HAVANA CLIMA

Avanza singlista Carlos Adrián Ajete a finales del remo en Cali 2021

El cubano Carlos Adrián Ajete avanzó hoy a la final A del single (1x) del torneo de remo de los I Juegos Panamericanos Júnior de Cali 2021, al dominar su heat eliminatorio, con escenario en el lago Calima El Darién-Valle

Leer más…

Leer más

Comparte:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Publicaciones

Artículos Relacionados

Elecciones en Estados Unidos, más allá de las preguntas tradicionales

La bandera estadounidense ondea frente a la cúpula del Capitolio de los Estados Unidos el 10 de septiembre de 2021 en Washington, DC. Foto: Drew Angerer / GETTY IMAGESDesde el comienzo del 2022, como era previsible, se suceden análisis académicos y periodísticos sobre el probable resultado de las llamadas “elecciones de medio término” en Estados Unidos, el próximo mes de noviembre. Como se conoce, los ciclos de elecciones presidenciales en aquel país son cada cuatro años y cada dos van a comicios todos los miembros de la Cámara de Representantes y un tercio de los senadores.
La frase acuñada durante años sobre este tema reza que las elecciones que suceden en medio del mandato de cada presidente son un referente de la opinión del electorado sobre su gestión y que, como tendencia, el partido en el poder sufre un “voto de castigo” y ve limitada su presencia en el órgano legislativo federal.
Conociendo que la ventaja actual de los demócratas en la Cámara es mínima (9 asientos, con dos vacantes) y que en el Senado la mayoría la aporta el voto de la Vicepresidenta, entonces parecería una apuesta segura decir que Biden gobernará con mayoría republicana en el Congreso los últimos dos años de su período al frente del Ejecutivo. Es decir, le resultará mucho más difícil conciliar iniciativas con su “oposición” y tendría que recurrir con más frecuencias a órdenes ejecutivas para gobernar.
En las últimas semanas también ha aumentado la frecuencia de las apariciones públicas de Donald Trump, tanto en actos de campaña, como de movilización política a favor de candidatos republicanos que cuentan con su bendición personal, como quien prueba el terreno en función de una posible aspiración presidencial en el 2024.
Todos estas son menciones comunes en cuanto a titulares y comentarios por estos días. Lo interesante sería, como nos recordaría Martí, hurgar en lo que “no se ve”, en aquellos procesos que podrían traer en el corto o mediano plazo resultados que significarían la ruptura de algunas tendencias, o cambios fundamentales en los escenarios que aún están por suceder.
Poco tiempo y espacio se ha dedicado en la academia y la prensa a valorar si los que aún hoy se siguen denominando principales partidos electorales en Estados Unidos, merecen ser nombrados como tales, sin son simples coaliciones amorfas, o una suma de tribus, u hordas, en cada caso.
Donald Trump accedió a la nominación republicana en el 2016 sin contar con una “militancia” histórica, ni reconocida en esa formación, de hecho sus principales contribuciones monetarias a campañas de aspirantes a cualquier cargo electivo habían sido sistemáticamente a favor de políticos demócratas.
Trump se inclinó a presentarse como parte de las huestes republicanas por dos razones esenciales: porque consideró que tendría más opciones para derrotar al resto de los precandidatos de esa formación y porque en la base electoral de ese partido militaba la base resentida y enajenada fundamental (no la única), ante la que se podría presentar como líder y capitalizar sus frustraciones con propuestas y mensajes simples.
Desde su acceso al poder, Trump se dedicó de forma meticulosa a desmontar las estructuras principales de esa organización política, apartar a todos los líderes que no aceptaran su discurso extremo y a suplantar cualquier órgano grupal que sirviera como contrapeso, o ponderara las decisiones del nuevo caudillo.
Tuvo tanto éxito en destruir y descomponer lo que algunos llamaban el “republicanismo tradicional”, que se llegó a especular que su labor estaba realmente conectada con un plan demócrata para destruir a sus oponentes desde adentro.
Utilizando procedimientos poco ortodoxos en la política estadounidense, que recuerdan más los escenarios de contiendas en llamadas repúblicas bananeras, Trump ha ido sacando de circulación a cuanto republicano que no apoya sin reservas su visión, aunque el uso de este término en su caso sea un eufemismo.
De hecho, en el 2022 no intentarán reelegirse a nivel federal la mayoría de aquellos que votaron a favor del proceso de destitución legislativa (impeachment) impulsado por los demócratas durante su mandato, o los que han tenido diferencias públicas con sus proyecciones.
