HAVANA CLIMA

El Funky: «Si estoy en Estados Unidos es porque me canse de la represión, me canse de la miseria»

El Funky

El rapero cubano El Funky, integrante del tema Patria y Vida estuvo invitado en el popular Podcast de Los Pichy Boys donde habló de varios temas incluido las criticas por abandonar Cuba antes del 15 de noviembre.

Los Pichy...

Leer más

Comparte:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Publicaciones

Artículos Relacionados

Percusionista cubano Oliver Valdés presenta su primer disco en solitario

Nasobuco, primer disco en solitario del reconocido percusionista cubano Oliver Valdés, se presenta este 20 de enero como parte del programa de conciertos de la 37 edición del festival internacional Jazz Plaza 2022.Grabado durante el actual período de la pandemia, el álbum del instrumentista contiene nueve temas, casi todos de la autoría de Valdés, quien para su presentación subirá a escena desde las 6:00 P.M. en la Sala Covarrubias del Teatro Nacional de Cuba, junto a varios de los invitados participantes en el fonograma.Valdés ha participado en numerosas grabaciones de artistas cubanos y extranjeros como percusionista acompañante, e incluso grabó junto a Rodney Barreto un material discográfico dedicado a la percusión, pero no había tenido la oportunidad de plasmar su trabajo como compositor en los últimos años.Oliver Valdés: el mundo gira en torno a las baquetasNasobuco resulta un compendio de diversas maneras de tocar la batería a partir de los géneros e instrumentos que acompañan cada formato. En el álbum acompañan a Valdés una nutrida representación de jazzistas de la escena cubana contemporánea, muchos de su generación y otros maestros que han influido en su formación profesional.Entre los temas del disco destaca una versión del tema El Necio, de Silvio Rodríguez, a quien ha acompañado por casi 20 años en conciertos y grabaciones, mientras otras piezas como la que da título al álbum y Maní, son en coautoría con Alejandro Delgado y Julio Padrón respectivamente.Rolando Luna, Eme Alfonso, Yaroldy Abreu, Gaston Joya, Jorge Aragón, Robertico Carcassés, Julito Padrón, Germán Velazco, Jorge Reyes, Carlos Alfonso, Yosvany Terry, Jorge Luis Chicoy, entre otros artistas, acompañaron a Oliver Valdés en su primera grabación en solitario.Fragmento de la portada del disco «Nasobuco», del percusionsta cubano Oliver Valdés.Grabado en los estudios Ojalá por Olimpia Calderón y mezclado y masterizado en Los Ángeles por el músico cubano Jimmy Branly, Nasobuco también contiene un video musical documental de El Necio, así como un material demostrativo del proceso de trabajo (EPK).PublicidadEl disco fue producido por NuCubMusic Project –proyecto de Oliver Valdés– y por Four Wives, con el apoyo del Centro Nacional de Música Popular y RTV Comercial.

Leer más »

Cultura y comunicación: ¿quiénes dominan?

