HAVANA CLIMA

Cuba reporta 413 nuevos casos de COVID-19 y cuatro fallecidos

COVID-19

Al cierre del día de ayer, 9 de noviembre, se encuentran ingresados 7 mil 698 pacientes, sospechosos 4 mil 719, en vigilancia 593 y confirmados activos 2 mil 386.

Para la COVID-19 se realizaron un total de 16 mil 993 muestras para la vigilancia en el día, resultando 413 positivas. El país acumula 10 millones 720 mil 227 muestras realizadas y 957 mil 332 positivas.

Del total de casos (413): 408 fueron contactos de casos confirmados; 3 con fuente de infección en el extranjero; 2 sin fuente de infección precisada. De los 413 casos diagnosticados, fueron del sexo femenino 228 y del sexo masculino 185.

El 16,2% (67) de los 413 casos positivos fueron asintomáticos, acumulándose un total de 131 mil 798 que representa el 13,7 % de los confirmados hasta la fecha.

Los 413 casos diagnosticados pertenecen a los grupos de edad: menores de 20 años (71), de 20 a 39 años (87), de 40 a 59 años (137) y más de 60 (118).

Residencia por provincia y municipios de los casos confirmados:

Pinar del Río: 17 casos

  • Consolación del Sur: 2 (contactos de casos confirmados).
  • Guane: 3 (contactos de casos confirmados).
  • Minas de Matahambre: 4 (contactos de casos confirmados).
  • Pinar del Río: 4 (contactos de casos confirmados).
  • San Juan y Martínez: 1 (contacto de caso confirmado).
  • San Luis: 2 (1 contacto de caso confirmado y 1 sin fuente de infección precisada).
  • Sandino: 1 (contacto de caso confirmado).

Artemisa: 7 casos

  • Artemisa: 1 (contacto de caso confirmado).
  • Bauta: 2 (contactos de casos confirmados).
  • Caimito: 2 (contactos de casos confirmados).
  • Candelaria: 1 (contacto de caso confirmado).
  • San Antonio de Los Baños: 1 (contacto de caso confirmado).

La Habana: 29 casos

  • Arroyo Naranjo: 2 (contactos de casos confirmados).
  • Boyeros: 1 (contacto de caso confirmado).
  • Centro Habana: 1 (contacto de caso confirmado).
  • Cerro: 1 (contacto...

