HAVANA CLIMA

Three injured in gas explosion in Havana

HAVANA, Cuba, May 11 (ACN) Three people were injured in an explosion caused by a gas leak early this morning in a house in the municipality of Old Havana municipality, allegedly as a result of negligence, since a gas valve was left open at night.

Publicaciones recomendadas para ti
Alcalde...

Leer más

Comparte:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Publicaciones

Artículos Relacionados

Los cuentos vengadores de Manuel Ballagas

LA HABANA, Cuba. — Vivir bajo una dictadura como la castrista deja efectos en el alma que muchas veces son irreversibles. Ni siquiera los años en el exilio logran borrarlos. Más bien los acrecientan.
En el caso de los escritores y artistas, no importa lo lejos que estén ni los años transcurridos, se reflejan, afloran en su obra, junto con los recuerdos —los malos y los buenos— los viejos temores, las pesadillas que creían haber dejado atrás, los rencores, las ansias de vengarse de sus victimarios, aunque solo sea en la imaginación.
Es lo que sucede en la docena y media de cuentos y viñetas intercaladas entre ellos que conforman el libro de Manuel Ballagas Malas lenguas, editado en el año 2015 por Lulu Publishing, de Durham, North Carolina.
Si Reinaldo Arenas en Antes que anochezca y El color del verano ajustó cuentas a sus victimarios y sus cómplices ridiculizándolos y mofándose de ellos, Ballagas en Malas lenguas va más allá y, como modo de exorcizar a sus demonios, trama venganzas que les hagan pagar el daño que hicieron no solo los verdugos, sino también los que se prestaron en mayor o menor medida, con su aquiescencia y cobardía, para sus infamias.
Pero en los cuentos vengadores de Ballagas (El paquete, La ratonera, La sirimba, Dichosos los ojos) no hay odio, sino más bien una mezcla desprecio y lástima por esos seres que dan tumbos entre la desvergüenza y la confusión inducida. Pueden ser funcionarios del régimen que desertan en Miami, aspirando, cual si nada debieran, al borrón y cuenta nueva; moradores de casas con maleficio que fueron expropiadas a sus dueños; o la mujer acobardada que presiona a su esposo para que ceda al chantaje de los represores en el kafkiano relato El carángano.
Pero lo mejor del libro —y creo que el autor estará de acuerdo en eso— son las viñetas, que llegan a evocar, por su fuerza,  las de Cabrera Infante en Vista del amanecer en el trópico. En ellas, Ballagas refleja el sombrío ambiente de las prisiones castristas, adonde fue a parar siendo muy joven, acusado de ser un escritor contrarrevolucionario.
Y es que Manuel Ballagas, que en 1967, cuando tenía solo 17 años, con los cuentos del libro Con temor, provocó la ira del mismísimo Fidel Castro, quien, durante una perreta en la Universidad de La Habana, destrozó las galeradas de lo que iba a ser el libro y arremetió contra Ediciones El Puente por su intención de publicarlo.
[embedded content][embedded content]
A partir de ese momento —y hasta que se fue por Mariel en 1980—, Ballagas, cuando no estuvo preso, fue sistemáticamente vigilado y  hostigado por los esbirros de la Seguridad del Estado. En consecuencia, la gente del ambiente cultural que antes elogiaban el talento narrativo de “Manolito, el hijo del poeta, el joven escritor que ganó el Premio David” y que decían ser sus amigos, para no buscarse problemas, dejaron de tratarlo y le retiraron el saludo cuando se lo tropezaban.
Ese ambiente de miedo, paranoia, mezquindades y maledicencias es el que refleja Ballagas en su relato autobiográfico Un joven dios de cabello revuelto y en el  libro Pájaro de cuentas (Lulu Publishing, 2012) donde narra, irónica y descarnadamente, cómo discurría la existencia de Virgilio Pinera y otros intelectuales y artistas marginados durante los años setenta, el llamado Decenio Gris.
Ballagas es el protagonista de muchos de sus relatos. Es el Manolito melenudo, flaco y desgarbado que camina por las calles de La Víbora y El Vedado, el de “los libros conflictivos”, el mal visto por los chivatos del CDR y los comisarios de la UNEAC. El mismo Manolito que en las viñetas es interrogado en Villa Marista y presionado para que se declare culpable de delitos que no cometió vegeta en una galera del Combinado del Este, contesta al diario recuento o lo mudan a otra prisión, en una cordillera, hacinado con decenas de presos, en una mal ventilada rastra.
En las cuatro décadas que lleva residiendo en los Estados Unidos, Manuel Ballagas, de 72 años, ha sido periodista de The Wall Street Journal y The Miami Herald. También ha escrito dos novelas, dos libros de cuentos y uno de memorias. Y, con todas las vivencias que acumula, aún le queda mucho por contar.
ARTÍCULO DE OPINIÓNLas opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no necesariamente representan la opinión de CubaNet.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Leer más »

