HAVANA CLIMA

¿Cómo se llama la obra?

Meme de La Ciberclaria.

Sube el telón. Un dramaturgo crea un grupo en Facebook y allí comienza a articular un «movimiento». ¿El fin? Convocar una marcha «lícita y pacífica» para protestar por cosas muy nobles y entrañables, como la libertad, la justicia, la prosperidad… Gana muchos adeptos en las redes sociales. La gente empieza a compartir sus publicaciones, comienza a tener muchos likes, se habla de él. Ya líder del «movimiento», hace su «jugada maestra»: pedir autorización a los decisores para que permitan la marcha. Quizá pedir no es el mejor término; más bien exigir. Es una situación de ganar-ganar, da igual si el gobierno la permite o no. No hay derrota posible.

Baja el telón. Vuelve a subir.

Los intendentes de cada municipio donde se demandó...

Leer más

Comparte:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Publicaciones

Artículos Relacionados

¡Sobró cerveza! Así festejó Alejandro Cuervo su cumpleaños

El popular actor cubano Alejandro Cuervo festejó este 20 de enero su cumpleaños 36 reunido con familiares y amigos en el Hotel Nacional de la capital cubana. Según las imágenes mostradas por el propio artista, al menos la cerveza fría no faltó, tampoco la piscina. “Gracias por todos por las felicitaciones, a mis amigos que me acompañan y a los que no pudieron también”, escribió el joven actor en su Instagram, acompañado de un video donde muestra a sus familiares y amigos cantándole el “Feliz Cumpleaños”. El clip ya contaba con más de 10 mil reproducciones.
Esta semana el actor destacaba que junto a la actriz Blanca Rosa Blanco, se había convertido en uno de los actores más populares de la isla en las redes sociales y compartía una competición de la web “Cubactores”.
“Para potenciar la interacción con nuestros seguidores, para medir el impacto en las redes de todos los artistas y para festejar por todo lo alto su Segundo Aniversario; lanzaron la segunda edición del PREMIO CUBAACTORES”, explicaron.
Añadió que era importante aclarar, que estos premios “no pretenden premiar la calidad de los actores sino su impacto en las redes, para lo que han invertido energías y tiempo”.
“La selección de los nominados se basa sobre los likes y comentarios recibidos en nuestra página durante el año y los ganadores se darán a conocer el sábado 22 de enero a las 4:00 Pm en una gala live bajo la conducción de @gisellegonzalezactriz y @rod_faxas, sobre la base del voto de todos ustedes”, argumentaba.
En 2020, Cuervo revelaba en redes que se había comprado un automóvil en la isla, luego de ahorrar por mucho tiempo. “Más de 15 años de trabajo, sacrificio, ahorro, noches sin tener donde dormir, de pedir ropa para una entrevista, de no tener zapatos elegantes para trabajar como presentador, hasta etcétera”, decía.

Leer más »

60 años no es nada (I)

