HAVANA CLIMA

Denuncia la hija de la actriz Ana Nora Calaza, que a su madre le robaron la moto eléctrica en un parqueo en La Habana

La hija de la actriz cubana Ana Nora Calaza, que por décadas se dedicó a actuar para los niños, en su página de Facebook escribió un mensaje denunciando que a su madre le robaron la moto eléctrica este pasado jueves 14 de abril en un parqueo en La Habana.

Publicaciones recomendadas para ti
Activista Lizandra Góngora a celda de castigo por enviar carta desde la prisión
El béisbol cubano entrará a la lista del Patrimonio de la Nación
La Ley Magnitsky, la corrupción y la defensa de los derechos humanos

Leer más

Comparte:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Publicaciones

Artículos Relacionados

Ese país que llevamos dentro

Un grupo de personas se reúne alrededor de una hoguera. Contemplan las llamas en silencio. Pudiera ser el origen del mundo, pero estamos en el oriente cubano y transcurre el siglo XXI. Alguien comienza a contar una historia que habla de un pueblo que ya no existe. Ahora está bajo las aguas de una presa. No es visible para nosotros, pero allí todos saben dónde estaban el parque, la calle, el pequeño mercado. De forma inevitable se evocan los muertos. Nadie se asusta, han aprendido a convivir con ellos.
Al día siguiente dos ancianos emprenderán ese viaje. Ya no les queda nadie, mejor sería volver con los suyos. Han sobrevivido en un islote y quieren que sus cuerpos sean colocados, sumergidos, en la glorieta del parque donde se conocieron. Una misteriosa mujer llega con una jaula, cubierta con un trapo negro. Dentro, presumiblemente, está el pájaro de la muerte. Quien lo contemple, cerrará sus ojos para siempre.
Es la historia que nos cuenta El rodeo (Carlos Melián – 2021), una película independiente filmada en la Cuba profunda, con personajes reales que habitan en algún punto perdido de la Isla, donde el tiempo y las cosas existen bajo otra dimensión.

