HAVANA CLIMA

Comunicado sobre exámenes médicos en la Embajada de EEUU en Guyana para solicitantes de visado

Comunicado sobre exámenes médicos en la Embajada de EEUU en Guyana para solicitantes de visado/Imagen Cuba en Miami

La Embajada de Estados Unidos en La Habana informó a través de un comunicado, que se ha ampliado la capacidad de los médicos panelistas en el Consulado de...

Leer más

Comparte:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Publicaciones

Artículos Relacionados

Impulsan Cuba y Sudáfrica colaboración educativa

La Habana, 23 may. – La ministra cubana de Educación, Ena Elsa Velázquez Cobiella, se reunió hoy en Londres con su homóloga de Sudáfrica, Angie Motshekga, como parte de las actividades asociadas al Forum Mundial de Educación, que sesionará hasta este 25 de mayo.

A través de Twitter, Velázquez Cobiella informó que en el intercambio, evaluaron el interés de ampliar la colaboración en el área de la Educación Técnica y profesional.

“Con la Ministra de Educación Básica de Sudáfrica evaluamos el interés de ampliar la colaboración en el área de la Educación Técnica y profesional”, escribió la titular cubana.

El Foro Mundial de Educación sesiona desde este 22 de mayo, y se extenderá hasta el próximo día 25, y cuenta con la asistencia de más de 110 ministros.

Según la Cancillería de la isla, en su intervención en el Foro, la ministra de Educación compartirá las experiencias de Cuba en políticas educacionales y tecnologías de la educación, así como en la cooperación con el Consejo Británico para la enseñanza del idioma inglés en las escuelas.

El programa del evento incluye debates sobre la planificación y el desarrollo de la educación para apoyar la resiliencia individual y colectiva, el progreso económico y la contribución que la educación puede o debe hacer en ese sentido.

Leer más »

Punto Deportivo: La mesa está servida, ya están los ocho equipos que discutirán los playoffs (+ Podcast)

Las granmenses saldrán a defender su corona. Foto: Boris Luis Cabrera/CubadebateLa mesa está servida en la actual temporada beisbolera. Ocho equipos ya alcanzaron su boleto rumbo al plato fuerte, los playoffs.
Los clasificados son Sancti Spíritus, Las Tunas, Granma, Mayabeque, Industriales, Ciego de Ávila, Matanzas y Pinar del Río, que consiguió este jueves el último cupo gracias a que Artemisa derrotó a Villa Clara cuatro carreras por tres.
Luego de los encuentros pendientes de este fin de semana ya están definidos los pareos de cuartos de final: Sancti Spíritus- Pinar del Río; Las Tunas-Matanzas; Granma- Industriales y Mayabeque- Ciego de Ávila.
Sobre las perspectivas de estos conjuntos para la próxima fase debatimos en Punto Deportivo, en su versión podcast. Para ello, contamos con los criterios especializados de Joel García, Eduardo Grenier y Angélica Arce Montero.
Además, compartimos declaraciones del lanzador Yosvani Torres sobre la clasificación de Pinar del Río, enviadas exclusivamente a este espacio.
¿Usted ya tiene alguna selección preferida? Déjenoslo saber en los comentarios.
Escuche aquí

Leer más »

Ministro de Salud en 75 Asamblea de OMS: El control de la covid-19 ha sido posible porque Cuba pone al ser humano en el centro de sus políticas

Intervención del Ministro de Salud Pública de Cuba en la 75 Asamblea Mundial de la Salud. Foto: Twitter/@JAQuintanilla.REl Ministro de Salud Pública de Cuba, doctor José Angel Portal Miranda, intervino hoy durante el debate general de la 75 Asamblea Mundial de la Salud. 
“Salud para la paz; paz para la Salud”, es el tema que nos convoca en esta 75 Asamblea Mundial de la Salud y que defendimos en nombre de Cuba al intervenir en segmento de alto nivel de la cita. Por la Salud y por la paz de nuestro pueblo y los del mundo trabajamos sin descanso”, escribió el ministro en su red social Twitter.
“Solo la acción conjunta de los países y sus gobiernos, sustentada en el respeto, la solidaridad y la cooperación, garantizará un mundo más sano y sostenible, y preservará la paz y la salud de nuestras poblaciones”, señaló.
En su discurso, Portal Miranda enfatizó que la humanidad enfrenta hoy uno de los escenarios más complejos de su historia. “A más de dos años de iniciada la pandemia de la covid-19, las afectaciones económicas, sociales y sanitarias siguen siendo incalculables”, dijo.

