HAVANA CLIMA

14 de febrero

14 de febrero en Cuba: cuando el amor está de viaje

LAS TUNAS, Cuba. — Cuba y los cubanos viven días convulsos marcados por la desconfianza. Para muchos, el futuro de la Isla es un enigma mientras que para otros Cuba no tiene más porvenir que la continuidad malsana del presente.
Los cubanos en mayoría, aunque ríen y aplauden sus monadas, no creen en el manido discurso de sus dirigentes; desconfían de las instituciones gubernamentales, políticas, judiciales y hasta de la moneda nacional, depreciada frente a las divisas extranjeras, inútil en una economía atrapada en una espiral inflacionaria y prohibida en los únicos comercios medianamente abastecidos del país, las llamadas tiendas MLC (Moneda Libremente Convertible).
Y en esas circunstancias de alarma manifiesta, este 14 de febrero, día festivo dedicado al amor, la amistad, el intercambio de regalos o la intimidad de las parejas, tal parece como si el amor en Cuba estuviera de viaje. Y no digo que es como si el amor en Cuba estuviera de viaje en sentido figurado, por el hecho cierto de que la voluntad, el aprecio, la estima y el querer son valores idos, ausentes en demasiados cubanos, sino por el hecho concreto de que en este día de San Valentín, en lugar de estar celebrando el Día de los Enamorados, son miles los cubanos que hoy están huyendo de su país.
“Él se fue”, escuché decir esta semana a una mujer para acto seguido afirmar, “y ella se va”. Cuando la mujer dijo “él se fue”, se refería a su yerno, ya en camino rumbo a Estados Unidos, donde reside su mamá. Y cuando la mujer afirmó “y ella se va”, se estaba refiriendo a su propia hija, que ya culminó los últimos detalles para emprender viaje por la ruta de su esposo, dejando al cuidado de su madre la hija de ambos, una niña pequeña.
Dos jóvenes y talentosos carpinteros, ebanistas con muy buena estética aplicada a las maderas —y ellos mismos de buenas costumbres que prestigiaban su residencia, menguando las características sociológicas del barrio donde residían, de por sí ya deterioradas por la corrupción administrativa estatal—, ya se fueron. Ellos solían decirme “padre”, y en diciembre el mayor me dijo, “padre, me voy, ya este país no hay quién lo aguante”. Y la semana pasada el menor de los hermanos me dijo, “mi hermano ya está allá, llegó bien, ahora me voy yo”.
Personalmente, tengo una experiencia sociológicamente interesante por la persistencia de la ideación de la diáspora. Hace algo así como 15 días que tocó a mi puerta alguien a quien contraté para hacer trabajos en mi tierra. El hombre, de poco más de cuarenta años, casado, padre de un adolescente de 14 años y de una niña de 10 años, propietario de su vivienda y de un taller de aserrado con el que se gana la vida, mientras talaba arbustos invasores en mi campo con una sierra de mano en noviembre pasado me insinuó la idea de irse de Cuba, sin entrar en detalles, por la premura del trabajo aquel día.
Pero hace dos semanas que cuando el hombre tocó a nuestra puerta sí me contó sus planes, detalladamente; planes dolorosos, ciertamente, por lo que buscando aligerar su conciencia pedía consejos que nadie podía darle, salvo él mismo. Él había convencido a su mujer para vender la casa de ellos con todos los equipos electrodomésticos, muebles, demás enseres y las máquinas y herramientas de su taller, salvo una motosierra, para en caso de fracasar en su empeño de ir a Estados Unidos, comenzar de nuevo a organizar su vida y la de su familia.
Cientos de familias cubanas han actuado como las de aquel hombre que tenía delante, pero uno suele escuchar esas historias después que han coronado el éxito o sus protagonistas se han derrumbado en el fracaso, por lo que sólo pregunté: “¿qué dice su hijo de esos planes suyos?”. La respuesta que escuché vale el desprecio que hoy la mayoría de los cubanos sienten por sus gobernantes: “El niño dice que me vaya si tengo que irme; él sabe que si me voy es por su bien y el de toda la familia”.
Hoy, 14 de febrero, día de amor y de fraternidad signado por el martirio de San Valentín, la familia cubana está fracturada como nunca antes en la historia de nuestro país, que vivió otras dictaduras, pero ninguna forzó al pueblo en masa al exilio, como ha hecho el totalitarismo castrocomunista desde 1959 y hasta el día de hoy.
Los cubanos hemos vivido en viaje perenne —entiéndase huida— 63 años. Y ese es demasiado tiempo dedicado al miedo. Sí, la dictadura tiene sus jueces policías y cárceles, pero la dictadura no tendría cárceles para todos si, en lugar de huir de nuestra tierra, permaneciéramos y dijéramos “no”.
ARTÍCULO DE OPINIÓNLas opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no necesariamente representan la opinión de CubaNet.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Leer más »

