HAVANA CLIMA

¿Sola? Cuba está cada vez más y mejor acompañada

 
La Habana, 10 nov (ACN) La solidaridad no se hace esperar y este 15 de noviembre, justo el día señalado para la reapertura de las fronteras de la Antilla Mayor, llegará a La Habana la XXXI Caravana de la Amistad Estados Unidos-Cuba, que organiza IFCO/Pastores por la Paz.

Desde el primero, en 1988, cada viaje ha sido un NO rotundo al genocida bloqueo imperial a Cuba y un desafío a las regulaciones, medidas y restricciones que impone esa demencial política; y cada donativo recolectado en tierras norteñas, una ofrenda de amor de pueblo a pueblo, pero esta vez hay más, porque los caravanistas tomarán el avión nada menos que en la ciudad de Miami.

Sabido es lo que llevan meses “cocinando” los enemigos de Cuba para servir precisamente el próximo lunes, y que en Miami tiene su epicentro la feroz campaña de odio y descrédito desatada para incitar al caos,...

Leer más

Comparte:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Publicaciones

Artículos Relacionados

Agencia vende boletos de vuelo Cuba-Nicaragua a casi 4 mil dólares

La agencia de viajes All Travel USA, radicada en Estados Unidos, vende boletos para vuelos de Cuba a Nicaragua a casi 4000 dólares, según su publicidad en redes sociales.La agencia promociona en un video de Facebook “vuelos a Managua desde Camagüey-Cuba directos sin parada”. Según las imágenes de la publicidad el costo es de 3998 dólares, por ida y regreso en aviones de la aerolínea Aruba Airlines.
All Travel USA asegura que “estos vuelos tienen permiso para operar y no se ha cancelado ninguno”. La compañía se presenta como “una agencia de viajes en Estados Unidos, que ofrece un servicio diferente (…); nos preocupamos por las necesidades reales de nuestros clientes (…) en sus viajes dentro, fuera y a los estados unidos, cuba y el mundo”.
“Asere el mismo cubano entierra a su gente manda Ping… esto, mira esos precios”, comentó Thiago Rodríguez en el Instagram de la empresa. Jaime Guzmán los tildó de “ladrones”.
Yuny Suárez criticó en Facebook otro servicio de la empresa. “Estas personan venden renta de carros alterando los precios al doble utilizando el nombre de las empresas en Cuba como Transtur, y te dicen que la transacción de la tarjeta pasa solo la mitad [,] que cuba no deja y la otra mitad deben probar a pasarla dos veces”, afirmó la cubana residente en Estados Unidos.
Añadió que “después cuando llegas a Cuba [y] te entregan el contrato del carro te das cuenta que es una estafa de parte de esta empresa”.
Según la usuaria, llamó al presidente y CEO de All Travel USA, Onay Ledesma, residente en Miami. “para reclamarle su estafa y dice que no está obligado a decirme por qué me cobró esa suma. Cuando me envía el voucher me lo envían sin la totalidad del cobro”.
ADN Cuba se comunicó con la empresa a través de redes sociales, pero hasta el momento no obtuvimos respuesta.

Cubanos desesperados por viajar a Nicaragua
A inicios de enero un centenar de personas protestaron en La Habana reclamando boletos de avión a Nicaragua, país que estableció el “libre visado” para los cubanos.
“¡Queremos fecha de vuelo! ¡Queremos fecha de vuelo!”, se escucha exigir a gritos al grupo de cubanos frente a una oficina en la capital de la isla, en un video compartido por el periodista Mario J. Pentón.
Según informó el comunicador en sus redes sociales, el breve audiovisual documenta a “un centenar de cubanos [que] protestan en La Habana pidiendo vuelos a Nicaragua”.
Un incidente similar frente a las oficinas de las compañías aéreas Copa y Conviasa, en el Centro de Negocios Miramar de La Habana, ocurrió el 25 de noviembre.
El 22 de noviembre el régimen de Managua anunció que dejaba establecido un “libre visado” para los ciudadanos cubanos hacia su territorio. De esta manera la dictadura de Daniel Ortega abrió la posibilidad de convertirse en puente de un éxodo masivo, debido a la cercanía de ese territorio con México y la frontera de Estados Unidos.