La humanidad enfrenta hoy uno de los escenarios más complejos de su historia.
A más de dos años de iniciada la pandemia de la #COVID19, las afectaciones económicas, sociales y sanitarias siguen siendo incalculables. pic.twitter.com/qYlq61XNMV
— José Angel Portal Miranda (@japortalmiranda) May 23, 2022

Refirió que “la covid-19 ha revertido años —posiblemente décadas—, de progreso. El cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, ya de por sí convertido en una deuda para el mundo, significa un desafío cada vez mayor en el actual contexto”
“Toda la humanidad sufre las consecuencias de la actual crisis, y cuanto más dure, mayor será el daño económico y social para nuestros pueblos. Cuba tampoco ha podido escapar a ella y sus efectos tienen también graves consecuencias para nuestro pueblo”, apuntó Portal Miranda.
En su intervención ante la Asamblea, señaló que justamente el orden internacional, que considera la salud mercancía y no derecho humano, ha provocado que el 66% de la población mundial no tenga esquema completo de vacunación contra la covid-19 y que hoy existan sistemas sanitarios débiles que afectan la salud materno infantil y el control de enfermedades.
El ministro expuso resultados del sistema de salud cubano, en particular en el enfrentamiento a la pandemia de covid-19 en los últimos dos años.
“El control de la covid-19 ha sido posible al contar con un sistema de justicia social que pone al ser humano en el centro de sus políticas, una sociedad organizada con participación popular, junto a la existencia de sistemas de salud y de ciencia al servicio de la nación”, destacó Portal Miranda.
“Incomparable ha sido la apuesta de nuestra pequeña Isla por la soberanía para enfrentar la pandemia, a pesar del recrudecido bloqueo impuesto por el Gobierno de los Estados Unidos: El 85% de los productos que empleamos en el protocolo de tratamiento son de factura nacional”, destacó.
“Llama la atención que una pequeña isla sometida a un feroz bloqueo económico, comercial y financiero haya sido el primer país de América Latina en producir cinco candidatos vacunales contra la covid-19, tres de ellos aprobados para uso de emergencia por la agencia regulatoria nacional”, dijo.
Ante el foro, el ministro de Salud cubano señaló que Cuba la primera nación del mundo en vacunar a toda la población contra esta enfermedad a partir de los dos años de edad. “Se han administrado más de 36 millones de dosis y la cobertura de vacunación ha llegado al 96.7% de la población vacunable”, sostuvo.
Actualmente las vacunas cubanas se administran, además, en 6 países, agregó.

En desarrollo discurso del ministro de Salud Pública de #Cuba José Angel Portal Miranda en debate general de la 75 Asamblea Mundial de la Salud
Expone resultados del sistema de salud cubano, incluido en el enfrentamiento a la Covid19 #CubaPorLaSalud pic.twitter.com/J4G4VLOVjJ
— Juan Antonio Quintanilla Román (@JAQuintanillaR) May 23, 2022

Los aportes de Cuba contra la pandemia van más allá de la necesaria inmunización, dijo Portal Miranda, quien destacó el rol de la cooperación médica cubana que arriba este lunes 23 de mayo a su 59 aniversario.
“En medio de las constantes acciones para desacreditar y obstaculizar la cooperación médica cubana, apoyamos el combate de la covid-19 en 42 países, con 58 brigadas especializadas Henry Reeve, cuyos integrantes se sumaron a los más de 28 000 profesionales de la salud que laboraban en 59 naciones”, dijo.
“Es imprescindible trabajar por lograr sistemas sanitarios resilientes, basados en la Atención Primaria de Salud, con enfoque amplio y novedoso, que tributen a la salud de todos por igual. Aprovechemos en ese propósito las múltiples experiencias dejadas por esta enfermedad”, expresó el ministro cubano.
Asamblea Mundial de la Salud. Foto: Twitter/@JAQuintanilla.R

Leer más »