Se han apartado de la vida política un sin número de figuras republicanas relativamente jóvenes, que en condiciones de menor polarización pudieran haber tenido cierto protagonismo en probables éxitos republicanos presentes y futuros.
Más que liderar una formación política, hoy Trump encabeza un bloque de enfrentamiento, un grupo humano que expresa frustración por diversos motivos, sean raciales o económicos, una suma de intereses que está dispuesta a cuestionarse todo lo que sea tradicional, “socialmente aceptable”, normas pre establecidas, cánones.
Trump es el oportunista político que se sitúa en la cresta de la ola generada por una crisis (o suma de ellas): si no se puede ganar una elección, se cuestionan sus resultados, se ataca a las instituciones, tanto metafórica como físicamente. Trump representa un modo de hacer que hasta ahora Estados Unidos había utilizado solo en su política exterior, con el objetivo de asegurar sus posesiones, la estructura del mundo de posguerra y para enfrentar rivales más eficientes y productivos.
Detrás de Trump no hay nada (exceptuando su familia más cercana) y esta, que puede ser su gran fortaleza hoy, terminaría como una gran debilidad al privar a los republicanos de herencia y futuro.
Lo que sucede del lado demócrata no es similar, pero también tiene que ver con el desmontaje de esa organización política, en la forma en que se conoció durante años.
En las condiciones del 2008, cuando el clan Clinton aún dominaba ampliamente la estructura partidista, Barack Obama se presentó como una opción irrechazable para acceder al poder, a pesar de que en las aspiraciones más íntimas de los principales contribuyentes y accionistas demócratas correspondía el turno de Hillary Clinton, quien debió ver postergadas sus aspiraciones presidenciales ocho años más.
Al retornar como aspirante en el 2016 se habían producido tanto dentro de Estados Unidos, como entre los demócratas, cambios que ella ya no era capaz de capitalizar, ni liderar, ni representar. Cuando Trump repitió el estribillo de que iría a Washington a “secar el pantano”, en referencia a la corrupción política que siempre ha estado presente en esa capital, en la conciencia de muchos potenciales votantes flotó la imagen de la familia Clinton y sus allegados dominando los destinos del partido, más allá de los intereses de la base social del mismo.
Los inesperados resultados del 2016, que fueron posibles gracias entre otras cosas a la inmensa cantidad de votantes demócratas que no salieron a ejercer su derecho al sufragio, expresaron una triste realidad: la desconexión de la cúpula demócrata de sus bases y el desconocimiento respecto a la inmensa frustración del electorado.
Se suponía que los demócratas aprendieran de sus fracasos de cara al 2020, pero de nuevo, los intereses de las élites se impusieron a los de aquellos que dicen representar. Desde temprano en la puja por la nominación demócrata el nombre de Bernie Sanders saltó a los primeros planos y se convirtió en un riesgo real frente al candidato del apparatchik en ruso, o stablishment en inglés.
¿Qué quería decir esto? ¿Era una confrontación entre personalidades, estilos, o las ideas que representaban?
Por un lado, para los armadores políticos y para los votantes a los que dicen servir, Joe Biden aparentemente podría nuclear los restos del clan Clinton, más ciertos vestigios del gobierno de Obama y dar una imagen de “centrismo” en un país cada vez más polarizado, acudir a los “valores tradicionales”, apelar a modos de hacer y prácticas existentes solo de modo ficticio en el escenario político estadounidenses.
Su gran estrategia consistiría en tratar de sumar de forma ortodoxa grupos electorales que ya no tienen (ni tendrán) puntos de coincidencia entre sí.
Sanders durante años, a pesar de su avanzada edad, había venido siendo paradójicamente el portavoz del segmento más joven del partido, que aún se denomina demócrata, pero que se pone a sí mismo el apellido de progresista o socialista, dejando tierra de por medio con aquellos que están en las cúpulas de las agrupaciones que aún se reúnen bajo la misma asamblea (caucus).
Además de la llamada “izquierda demócrata”, Sanders atrajo la atención de cierto sector de la clase trabajadora, que tiene el mismo nivel de frustración que muchos de los que se sintieron representados por Trump, pero que no ven la solución de sus problemas en el odio, o la confrontación con el prójimo, sea por su filiación religiosa, nivel cultural, o por la zona geográfica de residencia.
El caso es que los directivos demócratas en lugar de dilucidar quién sería su candidato de la manera más demócrata (y aquí vale la cacofonía) posible, se complotaron para organizar un golpe palaciego. En menos de 24 horas, aquellos precandidatos que en el 2020 estaban en la puja por la nominación dijeron súbitamente que ya no les interesaba continuar y anunciaron su apoyo al “único candidato que podía llevarlos al poder”, Joe Biden.
