HAVANA CLIMA

Detienen a ocho balseros cubanos en los Cayos de Florida

Imágenes publicadas muestran una embarcación en pésimas condiciones, luego del desgaste sufrido por días en el mar.

El pasado 12 de abril se publicó la desaparición, hace más de una semana, de de diez balseros cubanos, incluidos tres niños, en una embarcación que se dirigía a Estados Unidos.

Publicaciones recomendadas para ti
Ganó el mejor fundamento de México
Parte...

Leer más

Comparte:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Publicaciones

Artículos Relacionados

Recorre Ministro de Cultura Feria del Libro en Ciego de Ávila

Ciego de Ávila, 21 may (ACN) Alpidio Alonso Grau, Ministro de Cultura de Cuba, destacó hoy en esta ciudad la valía de la Feria del Libro, como fiesta popular y oportunidad para democratizar el acceso a la cultura de una manera concreta.
Acompañado por escritores, intelectuales y dirigentes del sector en la provincia avileña, Alonso Grau recorrió áreas expositivas y de venta en la ciudad capital, donde apreció la afluencia de personas interesadas en adquirir nuevos ejemplares.
En declaraciones a la prensa, subrayó la trascendencia de la realización de la Feria, después de dos años marcados por la pandemia de COVID-19 y la respuesta del público ante un encuentro que promueve lo mejor d e la literatura cubana y universal .
Recordó que la reciente edición efectuada en Las Habana superó las expectativas de masividad, con cerca de 200 mil personas más que las que asistieron en años anteriores y se abrió con 900 títulos nuevos, lo que suscitó un interés mayor.
Lea: Memoria histórica para combatir la guerra cultural

Nos impresionó, dijo, la presencia de los jóvenes, interesados en comprar libros y la aceptación de los espacios dedicados a promover la literatura en formato digital, fundamentalmente en una generación que está más vinculada al uso de las nuevas tecnologías, lo que resulta alentador.
Alonso Grau resalto la diversidad de espacios creados con la suma de todas las instituciones, no solo para el libro, para permitir exposiciones de artes plásticas, conciertos, jornada de cine y paneles, en todo el país.
Recordó que la Feria es un proyecto del líder histórico de la Revolución, Fidel Castro, quien propició que no se quedara sólo en la capital , sino que se moviera por el país.
Dijo que lo acompañan un grupo numeroso de escritores que vienen a compartir con los lectores avileños y posteriormente se moverán hacia la provincia de Camaguey.

Yanely Santos Nieves, directora del Centro Provincial del Libro, señaló a inicios del evento, que están a la venta 600 novedades editoriales, 13 avileñas ya presentadas en La Habana, y un total de cuatro mil títulos.
Como parte de las actividades también tiene lugar la celebración de la Feria Internacional del Libro Braille, y la Biblioteca Provincial Roberto Rivas Fraga preparó exposiciones, conversatorios sobre la inclusión de personas con discapacidad y competencias entre los afiliados de la Asociación Nacional de Ciegos de Cuba (ANCI).
El programa ha llegado además hasta las comunidades de El Algarrobo, Ceballos, Vicente, Jicotea y El Flamboyán y a espacios alternativos como el Hogar de Ancianos y de Niños sin Amparo Familiar.

Leer más »

Causa polémica nuevo tema de Yotuel

Tras el lanzamiento del tema “Lambo en Varadero”, las opiniones sobre el mensaje de la canción han estado divididas, causando gran polémica entre los seguidores y detractores de Yotuel Romero.La usuaria de Facebook Indira Romero García publicó al respecto: “Los que cantaron en Cuba “Patria y vida” están presos. Y ahora los que la escribieron quieren un Lambo en Varadero. No nos respetamos”.

Por el contrario, el internauta Alejandro Álvarez cuestionó “¿Por qué yo no puedo aspirar a andar con un Lambo en Varadero y Canel, Sandro Castro, el cangrejo, Ramiro Valdés… sí pueden y toda su familia? No quiero depender de la familia en el exterior que tanto trabaja, quiero tener mi futuro en mi país (…) Yo también quiero, como Yotuel, prosperidad para toda Cuba”.

Ante la polémica desatada entre defensores y detractores, Saily González Velázquez señaló: “nunca vi claria alguna criticando a las chivas que berrearon los 62K milenios y esa sí que fue una … Otra cosa no, pero unidos sí que están… mucho más que nosotros”.