Ailama Cesé: estoy orgullosa de mi color

Ailama Cesé. Foto: Cortesía de la entrevistada

«Me gusta mi color y estoy orgullosa de llevarlo en mi piel. No me avergüenzo de ello. Me gustan las personas por lo que tienen en el corazón y por lo que son capaces de transmitir en cada cosa que hacen, no por su color de la piel o nacionalidad. El problema lo tiene él como persona, no puede controlar su ego insaciable. No me afectó en absoluto su falta de respeto».
Así le respondió la voleibolista cubana, Ailama Cesé, jugadora por el elenco Uralochka, a Andrei Voronkov, entrenador del equipo Lokomotiv, tras proferirle el técnico un insulto racista, durante un entretiempo del partido final entre ambas selecciones de la Liga Rusa.
El colectivo de la antillana terminó en segundo lugar del evento y ella cumplió su contrato de tres años, autorizado por la Federación Cubana de este deporte, y está de regreso a casa. «Estoy feliz por lo que he logrado hasta el día de hoy, y por la persona que soy. Quiero agradecer a todo el personal del club, a mis compañeras, a los entrenadores y a quienes me han escrito preocupados, con mensajes de apoyo».
Las cámaras de televisión captaron el desagradable momento e, inmediatamente, el ministro ruso de Deportes, Oleg Matitsin, dijo que es «inadmisible cualquier muestra de racismo o falta de respeto hacia el rival, en la sociedad contemporánea no hay sitio para la discriminación por motivos de raza o nacionalidad». El dirigente exigió a la Federación Rusa de Voleibol una sanción disciplinaria para Voronkov.

Leer más »

