HAVANA CLIMA

Con una avioneta Srta. Dayana da a conocer junto a su pareja que su bebé será una niña

La cantante cubana Dayana Chávez Victoria, con nombre artístico Srta. Dayana dio a conocer el sexo del bebe que espera.

En su cuenta de Instagram dio a conocer la fecha en que estaría disponible el video donde anuncia el sexo del bebe:

Leer más

Comparte:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Publicaciones

Artículos Relacionados

Mi tío Eliseo

De mi tumulto de memorias y olvidos, he decidido entresacar tres momentos, tres vivencias de mi relación con Eliseo Diego. Como se sabe, el tres, la tríada, se usaba antiguamente como recurso para estructurar la narración y favorecer el recuerdo. Empezaré contándoles mi recuerdo más querido de Eliseo.Un día fui a su casa, y él me narró, inolvidablemente, unos cuentos de Lord Dunsany. Dunsany es uno de esos difuntos, clásicos menores de la letras inglesas, con quienes Eliseo tenía honda amistad. Las historias que escuché esa tarde fueron dos: la primera, sobre unas pequeños dioses llamados Chu Bu y Shemeesh; la segunda, sobre un hombre que hacía instalar en su humilde apartamento de Londres una ventana que abría hacia una ciudad desconocida, una burgo con murallas, torres, y estandartes con dragones dorados. No creo que Lord Dunsany en persona hubiera podido relatar aquellas, sus propias historias, tan maravillosamente como las narraba Eliseo. Cuando me fui de su casa, me llevé prestado un volumen de Dunsany en inglés, donde no aparecían estos relatos; se titulaba Cuentos de un soñador. Aquel mismo día fui al cine Trianon a ver Ran, una película de Akira Kurosawa. Tan embelesado salí de aquella experiencia que no me di cuenta de que había dejado en el cine el libro de Eliseo, en el asiento de al lado. Tan pronto me di cuenta corrí a buscarlo, pero nunca apareció.Pasaron los días y no encontraba cómo decirle a mi tío lo que había pasado. Era una edición vieja pero perfectamente conservada, un ejemplar irremplazable. Haberlo perdido de una forma tan tonta y, además, sin siquiera haberlo leído, me resultaba doblemente imperdonable. Antes de pasar por casa de Eliseo le comenté el asunto fugazmente a mi abuela Fina. Nunca imaginé que ella, sin avisarme, se lo contaría todo a Eliseo antes de que yo hablase con él. El caso es que cuando llamé a la puerta de su apartamento de 21 y G, Eliseo me recibió en inglés, y me hizo hacerle todo el cuento en inglés, como para duplicar la incomodidad que me producía contarle lo que no sabía yo que él ya sabía. Cuando llegué a la parte en que salí del cine Trianon, Eliseo me interrumpió diciendo: “And then you realized that you had lost my book, didn’t you?” Yo asentí, y entonces se hizo un silencio que a mi me pareció inacabable y deseé que la tierra, o el suelo de granito blanco, allí mismo me tragara. Pero al cabo Eliseo me dijo, pausadamente, estas palabras que llevo grabadas para siempre: “It’s my royal will… to keep lending you my books… Till you lose them all”. Masculló tres o cuatro improperios, en español, y acto seguido procedió a prestarme un segundo libro de Lord Dunsany, titulado The Book of Wonder, donde figuraban los dos cuentos que él me había relatado. Aquello fue un alivio inmenso. Una sensación tan bienhechora que perdura en mí hasta hoy, y me ha inspirado en general a ser generoso con mis libros. Años más tarde, cuando trabajaba en la revista La Isla Infinita, escribí con un amigo un guion a partir de textos de Dunsany, y montamos una pieza teatral titulada Los dioses de Pegana.Mi segundo tesoro es una carta. Una vez le dejé a Eliseo un manuscrito de la novela que yo había intentado hacer estando en el preuniversitario. Y él me escribió esta carta, que contiene algo sobre la lúcida noción que tenía Eliseo del Otro, el oyente, espectador o lector, que ha de recibir y re-crear la obra de arte, y esto no solo resultó muy útil para mí, sino que me parece importante para cualquiera que incursione en algún campo de la creación artística:***La Habana, 24 de diciembre de 1991.José Adrián Muy Querido:PublicidadMuchas cosas quisiera decirte mi cariño, que te faciliten el camino ya escogido por ti; pero el cariño es vehemente y por tanto un poco torpe, y quizás me enrede en él, y a ti conmigo. Vamos a probar, de todos modos.Se te ha concedido el privilegio de una imaginación tan rica como veloz: es natural que te deslumbre el vertiginoso nacimiento de tus imágenes, brotando unas de otras en embriagadora sucesión. Disfruta cuanto puedas de tu fuerza.Pero no olvides que esa misteriosa identidad que llamamos Poesía –como dice tu sapientísima abuela Doña Fina– es al fin de todo “un acto de amor”: Todo acto creador —poema, cuento, novela, sinfonía, cuadro— es un acto de creación “a dos”: el que crea y el que re-crea, ese Otro fabuloso a quien, por amor, necesitamos comunicar lo que hemos entrevisto. Si no fuese así, ¿para qué escribir, pintar, componer?Es necesario, entonces, cuidar del Otro como de nosotros mismos. Citando otra vez a tu abuela, crear “implica un sacrificio”: Si le damos demasiado, abrumamos al Otro y quedará inerme; si le damos de menos, nada podrá hacer. Cada poema, cada obra, debe tener varios significados legítimos para que cada otro pueda hacer lo suyo. Es un equilibrio bien difícil, y sin duda doloroso.Hace muchos años, escribí unos versos que titulé “Tesoros”, y es una simple enumeración de cosas. Pero al final, luego de un espacio en blanco, había puesto una línea que a mí