HAVANA CLIMA

Algunas respuestas del escritor argentino Jorge Boccanera

El escritor argentino Jorge Boccanera (Bahía Blanca, 1952) será el encargado de abrir el concurso Casa de las Américas en su edición de 2022, otra vez presencial tras la pausa de un año a causa de la pandemia de coronavirus. Desde Buenos Aires, poco antes de salir para La Habana, recuerda para OnCuba que, además del «discurso» de apertura, presentará el libro Ojos de la palabra, por el cual obtuvo el premio honorífico José Lezama Lima dos años atrás.

Se trata de una antología editada en 2018 por la Universidad Nacional de Córdoba que ya tiene ediciones en Chile, Italia y Estados Unidos, y que forma parte de su producción más reciente junto a la antología Tráfico/Estiba, una suma de sus libros de poesía publicados entre 1974 y 2015. Dicho texto agrega una sección de letras de composiciones que grabaron artistas como Mercedes Sosa, Silvio Rodríguez, Raúl Carnota, Alejandro del Prado y, entre otros, la venezolana Lilia Vera, me escribe por correo electrónico.

Publicaciones recomendadas para ti
Ofrece variado programa de presentaciones el Consejo Nacional de Artes Escénicas
Rapiñeros sobre Brasil
Cubano denuncia en medio oficialista actos delictivos contra paquetería internacional

La primera vez que supe de Jorge Boccanera fue cuando la visita del trovador Silvio Rodríguez a Buenos Aires en 2015. Entonces lo acompañó en alguno de sus conciertos así como en la presentación del libro Por todo espacio, por este tiempo, las crónicas de los conciertos en los barrios que presentó Rodríguez junto a la periodista Mónica Rivero y al cineasta y fotógrafo Alejandro Ramírez Anderson.

En lugar de hacer un repaso por su obra o recuperar anécdotas de estos momentos, averiguamos con Boccanera sobre su relación con Casa de las Américas, algo que comenzó al ganar el premio en el género de poesía, en 1976. En ello nos concentramos para que el lector le conociera.

¿De qué manera recibió...

Leer más

Comparte:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Publicaciones

Artículos Relacionados

Festival Havana World Music reajusta programación y muda su sede al Coliseo de la Ciudad Deportiva

Tras varios días con anuncios de fuertes lluvias y tormentas eléctricas, el ComitéOrganizador del Festival Havana World Music decidió reajustar su programación y mudar su sede al Coliseo de la Ciudad Deportiva, donde podrá asegurar dos días de música y fiesta a los asistentes.Sábado 28 y domingo 29 tendrán lugar los conciertos de esta edición en la Ciudad Deportiva, mientras las bandas ganadoras del concurso Primera Base (2020-2021) se presentarán durante el fin de semana en Fábrica de Arte Cubano (FAC).
En el Coliseo de la Ciudad Deportiva, ubicado en Avenida Boyeros y Vía Blanca (Cerro), las puertas abrirán al público a partir de las 4:30 p.m. y se podrá disfrutar de variadas ofertas gastronómicas.
Las personas que compraron sus entradas en preventa para cualquiera de los tres días en los que se realizaría el Festival podrán utilizar cada entrada una única vez durante de los dos días en que se realizarán los conciertos este fin de semana.
Las entradas estarán a la venta en la propia Ciudad Deportiva y en el resto de los puntos de venta anunciados con anterioridad.

Casa de la Música Miramar
Casa de la Música Habana
Casa de la Música 31 y 2
Estudios 18 EGREM
Estudios Areíto EGREM
Centro Cultural La Llave
Pabellón Cuba
Café Cantante
Ranchón del Músico EGREM

Los asistentes deberán presentar desde cualquier dispositivo digital la confirmación de compra, en el caso de las ventas online, o el ticket impreso.
Desafortunadamente, la lluvia no permitió el montaje de la infraestructura técnicanecesaria para la realización de varios conciertos por día en el Club 500 José Antonio Echevarría, al aire libre y con suelo de tierra.
Los cambios realizados responden a la voluntad del Comité Organizador de garantizar la seguridad de su público y artistas, y no cancelar un evento esperado por casi tres años.
El trabajo de reorganización en un plazo mínimo de tiempo ha sido intenso. El Festival agradece a todos los que han colaborado para que sea posible.

