HAVANA CLIMA

¿Quiénes son los jóvenes detrás de Combiovent, el primer ventilador pulmonar cubano de altas prestaciones?

Han transcurrido poco más de 500 días desde que a Alejandro César González Urquiza le cambió la vida. Era mayo de 2020 y en Cuba se vivían los primeros efectos de la pandemia de covid-19. Nació un proyecto. Desde esa fecha y hasta hoy lleva un ciclo constante: estudios, desvelos, horas extras de oficina.

Tiene apenas 30 años y es líder en uno de los emprendimientos tecnológicos más importantes que se desarrollan en Cuba: Combiovent, el primer ventilador pulmonar de altas prestaciones.

En el mundo, el precio de equipos similares, vitales en la atención de pacientes en estado crítico o grave, oscila entre los 25 000 y 60 000 dólares. Por cuestiones obvias, a nuestro país le resulta difícil importarlos. Crear uno propio es un desafío –necesario y oportuno– que exige horas de trabajo y marca la cotidianidad de un importante número de personas.

Entre ellas está Alejandro.

Alejandro es líder en uno de los emprendimientos tecnológicos más importantes que se desarrollan en Cuba: Combiovent. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Llegó a la empresa Combiomed a principios de 2016. Se había graduado de Telecomunicaciones y Electrónica en la Universidad Tecnológica de La Habana José Antonio Echeverría (Cujae). La experiencia que tiene hoy la debe, en buena medida, al proyecto del monitor multiparamédico Doctus VIII, otro de los equipos demandados durante la pandemia, imprescindible en las salas de terapia intensiva de hospitales cubanos.

Este ventilador pulmonar viene a ser su segundo gran reto.

“Es de una muy alta complejidad. Nosotros, con nuestra juventud, hemos tenido realmente que esforzarnos y estudiar para lograr el equipo que tenemos actualmente. Todavía debemos seguirlo haciendo para introducirlo en el sistema de salud cubano. Lo que más he disfrutado es ver cómo una idea, con el tiempo y sacrificio de todos, ha sido materializada. Ver realizado lo que soñamos y pensamos nos da una satisfacción muy grande”, comenta.

Ventilador pulmonar cubano Combiovent. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Su misión principal es programar uno de los microcontroladores del Combiovent, encargado de regular la ventilación. “Desde el principio trabajo específicamente en la parte del firmware. Es una especie de programa –muy parecido...

Leer más

Comparte:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Publicaciones

Artículos Relacionados

Pautas normativas del ordenamiento territorial y urbanístico como brújula en el desarrollo sostenible de Cuba

El suelo o tierra, bien inmueble por naturaleza, es un recurso natural que merece una especial atención, por el rol ineludible que desempeña, desde el punto de vista económico, social y cultural. La actual problemática urbana constituye un elemento esencial, al ser el soporte físico del proceso urbanizador y, consecuentemente, las disposiciones legales que regulan su uso, clasificación y valoración deben de tener un carácter integrador, deben articular coherentemente conceptos como: territorio, asentamiento humano, ciudad y urbanización. Todo ello en relación con la función social que desempeña el derecho de propiedad, en su relación a la ordenación del territorio, con la debida atención a los problemas del medio ambiente.La Ley de ordenamiento territorial y urbano y gestión del suelo, discutida y aprobada en el octavo período de sesiones de la IX legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, en diciembre del año 2021, responde a una necesidad del país en clave económica y social. Esta materia estaba regulada por el vetusto Decreto 21 Reglamento sobre la Planificación Física de 28 de febrero de 1978, que dictó pautas en su día y fue complementado con los años por otras tantas normas que sirvieron de apoyatura legal a la ordenación del territorio. Sin embargo, la dispersión legislativa, las insuficiencias de los instrumentos de planeamiento, los vacíos en la gestión del suelo y la urbanización y los problemas en el control y la disciplina territorial se mantenían. Por lo que su renovación sistemática era un imperativo, en busca de una coordinación más moderna y coherente entre las diferentes competencias que inciden en la ordenación del territorio: planeamiento, gestión, control y disciplina territorial y urbana.
Esta disposición normativa responde además a las acciones de cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en la implementación de las proyecciones de la Agenda el 2030 de la ONU; a la Tarea Vida, como Plan de Estado para el enfrentamiento al cambio climático sustentado sobre una base científica multidisciplinaria; y en sentido general al avance de las trasformaciones necesarias para garantizar la equidad, la inclusión y la calidad de vida de los cubanos.
El ordenamiento territorial es una ciencia interdisciplinaria que analiza y gestiona los espacios geográficos para el logro de un desarrollo equilibrado de sus elementos físicos, económicos, políticos y culturales. Cuando está orientado al área urbanizada o urbanizable, se le denomina ordenamiento urbano. Este proceso técnico administrativo está dirigido siempre al desarrollo sostenible de los asentamientos humanos de cada país en concreto.
La norma en comentario, puede decirse que tiene una naturaleza dual reforzada, ya que incluye todos los elementos vinculados con el ordenamiento territorial y urbano y enfatiza con especialidad en la gestión del suelo urbano. Sin perder la brújula en la definición de que el ordenamiento territorial y urbano es una política pública orientada al desarrollo integral del territorio, se busca la coordinación necesaria entre las políticas públicas y el respeto a la propiedad sobre el suelo urbano.
Define los principios rectores de estos dos grandes ejes, a saber:

La sostenibilidad (en todas sus dimensiones: espacial, ambiental, económica y sociocultural; con mirada de presente y futuro).
La resiliencia, como esa capacidad de adaptación, preservación y recuperación constante de todos los actores que inciden en el territorio.
La autonomía local, tan pedida y reclamada para el desarrollo de las potencialidades del territorio en función de la calidad de vida de los asentamientos humanos.
La participación: derecho consagrado y reclamado en el destino de los territorios por parte de todos los actores que intervienen en su desarrollo.
Coherencia, equidad, equilibrio, distribución equitativa con enfoque ecosistémico, que armonizan las potencialidades de cada territorio y su distribución de manera solidaria en clave de igualdad.
La preservación del patrimonio, en la ponderación de la identidad cultural y de la protección sostenible de nuestras riquezas culturales.

Ella procura con su normativa un desarrollo efectivo de derechos constitucionales en construcción y evolución tales como: el derecho a la propiedad sobre el suelo; a un medio ambiente sano y saludable; a una vivienda adecuada y un hábitat seguro y el derecho a una participación ciudadana responsable y activa.
Entre los objetivos de la ley se encuentra definir los instrumentos de ordenamiento territorial y urbano, en cuanto a su contenido, alcance, instancias de aprobación y gestión. Entendiendo que los instrumentos de ordenación del territorio son los distintos métodos y procedimientos de carácter administrativo, financiero y de gestión con que se dispone cada instancia de gobierno para hacer operativa su gestión.
Dicho cuerpo normativo define las responsabilidades de los órganos locales del poder popular y las del instituto nacional y las delegaciones y direcciones municipales de Ordenamiento Territorial y Urbanismo, en correspondencia con la creación reciente del Instituto Nacional de Ordenamiento Territorial y Urbanístico, mediante el Decreto-Ley 42 de 2021.
La nueva ley pauta las líneas directrices sobre el uso del suelo de cara a un desarrollo integral. A partir de la misma, se legitima con mayor coherencia y sistematicidad el régimen jurídico del propietario, superficiario o poseedor legal del suelo, ya este edificado o no. Se establecen además a través de sus normas, las clasificaciones genéricas de uso urbanístico y las categorías de ese uso.
Ténganse en cuenta que en correspondencia con el artículo 58 constitucional, en el respeto irrestricto a la posesión, uso, disfrute y disposición del derecho subjetivo a la propiedad, tanto en Cuba como en el mundo, las restricciones urbanas actúan como límite o deber en servicio de la sociedad. Mediante ellas se indicará qué puede o no hacer cada propietario en su inmueble urbano, como límite racional. Por ello la definición clara de los instrumentos para la gestión del suelo, tales como: macrolocalizaciones y microlocalizaciones para la inversión; certificado de regulaciones territoriales y urbanísticas; permisos de construcción; certificados de habitable o utilizable; certificado catastral; certificación de estado de ruina; cesión de uso de azotea y aprobaciones de cambios de uso; resultan trascendentales en esta materia.
Los derechos o facultades urbanísticas, forman parte del contenido esencial de la propiedad sobre el suelo, se ejercerán de conformidad con lo establecido en la ley y en los planes de ordenamiento territorial y urbanismo, teniendo en cuenta el sentido social del derecho de propiedad. Así, la norma nos recrea las facultades de urbanizar, de edificar, y el derecho a lo edificado.
