HAVANA CLIMA

La Edad de Oro en el ideario martiano

La Edad de Oro no puede verse ajena al gran proyecto martiano de la segunda independencia de nuestra América, sino como un eslabón más: la preparación de los hombres y mujeres del porvenir

Leer más

Comparte:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Publicaciones

Artículos Relacionados

Para mirarlo todo al revés

Recostada en la cama y con las piernas hacia arriba, repaso con la mirada el cuadrado que forman las líneas rectas del techo de mi cuarto. Me sé de memoria todas sus esquinas; las polillas que las habitan ya tienen hasta nombre. Lucinda y Teresa llevan aquí viviendo un largo tiempo, pero yo no las quito porque me da lástima y porque tampoco voy a perder mi tiempo desalojando polillas, dónde se ha visto. Retomando: de cabeza repaso el cuadrado con la mirada, pero la mente, en contrapartida, anda en círculos, que es como anda en realidad la vida: en círculos, el que les diga que anda en línea recta no sabe de lo que habla. O el pobre es un “normal feliz” de esos que se las saben todas y que no lloran ni se arrepienten de nada (contiene ironía), como los nombró Retamar.Haciendo la Beth Harmon en su devaneo ajedrecístico, dibujo el primer garabato de esta crónica en el espacio interior del cuadrado del techo, donde miro y que es como una hoja de papel, pero mejor, —aunque, obviamente, después terminaría de escribir en mi laptop—, mientras la punta de la nariz, embarrada de aceite esencial, me huele a la lavanda que me acompaña a dondequiera que voy; como acompaña el inhalador de mentol al que se resfría, o el salbutamol a un asmático crónico.Lo mío es ponerme de cabeza. Una de las tantas válvulas de escape para una cuarentena que parece no tener fin; para el tiempo que llevo sin ver a mi familia; para lidiar con las ganas de prestarle por el tiempo que sea preciso mi abrazo a la amiga que no puede ni podrá nunca más abrazar a su padre. Desde niña lo hago, cuando quiero mirar el mundo desde la planta-estación intergaláctica de mis pies. Me voy a aquel sitio que algunos llaman “las musarañas”, otros “la luna de valencia”. “Se te va a ir la sangre para la cabeza muchacha” es una de las frases que más me martillaron los tímpanos en la infancia por esa manía que tengo de ponerme de cabeza. Es una pena que al revés escribir se pueda no. Luego tengo que irme corriendo para la computadora porque mi cachola-disco duro no tiene tanto espacio para almacenar la información que extraigo del techo. De hecho, para poner todas estas palabras en el papel digital tuve que sacudirme bastante; y ustedes leen ahora un modesto garabato, resultado de lo que pude transcribir y de lo que sobró del tiempo que estuve patas arriba. Las ideas, como verán, a veces no tienen mucho sentido cuando una está de pie y esta crónica no va a absolutamente parte ninguna, perdonen, quise decir “ninguna parte”.Pero, a pesar de esos efectos colaterales y de la decepción de tener que leer esto que escribo estando sentada, como las personas normales, cuando me pongo de cabeza es cuando veo las cosas de las que después valdrá la pena escribir. Por eso lo hago desde los seis u ocho años, la edad en realidad no importa (al final me la estoy inventando). Las primeras veces que lo hice usé a las nubes como superficie, pero si en el techo es difícil escribir, imagínense en esas pelusas de algodón gigantes que no se quedan quietas. Seguí practicando con el tiempo en superficies más lisas y menos tercas que aquellas masas de gas que después es lluvia y es nieve, hasta que una vez descubrí que, si miraba atenta al techo, podía ver cosas, como un argumento de mi tesis que parecía haberse soltado de alguna parte y llegado a mí en caída libre. Lo agarré corriendo no se me fuera a escapar, escurridizo que era, bien que me costó arrancarlo de la telaraña en la que se quedó suspenso por largo tiempo. Tratando de sacarlo por poco le deshago la casa a la pobre Lucinda, que sigue ahí, muy bien, gracias.De cabeza no solo escribo y rescato buenas ideas; a veces escucho también el tarareo de una canción de la que nunca me acuerdo después cuando me pongo de pie; veo la cara de mis padres, las carcajadas inmensas de mi madre que se reía y