(Comité Organizador del Festival Havana World Music)
Vea además:
Eme Alfonso sobre Havana World Music: “Mostrar la diversidad de Cuba en una misma plataforma” (+ Video)

Leer más »

Reportan 45 nuevos casos de COVID-19, 51 altas y ningún fallecido

La Habana, 27 may (ACN) Cuba reportó hoy 45 nuevos casos positivos en virus SARS-CoV-2, causante de la COVID-19, y 51 altas médicas, con lo cual el número de recuperados de la pandemia en el país asciende a un millón 096 mil 387, cifra equivalente al 99,2 por ciento (%) de los contagios.
Según el parte diario del Ministerio de Salud Pública (Minsap), ninguna persona falleció en la última jornada como consecuencia de la enfermedad, acumulándose ocho mil 529 muertes desde el inicio de la pandemia en territorio cubano, en marzo de 2020.
Del millón 105 mil 181 de pacientes diagnosticados con el virus, actualmente se mantienen ingresados 206, de los cuales 203 tienen una evolución clínica estable, y tres en estado grave se atienden en terapia intensiva, añade el texto, que la Agencia Cubana de Noticias transmite a continuación íntegramente.

Parte de cierre del día 26 de mayo a las 12 de la noche
Al cierre del día de ayer, 26 de mayo, se encuentran ingresados un total de mil 302 pacientes, sospechosos mil 066, en vigilancia 30 y confirmados activos 206.
Para la COVID-19 se realizaron un total de cuatro mil 947 muestras para la vigilancia en el día, resultando positivas 45. El país acumula 13 millones 847 mil 078 muestras realizadas y un millón 105 mil 181 positivas.
Lea aquí: COVID-19 en Cuba: 45 nuevos casos, 47 altas y ningún fallecido
Del total de casos (45): 37 fueron contactos de casos confirmados, 2 con fuente de infección en el extranjero y 6 sin fuente de infección precisada. De los 45 casos diagnosticados, fueron del sexo femenino 23 y del sexo masculino 22.
Se reportaron 5 casos asintomáticos (11,1 %), acumulándose un total de 146 mil 948 que representa el 13,3 % de los confirmados hasta la fecha.
Los 45 casos diagnosticados pertenecen a los grupos de edad: de menores de 20 años, (18), de 20 a 39 años, (12), de 40 a 59 años (seis) y más de 60 (nueve).

Residencia por provincia y municipios de los casos confirmados:
Pinar del Río: 1 caso
Los Palacios: 1 (contacto de casos confirmados)
Artemisa: 3 casos
Artemisa: 1 (contacto de casos confirmados)
Bauta: 1 (contacto de casos confirmados)
San Cristóbal: 1 (contacto de casos confirmados)
La Habana: 4 casos
Playa: 1 (contacto de casos confirmados)
Plaza de la Revolución: 3 (2 contactos de casos confirmados y 1 importado)
Mayabeque: 3 casos
Güines: 1 (contacto de casos confirmados)
Nueva Paz: 1 (contacto de casos confirmados)
San José de las Lajas: 1 (contacto de casos confirmados)
Matanzas: 4 casos
Cárdenas: 2 (contactos de casos confirmados)
Matanzas: 2 (contactos de casos confirmados)
Cienfuegos: 2 casos
Abreus: 1 (contacto de casos confirmados)
Rodas: 1 (contacto de casos confirmados)
Villa Clara: 3 casos
Camajuaní: 1 (contacto de casos confirmados)
Placetas: 1 (contacto de casos confirmados)
Ranchuelo: 1 (contacto de casos confirmados)
Sancti Spíritus: 7 casos
Cabaiguán: 3 (contactos de casos confirmados)
Sancti Spíritus: 1 (contacto de casos confirmados)
Yaguajay: 3 (1 contacto de casos confirmados y 2 sin fuente de infección precisada)
Ciego de Ávila: 4 casos
Florencia: 2 (contactos de casos confirmados)
Morón: 2 (contactos de casos confirmados)
Camagüey: 2 casos
Céspedes: 1 (contacto de casos confirmados)
Minas: 1 (contacto de casos confirmados)
Las Tunas: 1 caso
Puerto Padre: 1 (contacto de casos confirmados)
Holguín: 5 casos
Cacocum: 1 (contacto de casos confirmados)
Holguín: 4 (1 contacto de casos confirmados y 3 sin fuente de infección precisada)
Granma: 1 caso
Bayamo: 1 (importado)
Guantánamo: 1 caso
Guantánamo: 1 (sin fuente de infección precisada)
Municipio Especial Isla de la Juventud: 4 casos (contactos de casos confirmados)
Del millón 105 mil 181 de pacientes diagnosticados con la enfermedad, se mantienen ingresados 206, de ellos 203 con evolución clínica estable. Se acumulan ocho mil 529 fallecidos (no se reportan fallecidos en el día), letalidad de 0,77 % vs 1,19 % en el mundo y 1,75 % en las Américas; dos evacuados, 57 retornados a sus países, en el día hubo 51 altas, se acumulan un millón 096 mil 387 (99,2 %). Se atiende en los Cuidados Intensivos tres pacientes graves confirmados.
Hasta el 26 mayo se reporta en el mundo 193 países y 40 territorios con casos de COVID-19, ascendiendo a 529 millones 940 mil 983 el número de confirmados (+ 666 mil 460) con respecto al reporte anterior con 23 millones 207 mil 517 casos activos y seis millones 306 mil 917 fallecidos (+ dos mil 357) para una letalidad de 1,19 % (=).
En la región de las Américas se reportan 158 millones 476 mil 051 casos confirmados (+ 234 mil 645), el 29,9 % del total de casos reportados en el mundo, con seis millones 758 mil 801 casos activos y dos millones 770 mil 460 fallecidos (+ mil 239) para una letalidad de 1,75 % (=).

