HAVANA CLIMA

El Derecho Penal y la protesta social en Cuba

El Derecho Penal responde, por definición, a necesidades de orden y seguridad. Sin embargo, perspectivas humanistas han intervenido históricamente en su ámbito, hasta hoy, para buscar soluciones menos lesivas y restar las consecuencias penales que suponen la alienación del individuo respecto a la sociedad.

En ello, existen varios principios penales que buscan ponerle límites al poder del Estado y a su derecho de sancionar a las personas. Entre ellos se encuentran los de intervención mínima, legalidad penal, culpabilidad y no discriminación. Sobre ellos se han afincado las oposiciones al crecimiento de las tendencias penales conservadoras, opuestas a limitar los poderes sancionadores del Estado.

Publicaciones recomendadas para ti
En el Día de las Madres
Más que un evento, que los efectos favorezcan la economía
“Siempre apoyaremos al pueblo”: los Van Van se pronuncian

En esa lógica conservadora (expansionista penal) las políticas penales y técnicas legislativas se orientaron a “flexibilizar” los principios y garantías básicas procesales, a adelantar la punición (el aumento de delitos que sancionan el “peligro” antes que la “lesión” en sí), a endurecer las penas y a crear nuevos tipos penales.

La persistencia de las tendencias expansionistas penales ha sido una constante, incluso a veces una creciente, y son reconocibles hoy en conceptos como “punitivismo”.

El proceso cubano posterior a 1959 se fue insertando, a lo largo de los años, con altibajos, en esa tendencia expansiva del Derecho Penal, aunque haya estado muy lejos de ser un problema exclusivo de la Isla.

También, aunque se estaba lejos de contar con un Derecho penal mínimo, hubo momentos de verdaderas reformas progresistas en la legislación penal. Fue el caso del Código Penal de 1987, que permitió la despenalización de conductas “insignificantes” y la limitación de sanciones penales para determinados delitos. Era un camino que prometía ser alternativa a lo que ahora conocemos como punitivismo.

No obstante, hoy se observan procesos en el país que avanzan en dirección distinta a la de entonces.

La protesta social y el Derecho Penal

En el campo internacional, el consenso más progresista defiende mantener al Derecho Penal ajeno a la protesta social. Busca minimizar la respuesta jurídica violenta frente al delito con orígenes políticos. El Derecho Penal, un Derecho de última ratio, particularmente en este punto, debe ser el último recurso a emplearse.

Con ello, no se priva al Derecho Penal de su misión de proteger bienes jurídicos, pero se afirma que no todos los bienes jurídicos han de ser protegidos por el orden penal.

Más aún, se afirma que existen bienes jurídicos colectivos —como el debate público y la capacidad ciudadana de interpelar al Estado— que se protegen mejor cuando se les trata por fuera del Derecho Penal. También se recuerda que, por su naturaleza represiva, el Derecho Penal posee un déficit de legitimidad “de origen”, a lo que suma sus limitaciones para proveer soluciones sociales al delito.

Existen otros instrumentos coercitivos que no implican la dureza del Derecho Penal, y resultan menos intervencionistas. Es el caso de soluciones, para posibles conductas infractoras que no suponen grave “lesividad social”, propias del ámbito del Derecho administrativo (multas), del Derecho civil, etcétera.

Con el uso del Derecho Penal siempre hay perdedores: pierde la familia, la educación, la sociedad en su conjunto, la noción de desarrollo y el futuro del país. Su uso expansivo supone una derrota para todo el mundo. Otra lógica, humanizadora, debe regir en el Derecho Penal a la hora de imponer penas.

Con este criterio, el Código Penal Cubano (CPC) establece que, al adecuar la pena, debe tomarse en cuenta “el grado de peligro social del hecho, las circunstancias concurrentes en el mismo, tanto atenuantes como agravantes, los móviles del inculpado, así como sus antecedentes, sus características individuales, su comportamiento con posterioridad a la ejecución del delito y sus posibilidades de enmienda.” (art. 47.1)

El principio rector de la adecuación es la proporcionalidad de la pena. La pena proporcional se preocupa de la trascendencia del hecho delictivo para la sociedad. También, y muy especialmente, de la necesidad de la pena para el individuo concreto, o sea, si la pena es idónea y necesaria para cumplir con sus fines.