Un poco más al sur, en Santiago de Cuba, todos recuerdan a Mafifa, «la flaquita chiquitica, que tocaba la campana» en la conga de Los Hoyos. Hace cuarenta años murió, pero los que la conocieron le guardan respeto. «No es fácil caminar todo Santiago golpeando un pedazo de hierro», dice un vecino. Apenas hay fotos de ella, así que su retrato se va desvelando a través de recuerdos imprecisos. Un vestido, una actitud, un viejo recorte de prensa, un gesto. En un mundo dominado por hombres, ella supo cómo sobrevivir e imponerse. Se llamaba Gladys y su casa ahora está en ruinas.
La joven directora Daniela Muñoz Barroso trabaja sobre el vacío. Mientras reconstruye la vida de esta mujer (Mafifa – 2021), se va descubriendo a sí misma y, de paso, capta las dinámicas existenciales de una nación. La cámara recoge instantes de los carnavales, vemos gente anónima que bebe, que se busca la vida imitando un sinsonte, que observa en silencio la nada. Algunos bailan, transpiran, se agolpan en la multitud. Hoy están aquí, mañana volverán a sus rutinas. «¿Qué es la felicidad?», se pregunta Daniela.
[embedded content]
Miles de cubanos han atravesado la selva del Darién que divide Colombia y Panamá. Algunos han muerto o desaparecido. Todavía les espera un largo y peligroso camino en su sueño de llegar a Estados Unidos. Es solo el comienzo. Cada uno tiene una dura historia que contar y lo están haciendo utilizando sus celulares, sus voces, sus mensajes. En un campamento, bajo tiendas de campaña y tendederas de ropa, esperan para continuar la ruta. Ellos también anhelan la felicidad.
Hasta allí se desplazó el realizador Marcel Beltrán para filmar La opción cero (2020), documental que recoge los testimonios de estos seres en transición. No es solo lo que cuentan, sino también lo que han dejado atrás. Familias, estudios, casas, amigos, pertenencias; buena parte de lo que son, para quizás alcanzar lo que quieren ser. Los hechos ocurrieron en el 2016, un adelanto de lo que aún estaba por venir. Cinco o seis años después, la huida se ha multiplicado.
En algún momento el documental inserta imágenes de Cuba. En la Plaza de la Revolución se prepara un desfile, se monta un espectáculo con la réplica del yate Granma y unos pioneritos que simulan el mar. Todo es escenografía, «Parece una ciudad de cartón», como diría Sergio en Memorias del subdesarrollo (Tomás G. Alea-1968). En pocas horas miles de cubanos agitarán banderas y consignas. ¿Cuántos de ellos no estarán mañana cruzando esa selva o las peligrosas aguas del Río Bravo?
Hace seis décadas se hizo una revolución, que luego se declaró socialista. Prometió un mejor país para todos. ¿Cuántas cosas se han ganado y perdido en ese tiempo? Se produce una sensación de vacío. ¿Dónde está la verdad y termina la simulación?         
[embedded content]
En Los viejos heraldos (Luis A. Yero-2018), dos ancianos sostienen su humilde hogar. Es lo único que tienen luego de noventa años de vida. En la televisión, el canciller Bruno Rodríguez protesta por las nuevas medidas de Estados Unidos contra Cuba. El hombre, somnoliento, mastica un tabaco y ella, a su lado, se queja del calor. Siguen las palabras, las quejas. El anciano se levanta y cambia los canales, pero todos trasmiten lo mismo.
Hay también sonidos de una estática y voces imprecisas. Al siguiente día, el Parlamento se reúne y Díaz Canel es nombrado nuevo presidente del país. El televisor en blanco y negro, transmite la sesión de la Asamblea, pero la anciana lidia con las telarañas de la casa.
Se escuchan aplausos y el himno nacional. Nadie observa. Afuera, el anciano cuida una pira de carbón vegetal… la patria os contempla orgullosa, no temáis una muerte gloriosa… Los relatos marchan paralelos. Todo resulta aburrido, premeditado. Gestos que acompañan una rutina que cumple muchas décadas.  
[embedded content]
Cerca de allí, en Bahía Honda, al norte de Artemisa, existe un desguazadero de barcos. En un país que, siendo isla, apenas cuenta con alguno, las imágenes resultan sorprendentes. Entre el hierro, el óxido, los desechos, las llamas y las ruinas, se desplazan algunos hombres. Como sombras chinescas, los vemos sobredimensionados por las luces de sus linternas. Trabajan allí, pero apenas se hablan y cuando lo hacen, cuentan extrañas historias de superpoderes, muertes o reencarnaciones.
En un camarote aparece el plano del navío, la armazón de una litera, un salvavidas. Son vestigios del pasado. En un recoveco se esconde una paloma. Parece estar perdida. El símil con la vida de estos hombres no es casual. En ese universo post-apocalíptico y fantasmagórico se desarrolla Abisal (Alejandro Alonso-2021), un corto que, como otros, intenta explicar nuestra historia desde la subjetividad y la memoria íntima.
[embedded content]