Opositores cubanos denuncian secuestro de la Seguridad del Estado

La líder de las Damas de Blanco, Berta Soler, y el expreso político Ángel Moya, pasaron casi 17 horas secuestrados por agentes del régimen cubano, luego de una nueva jornada represiva que se llevó a cabo el domingo contra el movimiento opositor.A través de sus redes sociales, Moya Acosta relató que tanto él como Soler fueron secuestrados a las 11:35 a.m. del domingo, al momento de salir de la sede de las Damas de Blanco en Lawton, La Habana.

Berta Soler fue conducida a la estación policial del Cotorro, pero luego fue trasladada a una celda en la unidad de San Miguel del Padrón, mientras que Moya Acosta terminó en Guanabacoa. Ambos fueron liberados a las 4:30 de la mañana de este lunes.

Otras 19 damas de blanco fueron detenidas ese mismo día en varias provincias, en lo que Soler, en entrevista con Radio Martí, calificó de “ola represiva”.

“En la provincia de Matanzas fueron detenidas 16 damas de blanco” y siete pudieron participar en una misa dedicada a los presos políticos del 11 de julio este domingo. “Aquí, en La Habana, hasta el momento tenemos reportadas tres damas de blanco detenidas, una multada y tres que pudieron participar en misa”, dijo Soler.

La opositora añadió que, en la provincia de Santiago de Cuba, tres damas de blanco pudieron participar en misa, y otras dos en Santa Clara.

El movimiento de las Damas de Blanco fue formado por un grupo de mujeres familiares de los 75 disidentes y periodistas independientes detenidos y sancionados en marzo de 2003 a elevadas condenas de cárcel, tras una ola de represión del Gobierno cubano conocida como la “Primavera Negra”.

Las esposas, madres y otras familiares de aquellos presos comenzaron a realizar marchas dominicales para pedir su liberación y se convirtieron en un símbolo de disidencia. En 2005, las Damas de Blanco recibieron el premio Sájarov a la Libertad de Conciencia del Parlamento Europeo.

Leer más »