De pronto se borraron de los libros de historia todos los antecedentes que descalificaron alguna vez a Biden, desde sus decisiones como senador contra los movimientos sociales, su retirada como precandidato demócrata en los años 80 acusado de plagio intelectual, hasta su intrascendente legado durante el gobierno de Obama.
Biden era simplemente el político que creían que encajaba mejor en la moldura de los “American values” y que asumiría sin pestañar el libreto previsto para mantener la leyenda de “USA as a beacon of liberty”.
Si bien puede considerarse que dicha decisión fue estratégicamente correcta, de cara a los resultados de noviembre del 2020, lo cierto es que en el más largo plazo ese paso podría significar la escisión definitiva del partido de un sector joven, muy importante para sus aspiraciones futuras, y que nunca más se incline en esa dirección un por ciento significativo de “independientes” para los cuales el “pantano demócrata” de hecho sigue existiendo y crece.
Con una mirada cada vez más de cortoplacista, los caciques demócratas llevaron al poder no sólo a un presidente con escasas posibilidades de reelegirse por sus cualidades personales (edad y salud entre otras), sino que le adosaron una compañera de fórmula incapaz de representar a todos los sectores del partido de cara al 2024 y mucho menos constituir una opción real ante la marea republicana ante todo el electorado, cada vez más fragmentado en cuanto a intereses y modelos de país (o de sobrevivencia).
Los demócratas están cumpliendo ya un año de gobierno sin poder mostrar claros signos de victoria en su agenda interna. Algunos de sus líderes proclaman que sí han cosechado tales éxitos, pero que no han sabido explicarlos a la población, lo cual quizás sea aún peor.
En el plano externo les resulta todavía más difícil intentar diferenciarse del legado nacionalista de Trump.
Si la incapacidad demócrata de presentarse como una alternativa real a nivel federal ha resultado evidente, el problema es peor en la medida que se observa qué sucede en los estados y grandes ciudades, donde grupos revanchistas de legisladores intentan (y muchas veces logran) todos los días limitar los derechos de los futuros votantes, o reacomodan los distritos electorales (gerrymandering) de manera que el “ejercicio democrático” resulte casi innecesario, porque los resultados estarán garantizados de antemano.
Hoy se preparan de nuevo legiones de abogados y se redactan cientos de borradores, con el único objetivo de cuestionar cuanto resultado electoral les resulte desfavorable a los republicanos tanto en el 2022, como en el 2024.
Si han sido significativos en términos históricos los hechos acaecidos en el edificio del Capitolio el 6 de enero del 2021, puede que aún más lo sea lo sucedido después: la incapacidad del aparato judicial estadounidense de juzgar de manera debida y oportuna a todos los culpables, la reiteración de un por ciento no despreciable de implicados de la idea de que las elecciones del 2020 fueron “robadas”, más el convencimiento de otros de que sus actuaciones de aquel día fueron adecuadas y no dudarían a repetirlas en el futuro.
Hay varios analistas estadounidenses que se refieren en estos momentos a la posible próxima ocurrencia de una Guerra Civil en Estados Unidos, mientras que otros vaticinan que ya ha comenzado. Bien vale recordar que aunque no se ha producido una conflagración militar clásica, ya se acerca a casi un millón la cantidad de fallecidos producto de la COVID19 y de la incapacidad de la (aún) primera potencia mundial de cohesionar a su población alrededor de un muy sencillo interés nacional: preservar la vida de todos.
Algo se puede vaticinar desde ahora de cara a los comicios del 2022 y del 2024, con independencia de quién o quiénes serán sus ganadores en cada caso: los partidos federales tradicionales estadounidenses ya no existen con la estructura y proyección que tuvieron en los últimos 70 años, se produce un drástico cuestionamiento de los métodos para acceder y ejercer el poder, ninguna agrupación política representa las aspiraciones de la mayoría de la población, la violencia extrema se establece como una alternativa “política” socialmente aceptada o consentida, ninguna fuerza es capaz de ofrecer hoy plataformas de gobierno que permitan resolver los problemas estructurales del país en el mediano y largo plazos.
Para otro análisis quedarán las consideraciones sobre qué impacto puede tener todo lo antes descrito en la política exterior estadounidense.