Son muy extensas y diversas las bibliografías especializadas; son incontables las convenciones, asambleas y convenios internacionales; abundan las reuniones nacionales, las leyes y los acuerdos… se ha dicho mucho, muchísimo. Una y mil veces ha quedado de manifiesto la importancia y la trascendencia de garantizar el derecho de los pueblos a una cultura y comunicación libres, diversas y soberanas; se ha advertido el peligro de la dependencia y la infiltración en estructuras de la vida social tan sensibles y estratégicas y se ha subrayado la prioridad política acuciante que va expandiéndose, geopolíticamente, tratándose de la expresión de los pueblos, genuina, compleja y multicolor. Y sin embargo crece la monopolización de las herramientas de producción y de las semánticas. Crece el control sobre los canales de distribución y sobre las instituciones educativas. El modelo odioso del «discurso único» ha dado pasos agigantados desde el final de la Segunda Guerra Mundial, y lo que debiera haberse consolidado como derecho inalienable, se ha reducido a mercancía. Sálvense todas las excepciones.
Algunos países mantienen posiciones «intermedias» y tratan de avanzar con modelos de cultura y comunicación fragmentados, poco duraderos y generalmente decorativos. Otros países han liberado el terreno para que las industrias mediáticas y culturales hagan de las suyas al antojo del «mercado». Y, los menos, han comprendido la responsabilidad de garantizar a sus pueblos una producción cultural soberana, coherente con la soberanía económica, tecnológica y política. Algunos ejercicios jurídico-políticos han elaborado leyes y reglamentos de gran valor para asegurar la libertad y genuinidad de la Cultura y la comunicación como productos de la democracia participativa.
Pero ni con los mejores aportes se ha conseguido fundar una corriente mundial en defensa de la cultura y la comunicación emancipadoras y, todo lo contrario, nuestros atrasos en tales materias hoy constituyen una de nuestras más grandes debilidades y derrotas. Estamos entregando «malas cuentas».
Ha proliferado un número enorme de buenas ideas. La Unesco hace informes periódicos sobre iniciativas diversas y no son pocos los frentes de militancia que, aún minoritarios, se esfuerzan por impulsar un movimiento de acción directa para luchar contra la manipulación simbólica que se ejerce en los territorios de la cultura y los latifundios mediáticos. Aquí y allá hablan los expertos, los profesores y los estudiosos. Hay discursos históricos y poemas emocionantes. Hay documentales, series televisivas y podcasts con materiales inéditos y con hallazgos estremecedores. Pero la realidad no se transforma como debiera ni en su semiosis, ni en su extensión, ni en su velocidad.
Tenemos dificultades teóricas y metodológicas. Algunos frentes fijan como meta de coyuntura solo la «resistencia». Otros, más golpeados (o colonizados), abogan por la supervivencia individual y se amoldan a los subsidios, las becas, las prebendas o las canonjías. Algunos aguardan, hegelianamente, que el gobierno de los ilustrados derrame sapiencia y eso ennoblezca al pueblo. Otros francamente se entregan a la cultura y a la comunicación de élite (como Octavio Paz y su palafrenero Vargas Llosa), y descreen en la fuerza de los pueblos como motor, incluso cultural y comunicacional, para su emancipación. No faltan los teóricos muy atentos al mundillo de las parrafadas doctas y muy indiferentes a la realidad cruda de un mundo donde solo el 20 % de los seres humanos posee la riqueza que produce el 80 %. Estas «posturas», cada una o combinadas, constituyen algunas de las «políticas» que priman en el escenario de las condiciones objetivas y subjetivas. Y a eso hay que añadir los tintes de las modas que una vez son adoradoras de las «artesanías» o de las «riquezas culinarias»; otras veces aman con pasión a las tecnologías y frecuentemente se deslumbran con la obra de algún artista o intelectual bien cotizado en los mercados. Y le llaman amor a la cultura y a la comunicación. Algunos elegidos cuentan con becas para lustrar sus «políticas culturales» reformistas, tarde o temprano.
De las condiciones reales de existencia de los trabajadores de la Cultura y la Comunicación, poco o nada se interesa el aparato burocrático, ni las iglesias, ni el voluntariado empresarial «culto». No les interesa si los productores de cultura y comunicación ejercen plenamente sus derechos laborales o si cuentan con coberturas jubilatorias, médicas o recreativas. Si tienen apoyo para elevar los niveles semánticos, técnicos o estéticos. Si hay oportunidades y condiciones para sindicalizarse y defender, además de sus intereses laborales, los intereses de la clase trabajadora. En suma, ascender al punto en que el productor de cultura y comunicación se conciba como clase trabajadora. Todo lo contrario, la concentración monopólica en cultura y comunicación, como extensión práctica de la ideología de la clase dominante, se esmera puntillosamente en impedir, bloquear, disuadir o destruir toda forma de organización; en todo terreno. Eso también se ha vuelto cultura dominante.
Esto es un campo problemático, estructural y superestructural de primera importancia, y son abundantes las advertencias sobre los peligros y las consecuencias de seguir manteniendo un parque jurásico de monopolios parásitos que nos agobia y que, además de costosísimos, operan con espejismos e ilusionismos anestésicos para que las víctimas, además de financiar las máquinas de guerra ideológica del enemigo, aprenda a aplaudirles sus victorias alienantes. El colmo de los colmos. Hay «fundaciones culturales» que los gobiernos neoliberales entregaron al neoliberalismo bancario, y las usan para todo tipo de desfalcos intelectuales y financieros. Abominable.
 Urge un mapa de las fuerzas en lucha por una cultura y comunicación emancipadoras. Urge un frente único que nos una en una batalla de trascendencia y complejidad enormes. Nos urge lo mejor de nuestra praxis, pero organizada, puesta en rumbo de acción para desmantelar el aparato demencial de colonización capitalista que está atacando desde las raíces de nuestras identidades, hasta formatearnos conductas, gustos serviles a la explotación económica, política, cultural y emocional. Nos urge una organización eficaz y eficiente, con instrumentos político-científicos para una revolución semiótica. Para la emancipación de la semiosis y la democratización de las herramientas de producción de sentido.

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.