UK judges refuse to ban death penalty in Trinidad and Tobago

SharecloseShare pageCopy linkAbout sharingImage source, Getty ImagesNine of the UK’s most senior judges have refused to ban the mandatory death penalty in Trinidad and Tobago.The law dates back to when the country was a British colony.The judges expressed concerns but said the nation’s constitution meant they could not intervene. A death sentence is a mandatory punishment for every person convicted of murder under Trinidad and Tobago’s Offences Against The Person Act 1925.The new ruling comes from the Judicial Committee of the Privy Council (JCPC) – UK Supreme Court justices who also rule on complicated legal questions from some former British colonies. The JCPC is the final court of appeal for a number of Commonwealth nations and British overseas territories. After Trinidad and Tobago became independent in 1962, its constitution stated that any existing law from the days of the British Empire would remain in force unless its parliament decided to remove or reform it. In practice, this means that many of the country’s laws, as with some other Commonwealth nations, are closely rooted in rules that were in place in the UK and across the Empire in the early 20th Century.In a highly unusual case heard in London last November, lawyers for convicted murderer Jay Chandler argued that the mandatory death penalty he received under the 1925 law was unconstitutional. They told the hearing in London that the wording of Trinidad and Tobago’s constitution meant that a mandatory death penalty should be ruled to be a cruel and unusual punishment – and therefore banned.In 2018, judges at the Caribbean Court of Justice, the senior court for many countries in the region, outlawed automatic death sentences in Barbados – adding pressure on Trinidad and Tobago to abandon the 1925 law.But ruling today, Lord Hodge, one of the most senior judges on the JCPC and Supreme Court, said that it was not a question for judges in London – but for Trinidad and Tobago’s parliament.”The 1976 Constitution saves existing laws, including the mandatory death penalty, from constitutional challenge,” said Lord Hodge. “The consequence of that is that the state of Trinidad and Tobago has a statutory rule which mandates the position of a sentence, which will often be disproportionate and unjust. “The sentence is recognised internationally as cruel and unusual punishment. The state does not dispute that characterisation.”He said that despite those concerns, the judges in London could not legitimately interfere as there was no constitutional law question for them to settle. “It is striking that there remains on the statute book a provision which, as the government accepts, is a cruel and unusual punishment because it mandates the death penalty without regard to the degree of culpability,” he said. “Nonetheless, such a provision is not unconstitutional. The 1976 Constitution has allocated to parliament, as the democratic organ of government, the task of reforming and updating the law, including such laws.”The Death Penalty Project, a legal campaign group that represents Jay Chandler, said there were 45 people on death row in Trinidad and Tobago. It is not clear what their fate will now be. No-one has been sent to the gallows since 1999 amid huge delays to appeals. Parvais Jabbar, the group’s co-executive director, urged the country’s parliament to re-examine the continued existence of historical laws that are out of step with the modern world. He said: “Trinidad and Tobago remain the only country in the Commonwealth Caribbean to continue using a mandatory death penalty and it is imperative that the government now take the necessary measures to ensure that a punishment, that they themselves accept to be cruel and inhuman, is removed.”THE ‘MIND ROOM’ THAT INSPIRED SUCCESS: The story behind AC Milan’s innovative psychology labWELLBEING THROUGH COOKERY: Could cooking therapy help your mental health?More on this storyTrinidad urged over death penalty

Leer más »

Accidente masivo deja dos muertos y siete heridos en Camagüey

MIAMI, Estados Unidos. — Dos muertos y siete heridos fue el saldo de un accidente de tránsito ocurrido esta mañana en el municipio de Guáimaro, provincia de Camagüey.
Según el diario oficial Adelante, el siniestro se produjo cuando un camión particular de transporte de pasajeros que cubría la ruta Camagüey-Bayamo impactó contra un automóvil de turismo en un tramo de la Carretera Central ubicado a solo un kilómetro del poblado Martí.
Versiones preliminares del suceso indican que el camión invadió la senda contraria por la que venía el auto de turismo, provocando la colisión, y que ambos vehículos se incendiaron tras el choque.
Los dos fallecidos eran pasajeros del automóvil de turismo. Uno de los heridos fue el chofer del camión, sin peligro para la vida. El resto de los lesionados se encuentran sin graves afectaciones.
Todos los heridos recibieron atención médica en el Hospital General Armando E. Cardoso, de Guáimaro.
El pasado sábado, Yonder Beirute Pileta, de 28 años, perdió la vida mientras conducía una ambulancia en el municipio de Yateras, provincia de Guantánamo. El conductor perdió el control del vehículo luego de quedarse sin frenos y este terminó cayendo por una zona montañosa.
Factor humano, principal causa de accidentes en Cuba
En 2021 se reportaron en Cuba 8 369 accidentes de tránsito, con 589 fallecidos y 5 859 lesionados, según datos de la Comisión Nacional de Seguridad Vial (CNSV).
Entre los factores de incidencia estuvieron no prestar la debida atención al control del vehículo, no respetar el derecho de vía, violar los límites de velocidad, desperfectos técnicos y la conducción bajo los efectos del alcohol.
La estadística añade que el 94,2 % de los accidentes fue provocado por el factor humano, mientras que solo un 5,8 % se produjo por desperfectos técnicos.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Leer más »

La ruta migratoria centroamericana: testimonio de una migrante cubana (I)