parecer lo resumía todo y cerraba admirablemente la cosa. ¡Cómo me gustaba aquella línea! Pero tu abuelo Cintio, tan cortés como penetrante y severo, me dijo: “Por qué no la quitas. Lo echa a perder todo”. Gracias a Dios, tuve la humildad y buen sentido de seguir su consejo. Así, son dos los autores de “Tesoros”: Cintio y el pobre yo de mí.Ya ves, José Adrián, fue un sacrificio doloroso, pero necesario. El camino que te ha escogido es de luz, pero no está sembrado de margaritas, ciertamente. Adéntrate en él, con júbilo y coraje. Ya hablaremos.Con todo cariño de tu Tío AbueloEliseo***Lamentaría dar la impresión de que con este testimonio sólo pretendo jactarme de la complicidad y cariño que pude despertar en Eliseo. El hecho es que este regalo inefable tiene un alto precio, y es la sensación de que al morir Eliseo desapareció una buena parte del encanto del mundo. Estoy seguro de que quienes lo tuvimos muy cerca hemos sentido eso. Y el tiempo transcurrido hasta ahora no ha hecho más que reafirmar aquel soplo de pánico inicial. Sus libros nos consuelan no poco, pero a pesar de la suprema calidad de todo lo que escribió, el Eliseo que extrañamos desgarradoramente para siempre, no está en sus libros. Como tampoco están, en sus respectivas obras, sus hijos Rapi Diego y Lichi (Eliseo Alberto Diego), que fueron también grandes artistas. Pues de todos ellos puede decirse que su encanto encarnaba principalmente en su persona. Y ese encanto no parecía de este mundo, pues lograba transportarnos a esa región donde la alegría y la pena fluyen a la par, y las propias lágrimas son el vino de la bienaventuranza.Centenario de Eliseo Diego: “Y sin embargo, es necesario hacerlo todo bien”Y finalmente, quiero compartir un juego, ya que lo primero que viene a mi memoria cuando pienso en mi tío Eliseo son las bromas y los juegos. El diminuto guerrero celta y el legionario, pintados a mano. Los ejércitos de plomo de Prusia, Rusia y Francia. La tarde en que sus hijos y él se jugaron a las cartas los muebles de la casa, y finalmente a Bella, la madre. Todo ese puro regocijo que, como decía, no está en los libros. En 1991 comencé a cursar en la Universidad de La Habana la carrera de Lengua y Literatura Inglesa. Al elegir esta carrera, mi objetivo era sumergirme en lo que se llama literatura fantástica, que estaba escrita mayormente en inglés, o al menos tenía yo por entonces esa impresión. No se publicaba mucho de eso en Cuba, pero ahí estaba la biblioteca de Eliseo y de los primos Diego, de la cual ya había probado una muestra, cuando, tirado en un sofá de su casa, comencé a leer La historia interminable y El señor de los anillos, dos de mis lecturas más profundas hasta hoy.En la carrera, sin embargo, descubrí que no me hacía ninguna gracia que me mandaran a leer, y mucho menos a escribir acerca de algún libro leído a la fuerza. Empleé, por tanto, toda clase de estratagemas para conseguir graduarme leyendo el menor número posible de las obras que figuraban en el currículum. Siempre sentí en Eliseo una gran comprensión hacia mi falta de disposición académica. Mucho tiempo después, pude leer una frase suya que vino a reafirmar esta rebeldía irreductible en lo tocante al placer de la lectura. La cito de memoria: “La idolatría literaria, ver el poema como el destello de pequeño dios al que debemos adorar, es una desdichada impureza. Deberíamos leer con la misma dura inconsciencia con que juegan los niños, haciendo nuestro lo que es sencillamente nuestro”.Cuando cursaba el tercer año, no tuve más remedio que entregar un ensayo literario a manera de evaluación final; así que lo hice sobre una poeta galesa llamada Rhiannon Farr. Esta autora no era nada conocida en Cuba; de hecho, nuestra profesora ni siquiera había oído hablar de ella. Eran tiempos sin celulares ni Internet; es decir, cuando no sabías algo, no tenías modo inmediato de averiguarlo. Por eso, junto con mi análisis estilístico de Rhiannon Farr, hube de aportar una monografía suya, traducciones mías de algunos poemas de su libro La enrejada casa roja, así como un cuento breve titulado Nadie admira, y finalmente una carta que la propia autora había enviado a Eliseo. En la carta, ella evocaba con nostalgia la vez que coincidió con Eliseo en un eisteddfod, o festival tradicional de poesía galesa, celebrado en las ruinas de un anfiteatro en las afueras de Cardiff en 1989.No conservo, por desgracia, ninguno de los textos del dossier que presenté junto a mi trabajo de clase. Sólo me queda el vívido recuerdo de cuánto nos divertimos Eliseo y yo inventando a aquella muchacha. El nombre Rhiannon lo sugerí yo, por el personaje homónimo de las leyendas galesas. Y el apellido Farr, lo tomó prestado Eliseo a Tommy Farr, un campeón galés de boxeo de los pesos completos. Ya no puedo estar seguro de si Eliseo estuvo en Cardiff, en aquel festival antiguo. Tiendo a pensar que no. Pero siento que ese dato tiene poca importancia, pues aún puedo ver, evocadas por su voz, las tiendas de aspecto romano, a los integrantes del jurado vestidos con ropajes druídicos, y a la bella Rhiannon Farr, con una hoja emborronada en la mano, adelantándose hasta el cerco de las antorchas.Tiemblo ahora al recordar la voz de Eliseo hablando de la fugacidad de estas enormes minucias:entonces nuestras bromas van y se me atragantan,mirando que algún día tendrá otro que inventárnoslas.Comprendo, acepto a duras penas, que ese otro soy yo, finalmente, y alguno más. Somos nosotros. Y ahora, ¿qué vamos a hacer?