Leer más »

Elecciones en Estados Unidos, más allá de las preguntas tradicionales

La bandera estadounidense ondea frente a la cúpula del Capitolio de los Estados Unidos el 10 de septiembre de 2021 en Washington, DC. Foto: Drew Angerer / GETTY IMAGESDesde el comienzo del 2022, como era previsible, se suceden análisis académicos y periodísticos sobre el probable resultado de las llamadas “elecciones de medio término” en Estados Unidos, el próximo mes de noviembre. Como se conoce, los ciclos de elecciones presidenciales en aquel país son cada cuatro años y cada dos van a comicios todos los miembros de la Cámara de Representantes y un tercio de los senadores.
La frase acuñada durante años sobre este tema reza que las elecciones que suceden en medio del mandato de cada presidente son un referente de la opinión del electorado sobre su gestión y que, como tendencia, el partido en el poder sufre un “voto de castigo” y ve limitada su presencia en el órgano legislativo federal.
Conociendo que la ventaja actual de los demócratas en la Cámara es mínima (9 asientos, con dos vacantes) y que en el Senado la mayoría la aporta el voto de la Vicepresidenta, entonces parecería una apuesta segura decir que Biden gobernará con mayoría republicana en el Congreso los últimos dos años de su período al frente del Ejecutivo. Es decir, le resultará mucho más difícil conciliar iniciativas con su “oposición” y tendría que recurrir con más frecuencias a órdenes ejecutivas para gobernar.
En las últimas semanas también ha aumentado la frecuencia de las apariciones públicas de Donald Trump, tanto en actos de campaña, como de movilización política a favor de candidatos republicanos que cuentan con su bendición personal, como quien prueba el terreno en función de una posible aspiración presidencial en el 2024.
Todos estas son menciones comunes en cuanto a titulares y comentarios por estos días. Lo interesante sería, como nos recordaría Martí, hurgar en lo que “no se ve”, en aquellos procesos que podrían traer en el corto o mediano plazo resultados que significarían la ruptura de algunas tendencias, o cambios fundamentales en los escenarios que aún están por suceder.
Poco tiempo y espacio se ha dedicado en la academia y la prensa a valorar si los que aún hoy se siguen denominando principales partidos electorales en Estados Unidos, merecen ser nombrados como tales, sin son simples coaliciones amorfas, o una suma de tribus, u hordas, en cada caso.
Donald Trump accedió a la nominación republicana en el 2016 sin contar con una “militancia” histórica, ni reconocida en esa formación, de hecho sus principales contribuciones monetarias a campañas de aspirantes a cualquier cargo electivo habían sido sistemáticamente a favor de políticos demócratas.
Trump se inclinó a presentarse como parte de las huestes republicanas por dos razones esenciales: porque consideró que tendría más opciones para derrotar al resto de los precandidatos de esa formación y porque en la base electoral de ese partido militaba la base resentida y enajenada fundamental (no la única), ante la que se podría presentar como líder y capitalizar sus frustraciones con propuestas y mensajes simples.
Desde su acceso al poder, Trump se dedicó de forma meticulosa a desmontar las estructuras principales de esa organización política, apartar a todos los líderes que no aceptaran su discurso extremo y a suplantar cualquier órgano grupal que sirviera como contrapeso, o ponderara las decisiones del nuevo caudillo.
Tuvo tanto éxito en destruir y descomponer lo que algunos llamaban el “republicanismo tradicional”, que se llegó a especular que su labor estaba realmente conectada con un plan demócrata para destruir a sus oponentes desde adentro.
Utilizando procedimientos poco ortodoxos en la política estadounidense, que recuerdan más los escenarios de contiendas en llamadas repúblicas bananeras, Trump ha ido sacando de circulación a cuanto republicano que no apoya sin reservas su visión, aunque el uso de este término en su caso sea un eufemismo.
De hecho, en el 2022 no intentarán reelegirse a nivel federal la mayoría de aquellos que votaron a favor del proceso de destitución legislativa (impeachment) impulsado por los demócratas durante su mandato, o los que han tenido diferencias públicas con sus proyecciones.
Se han apartado de la vida política un sin número de figuras republicanas relativamente jóvenes, que en condiciones de menor polarización pudieran haber tenido cierto protagonismo en probables éxitos republicanos presentes y futuros.