El derecho a urbanizar es una actividad pública por la que se dota al suelo de una infraestructura y de servicios necesarios a fin de que esté apto para ser edificado y ello le corresponde al Estado. Mientras que el derecho a edificar y a lo edificado responde a la voluntad del titular dominico del suelo en correspondencia con la planificación urbana. Por ello, en función del uso racional y adecuado del suelo, se ordena la ciudad y no queda al libre arbitrio del titular. En muchas ocasiones las personas naturales o jurídicas no entienden esa limitación a su propiedad, pero ella responde a la función social que desempeña y al cuidado de la ciudad y su desarrollo armónico.
Para todos los actores que inciden en el territorio, y que ostentan derechos sobre el suelo, resulta muy oportuno tener bien y coherentemente identificados los derechos y deberes que se derivan de su derecho. Dicha normativa, en vínculo con otras como las de la vivienda, define con mayor agudeza en los contenidos, los tipos de intervenciones urbanísticas y arquitectónicas. Estas últimas más manejables por la población (tales como reconstrucción, remodelación, ampliación, obra nueva, unificación, división, demolición, entre otras); pero no más importantes que las primeras, que en última instancia dotan al suelo de mayor valor en beneficio de todos.
Es de vital importancia que se genere la cultura del respeto a los instrumentos administrativos para el ejercicio del derecho a edificar. En muchas ocasiones los propietarios no respetan las licencias de obra, o simplemente no las solicitan y realizan acciones constructivas que redundan en perjuicio propio, de la comunidad y de la sociedad en su conjunto.
La norma como novedad dedica un capítulo a las servidumbres, lo cual, sin dudas, responde a una deuda jurídica con el gremio de los estudiosos de los derechos reales, pues las eleva a dicho rango. El vigente Código Civil cubano bajo el nombre de relaciones derivadas de la vecindad, reconoció verdaderas servidumbres en su contenido y ellas se han ido constituyendo de manera voluntaria, legal y judicial; pero sin dudas, con esta norma adquieren una sistemática más coherente con miras a tratar de palear los conflictos que se derivan en el ejercicio de los derechos sobre la utilización y ocupación de los inmuebles de manera racional y armónica.
Las servidumbres generan un límite racional a la propiedad del inmueble colindante, próximo o vecino. Se establece como requisito la racionalidad porque no pueden estar constituidas sino existe la necesidad, actúan sobre un predio ajeno estableciendo un hacer o un dejar de hacer en el predio sirviente.
A través de esta nueva regulación jurídica se potencia la constitución de las servidumbres por voluntad humana, lo cual ya se venía estableciendo, pues los funcionarios encargados de autorizar o resolver actos jurídicos sobre bienes inmuebles en los que se generaban las servidumbres, sobre todo las de paso, preveían las mismas como obligación de previsión de futuros litigios derivados de ello. La plasmación en los documentos formales de la titularidad es trascendental a la hora de su fijación en el tiempo. Téngase en cuenta que la servidumbre sigue al inmueble y no a su titular.
Se enfatiza en las servidumbres en materia de ordenamiento territorial y urbano como limitación al derecho del propietario, dígase:

Servidumbre de medianería: aquella que organiza los derechos de los propietarios en cuanto a la utilización en común y de manera armónica y proporcional de muros, setos vivos, cercas, o cualquier tipo de obra que divida las propiedades colindantes en la verticalidad y la horizontalidad.
Servidumbres de paso: tan importante para la salida a la vía publica de aquellos inmuebles en los que el paso ha sido obstruido racionalmente y requieren gravar al predio vecino imponiendo su paso.
Servidumbre de vistas y luces: elemento indispensable para el normal desarrollo de las edificaciones y el respeto a la privacidad y al desarrollo de un ambiente sano.
Servidumbre de infraestructura: límite necesario para que el tejido urbano se desarrolle ordenadamente y las edificaciones puedan contar con los servicios necesarios e imprescindibles en todo hábitat adecuado.

