HAVANA CLIMA

Revista británica Literary Review aborda el caso del rapero El Osorbo

El informe “Incompatibilidad del sistema electoral cubano con la Carta Democrática Interamericana” del Instituto Internacional de Raza, Igualdad y Derechos Humanos, fue presentado este lunes en una conferencia virtual, a la que asistieron miembros de la Sociedad Civil independiente cubana.

El reporte recomienda “una serie de acciones destinadas a subsanar esta incompatibilidad para lograr los elementos esenciales para una democracia representativa: el respeto a los derechos humanos y las libertades fundamentales; el acceso al poder y su ejercicio con sujeción al Estado de Derecho; la celebración de elecciones periódicas libres, justas y basadas en el sufragio universal y secreto como expresión de la soberanía del pueblo y la separación e independencia de los poderes públicos”, explicó Cristina Fetterhoff, directora de Programas de la organización con sede en Washington, DC.

La Carta Democrática Interamericana, adoptada el 11 de septiembre de 2001 en Lima, Perú, es un instrumento del Sistema Interamericano de Derechos Humanos que reconoce el derecho de los pueblos de América a la democracia y la obligación de sus gobiernos de promoverla y defenderla.

En este sentido, el informe encarga concretamente:

1. Aceptar lo dispuesto en la resolución de la Asamblea General de la OEA con número 2438 del 3 de junio de 2009 e iniciar el proceso de diálogo con la OEA encaminado a lograr la participación...

Leer más

Comparte:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Publicaciones

Artículos Relacionados

La machetera abre caminos entre Italia y Cuba

Cartel de La Machetera, producción italiana realizada en Cuba
Foto: Cortesía de la entrevistada

La machetera, largometraje de ficción dirigido por la realizadora Yanet Pavón Bernal, obtuvo recientemente el Premio a Mejor película extranjera en LA Femme International Film Festival 2021, en Los Ángeles, Estados Unidos. Antes, fue galardonado en el Cuzco Underground Cinema Festival 2021 y concursa en el 18th Angel Film Awards 2021 del Monaco International Film Festival.
Esta producción de LeonCubaFilm, NewKpler y Zamjat es el debut en la dirección de esta joven estudiante de la Facultad de los Medios de la Comunicación (Famca) de la filial de la Universidad de las Artes en Holguín —y ya editora en el canal TunasVisión—; y resultó, además, una especie de taller donde parte del novel equipo cubano aprendió haciendo cine.
Con una duración de una hora y treinta minutos y ambientada en Las Tunas rural de la década del setenta, esta película sintetiza la perspectiva femenina de su directora Yanet Pavón, con quien Altercine conversa esta vez.
Entre Las Tunas y Roma, el origen de La machetera 
EEP:¿Cómo surgió este proyecto?
YPB: Fue idea de Esnedy Milán Herrera, actriz tunera radicada en Italia, y está basada en uno de sus cuentos. Nos conocimos en la realización del cortometraje Herradura, donde trabajé junto a Federico Schlater, fotógrafo y director de cine y televisión suizo.

No me creo feminista ni creo que la película lo sea en sí misma, pero sí es vocera y defensora de la mujer en Cuba y en todos los lugares del mundo”.