Leer más »

¿Cuán seguras son las instalaciones hoteleras en Cuba? 

LA HABANA, Cuba. – La explosión del hotel Saratoga pudiera servir al Gobierno cubano para comenzar a cambiar algunas cosas con respecto a la seguridad de sus instalaciones para el turismo extranjero, precisamente porque reveló cuán vulnerables y peligrosas pueden ser estas incluso cuando se promocionan como de altos estándares y con un registro de visitantes que cuenta con personalidades de fama mundial como es el caso de la edificación siniestrada y donde se alojaron Mick Jagger, Madonna, Beyonce, Quentin Tarantino, Clint Eastwood y Stanley Kubrick, entre otros.
Ubicado al inicio de la céntrica avenida habanera conocida como Paseo del Prado, a unos metros del Capitolio, sede del Parlamento cubano, el Saratoga ocupó los titulares de prensa en todo el mundo este 6 de mayo último cuando por un escape de gas, mientras un camión cisterna con más de 12 000 litros del combustible abastecía los depósitos del hotel, el edificio saltó en pedazos, provocando la muerte de 46 personas, más daños en edificaciones cercanas.
Aunque aún no se han publicado los resultados oficiales del peritaje, pudiendo conocerse finalmente si la causa del siniestro fue accidental o intencional —a pesar de que el Gobierno cubano, a pocos minutos del suceso, se apresuró a acallar los rumores sobre un posible atentado—, si algo ha quedado claro de acuerdo con las evidencias es que la explosión fue producida por un escape del gas usado en las cocinas y calderas del hotel Saratoga, el cual se almacenaba en dos depósitos, ubicados en el sótano y en la azotea del edificio, a pesar de los riesgos que supone el uso y manejo de este combustible altamente volátil, más para una zona tan densamente poblada y transitada.
Hotel Saratoga antes de la tragedia (Foto de los autores)
De los testimonios publicados por diversos medios de prensa durante las primeras horas hay varios que parecen apuntar a una serie de negligencias que, al converger, derivaron en la tragedia o la propiciaron, entre ellas la mala ubicación de los depósitos de gas —donde la estética se impuso a la seguridad— en los sótanos de un edificio de finales del siglo XIX, el frecuente olor a gas que regularmente reportaban los trabajadores del hotel mucho antes del siniestro, la ausencia de un cordón de seguridad y señalizaciones de peligro durante la descarga, la fisura en la manguera de abastecimiento detectada por un cocinero y no por las personas que debieron estar al tanto de tales asuntos, esto último de acuerdo con las declaraciones, para la prensa oficialista, de Alexis Acosta, intendente del municipio Habana Vieja.  
Otra razón que apunta a la posibilidad de que la explosión no tuvo su detonante en factores externos al hotel sino en elementos internos que la propiciaron, ya como accidente o atentado, son los incumplimientos de las normas relacionadas tanto con el manejo de combustible como con el óptimo estado técnico de las instalaciones y la seguridad en general, lo cual se deduce de las declaraciones de funcionarios de la compañía estatal Unión Cuba Petróleo y de la subdivisión de Gas Licuado, en las que confirmaron que el camión cisterna que “se encontraba en posición de descarga” al momento de la explosión “estaba en condiciones técnicas para operar” y que tanto el equipo como el hotel habían pasado recientemente las inspecciones reglamentarias de acuerdo con las normas de seguridad vigentes en la Isla.
De hecho, durante la extracción del camión cisterna, en medio de las labores de escombreo, se pudo constatar a simple vista no solo que era un equipo con poco tiempo de explotación sino que apenas había sufrido daños de consideración a pesar de haber estado cercano al epicentro del estallido que, a juzgar por los daños visibles, sin dudas ocurrió en alguna zona próxima al área de servicios y los sótanos, donde se encontraba uno de los depósitos, a menos de 50 metros de la cocina principal, como han confirmado a CubaNet varios trabajadores del hotel.
Momento de extracción del camión siniestrado (Foto tomada de Internet)
Con relación al tema de la seguridad de esta y otras instalaciones similares, con sistemas de manejo y almacenamiento de combustibles muy parecidos en casi todos los hoteles de la Isla, este medio recabó información tanto en las propias instalaciones ―en conversación con varios trabajadores, directivos y funcionarios, cubanos y extranjeros― así como en la escasas publicaciones, tanto las generadas como trabajos académicos, principalmente en las facultades de turismo, y en internet, donde pocas veces se ha abordado el asunto.
De viejos abandonos y “lamentables accidentes”