Leer más »

Dos poetas y la Academia Cubana de la Lengua

Los conflictos de intereses u oportunismos políticos desde el posicionamiento ideológico, o cualquiera haya sido la causa, suscitados después del 59 con lo que escritores como Edmundo Desnoes denominaron “el cataclismo”, algunas veces se vieron reflejados en la opinión pública a través de directas e indirectas casi nunca refutadas por los agraviados.Pocos escaparon a esta tendencia de arremeter contra el desfavorecido a la visión del poder, reflejo de la intención de subrayar e imponer la visión de los vencedores. Tal es el caso del poeta Nicolás Guillén, quien en una entrevista realizada durante un encuentro en España con el filólogo y escritor español Dámaso Alonso, presidente para 1979 de la Real Academia de la Lengua Española, aprovecha para expresar que la sucursal de esta institución en la Isla había desaparecido después de la Revolución.Nicolás Guillén en Parque del Luxemburgo, País. Foto: www.cervantesvirtual.comLa “academia no funciona, pues dejó de hacerlo a partir del derrumbe de la dictadura de Batista”, dijo Guillen, y Alonso argumenta que la Academia Española en sentido general participa en una “vivificación”, proceso en el cual esperaba que la Academia Cubana formara parte, “que entraran en ella los mejores escritores de Cuba y hombres modernos y competentes en cuestiones de lenguaje”.La revista Bohemia reprodujo dicha entrevista a fines de los setenta, y no hubo notas aclaratorias o reportajes a algún ilustrado de número, a sabiendas de que la academia funcionaba, y de que esa existencia había estado debilitada forzosamente debido a una serie de dificultades referidas hoy por la propia institución, como trabas para difundir sus contenidos o cuestiones aún más serias.Recordemos que la Academia Cubana de la Lengua existía desde 1926, y que había sido Enrique José Varona su presidente fundador. Para la fecha, se desempeñaba en el puesto el diplomático Ernesto Dihigo, quien había llegado al cargo después de las muertes del periodista, político y diplomático Antonio Iraizoz y del erudito y olvidado José María Chacón y Calvo. Dihigo escribió una carta a la revista para notificar su disconformidad, pero esta no fue publicada, según se supo después.Dulce María Loynaz (Cuba, 1902-1997). Premio Cervantes de Literatura.Entre las dificultades que enfrentaban, sobresalen la falta de subvención estatal, asunto afrontado apenas por la voluntariedad de sus miembros, quienes a falta también de una sede para desarrollar las reuniones correspondientes empleaban sus propias residencias. Era la realidad de la Institución y de los académicos, realidad pese a las cual existía y, según la escritora Dulce María Loynaz, era precisamente ese su mayor “pecado”.“Por esa razón, yo me vi obligada a dar albergue en mi casa a la desposeída cuanto honorable corporación”, escribió en octubre de 1981 en misiva al periodista e investigador Aldo Martínez Malo. Según otro documento disponible en la web de dicha institución, desde mediados de los setenta sus miembros se habían estado reuniendo en casas particulares, y entre 1976 y 1986, específicamente en esa vivienda del Vedado, ubicada en 19 y E, que es hoy el Centro Dulce María Loynaz.“El auge o decadencia de la Academia nunca dependió de dictadura alguna porque precisamente nuestra mayor preocupación en todo el tiempo ha sido conservar su singular posición autónoma, esto es independiente, y con ella, su carácter apolítico”, escribió Dulce María en 1979, y se puede leer en el documento disponible a consultas por la Academia Cubana.PublicidadUnos pocos años después de haberse leído en Bohemia aquel criterio de quien también era el presidente de la UNEAC, la propia publicación permitió otra referencia a la Academia, aunque esta de forma sutil. Fue posible gracias a Dulce María Loynaz, quien en una conversación con la muy buena investigadora Nidia Sarabia refirió casi al final de sus respuestas que había estado laborando como vicedirectora “en nuestra Academia Cubana de la Lengua, o sea, que contribuyó a afinar el instrumento que una vez fue mío y ahora habrá de servir a los que vengan detrás. Es tarea útil, aunque desprovista de brillo, que además requiere dedicación y paciencia y sobre todo el poder realizarla…”La entrevista se debía a la insistencia de Sarabia, amiga de Loynaz, y de este modo la breve referencia constituyó la única alusión al tema después de las palabras de Guillén. Dos años después la autora de Jardín, Versos del agua o Versos sin nombre fue electa presidenta de la Academia, y en 1987 recibió el Premio Nacional de Literatura, un galardón estrenado por el poeta Nicolás Guillén, quien murió en 1989.Dulce María Loynaz prefiere la risaMuchos de estos detalles fueron revelados por Dulce María Loynaz a Martínez Malo y están recogidos en el libro Cartas que no se extraviaron, publicado en 2016 por Ediciones Loynaz y cuyo prólogo es precisamente del investigador; pero, yo los conozco ahora gracia a El Camagüey, un espacio digital que no solo quiere rescatar la memoria de esa bella ciudad, sino que aspira a ponernos todo el pasado delante para que lo podamos observar con sus luces y sombras. Tendremos que hablar de ese proyecto más adelante. Debo intercambiar con su promotora. Pero, ahora termino con el asunto de la carta y la escritora que once años después de su entrevista en Bohemia sería premiada con el Cervantes.Para ella, la referencia del autor de Motivos de Son a la Academia no era más que “una ofensa gratuita hecha por alguien a quien nunca y en ninguna forma nosotros habíamos agraviado”, y, tal como explica en la comunicación íntima de la que hemos hecho referencia, aunque muchos miembros se habían ido del país, sin que esa ida tuviera que ver con conexiones con la dictadura de Batista, en la isla quedaban “unos cuantos que nos hemos esforzado en cumplir nuestra misión lo mejor posible”, “en las condiciones más precarias, condiciones que creo no se le han impuesto a las demás instituciones que se han creado luego en el país”.Dos grandes poetas mostraban interpretaciones divergentes de la realidad. Pero, la realidad daba entonces preferencia a una tendencia más que a otra. Las palabras de Guillén fueron entendidas como una referencia “ofensiva e injustificada”; pero, tanto el silencio de Dámaso Alonso como la permisibilidad de la revista, a los miembros de la Academia Cubana de la Lengua les habían dolido más que la propia ofensa.