14 de febrero en Cuba: la inflación no entiende de amores

LA HABANA, Cuba.- “¿Salir a comer? ¿Pasar el día en la playa? Tú estás loco. Por suerte el 14 de febrero cae lunes y no es feriado”, contesta una amiga casi a gritos después de preguntarle qué hará este día del amor y la amistad. Como es laboral, aprovechará la jornada de trabajo para hacerse la que olvidó la fecha y así ahorrarse el dinero del regalo. Y es que “el momento no está para regalitos”, me dice y de inmediato enumera las cosas que faltan por comprar en la casa para llegar “más o menos viva” a final de mes.
“(Comprar) un paquete de pollo por lo menos, que ya van por los 800 (pesos), porque es difícil empatarse con uno en la tienda, eso es para gente que no trabaja y puede hacer colas; un pomo de aceite, que están perdidos y cuando aparecen te lo clavan en 300 pesos”, se lamenta la joven mientras aumenta su lista de compras pendientes que, posiblemente, si no aparece pronto el dinero (lo más probable), quede como un inventario de deseos sin cumplir: arroz, puré de tomate, detergente, jabón, un par de zapatos que sustituyan esos que ya no aguantan ni un remiendo más.
Todo en precios de mercado negro (donde único es posible hallar las cosas sin tantas dificultades) suma más de diez veces el salario mensual de la joven que no es obrera manual sino una profesora de la Universidad, al igual que su esposo. Pero ni siquiera entre los dos han podido sobrellevar estos tiempos de crisis económica agudizada.
Aunque la mayoría de las personas con las que conversé sobre los planes para este 14 de febrero coincidieron en pasar la celebración por alto, debido a la situación económica por la que atravesamos, los hay que aún a riesgo de llegar “en blanco” a marzo o peligrosamente endeudados con algún garrotero (prestamista) del barrio, tendrán una velada romántica lo más parecida a la que imaginaron junto a su pareja.
Así lo hará Dayán, un joven estudiante de segundo año de Cultura Física que los fines de semana trabaja como personal trainer de un gimnasio, y de jueves a domingo por las noches como mesero de un restaurante privado y, cuando se le da la oportunidad, también como “masajista con happy ending”, exclusivamente para mujeres, en especial extranjeras. Pero ni así ha logrado reunir lo suficiente para el regalo que prometió a la novia: llevarla al Hotel Nacional, que promociona varias cenas y espectáculos “por el Día de San Valentín”, y aprovechando la ocasión, regalarle un anillo.
“Y lo del Hotel Nacional es de lo más barato que hemos encontrado porque las cenas en las paladares y los shows están mandados. Nada baja de 10 mil. (…) Cuando piensas que ya tienes el dinero pasa algo, se te rompen los tenis o hay que comprar cosas para la casa, mi mamá no puede sola con todo (…), voy a pedir el dinero prestado y ya después veo qué hago para pagarlo”, asegura el joven.
Por su parte Armando, tornero en un taller automotor estatal, renunciará a los regalos tradicionales para llevarle a su esposa dos paquetes de pollo, un obsequio similar al del año pasado cuando compró al carnicero de su barrio cuatro paquetes de picadillo de res, de los que están regulados solo para niños, y un paquete de mascarillas sanitarias.