había que pararse en seco a escucharla; su risa expansiva, no obstante, solo tiene sonido en el mundo al revés que me regalo, y el techo, veo el techo, que casi nunca miro y que ahora es el piso a donde quieren alcanzar mis pies, y a su vez el lienzo donde puedo imprimir a todo color todos esos recuerdos.Vean bien, no solo la casa se ve patas arriba cuando me pongo a mirar el mundo de cabeza; al revés también anda el tiempo cuando los recuerdos me agarran por los tobillos y me secuestran. Entonces parezco andar sobre mis propios pasos, y así me voy a recorrer caminos, olores, sonidos conocidos que creía haber olvidado. Cuando la casa está al revés puedo hacer cosas como “tirar un pasillo” con mi abuelo en el portal de la casa de mis tíos en Santos Suárez. Sentir el olor de la yerba después de la lluvia subiendo un poco tibio, porque es agosto, hasta la azotea. Saborear una coladita de café de mami, y, si me pongo de suerte, sentir el sabor aterciopelado de su flan de caramelo, el más rico y punto. Cuando los cachivaches de la cachola me ayudan, me logro beber en pensamientos y “a cuncún” el caramelo derretido que siempre sobraba en el jarro cuando virábamos el flan y el pobre postre dejaba de estar de cabeza, como yo; para enderezarse y perderse rapidísimo entre las bocas golosas.Una vez vi así el primer baño de mar que me dio mi papá en la costa, había muchos erizos, pero yo no tenía miedo porque estaba en sus brazos. Vi la última sangría helada que me tomé en La Habana con mi amigo que se fue a Barcelona y yo no sabía si alegrarme o ponerme triste, porque para nosotros, los cubanos, muchas despedidas, aunque se hacen parecer casuales, son en verdad adioses. Volví también a una partida de yaquis en el piso recién baldeado de casa de mi abuela. Sentí el dolor de calcañales y el sabor de gloria después de ganarle en la suiza a “la Pucha”, la más fiera de mis amiguitas en ese menester de saltar la cuerda.He vuelto, patas arriba, más de una vez al día que supe que estaba enamorada y más embarcada que una cucaracha delante de una chancleta, porque a quién se le ocurre enamorarse de alguien que se va, sabiendo que se va también. Vi las señales de ese amor manifestándose en mi rostro mientras me negaba, por terca y por joven y por boba, la posibilidad de vivirlo, sobre todo porque en aquella época yo no creía que las despedidas, aunque parecieran adioses, podían ser casuales “hastaprontos”, si así lo queremos nosotros y la vida. Pero entonces yo no sabía que ese amor existía, porque me vi darme cuenta demasiado tarde y, para variar, estando de cabeza, en uno de esos paseos por el techo en los que rebobino el tiempo a mi voluntad, hago y deshago los acontecimientos, muevo fichas de lugar con los pulgares porque no seré buena ajedrecista, como la Harmon, pero te remiendo lo que dicen que pasó con lo que quiero que haya pasado como nadie, y es así, queridos míos, que me regalo recuentos y recuerdos que de cuerdos no tienen nada, excepto el engranaje y el tic tac del tiempo que les va pasando por encima y desmenuzándoles los contornos. Como en aquel en que me vi revolverle, en sentido antihorario, —con una cosa que para mí no pasaba de un absorbente metálico—, el mate a un gaúcho precioso de ojos color almíbar, frente a la Bahía de Guanabara. Yo en esos paseos he visto incluso güijes y cucumís, que, créanme, no se despiertan apenas los domingos, ustedes háganme caso y si no quieren hacerme caso, ok, pónganse de cabeza y véanlo por ustedes mismos.PublicidadDe eso va ponerse al revés, de ayudar a enderezar los ejes y los ojos, aquellos que no tienen retinas y que, si entornamos correctamente, nos permiten ver las cosas importantes que, por algún motivo, hemos dejado de mirar. Como la carcajada de mi madre, el amor que siempre estuvo ahí, macizo como una piedra, para quien quería verlo, el abrazo que le dará, —porque me da la gana y porque estoy patas arriba—, mi amiga a su viejo padre. Ahora que lo pienso bien, cuando a uno le dicen “Muchacha, se te va a ir la sangre para la cabeza” debe ser a eso a lo que se refieren: a que la bomba-corazón se sacude y de ella se desliza, hasta la extremidad superior, todo, absolutamente todo lo que de verdad importa.  