El 12 de septiembre de 2020, la caída de un ascensor en el hotel Meliá Habana, causó la muerte de un huésped. Aunque los responsables de la cadena española que lo administra calificó el suceso como un “lamentable accidente” y jamás se ha vuelto a hablar del asunto ni se han divulgado debidamente los resultados de las investigaciones, lo cierto es que, según ha trascendido de fuentes vinculadas a las acciones de peritaje, fue el resultado del “abandono sostenido” de “una operación sencilla y rutinaria” como es el “ajuste de configuración de la velocidad del equipo”, la cual estaba programada para un edificio de más pisos donde la velocidad de desplazamiento debe ser mayor.
El hotel Bristol recien inaugurado, a unos pasos del Saratoga (Foto de los autores)
“La única explicación es que no se realizaron las inspecciones. Eso era muy normal no solo en todos los hoteles del GAE (GAESA) hasta que pasó lo del Meliá Habana”, asegura una fuente vinculada al Ministerio de Turismo de Cuba. Y continúa diciendo: “No creas que la cosa se ha vuelto más estricta que antes, lo que ahora han puesto la velocidad (de los ascensores) al mínimo, incluso en los hoteles más altos, como el Cohiba, pero la falta de piezas es la misma que sufre el transporte y la aviación y todo en este país. Para decirte, cuando me toca visitar cualquiera de esos hoteles yo subo por las escaleras aunque llegue muriéndome, nada de ascensores, porque yo sé que muchos funcionan de milagro”, afirma la fuente.
Aun así tanto Meliá como los militares de GAESA, dueños del hotel, salvaron responsabilidades escudándose tras los dictámenes técnicos de operatividad óptima, los que regularmente han recibido tras las inspecciones de seguridad de una compañía estatal (COMETAL) que igual está en manos de los mismos propietarios del Meliá Habana, una instalación con servicios promovidos como de cinco estrellas y considerado entre los mejores de la Isla.
Pero, a juzgar por los comentarios negativos en TripAdvisor, dejados por varios clientes después de sus visitas a hoteles en Cuba, los abandonos no son ni casuales ni excepcionales, y hasta algunos recién inaugurados de altos estándares como el Manzana Kempinski, el Paseo del Prado, el Grand Packard de Iberostar, o el emblemático Hotel Nacional, no escapan a las críticas por malos servicios sino además por las condiciones ―en ocasiones calificadas como deplorables― en que se encuentran, al punto de que algunos huéspedes han visto amenazada su tranquilidad y seguridad, como se deduce de las críticas relativamente recientes en TripAdvisor (sobre todo de 2018 y 2019, antes de los cierres por la pandemia) a hoteles como el Habana Libre y al propio Saratoga, donde algunos han referido experiencias de “malos olores”, “ruidos insoportables” y hasta “olor a gas”.
Una opinión sobre el Saratoga de febrero de 2020 (Captura de pantalla)
Así lo reflejó en octubre de 2018 la usuaria XusaS, de España, que aunque calificó el servicio como “muy bueno” por parte del personal que la atendió y elogió el confort de las habitaciones, dijo haber sentido “fuertes olores como a gas”, así como ruidos provenientes de uno de los bares del Saratoga.
Una opinión similar es la de Jackie L, de Miami, Florida, quien años atrás, en 2015, otorgó la peor calificación al hotel y dijo sentirse “decepcionada”. Al igual que el usuario Mike B, también de Estados Unidos, quien percibió “malos olores” en su habitación aunque los atribuyó a la poca higiene en las cercanías del hotel. 
Las quejas, sin dudas, son muy pocas pero constantes desde su inauguración, y reflejan que las cosas no han marchado como debieran, no para un hotel destinado y vendido a clientes VIP. 
Opinión de agosto de 2016 en TripAdvisor (Captura de pantalla)
Sobre los “fuertes olores”, tanto a comida en mal estado como a gas, así como sobre otras cuestiones internas del hotel que repercutían en servicios y funcionamiento deficientes, también nos hablan dos trabajadores del Saratoga, entrevistados por CubaNet bajo estrictas condiciones de anonimato puesto que, a raíz de la explosión, tanto Gaviota S.A. como oficiales del Ministerio del Interior a cargo de las investigaciones, han amenazado con fuertes represalias a quienes ofrezcan información a cualquier medio de prensa, sea oficialista o independiente.
“Siempre bromeábamos con el olor a gas pero nunca pensamos que pasaría algo así”, afirma uno de los trabajadores entrevistados. “Pasaba siempre, aunque no viniera la pipa (de gas licuado), era algo normal, porque nos decían que era normal (…) cuando llamábamos a CUPET o a los bomberos y revisaban nunca encontraban nada malo (…). Eso siempre fue una preocupación. (…) Cuando la pipa llegaba no se cerraba el perímetro, no se ponía personal de seguridad para decirle a la gente por lo menos que cruzaran a la otra acera (…), pasaba gente fumando. Eso se quedaba solo, nadie vigilaba nada. Los choferes (de los carros cisterna) se bajaban y pasaban a la cocina a pedir algo para llevarse, como pasa en todos los hoteles. Era algo muy normal”.