Más que liderar una formación política, hoy Trump encabeza un bloque de enfrentamiento, un grupo humano que expresa frustración por diversos motivos, sean raciales o económicos, una suma de intereses que está dispuesta a cuestionarse todo lo que sea tradicional, “socialmente aceptable”, normas pre establecidas, cánones.
Trump es el oportunista político que se sitúa en la cresta de la ola generada por una crisis (o suma de ellas): si no se puede ganar una elección, se cuestionan sus resultados, se ataca a las instituciones, tanto metafórica como físicamente. Trump representa un modo de hacer que hasta ahora Estados Unidos había utilizado solo en su política exterior, con el objetivo de asegurar sus posesiones, la estructura del mundo de posguerra y para enfrentar rivales más eficientes y productivos.
Detrás de Trump no hay nada (exceptuando su familia más cercana) y esta, que puede ser su gran fortaleza hoy, terminaría como una gran debilidad al privar a los republicanos de herencia y futuro.
Lo que sucede del lado demócrata no es similar, pero también tiene que ver con el desmontaje de esa organización política, en la forma en que se conoció durante años.
En las condiciones del 2008, cuando el clan Clinton aún dominaba ampliamente la estructura partidista, Barack Obama se presentó como una opción irrechazable para acceder al poder, a pesar de que en las aspiraciones más íntimas de los principales contribuyentes y accionistas demócratas correspondía el turno de Hillary Clinton, quien debió ver postergadas sus aspiraciones presidenciales ocho años más.
Al retornar como aspirante en el 2016 se habían producido tanto dentro de Estados Unidos, como entre los demócratas, cambios que ella ya no era capaz de capitalizar, ni liderar, ni representar. Cuando Trump repitió el estribillo de que iría a Washington a “secar el pantano”, en referencia a la corrupción política que siempre ha estado presente en esa capital, en la conciencia de muchos potenciales votantes flotó la imagen de la familia Clinton y sus allegados dominando los destinos del partido, más allá de los intereses de la base social del mismo.
Los inesperados resultados del 2016, que fueron posibles gracias entre otras cosas a la inmensa cantidad de votantes demócratas que no salieron a ejercer su derecho al sufragio, expresaron una triste realidad: la desconexión de la cúpula demócrata de sus bases y el desconocimiento respecto a la inmensa frustración del electorado.
Se suponía que los demócratas aprendieran de sus fracasos de cara al 2020, pero de nuevo, los intereses de las élites se impusieron a los de aquellos que dicen representar. Desde temprano en la puja por la nominación demócrata el nombre de Bernie Sanders saltó a los primeros planos y se convirtió en un riesgo real frente al candidato del apparatchik en ruso, o stablishment en inglés.
¿Qué quería decir esto? ¿Era una confrontación entre personalidades, estilos, o las ideas que representaban?
Por un lado, para los armadores políticos y para los votantes a los que dicen servir, Joe Biden aparentemente podría nuclear los restos del clan Clinton, más ciertos vestigios del gobierno de Obama y dar una imagen de “centrismo” en un país cada vez más polarizado, acudir a los “valores tradicionales”, apelar a modos de hacer y prácticas existentes solo de modo ficticio en el escenario político estadounidenses.
Su gran estrategia consistiría en tratar de sumar de forma ortodoxa grupos electorales que ya no tienen (ni tendrán) puntos de coincidencia entre sí.
Sanders durante años, a pesar de su avanzada edad, había venido siendo paradójicamente el portavoz del segmento más joven del partido, que aún se denomina demócrata, pero que se pone a sí mismo el apellido de progresista o socialista, dejando tierra de por medio con aquellos que están en las cúpulas de las agrupaciones que aún se reúnen bajo la misma asamblea (caucus).
Además de la llamada “izquierda demócrata”, Sanders atrajo la atención de cierto sector de la clase trabajadora, que tiene el mismo nivel de frustración que muchos de los que se sintieron representados por Trump, pero que no ven la solución de sus problemas en el odio, o la confrontación con el prójimo, sea por su filiación religiosa, nivel cultural, o por la zona geográfica de residencia.
El caso es que los directivos demócratas en lugar de dilucidar quién sería su candidato de la manera más demócrata (y aquí vale la cacofonía) posible, se complotaron para organizar un golpe palaciego. En menos de 24 horas, aquellos precandidatos que en el 2020 estaban en la puja por la nominación dijeron súbitamente que ya no les interesaba continuar y anunciaron su apoyo al “único candidato que podía llevarlos al poder”, Joe Biden.