Foto del autor
“Hay que adaptarse a los tiempos. La inflación no entiende de amores. Antes era el perfume, las flores pero nada de eso se come. El poquito dinero extra que hago en el taller tengo que guardarlo. Ya mi mujer entendió que hay que irse de este país. Ella estaba antes con la bobería de que si el regalito y que si la comidita del 14. El año pasado ella misma me dijo, me regalas comida y ya, el dinero que vamos haciendo es para montarnos en un avión para donde sea”, comenta Armando.
Este Día de San Valentín será como otras tantas “fechas especiales” que los cubanos y cubanas se verán obligados a asumir como un día tan gris como cualquiera en medio de tantas desolaciones que nos invaden, aunque no como un “día normal” porque, al parecer, como otro amigo me respondiera, en Cuba el día a día lo conforman decenas de “malestares” y “absurdos”, nuevos y viejos, que en el resto del mundo serían una excepcionalidad, un accidente. Lo “anormal” es nuestra cotidianidad.
Vivir en un país que parece más un campamento militar, tener la fatalidad de unos gobernantes que no trabajan para alimentar a un pueblo sino para que el pueblo los alimenten a ellos con remesas, comprar con una moneda con la que no te pagan, sentir que somos privilegiados cuando hacemos un dinerito —casi siempre de manera ilegal—  y vamos a una tienda en MLC, soñar con que nuestros hijos se casen con un extranjero para que se vayan y prosperen porque el estudio y el esfuerzo personal no les garantizan el éxito. Así con tales ejemplos y reflexiones sobre la situación crítica que vivimos en la Isla, han respondido muchos entrevistados a una pregunta tan sencilla como ¿qué harán este 14 de febrero?
Y es que resulta un tema que provoca tales reacciones de enfado en tanto conduce directamente al asunto vital de la inflación, del dinero, de lo insoportable que se ha vuelto la vida por la nula capacidad de compra de la moneda nacional, por la obligatoriedad de comprar divisas en el mercado negro, por la simplificación de nuestras “prioridades” a una sola: sobrevivir a tantas adversidades que nos rodean, ya sea por la pandemia (el contagio es a lo que menos temen los que tienen un refrigerador vacío), ya por la ausencia de verdaderas libertades, ya por los catastróficos efectos de un sálvese quien pueda que el régimen denomina “tarea ordenamiento”, “continuidad”, “resistencia creativa”, porque así de “creativos” se ponen.
Tanto que quienes plenos de amor por el “sistema” esperaban algún “regalito” del gobierno por el 14 de febrero, algo así como el anuncio del cierre de las tiendas en MLC o la venta de dólares en las Casas de Cambio (CADECA), han sido debidamente complacidos pero apenas con varios teques del ministro de Economía, en ruedas de prensa y en televisión, donde ha dejado bien claro que todo quedará tan malo como se les antojó hacerlo, incluso peor, así sus más recientes intervenciones —risilla sarcástica mediante—, casi la víspera de este 14 de febrero, lo han vuelto más que sobrado de antipatías, pero eso no debería afectarlo para nada, a fin de cuentas, en ocasiones, el odio, por intenso y demencial, es un sentimiento que suplanta al amor.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Leer más »