    Leer más

Comparte:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Publicaciones

Artículos Relacionados

Las inevitables crisis del Caribe

El mundo se puede siempre acabar. Nací años después de la Crisis de los Misiles (o del Caribe o de Octubre, según quiera llamársele), pero el pasado insiste en continuar repitiéndose. No sé si como historia o farsa —esa disquisición dejémosela al espectro de Marx. Pero lo hace. O amenaza con hacerlo. Tal vez por eso tan poco me sorprendió que esta semana el vicecanciller ruso Sergei Ryabkov anunciara que no confirmaba ni excluía la posibilidad de que Rusia posicionara en Cuba y Venezuela armamento y tropas, en respuesta a las actividades militares de Estados Unidos y Europa cerca de la frontera rusa. Ryabkov asegura que todo depende de la respuesta de Washington (no habló de la de Caracas o La Habana).Tan fácil se dice. Tan lejos nos parece. La distancia entre Moscú y La Habana: 9550 km. ¿Cómo olvidar aquel programa televisivo de mi infancia, llamado 9550 porque el premio para los concursantes era un viaje por 15 días a la Unión Soviética?Pero para la administración de Putin hoy, como para la de Nikita Jrushchov en los sesenta, 9550 km no son nada. ¿Y los cubanos que viven en la isla? ¿Qué peso tienen en la ecuación ruso-estadounidense? La pregunta podría hacerse al gobierno de Rusia o de la difunta Unión Soviética y, antes, a los de Estados Unidos o la de España.Hay quienes preguntan cuándo Cuba dejará de estar a merced de esas disputas tan lejanas de la isla. Según va este mundo, dudo que veamos el momento en que esto pueda suceder. Desafortunadamente seguimos dependiendo de otros para sobrevivir. Lo decía un aterrorizado Malabre en Memorias del subdesarrollo —la novela de Edmundo Desnoes de 1965 y la película de Tomás Gutiérrez Alea de 1968:Todo lo que se me ocurre son tonterías frente a los hechos. Siento que todo es desproporcionado. Nosotros y el resto del mundo […] vuelvo a sentirme estúpido, insignificante […] Otros están decidiendo por mi vida. No puedo hacer nada. No tengo control de nada. Si me acuesto a dormir puede que ya no me levante. […] Los cohetes están ahí […] La isla parece que tiene cohetes por todas partes. Nos van a barrer, van a hundir el caimán en el fondo del mar Caribe. Luego pasarán los barcos y dirán: ‘Ahí estaba Cuba.’ Y las olas, y las corrientes, barrerán la isla hundida en el fondo del mar.1En los pensamientos que atormentaban a Malabre (Sergio en la película) durante las horas que se escurrieron bajo la amenaza de una conflagración nuclear en el Caribe, mientras esperaba a que Moscú y Washington se pusieran de acuerdo, late no sólo el miedo a la desaparición inminente, sino también el reconocimiento de una de las condiciones fundamentales del subdesarrollo: la dependencia, la imposibilidad de controlar el destino propio.Ni fueron accidentes de la historia la Crisis de Octubre de 1962 o las amenazas de Rybkov hace apenas unos días, ni son tales situaciones privativas de la isla de Cuba. Constituyen más bien instantes álgidos de escenas cotidianas de la experiencia caribeña.El tono de Malabre se hace eco, veinte años después, de la voz de Virgilio Piñera en su inescapable La isla en peso (1943):PublicidadEl horroroso paseo circular,el tenebroso juego de los pies sobre la arena circular,el envenenado movimiento del talón que rehúye el abanico del   erizolos siniestros manglares, como un cinturón canceroso,dan vuelta a la isla,los manglares y la fétida arenaaprietan los riñones de los moradores de la isla.(…)¡Nadie puede salir, nadie puede salir!2Al terminar el poema más vale no preguntarse cuál sería el peso al que se refiere Piñera en el título, ese “peso de una isla en el amor de todo un pueblo.” ¿Qué le impediría a una isla del Caribe hacerse dueña de su destino? La respuesta se pierde en la noche de nuestra historia.Se repiten la misma pregunta con su respuesta de isla en isla, y cuando Antonio Benítez Rojo3 lo vio, tuvimos ya teoría y un libro, La isla que se repite, de consulta obligada en estas elucubraciones sobre la fatalidad regional. Como lo son también las teorías del puertorriqueño Arcadio Díaz Quiñones en torno a “la brega”, para expresar cierta agencia posible desde el estado siempre maniatado del colonizado, sujeto en toda ocasión a reglas y órdenes que no ha dictado él, que sobrepasan su mundo4; o las ideas del martiniqueño Aimé Césaire, debatiéndose entre la convicción anticolonialista y la departamentalización de Martinique y Guadalupe.Bregaba pues, Césaire, quien admitió el peso que tuvo su conocimiento de la realidad haitiana en la decisión de promover la departamentalización en lugar de la independencia de las Antillas francesas. Decía entonces evitar la situación de extrema miseria en la que estaba sumida la primera nación independiente de América Latina. En los años 1950, mientras el resto de las colonias francesas se afanaba en conseguir la independencia, sabiendo que esta nunca sería absoluta para una pequeña isla caribeña, Césaire respaldaba el compromiso departamental. No era sin dudas la mejor solución. Hay honor y orgullo en la independencia. Pero la verdadera cuestión no es discernir si era —o es— buena o mala la elección de Césaire, sino con qué alternativas reales cuentan las islas del Caribe, cuál es el verdadero alcance de su emancipación. Según Césaire, permaneciendo bajo el amparo francés aseguraba que Martinica escapase al destino haitiano y pretendía hacer de las Antillas un “centro de responsabilidad.” Imaginaba que en algún momento, satisfechas las necesidades materiales, los martiniqueños podrían construir su propia sociedad. ¡Qué lindo es soñar!Y es que en el Caribe no nos cansamos de construir utopías. La Utopía de Thomas More, la primera de todas, funcionaba en definitiva a las mil maravillas en una isla en algún lugar del supuesto Nuevo Mundo. ¿Existe mejor sitio para fabricar ilusiones? Tampoco hay nada malo en ello. Pero recordemos que, aunque aislados, los isleños del Caribe no estamos nunca solos —algo que Césaire y tantos otros soñadores tropicales aparentemente perdieron de vista. Dependemos de un orden externo que, desde la imprevista, azarosa llegada de Cristóbal Colón, determina cuánto hacemos y hasta pensamos. Dentro de tal sujeción, ¿cómo esperar que nuestros planes, de veras, alcancen algún día concreción? Se tiene poder sobre uno mismo cuando se cuenta con la capacidad de dirigir las acciones propias. Los caribeños, cualquiera sea su isla o ensoñación política, carecen en última instancia de este poder.¿Qué hacer, entonces, más allá de repetir gestos que parecen apuntar hacia la desesperada posición del antillano deseoso de ser libre e imposibilitado de conseguirlo?Bregamos, reconoce Díaz Quiñones, que es como decir, resolvemos, vamos tirando, hacemos lo que se puede. O choteamos, como comprendió Mañach5 que intentaba el cubano mitigar fatalidad y frustraciones. O bien nos dejamos llevar con los personajes de El color del verano de Reinaldo Arenas6, sobre aquella isla atormentada que partía a la deriva, libre de sus amarres tras haber sido estos roídos por sus propios habitantes. O nos hundimos, o flotamos, o dormimos, o nos ponemos a chatear por WhatsApp esperando el turno en una cola, o decidimos volver a mirar la telenovela turca o brasileña. En realidad, no somos tampoco muy conscientes de lo que hacemos pues, como reconocía el Sergio/Malabre de Desnoes, todos los gestos parecen inútiles en estos momentos: dibujan la ilusión de un poder con el que no hemos contado nunca.Tal vez decidimos en fin de cuentas irnos a la Playita de 70; y a ritmo de recalcitrante reggaetón y golpe de salitre conseguimos que se nos olvide todo —aun si para llegar a la costa tenemos que pasar por delante de la embajada rusa en la Quinta Avenida: esa torre descomunal de apariencia indestructible, desde 1985 imponiéndose sobre el horizonte habanero. Pero ya en la Playita habremos perdido el miedo, que nunca aporta soluciones. Precisamente, el miedo no es la respuesta porque, aceptémoslo, tampoco hay una respuesta.***Notas:1 Desnoes, Edmundo. Memorias del subdesarrollo, La Habana, Unión, 1965: 58-59.2 Piñera, Virgilio. “La isla en peso”, en La isla en peso, Barcelona, Tusquets, 2000: 42.3 Benítez Rojo, Antonio. La isla que se repite. Barcelona: 1998.4 Díaz Quiñones, Arcadio. El arte de bregar, San Juan, Callejón, 2000.5 Mañach, Jorge. Indagación del choteo, La Habana, Ediciones Revista de Avance, 1928.6 Arenas, Reinaldo. El color del verano o nuevo “ Jardín de las delicias ”. Barcelona, Tusquets: 1999.