Es importante y trascendental que se entienda que, aunque las servidumbres se comportan como una limitación al derecho de propiedad, se establecen para el desarrollo sostenible de la ciudad.
La norma conecta también con la figura del catastro nacional que, aunque regulado en una norma especial Decreto-Ley 332 de 2015, en multifinalidad incide en lo económico, lo administrativo, lo jurídico, lo ambiental, lo urbanístico y lo fiscal, por lo que todo ello aporta a las decisiones de gobierno en el desarrollo integral del territorio. El papel del catastro en el levantamiento material del territorio y de la descripción física de los inmuebles contribuye a la seguridad jurídica, y brinda una información pública que tributa a la ordenación del territorio y su eficiente gestión.
Ha sido elogiado por muchos el título dedicado a la participación y comunicación, significándose el importante papel de su reconocimiento y de la definición de las responsabilidades y deberes que se le atribuyen a los diferentes órganos, organismos y entidades en el marco de sus competencias. Y sobre todo al papel de la población en la elaboración de los instrumentos de ordenamiento territorial, en su gestión y control, determinando con su voz qué quieren en su comunidad, construyendo todos, la ciudad que queremos.
La población debe jugar un papel activo en la determinación de los instrumentos de ordenación del territorio. Debe verse este proceso no como una lucha contra la indisciplina, sino para adquirir conciencia de que la ciudad la edificamos todos en aras de un desarrollo sostenible.
Así, la norma establece otro elemento muy importante que es la comunicación, se proyectan principios y pautas imprescindible y necesarias para todo proceso democrático y participativo. La comunicación comienza en la elaboración y discurre por la gestión y el control. Los instrumentos de ordenación territorial y urbano, no se esconden o engavetan, tienen que ser de conocimiento de todos. Con ello se cumplimentan y desarrollan también los derechos constitucionales.
A grandes rasgos podemos decir que es una norma más moderna, que implícitamente generará:

Una contribución a la calidad de vida y el desarrollo sostenible.
A la recuperación de la ciudad existente, sus valores y cualificación de lo nuevo.
A unas relaciones más armónicas con el mercado inmobiliario y el sector no estatal de la economía.
A la simplificación y agilización de trámites.
Al desarrollo de una ciudad más inclusiva y amigable para todos.

Faltan aún los procedimientos para la canalización de estos derechos, las pautas están trazadas como brújula, nos falta disciplina y responsabilidad para su cumplimiento, para que el ordenamiento territorial responda a la máxima, la ciudad es de todos y debemos defenderla como patrimonio legado y que legaremos con amor, para que siempre sea: bella, inclusiva, sostenible y próspera.

Leer más »

Tras ruptura: Actor Yubrán Luna volverá al teatro

El veterano actor Yubrán Luna, ex pareja de la influencer cubana radicada en Miami, Imaray Ulloa, anunció nuevos proyectos en su nueva vida como soltero y uno de ellos incluye su regreso al teatro en esa ciudad del sur de Florida. “Y volvemos en febrero con este exitazo de Alexis Valdés, a preparar vejiga que el 2022 viene lindo”, escribía en su perfil de Instagram el artista, al lado de un post que anunciaba el regreso de “Oficialmente Gay 1”, la comedia más vista del teatro en Miami.
Además de Luna, se involucrarán en el proyecto los actores Mijaíl Mulkay, Carlos Cruz y Claudia Valdés, la pareja del escritor y también actor, Alexis. Todo ello en el Teatro Trail a partir del 11 de febrero de 2022 en horario nocturno.
“En unas semanitas estaré con ustedes otra vez, vienen cosas buenas, ¿cuento contigo?”, decía el actor hace unos días antes del anuncio del regreso al teatro. Luna actuaba y dirigía hasta finales de diciembre, el sketch humorístico “Ni miel, ni luna”, junto a Ulloa. Al parecer este proyecto ya se dio por terminado, al menos con él de por medio.
A mediados de este mes de enero, la influencer cubana confirmaba a través de las redes sociales su ruptura con el veterano actor Yubrán Luna, con quien llevaba más de siete años de relación. A través de una directa de Instagram, la cubana decidía aclarar que aunque trabajaron juntos hasta diciembre, la ruptura se produjo en agosto de 2021.
“Lo digo porque la gente se montó una idea de que nosotros seguíamos juntos aunque habíamos dicho que no. Otra parte no vio el programa de agosto en el que dijimos que estábamos separados y pues nunca se enteraron de eso. Eso ha traído confusiones y a mí lo único que me queda decir es que nuestra relación terminó en agosto”, explicaba.
Según el polémico presentador Alex Otaola, Ulloa estaría en una relación amorosa con el cirujano Fabian Fontaine Figueredo, de la clínica de Miami, “My Cosmetic Surgery”. Esto último no ha sido confirmado por ninguno de los implicados.

