el ejemplo altruista; justo en el panteón donde descansan los restos de los caídos por la defensa, una representación del pueblo espirituano, las autoridades y familiares rindieron homenaje en el 32 aniversario del enterramiento en suelo patrio de los mártires internacionalistas.

La ceremonia no tuvo el acompañamiento popular como otros años, pero se vistió de solemnidad, admiración y respeto por quienes sembraron la huella de la solidaridad y entregaron sus vidas en un gesto de desprendimiento insuperable para ayudar a la liberación de otros países.

Ofrendas florales a nombre del pueblo de Cuba, del General de Ejército Raúl Castro, del presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez, de los familiares de los mártires y de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana, se depositaron en el panteón, a la vez que bajo los acordes del Himno Nacional se efectuaron tres descargas de fusilería.

Familiares rindieron homenaje en el aniversario 32 del enterramiento en suelo patrio de los mártires internacionalistas. (Foto: Vicente Brito/Escambray)

El acto conmemorativo de tributo a nuestros mártires internacionalistas fue presidido por Deivy Pérez Martín, presidenta del Consejo de Defensa Provincial, y Teresita Romero Rodríguez, vice presidenta de ese órgano, al que asistieron también representantes de los cuerpos armados, los organismos políticos y de masas, combatientes y familiares.

Como cada 7 de diciembre, Ana Calzada García, hermana del mártir de la batalla de Cangamba, Alfredo Tomás Calzada, fue hasta el panteón “porque no he dejado de sentir respeto y admiración por mi hermano y por todos los caídos en las tierras africanas. Alfredo Tomás está presente todos los días en mi casa, en mi mamá, en el corazón de los espirituanos; mi hermano ha tenido mucho reconociendo de este pueblo y de las personas que lo conocieron. Siempre está presente”, relató a la prensa.

Las máximas autoridades de la provincia encabezaron el homenaje en Sancti Spíritus a los mártires internacionalistas.

Al resumir el acto solemne, Julio Luis Jiménez López, presidente del Consejo de Defensa Municipal de Sancti Spíritus, evocó al Lugarteniente General Antonio Maceo Grajales y a su ayudante espirituano Panchito Gómez Toro a 125 años de la caída en combate de ambos próceres, y destacó el ejemplo legado por los mártires internacionalistas que ayudaron a otros pueblos del mundo.

Jiménez López destacó que la fuerza más poderosa de la Revolución es la unidad,  y ese es nuestro monumento a los mártires. “Marchemos optimistas con las flores del homenaje de la historia y de la gloria”, expresó.

Julio Luis Jiménez López, presidente del Consejo de Defensa Municipal de Sancti Spíritus, evocó a Antonio Maceo y a su ayudante Panchito Gómez Toro a 125 años de la caída en combate de ambos próceres.

Tributo a los espirituanos que cayeron en cumplimiento de misiones internacionalistas.

Leer más »

No muere en vano quien lo hace por una causa justa

Así trascendió en el homenaje que los espirituanos rindieron a los héroes y mártires de la Patria. La máxima dirección del Partido, el Gobierno y demás organizaciones políticas y de masas acompañaron a los familiares

Relacionados

Conmovedora, emotiva, cargada de recuerdos, de patriotismo y de historia: así se desarrolló este 7 de diciembre la jornada de homenaje y ceremonia militar dedicada a los héroes y mártires de la Patria, una fecha que año tras año aglutina a familiares, amigos y pueblo en general, pero que, a causa de la covid, estuvo limitada en cuanto a participación popular.

Nuestros combatientes sintieron el homenaje, evocado también por la máxima dirección del Partido, el Gobierno y demás organizaciones políticas y de masas en el territorio, quienes los admiran y respetan, porque fueron ellos los que abrieron el camino de victoria que permitió consolidar las conquistas revolucionarias que disfrutamos hoy.

Así se hizo sentir en la ceremonia militar que tuvo como escenario el cementerio de la ciudad cabecera provincial y donde el primer secretario del Partido en municipio de Sancti Spíritus, Julio Luis Jiménez López, aseguró: “Este día resulta imprescindible el recuerdo, pero, sobre todo, el destaque de nuestras tradiciones patrióticas para defenderlas, al precio de la vida, si fuera necesario, tal y como aprendimos de los mambises, multiplicados en el legado de combate del Titán de Bronce, estirpe y encarnación de Mariana, símbolo de la mujer cubana”.

Tras un recuento histórico de las principales acciones realizadas por Maceo, desde Peralejo, Mal Tiempo, el cruce de la trocha de Júcaro a Morón y la grandiosa hazaña militar efectuada desde el Oriente al Occidente del país, en su empeño por liberar a Cuba del colonialismo español, Jiménez López dejó claro que la actuación del distinguido mambí lo inmortalizó para todos los tiempos, como símbolo de la rebeldía de los cubanos.

El primer secretario del Partido en Sancti Spíritus explicó, además, que a esta batalla fuerte, heroica y hermosa que Maceo nos inculcó con su ejemplo estamos convocados todos los revolucionarios, principalmente los jóvenes que forman parte de la continuidad de la Revolución.

En su remembranza, el dirigente partidista se refirió, igualmente, a que más de 400 000 cubanos que participaron en diferentes misiones internacionalistas, donde muchos de ellos ofrendaron sus propias vidas, pero sus restos descansan en paz en la Patria, por lo que desde el 7 de diciembre de 1989 se rinde el homenaje póstumo de todo el pueblo.

Los cubanos internacionalistas escribieron páginas de gloria en varios países del continente africano, a donde partieron un día con su mochila al hombro para ayudar a liberarlos del yugo opresor, pero de allí volvieron con el escudo de la victoria y con sus compañeros fallecidos, a los cuales le recordarán siempre, porque no muere en vano quien lo hace por una causa justa.

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.