Primero fungí como asesora del guion y parte del equipo de producción. Luego, ella me propuso la dirección, pero la idea me aterrorizaba y no acepté inmediatamente, porque es algo para gente de mucha experiencia. Buscaron a otros más experimentados, sin embargo, el destino, al parecer, apuntaba hacia mí.
EPP: La machetera es una producción italiana con participación de entidades y artistas cubanos. ¿Qué es LeonCubaFilm y NewKpler? ¿Y la Zamjat, en Las Tunas? ¿Cómo llega un equipo italiano a interesarse por un proyecto tunero?
YPB: LeonCubaFilm más que una productora audiovisual en Roma, es una célula en la que convergen muchos artistas amigos de Esnedy, de diferentes nacionalidades y formaciones artísticas, que han trabajado en el teatro, la televisión y el cine, y, además, aman la cultura cubana.
Ellos se hermanaron con la Zamjat (convertida en otra célula desde Las Tunas, donde nacen proyectos artísticos) a través de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) de la provincia, en la peña audiovisual “To Be, Ser o Estar”, que dirijo hace más de tres años.
Ahora Zamjat, con las nuevas leyes de cine, aspira a convertirse en un Colectivo de Creación Audiovisual y Cinematográficas para próximos trabajos. La NewKpler participó en la producción financiera del filme. Que un equipo italiano se interese en uno tunero es gracias al trabajo que ha realizado Esnedy en la embajada de Cuba en Roma, en los diferentes eventos culturales.
La Machetera es el debut en la dirección de la joven Yanet
¿Cuál es la sinopsis de La machetera?
Año 1978, en la granja cañera del Central Manatí, en Las Tunas, un grupo de macheteros se esfuerza al máximo en cada jornada por cumplir el plan de corte. Marisol, joven mujer de tez morena y de origen tunero aunque radicada en la capital —cuestión que provocará desagrados entre los trabajadores del pelotón y las mujeres del pueblo—, toma una plaza vacante de machetera con el fin de ganar el gran premio, un auto marca Lada.
Aprendíamos sobre cine haciendo cine
EPP: ¿En qué sitios de Las Tunas grabaron?
YPB: Fuimos a la finca de Robotán, el Centro de Acopio de Majibacoa, el Lago Azul, el Cornito, el pueblo de Manatí, la comunidad del Cerro de Caisimú y hasta en el mismo campismo. El reparto está integrado, entre otros, por Esnedy Milán, Luis Ricardo Faura, Dennis Pérez Ramírez, Alexey Fuentes Guzmán y Liusmila Díaz Río.
EPP: El proceso de rodaje fue también una especie de taller…
YPB: Desglosamos el guion para los diferentes departamentos artísticos… La parte dramatúrgica la debatí con Alicia, egresada de la Famca de Holguín; la de dirección de actores con Rolando Boet; el script lo enseñaba a las chicas por el curso que recibí en la Escuela Internacional de Cine y Televisión, en San Antonio de los Baños; los chicos de la producción arreglaban equipos de la época, diseñamos lámparas…
Por la parte italiana coordinamos la colaboración de la diseñadora de vestuario y maquillaje Magda Accolti; Giuliano Gastaldi en la dirección de fotografía, y Esnedy. Más personas estaban dispuestas a participar en la película como tutores de las diferentes especialidades, pero no se pudo concretar completamente, porque en un principio las autoridades lo veían como inusual, extraño.
Finalmente la AHS tramitó el visado y el autorizo de entrada para la tecnología.
Con la asesoría de Esnedy y Giuliano, se decidieron cambios importantes por los colores adecuados según la luz, algo que aprendimos en ese momento. Los asistentes de cámara tuvieron que aprender lo básico de la cámara que nunca habían visto: la función de los diferentes lentes, filtros y del diseño de luz. Por la parte del sonido fue muy parecido.
El proceso de dirigir a tanta gente tan joven como yo, fue un gran reto, porque me encontraba aprendiendo paso a paso y todos, en su mayoría, éramos novatos haciendo una película.
EPP: Al ser una producción foránea grabada en Cuba, ¿cuáles fueron los principales obstáculos y, por el contrario, las principales ventajas que encontró el equipo de realización?
YPB: Plantear en Las Tunas que vas a trabajar con extranjeros y usar su tecnología, fue un problema, porque muchos se preguntaban quiénes eran, por qué querían hacer ese trabajo aquí (siempre ven lo malo y no el logro productivo). Al mismo tiempo, se hacen la idea de que traen dinero y juzgan sin tener criterios, entorpeciendo muchas actividades dentro del equipo de trabajo.
Según su directora, esta película defiende los derechos de la mujer en Cuba y en el mundo
No dominaba completamente el idioma para entender todo lo referente a la técnica. También,
ellos llegaron muy cerca del rodaje, así que no conté con el tiempo para discutir mi plan estético.
Contamos con el story board de Raúl Cuesta, pero solo de determinadas secuencias. Tuve que colegiarlo casi todo, pues Esnedy trabajó de conjunto con la guionista Valentina Orrù. Ella venía con muchas ideas fotográficas y un estilo de contar muy cerca del neorrealismo italiano, que yo entendía, pero muchos alrededor no.
Fue muy complejo porque se modificaron cosas y otras se dejaron de rodar por falta de comprensión, tiempo, experiencia y situaciones en el rodaje, además del presupuesto limitado. La corrección de sonido y el diseño sonoro corrió a cargo de Andrea Gramigna, quien ha trabajado en filmes como Belleza robada, de Bernardo Bertolucci, y la edición por el experimentado Marcello Spoletini.
Solo quiero hacer y seguir aprendiendo 
EPP: La machetera realza la autonomía de la mujer y su derecho a desempeñarse en cualquier oficio…
YPB: Cuando leí a profundidad el guion y entendí el tema, que sobre todo defiende la autonomía de las féminas, mis ojos se dilataron y comencé a observar las historias de las mujeres más cercanas.
Busqué mucha literatura de la época, en las revistas Mujeres y Bohemia, y me llamó la atención cómo se generaban tantas cartas donde se hacían reclamaciones acerca de sus derechos laborales y de situaciones de discriminación, incluso en el hogar.
No me creo feminista ni creo que la película lo sea en sí misma, pero sí es vocera y defensora de la mujer en Cuba y en todos los lugares del mundo.
EPP:¿Cuándo se estrenará en Cuba?
YPB: El filme se encuentra en el circuito internacional de festivales, que es bastante amplio. Aún no tenemos fecha prevista de estreno en Cuba, pero deseamos hacer una proyección especial en la Comunidad del Cerro, nuestra principal locación, y luego extendernos a otros sitios.
EPP: A partir de tu experiencia en La machetera, ¿cuán complejo puede ser forjar una carrera como realizadora audiovisual lejos del tradicional circuito capitalino?
YPB: Al conformar el equipo, con los primeros que interactué fue con profesionales de la capital como José Manuel Riera y Alexis Álvarez Armas. Hice talleres con Rolando Boet, también habanero, y se mostraban emocionados porque una mujer joven quisiera hacer una película en Las Tunas. No trabajo por reconocimiento o dinero; se trata de encontrar mi propia voz en el audiovisual, entorno que va a toda velocidad y que tiene años de existencia. Solo quiero hacer y seguir aprendiendo en el lugar que sea. Tengo muchas tareas pendientes (2021).