En el libro Fidel, a Critical Portrait, de Tad Szulc —la mejor biografía que he leído sobre él—, fue donde leí por primera vez que no fuimos nosotros, sino los soviéticos, quienes propusieron instalar los cohetes en 1962. Esa visión sobre la Crisis de Octubre se basaba en horas de entrevista con el único protagonista vivo del conflicto.El periodismo de investigación que Tad encarnaba tiene hoy menos seguidores criollos, en contraste con quienes quieren ser Oriana Fallaci o Tom Wolfe cuando sean grandes. Él lograría grabar largas conversaciones con actores de la Revolución, de ambos lados, algunos casi olvidados, como Universo Sánchez, y otros tan perennes como Ramiro Valdés. En la casa que tenía alquilada en Marina Hemingway, adonde me invitó una vez, me contó que el propio Fidel les había instruido contestar todas sus preguntas. Ninguno le reveló, naturalmente, cuál había sido el acuerdo sellado con la URSS.Leí el libro en 1987, después que la revista América Latina, de la Academia de Ciencias de la URSS, dedicara un número al aniversario 25 de la Crisis del Caribe —como le decían ellos—, con un texto de Sergó Mikoyan, y otro mío. En el capítulo 5, me enteré de cuántos errores tenía mi textículo soviético, basado en fuentes públicas. Me consolaba pensando que autores considerados la verdad revelada sobre la Crisis, como Graham Allison, Robert Divine, David Larson, Elie Abel, habían cometido más errores que yo. Aquella nueva visión era consistente con todos los documentos desclasificados y obras de investigación posteriores, especialmente publicadas a partir de la Conferencia Tripartita de Moscú en enero de 1989.Como «el tuerto es rey,» mi contrahecho artículo me convirtió en especialista sobre un tema del que prácticamente ningún investigador, periodista, académico cubano se ocupaba. Recuerdo que un dirigente del Partido me había dado un consejo sano: «No te metas en ese tema, Rafa, que al Jefe no le gusta hablar de eso.» Cuál sería mi sorpresa cuando, casi por carambola, terminé integrando la delegación al encuentro internacional de veteranos y expertos sobre la Crisis, donde la tercera pata del conflicto, o sea Cuba, había sido invitada por vez primera.Voy a dejar para luego la intrahistoria de aquellos intercambios pioneros que condujeron a la Conferencia de La Habana sobre la Crisis de Octubre, en su trigésimo aniversario, con la presencia del propio Fidel. Me limito aquí a comentar algunas de las cosas que aprendimos, desde que la inmersión en el océano de documentos desclasificados nos reveló la subpolítica profunda, sus abismos y criaturas fosforescentes, tan distintas a como se imaginan desde la superficie. En otras palabras, que casi nada de lo que creíamos antes había sido realmente así. A pesar de los libros publicados luego por investigadores cubanos, como los tenientes coroneles (r) Tomás Diez y Rubén Jiménez, todavía algunos comentaristas del patio aluden a aquel momento como «cuando Cuba quedó atrapada en el choque entre dos elefantes durante la Guerra fría.» Esa peculiar visión sobre un capítulo de nuestras relaciones con el Norte solo merece ser comentada porque se repite ad nauseam, de manera directa o implícita, cada vez que se atribuyen nuestras broncas a esa «mala idea» de «escoger a los rusos como aliados.»En mis clases de historia con estudiantes de allá y de aquí, acostumbro a ilustrar la decisión cubana sobre la instalación de los cohetes mediante una parábola. «Un Chiquito comparte una misma cuadra con un Grande. Cada vez que puede, el Grande le boconea, lo agita, lo aturde con una moto grande de esas, para asustarlo y hacer que baje la cabeza. Un día, el Chiquito se convence de que le va a pasar por arriba con la moto, y se pone a buscar quien le venda un bate.  