Es lo que hace Carla Valdés cuando explora, para su documental Días de diciembre (2016), los recuerdos de varios veteranos de las guerras en África. No importa el gran relato, ni los argumentos oficiales que legitimaron la aventura. La épica se mide desde otra instancia, más personal o real, porque fueron acciones que impactaron en sus cuerpos, y la conciencia de todo aquello se enfrenta al paso del tiempo y la dureza de la vida. ¿Qué sentido tuvo ese sacrificio? ¿Quiénes son ellos ahora mismo?
Hace apenas un año la propia Carla filmaba a sus padres (Los puros – 2021), que recordaban sus años de estudio en la URSS. Las fotos y anécdotas funcionaban como piezas de un rompecabezas. Varios amigos intervenían en el proceso y, aunque hacía tiempo no se veían, los sentimientos y memorias compartidas mantenían la cercanía. Detrás de ese sencillo ejercicio autorreferencial, pervive una historia poco visibilizada que involucró a cientos de miles de cubanos durante varias décadas. ¿Dónde están y qué hacen ahora?
Los puros, de Carla Valdés (2021).
Buscando esa respuesta el realizador Carlos Quintela viajó a la localidad de Juraguá, muy cerca de Cienfuegos, en el centro sur de la Isla, para filmar La obra del siglo (2015). Allí se edificó, a mediados de los ochenta, una moderna ciudad donde vivirían los operarios e ingenieros de la primera planta nuclear del país. Ahora aquello parece una ciudad fantasma, un lugar como cualquier otro, tragado por la monotonía, el tedio, la fealdad. El domo, las torres e instalaciones son solo un esqueleto deformado que rodea los edificios de apartamentos.
Varios personajes mascullan sus dramas. Conforman diferentes generaciones en una misma familia. Apenas se hablan, más bien pelean, los rencores afloran, las frustraciones también. De pronto, aparece una brigada uniformada, son fumigadores contra el mosquito Aedes. El espacio se llena de humo, las imágenes se ralentizan, se tornan extrañas, inquietantes.
Un personaje, el jefe de la brigada, habla del cosmos, los cohetes, la Guerra Fría. Lo hace con añoranza y sabiduría: «Gagarin era un hombre lindo, con su escafandra y una sonrisa como la Luna. Él solo, ganó más seguidores que toda la propaganda del Kremlin en cuarenta y siete años».
Está en un balcón, junto al dueño del apartamento, observando la ciudad. No sabe que ese hombre fue uno de los mejores ingenieros del país, formado en la URSS para la central nuclear. Un alto edificio se levanta frente a ellos. «Luce abandonado, inconcluso. Parece un cohete», dice el fumigador. «A mí me gustaría haber viajado al cosmos. ¿A usted no?». 
[embedded content]
Son apenas pocos diálogos, pero que contienen toda una historia, una época, muchos deseos, un sueño. La película, siete años después de realizada, aún espera por su estreno en Cuba. Nos hace pensar, es incómoda, amarga. Es arte.              
Recuerdo a Borges, el escritor argentino: «(…) somos nuestra memoria, ese quimérico museo de formas inconstantes, ese montón de espejos rotos». Es quizás la idea que mueve a los jóvenes realizadores del presente. Recuperar una memoria, explorando esa otra Cuba contenida en los recuerdos de nuestros padres, las palabras de un amigo, el dolor por las pérdidas, el exilio, las ausencias. Son las pequeñas cosas que conforman una nación.
No son sólo películas, sino reflexiones de una generación nacida en los noventa o el siglo XXI, que recibe un país fragmentado y a la deriva, un territorio que tiene que ser repensado, reconstruido. Jóvenes o artistas que necesitan expresarse en sus propios términos, no para negar una historia sino para empezar a edificar las suyas.  
Son las dos amigas separadas por el exilio que se intercambian cartas y mensajes en A media voz (Heidi Hassan y Patricia Pérez – 2019). Es el poeta incómodo que debe ser aislado, vigilado y repudiado en Santa y Andrés (Carlos Lechuga – 2016). Es Pablo Milanés (Juan Pin Vilar – 2016) recordando una ciudad que ya no existe, pero también su paso por las granjas de trabajo forzado (UMAP) a mediados de los sesenta. Son las últimas palabras que le escribe un joven de dieciocho años a su madre, antes de morir accidentalmente mientras pasa el servicio militar en Las muertes de Arístides (Lázaro Lemus – 2017).
Son los dos homosexuales que emigraron por el Mariel, rehaciendo sus vidas una y otra vez, en Sexilio (Lázaro González – 2021), o el testimonio del trovador Mike Porcel (Sueños al pairo, José Luis Aparicio y Fernando Fraguela – 2020) sobreponiéndose al desprecio de amigos mientras recuerda toda la vileza de los actos de repudio.        
Por eso entiendo perfectamente a Daniela, quien un día estuvo muy cerca de la muerte: «Cada viaje que hago es una puerta que se abre. Quiero salir de este viejo planeta que soy yo misma. Llegar a un sitio desconocido y convertirme en otra, en alguien nuevo que no olvide quien fue».   