Otro usuario que intentó mediar fue Gilberto Salazar quien, en los comentarios de la publicación realizada por Yotuel en su perfil de Facebook, expresó que “todo tema tiene un mensaje y muchas interpretaciones según el receptor del mensaje (…) Usted lo puede interpretar como quiera pero el Lambo es símbolo de libertad y prosperidad y ese es el mensaje para los cubanos y el mundo entero (…) lo importante es poder vivir en libertad y prosperidad como cubanos sin que un gobierno te tenga de esclavo y que puedas salir adelante sin mendigarle a extranjeros”.Tras el lanzamiento del video oficial, el popular boxeador profesional cubano Yordenis Ugás agradeció al cantante Yotuel Romero por invitarlo a formar parte del video oficial de “Lambo en Varadero”.Yotuel anunció a través de sus redes sociales que lanzaría este tema, junto a Chris Tamayo y Emily Estefan, con la intensión de “paralizar Cuba” y hacer historia.En la canción, los intérpretes explican que quieren andar “en un Lambo en Varadero, que todos mis panas hagan dinero y que soñar no dependa de un extranjero”. “A nuestros padres les mataron los sueños, nosotros no dejaremos morir los nuestros. Solo lo que sueñas pasa. Yo sueño una Cuba libre todos los días. #lamboenvaradero es una metáfora de prosperidad para mi Cuba. Soñadores no le bajen. El final está más cerca de lo que piensan”, concluyó Yotuel. 

Leer más »

Un largo camino a Yuma

Mi nombre es Irma. Tengo cincuenta años y estoy cansada. Cansada de  promesas, mentiras  y  consignas. Cansada de esconderme y esperar por el momento preciso para avanzar. Y cansada también de tanto correr desde que aquel señor, luego de exactamente treinta días con sus noches, diera la orden final: «¡Corran ahora!». Yo miré en ese momento a mi hija —mi única consigna era: Todo el sacrificio por sus veinticinco años—, y al río que se abría fraternal frente a nosotras, y me lancé a correr.
Serían las once de la mañana cuando mis pies descalzos se lanzaron al agua sin que me importaran los guijarros del río, ni  la humedad, ni el fango que se mezclaba con los dedos. Corrí, no recuerdo cuánto, creo que hasta reí en alguna ocasión cuando la vi a mi lado, corriendo feliz hacia el resto de su vida. No debía parar pero lo tuve que hacer para recobrar el aliento y, pocos segundos después, la escuché decir «¡Vamos, mami!» y seguimos en carrera desenfrenada hacia la entrada, hacia cualquier uniformado que hablase con acento norteño.   
No sabía qué esperar de todo aquello, por eso corría para no pensar, hasta que en algún momento su voz me dijo: «Ya, mamá. Ya llegamos. No hay que correr más». Quise voltearme a mirar ese último trozo de recuerdo, pero a ese pasado reciente le tenía tanto miedo, de hecho le tengo miedo aún. Tantos días huyendo, escondidas de tantas cosas. ¡Fue mucho lo que tuvimos que dejar atrás! Pero mi país ya no era un lugar que nos garantizara un futuro.
Llegamos a una gran entrada a lo largo del muro. Supuse eran periodistas los que nos tiraban fotos allí. Había autos y claro, los militares. Intenté no doblarme, a pesar del dolor en el vientre y la agitación en el pecho de tanto correr. Traté de mantenerme erguida al entrar a ese nuevo país, pero las palpitaciones eran fuertes. Nadie vino por mí, nadie me tocó, y allí estuve hasta que por mis medios me repuse, dispuesta a ponerle fin al sufrimiento y enfrentar lo que viniese.
Atrás quedaban mi casa, mis gatos, mis amigos y la escasa familia que me restaba luego que la mayor parte decidiera irse también; unos a España y otros a los mismos Estados Unidos.  Atrás  mi vida, mis títulos, mi oficina, mis sueños, mi país. Conmigo, mi hija. ¡Qué más! Mis piernas, mis sueños de madre. Delante, todo el futuro, una gran incógnita y un militar con cara y voz de militar. ¿Lloré? Puede ser.

Dolió mucho tener que botar la mochila y las pocas pertenencias que llegaron conmigo hasta acá, pero era el precio por abrir un nuevo capítulo en nuestras vidas. Exigían entrar solo con la ropa puesta, el teléfono y cualquier cosa que cupiera en una pequeña bolsa de nylon de 20 x 20 centímetros.
Mostramos  los  pasaportes para que tomaran los datos principales y nos dieron de esas comidas para emergencias. Vino un jeep por nosotras, una especie de furgoneta para presos, con mallas en las ventanas y más militares. Unos pocos minutos de travesía duró el primer viaje en suelo estadounidense, hasta que llegamos al centro.  
Cuando vi la explanada y las carpas comencé a creer que la decisión había sido correcta y que habíamos triunfado en el empeño. Hasta ese momento no había pensado en ello.  La opción de la salida nos había llegado sin tiempo y las decisiones tuvieron que tomarse con premura: vender algunas cosas, dejar contactos, pensar en mi ciudad y mi gente o mejor, aprender a olvidar a mi ciudad y mi gente. ¿Para cuándo el retorno?  
Allí nos dieron otra vez de comer y de beber. Revisaron lo que traíamos en las bolsitas y nos inscribieron en listados. Solo unas pocas cosas permitieron entrar al país. Tomaron fotos de nuevo, huellas, datos del pasaporte y dirección a declarar. Éramos prisioneros y como tal nos trataron; algunos oficiales de forma más profesional, otros menos, pero, prisioneros al fin,  ese sentimiento fue de los que primero me sacudió. Yo, mujer universitaria, madre, trabajadora, escoltada por militares, presa; es algo que nunca concibes y  te perturba aunque lo esperes.
Nos llevaron a unas carpas de nylon anchas y grandes, cubiertas de colchonetas muy limpias, la hielera, le decían. Debíamos permanecer ahí. Hombres a un lado y mujeres al otro. Dos filas, yo detrás de mi hija, con miedo a una separación. Quedamos separadas, ella para un lado y yo para otro. El siguiente miedo se cumplió. No estaría conmigo.