“Hubo varias quejas (de los clientes) sobre los olores (a gas y a basura), entonces se habló con CUPET para que el gas no viniera con tanto mercaptano, que es lo que da ese olor (…), el gas que se lleva a los hoteles es así, con poco olor, precisamente para que los clientes no se quejen (…), nunca dijeron que había escape sino que el depósito estaba muy cerca de la cocina y que cuando rellenaban siempre se iba a sentir pero no era peligroso porque era casi indetectable (…). Con la basura se llegó a un acuerdo para que la recogieran todos los días y se compraron contenedores especiales, herméticos, pero a veces pasaban tres días, una semana, y el carro no pasaba; entonces se metía la basura que podía descomponerse más rápido en las neveras o nosotros mismos teníamos que buscar un camión y llevarla al vertedero”, asegura otra de las fuentes.
Hotel Manzana, en el mismo circuito de lujo que el Saratoga y con un sistema de seguridad similar (Foto de los autores)
El peligro como costumbre
Aunque la seguridad de los hoteles es uno de los puntos más débiles señalados por las administraciones extranjeras cuando asumen el control de cualquier instalación en Cuba, son muy pocas las investigaciones realizadas y publicadas en la Isla sobre el tema. Las pocas que existen se enfocan principalmente en asuntos generales de administración e implementación de tecnologías dirigidas a los servicios pero tocan muy superficialmente o evaden problemáticas como las relacionadas con el tratamiento de residuos, desechos, combustibles y sustancias que pudieran representar un peligro tanto para los huéspedes como para el personal que los asiste.
Así, se pueden encontrar algunas referencias muy tangenciales al tema en varios trabajos de diploma en las facultades de Turismo, relacionados con la calidad de los servicios, así como en manuales de gestión interna de uso académico o los de Luis Benavides, de la Universidad de Matanzas, sobre un estudio realizado en el Hotel Villa Trópico, de Varadero, en 2008. Este último también está disponible en internet, aunque apenas se acerca a la problemática.
El directivo de una importante cadena hotelera europea establecida en Cuba, en conversación privada con periodistas de CubaNet durante la realización de este reportaje, ha señalado algunas de las dificultades que enfrentan a diario con respecto a la seguridad en general de las instalaciones que administran.
“No podemos decidir con el personal que trabajamos y hay muchas áreas en las que no podemos opinar, entre ellas las relacionadas con los mantenimientos y las empresas a las que contratamos; todo eso lo gestiona la parte cubana”, explica la fuente. “No es posible que se contrate a alguien, asumiendo nosotros todos los gastos, para que tan solo certifique la seguridad de un hotel, eso no se puede, tiene que ser con la entidad que ellos tienen ahí y que son ellos mismos, con sus normas adaptadas a su realidad, que nada tiene que ver con las normas de nosotros (como empresa extranjera). Nos limitamos a la gestión, en lo más esencial, en las ventas y los servicios al cliente, pero en otras cosas, aunque sepamos que andan mal, no podemos hacer nada que no sea quejarnos y esperar a que se conmuevan”.
Y más adelante continúa diciendo: “Nosotros al principio invitamos a varios amigos, incluso cubanos con mucha experiencia, para trabajar sobre los resultados de sus investigaciones pero no funcionó (…). Se trataba de instalar paneles solares en algunas áreas, transformar algunas instalaciones, introducir tecnologías con mayor seguridad. Nos dijeron no se puede, no se les autoriza, todo eso nos corresponde a nosotros, y es que parece que no les gustó la palabra ‘presupuesto’, ni cuando dijimos ‘Nosotros asumimos eso’. Querían seguir vendiéndonos todos esos servicios, las certificaciones, todo lo que gira alrededor de eso, es su negocio”.   
Pero pudiera decirse, con base en lo expresado por varias fuentes de los medios académicos relacionados con el Turismo, que la seguridad en general que debe garantizar la parte cubana no solo es parte de un negocio donde ofrecen lo que no pueden sino un tema prohibido, censurado, a pesar de que es donde habría más problemas a señalar, y que se hace imprescindible a raíz de la explosión del Saratoga, aún sin esclarecer las verdaderas causas.
Más dinero para construir nuevos hoteles que para su mantenimiento. Construcción de un nuevo hotel en La Habana (Foto de autores)
“Los militares no quieren que nadie meta las narices en sus asuntos”, nos dice un estudiante a punto de graduarse de Turismo, con el que conversamos. 