Leer más »

Este sábado 4 de diciembre ocurrirá el único eclipse total del 2021

El próximo eclipse solar total se producirá el 8 de abril de 2024
La NASA informó que a medida que el eclipse parcial se vuelve total, la radiación solar en un lugar determinado disminuirá más de tres veces que durante una puesta de Sol normal. (Foto: Getty Images)

Relacionados

Este sábado 4 de diciembre el eclipse solar total podrá ser visualizado en varias zonas del mundo y para ello varios seguidores o expertos en este fenómeno ya se están preparando para capturar el momento. A diferencia de los eclipses lunares, los eclipses solares se caracterizan porque no se pueden ver directamente.

Los ojos de los seres humanos no resisten la radiación solar, por lo que es necesario utilizar gafas especiales, ya que las gafas que son usadas comúnmente para protegerse del sol no funcionan en este tipo de casos. También se puede usar un filtro de soldadura que ofrezca una protección ocular comprobada.

 Los expertos de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) han dicho que el eclipse solar total solamente será 100 % visible desde la Antártida. Lamentablemente no podrá ser visto en Colombia, aunque en algunas zonas de Chile, Argentina, Nueva Zelanda y Australia se podrá ver de manera parcial.

Igualmente, los residentes del extremo sur de África, como Namibia, Lesoto y Sudáfrica, o los residentes de las Islas Georgias del Sur, Sandwich del Sur e islas Crozet, también tendrán la oportunidad de verlo de manera parcial.

Hacia la 01:00 a. m. (UTC) del próximo 4 de diciembre el eclipse solar alcanzará su punto máximo, cuando la Luna cubra por completo el Sol. Sin embargo, los expertos resaltaron que la hora donde se podrá ver con claridad será a la 1:33 a. m. ya que la corona solar sobresaldrá en la parte exterior de la atmósfera solar que comúnmente es invisible para el ojo humano.

Expertos recuerdan que cuando la Luna bloquea la luz solar por completo, a menudo cambian las variables meteorológicas de temperatura, humedad relativa y presión en la superficie terrestre.

el descenso equivale a la diferencia de temperatura que existe entre el día y la noche en esa época del año para ese lugar.