Leer más »

Preparan sindicatos franceses nuevo cargamento solidario para Cuba

Representantes de organizaciones de la Confederación General del Trabajo de Francia (CGT) confirmaron hoy que preparan un nuevo cargamento por vía marítima como parte de su solidaridad con Cuba frente al bloqueo estadounidense.

En un encuentro con el embajador cubano en Francia, Otto Vaillant, sindicalistas ofrecieron detalles de la iniciativa, consistente en el envío en febrero o marzo de alimentos, medicinas y artículos de primera necesidad.

Se trata de la continuidad de la operación Contenedores para Cuba, lanzada por la Federación de Ferroviarios, a la que se sumaron muchos gremios de la CGT, tanto departamentales como de sectores de la sociedad.

A través de la colecta de fondos divulgada en las redes sociales y por otras vías, sus promotores llaman a la solidaridad con la isla, atacada por más de 60 años de bloqueo económico, comercial y financiero estadounidense.

El embajador Vaillant agradeció el nuevo gesto de los miembros de la CGT.

Leer más »

Bahamas: enfermeras agradecen ayuda de brigada cubana

La presidenta del Sindicato de Enfermeras de Bahamas (BUT, en inglés), Amancha Williams, agradeció este domingo la asistencia prestada por colegas llegados desde Cuba para combatir la expansión de la pandemia.Williams dijo a medios locales que el personal de enfermería cubano brindarán la ayuda que tanto se necesita durante la crisis provocada en el sistema sanitario de Bahamas a causa del cerca de centenar de profesionales de la salud que están de baja por contagio por la COVID-19.“Necesitamos toda la ayuda que podamos obtener, porque la mayoría de las enfermeras están agotadas y trabajando horas extras para compensar la escasez de personal”, destacó Williams.Brigada de enfermeros cubanos llega a Bahamas“Muchos pabellones de hospitales solo tienen una sola enfermera de planta, lo cual es abrumador. Esto nos plantea un problema debido a la grave escasez”, subrayó.Bahamas ha registrado desde el inicio de la pandemia, en marzo de 2020, un total de 30 655 contagiados y 719 muertes a causa del virus. Actualmente hay 123 pacientes positivos por la COVID-19 en hospitales, de los cuales 116 están moderadamente enfermos y siete están en la unidad de cuidados intensivos (UCI).Williams señaló que su equipo espera trabajar de forma cercana con los profesionales llegados de Cuba, aunque expresó una leve preocupación por cualquier posible barrera idiomática o disparidad en la capacitación.Señaló que a pesar de que ingresarán como enfermeras y enfermeros profesionales, el personal cubano aún tendrá que recibir capacitación de los trabajadores de la salud de las Bahamas para garantizar que sus habilidades y experiencia sean del nivel adecuado.PublicidadAgregó además que se debe hacer más para apreciar y respetar a las enfermeras bahameñas, ya que están siendo muy buscadas por países extranjeros con escasez de estas profesionales. «Estamos perdiendo enfermeras todos los días. Esa es una situación global, pero estábamos perdiendo a nuestras profesionales de Bahamas incluso antes de la pandemia», denunció.La brigada cubana fue recibida por el Ministerio de Salud y Bienestar y el Embajador cubano a su llegada al archipiélago atlántico, mientras el sistema de salud de la isla sigue paralizado por un importante pico de la nueva ola de contagios.Efe/OnCuba.