Leer más »

Profesor se vuelve viral por adoctrinar sobre comunismo en televisión

Asegura que en el socialismo se busca que “cada una de las personas” que están bajo la dirección del partido comunista tengan “un pedazo de pan, un pedazo de tierra y una vivienda”.También repite el concepto del ideólogo comunista Vladimir Ilich Lenin de que el “imperialismo es la fase superior del capitalismo”.
Lo que no dijo el profesor es que en septiembre de 2019 la Unión Europea aprobó, por gran mayoría, una resolución que situó al comunismo al mismo nivel que el nazismo. “Ambos regímenes cometieron asesinatos en masa, genocidios y deportaciones, y fueron los causantes de una pérdida de vidas humanas y de libertad a una escala hasta entonces nunca vista en la historia de la humanidad”.
El libro negro del comunismo (1997), una investigación histórica de varios expertos liderados por el francés Stéphane Courtouis, estimó en 100 millones de personas las asesinadas hasta entonces por los Estados comunistas más importantes, entre ellos la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas y China.

Cubanos se burlan de teleclases de inglés
A inicios de esta semana se hizo viral en redes otra teleclase de maestros de Pinar del Río. Cubanos se burlaron de la pronunciación de las profesoras de idioma inglés Bárbara Álvarez y Lorian Álvarez Espinosa, a quienes criticaron como muestra del bajo nivel de la enseñanza en la isla.
“¡¡¡Estas son las maestras de Inglés revolucionarias, y salen en la tele así que son las más duras!!! ¡¡¡Tom is a Boy and Merry is a Girl!!!”, escribieron Los Pichy Boys, al compartir en Instagram un fragmento de la clase.
El video de los comediantes alcanzó en menos de 24 horas más de 25 mil reproducciones y muchos comentarios. “Con razón no aprendí nada”, bromeó el usuario Sergio Norat.
“Lo más lindo es que así mismo te suspenden en la prueba”, añadió otro internauta, de nombre Yaidel. Gisela Ortega se burló diciendo que se trata del método “Inglés con Barreras”.
Una madre cubana declaró que en la escuela de su hija un solo maestro imparte cinco asignaturas diferentes “que no le pertenecen”, porque no están preparados en tantas materias.
“Todos los padres preguntamos en una reunión qué está pasando, y la profesora decía que ‘no hay maestros’ porque ‘todos se van, han renunciado y no dan explicaciones’”, dijo la madre cuyo nombre reservamos para evitar represalias en el centro de estudios.
Ante la falta de profesionales que emigran del país o de sector laboral por la falta de condiciones y bajos salarios, o son despedidos por sus ideas políticas, el régimen cubano multiplica las horas de teleclases.
En la enseñanza a través de la televisión se repite el adoctrinamiento de las aulas. Hace unos meses padres cubanos denunciaron en Facebook que el régimen utiliza un tema musical del sonero Cándido Fabré contra la canción opositora “Patria y Vida” en las teleclases de Español-Literatura.

Leer más »