Leer más »

Confirma embajada de Cuba en Haití el secuestro de una doctora

La doctora Daymara Helen Pérez Alabedra, residente en Haití desde 2020, fue secuestrada el pasado 13 de enero en Martissant, zona que desde junio se mantiene bajo la influencia de las bandas armadas
La embajada de Cuba informó que la doctora viajó al país caribeño por motivos personales.

Relacionados

La embajada de Cuba en Haití informó este miércoles que se mantiene en contacto con familiares de una doctora secuestrada en Haití.

En un mensaje en Twitter, señaló que de igual manera se realizó con otros dos nacionales retenidos a finales de año y liberados a inicios de 2022 en la capital haitiana, en medio del auge de la violencia que sacude a la nación.

Este miércoles cientos de personas se manifestaron en Petit Goave, para exigir la liberación de la doctora, levantaron barricadas de neumáticos en llamas y cortaron el tráfico en la Ruta Nacional 2 que lleva a la región meridional del país.

La doctora Daymara Helen Pérez Alabedra, residente en Haití desde 2020, fue secuestrada el pasado 13 de enero en Martissant, zona que une a Puerto Príncipe con los departamentos del sur, y que desde junio se mantiene bajo la influencia de las bandas armadas.

La galena se dirigía al hospital Notre Dame de Petir Goave, a unos 58 kilómetros al suroeste de la capital, cuando fue interceptada por individuos armados. El director médico de la institución, Fred Jasmin, confirmó que los secuestradores piden un rescate.

También amenazaron con intensificar su movimiento si los secuestradores no liberan a la galena, que según indicó la embajada de Cuba viajó al país por motivos personales.

La inseguridad en Haití aumentó de manera exponencial en los últimos meses, especialmente tras el asesinato del presidente Jovenel Moïse ocurrido en julio pasado, y mientras las bandas aumentan el control de diversas zonas del país.

El Centro de Análisis e Investigación en Derechos Humanos registró al menos mil cinco secuestros durante el 2021, y a mediados de ese año cerca de 20 mil personas tuvieron que abandonar las barriadas de Martissant, Bas Delmas y Bel Air por los enfrentamientos de las pandillas que peleaban el control territorial.

En un reciente retiro gubernamental el primer ministro Ariel Henry reiteró la promesa de combatir la inseguridad, y establecer medidas urgentes para retomar el clima de paz.

(Con información de Prensa Latina)

Leer más »

¿Qué dice el Código de las Familias en materia de derecho sucesorio? (+ Video)