Emprendimientos cubanos realizan bazar por el 14 de febrero

En el hostal Albero Dulce, en La Habana, se organizan bazares y otras iniciativas de trabajo colaborativo entre emprendimientos diversos.
Foto: Archivo IPS Cuba

La Habana 14 feb.- Una variedad de ofertas para agasajar a seres queridos por el Día del Amor y la Amistad brindó el Bazar Romanticón, iniciativa que reunió a alrededor de 10 emprendimientos cubanos los días 12 y 13 de febrero, en el hostal Albero Dulce, en esta capital.
Negocios como Maxi Bebé, Lu, D’eco Habana, Miti by Maité, CubaSays, entre otros, ofertaron variedad de productos, como prendas de vestir, bisutería, productos alimenticios y otras opciones idóneas para regalar por el 14 de febrero.
Según Celine Terry, organizadora de este evento y creadora de Albero Dulce, en la sede de este hostal, ubicado en el municipio Cerro, de La Habana, son comunes las actividades de ventas de garaje, bazares y espacios de trabajo colaborativo (coworking).
Explica Terry que, con la disminución de la actividad turística, producto de las restricciones sanitarias para frenar la propagación de la covid-19 en Cuba, la residencia Albero Dulce cambió su proyección social con un trabajo enfocado en la promoción de emprendimientos de diversa índole en la localidad.
“Surgieron estas ideas de trabajo colaborativo para beneficiar a la comunidad, contribuir a la economía circular y utilizar los espacios que teníamos”, comenta la emprendedora.
Diversas opciones
El equipo de Maxi Bebé, comercializó en el bazar bizcochos elaborados con ralladura de mandarina, coco deshidratado, avena integral, chía, yogur probiótico natural, zanahoria, chispas de chocolate amargo, cocoa, semillas de calabaza orgánica, entre otros ingredientes.
Este emprendimiento, que promueve la alimentación sana en cualquier etapa de la vida, también incluyó en sus ofertas de venta este fin de semana mantequilla de maní y granola.
De acuerdo con Yanitza del Toro, fundadora de Maxi Bebé, el negocio enfocado en sus inicios al mercado de la alimentación infantil, ahora cuenta con gran diversidad de producciones como jarabes para la tos, magdalenas, leches vegetales, compotas de distintos sabores, lentejas con vegetales y otros alimentos.
Por otra parte, resultaron muy llamativas en el bazar las propuestas del emprendimiento CubaSays, cuyos pulóveres y carteles visibilizan refranes conocidos por generaciones de cubanas y cubanos como expresión de la cultura popular de la nación.
El emprendimiento Maxi Bebé promueve la alimentación sana en cualquier etapa de la vida.
Fundado en octubre de 2021 por Alejandro Buján, estudiante de primer año de la carrera de Diseño, y la estomatóloga Amanda Michel, este emprendimiento destaca por emplear en sus diseños frases “que rememoran las nostalgias de la comunidad de emigrantes cubanos en varios países”, apuntan sus creadores.
También aseguran que las confecciones con mensajes tales como In Cuba We don’t say “I’m bored”, We say “Qué obstine” and I think that’s beautiful posicionan la marca Cubasays no solo en el mercado cubano, sino también en España y Estados Unidos.
El negocio familiar D’eco, especializado en cosmética natural ciento por ciento elaborada a mano, ofreció al público jabones artesanales, velas, cremas antimanchas, antiacné, mantequilla corporal, aceites para masajes y otros productos para el cuidado del cuerpo.
Respecto a la relación con otros emprendimientos, Diana Bermúdez, gestora de D’eco, señala que la obtención de la materia prima para la confección de los productos se realiza a través de otros artesanos dedicados al cultivo de la miel y a la fabricación de aceites artesanales.
Añade, asimismo, que algunos ingredientes los importan, dada la imposibilidad de adquirirlos en el territorio nacional.
“Por el momento trabajamos online y con tiendas como Verde Verde, Poca Vergüenza. También colaboramos con otros negocios en Cienfuegos y Pinar del Río”, apunta la trabajadora por cuenta propia.
Comunidad de emprendedores
Refiriéndose a la importancia del trabajo colaborativo de emprendedores y su impacto comunitario, Buján resalta la importancia de realizar los bazares y otros eventos presenciales que propician el intercambio cultural no solo con el público, sino también entre emprendedores.
Al respecto, Terry observa que “no todos están pendientes o tienen acceso a las redes sociales y este tipo de espacios permite acercar los emprendimientos a la comunidad”.
Para ella resulta muy significativo el surgimiento de iniciativas como bazares y ventas de garaje durante la cuarentena el pasado año por la pandemia. De esta manera pudo aprovechar las áreas de su hostal ante la ausencia de huéspedes.
Entre las próximas acciones previstas a desarrollarse en Albero Dulce, Terry anuncia un bazar por el Día Internacional de la Mujer, en marzo, además de una iniciativa similar relacionada con el arte culinario y la coctelería. (2022)

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.