Leer más »

No puede haber tiempo muerto para las máquinas de riego, como está ocurriendo

Perico, Matanzas.–Bárbaro Galván no se quedó quieto un instante mientras duró la visita periodística. Agradeció la presencia del reportero, pero costó trabajo que respondiera una sola pregunta de forma reposada. A todas luces, no está dispuesto a que le roben el tiempo destinado al cuidado de sus cultivos.

«La clave del que trabaja la tierra es no perder tiempo, lo aprendí de mi abuelo, de quien heredé esta finca. Por eso la premisa aquí es trabajar todos los días, de sol a sol», dijo, mientras acomodaba unos productos recién cosechados.

Perteneciente a la cooperativa de créditos y servicios (CCS) Mario Muñoz, en el municipio matancero de Perico, la finca de Galván abarca 35 hectáreas que atiende con su familia.

«Durante unas dos décadas fui uno de los pocos campesinos en la provincia que sembraba papa. Lograba rendimientos por encima de las 30 toneladas, de los mejores de Cuba, pero de un tiempo a la fecha se diversificó la producción, y ahora hay de todo».

A la pregunta de cómo aprovechan allí la existencia de un equipo de riego, señaló que, al principio, el riego en la hacienda era por aniego, hasta que en 2005 le entregaron una máquina de pivote central, de 13,42 hectáreas.

«Es muy probable que haya sido el primer campesino a quien le instalaron un equipo así, gracias a lo cual pude extender los cultivos e incrementar las producciones y los rendimientos. 

«A esta máquina la explotamos al máximo posible, con más de tres cosechas al año, un cultivo detrás del otro. Por lo general, realizamos dos cosechas de frijoles y luego incorporamos el maíz. Cuando se acerca el término de una cosecha, ya está lista la semilla para iniciar la próxima siembra.

«Otra cosa que no debe fallar es el cuidado de la máquina. Yo soy el operador, nadie más. Hay que estar muy al tanto de cualquier percance y del resguardo de sus componentes principales. Esa es la razón por cual todavía conserva sus gomas y motores de fábrica. No es nada del otro mundo, eso se llama sentido de pertenencia. 

«La clave es dedicarle mucho tiempo al campo, preparar bien la tierra, utilizar semilla certificada, de calidad, y que no les falte el agua a los cultivos, sin excluir los productos biológicos».

 

MÁQUINAS A LA ESPERA, ¿DE QUÉ?