“Precisamente para salvar responsabilidades cuando ocurre cualquier cosa, como lo del ascensor del Meliá Habana, o cosas menores como intoxicaciones con alimentos, quemaduras, accidentes de todo tipo, y es que las normas de seguridad no se cumplen. Busca una sola investigación donde se toque el tema directamente. No las hay. Sin embargo las quejas de los clientes apuntan a que hay problemas acumulándose: desde cosas tan simples como pérdidas de objetos en instalaciones de lujo, tratamiento de las aguas, manejo de los alimentos, almacenamiento de sustancias y desechos, hasta cosas tan graves como esta, la explosión por un escape de gas. (…) Cuando alguien, no importa si es estudiante o profesor, solicita un permiso para desarrollar una investigación en instalaciones específicas, te dan un no rotundo, pero es en esas áreas donde más problemas tienen, y graves, porque todo el mundo sabe que nada se hace como debe ser, muchas cosas se hacen porque hay que actualizar un plan, o porque alguien sin ningún tipo de conocimiento decide hacerlo así y ya, y eso que pasó en el Saratoga con el gas puede ocurrir en cualquier otro hotel, porque hay problemas con los mantenimientos pero también porque todo el mundo se caga en las normas”, afirma el estudiante a partir de su experiencia y la de otros compañeros de clase durante la preparación de sus temas de grado.
También al respecto nos informa un funcionario del Ministerio de Turismo, para el que los sucesos del Saratoga cambiarán algunas cosas en cuanto a seguridad pero solo hasta que se les olvide a quienes, según sus palabras, “dan las órdenes” porque “es como si nos hubiéramos acostumbrado a vivir con el peligro, con el ‘eso no pasa aquí’”.
“Ahora han mandado a inspeccionar todos los hoteles, y ya cuando la pipa llega tiene que haber dos guardias custodiando y nadie puede permanecer en el área de serviciado”, informa la fuente.
“Eso se hacía antes pero ya después todo se relajó. ‘Total, si nunca pasa nada’. ‘Esas cosas no pasan aquí pero porque nada, esto es Cuba y ya’. ‘Eso solo ocurre en las noticias de afuera’. Cuando lo del ascensor del Meliá Habana fue igual, mandaron a parar todos los ascensores. ¿Y cuál fue el resultado? Que más de la mitad hay que renovarlos, pero cuando se trata de dinero todo se queda así, de eso no se vuelve a hablar (…). Con lo del gas va a pasar igual. Hay hoteles como el Manzana donde el sistema es el mismo; el Bristol, recién inaugurado, casi al lado del Saratoga, el sistema es muy parecido (…), nuevo, sí, pero en unos años y sin el mantenimiento que lleva lo veremos pasar por lo mismo, y ojalá no ocurra otra cosa así, pero es que en Cuba no es que no haya una cultura del mantenimiento, que de verdad no la hay, sino que odian la palabra mantenimiento porque significa dinero que hay que sacar de donde mismo debieron guardar pero no lo hicieron. Construyen, construyen, construyen porque el dinero sale del presupuesto del Estado o del que alguien regaló o prestó pero a nada se le da mantenimiento, o se hace muy tarde, o se hace mal. Un solo ejemplo a la vista, el (hotel) Habana Libre está para echarlo abajo, de lo mal que está, hay habitaciones donde tocas una pared y te electrocutas de cómo está la humedad. Ahora están asustados con lo del Saratoga pero cuando se les pase el susto igual empiezan a recortar”, asegura el funcionario.
Un nuevo hotel en construcción mientras otros se caen a pedazos (Foto de los autores)
El régimen cubano se ha propuesto para el 2030 elevar el número de cuartos de hotel a más de 100 000, de acuerdo con declaraciones oficiales de 2019, sumando unas 18 000 habitaciones a las ya existentes, distribuidas en unos 40 hoteles nuevos aún en fase constructiva. Una inversión gigantesca y pretenciosa cuando se la compara con la escueta lista de instalaciones hoteleras actualmente en reparación y mantenimiento, que abarca apenas medio centenar en toda la Isla, de un total que ronda las 350, y donde La Habana pudiera considerarse como privilegiada al contar con solo 12 de sus hoteles en reparaciones de envergadura.  
Con los retrasos y adversidades que han impuesto tanto la pandemia como las crisis políticas a nivel mundial, junto a los profundos desajustes derivados de la llamada “Tarea Ordenamiento” (un paquete de medidas del régimen que ha repercutido negativamente en el escenario económico de la Isla), los planes para el turismo de cara al 2030 sin dudas sufrirán modificaciones, aunque el Gobierno cubano se empeñe en cumplirlos solo por mostrar al mundo su capacidad de superar los problemas, una pretensión que provocará y acentuará otros males mayores incluso para la propia industria turística nacional donde, con la tragedia del hotel Saratoga, se ha hecho evidente que algunas cosas que aparentaban ser el paradigma de la perfección funcionan peligrosamente mal.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Leer más »