Pero los que tienen bates no quieren vendérselo. Finalmente, encuentra a un Grande que vive a diez cuadras, con bates de todos los tamaños. Este, que no se lleva bien con el vecino del Chiquito, le propone, en vez de un bate, una ametralladora. El Chiquito razona que él no necesita una ametralladora, porque su interés no consiste en fusilar al vecino, sino nada más apaciguarlo. También saca cuentas de que si le dice que no al Grande, quien se ha ofrecido a apoyarlo en su bronca con el peligroso vecino, se puede seguir quedando cada vez más solo de lo que ya está en ese barrio. En la lógica elemental de un quid pro quo, o como diría el filósofo Adalberto Álvarez, de «pedir pa ti lo mismo que tú pa mí,» decide asumir. A fin de cuentas, una ametralladora también va a apaciguar al guapo del vecindario, aunque este tenga un arsenal. Así que acepta.»La historia de mis fotos: crisis de los misilesPublicidadAlgunos se figuran el campo de la política como una gran tienda donde uno escoge los zapatos que le gustan. Ni en la economía, ni en la seguridad, ni en la salud pública, ni en la meteorología el free choice funciona como premisa real. Sin embargo, se juzga la política como el territorio donde el libre albedrío y las personalidades prevalecen. Razón de Estado es sinónimo de visión malévola y caprichosa. Discursos y lemas se confunden con espejos de la política profunda. Y el poder y su ejercicio terminan siendo una especie de patología, cuya esencia se manifiesta en ignorancia, arbitrariedad, ceguera ideológica, o simple torpeza de unos funcionarios ahí. De manera que la política es mala por naturaleza, según ya afirmaba mi abuela, quien al menos nunca se presentó como analista política. A diferencia de otros acontecimientos del pasado, este gran evento de la Guerra fría tiene la ventaja de que prácticamente todo lo necesario para juzgarla ha sido sacado a la luz por las tres partes. Así que no solo están los testimonios de participantes, sino los documentos secretos, algunos muy reveladores. Yo les decía a mis amigos académicos gringos, argonautas en aquella travesía, que los 15 mil papeles desclasificados de que se ufanaba el National Security Archives valían lo mismo que el puñado de cartas entre Jrushov y Fidel que la delegación cubana a la reunión tripartita de Moscú había puesto sobre la mesa en 1990. No hace mucho, un profesor cubano, de los primeros que estudió filología rusa, advertía confusiones en las traducciones de aquellos candentes mensajes. El embajador ruso en La Habana, oficial de la KGB que les traducía a los dos líderes, había puesto ataque donde Fidel había dicho invasión. De manera que la frase «si ellos llegan a… invadir a Cuba, ese sería el momento de eliminar para siempre semejante peligro, en acto de la más legítima defensa,» fue leída en Moscú como «si ellos llegan a atacar…a Cuba, etc.» Jrushov entendió que Fidel le recomendaba lanzar un ataque nuclear contra EEUU en caso de que este bombardeara las bases de cohetes. «No ignoraba cuando las escribí que las palabras contenidas en mi carta podían ser mal interpretadas por usted y así ha ocurrido, tal vez porque no las leyó detenidamente; tal vez por la traducción, tal vez porque quise decir mucho en demasiadas pocas líneas,» le respondió el Comandante.De todas maneras, la «carta del Armagedón,» como ha sido calificada noveleramente por algunos autores, llegó a Moscú después de que Jruschov ya le había propuesto a JFK un acuerdo por separado, que soslayaba a Cuba. Así que su decisión no obedeció a que la tal carta le diera la impresión de emocional o impulsiva. Tampoco porque Nikita fuera un cobarde o un inconsecuente, como algunos autores cubanos le han calificado. Sino porque en una bronca entre dos Grandes, los Chiquitos no se sientan a la mesa de negociación. La historia hasta hoy mostraría, sin embargo, que esta visión de realpolitik o paternalista entraña un error estratégico garrafal, pues sin la cooperación de los Chiquitos no se alcanza la paz en la mayor parte de los conflictos.En todo caso, lo que Fidel le estaba diciendo al Premier soviético era que si ellos invadían la isla, la escalada iba a ser imparable. Treinta años después, en La Habana, los