Desvaríos negros en la noche habanera

“En una noche triste te alegrará, la conga se te sube a la cabeza.”Kelvis Ochoa Hoy, La Habana, que siempre ha sido tan arrogante como todos nosotros, los habaneros —o será al revés, es de ella de quien extraemos la arrogancia—, de noche pretende hacerse pasar por la misma Habana nocturna de los ochenta, noventa, incluso de los tempranos 2000. Pero es en realidad, ¡pura vestimenta! —como cantaban los Van Van tiempo atrás.Sábado, 2:00 am, ya estoy en casa. Vuelvo de un par de bares de los que antes solía regresar al amanecer. No mencionaré nombres porque quiero que todos progresen en su negocio, pero ¡por favor! esta Habana ya no es ni la sombra de lo que fue. Y no hablo de la nostalgia ajena, la de mis padres o abuelos. No estoy tomando como referente los años cincuenta que pocos recuerdan, o los sesenta o los setenta con el mozambique de Pello el Afrokán, Felipe Dulzaides en el hotel Riviera o la descarga en el Bar Las Cañitas del hotel Habana Libre: toda esa extinta pachanga. No quiero ni mencionar los carnavales de los ochenta, ni siquiera el Palacio de la Salsa o los bailables en el La Tropical y en La Piragua en los noventa. Me resisto a recordar el concierto de Síntesis en el cine La Rampa, también en los noventa, con policías enfrentando a una multitud de jóvenes que luchábamos por entrar —al final lo logramos—, o el célebre concierto de Carlos Varela en el cine 23 y 12.¿Para qué rememorar el pasado si, entre el público de esos conciertos que hoy cuestan más de 500 CUP, nadie sabría de qué estoy hablando?Farandulera he sido, farandulera soy, y así quiero que siga mi estirpe.Mi hijo nació horas después de que en el Teatro Nacional terminara otro concierto memorable, el de “Los Caballos”, que es como llamaron al espectáculo con el que el Proyecto Interactivo irrumpieran en la escena cubana en diciembre del 2002. Había allí empuje, buena vibra, ashé, había amor, y hasta esperanza: “con dinero y sin dinero, hago siempre lo que quiero, vivo así sin desespero, siempre Ok. Mis amigos ya se fueron, de nadie se despidieron, somos muchos, somos pocos ,somos cien.”– rezaba un estribillo. Tocando y cantando hasta romperse el alma estaban Robertico Carcassés, Yusa, Francis del Río, Telmary, William Vivanco, y el resto de los integrantes de la banda, junto a un montón de aliados, colaboradores desde hacía años ya: Santiago Feliú, Kelvis Ochoa, Descemer Bueno, Gema y Pavel milagrosamente llegados desde ¿Madrid, Miami?, Boris Larramendi… y hasta el brasileño Lenine. Nada más ni mejor podía pedirse. En algún momento sentí un dolorcito algo más agudo que de costumbre y cuando fui al baño, durante el intermedio, vi una mancha que ahora sé que era el rompimiento de aguas, pero preferí entonces asociar a cualquier cosa menos a mi hijo, que desesperaba por salir. No quería perderse el fiestón, tal vez. Poco después, en el Hospital González Coro salía su cabecita entre mis piernas. Orgullosa puedo decir que mi hijo nació del Concierto de los Caballos. (Es además Sagitario, centauro armado de arcabuz, y anda por el mundo siempre peligrosamente trotando).[embedded content]Al parecer, sin percatarme había hecho el trabajo de parto mientras bailaba sin parar —¿cómo no hacerlo si de memoria me sabía cada canción, si era aquel el concierto tardío de una generación a la que la penuria y la aceleración diaspórica de los noventa habían dejado sin grandes espectáculos que no fueran los de las ubicuas orquestas de timba o los conciertos antiimperialistas? En el Concierto de Los Caballos pudimos al fin escuchar y cantar juntos, cubanos de aquí y de allá, canciones que apenas difundían entonces, como podían, Radio Ciudad de La Habana y Radio Metropolitana; pero que habían aparecido ya en España en el disco compilatorio de Habana Abierta, “Habana oculta”, producido por Gema y Pavel para el sello Nube Negra. Conocíamos aquellas canciones porque años antes las escuchábamos tirados por los pisos de la Peña de 13 y 8, en El Vedado. Fue hace tanto tiempo, que si mal no recuerdo también solía dejarse caer por allí, junto al anfitrión Vanito y asiduos como Alejandro Gutiérrez, Boris Larramendi y Luis Alberto Barbería, entre otros, un lánguido y flacucho Raúl Torres —el de “Candil de nieve”— que ya no existe más. Eran los tempranos noventa, nos había caído de golpe aquello que llamaron el Período Especial, y compartíamos todos una hambruna demasiado profunda, hasta entonces desconocida por los de nuestra generación. Buscando engañarla, que es todo lo que se podía hacer con aquella hambre, circulaba de mano en mano una botella de chispaetrén (traduzco, para la farándula nueva: ron a granel, repartido en pipa, por supuesto que sin etiqueta ni señal de origen).Pero hoy ¡hay que comer! Además, tenemos hijos, y siguen creciendo. Piden o necesitan —con tanto ruido ni lo sabemos bien— hasta lo que no podemos darles. Los músicos ya no están flacuchos. Nadie, entre los que podemos pagar el precio de estos conciertos en bares y restaurantes privados, está flaco tampoco. Mas no nos vemos tan gordos, pues también tenemos dinero para ir al gimnasio. Pero, insisto, ¡hay que comer!Es que todo está tan caro. Y por todo ha de entenderse lo que se encuentra o lo que, a la mayoría de la gente, que no puede darse el lujo de ir a los conciertos en los bares ni suscribirse al gimnasio, le es posible adquirir. Una semana no hay huevos, luego los hay, pero