Parte de cierre del día 26 de mayo a las 12 de la noche

 Al cierre del día de ayer, 26 de mayo, se encuentran ingresados un total de mil 302 pacientes, sospechosos mil 066, en vigilancia 30 y confirmados activos 206.

Para la COVID-19 se realizaron un total de 4 mil 947 muestras para la vigilancia en el día, resultando positivas 45. El país acumula 13 millones 847 mil 078 muestras realizadas y 1 millón 105 mil 181 positivas.

Del total de casos (45): 37 fueron contactos de casos confirmados, 2 con fuente de infección en el extranjero y 6 sin fuente de infección precisada. De los 45 casos diagnosticados, fueron del sexo femenino 23 y del sexo masculino 22.

Se reportaron 5 casos asintomáticos (11,1%), acumulándose un total de 146 mil 948 que representa el 13,3 % de los confirmados hasta la fecha.

Los 45 casos diagnosticados pertenecen a los grupos de edad: de menores de 20 años, (18), de 20 a 39 años, (12), de 40 a 59 años (6) y más de 60 (9).

Residencia por provincia y municipios de los casos confirmados:

Pinar del Río: 1 caso

Los Palacios: 1 (contacto de casos confirmados)

Artemisa: 3 casos

Artemisa: 1 (contacto de casos confirmados)
Bauta: 1 (contacto de casos confirmados)
San Cristóbal: 1 (contacto de casos confirmados)

La Habana: 4 casos

Playa: 1 (contacto de casos confirmados)
Plaza de la Revolución: 3 (2 contactos de casos confirmados y 1 importado)

Mayabeque: 3 casos

Güines: 1 (contacto de casos confirmados)
Nueva Paz: 1 (contacto de casos confirmados)
San José de las Lajas: 1 (contacto de casos confirmados)

Matanzas: 4 casos

Cárdenas: 2 (contactos de casos confirmados)
Matanzas: 2 (contactos de casos confirmados)