altos mandos militares rusos a cargo de los misiles revelaron que aquí había 43 mil tropas de la URSS. Y que si bien los cohetes nucleares «estratégicos» de alcance medio e intermedio no podían usarse sin decisión de Moscú, en las costas estaban desplegados unos misiles nucleares «tácticos,» cuyo uso discrecional les tocaba decidir a los generales soviéticos en el teatro de operaciones.Así que una invasión hubiera enfrentado en combate directo, por primera vez, a las fuerzas de las dos superpotencias, no solo con armas convencionales, sino nucleares. Una invasión habría sido repelida con esos cohetes tácticos, sin contar con Moscú, lo que habría desencadenado la temida Tercera guerra mundial.Recuerdo la cara que puso el ex-Secretario de Defensa de JFK, cuando se enteró de aquel «detalle inesperado:» misiles nucleares que ellos nunca habían fotografiado, así como montón de ojivas que habían logrado llegar a la isla antes de que se sellara el bloqueo aeronaval. Al final de la historia, aquella carta no se equivocaba respecto al enorme peligro de que los EEUU lanzaran el primer golpe, incluso sin que sus más altos dirigentes se lo hubieran propuesto con anticipación. La moraleja extraída por McNamara tomó entonces la forma de un melancólico comentario:  «there’s nothing like crisis management» —»no existe algo como el manejo de crisis.»Como se sabe, el pacto JFK-Jruschov que selló la mayor confrontación de la Guerra fría no se concretó en un tratado, ni siquiera en un papel firmado, y dejó numerosos cabos sueltos e incongruencias. Aunque Cuba no participó en la negociación, se acordó que debía dejar inspeccionar su territorio por los EEUU y la ONU. En su defecto, que EEUU verificaría el desmantelamiento de las bases de cohetes mediante vuelos rasantes sobre el territorio nacional. Que los soviéticos retiraran «las armas ofensivas,» no «los cohetes de alcance medio e intermedio.» Así que las lanchas lanzamisiles Komar, los MiG 21, y todo otro medio convencional que pudiera alcanzar el territorio de EEUU caía dentro de lo que EEUU podía seguir reclamando.El compromiso de EEUU se limitaba a no invadir con sus tropas. Nada sobre las acciones paramilitares desde territorio norteamericano, el apoyo a los grupos armados en todas las provincias, el terrorismo y otras acciones subversivas, las provocaciones desde la base naval de Guantánamo, el embargo multilateral total.Cuba se identificó con el espíritu de evitar la conflagración que había presidido el acuerdo, pero no con la forma en que se negoció, sin su presencia. No solo por principios de soberanía y equidad, sino por haber sido parte inalienable de la decisión de colocar los cohetes, además de teatro de operaciones. Es decir, por estar en la primera línea de combate, corriendo el mayor peligro, y poniendo el pellejo por delante. A pesar de todo, sin embargo, cooperó con la salida de los cohetes y las tropas soviéticas; y se quedó a solas con el enemigo, que no había renunciado en ningún momento a acabar con la Revolución.  En los 36 meses siguientes, los caballeros que habían alcanzado el acuerdo verbal, JFK y Nikita, salieron por la fuerza de esta historia. Aunque el statu quo acordado se ha respetado en la práctica, sin embargo, como parte de los ires y venires de la política en EEUU, ha sido puesto entre signos de interrogación en varias ocasiones.Nada en el acuerdo se refería, por cierto, a las tropas soviéticas desligadas de las bases de misiles; de manera que más de 2000 permanecieron, en una unidad cerca de La Habana, para «hacer ejercicios conjuntos,» como parte de la colaboración militar convencional. Aunque en los canales de la política profunda quedó perfectamente claro que, en un escenario de conflicto, la isla no iba a contar con la sombrilla soviética, el gobierno cubano insistió en mantener este grupo de militares soviéticos, como muestra del respaldo de la URSS a Cuba.Toda esta historia tiene mucho más de lo que se cree para entender el presente. 

