HAVANA CLIMA

San Remo será otro acto de repudio del régimen

LA HABANA, Cuba. – Creo que, al intentar defender lo indefendible, de la prensa oficialista se puede esperar cualquier disparate, más cuando en realidad está constituida por viejas herramientas de propaganda del Partido Comunista y no por medios de comunicación independientes del poder político. Pero intentar acuñar la categoría “terrorismo musical” es sin dudas una locura suprema, fruto del grado extremo de rabieta sufrido por una dictadura en fase terminal (que es precisamente cuando más violentas, peligrosas, torpes suelen tornarse).

El concepto de “terrorismo” asociado a la música es demencial, ridículo, no solo porque rezuma resentimiento, frustración, sino porque es una “idea” que solo pudiera ser generada como parte de un chiste de apreciación estética, hasta como ironía —siempre siguiendo el sentido exclusivamente apreciativo—, pero sucede que el Granma —“órgano oficial del Partido Comunista”— no solo la ha empleado de manera amenazante contra un grupo de artistas que ejercen su derecho a decidir sobre dónde y cuándo se suben a un escenario, sino que ha tenido la osadía de exponerla sin comillas en un titular, lo que nos hace deducir que se la han tomado bien en serio como una agresión, una declaración de guerra, lo cual no deja dudas de la chifladura que padecen no tanto quienes redactan tales notas “periodísticas” sino quiénes les ordenan escribirlas.

Y quien encarga a otros decir algo así tan disparatado ya sabemos que tiene la misma “capacidad intelectual” para producir otros desatinos de igual o mayor calibre, al estilo de “ordenamiento del ordenamiento” (tratando de esquivar el reconocer públicamente que la han jodido y no saben cómo salir del atolladero) o “período especial” (para ocultar una época de hambruna), en fin, la vieja artimaña retórica del castrismo de “convertir reveses en victorias”, aunque tal “conversión” se quede la mayoría de las veces en el plano verbal, donde no por “intangible” deja de funcionarles. 

Mediáticamente les ha servido en el juego de desinformar y confundir, al punto de que aun allende los mares, a pesar de más de medio siglo de dictadura, muchos no se enteran —ni siquiera los “grandes medios”— de lo que en realidad ocurre en Cuba en términos de represión política, de ausencia de libertad de expresión, de censura a la obra de artistas y demás creadores disidentes. 

Ha sido tan sistemática, constante, despiadada —y tan bien escondida sobre todo tras el aparato retórico de la diplomacia— la ofensiva del castrismo contra cualquier expresión contraria a él —o apenas ligera o sospechosamente distanciada— que ya buena parte de la comunidad internacional ha asumido como “normal” los excesos de poder que, en honor a la justicia y a los más esenciales derechos humanos, debieran ser calificados como crímenes, de Estado y de lesa humanidad.

Excesos que para nada quedaron en el pasado de este régimen “continuista” y que, por haberse prolongado demasiado en el tiempo, han tenido un efecto catastrófico en todos los aspectos de la sociedad cubana, donde el miedo al castigo, el terror como método de gobierno, la falta de valores morales, los oportunismos, la mediocridad, las carencias materiales y la desesperanza han moldeado e impuesto un prototipo oficialista de “ciudadano correcto”, de “sujeto integrado al proceso” que no es más que una masa despojada de voluntad propia, sistemáticamente abusada, sometida, obligada a “inventar” para sobrevivir, presionada a existir en silencio, a fingir obediencia, para pasar inadvertidos por la policía política.

Esta condición de pueblo reprimido sin dudas también ha repercutido negativamente en el plano de la cultura y en esa aparente “creación cultural” que solo por recibir el visto bueno del régimen, por el único mérito de no ser incómoda, cuestionadora “en exceso”, y no por sus cualidades intrínsecas, ocupa de modo oportunista —más bien usurpa— los espacios que va dejando vacíos el genuino talento artístico.

Así, esperar a que un artista o creador cualquiera sea censurado, exiliado, encarcelado o silenciado para apropiarnos de ese lugar, escamoteado por la violencia política, es un acto mezquino, que solo ofrece satisfacción al mediocre. 

No hay mérito alguno en cantar, bailar, pintar, escribir donde a otro cantante, bailarín, pintor o escritor se le anula o se le intenta borrar de la historia cultural de la nación por decreto de un grupo de extremistas en el poder. 

Si en lugar de reclamar justicia por el talento creador que ha sido obligado a callar, si en lugar de al menos quitarnos el sombrero ante quienes han tenido el valor de hacer o decir lo que en silencio deseamos echar fuera de nosotros pero que nos infunde miedo, si en vez de eso celebramos y reímos junto al represor y al censor, poco o nada nos hará diferentes a él. 

No podemos aceptar que quienes impidieron a varias generaciones de cubanos conocer a la gran Celia Cruz nos vengan a hablar de “terrorismo musical”. No se le acepta invitaciones a cantar a los mismos censores que así ayer como hoy elaboran listas negras de artistas y escritores, cubanos y extranjeros, cuyos nombres no deben ser pronunciados ni escritos ni siquiera en las escuelas de arte.  

Por la dignidad que se impone ante la verdad más que por suerte, el San Remo Cuba ya no podrá ser ese “detergente mediático” que le sirva a la dictadura para lavar tanta ropa sucia, empercudida, acumulada por años en el clóset. La oleada de dignidad, traducida por el régimen como “deserciones” (típico pensamiento de militares), los ha obligado a echar mano a lo que aparezca, y a juzgar por la calidad de los artistas locales que han ido quedando en la nómina oficial, la “cosa cultural” cada día se parecerá más a una “cosa política” y no a un festival de la canción. Una “cosa”, así a secas, por innombrable y aburrida, al estilo de un acto por el 26 de Julio, un “Día de la Defensa” o un “mitin de repudio”.

ARTÍCULO DE OPINIÓN
Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no necesariamente representan la opinión de CubaNet.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Comparte:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Publicaciones

Artículos Relacionados

 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.