Acaba de llegar a Estados Unidos después de un recorrido de más de 3 000 kilómetros. Como otros cubanos, para lograrlo desde Nicaragua tuvo que atravesar cuatro fronteras e innumerables riesgos en estos tiempos de coronavirus, narcotráfico y cólera.En Cuba se graduó de ingeniería agrónoma, pero la vida la empujó a varios empleos, uno de ellos fundar una tienda de ropa. Locuaz, desenvuelta y desinhibida, esta mujer de 33 años decidió aceptar nuestra solicitud de rememorar las tres semanas de su recorrido. “Nadie está preparado para una aventura de este tipo”, me dijo, entre otras razones por ignorar los peligros que yacen en un camino donde inseguridad, miedo e incertidumbre son tres palabras claves.Recorrido de más de 3 000 kilómetros realizado por nuestra entrevistada.De Camagüey a Las TrojesDecidí irme de Cuba porque no aguantaba más ni las privaciones ni la falta de futuro para los jóvenes. Me fui por Nicaragua. No me arriesgué a comprar el pasaje en Cuba, sino que familiares y amistades me prestaron el dinero en Estados Unidos y me lo compraron desde allí porque en Cuba muchas veces están estafando a las personas.Salí por el aeropuerto de Camagüey, me tocó ver familias separándose, llorando, hijos con sus madres, hermanas con hermanos, de todo.El vuelo hasta Managua fue normal. Al llegar al aeropuerto establecí conexión con el coyote por celular. No fue a buscarme, mandó a otra persona. De ahí me trasladaron a lo que ellos llaman una casa de seguridad, no sin antes cobrarme 400 dólares por el taxi de Managua a Jalapa, pueblo nicaragüense no lejos de la frontera con Honduras.Ahí mismo nos subieron a un motorcito hasta Las Trojes, Honduras. Nos bajaron en un punto y una persona nos cobró 80 dólares solo por decirnos lo que debíamos hacer. Nos mandaron a la Oficina de Migración a solicitar un salvoconducto, que cuesta 200 dólares. Aquello era una locura, había gente de todas las nacionalidades pidiendo papeles, como trescientas personas al día.Entonces se produjo un primer incidente feo: de noche escuchamos un tiroteo, los mismos hondureños nos dijeron que era un enfrentamiento entre policías y narcos, un trauma para nosotros porque en Cuba no estamos acostumbrados a nada de eso. Éramos 7 en total: 6 adultos y una niña, la mamá de la niña se puso muy nerviosa, el papá se arrepintió y quería regresar a Cuba hasta que pudimos convencerlo de lo contrario. Fueron como 40 minutos de tiroteo.Señalado en el mapa el pueblo “Las Trojes” en Honduras.Al otro día llegamos a Tegucigalpa en una guagua. Contactamos entonces a Médicos sin Fronteras, que te ayudan de muchas maneras, te dan desde asistencia médica hasta alimentación y medicinas. Ellos mismos nos indicaron cómo comprar el pasaje para llegar a la frontera con Guatemala. Pero en el trayecto hubo un segundo incidente.Nos paró la policía, les mostramos los salvoconductos, pero nos dijeron que de todas maneras había que pagarles por dejarnos seguir. Les dijimos que estábamos legales y que no podían hacer eso, pero ellos, muy sinceros, nos dijeron: “es verdad, no los podemos detener ni meterlos presos, pero sí los podemos retener durante tres días y entonces van a perder los contactos con sus coyotes. Ustedes deciden”. Hubo entonces que pagarles 20 dólares por cada uno de nosotros. Así nos dejaron seguir. Y a partir de ahí los policías siguieron cobrando 20 dólares por cabeza en cada uno de los puntos de control hasta llegar a la frontera con Guatemala. Todo muy bien cuadrado. Es la plata la que habla.Entrando a GuatemalaAntes de llegar a la frontera con Guatemala, la policía nos dijo: “tienen que esperar aquí hasta que sus coyotes los vengan a buscar”, yo contacté al mío por el celular. Entonces montamos en una camioneta que nos llevó hasta un punto cercano, no muy lejos de donde estábamos. “Bájense, ahí está Migración de Guatemala y no podemos pasar por delante de ellos. Tenemos que bordear Migración”. “Bordear Migración” quería decir coger monte y subir lomas. Lo que más me impresionó fue que al llegar al lugar de destino nos recibió un señor mayor, ciego, que es quien contabiliza el cruce ilegal. Preguntó: “¿Quién pasa y cuántos son?”