El frío adentro era intenso y las luces no se apagaban, quizás por eso me parecían más brillantes y molestas, o quizás por los días que llevábamos de monte en monte, de luna en luna.   
En aquel lugar traté de dormir, a pesar de la luz y de las veces que venían a higienizarlo. Debíamos salir cada vez que lo hacían. Volvieron a darnos meriendas y comida. No teníamos los móviles y perdí el control del tiempo, también las ganas de saber. Cuando la supervisión fue menor logré pasarme a la carpa de mi hija. Dormimos durante varias horas y me sentí con algo más de fuerzas. No sabía cuánto tiempo íbamos a permanecer allí. Las historias que nos contaban hablaban de un día, tres, una semana y hasta diez.
En la mañana vinieron por nosotras. Más controles y preguntas. Entre ellas, quiénes deseaban recibir la vacuna Pfizer. Yo tuve miedo, no hacía mucho había terminado mi ciclo con la Abdala y me negué. Nos colocaron unos grilletes electrónicos que no debíamos quitar nunca, ni para bañarnos. Para mantenerlos funcionando siempre era necesario cambiarle las baterías dos veces al día. Entonces me dieron unos papeles y pude leer que estaba en Yuma, jamás imaginé que realmente existía una ciudad con el nombre con el que llamábamos a los extranjeros en mi país.  
 A la sazón llegó un autobús y resurgió el nerviosismo de otra  separación. Yo salí primero, nos llamaron por una lista, todo muy bien organizado. A ella la nombraron quince minutos después para abordar otro transporte. El vehículo era muy cómodo y nos condujo en una travesía que se extendió por unas cuatro horas, para la que no nos prepararon. Tuve hambre, pero más me afectaba el deseo de dar con mi hija, ¿en dónde nos habríamos de encontrar? Era mi pregunta.
El bus se detuvo en otro campamento improvisado. Nos instalaron en carpas, estas a cielo abierto, y nos hicieron exámenes de Covid. Mientras esperábamos por el resultado llegó el que trasladaba a mi hija y tuve la tranquilidad de saber que nos llevaban al mismo lugar.  Luego nos condujeron hasta el  aeropuerto de Phoenix, Arizona.
Entonces comprendí que aunque luego vendrían las tensiones de reencontrarme con mi hija, cambiar el dinero mexicano que ya no servía para nada, comprar comida y dormir aquella noche en una ciudad desconocida, para luego hacer una larga travesía de un extremo al otro del país; podía sentirme verdaderamente libre y en menos de veinticuatro horas lo fui.  
La pesadilla que habíamos vivido desde el 16 de marzo del 2022, podía quedar atrás. Ahora quiero encontrar a mi hija, a mi familia, y contar la historia.
***
Este texto narra una historia real contada al autor por su protagonista, quien ha pedido que se respete su identidad.

Leer más »

Alemania e Italia permiten a sus empresas abrir cuentas bancarias para comprar gas ruso

Foto: Sergei Supinsky / AFPLas autoridades de Alemania e Italia permitieron a sus compañías abrir cuentas bancarias en rublos para poder comprar el gas ruso, reporta este viernes Reuters.
De acuerdo con la información proporcionada a la agencia, las empresas alemanas obtuvieron la aprobación de Berlín para abrir las cuentas, con la condición de que no realicen sus pagos a Gazprom en rublos.
Reuters señaló que Bruselas dio dos instrucciones a los miembros de la Unión Europea sobre cómo pueden comprar el gas ruso sin violar las sanciones impuestas contra Moscú. Sin embargo, la vía legal para hacerlo todavía no es clara, mientras unos diplomáticos afirmaron que, en su opinión, el bloque comunitario no la especificó a propósito, para que las compañías europeas puedan abrir cuentas bancarias en rublos.
Cabe recordar que, en respuesta a las restricciones en su contra, Rusia solicitó que “los países no amistosos” realicen sus pagos por el gas en rublos. Según el esquema, una compañía abre dos cuentas bancarias en Gazprombank: una en euros o dólares y otra en rublos. La empresa paga por el gas en la divisa acordada en el contrato y entonces el banco la transfiere en rublos a la cuenta correspondiente.
(Con información de RT en Español)

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.