Además, la oscuridad traerá consigo un cambio en la atmósfera llamado ‘viento de eclipse’. Sobre ello, el físico atmosférico Giles Harrison dijo en un estudio publicado en 2016 por la Universidad de Reading (Reino Unido) que “a medida que el Sol desaparece detrás de la Luna, el suelo se enfría abruptamente, tal como sucede en el atardecer (…). Esto significa que el aire caliente deja de elevarse desde el suelo, causando una caída en la velocidad del viento y un cambio en su dirección”.

La NASA informó en su página web que a medida que el eclipse parcial se vuelve total, la radiación solar en un lugar determinado disminuirá más de tres veces más rápido que durante una puesta de Sol normal. 

El próximo eclipse solar total se producirá el 8 de abril de 2024.

Leer más »

Festival Internacional Eyeife regresa de forma online

El Festival Internacional Eyeife regresa del 9 al 12 de diciembre, por segunda ocasión de manera online, dada la situación epidemiológica a nivel mundial que impide la habitual realización de eventos multitudinarios.Trae un programa internacional que afianzará los vínculos entre la música cubana, la electrónica y otras maneras de entender la creación sonora contemporánea de la isla. Presentaciones musicales y talleres con importantes artistas se fusionarán como parte de este encuentro.
En su quinta edición, el Festival presenta un cartel de artistas reconocidos desde diferentes géneros. Una propuesta que busca hacer de Eyeife un referente internacional de la fusión electrónica, un lugar donde los jóvenes creadores de este género en Cuba puedan mostrar sus obras, y donde combinen los ritmos tradicionales con los contemporáneos.
Entre los más de 70 artistas destacan del patio los Djs productores Jigüe, Da Le, Danstep y HollowFate. Igualmente, del panorama nacional formarán parte del evento exponentes de las diferentes manifestaciones de la música cubana.
Así, el público de Eyeife podrá disfrutar de la combinación de los ritmos populares bailables y la electrónica, a través de las actuaciones de Síntesis, Haila y El Tosco, entre otros. Representando a la música tradicional llegará el maestro Pancho Amat y Los Jóvenes Clásicos del Son. Desde el jazz la mezcla la trae el talentoso Ruy López-Nussa y la Academia. Desde el rock llega la actuación de Zeus, mientras que La Reina y La Real, estarán mezclando su hip hop con la electrónica. Además, como es costumbre en cada edición del Festival, se contará con la importante participación del ballet Rakatán, bajo la dirección de la maestra Nilda Guerra, entre muchas otras sorpresas.
También se presentan Criminal Sounds, de México, India Jordan, de Gran Bretaña y la española Marien Baker, entre otros. Mientras que los paneles especializados, que complementan las presentaciones y conciertos, correrán a cargo de Chris Cooke, Janine Irons y Andrea Magdalina, de Gran Bretaña, Mauricio Abad, de Cuba, Feli Cabrera, Col/Argen. y Clip B, de Colombia.
Todos los conciertos se comenzarán a trasmitir a partir de las 8:00 p.m., hora local, a través de los perfiles de Facebook y YouTube del Festival Eyeife.
Desde su fundación, el Festival trabaja de conjunto con artistas para ser el catalizador de celebración con el público, llegando a millones de personas mediante los canales digitales, que además han sido durante la pandemia de covid-19 la principal vía de interacción y difusión de la música de Eyeife.
La Habana tiene en Eyeife una propuesta orgullosa, creada en Cuba y pensada para el mundo. El Festival desea convertirse en un referente internacional de la fusión electrónica; un lugar donde los jóvenes talentos cubanos puedan mostrar sus creaciones a través de la unión entre ritmos contemporáneos y los más tradicionales.
Igualmente, Eyeife trabaja para dar visibilidad a las mujeres dentro del género de la electrónica, promover el talento de la isla, mantener las raíces de la música cubana a través de la fusión, apoyar el arte, la cultura, a los jóvenes y la creatividad emergente.
Es por eso que Eyeife se construye desde la igualdad, la equidad de género y el respeto por el origen de los artistas contemporáneos que comparten sus valores sobre el escenario y ante el público, y esta vez, ante las cámaras.
El evento está organizado por la Institución Cultural PM Records, El Instituto Cubano de la Música y el Ministerio de Cultura de Cuba, así como con el apoyo de varias instituciones de prestigio en el ámbito de la cultura.