Cienfuegos: 2 casos

Abreus: 1 (contacto de casos confirmados)
Rodas: 1 (contacto de casos confirmados)

Villa Clara: 3 casos

Camajuaní: 1 (contacto de casos confirmados)
Placetas: 1 (contacto de casos confirmados)
Ranchuelo: 1 (contacto de casos confirmados)

Sancti Spíritus: 7 casos

Cabaiguán: 3 (contactos de casos confirmados)
Sancti Spíritus: 1 (contacto de casos confirmados)
Yaguajay: 3 (1 contacto de casos confirmados y 2 sin fuente de infección precisada)

Ciego de Ávila: 4 casos

Florencia: 2 (contactos de casos confirmados)
Morón: 2 (contactos de casos confirmados)

Camagüey: 2 casos

Céspedes: 1 (contacto de casos confirmados)
Minas: 1 (contacto de casos confirmados)

Las Tunas: 1 caso

Puerto Padre: 1 (contacto de casos confirmados)

Holguín: 5 casos

Cacocum: 1 (contacto de casos confirmados)
Holguín: 4 (1 contacto de casos confirmados y 3 sin fuente de infección precisada)

Granma: 1 caso

Bayamo: 1 (importado)

Guantánamo: 1 caso

Guantánamo: 1 (sin fuente de infección precisada)

Municipio Especial Isla de la Juventud: 4 casos (contactos de casos confirmados)

Del millón 105 mil 181 de pacientes diagnosticados con la enfermedad, se mantienen ingresados 206, de ellos 203 con evolución clínica estable. Se acumulan 8 mil 529 fallecidos (no se reportan fallecidos en el día), letalidad de 0,77% vs 1,19% en el mundo y 1,75% en las Américas; dos evacuados, 57 retornados a sus países, en el día hubo 51 altas, se acumulan 1 millón 096 mil 387 (99,2%). Se atiende en los Cuidados Intensivos 3 pacientes graves confirmados.

Hasta el 26 mayo se reporta en el mundo 193 países y 40 territorios con casos de COVID-19, ascendiendo a 529 millones 940 mil 983 el número de confirmados (+ 666 mil 460) con respecto al reporte anterior con 23 millones 207 mil 517 casos activos y 6 millones 306 mil 917 fallecidos (+ 2 mil 357) para una letalidad de 1,19% (=).

En la región de las Américas se reportan 158 millones 476 mil 051 casos confirmados (+ 234 mil 645), el 29,9% del total de casos reportados en el mundo, con 6 millones 758 mil 801 casos activos y 2 millones 770 mil 460 fallecidos (+ 1 mil 239) para una letalidad de 1,75% (=).  

Leer más »

Legisladores solicitan a Biden reconsiderar exclusiones de Cuba, Venezuela y Nicaragua de la Cumbre de las Américas

Legisladores estadounidenses solicitaron al presidente Joe Biden reconsiderar la exclusión de Cuba, Nicaragua y Venezuela de la Cumbre de las Américas advirtiendo que podría ser perjudicial para los intereses estadounidenses en la región.En una carta fechada el 26 de mayo, quince miembros de la Cámara de Representantes, todos del Partido Demócrata, hicieron constar su «preocupación de que la omisión de los gobiernos de esos tres países de la Cumbre podría socavar la posición de Estados Unidos en la región».La Cámara de Representantes. Foto: History.«Creemos firmemente que la exclusión de países podría poner en peligro las relaciones futuras en toda la región y poner en riesgo algunas de las ambiciosas propuestas de políticas que su administración lanzó», escribieron aludiendo a la iniciativa Build Back Better World, con la que Biden persigue contrarrestar la influencia china en América Latina.Encabezados por Gregory Meeks, presidente del Comité de Asuntos Exteriores; Jim McGovern, presidente del Comité de Reglas; y Barbara Lee, presidenta del Subcomité de Estado y Operaciones Extranjeras del Comité de Asignaciones, los congresistas consideraron que «una política de involucramiento producirá resultados más fructíferos que una política continua de aislamiento».«Una invitación a Cuba, Nicaragua y Venezuela para participar en la Cumbre de este año no es un respaldo a las visiones o ideologías de esos países», señalaron. Es una invitación al involucramiento a nivel regional».«Esperamos que reconsidere la omisión de Cuba, Nicaragua y Venezuela a la Cumbre de las Américas de este año», dijeron finalmente, indicando que esperaban una respuesta.

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.