HAVANA CLIMA

Una tarde en Estocolmo

En 2001, en la película Hacerse el sueco, el director cubano Daniel Díaz Torres describió con fino trazo la pretendida incapacidad para la mesura que pareciera distinguirnos como pueblo.

El contexto de la historia era simple. Para ganarse unos dólares, una familia alojaba a un turista sueco de visita en La Habana. Pero existía el inconveniente de que la vivienda se ubicaba en un solar de no muy cristiana condición. Por eso, el padre de familia, un Enrique Molina encarnado en su rol fetiche del “combatiente-intransigente-vanguardia nacional”, llamaba “a capítulo” a los personajes de la casa de vecindad. “Mientras el compañero turista esté aquí, no quiero ni una musiquita, ni una bronca, o verán lo que va a pasar”, los amenazaba. Por obra y gracia de su capacidad de persuasión, al día siguiente el solar amanecía convertido en un modelo de convivencia que hubiera hecho sombra incluso a aquel otro también paradisíaco de la telenovela “Si me pudieras querer”.

Los barrios populares de Camagüey, que recorrí la tarde de este lunes en procura de las anunciadas manifestaciones del 15N, semejaban una versión a escala real del vecindario imaginado por Díaz Torres y Eduardo del Llano.

A las tres y media de la tarde en el Parque de San Ramón no se escuchaba una voz más alta que la otra. Y en las aceras, apenas un puñado de vendedores se mantenía junto a sus tradicionales bancos de madera cargados de productos. En los pocos corrillos a los que pude acercarme se hablaba de intrascendencias como la novela turca de moda; un adolescente al que vi filmando con su celular y con el que busqué entablar conversación, me respondió echando mano a lugares comunes. “Este es un video para un socio que vive afuera y me preguntó cómo estaba la cosa”, dijo a desgana.

El parque de San Ramón y la calle del mismo nombre, el lunes a las 3:32 de la tarde. El 11 de julio de aquí partieron las manifestaciones más numerosas de toda la ciudad. Salvo porque el movimiento de personas y vehículos era menos nutrido de lo habitual, y la mayoría de los vendedores informales no tenían sus productos en exposición, allí parecía transcurrir un lunes cualquiera. Foto del autor.

A Miguel Ángel, quien desde hace tiempo recorre el barrio al timón de su bicitaxi, le escuché la probable explicación de tanta tranquilidad: “la gente sabe que puede jugar con la cadena, pero no con el mono”, acotó con un gesto enfático. “¿Los amenazaron para que no salieran hoy?”, contrapuse. “Hay cosas que no se preguntan”, respondió antes de seguir su camino. 

El 11 de julio del Parque de San Ramón partió la más numerosa de las manifestaciones ocurridas en Camagüey. En un punto, casi dos cuadras de personas marchaban hacia la Plaza de la Revolución y la sede del Gobierno Provincial. En su camino debían atravesar el río Hatibonico. Fue al llegar al Puente de Triana cuando los protestantes chocaron con partidarios gubernamentales y policías. Los videos de aquella tarde dan cuenta de la lluvia de piedras que se lanzaron ambas partes.

En la intersección de las calles Palma y Triana se produjeron los choques más intensos del 11 de Julio. Los manifestantes intentaban cruzar el río Hatibonico para llegar a la Plaza de la Revolución y el Gobierno Provincial. Hasta finales de julio el Puente de Triana y la cercana Avenida 26 de Julio se mantuvieron cerrados al tránsito. Ayer la vigilancia era mucho menos ostentosa y se concentraba en torno a la sede gubernativa; no había restricciones al tránsito.

A varios cientos de metros de allí, otros opositores intentaron alcanzar el puente para peatones del Recinto Ferial. Una grabación muy difundida entonces mostraba a oficiales del Ministerio del Interior que aparentemente abrían fuego sobre el pueblo; “¡No disparen, no disparen!”, gritaba frenéticamente alguien.