Prestigiosos juristas que colaboraron en la elaboración del proyecto del Código de las familias, dieron detalles este miércoles en la Mesa Redonda sobre el tratamiento al derecho sucesorio en dicho texto. El intercambio tuvo lugar cuando está próximo a comenzar el venidero mes y hasta abril la consulta popular del proyecto en su versión 24.
El proyecto del Código de las Familias no solo centra su atención en lo que es estrictamente familiar. Por la repercusión que tiene esta institución y las modalidades familiares que existen y se reconocen, esta norma va a irradiar en otras instituciones jurídicas contenidas en otros cuerpos normativos muy afines a dicho Código, apuntó al comenzar su intervención en la Mesa Redonda el presidente de la Sociedad Cubana de Derecho Civil y de Familia, Leonardo Pérez Gallardo. 
Recordó que en Cuba tenemos un Código de Familia de 1975 y uno Civil de 1987. “En este último se regula la persona, la propiedad, el contrato y la herencia”. 
Pérez Gallardo señaló que es precisamente la herencia una de las temáticas que está más implicada y conectada con el derecho de las familias. “Uno de los tipos de sucesiones que se da cuando la persona no ha otorgado testamento se basa en los vínculos familiares, sean parentales o conyugales, los cuales generan efectos desde el punto de vista jurídico”. 
Por ello -continuó explicando- para que el Código de las Familias pueda aplicarse es necesario reformar ciertas instituciones del derecho de sucesiones, ya que la reforma al Código Civil no está prevista para esta legislatura, recordó. 
La reforma está contenida en las disposiciones finales del Código. “Se trata de adaptar esas instituciones desde el Código Civil a lo que supone un nuevo Código de las Familias”. 
El profesor puntualizó que el derecho de sucesiones es la parte del derecho civil que se dedica a regular la transmisión por razón de la muerte de las situaciones jurídicas patrimoniales y de otras existenciales. 
“Esta reforma es necesaria porque, por ejemplo, si yo reconozco en el Código de las Familias derechos a favor del sobreviviente de una unión de hecho, el Civil no reconoce al sobreviviente de dicha unión. Por eso es necesario reformarlo”, explicó. 
De igual modo ocurre con los cuidadores familiares, que el Código Civil no prevé desde el punto de vista sucesorio ningún privilegio a su favor, como sí lo hace el Código de las Familias. 
En otras palabras, dijo López Gallardo, “lo que estamos haciendo es una cirugía de mínimo acceso en el Código Civil, hasta que este se reforme en fechas que aún no están precisadas”. 