. Dimos el nombre del coyote nuestro y nos dejó pasar a los siete. Pero si no pagaste antes por ese cruce, ese mismo señor mayor ciego te echa a la policía encima.Migrantes cubanos en Guatemala. Foto: AFP.Ahí mismo nos montaron ¡en una guagua de la Aduana! hasta llegar a un punto donde había un taxi esperándonos para llevarnos a un hotel en Esquipulas, pueblo en Guatemala. Pero para llegar hubo antes que pasar por tres puestos de control. En el primero, nos pidieron la documentación. El chofer se bajó del taxi, le dio al policía el nombre del coyote y le dijo que éramos seis adultos y una menor. Ese mismo policía se encarga entonces de comunicarle a los otros dos que todo está en orden. Por eso no nos pararon ni en el segundo ni en el tercer punto de control.Señalado en el mapa “Esquipulas”, Guatemala.Llegamos entonces al hotel en Esquipulas, todo estaba muy bien coordinado, allí te prestan todos los servicios: comida, lavado de ropa, etc. Pero estuvimos dos noches porque, según nos dijeron, había en la zona un funcionario estadounidense y hasta que no se fuera no podíamos continuar. Allí nos dijeron que la policía de Guatemala estaba toda comprada, que la jefa de la red se reunía todas las semanas con el jefe de la policía y le pagaba por dejarnos pasar.De Guatemala a MéxicoTe cruzan por toda Guatemala en carros pequeños, no vas apretada, vas cómoda. Solo llegando a la frontera con Tapachula, México, tuvimos que coger monte. Todo lo demás fue por carretera. Y déjame decirte algo: no me sentí insegura en términos de violación, acoso sexual y cosas de ese tipo. Pero la inseguridad es otra. Que te coja la policía. Que no puedas llegar al fin de tu viaje. Muy tenso todo.Cubanos cruzan en balsas el Río Suchiate, frontera de Guatemala con México en 2019. Foto: Cuartoscuro.com.En el lado mexicano nos estaban esperando tres muchachos jóvenes: dos hombres y una mujer, los tres completamente drogados. Ahí nos dimos cuenta de que teníamos que estar tranquilos, ni quejarnos siquiera. Nos llevaron para un cuarto en el que no cabíamos, todos estuvimos de pie ahí como 2 o 3 horas hasta que ellos mismos nos sacaron. Nos llevaron hasta un pueblo, nos montaron en una guagua que ellos pagan hasta un punto en que tienes que coger un taxi. Ese lo paga uno, fue el primer gasto que tuve en México. Y ahí entonces contactas al coyote que te va a llevar a Estados Unidos.Todo hay que pagarlo en dólares. Íbamos para una casa, 15 dólares por persona. En Tapachula hubo problemas, la guerra de sálvese quien pueda para coger un taxi. Una guerra del más fuerte. Tuve que ponerme dura para poder montarme en uno.Yo llegué a México sin dinero, a mí me tuvieron que prestar los 15 dólares para pagar ese taxi. Me tocó negociar con el coyote porque ellos te dicen que no tienes que pagar nada, pero yo no tenía dinero ni para comprar una línea y comunicarme con mi familia en Cuba. La tarifa de este trayecto es 2 000 dólares de Tapachula a Ciudad México y otros 2 000 dólares de Ciudad México a la frontera sur, hasta llegar a Piedras Negras. Pero siempre tienes que tener dinero adicional para taxis o para cualquier otra cosa que te haga falta.Nos movieron para otra casa en el mismo Tapachula que lo único que tenía era paredes y techo. Hubo que dormir en el piso y sin colchón.Señalado en el mapa Tapachula, México.Viajando a Ciudad MéxicoAl día siguiente nos montaron en un camión pequeño, no era grande, 115 personas, las mamás y los niños fueron delante, pero fue un viaje de pie, 7 horas, todos hacinados, en el trayecto se desmayaron personas, todos hombres, no sé por qué las mujeres no nos desmayamos. Ahí había de todo: hondureños, salvadoreños, cubanos, árabes…Entonces llegamos a otra casa en un lugar llamado El Paredón y de allí nos llevaron a coger una lancha rápida a San Francisco del Mar y nos metieron por un monte porque no era seguro estar a la orilla del río. Nos llevaron para un hotel (ellos le dicen hotel a cualquier cosa), éramos 17, había que acomodarse en dos habitaciones con dos camas cada una.Bueno, al