Lamentablemente, la experiencia en la finca de Galván no constituye la regla en el uso de esta técnica.

La explotación adecuada de los equipos de riego continúa siendo una asignatura pendiente en la agricultura, pese a su influencia en los rendimientos y en la eficiencia en el uso del agua, además de ahorrar energía.

Por un motivo u otro, de las 107 máquinas eléctricas de riego de pivote central con que cuenta el sistema de la Agricultura en Matanzas, más de una veintena no prestó servicios en 2021, tras culminar la campaña de frío, de manera que hicieron una sola rotación de cultivo en el año.

Dicho de otro modo: por esa causa se dejaron de sembrar cientos de hectáreas de tierras fértiles, limpias de maleza y previamente fertilizadas, y con el recurso hídrico garantizado.

En su mayoría fueron suelos que, luego de concluir la cosecha de la papa, no volvieron a sembrarse, y las máquinas quedaron inutilizadas, cubriéndose poco a poco de malas hierbas.  

Esto sucedió, sobre todo, en bases productivas de la Empresa Agropecuaria V. I. Lenin, en Jovellanos, y de Calimete, explica Lázaro Bello Rodríguez, subdelegado agrícola en la provincia.

ROTAR CULTIVOS, NO PARAR LA SIEMBRA

En Matanzas existen actualmente más de 15 000 hectáreas regadas, aproximadamente el 23 % del área cultivable sembrada, casi 4 000 de ellas gracias a la tecnología del pivote central, con prominencia en el cultivo de arroz y de cítricos.

En ese aporte a la producción de alimentos se incluye la totalidad de la cosecha de la papa, así como 400 toneladas de frijol de semilla y 200 de maíz con igual propósito.

Lo cierto es que estas máquinas son demandadas entre los productores agrícolas, no solo por el menor costo de inversión por hectárea regada, sino también por características como su versatilidad para utilizarlas en diferentes condiciones del suelo, clima y cultivo, además de humanizar las labores en el campo.

Sin embargo, a pesar de su elevado precio y de que constituyen una apuesta necesaria para el desarrollo de la agricultura cubana, no siempre son empleadas como es debido.

Bello Rodríguez aseguró que en los últimos tiempos hay un avance apreciable en unidades básicas de producción cooperativa (UBPC) como Gispert y Ceiba Mocha, pero se mostró inconforme porque aún es bajo en el territorio el porcentaje de rotación de cultivos con base en dichos sistemas.

Para rotar bien, por lo menos dos veces al año (una en primavera y otra en frío), los productores deben prepararse con anticipación y prever todos los detalles en aras de garantizar la siembra del próximo cultivo, subrayó. 

Ese propósito se enreda cuando la siembra es manual, como sucede con la malanga, la yuca o el boniato, pues entonces no siempre aparece la fuerza de trabajo y al final transcurre el tiempo, el área gana en maleza y la tierra queda vacía hasta la próxima campaña, añadió, tras hacer notar que esos largos periodos sin prestar servicios suelen perjudicar los equipos, además de exponerlas al peligro de que les sustraigan piezas o partes.

Destacó que los directivos de la Agricultura en la provincia están empeñados en continuar fortaleciendo este programa para que cada vez sea menor la capacidad subutilizada de los equipos, todavía lejos de su potencial de producción.

Especialistas consideran que es absurdo que no se aprovechen al 100 % las máquinas de este modelo, instaladas y en explotación en Matanzas, donde los cultivos pueden rotar con más facilidad que en el riego por inundación. 

Este tipo de riego deviene soporte principal y es de capital importancia en una agricultura como la nuestra, obligada a emplear de manera óptima los recursos de que dispone.

Leer más »

Marcel Hernández retorna al Cartaginés… y ya levantó la grada con un gol

La historia del fútbol así lo demuestra: hay retornos felices y otros bien nefastos, de jugadores a equipos en los que se habían emplantillado en determinada ocasión. Por consiguiente, hay potentes aplausos o enconadas rechiflas cuando ese jugador vuelve a vestir la camiseta del club…y en similar escenario en rol de local.

Pues este domingo, el delantero cubano Marcel Hernández fue vitoreado en el estadio José Rafael Fello Meza, pues en su retorno al club Cartaginés fue clave en el éxito 2-1 ante el Pérez Celedón, en la segunda fecha del Torneo Clausura 2022 de la liga costarricense.

Según reflejan los sitios webs consultados, el delantero habanero, quien siempre lleva clavada en su mirada la portería rival, inició la remontada de su conjunto cuando, al minuto 13, una gran jugada del colectivo movió el marcador gracias a su gol.

Después de recibir un pase del volante creativo Michael Barrantes, el delantero cubano conectó un potente cabezazo que se metió en el palo derecho del arquero.