De pronto se borraron de los libros de historia todos los antecedentes que descalificaron alguna vez a Biden, desde sus decisiones como senador contra los movimientos sociales, su retirada como precandidato demócrata en los años 80 acusado de plagio intelectual, hasta su intrascendente legado durante el gobierno de Obama.
Biden era simplemente el político que creían que encajaba mejor en la moldura de los “American values” y que asumiría sin pestañar el libreto previsto para mantener la leyenda de “USA as a beacon of liberty”.
Si bien puede considerarse que dicha decisión fue estratégicamente correcta, de cara a los resultados de noviembre del 2020, lo cierto es que en el más largo plazo ese paso podría significar la escisión definitiva del partido de un sector joven, muy importante para sus aspiraciones futuras, y que nunca más se incline en esa dirección un por ciento significativo de “independientes” para los cuales el “pantano demócrata” de hecho sigue existiendo y crece.
Con una mirada cada vez más de cortoplacista, los caciques demócratas llevaron al poder no sólo a un presidente con escasas posibilidades de reelegirse por sus cualidades personales (edad y salud entre otras), sino que le adosaron una compañera de fórmula incapaz de representar a todos los sectores del partido de cara al 2024 y mucho menos constituir una opción real ante la marea republicana ante todo el electorado, cada vez más fragmentado en cuanto a intereses y modelos de país (o de sobrevivencia).
Los demócratas están cumpliendo ya un año de gobierno sin poder mostrar claros signos de victoria en su agenda interna. Algunos de sus líderes proclaman que sí han cosechado tales éxitos, pero que no han sabido explicarlos a la población, lo cual quizás sea aún peor.
En el plano externo les resulta todavía más difícil intentar diferenciarse del legado nacionalista de Trump.
Si la incapacidad demócrata de presentarse como una alternativa real a nivel federal ha resultado evidente, el problema es peor en la medida que se observa qué sucede en los estados y grandes ciudades, donde grupos revanchistas de legisladores intentan (y muchas veces logran) todos los días limitar los derechos de los futuros votantes, o reacomodan los distritos electorales (gerrymandering) de manera que el “ejercicio democrático” resulte casi innecesario, porque los resultados estarán garantizados de antemano.
Hoy se preparan de nuevo legiones de abogados y se redactan cientos de borradores, con el único objetivo de cuestionar cuanto resultado electoral les resulte desfavorable a los republicanos tanto en el 2022, como en el 2024.
Si han sido significativos en términos históricos los hechos acaecidos en el edificio del Capitolio el 6 de enero del 2021, puede que aún más lo sea lo sucedido después: la incapacidad del aparato judicial estadounidense de juzgar de manera debida y oportuna a todos los culpables, la reiteración de un por ciento no despreciable de implicados de la idea de que las elecciones del 2020 fueron “robadas”, más el convencimiento de otros de que sus actuaciones de aquel día fueron adecuadas y no dudarían a repetirlas en el futuro.
Hay varios analistas estadounidenses que se refieren en estos momentos a la posible próxima ocurrencia de una Guerra Civil en Estados Unidos, mientras que otros vaticinan que ya ha comenzado. Bien vale recordar que aunque no se ha producido una conflagración militar clásica, ya se acerca a casi un millón la cantidad de fallecidos producto de la COVID19 y de la incapacidad de la (aún) primera potencia mundial de cohesionar a su población alrededor de un muy sencillo interés nacional: preservar la vida de todos.
Algo se puede vaticinar desde ahora de cara a los comicios del 2022 y del 2024, con independencia de quién o quiénes serán sus ganadores en cada caso: los partidos federales tradicionales estadounidenses ya no existen con la estructura y proyección que tuvieron en los últimos 70 años, se produce un drástico cuestionamiento de los métodos para acceder y ejercer el poder, ninguna agrupación política representa las aspiraciones de la mayoría de la población, la violencia extrema se establece como una alternativa “política” socialmente aceptada o consentida, ninguna fuerza es capaz de ofrecer hoy plataformas de gobierno que permitan resolver los problemas estructurales del país en el mediano y largo plazos.
Para otro análisis quedarán las consideraciones sobre qué impacto puede tener todo lo antes descrito en la política exterior estadounidense.