Leer más »

Altas temperaturas en los océanos marca récord

Una investigación científica publicada en la revista estadounidense Advances in Atmospheric Sciences reconoce que el calor acumulado en los océanos del planeta marcó nuevo récord por sexto año consecutivo.
El artículo hace referencia al académico distinguido del Centro de Investigación Atmosférica de Estados Unidos Kevin Trenberth, al señalar que los 2 000 metros superiores en los cinco océanos del mundo absorbieron 14 zettajulios más que en 2020, lo cual equivale a 145 veces la generación internacional de electricidad ese año precedente.
«Además de atraer calor, actualmente, los mares toman del 20 al 30 % de las emisiones humanas de dióxido de carbono, lo que lleva a su acidificación», explicó el autor principal y docente asociado del Centro Internacional para el Clima y las Ciencias Ambientales, Lijing Cheng, citado por Prensa Latina.
El experto afirmó que los océanos más cálidos sobrecargan asimismo los sistemas meteorológicos, crean tormentas y huracanes más poderosos, así como aumentan las precipitaciones y el riesgo de inundaciones. «Hasta que alcancemos cero emisiones netas, ese calentamiento continuará y continuaremos rompiendo récords de contenido de calor oceánico», afirmó Michael Mann, profesor distinguido de Ciencias Atmosféricas de la Universidad Estatal de Pensilvania.
La investigación valoró, por otra parte, el papel de diversas variaciones naturales, como las fases de calentamiento y enfriamiento conocidas como El Niño y La Niña, que afectan en gran medida las temperaturas regionales.

Leer más »

Llega a Cuba una carga de leche en polvo donada por organizaciones estadounidenses

Cuba recibió este sábado siete toneladas de leche en polvo donadas por las ONG de Estados Unidos Puentes de Amor, Code Pink y The People’s Forum, una carga “simbólica” que ayudará a aliviar un poco la escasez de ese producto, según miembros estas organizaciones.El activista cubanoamericano y promotor de Puentes de Amor, Carlos Lazo, declaró a la prensa en el aeropuerto internacional José Martí de La Habana que la donación “le hace un hueco al bloqueo (embargo) de Estados Unidos contra Cuba”.Estadounidenses y cubanoamericanos cargan avión con leche en polvo, en Miami, para hospitales infantiles en Cuba.El pueblo cubano tiene derecho a la vida! ¡Construimos #PuentesDeAmor con @codepink @medeabenjamin @PeoplesForumNYC ! #UnblockCuba #CubaVive @manolo_realengo @POTUS pic.twitter.com/qWYjtkamV8— Puentes de amor (@Puentesdeamor1) January 15, 2022El profesor Lazo reclamó el fin de las sanciones económicas de Washington contra La Habana vigentes desde hace más de 60 años y las describió como “un crimen” en medio de la pandemia de la COVID-19. Refirió que se trata de una donación del pueblo estadounidense y de cubanoamericanos «cansados de las sanciones contra el pueblo cubano en medio de la pandemia por el coronavirus».La ayuda fue recibida por miembros del Centro Martin Luther King de La Habana, una institución religiosa evangélica. En la pista del aeropuerto también estaban otros activistas, como Medea Benjamin, de Code Pink.Estados Unidos inició una política de sanciones tras el triunfo de la revolución cubana a fin de presionar por un cambio de modelo político en la isla. En 2014, bajo la presidencia de Barack Obama, se produjo un acercamiento y se reabrieron embajadas, pero el mandatario no logró que el Congreso levantara las leyes de bloqueo que son la base de las sanciones. Está política fue desmantelada por la administración de Donald Trump.Las tres organizaciones con sede en Estados Unidos suelen expresar su oposición a las sanciones, que fueron incrementadas radicalmente durante la administración de Trump y no han sido modificadas por su sucesor Joe Biden, pese a sus promesas de campaña.Rusia dona a Cuba más de 20 toneladas de ayuda humanitaria en el cierre del 2021PublicidadEn noviembre pasado, mandaron un cargamento de 8165 kg de atún enlatado, pastas, distribuidas gratuitamente a la población de las provincias orientales, según el Gobierno cubano. En julio, otras organizaciones no gubernamentales del país norteño enviaron millones de jeringas -las donaciones de aquella campaña llegaron a los 500 000 dólares- para apoyar la vacunación contra la COVID-19 en Cuba.Cuba recibió el año pasado un total de 135 donativos provenientes de 40 países, en su mayoría insumos y equipos médicos para inmunización y lucha contra la pandemia, según datos oficiales. Este sábado Rusia envió 24 toneladas de material médico, trajes de protección médicos multiusos y jeringuillas de inyección, informó el diario oficial Granma.Efe/OnCuba.

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.