El caso de Abel Lescay

Cotejemos estos principios con el caso de Abel Lescay (22 años), estudiante universitario de música, a cuya sentencia los autores de este texto hemos tenido acceso, quien participó de las protestas del 11 de Julio (11J) de 2021.

Los marcos sancionatorios para el caso de Lescay se ampliaron al valorarse: a) el carácter continuado de delito de desacato en su modalidad agravada (es decir, de 1 a 3 años de privación de libertad) b) un delito de desorden público; y c) un delito de desacato en su modalidad simple, también con carácter continuado. La sanción conjunta fue de seis años de privación de libertad.

Para adecuar la sanción, los jueces hicieron especial referencia al contexto en el cual los hechos se realizaron: “una compleja y difícil situación epidemiológica por la que transitaba el país...

Leer más

Comparte:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Publicaciones

Artículos Relacionados

Desarrollan evento de racialidad en Santiago de Cuba (+Fotos)

Santiago de Cuba, 19 may (ACN) Con el objetivo de profundizar en la historia de la lucha contra la discriminación racial, se desarrolla del 18 al 20 de mayo, en esta ciudad, la segunda edición del evento nacional “1912 en la memoria”.
Auspiciado por el comité provincial de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac), la cita reúne a académicos e investigadores que centran su obra en los temas de racialidad y tiene entre sus principales escenarios el museo Emilio Bacardí, la Universidad de Oriente y la escuela formadora de maestros Pepito Tey.
Según apuntó Rodulfo Vaillant, presidente de la Uneac en el territorio, este encuentro forma parte del quehacer de la Comisión José Antonio Aponte, creada en 2009 para contribuir desde la cultura al debate sobre el racismo y la gestión para erradicar sus reminiscencias en Cuba.
Destacó la labor de artistas, historiadores e investigadores santiagueros encaminada a enaltecer los valores del negro en el entramado sociocultural del país y reconoció el aporte del sello editorial Caserón, a través de la publicación de libros y folletines vinculados a la temática.
Vaillant significó la voluntad del gobierno, instituciones y organizaciones para fundar proyectos e implementar acciones dirigidas a eliminación paulatina del fenómeno, sin dar lugar a divisiones internas que fracturen la unidad de la nación.

Señaló la necesidad del trabajo sostenido y del concurso de toda la sociedad para despojar a Cuba de prejuicios raciales que laceren la dignidad humana.
El programa del encuentro incluye presentaciones de libros y conferencias sobre diversas vertientes de anulación del racismo y el impacto de los acontecimientos de 1912 en el arte, la literatura y la educación.
Marta Cordiés, directora del Centro Cultural Africano Fernando Ortiz, manifestó a la ACN la importancia de estas reuniones, por su influencia para erradicar un problema de siglos: la supervivencia de los estereotipos raciales.
En esta ocasión, el encuentro culminará en Mícara, consejo popular del municipio Segundo Frente, con el depósito de una ofrenda floral en el sitio donde aconteció uno de los mayores enfrentamientos del Levantamiento de los independientes de color, como se conoce este suceso en la historia nacional.
Miembros del Partido Independiente de Color se alzaron en armas en 1912 contra los maltratos y el racismo del cual era objeto la población negra y mestiza de la isla por parte del gobierno de entonces.
Este hecho se considera uno de los más bochornosos de la República neocolonial, porque en menos de dos meses las fuerzas militares del gobierno aniquilaron a alrededor de tres mil negros, mientras los oficialistas solo lamentaron la muerte de 12 personas.
La Uneac en Santiago de Cuba sobresale por el quehacer incesante de la comisión Aponte y extiende sus actividades a centros educativos, medios de comunicación y las comunidades a través de conferencias, comparecencias y talleres.