Leer más »

‘The Cuban Government is Slowly Assassinating’ Otero Alcántara in Prison

Otero Alcántara was declared a “prisoner of conscience” by Amnesty International. (Screen capture)
14ymedio, Havana, 19 January 2022 — Luis Manuel Otero Alcántara has rejected the rights he has as a prisoner because he considers that he should not be one, according to art curator Claudia Genlui, who was able to speak with him in what he says was “his last call.”
“He called to communicate, briefly but firmly, that he is at the limit,” the activist wrote on her Facebook profile.
Genlui affirms that the artist and member of the San Isidro Movement, who has been in the Guanajay prison, Artemisa, for more than half a year, had hopes that the precautionary measure of provisional freedom that he requested last December would be accepted, but it was denied by the Prosecutor’s Office, which considers him to be a “social danger.”
“With the denial of this request, the regime demonstrates once again that its only intention is to humiliate him, to treat him like a criminal when he is not,” says Genlui, who warns that there will be no more opportunities to save the artist, who is at the limit. “He himself has said BASTA (sic. – ‘enough’),” she adds.
Otero Alcántara has refused, according to this information, to receive visitors, food and calls. “It’s over. He knows, like all of us, that being in prison is not a dignified option, that his freedom is being manipulated by State Security and that they are keeping him as a bargaining chip. The path that Luis Manuel has taken is not for that, he will only leave Cuba as a free citizen when he decides and with the ability to return when he wishes. That is a right,” says the art curator.
The negotiations for Otero Alcántara to be released have been going on for months, according to the artist and activist Tania Bruguera, speaking from the United States, where she is now living temporarily. Bruguera said in October that an attempt was being made to reach an agreement such as the one that led to the departure from Cuba of the artists Hamlet Lavastida and Katherine Bisquet, who went to Poland after being released from prison in exchange for their exile.
However, the stumbling block in this case, according to Bruguera, has been Otero Alcántara’s refusal to accept a release in exchange for leaving the country, a situation that also the case with the rapper Maykel Castillo Osorbo.
“The Cuban government is slowly assassinating an artist who has only shown us light, who has built that hope to which we cling today. Now more than ever he needs us, trusts in us,” Genlui added in her post on Tuesday, in which she ensures that she will continue to report any news.
Luis Manuel Otero Alcántara has been in prison since July 11 and is accused of public disorder, incitement to commit a crime, and contempt. These crimes were charged to him when, in April 2021, he attended a birthday party in which the residents of the neighborhood where he resides ended up singing Patria y Vida (Homeland and Life). Although he was free pending trial, he was arrested and jailed on July 11 when protests began across the country. In 2019 he was also accused of “insulting national symbols” for a performance with a Cuban flag, although the case was dismissed in 2020.
The repression against Otero Alcántara that the State had exerted since 2018 hardened in November 2020, when he began a hunger and thirst strike together with several activists to demand the release of rapper Denis Solís. The action ended with the police raid on November 26 at the headquarters of the San Isidro Movement in Old Havana, where the members of the group were meeting, and the arrest of the 14 activists who were inside the building.
This event prompted the protest of a group of artists and intellectuals on November 27 at the entrance of the Ministry of Culture to ask the authorities of the sector for solutions. Two months later, the events led to a new dispute in which the officials ended up dealing blows to the protesters.
At the end of April, Otero Alcántara again declared a hunger and thirst strike to demand an end to the police siege outside his home. State Security entered his home at dawn and transferred him to the Calixto García hospital, where he remained for a month controlled by the security forces without explanation.
Last year, the American magazine Time named the artist one of the 100 most influential people of 2021.
____________
COLLABORATE WITH OUR WORK: The 14ymedio team is committed to practicing serious journalism that reflects Cuba’s reality in all its depth. Thank you for joining us on this long journey. We invite you to continue supporting us by becoming a member of 14ymedio now. Together we can continue transforming journalism in Cuba.

Leer más »