llegar a un lugar vimos que había once carros con migrantes indocumentados. Empezaron a dividirlos por coyotes: los del coyote A, los del coyote B…y así sucesivamente. Nos montamos en uno. Entonces, llegados a un punto, hay que cruzar un río en balsa. En cada una caben 15 personas, en la mía íbamos 21 pero fue bastante cómodo, no tengo quejas mayores. La persona que te lleva en balsa está todo el tiempo dentro del agua. Es como para que no te mojes. Son balsas de esas de madera y de gomas de camión debajo.Salimos de Juchitán de Zaragoza para Oaxaca. Y en un lugar llamado San Dionisio nos descubrió la policía. Íbamos 15 cubanos en una camioneta con el chofer mexicano. Ellos tienen un sistema que llaman “banderas”. Cada carro está custodiado por otros dos, uno delante y uno detrás. El de alante va viendo si hay policías, y si los hay avisa y uno se tiene que esconder. De la policía que no está sobornada, claro.El hecho es que en esa “bandera” que nos tocó, los choferes del primer carro iban drogados. La Marina, la más peligrosa, porque es la que no se soborna, les pasó por al lado y ni la vieron. Entonces el jefe los llamó y les dijo: “esperen que les voy a dar mi radio”. Cuando le estaba dando el radio, el walkie-talkie, exactamente en ese mismo momento venía la Policía, que viró en U. El chofer se montó en el vehículo como un loco y se dio a la fuga con todos nosotros dentro. Por cada inmigrante ilegal que te cojan son 12 años de prisión como mínimo. Aquella fue la peor experiencia de este viaje. Te juro que llegó un momento en que llegué a desear que el chofer parara y entregarme a la policía.Un carro de la policía nos estaba cayendo atrás. Y nos salvamos porque el chofer tomó la decisión de pasarle a cinco carros en una curva. De un lado, la carretera. Del otro, un barranco. Horror. O muertos o salvados. La policía no se atrevió a hacer lo mismo. Y la maniobra dio chance para que la bandera que venía detrás se le metiera delante a la policía.Luego nos metimos en un monte. Todo el mundo estaba nervioso, tenso, y entonces el chofer nos dijo: “tranquilícense que están en tierras del narco, aquí la policía no entra”. ¡Candela!, dije para mis adentros. Estábamos en un lugar llamado San Dionisio, desde donde al otro día nos movieron para una casa segura en Puebla.Ya en Puebla empezaron a mejorar las condiciones. Nos ubicaron en una casa de seguridad, era de un hombre de dinero, tipo rancho. El grupo nuestro era de 17, pero cuando llegamos a ese rancho había allí otro grupo de 13 personas. Como a los 10 minutos de haber llegado, el dueño nos puso un bafle delante. “Si quieren pueden poner música cubana”, nos dijo. ¡Qué maravilla!, me dije, primera casa en que llego y me dejan moverme libremente, no tengo que estar encerrada en un cuarto, puedo ir a la cocina e incluso conversar.Hubo tres cubanos que decidieron abandonar la casa, pero cuando estaban saliendo, el dueño los cogió. La que se armó fue terrible. Los mexicanos entraron a la casa y nos dijeron que veríamos un escarmiento. Eran una mujer, un señor mayor y un muchacho joven. A la mujer no le hicieron nada, pero ahí mismo se orinó con ropa y todo. Al señor mayor no le dieron golpes, pero lo tiraron escalera abajo. Al joven empezaron a darle patadas y piñazos. Cuando decidieron dejar de golpearlo, no se le veían ni la cara ni los ojos, todos envueltos en sangre.Loa agredidos no se cansaron de pedirles disculpas a los mexicanos. Uno de ellos dijo: “es que es la segunda vez que nos lo hace, ese coyote no quiere pagar por ustedes y los manda a salir, pero al principio pensamos que ustedes se estaban escapando por su propia cuenta”. Después de que los tres cubanos pidieron disculpas; después de que todos prometiéramos que íbamos a obedecer y hacer caso absoluto, fue como si se apretara un interruptor: “bueno, vamos a poner música. ¿Quién quiere cerveza?”, dijeron los mexicanos. Cogieron un bafle, pusieron música cubana a todo meter. ”Bajen, bajen, que mi esposo esta allá abajo, tiene comida, confituras… ¿Qué quieren comprar?”