Leer más »

Cubanos residentes podrán entrar al país con pasaporte vencido

MADRID, España.- Se mantiene vigente el permiso de entrada a Cuba para los cubanos residentes que tengan el pasaporte vencido o sin prorrogar, informó Ernesto Soberón Guzmán, director general de asuntos consulares y atención a cubanos residentes en el exterior del MINREX, durante la trasmisión del programa oficialista Mesa Redonda correspondiente a este 20 de enero.
Además se extenderá a más de 24 meses el tiempo de estancia en el exterior de los ciudadanos cubanos, sin perder la residencia, si este periodo se completó en fecha posterior al 19 de marzo de 2020, día en que Cuba cerró los aeropuertos como medida sanitaria debido a la COVID-19, indicó el titular. 
Además de las actualizaciones realizadas a la política migratoria cubana, los representantes de los ministerios de Relaciones Exteriores (MINREX) y del Interior (MININT), durante el espacio televisivo se refirieron a temas relacionados con el flujo irregular de migrantes, las salidas ilegales del país, y la atención consular en la etapa de pandemia.
Soberón Guzmán consideró que desde el 2013 las actualizaciones migratorias han buscado facilitar los viajes de los cubanos.
“Entre 2020 y 2021 se organizaron alrededor de 90 vuelos chárter para retornar a Cuba a miles de ciudadanos que se encontraban varados en el exterior debido a la pandemia”, manifestó.
En su intervención, el diplomático no perdió oportunidad para culpar al gobierno de Estados Unidos de intentar obstaculizar los viajes entre ambos países.
Por su parte, el jefe de la Dirección de Identificación, Inmigración y Extranjería del MININT, Mario Méndez Mayedo, explicó que durante el 2019 hubo un crecimiento migratorio de cubanos residentes en el país. 
En el 2019 viajaron al exterior 650 040 connacionales. Para 2020 ese número se redujo a 271 061 salidas al extranjero, al igual que en el 2021, con 243 590, señaló.
“Estas personas viajan con diferentes objetivos”, dijo, sin referirse a motivos como la búsqueda de alternativas para mejorar la precaria situación económica que padecen en Cuba. 
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Leer más »