En un segundo momento del espacio, la vicedecana de la Facultad de Derecho de la Universidad de La Habana, Joanna Pereira Pérez, también habló sobre el nexo entre las instituciones familiares y sucesorias. 
“Una de las instituciones sucesorias en la que se introduce un cambio no poco polémico es el tema de la capacidad de testar. ¿Quién puede hacer testamento?”, comenzó explicando. 
“Muchos asocian el testamento con la muerte y el final de la vida, pero el Código de las Familias introduce una edad específica para acceder a la posibilidad de otorgar testamento”. 
Recordó que la edad para realizar actos jurídicos en el Código Civil es de 18 años y “el proyecto de las Familias viene estableciendo que se reduzca esa edad y que la persona pueda realizar un acto jurídico testamentario a los 12 años”. 
“Es una reducción considerable y muy polémica”, reconoció. 
En este sentido, contó que antes de que estuviera vigente nuestro Código de la Familia de 1975, actuaba el Código Civil español que establecía 14 años para la edad de testar. “Es decir, no es una novedad que en materias sucesorias se establezcan edades diferentes para que las personas puedan acceder al acto jurídico testamentario”. 
Pereira Pérez apuntó que ya es tendencia en el mundo la reducción de dicha edad. “Hay muchas investigaciones que han demostrado que entre los 10 y 14 años las personas ya son capaces de comprender emocional y cognitivamente lo que significa la muerte y ello implica que puedan querer prepararse para lo que esto significa”. 
“Hay quien puede decir que una persona de 12 años no tiene muchos bienes, pero en la actualidad el derecho de sucesiones llega mucho más allá. Estamos hablando de que se pueda decidir sobre sus perfiles en redes sociales, cómo considera que se le deben dar tratamiento, o también el tema de los bienes digitales que se encuentran en la web o nube. 
“Esta reducción de la edad -resumió- viene aparejada a tendencias actuales. La sociedad evoluciona a un ritmo vertiginoso y el Código no está pensado solo para el momento actual, sino que es futurista y mira a los jóvenes, que cada día juegan un papel más importante en la sociedad”. 
La vicedecana también acotó que se ha reducido esta edad en correspondencia con un principio de la Convención Internacional de los Derechos del Niño relacionado con la autonomía progresiva, “es decir, que ellos cada día puedan decidir más sobre las cuestiones relacionadas consigo mismo y con su entorno”, añadió.
Por su parte, el doctor Leonardo Pérez recordó que el Código de las Familias dedica el título II a la discriminacion y a la violencia familiar. “Esto responde al reconocimiento de la violencia como una flagelo y las consecuencia que produce en el ámbito intrafamiliar y también queda recogido en la Constitución de la República”.
La violencia intrafamiliar-dijo- no solo va a tener efectos jurídicos esencialmente privativos de derechos en las instituciones familiares, sino también en las sucesorias. 
“La mayoría de los actos de conducta violatorios que se incorporan y se describen como causas cercernatorias del derecho hereditario -causas de incapacidad para suceder- van a estar vinculadas a la violencia de género, física, psicológica, contra los adultos mayores, contra las personas discapacitadas”, explicó.
Por ejemplo, en el caso que una persona haya abandonado en el orden afectivo a su padre, si el resto de los hermanos promueven un proceso ante los tribunales demostrando que no había un vínculo afectivo o había un despojo emocional, pudiera tener éxito una acción que le privara el derecho a la herencia. 
El presidente de la Sociedad Cubana de Derecho Civil y de Familia expuso otro ejemplo: si un hijo le niega la comunicación de los abuelos con el nieto, sin una causa que lo justifique, se puede privar del derecho a la herencia.