entonces no se encuentra el aceite, después se pierden el pan y el pollo. ¿Cómo ha podido desaparecer el pescado de una isla? ¿Acaso han emigrado los pargos como la gente a Nicaragua, Panamá y México? Ya a las 8 de la noche las grandes avenidas de El Vedado se vacían y no puedo saber si es a causa de la escasez de combustible, la crisis del transporte, la inseguridad o el éxodo masivo. ¿Dónde están todos? A pocos les alcanza el dinero para comprar papas y cebollas, ¿qué harían entonces en la calle sin necesidad?De los viejos tiempos, queda, entre otros, Kelvis Ochoa. Hace poco, un amigo de tez muy blanca que viste blancos linos y en un auto blanco se desliza por las calles de la ciudad sin sudar ni percatarse de los baches, me invita a un concierto de Kelvis en un bar de Miramar. Está lleno. Perturba el bullicio que no se acompasa con la música, porque nadie sabe las canciones de Kelvis. Pero tampoco nadie espera que alguien pueda tararearlas. Nadie, además, espera mucho de Kelvis, que sin demasiado afán rasguña la guitarra y canta por lo bajo, como quien no quiere las cosas. Hace bien, ¿para qué desgastarse si tal vez ni un alma en el público lo escucha? Sospecho que la noche se está llenando de sinsentidos y es entonces que el pánico aprovecha para filtrárseme por la planta de los pies: percibo sombras que me tocan, me hablan, pero como mismo nadie escucha a Kelvis, yo no puedo saber lo que dicen. ¿Me estaré convirtiendo en fantasma yo también? Puede ser el alcohol, me digo, y trato de alcanzar un vaso con agua. Bebo, pero el agua tampoco me hace sentir mejor. Alguien —otra sombra— se acerca a nuestra mesa y, preservándome, antes de que diga algo agarro esta vez el vaso de un mojito ya casi caliente, tan desganado como la noche. ¿Será que todo se fantasmagoriza en estos lugares? No sé quien soy allí. Necesito sacudirme. Me levanto, me alejo de la mesa, me acerco a Kelvis, le pido una vieja canción y sorprendo en sus ojos un chispazo que parece decirme: “no estás muerta, yo tampoco lo estoy”. El músico se reanima y enlaza un tumbao con otro para deslizarse de “Juana tiene un novio y una amiga que la cuida y salen a pasear, ya se hace de noche, suena el carnaval, los niños ya se cuelgan de los coches “ a “Si tú no quieres no te digo nada”. Vuelve a vibrar la voz que le conocía de antes y que no había oído en toda la noche; se alza la rumba y por un momento diríase que estamos en otro concierto, en otro ambiente, años atrás, y yo bailo y me olvido de las sombras, reapareciendo, reencontrándome dentro de mí misma. Otras noches habaneras son posibles. No quiero mirar alrededor.[embedded content]Pero aunque yo no quiera, las sombras están en todas partes, acechantes, no sé qué hacen. ¿Cómo se divierte esta gente que ni canta ni baila? Sólo sé que allí están. Y tienen dinero. Quizás, mucho. ¿De dónde lo sacan? Me pregunto qué significará tener mucho dinero en La Habana de hoy. Y, más importante aun, ¿cuál será el umbral de pobreza? Hasta a mí se me agotan los billetes esa noche, pero este amigo me salva de parar en la cocina fregando platos.Creo que soy la única negra en el local. Hay otras mujeres de piel siempre mucho más clara que aparentemente mueven sus cuerpos siguiendo algún ritmo que no es de ninguna manera el que más o menos se escucha. Visten con relativa elegancia tropical, algunas se llaman a sí mismas mulatas —tal vez porque está de moda autoproclamarse afrodescendiente o para aludir lo más glamorosamente posible al contraste de sus muslos contra el de los hombres rubios que las acompañan. Me dicen que ellas pregonan que son mulatas, pero se desrizan el pelo y lo tiñen de rubio. En la puerta, los guardianes y valets, que son negros, las conocen a todas, las adulan y hacen reverencias. Por su parte, las rubias mulatas se muestran satisfechas con el servicio que reciben. Sostienen unos billetes que entregan sonriendo, luciendo sus largas uñas, parejas, inmaculadas, brillando en la noche. Mas, antes de entregarlo hacen muecas para hacer un pedido especial, preguntar por algún detalle olvidado por el portero, revisar el estado en que el valet le trae el carro. Me aparto. No entiendo nada. De hecho, creo que entendería mejor la transacción entre un millonario y un valet negro o latino en Madison Avenue que entre las mulatas teñidas de rubio y los mulatos ennegrecidos a la salida de un restaurante supuestamente de lujo en La Habana. O tal vez es todo lo contrario: entiendo demasiado. Es tan sabrosamente trendy hacerse pasar por mulata cuando en la calle te gritan rubia con sonrisa libidinosa.He tenido amantes de casi todos los colores que aguanta la piel. Recordando a algunos de ellos —sólo algunos—, a veces pienso que han sido hasta valientes; y me entran ganas de salir a buscarlos para abrazarlos —los que no me odien y me lo permitan… Pero como nunca es fácil remover el pasado, vengo ahora aquí, a las 2 de la mañana de un sábado triste y sin amores, a preguntarles a los que sepan, a los que recuerden o a los que aún osen recordar: ¿Cómo se siente ir del brazo de una negra que se sabe negra que se siente negra que se enorgullece de ser negra y a quien a nadie, en la calle, se le ocurriría llamar de otra manera que negra? ¿Cómo nos sienten? Respondan.En esta noche oscura, por alguna razón que no sé si atribuir a la nostalgia o al deseo insatisfecho, me gustaría que alguien hablase.

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.