Cubanos podrán seguir entrando a la Isla con el pasaporte vencido y debatir desde el exterior el Código de las Familias

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba (MINREX) confirmó que se mantienen vigentes un grupo de medidas para los nacionales en el exterior adoptadas desde 2020 por causa de la pandemia de la COVID-19.Ernesto Soberón Guzmán, director general de asuntos consulares y atención a cubanos residentes en el exterior de la cancillería de la Isla, informó este jueves que sigue en vigor la decisión de permitir la entrada al país de los cubanos residentes permanentes que tienen sus pasaportes vencidos y sin prorrogar, quienes pueden actualizarlos una vez en Cuba.Además, también se mantiene «hasta nuevo aviso» la extensión más allá de los 24 meses previstos oficialmente por la ley el tiempo de estancia en el exterior de los ciudadanos cubanos, sin que ello entrañe la pérdida de su residencia en la Isla, de acuerdo con lo precisado por Soberón en el programa televisivo Mesa Redonda. Estas medidas, de alcance temporal, se han mantenido aun cuando Cuba dio luz verde a la reanudación a gran escala de las operaciones aéreas internacionales desde el pasado noviembre. Además, se autorizó, hasta nuevo aviso, que los ciudadanos residentes en el territorio nacional puedan viajar a Cuba, por una sola vez, con el pasaporte vencido y, una vez en nuestro país, puedan renovarlo si desean viajar nuevamente al exterior.— Nación y Emigración (@NacionyEmig) January 21, 2022El 19 de marzo de 2020, el MINREX anunció que «los ciudadanos cubanos próximos a cumplir los 24 meses» en el extranjero, no necesitarían solicitar prórrogas en los consulados de la Isla para conservar su «condición de residentes permanentes en el territorio nacional». Entonces, la cancillería aseguró que la medida les permitiría a quienes estuvieran en este caso «permanecer fuera de Cuba hasta nuevo aviso».Sin embargo, en octubre de ese mismo año se anunció que los cubanos residentes en la Isla, que con posterioridad al 19 de marzo no habían podido podido regresar al país antes del vencimiento de los 24 meses podrían permanecer en el exterior hasta el 12 de octubre de 2021 sin perder su residencia permanente.Además, los consulados cubanos restablecieron el arancel por cada mes de prórroga en el exterior, luego del anuncio por La Habana de un nuevo plan de enfrentamiento a la COVID-19 y la entrada entonces de la mayor parte del país en la llamada «nueva normalidad» debido al mejoramiento de la situación sanitaria que en ese momento vivía la Isla. La disposición, no obstante, fue rectificada rápidamente, tras las críticas y el malestar generado en gran parte de la comunidad cubana en el exterior. Apenas cuatro días después del restablecimiento del cobro, el MINREX anunció que se extendía «la posibilidad de que nuestros nacionales retornen al país sin tener que realizar trámite consular para prorrogar su estancia en el exterior, mientras esta situación persista».Entonces, Soberón explicó que el cobro de la prórroga por la estancia de los cubanos en el exterior más allá de los 24 meses establecidos por la ley se mantendría suspendido hasta que «se logre la normalidad en términos de vuelos regulares», pero luego se ha seguido extendiendo su plazo sin que hasta el momento se haya informado sobre alguna fecha para su finalización.En septiembre de 2021, una nota de la propia cancillería daba cuenta de que se mantenía la vigencia de estas disposiciones, con el objetivo de «proteger de posible contagio a nuestros connacionales que solicitan servicios y de incrementar la calidad de la atención consular».Debate del Código de las Familias en el exteriorEl propio Soberón informó este viernes que los cubanos residentes en el exterior podrán participar en los debates del proyecto del Código de las Familias, como parte de la consulta popular sobre el tema prevista a realizarse entre los meses de febrero y abril del presente año.En una transmisión en vivo desde la página de Facebook de la cancillería, el diplomático aseguró que, «tal como se hizo en el debate de la nueva Constitución, los connacionales que residan fuera del país podrán participar de la consulta popular mediante una interfaz habilitada en la página web de Naciones y Emigración», según refiere un reporte de la Agencia Cubana de Noticias (ACN).En ese sitio web, cuya dirección es www.nacionesyemigración.cu, se podrá acceder al texto del proyecto de la legislación, y se dispondrá de «una interfaz donde todos los cubanos, donde quiera que se encuentren, podrán acceder y trasladar sus criterios y opiniones en relación con el Código cuantas veces así lo estimen», dijo el director general de asuntos consulares y atención a cubanos residentes en el exterior del MINREX.Los nacionales cubanos🇨🇺 residentes en el exterior podrán participar en el debate del Código de las Familias mediante el envío de opiniones al sitio web Nación y Emigración.👉https://t.co/PAHVF3g7sQ pic.twitter.com/e7nUsDSLoD— Cancillería de Cuba (@CubaMINREX) January 21, 2022De acuerdo con Soberón, citado por la ACN, una de las aspiraciones de esta iniciativa es que «los cubanos desde el exterior puedan aportar criterios importantes a la conformación final de la legislación, a partir de su experiencia en sociedades diferentes» y puedan así «hacer una contribución importante» a la sociedad cubana.Este, dijo, «será un paso más en función de fortalecer los vínculos con los nacionales que viven fuera del país, a partir de los beneficios de las nuevas tecnologías».El funcionario señaló que en durante los debates de la nueva Constitución, «el 40 % de las opiniones que fueron trasladas (por cubanos residentes fuera de la Isla), a través de la propia página, quedaron incluidas en el texto final de la Carta Magna».Además, opinó que el nuevo Código de las Familias «es inclusivo, pretende cubrir y adaptarse a la realidad de la familia cubana actual y contempla la transnacionalidad de ellas».