. Yo me dije: “estamos tratando con locos”.Una muchacha y yo decidimos curar al cubano. Le cerramos las heridas de la cara con puntos de mariposa. Cuando bajó las escaleras nos pidió disculpas a todos los cubanos por habernos puesto en riesgo. Y empezó a llorar. Había dejado en Cuba a una niño de 6 años, y si él se moría y no llegaba a Estados Unidos, se le jodía el futuro a su hijo. Ahí todo el mundo empezó a llorar. No lo volví a ver más.Al otro día nos sacaron para Ciudad México, llegamos a un hotel, nadie nos estaba esperando, de manera que las coordinaciones las hicimos nosotros mismos. Allí sí no hubo ningún tipo de problemas. Yo salí, fui al banco a sacar dinero, a caminar, y a comprar comida.De Ciudad México a Piedras NegrasDel hotel entonces nos llevaron a una casa de seguridad. A partir de Ciudad México, los dueños del negocio son los venezolanos. Nuestros guías desde allí hasta la frontera todos fueron venezolanos.El viaje de Ciudad México a Monterrey fue de unas 13 horas. Al salir de la capital mexicana nos dijeron: hay tres rutas: la primera es la legal, pero es con papeles (ya dije que nosotros no teníamos), la segunda la del narco, y la tercera la más larga, la que nadie quería. Para coger la del narco había que pedir permiso y al momento de salir no habían podido contactarlos, de manera que tuvimos que optar por la ruta más larga. ¿Quiénes eran los choferes de los carros? Policías de Ciudad México… Decidí irme con el más viejo, me dijo que tenía 23 años de servicio en la policía, que tenía cuatro mujeres y tenía que mantenerlas, y que además tenía que hacerse una operación y que su salario como policía no le alcanzaba. Y que “esto” lo hacía extra.A ese chofer le dieron dinero para sobornar a cuatro puntos de control, pero nada más le cobraron uno (los demás nos dejaron pasar tranquilamente). Entonces me dijo: “Mire esto, un solo punto de control y nos cobraron todo el dinero”. Tremendo guayabero el mexicano. No sabemos por qué, pero lo cierto es que pasamos totalmente desapercibidos por todos esos puntos, menos en el que ya mencioné. Después nos enteramos de que a los carros que iban detrás los habían parado. Pasaron, pero se demoraron, ya se sabe por qué.Señalado en el mapa “Piedras negras”, México.En Monterrey nos dejaron en un centro comercial. Allí nos recogieron otros venezolanos que nos llevaron para un apartamento muy bueno, en un condominio, allí nos tuvieron una noche. Salimos entonces al otro día para Piedras Negras, donde íbamos a hacer el cruce por el río a Estados Unidos. Nos dijeron que podían pasar dos cosas: ir directo a pasar el río o meternos en una casa de seguridad.Piedras Negras dispone en la actualidad de tres puentes internacionales, el “ Charles Frisby ” para el transporte ferroviario que data de 1883, el “Puente Internacional I”, que inicialmente se llamó “Carlos Pacheco” y ahora es llamado “Piedras Negras – Eagle Pass”, que data desde ciudad Porfirio Díaz, rediseñado en 1927 y rehabilitado en 1968, y el “Puente Internacional II”, que en México se conoce como “Coahuila 2000” y en Estados Unidos como “Camino Real” y data de 1999. Todos cruzan el río Bravo (como se le conoce en México) o río Grande (como se le conoce en EEUU), frontera entre los dos países. Foto: La Vanguardia.Pero pasó lo primero: directo al río. Nos dejaron en un lugar donde nos prometieron que el agua daba por la cintura o los muslos, pero ese día abrieron las compuertas y el agua nos llegaba al pecho. Pero siempre dimos pie. Teníamos puestos chalecos salvavidas, todos íbamos amarrados con soga para que la presión no nos arrastrara.Los tres guías mexicanos entran al agua contigo hasta más o menos pasar un poco más de la mitad del río. A todas estas, las autoridades de ambos países, México y Estados Unidos, te están viendo todo el tiempo. Y al llegar al otro lado, ya te están esperando…**** En la segunda parte de este trabajo la testimoniante relata el proceso de detención en la frontera estadounidense y su entrada a los Estados Unidos. Algunos datos han sido cambiados para proteger la identidad de la testimoniante.

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.