Leer más »

Cuba-Estados Unidos: ¿el comienzo de un nuevo deshielo o más de lo mismo?

El anuncio del Departamento de Estado el 16 de mayo bajo el rótulo de “Medidas de la administración Biden para apoyar al pueblo cubano” ha sorprendido favorablemente a la mayor parte de los observadores que siguen de cerca la política norteamericana hacia Cuba. Sin embargo, cuando se analiza el contexto y los antecedentes y se examinan los cuatro paquetes de disposiciones con más detenimiento, no resultan ser ni tan imprevisibles ni mucho menos tan significativas.Detalles más, detalles menos, constituyen esencialmente un primer paso, asaz restrictivo, encaminado a cumplir lo que el actual presidente se había comprometido a hacer durante la belicosa campaña electoral del 2020 en la que se había enfrentado a quien consideraba su enemigo político número uno, Donald Trump. Este último, recordémoslo, había arremetido con perversidad y saña, dirigida por igual contra la administración Obama-Biden y contra el pueblo y gobierno cubanos, para “cancelar” (según sus propias palabras) aquel trascendental logro diplomático conjunto que fue el inicio, en diciembre del 2014, de un proceso de normalización de relaciones entre los dos vecinos asimétricos.La Habana, un día después del anuncio de cambios en la política de la Administración Biden hacia CubaLo que debe sorprender y ser censurado es que durante 16 meses el demócrata se negara a cumplir lo que prometió en el 2020, aduciendo todo tipo de excusas cada una menos creíble que la otra: Cuba no es prioridad; y se está revisando la política.Esas frases ocultaban una realidad tan cruda como carente de ética política. Como se sabe en Washington y en Miami, el senador demócrata de origen cubano, Bob Menéndez, se oponía de plano a cualquier paso que significara el regreso a la política de Obama, hacia la cual siempre manifestó el mismo rechazo que su homólogo republicano, Marco Rubio. Y Menéndez tiene a su favor dos importantes bazas, es presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado y su voto es imprescindible para Biden en una Cámara Alta dividida exactamente a la mitad. Usó esas palancas sin ningún recato y la administración se plegó, en un comportamiento que demostró escasa valentía y lucidez políticas.En resumen, dadas las peculiaridades del sistema político norteamericano, dos presidentes (Trump en el 2017-2021; Biden en el 2021-2022) delegaron la política exterior hacia un país vecino en un Senador (Rubio bajo Trump; Menéndez bajo Biden) y permitieron que la misma se hiciera en base a los intereses individuales de ambos políticos. Las preferencias de cientos de miles de ciudadanos norteamericanos y cubanoamericanos fueron así ignorados inescrupulosamente.Pero al grano. ¿Qué motivó esta movida que parece súbitamente preñada de realismo?La clave puede estar en la primera frase del “Fact Sheet” publicado por la Cancillería estadounidense en la que se dice: “Hoy, los Estados Unidos están tomando una serie de medidas para incrementar el apoyo al pueblo cubano en línea con nuestros intereses de seguridad nacional.” Junto a la hipócrita frase de que las medidas están encaminadas a “incrementar el apoyo al pueblo cubano” aparece ahora la expresión “en línea con nuestros intereses de seguridad nacional”.Como en ocasiones anteriores, una crisis migratoria ha planteado nuevamente a Washington la necesidad de intercambios diplomáticos del más alto nivel con La Habana y así sucedió el pasado 21 de abril, como escribí aquí hace poco más de dos semanas.Pero el entorno diplomático se ha complicado aún más para Estados Unidos con el conflicto surgido entre Biden y sus homólogos hemisféricos alrededor de las exclusiones de la Cumbre de las Américas a celebrarse en Los Ángeles a principios de junio. Como se sabe, la Casa Blanca se ha propuesto celebrar el cónclave sin la presencia de Cuba, Nicaragua y Venezuela, a lo cual se oponen varios presidentes de la región, en primer lugar el de México, Andrés Manuel López Obrador, quien ha dicho que si no están todos no asistiría.Una vez más la pretensión norteamericana de aislar diplomáticamente a Cuba (y, en este caso, Nicaragua y Venezuela además) choca con la realpolitik. Una vez más la realidad destruye las ilusiones de que la política hacia Cuba pasa exclusivamente por los intereses de los políticos cubanoamericanos de Miami.No se puede decir que los temas que abarcan los cuatro paquetes de medidas sean insignificantes. Algunos van dirigidos a responder demandas que se originan sobre todo entre votantes cubano americanos como es el restablecimiento del programa de reunificación familiar y el de eliminar el límite de 1000 dólares trimestrales a las remesas de estos a sus familiares en Cuba.Pero hay dos que estimulan a sectores netamente cubanos: la autorización a los viajes de norteamericanos llamados de “pueblo a pueblo” (no turísticos) a Cuba, que en el 2014-2016 estimularon al sector de servicios de hospedaje, hotelero