Leer más »

Las inevitables crisis del Caribe

El mundo se puede siempre acabar. Nací años después de la Crisis de los Misiles (o del Caribe o de Octubre, según quiera llamársele), pero el pasado insiste en continuar repitiéndose. No sé si como historia o farsa —esa disquisición dejémosela al espectro de Marx. Pero lo hace. O amenaza con hacerlo. Tal vez por eso tan poco me sorprendió que esta semana el vicecanciller ruso Sergei Ryabkov anunciara que no confirmaba ni excluía la posibilidad de que Rusia posicionara en Cuba y Venezuela armamento y tropas, en respuesta a las actividades militares de Estados Unidos y Europa cerca de la frontera rusa. Ryabkov asegura que todo depende de la respuesta de Washington (no habló de la de Caracas o La Habana).Tan fácil se dice. Tan lejos nos parece. La distancia entre Moscú y La Habana: 9550 km. ¿Cómo olvidar aquel programa televisivo de mi infancia, llamado 9550 porque el premio para los concursantes era un viaje por 15 días a la Unión Soviética?Pero para la administración de Putin hoy, como para la de Nikita Jrushchov en los sesenta, 9550 km no son nada. ¿Y los cubanos que viven en la isla? ¿Qué peso tienen en la ecuación ruso-estadounidense? La pregunta podría hacerse al gobierno de Rusia o de la difunta Unión Soviética y, antes, a los de Estados Unidos o la de España.Hay quienes preguntan cuándo Cuba dejará de estar a merced de esas disputas tan lejanas de la isla. Según va este mundo, dudo que veamos el momento en que esto pueda suceder. Desafortunadamente seguimos dependiendo de otros para sobrevivir. Lo decía un aterrorizado Malabre en Memorias del subdesarrollo —la novela de Edmundo Desnoes de 1965 y la película de Tomás Gutiérrez Alea de 1968:Todo lo que se me ocurre son tonterías frente a los hechos. Siento que todo es desproporcionado. Nosotros y el resto del mundo […] vuelvo a sentirme estúpido, insignificante […] Otros están decidiendo por mi vida. No puedo hacer nada. No tengo control de nada. Si me acuesto a dormir puede que ya no me levante. […] Los cohetes están ahí […] La isla parece que tiene cohetes por todas partes. Nos van a barrer, van a hundir el caimán en el fondo del mar Caribe. Luego pasarán los barcos y dirán: ‘Ahí estaba Cuba.’ Y las olas, y las corrientes, barrerán la isla hundida en el fondo del mar.1En los pensamientos que atormentaban a Malabre (Sergio en la película) durante las horas que se escurrieron bajo la amenaza de una conflagración nuclear en el Caribe, mientras esperaba a que Moscú y Washington se pusieran de acuerdo, late no sólo el miedo a la desaparición inminente, sino también el reconocimiento de una de las condiciones fundamentales del subdesarrollo: la dependencia, la imposibilidad de controlar el destino propio.Ni fueron accidentes de la historia la Crisis de Octubre de 1962 o las amenazas de Rybkov hace apenas unos días, ni son tales situaciones privativas de la isla de Cuba. Constituyen más bien instantes álgidos de escenas cotidianas de la experiencia caribeña.El tono de Malabre se hace eco, veinte años después, de la voz de Virgilio Piñera en su inescapable La isla en peso (1943):PublicidadEl horroroso paseo circular,el tenebroso juego de los pies sobre la arena circular,el envenenado movimiento del talón que rehúye el abanico del   erizolos siniestros manglares, como un cinturón canceroso,dan vuelta a la isla,los manglares y la fétida arenaaprietan los riñones de los moradores de la isla.(…)¡Nadie puede salir, nadie puede salir!2Al terminar el poema más vale no preguntarse cuál sería el peso al que se refiere Piñera en el título, ese “peso de una isla en el amor de todo un pueblo.” ¿Qué le impediría a una isla del Caribe hacerse dueña de su destino? La respuesta se pierde en la noche de nuestra historia.Se repiten la misma pregunta con su respuesta de isla en isla, y cuando Antonio Benítez Rojo3 lo vio, tuvimos ya teoría y un libro, La isla que se repite, de consulta obligada en estas elucubraciones sobre la fatalidad regional. Como lo son también las teorías del puertorriqueño Arcadio Díaz Quiñones en torno a “la brega”, para expresar cierta agencia posible desde el estado siempre maniatado del colonizado, sujeto en toda ocasión a reglas y órdenes que no ha dictado él, que sobrepasan su