La segunda y decisiva diana del Cartaginés llegó en el minuto 29 por intermedio del defensa José Luis Quirós, y así lograron remontar el disparo de Lucas Gómez en el minuto 8. Como se aprecia, los tres goles del juego fueron en el primer tiempo.

Las estadísticas reflejan que Marcel tuvo gran efectividad en sus acciones, pues disparó al arco en dos oportunidades y marcó un gol.

Pero el Jugador del Partido fue Quirós, quien además del gol, solventó tres ocasiones peligrosas creadas por la delantera del Pérez Celedón.

Para que se tenga una idea de la confianza que tiene en el ariete cubano el técnico del Cartaginés, Geiner Segura, les comento que propuso una formación 4-5-1 con Kevin Briceño en el arco; José Luis Quirós, José Gabriel Vargas, Daniel Chacón y Mikel González en la línea defensiva; Dylan Flores, Víctor Murillo, Michael Barrantes, Ronaldo Araya y Allen Guevara en el medio… y Marcel Hernández como único delantero.

Y es que Marcel ya ha demostrado su arsenal para romper redes en el fútbol tico, no solo en su primera campaña con el Cartaginés hace ya varias temporadas, sino también con sus últimas presentaciones con el club Alajuelense.

Sucede que hace apenas una semana, el Alajuelense se lo dio a préstamo al Cartaginés. Y aún se escuchan los ecos de esa “descabellada” decisión.

Según se comenta, la principal razón de esta decisión radica en que Albert Rudé, técnico del Alajuelense, gusta de jugar con un solo centro-delantero y las plazas ya están ocupadas. Ese es su criterio y hay que respetárselo. Pero pienso que en esa decisión primó la pésima comunicación que, según reflejan los medios ticos, posee Rudé con el ariete habanero.

Creo que no puede haber otra razón. ¿Por qué? Pues porque no creó condiciones para mantener en su nómina a un atacador que llegó a Alajuelense en enero del 2021 y desde entonces vistió la rojinegra en 51 ocasiones, anotando 20 goles y generando 13 asistencias.

Esas cifras dan un promedio de una incidencia con gol por cada 101 minutos jugados. Además fue goleador en el primer torneo con los “manudos” y quedó de segundo en el campeonato recién terminado, con un gol menos que el líder, Johan Venegas.

Pero hay más. Su regreso a Cartaginés podría significar que sea que con la blanquiazul, la camiseta con la cual Marcel Hernández se convierta en el máximo goleador extranjero en el fútbol tico.

Este listado tiene como líder al eslovaco Josef Miso con 88 tantos, seguido por los brasileños Jorge Barbosa (84) y Odir Jaques (82). Con esta diana ante el Pérez Celedón, el ariete cubano llegó a 80. Creo que a Miso no le queda mucho tiempo anclado en ese liderazgo. ¿Qué me dicen?

Leer más »

Holguín: Accidente entre rastra y tractor deja dos heridos

Varios usuarios en redes sociales lamentaron el estado de la carretera de Holguín.Rey Rivero comentó: “La carretera más mala de Cuba es esa. Dos años paralizada Cuba por el Covid y ni un bache pudieron reparar en esa ruta”.
Javier Fernández Feria contó que “yo viajé hace poco de Santiago a Holguín y desde que entré al límite de Santiago y Holguín por Caballería, a partir de la entrada de Alto Cedro la carretera está buena, no óptima, pero buena. Solo antes de llegar a Alto Cedro hay unos baches que dicen ahí es donde asaltan”.
Ya han ocurrido varios accidentes en la Isla en este 2022. El 8 de enero ocurrió un accidente en la provincia Granma entre un carretón y una motocicleta, según comunicaron usuarios en redes sociales.
El 4 de enero anterior una persona murió y seis resultaron heridas tras un accidente de tránsito este martes en el municipio Florida, de la provincia Camagüey.
El choque ocurrió alrededor de las 5:00 am en el kilómetro 4,5 de la carretera a La Playa. El fallecido y los seis lesionados son residentes del vecino territorio Carlos Manuel de Céspedes y se dirigían hacia la Presa Muñoz, informó Yunier Soler Castellano, reportero en el medio estatal Radio Florida.
También el 12 de enero ocurrió un accidente de tránsito en el kilómetro 288 de la Autopista Nacional, provincia Villa Clara, que dejó un saldo de dos fallecidos y cuatro lesionados, informó la prensa oficial.
Tras el siniestro dos de los heridos fueron atendidos en el Hospital General de Placetas ‘Daniel Codorniu Pruna’.

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.