Publicidad

En las semanas que siguieron no encontré confirmación creíble de ese tiroteo. Y dos personas que habían sido reportadas como heridas de bala por activistas disidentes, luego fueron redefinidas como “heridas con balas de goma”, en hechos que habrían tenido lugar en otros puntos de la ciudad. La acción plasmada en el video también motivaba a la duda: aunque al menos dos oficiales empuñan sus pistolas de reglamento, no se ve un gesto claro de que disparen, y los manifestantes muestran una tranquilidad inexplicable si se tiene en cuenta la balacera que se escucha.

Hasta principios de agosto estuvo prohibido el tránsito peatonal y de vehículos por las inmediaciones del Gobierno y la Plaza. Policías y trabajadores movilizados montaban guardia en el Puente de Triana, en un despliegue de fuerzas que cabía esperar también este 15 de noviembre.

“Si lo hubo, fue bien temprano en la mañana”, especuló Yanelis, una vecina del lugar que este lunes atravesó el puente en varias ocasiones y nunca vio a nadie vigilando. “De hecho, el barrio lleva días súper tranquilo. Cuando más movimiento hubo fue durante el fin de semana, porque la gente pasaba de camino a las fiestas que organizaron en el recinto y el Casino [Campestre, un parque urbano]”.

Todas las plazas del centro histórico estaban, sin embargo, llenas de civiles convocados por el Gobierno. Michel (nombre supuesto), empleado del Ministerio de la Construcción, acudió junto a varios compañeros de trabajo a una de esas concentraciones. “Nos citaron para prevenir que no fuera a pasar algo. Nadie habló de que fuéramos a dar golpes o cosa parecida, sino a decir consignas y a evitar que alguien fuera a cometer actos vandálicos”. Por si la situación escalaba a mayores, grupos de policías y boinas negras recorrían la ciudad o permanecían apostados en sitios de gran concurrencia.

Un 15N invernal y en aparente calma en La Habana

El 15N en Camagüey solo hubo una manifestación: la organizada en el Parque Martí, a pocos pasos del arzobispado. Allí, un par de cientos de personas corearon consignas revolucionarias y ondearon banderas en respuesta al activismo opositor de tres sacerdotes católicos. Uno de ellos, Alberto Reyes Pías, filmó el acto desde la azotea del edificio; y otro, Rolando Montes de Oca, denunciaba hoy que lo habían seguido mientras conducía rumbo a Vertientes, el municipio donde ejerce su servicio parroquial.

El único punto del centro histórico donde ocurrió una manifestación fue en el Parque Martí, a pocos pasos del Arzobispado de Camagüey. Liderados por el Primer Secretario del Partido Comunista en la provincia y la Gobernadora, al menos 200 personas gritaron consignas hacia la sede religiosa, en respuesta al activismo opositor de los sacerdotes Alberto Reyes Pías, Castor Álvarez Devesa y Rolando Montes de Oca. El primero de estos observó la manifestación desde la azotea del edificio. Esta era la zona con más presencia policial en la ciudad. Foto del autor.

“Tenemos constancia de tres detenciones en la provincia, y de que activistas y periodistas independientes estaban sitiados en sus casas”, aseguró en un resumen de la jornada el director del periódico opositor La Hora de Cuba, Henry Constantín Ferreiro. Durante su directa de Facebook aprovechó para mostrar a varias personas que desde la esquina de su casa estarían vigilándolo. 

A punto de dar las tres de la tarde del lunes salí a la calle para buscar las impresiones recogidas en esta nota. No había caminado cien metros cuando una mujer se paró en su portal y comenzó a aplaudir. Estuvo haciéndolo alrededor de un minuto, sin que desde las casas cercanas la secundaran o recriminaran. Luego entró. Movido por la curiosidad esperé un rato a ver si sucedía algo más. Fue tiempo perdido; la tarde caía a plomo entre el silencio y un tránsito escaso. 

Comparte:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Publicaciones

Artículos Relacionados

 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.