Obtienen en Camagüey test diagnóstico de dolencias gástricas

Camagüey.–A su ya sólida trayectoria investigativa, el Centro de Inmunología y Productos Biológicos, de la Universidad de Ciencias Médicas Carlos J. Finlay, de esta provincia, sumó un nuevo servicio científico-tecnológico: la formulación de una prueba rápida de ureasa para el diagnóstico de la enfermedad gástrica provocada por la bacteria helicobacter pylori.
El test obtenido por esa institución, que ostenta la categoría de unidad de desarrollo e innovación, mereció al cierre de 2021 el Premio Provincial de Ciencia, Tecnología y Medioambiente, en reconocimiento a los resultados favorables del empleo del producto por los servicios de gastroenterología en la red de hospitales y policlínicos del territorio.
La directora del centro, Elizabeth Nicolau Pestana, aclara que no se trata de algo nuevo: «Al no contar en el país con métodos serológicos ni con pruebas rápidas, pues no se importan ni se fabrican en Cuba, decidimos hacer una formulación propia, con una mínima cantidad y variedad de reactivos, sin que afectara su función y fuera fácil y económica su preparación».
Explica la autora principal de la investigación que al producto se le realizaron las pruebas correspondientes de estabilidad, las cuales permiten determinar las condiciones en que se deben procesar y almacenar las materias primas o los productos semielaborados o terminados, así como establecer el tiempo de almacenamiento, de uso clínico y la fecha de vencimiento.
«Hasta ahora –precisa la máster en Ciencias– el test lo producimos aquí, a pequeña escala, con los recursos que tenemos, y ha demostrado su efectividad en la comprobación de los niveles de colonización en el estómago por helicobacter pylori, cuya presencia puede ir desde un estadio muy simple o mantenerse en el tiempo, y evolucionar a cáncer de ese órgano del sistema digestivo».
Refiere Elizabeth Nicolau Pestana que el propósito de la investigación ha sido poner en manos de los gastroenterólogos una herramienta de trabajo que les dé la posibilidad de realizar un diagnóstico certero y poder prescribir un tratamiento adecuado, en el momento oportuno y por el tiempo necesario para erradicar la bacteria del estómago y que este recupere su mucosa normal.
«Para alcanzar ese noble objetivo –añade– contamos en todo momento, específicamente en el diagnóstico y tratamiento de las infecciones provocadas por helicobacter pylori, con el apoyo del Laboratorio Nacional de Referencia e Investigaciones del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK), en la persona del doctor Rafael Llanes Caballero».
Lo logrado por el colectivo del Centro de Inmunología y Productos Biológicos, de la Universidad de Ciencias Médicas Carlos J. Finlay, constituye un ejemplo de búsqueda de alternativas y soluciones locales, desde la ciencia, a las carencias que se presentan a diario en las instituciones de Salud, y se contribuye así, de manera más eficiente, a mejorar la calidad de vida del pueblo.

Leer más »

Rogelio Polanco: Venimos a compartir con el pueblo

Conversa con jóvenes espirituanos Rogelio Polanco, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido y Jefe del Departamento Ideológico. Foto: GranmaRogelio Polanco, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido y Jefe del Departamento Ideológico, forma parte de la visita integral a Sancti Spíritus, primera de su tipo después del 8vo. Congreso partidista, y fue entrevistado por Granma en ese territorio.
– ¿Qué vienen a revisar en la ciudad del Yayabo?
«Venimos a compartir con el pueblo, con nuestra militancia, con nuestras estructuras y organizaciones para conocer si se está trabajando creativamente en Sancti Spíritus. Después del congreso la intensidad de la labor de nuestro Partido ha sido extraordinaria, hemos ido implementando las directrices adoptadas en el Congreso».
– ¿Cómo se traduce esa intensidad de la labor del Partido después del Congreso?
«Estamos en un proceso de transformación de la labor dela organización: haciendo del Partido un espacio cada vez más democrático, más participativo y que acuda al centro de los problemas del país. Queremos seguir avanzando en la implementación de las medidas que contribuyan a la recuperación económica como parte de la estrategia que hemos adoptado».
– ¿Democracia vs. Subversión?
«Sí, enfrentamos la subversión política e ideológica mediante vías cada vez más originales y novedosas, preparándonos mejor para llegar con el mensaje de la Revolución a todos los segmentos de la sociedad. Existe una guerra no convencional que pretende fracturar la unidad de nuestro pueblo, dividir a la nación y frente a eso el Partido estará cada vez más unido, mediante la activación de nuestra democracia genuina».
– ¿Transformación…? Es la misma palabra que tantas veces le mencionó ayer a los jóvenes espirituanos, Joel Suárez,  vice jefe del Departamento Ideológico del Comité Central de La Universidad de Ciencias Médicas de Sancti Spíritus 
«Los jóvenes son esenciales en ese proceso de transformación. Tenemos una sociedad diversa, heterogénea, que requiere ser comprendida y analizada como parte del momento histórico que vivimos. Solo con la participación activa de los jóvenes en los procesos y acciones que el país está llevando adelante será posible esa transformación. Transformación en los modos de actuar, de los ímpetus, de los tiempos, para tener en el menor tiempo un mayor bienestar que es lo que el pueblo merece».
Al término de esta entrevista, Polanco estará conversando con los jóvenes de la Universidad de Sancti Spíritus «José Martí»
(Tomado de Granma)

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.