Leer más »

Cuba podría generar 1 100 megawatts de electricidad, a partir del viento

Promover un mayor empleo y diversificación de las fuentes renovables de energía (FRE) para que la generación de electricidad en Cuba dependa cada vez menos del uso de combustibles fósiles y alcance así niveles superiores de independencia y seguridad en tan vital sector, forma parte del Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta 2030.
En el caso particular de la energía eólica (aquella que, producida por el movimiento de las aspas de un aerogenerador, impulsadas por el viento, se convierte en energía eléctrica), desde mediados de la primera década de la presente centuria, el país inició en mayor escala los estudios dirigidos a conocer el potencial existente en el  archipiélago  cubano.
Considerada, junto a la fotovoltaica, entre las dos FRE de mayor crecimiento en el mundo, la energía eólica no emite sustancias tóxicas al medio ambiente, ni contamina el agua, además de tener uno de los indicadores más bajos de consumo de ese importante recurso. Es inagotable y su utilización eficiente contribuye al desarrollo sostenible.
ATLAS A MUCHAS MANOS                  
El profesor  Alfredo Roque Rodríguez, investigador del Centro de Física de la Atmósfera del Instituto de Meteorología (Insmet), y uno de los especialistas con más experiencia de trabajo en el tema, dijo a Granma que en 2005 se creó el grupo temporal para el impulso de la energía eólica (Gtiee), conformado por alrededor de 20 instituciones pertenecientes a ocho ministerios.
Bajo la conducción de un equipo de científicos del propio Instituto de Meteorología, con la activa participación de profesores del Centro de Estudios de Tecnologías Energéticas Renovables (Ceter), de la hoy Universidad Tecnológica de La Habana José Antonio Echeverría, y otras entidades, el primer aporte significativo del Gtiee llegó un año después, al concluirse el primer mapa eólico de Cuba.
Precisó Roque Rodríguez que, mediante la implementación de dos proyectos internacionales, en la obtención de ese resultado fueron aplicados modelos físico-matemáticos de elevada eficacia y confiabilidad, desarrollados por el Laboratorio de Energía Renovable de Riso, Dinamarca, y la institución Environment Canadá.
«Conseguimos digitalizar toda la data de viento proveniente de las 68 estaciones meteorológicas existentes en el país, labor en la cual recibimos el apoyo de los joven Club de Computación de las cabeceras provinciales.
«Así creamos una base de datos que contiene los registros, en diferentes horarios, de la fuerza y dirección del viento, medidos a diez metros de altura. En 43 de las estaciones  involucradas en el estudio, las mediciones recopiladas de esa variable estaban en el orden de los 30 a 35 años», dijo el profesor Roque Rodríguez.
La investigación confirmó la existencia de 21 zonas con condiciones favorables para instalar parques eólicos y propició que, por primera vez en Cuba, se lograra  hacer una estimación del potencial existente, cuyo rango, a una altitud promedio de 50 metros, oscilaba entre 4 000  y 15 000 megawatts (MW), incluyendo zonas costeras, espacios interiores, regiones montañosas y los pequeños cayos alrededor de la isla mayor, puntualizó el profesor Alfredo Roque.
Toda la información acopiada  contribuyó al conocimiento básico para la posterior confección del Atlas Eólico de Cuba, que a cargo de especialistas del Centro de Física de la Atmósfera del Insmet, formó parte de un proyecto internacional financiado por la Agencia de Cooperación para el Desarrollo Internacional, de Canadá.
En esta ocasión, recalcó el experto, las mediciones de la velocidad del viento se hicieron a alturas de diez, 30, 50 y cien metros, lo que requirió instalar alrededor de cien torres de Referencia Meteorológica y de Prospección Eólica, logrando caracterizar la capa superficial atmosférica en función de alcanzar el aprovechamiento máximo de la energía del viento.
Los resultados fortalecieron el conocimiento de las zonas del país con suficiente recurso eólico para generar electricidad a gran escala.
Devenido en herramienta científica imprescindible a la hora de seleccionar los sitios de emplazamiento de futuros parques eólicos, el Atlas evidenció que, por su posición geográfica y características del relieve, la región norte centro oriental de Cuba posee las condiciones más favorables para el desarrollo de esa fuente energética renovable, al presentar pocos obstáculos ambientales que entorpezcan el aprovechamiento de la intensidad de las brisas, manifestó el investigador Alfredo Roque.
Según el también Secretario del Consejo Científico del Insmet, el potencial técnicamente instalable de generación de electricidad en nuestro país, a partir del viento, es de unos 1 100 MW.
INVESTIGACIONES RECIENTES 
Científicos y técnicos del Centro de Física de la Atmósfera del Insmet trabajan actualmente en el diseño de pronósticos para calcular de manera aproximada el aporte energético de un parque eólico, a partir de predecir en diferentes plazos el comportamiento de la fuerza del viento en el lugar donde radica la instalación.
El profesor Alfredo Roque especificó que las subidas y caídas abruptas en la velocidad del viento pueden afectar el desempeño del sistema eléctrico y aumentar los costos de generación, de ahí la importancia de vaticinar con antelación las probables fluctuaciones de esa variable meteorológica.
Resaltó que, mediante el empleo de metodologías novedosas basadas en la modelación numérica del tiempo y técnicas de inteligencia artificial, se viene aplicando, de manera experimental, en los parques eólicos Los Canarreos y Gibara 1, situados en la Isla de la Juventud y Holguín, respectivamente, un modelo de pronóstico del comportamiento de la potencia eólica, con altos niveles de satisfacción por parte del Despacho Nacional de Carga de la Unión eléctrica.
También, aseveró, estamos actualizando los estudios acerca de las descargas eléctricas asociadas a ese tipo de tormentas, uno de los fenómenos naturales que más daño puede ocasionar a los aerogeneradores, así como el análisis del viento máximo en regiones de emplazamientos eólicos, en particular el causado por los huracanes.
Lo planteado posibilita seleccionar la clase de aerogenerador más adecuado para cada región de nuestro país, en dependencia de la frecuencia histórica de ocurrencia e intensidad promedio de esos peligrosos eventos.
«En todos los escenarios futuros evaluados, las proyecciones climáticas sugieren que, a lo largo del siglo xxi, la velocidad del viento en superficie continuará aumentando en mayor o menor medida en gran parte del territorio nacional, de modo particular hacia la costa norte».
Tal incremento avala la prioridad concedida a la ejecución del programa eólico cubano hasta 2030, fecha para la cual deben haberse construido 13 de esos parques, enfatizó el profesor Alfredo Roque.

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.