y gastronómico cubano; y facilidades para ciertas inversiones en el sector privado cubano, precisamente cuando las autoridades de la isla lo estimulan.El gobierno cubano, con razón, lo ha apreciado como un paso limitado, pero en la dirección correcta. Pero quizás quién lo ha calificado mejor es el Senador demócrata por Vermont, Patrick Leahy, quien lo ha tildado de tímido, pero bienvenido.Como siempre ha sucedido en el pasado, las medidas dejan muchas preguntas en el aire, como por ejemplo, cómo se va a resolver el envío de remesas si se tiene en cuenta el número de instituciones financieras cubanas que están en las famosas listas negras del Departamento de Estado; o para cuándo podrá regularizarse el normal funcionamiento de la Sección Consular de la Embajada en la Habana lo que permitiría a los cubanos hacer lo que ciudadanos de otros países hacen ordinariamente, aún con enormes obstáculos: solicitar la visa directamente en la representación norteamericana que le queda más cerca, la que está en su país.Estas disposiciones no modifican en lo esencial las medidas coercitivas unilaterales que pesan hace más de 60 años sobre la Isla. Por otra parte, ni siquiera se hace referencia a dos de las medidas más arbitrarias que tomó Donald Trump: volver a incluir a Cuba sin motivo alguno a la “lista de estados promotores del terrorismo”; y activar el título III de la Ley Helms Burton que todos los presidentes que lo precedieron se habían negado a hacer.Lo que sí es obvio, a juzgar por la frase final del “Fact Sheet” emitido por la Oficina del Vocero del Departamento de Estado, es que la administración quiere trabajar de forma “expedita” y que se aspira a que las nuevas regulaciones se elaboren en un corto período de tiempo. Dice así: “La administración está trabajando de forma expedita para ejecutar los cambios, que serán implementados a través de pasos y cambios regulatorios que los Departamentos y Agencias harán relevantes en un corto período de tiempo.”Esta formulación parece indicar que la administración no dará tiempo a los adversarios del cambio a que se muevan para impedirlos. Incluso el propio tono de una declaración que emitió la oficina del Senador Menéndez parece ser el de resignación.El hecho de que Biden, después de largos meses de procrastinar, haya decidido acometer finalmente estos cambios, aunque tímidos, 6 meses antes de las elecciones de noviembre, puede ser leído de muchas formas. Pero una que resulta evidente es que, aunque en definitiva pierdan sus respectivas carreras electorales, los candidatos demócratas en distritos con numerosos votantes cubanoamericanos en el sur de la Florida podrán ahora defender una política que no es la de Trump, sino la del presidente de su partido. Por lo pronto ya algunos “Cuban-Americans for Biden” están proclamando que el presidente acaba de recuperar sus votos.Otra consecuencia interesante es la que tiene que ver con dos medidas que favorecen el sector privado de la economía cubana. Esto es muy claro en la decisión de restablecer las visitas de pueblo-a-pueblo que han sido uno de los motores propulsores del sector de la hostelería. Pero también hay todo un párrafo que se propone facilitar pagos y movimientos financieros para cubanos emprendedores. Aunque no es muy evidente cómo esto se materializará dado el carácter abarcador de las medidas coercitivas específicamente en el terreno financiero.El restablecimiento de los viajes de grupos, aún dentro de las limitadas categorías existentes, estimulará a los operadores norteamericanos para hacer trabajo de lobby a favor de su expansión, por ejemplo en el área de los cruceros.Con este paso, los funcionarios que en el Departamento de Estado, de Comercio, y del Tesoro, apoyaron la política de Obama, tendrán una razón más para enfrentar y neutralizar no sólo a Menéndez, sino también a Rubio y a los congresistas republicanos cubanoamericanos del sur de la Florida, pues saben que la decisión de la Casa Blanca es retomar el camino que se abrió en el 2014-2016.Asimismo, el gran grupo de congresistas mayoritariamente demócratas pero también republicanos, que han firmado cartas apoyando el regreso a la política de Obama, tendrán motivos para reanimar sus iniciativas favorables al levantamiento de las sanciones.Los avatares de la irracional y vengativa política de Estados Unidos hacia Cuba han acostumbrado a los cubanos a esperar muy poco de Washington. Este paso no cambia esa percepción. Puede ser a la vez el tímido inicio de un eventual deshielo o más de lo mismo. Pero, reconozcámoslo, es lo que es y ahí está. Por ello, es más positivo verlo como una oportunidad, sin hacerse ilusiones.Los cubanos de aquí y de allá, partidarios o no del gobierno, nos haríamos un pobre favor si no aprovecháramos esta nueva oportunidad para que, sin cejar en nuestro reconocido espíritu de resiliencia, buscáramos la forma de que las cosas vuelvan a orientarse por el camino que iban hasta principios del 2017.