mundo4; o las ideas del martiniqueño Aimé Césaire, debatiéndose entre la convicción anticolonialista y la departamentalización de Martinique y Guadalupe.Bregaba pues, Césaire, quien admitió el peso que tuvo su conocimiento de la realidad haitiana en la decisión de promover la departamentalización en lugar de la independencia de las Antillas francesas. Decía entonces evitar la situación de extrema miseria en la que estaba sumida la primera nación independiente de América Latina. En los años 1950, mientras el resto de las colonias francesas se afanaba en conseguir la independencia, sabiendo que esta nunca sería absoluta para una pequeña isla caribeña, Césaire respaldaba el compromiso departamental. No era sin dudas la mejor solución. Hay honor y orgullo en la independencia. Pero la verdadera cuestión no es discernir si era —o es— buena o mala la elección de Césaire, sino con qué alternativas reales cuentan las islas del Caribe, cuál es el verdadero alcance de su emancipación. Según Césaire, permaneciendo bajo el amparo francés aseguraba que Martinica escapase al destino haitiano y pretendía hacer de las Antillas un “centro de responsabilidad.” Imaginaba que en algún momento, satisfechas las necesidades materiales, los martiniqueños podrían construir su propia sociedad. ¡Qué lindo es soñar!Y es que en el Caribe no nos cansamos de construir utopías. La Utopía de Thomas More, la primera de todas, funcionaba en definitiva a las mil maravillas en una isla en algún lugar del supuesto Nuevo Mundo. ¿Existe mejor sitio para fabricar ilusiones? Tampoco hay nada malo en ello. Pero recordemos que, aunque aislados, los isleños del Caribe no estamos nunca solos —algo que Césaire y tantos otros soñadores tropicales aparentemente perdieron de vista. Dependemos de un orden externo que, desde la imprevista, azarosa llegada de Cristóbal Colón, determina cuánto hacemos y hasta pensamos. Dentro de tal sujeción, ¿cómo esperar que nuestros planes, de veras, alcancen algún día concreción? Se tiene poder sobre uno mismo cuando se cuenta con la capacidad de dirigir las acciones propias. Los caribeños, cualquiera sea su isla o ensoñación política, carecen en última instancia de este poder.¿Qué hacer, entonces, más allá de repetir gestos que parecen apuntar hacia la desesperada posición del antillano deseoso de ser libre e imposibilitado de conseguirlo?Bregamos, reconoce Díaz Quiñones, que es como decir, resolvemos, vamos tirando, hacemos lo que se puede. O choteamos, como comprendió Mañach5 que intentaba el cubano mitigar fatalidad y frustraciones. O bien nos dejamos llevar con los personajes de El color del verano de Reinaldo Arenas6, sobre aquella isla atormentada que partía a la deriva, libre de sus amarres tras haber sido estos roídos por sus propios habitantes. O nos hundimos, o flotamos, o dormimos, o nos ponemos a chatear por WhatsApp esperando el turno en una cola, o decidimos volver a mirar la telenovela turca o brasileña. En realidad, no somos tampoco muy conscientes de lo que hacemos pues, como reconocía el Sergio/Malabre de Desnoes, todos los gestos parecen inútiles en estos momentos: dibujan la ilusión de un poder con el que no hemos contado nunca.Tal vez decidimos en fin de cuentas irnos a la Playita de 70; y a ritmo de recalcitrante reggaetón y golpe de salitre conseguimos que se nos olvide todo —aun si para llegar a la costa tenemos que pasar por delante de la embajada rusa en la Quinta Avenida: esa torre descomunal de apariencia indestructible, desde 1985 imponiéndose sobre el horizonte habanero. Pero ya en la Playita habremos perdido el miedo, que nunca aporta soluciones. Precisamente, el miedo no es la respuesta porque, aceptémoslo, tampoco hay una respuesta.***Notas:1 Desnoes, Edmundo. Memorias del subdesarrollo, La Habana, Unión, 1965: 58-59.2 Piñera, Virgilio. “La isla en peso”, en La isla en peso, Barcelona, Tusquets, 2000: 42.3 Benítez Rojo, Antonio. La isla que se repite. Barcelona: 1998.4 Díaz Quiñones, Arcadio. El arte de bregar, San Juan, Callejón, 2000.5 Mañach, Jorge. Indagación del choteo, La Habana, Ediciones Revista de Avance, 1928.6 Arenas, Reinaldo. El color del verano o nuevo “ Jardín de las delicias ”. Barcelona, Tusquets: 1999.

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.