Año 2021: el tercero más cálido en Cuba desde 1951

Foto: Prensa Latina

Al finalizar con una temperatura media superior en 0,86 grados Celsius al promedio histórico anual, el año 2021 se posicionó como el tercero más cálido ocurrido en Cuba desde 1951.
Como reseña el más reciente Boletín de la Vigilancia del Clima, confeccionado por especialistas del Centro del Clima del Instituto de Meteorología, julio, agosto y septiembre resultaron sumamente calurosos, con temperaturas medias cercanas a los 28 grados, mientras hubo anomalías cálidas en el resto de los meses, excepto en noviembre.
Fueron establecidos un total de 23 récords de temperatura máxima en febrero, abril, junio, agosto y diciembre. También 2021 clasificó entre los años con más altos porcientos de días y noches cálidas en la mayoría de las estaciones meteorológicas de referencia, durante el periodo 1980-2021.
De acuerdo con lo planteado en la recién presentada Tercera comunicación nacional y en el Primer informe bienal de actualización a la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, el clima de Cuba muestra una tendencia que transitará hacia un comportamiento con características similares al de un efecto invernadero intensificado en la atmósfera terrestre.
Según las investigaciones realizadas en los últimos tiempos, la temperatura media anual en nuestro país aumentó en 1,0 grados Celsius, y la mínima media anual en 2,0, en la etapa de 1951 hasta 2017.
Asimismo, cada una de las tres últimas décadas ha sido más cálida que todas las anteriores.
Hasta el presente, el año más cálido registrado en el archipiélago cubano a partir de 1951 fue 2020, cuando la temperatura media anual sobrepasó en 1,17 grados Celsius el promedio histórico.

Leer más »

La Habana: personas que van a viajar fuera de Cuba se realizarán las pruebas diagnósticas de la COVID-19 en sus municipios

Las autoridades sanitarias de La Habana anunciaron que a partir de este miércoles las pruebas PCR y los tests de antígeno para las personas que van a viajar fuera del país se realizarán exclusivamente en sus municipios de residencia temporal o permanente.De acuerdo con una información de la Agencia Cubana de Noticias (ACN), las muestras para PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa) se tomarán 72 horas antes del viaje, mientras que el test de antígeno se efectuará 24 horas antes, teniendo en cuenta las exigencias de cada país de destino.Para la realización de las pruebas los viajeros deben presentar carné de identidad o pasaporte, y boleto de viaje, según detalló Yadira Olivera, directora del Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología, durante una reunión gubernamental sobre la pandemia en la capital cubana.Olivera explicó que la medida responde al incremento, desde inicios de año, del número de solicitantes de esos exámenes para detectar el coronavirus SARS-CoV-2, causante de la COVID-19, lo que ha generado aglomeraciones diarias en las cuatro instituciones de Salud habaneras habilitadas hasta ahora para esos procedimientos.Ambos tipos de pruebas se realizarán todos los días en el horario de 8.00 a. m. a 1.00 p. m. y los certificos se entregarán de 1.00 p. m. a 4.00 p. m., refiere la ACN, que no precisa sobre el costo de la operación.La medida se toma varios días después que las autoridades cubanas actualizaran los protocolos de diagnóstico y tratamiento preventivo de la COVID-19, entre otros motivos para «hacer un uso racional de las pruebas diagnósticas, garantizar medicamentos preventivos y terapéuticos y redefinir los criterios de ingreso en la red asistencial», según dijo entonces el Ministerio de Salud Pública (Minsap) cubano.Cuba actualiza protocolos para detección y tratamiento preventivo de la COVID-19En el reporte de prensa también fueron dados a conocer los centros responsables de realizar las pruebas de diagnóstico en cada municipio habanero.PublicidadSegún la ACN, que cita una nota del periódico local Tribuna de La Habana, en el municipio Playa se habilitó el Policlínico Primero de Enero, ubicado en calle 29, entre 26 y 30, mientras que Plaza de la Revolución destinó para esa función al Laboratorio Municipal de Microbiología, en el Policlínico Rampa, sito en calle 17, entre J e I.Por su parte, Centro Habana lo hará en el Policlínico Van Troi (Carlos III esquina Hospital); La Habana Vieja en el Policlínico A. Guiteras (Zulueta, entre Dragones y Teniente Rey); y Regla en el Policlínico Lidia y Clodomira, ubicado en la calle Rotaria, entre Enlace y Ciruela.Quienes residan en La Habana del Este podrán acudir al Policlínico Mario Escalona, en Micro A, zona 5, Alamar; en tanto en Guanabacoa se dispuso del Centro Municipal de Higiene y Epidemiología (Crespo No. 59, entre Estrada Palma y Soledad) y en San Miguel del Padrón los procedimientos estarán a cargo de la Unidad Municipal de Higiene y Epidemiología, situada en Vía Blanca, entre Primero de junio y Cowle.El municipio Diez de Octubre, por su parte, destinó el Laboratorio de Microbiología Municipal, ubicado en el Policlínico Pasteur, en Santa Catalina entre Heredia y Poey; el Cerro seleccionó al Policlínico Abel Santamaría (Calzada del Cerro, entre Omoa y Fernandina); Marianao lo hará en la Unidad Municipal de Higiene y Epidemiología (calle 116, entre 45 y 47); y La Lisa en el Policlínico Pulido Humaran (Calle 51 y 350. Arroyo Arenas).Finalmente, Boyeros puso a cargo de las pruebas la Unidad Municipal de Higiene y Epidemiología, (Calle 202 No. 23504, entre 235 y 239); Arroyo Naranjo responsabilizó al Laboratorio SUMA, ubicado en Calle Gran, entre Gómez y Aranguren; y en el municipio Cotorro se realizarán en la Unidad Municipal de Higiene y Epidemiología, situada en Calle 12, entre 5ta y 7ma. Paraíso.Cuba: ministro de Salud reconoce que puede haber más enfermos de la COVID-19Desde que el gobierno cubano reabrió las fronteras a gran escala el pasado 15 de noviembre, gracias a la mejoría epidemiológica experimentada entonces por el país, numerosas aerolíneas internacionales comenzaron a retomar sus habituales itinerarios a Cuba y a establecer nuevos, la mayoría de ellos con La Habana como destino.Esta reapertura, que ha posibilitado un mayor arribo de visitantes extranjeros al país y el retorno de nacionales en el exterior, ha venido acompañada de un progresivo aumento de las infecciones y la llegada a la Isla de la más contagiosa variante Ómicron del coronavirus, que ha puesto a Cuba en una nueva oleada de la pandemia.No obstante, debido a la alta cobertura de vacunación y los protocolos sanitarios establecidos, las autoridades antillanas no parecen plantearse de momento una restricción o cierre de las operaciones aéreas, las que, a su vez, propician que muchos cubanos puedan viajar al exterior, ya sea por motivos familiares o comerciales, en momentos en que la Isla atraviesa una severa crisis económica.