Leer más »

Gobierno cubano: Vínculos bilaterales con Rusia son de vital importancia

MADRID, España.- La presidenta del Consejo de la Federación de la Asamblea Federal de Rusia, Valentina Matvienko, sostuvo este miércoles un encuentro virtual con miembros de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba, presidida por Esteban Lazo Hernández.
En el contexto de la invasión a Ucrania, donde Rusia es acusada internacionalmente por sus crímenes de guerra, el régimen reafirmó una vez más su intención de estrechar lazos.
“Para nosotros los vínculos bilaterales con la Asamblea Federal de la Federación de Rusia tienen extraordinaria importancia, no solo por los entrañables lazos que unen a nuestros pueblos, sino por el papel que podemos jugar para impulsar la cooperación y las relaciones interestatales entre nuestros países”, dijo Esteban Lazo Hernández.
Durante su intervención, el titular agradeció al Gobierno ruso por las donaciones enviadas a Cuba durante la pandemia de la COVID-19.
Además, según reseñó el medio oficialista Cubadebate, Esteban Lazo “resaltó las múltiples áreas de cooperación bilateral existentes y sugirió organizar reuniones virtuales entre las comisiones parlamentarias para avanzar en estos temas de interés mutuo”.
Por su parte, Valentina Matvienko manifestó: “Cuba siempre ha sido y seguirá siendo un socio prioritario en América Latina y concedemos primacía a nuestras relaciones”.
Matvienko dijo estar convencida de que “el carácter privilegiado de la cooperación entre ambos países, apoyo mutuo y sentido de la camaradería, contribuirán al fortalecimiento de los vínculos”.
Al finalizar el encuentro, la representante rusa entregó a Esteban Lazo, de manera virtual, la Orden de la Amistad, alta condecoración estatal de la Federación de Rusia “en reconocimiento de su contribución personal a la ampliación del diálogo parlamentario ruso-cubano”.
Valentina Matvienko en encuentro virtual. (Foto: Cubadebate)
Régimen de Cuba, aliado de Rusia
Durante los últimos meses, a pesar de la invasión rusa a Ucrania, el régimen cubano se ha mantenido estrechando lazos con el gobierno de Vladímir Putin.
Además, ha mostrado una postura de aliada desde el inicio de los ataques rusos.
El pasado jueves, el gobierno de Cuba volvió a abstenerse de votar en contra de Rusia en temas referentes a la invasión a Ucrania. En esta ocasión se trató de una investigación propuesta por la ONU sobre los crímenes de guerra cometidos por las tropas rusas desde que invadieron Ucrania.
En abril ya se había opuesto a expulsar a Rusia del Consejo de Seguridad de Derechos Humanos de Naciones Unidas por los crímenes cometidos en Ucrania.
El régimen se abstuvo en marzo durante la votación de una resolución de condena a la invasión de Rusia a Ucrania, aprobada por la Asamblea General de Naciones Unidas con 141 votos a favor, cinco en contra y 34 abstenciones.
Por su parte Rusia, en febrero de 2022, días antes de invadir Ucrania, acordó posponer los pagos de la deuda que Cuba tiene con el Kremlin hasta 2027.
El pasado mes de abril, el Gobierno ruso donó casi 20 000 toneladas de trigo a Cuba.
A comienzos de esta semana el Servicio Federal de Control Veterinario y Fitosanitario de Rusia (Rosseljoznadzor) acordó con el Ministerio de la Agricultura de Cuba la posibilidad de proveer a la Isla de una gran variedad de productos alimentarios.
Se planteó el envío de carne, materias primas cárnicas y subproductos obtenidos del sacrificio y el procesamiento de bovinos, porcinos y aves de corral. Además, leche y productos lácteos, alimentos enlatados, salchichas y otros tipos de cárnicos preparados.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Leer más »