¿Qué se quiere con esta parte del Código? “Las actitudes que puedan ser constitutivas de actos de violencia intrafamiliar, en cualquiera de sus manifestaciones, no queden en solo en campo del derecho de las familias, sino que transgreda al campo del derecho de sucesiones. Así se blinda la protección a las familias y la coherencia y visión de sistema del ordenamiento jurídico”, indicó.
Pérez Gallardo informó que desde el punto de vista estadístico hay muchas más personas que mueren sin hacer testamento, aunque dijo “Cuba es un país con una cultura testamentaria”
En materia sucesoria -agregó- se prevé siempre el perdón y la rehabilitación. “Si el testamento se otorga con posterioridad al acto constitutivo del hecho de violencia, se puede entender que si se ha realizado un testamento o no se ha revocado uno existente entonces lo ha perdonado expresa o tácitamente.”
Ante la pregunta, ¿pueden los hermanos impugnar un testamento de un padre? El presidente de la Sociedad Cubana de Derecho Civil y de Familia dijo que si es posible, pero otra cosa es que tenga éxito el recurso. En su experiencia como notario, dijo que los testamentos son los actos que más suelen ser impugnados.
Por su parte, la vicedecana de la Facultad de Derecho de la Universidad de La Habana al referirse a las novedades del derecho de sucesiones que recoge el Código es la amplitud y visibilidad dada a contenidos no patrimoniales del testamento.
Joanna Pereira Pérez recordó que el Código Civil existente es patrimonialista. “Existen posibilidades dentro de las instituciones familiares que si no tenían un correlato en el ámbito sucesorio quedaban en la virtualidad”.
Por ejemplo, establece la posibilidad que los padres decidan como parte del contenido del testamento quienes desean que sean los tutores de los hijos ante su fallecimiento, ya sea, porque tienen una edad avanzada, o una enfermedad. 
También relacionado con los hijos menores de edad -mencionó- el tema de la administración de los bienes. “Pueden decidir quienes desean que administre los bienes de sus hijos menores, ante el fallecimiento de los padres”.
Otra cuestión interesante es el tema de los hijos ultrapóstumos y la disposición sobre el material genético. Pereira Pérez explicó que puede existir el material genético, pero si no existe la manifestación de voluntad de que será su hijo, ya sea, porque esté nacido o por nacer.
El Código establece que “todas las personas menores de edad, con 12 años cumplidos, pueden otorgar válidamente testamento o cualquier acto de autoprotección”. De acuerdo con la vicedecana, esto quiere decir que los menores pueden alegar que no están conformes con la persona que sus padres han designado para ser su tutor.
“Esto constituirá un reto para los jueces, porque tendrán que decidir entre dos manifestaciones de voluntad. Igualmente los jueces intervendrán en el caso que los padres estén divorciados y cada uno teste a nombre de un tutor diferente para que sea el tutor de su hijo”, añadió.
El presidente de la Sociedad Cubana de Derecho Civil y de Familia dijo que el Código amplía el espectro de sujetos obligados a brindar atención. “Como el Código Civil vigente reconoce el derecho de los sobrinos a heredar de los tíos, por un principio de reciprocidad los tíos pueden heredar a los sobrinos”.
“Los parientes socioafectivos tendrán los mismos efectos jurídicos tendrán los mismos derechos  que el afecto consanguíneo”, indicó. Asimismo agregó que cómo el Código está hablando de la familia multiparental, se debe regular una sucesión de este mismo tipo. 
En video, Mesa Redonda
[embedded content]
Vea además:
Publican en Gaceta Oficial el proyecto del Código de las Familias para su consulta popular

¿Cómo será el proceso de consulta popular del nuevo Código de las Familias?

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.