Leer más »

Seguridad del Estado desalojará a la periodista Yadiris Luis Fuentes

MADRID, España.- La Seguridad del Estado de Cuba obliga a la periodista independiente Yadiris Luis Fuentes a dejar su vivienda en los próximos días. 
Según informó la propia reportera a través de Facebook, el 5 de febrero de 2022 será desalojada del lugar donde está alquilada desde junio de 2021. 
Las autoridades del régimen dieron como fecha máxima ese día a su casero para desalojarla porque coincide con el tiempo que tiene pagado. 
“La Seguridad del Estado ha presionado a mi casero para que así sea, primero le dio un término de tres días, pero supuestamente estaré hasta el día que pagué”, precisó la colaboradora de ADN. 

“Muchos amigos me habían dicho que ya la Seguridad no desalojaba porque era conveniente tenerte localizado. Ahora mismo el totalitarismo se ceba con los puntos débiles de sus adversarios, se siente fuerte luego del horror que desató tras el 11J”, expresó Luis Fuentes.
En su publicación, la activista manifestó que agradecería cualquier información proporcionada por los usuarios sobre la búsqueda de alquiler, lo cual resulta difícil para quienes viven rentados en Cuba.
Según explicó, “solo existen ofertas a través de intermediarios, los precios están superando los 10 mil pesos y hasta llegan a 400 USD”. 
Como agravante a su situación, se suma la posibilidad de que el régimen continúe acosándola.
“La Seguridad me irá sacando de cada sitio al que llegue, al menos de cada renta”, consideró la periodista.
“La Seguridad del Estado solo sigue la lógica de la represión: descentrarte para que no seas efectivo en tu trabajo, corromper todo lo que te rodea, cerrarte las puertas, asfixiarte”, agregó.
Por su activismo, las fuerzas policiales la han interrogado en distintas ocasiones.
Entre el 13 y el 16 de noviembre, fecha coincidente con la Marcha Cívica por el Cambio en Cuba, se le prohibió salir de su vivienda.
En febrero del pasado año, las autoridades cubanas intentaron desalojar de su casa a la activista Anyell Valdés Cruz, quien había sido una de las acuarteladas del Movimiento San Isidro, en Damas 955.
En esa ocasión, la curadora de arte Anamely Ramos denunció: “ahora parece que en Cuba van a hacerse práctica cotidiana los desalojos. Y lo peor es que es una práctica mediada por la opción política de las personas a las que se decide desalojar. Personas que, además, están en esa situación precaria producto de la mala gestión gubernamental”.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.