Sancti Spíritus vive la Feria del Libro

Acciones culturales y comerciales acompañarán hasta el domingo a los espirituanos
La Feria se extiende más allá del parque, su sede principal. (Fotos: Oscar Alfonso)

Relacionados

Luego de ofrecerle la bienvenida con una gala en el Teatro Principal, Sancti Spíritus ya disfruta la Feria Internacional del Libro.

Tras dos largos años de ausencia, el mayor suceso cultural del país formará parte de la ciudad del Yayabo hasta el venidero domingo con la oportunidad de acceder a alrededor de 400 títulos.

La literatura infanto-juvenil es la que más predomina en la feria.

“La acción comercial será distribuida en cinco carpas alrededor del parque Serafín Sánchez, así como varias mesas en el bulevar —explica Antonio Hernández Cervera, director del Centro Provincial del Libro y la Literatura en Sancti Spíritus—. Contamos con textos científico-técnicos, de Letras cubanas, pero la que más predomina es la literatura infanto-juvenil.

“La Feria se extiende más allá del parque, su sede principal. Prevemos participar en aproximadamente 25 centros de trabajo y de estudio, fundamentalmente de la Educación Superior, primaria y secundaria, así como varios centros de trabajo de la provincia”.

Este jueves, Sancti Spíritus se prestigia con la presencia del Premio Nacional de Historia Alberto Prieto Rozos, una de las personalidades a quien se dedica el evento a nivel de país.

“Estará impartiendo conferencias. Una de ellas, sobre el aniversario 127 de la caída en combate de José Martí, y presentará uno de sus libros”.

Entre las acciones que complementan estos días de Feria en la ciudad del Yayabo están 100 presentaciones de libros, 140 lecturas de textos, 15 paneles y 20 conferencias, así como el disfrute de un diverso programa cultural. “La plataforma central, ubicada en el parque Serafín Sánchez, va a tener horarios diferentes, según los públicos potenciales: 10 de la mañana, cuatro de la tarde, seis de la tarde y nueve de la noche —añade José Meneses, director artístico del suceso—. En el Teatro Principal vamos a tener como invitada una brigada del Circo Nacional de Cuba. Las artes escénicas se suman con su espacio Al caer la tarde y el Pabellón juvenil, en la Casa del Teatro, será asumido por la filial espirituana de la Asociación Hermanos Saíz”.  

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.