Leer más »

Adiós a Enrique Saínz, elevada voz de nuestra crítica

Enrique Saínz de la Torriente. Foto: Ecured

El prolífero investigador Enrique Saínz de la Torriente, una de las voces más altas en materia de crítica literaria de nuestras letras, falleció ayer a la edad de 80 años.
En su cuenta en Twitter, la Uneac lamentó el deceso del connotado ensayista, miembro de la organización, «crítico literario por excelencia» y envió sus condolencias a familiares y amigos.
Saínz, editor y académico de número de la Academia Cubana de la Lengua, deja un vacío difícil de llenar cuando se hable de estudiosos de la lírica cubana. Su firma prologó textos de grandes poetas, entre ellos la poesía de Fina García Marruz y de Cintio Vitier.

Leer más »

Garantiza mobiliario para el turismo entidad avileña

Ciego de Ávila, 23 may (ACN) Las áreas comunes y habitaciones de instalaciones hoteleras en Jardines del Rey, uno de los polos turísticos más importantes en Cuba, se beneficiarán del mobiliario que produce la Unidad Empresarial de Base (UEB) Muebles Camilo Cienfuegos, de Ciego de Ávila.
En esta oportunidad ese colectivo avileño tiene el encargo de habilitar las 779 habitaciones de los hoteles Roca Este 1 y Roca Norte 2 en Cayo Paredón Grande, 40 del hotel Sol Cayo Coco y el lobby del hotel Meliá Cayo Coco.
Entre las principales producciones destinadas al turismo, aparecen respaldos de cama, mini-bares, maleteros, mesas de noche, sillas y mesas, interiores de closets, así como el mobiliario de restaurantes y lobbies, todos confeccionados con madera y tablero, precisó a la Agencia Cubana de Noticias Jorge Vidaurreta Valdés, director de Muebles Lídex, nombre comercial de la UEB.
El convenio con Turismo para el actual año representa el 69 por ciento de las ventas netas totales, que ascienden a 80 millones de pesos, y contribuye a sustituir importaciones, puntualizó Vidaurreta Valdés.
Este 2022 también se incluye en los planes apoyar el programa materno infantil con la elaboración de 800 cunas para las provincias de Sancti Spíritus, Matanzas, La Habana y la avileña, dijo el directivo.
Se suma, además, la venta del mobiliario que producen a través de las plataformas virtuales y en el comercio recaudador de divisas, fundamentalmente en Tiendas Caribe, pues de esa relación se capta la moneda que les permite darle vida a los cinco talleres de la industria.
Jardines del Rey está dotado de hermosas playas vírgenes y una variada fauna, incluida la marina, cuenta con una extensión de unos 8,7 kilómetros cuadrados tiene capacidad para una planta hotelera de tres mil 200 habitaciones, de las cuales más de la mitad se encuentran en distintas fases constructiva.
Lea más: Llaman a potenciar productividad agrícola en Ciego de Ávila
Con 22 hoteles y más de 10 mil habitaciones este paradisiaco lugar apuesta por un turismo seguro con el cumplimiento de todas las medidas higiénicas y sanitarias que garanticen la salud de turistas y trabajadores.

Leer más »

Los Condenados: El Código penal que te convierte en criminal

MIAMI, Estados Unidos.- En el más reciente capítulo de Los Condenados, un podcast que presenta CubaNet cada miércoles, la periodista Maite Luna y Marcel Valdés conversaron sobre algunos temas críticos en la realidad cubana actual, como es el del nuevo Código Penal, aprobado por la Asamblea Nacional del Poder Popular, y los presos políticos del 11J.
“Lo del nuevo Código Penal es vergonzoso, pero es algo a lo que ya estamos acostumbrados. Ellos están queriendo desde hace 63 años hacernos ver que esas cosas son normales”, reflexionó Valdés, en referencia a los castigos que reciben los cubanos por decir lo que piensan del sistema o de un dirigente en específico.
Para el copresentador los cubanos viven con el miedo “de que si tu insultas y dices lo que crees de un dirigente estás haciendo algo mal”, y puedes ser condenado, o como dicen en Cuba “te van a desaparecer”.
Mientras no haya una amenaza directamente a una persona, “de que le vaya a ocurrir algo que ponga en riesgo su vida y su salud tu eres libre de decir lo que piensas, estés a favor o en contra. Pero quieren hacernos ver que es algo normal castigar al que lo haga”, criticó.
Sin embargo, explicó, lo positivo ahora mismo es la “presión que se está haciendo a nivel internacional, los cubanos dentro y fuera de la isla. Estamos mostrando que sí hay presos políticos, con evidencias, con hechos, con declaraciones de familias e incluso audios de presos dentro de la prisión”.
“Estamos mostrando lo que ya a nivel de institución se sabe, pero lo estamos exponiendo con evidencias, y a la dictadura eso le molesta, porque sabe que muchos tratados económicos y de cooperación le exigen el respeto a los derechos humanos y la liberación de preso políticos”.
Padres presos por defender a sus hijos
Durante el podcast se habló del caso de Rolando Castillo, padre del joven manifestante del 11J Rowland Castillo, a quien el régimen condenó a dos años de prisión la pasada semana por pedir la libertad de su hijo.
“Estuvo muy activo pidiendo la libertad de su hijo, es muy correcto, de muchos principios. Se veía todo el tiempo bien calmado, pausado”, comentó Valdés sobre el tiempo que Rolando estuvo pidiendo por la libertad de Rowland.
El copresentador aseguró además que Castillo ahora mismo se encuentra plantado, “no quiere abogado porque dice que no ha cometido ningún delito, que lo que é está pidiendo es la liberación de su hijo”.
Bárbara Farrat
Por su parte, en un video hecho público durante la transmisión, Bárbara Farrat, madre de Jonathan Torres Farrat, habló de lo que es tener a su hijo menor de edad preso por salir a manifestarse el mismo día en el que cumplió 17 años.
“No habíamos escuchado la orden de combate de Díaz-Canel, estábamos haciendo una fiesta por su cumpleaños. En eso comenzó a bajar la manifestación por toda la Calzada de Diez de Octubre, yo me asusté y quise salir a buscar a su papá, y me dijo que me quedara con su novia y que el salía a buscarlo”, rememoró de aquel día.
“La vida de mi hijo ha cambiado demasiado”, explicó Bárbara Farrat, que también ha recibido amenazas y presiones por parte de la Seguridad del Estado. “Le noto en los ojos que esto lo ha afectado demasiado, yo no reconozco la mirada de mi hijo. Él debe ser liberado, porque manifestarse, según la Constitución, es un derecho”, dijo.
[embedded content][embedded content]
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.