(Con información del Comité Organizador del Festival Internacional Eyeife)
Vea además:
Eyeife: Fusión de la música electrónica con un sello cubano

Leer más »

La doctora Lissette, una pediatra frente a la pandemia (+ Podcast)

No sé bien cuantos casos anunció ese día en edad pediátrica, en medio de una pandemia que disparó de un año a otro, y en proporciones alarmantes, los contagios en los más pequeños de casa. Pero pudieron ser cientos e incluso miles, aunque un solo niño o niña enfermo de covid-19, hubiese sido para ella igual de escalofriante.
El recuerdo que ahora narra la doctora Lissette del Rosario López González y la ha marcado, ubica a Kevin en una sala de cuidados intensivos, hacia la que llegó en una de esas tantas jornadas aciagas. “Es un adolescente que en esos momentos se encontraba muy crítico pero consciente. Por supuesto, él tenía miedo, miedo a morir. Recuerdo que cuando estamos examinándolo me apretó tanto el alma verlo así…Mientras lo auscultaba acaricié un poco su espalda y le dije ʹyo te prometo que no vas a morir, no te va a pasar nada, confía. Fue muy duro. Es muy difícil decir eso cuando estábamos en un pico, donde teníamos muchos casos graves, críticos y muchos pacientes que no lo lograban. Fueron días de muchísima tensión”, rememora.
Kevin venció esa batalla. “Cuando ya estaba para irse de alta nos retratamos. Yo lo miraba hacia arriba porque es que es mucho más alto que yo. Ese día no dormí de satisfacción pensando en él sonriendo, en su madre tan feliz igual”, dice.
Es una de las tantas anécdotas que casi dos años después asaltan a esta mujer que— desde el mando del Grupo nacional de Pediatría del Ministerio de Salud Pública (Minsap) — capitaneó la atención médica a niñas, niños y adolescentes en medio de la pandemia.
Nacida y criada en la barriada de Luyanó, la especialista desborda pasión por la medicina intensiva pediátrica, por la profesión que eligió y que reverencia.
Conversar con la mujer y la pediatra que la habitan es una suerte de privilegio, una brújula para contar desde su historia lo que ha sido este tiempo. En sus palabras, su fe, alegrías, cansancios y certezas están reflejadas las de miles de profesionales de la salud que no cejaron ante el virus, que han defendido su vocación desde siempre. Sirva esta entrevista como el más justo homenaje en el Día de la Medicina Latinoamericana.
La doctora Lissette del Rosario López González. Foto: Cortesía de la entrevistada.
***
— ¿De dónde viene la inclinación hacia la medicina?
“Creo que puedo considerarme como un caso pionero dentro de la familia, ʹorigen congénitoʹ por llamarle de algún modo; porque mis padres fueron geniales, insustituibles, pero no fueron médicos, no es de cuna que me viene la vocación.
“Sí tengo historias familiares relacionadas con las ciencias de la enfermería, pero específicamente con la medicina no. Desde muy pequeña me contaron mis tías, en especial una que era enfermera, que yo jugaba mucho a curar a las muñecas. De hecho guarda recuerdos de métodos y recetas, indicaciones que yo hacía de ʹnovatropinʹ para la barriga y ʹduralginaʹ para la fiebre con poca edad, pero ya con escritura. Desde el mismo momento en que empecé a tomar conciencia, definir mi personalidad, tuve clarísimo que lo que quería en la vida era ser médico.
“A lo largo de la secundaria y del preuniversitario se fue arraigando en mí mucho más la vocación. Recuerdo que en 12 grado cuando se realizan las actividades de puertas abiertas de la universidad, yo escuchaba disciplinadamente, pero ya sabía que lo mío era la medicina. El momento de llenar las boletas fue muy difícil porque solamente tenía claro qué iba a poner en la primera de las diez opciones. Escribí medicina en la primera casilla y como segunda derecho. Nada más. Tenía buenas calificaciones y estaba convencida de que lo lograría.
“Las vacaciones antes de ingresar en la carrera fueron muy peculiares porque me la pasaba imaginando cómo serían las primeras clases. Estaba sola, mis compañeros de aula del pre eligieron otras carreras, es decir, ni siquiera estudiaría junto a ellos. Por eso decía que fue una vocación muy propia”.
—¿Por qué pediatría?
La doctora Lissette en un círculo de interés en una escuela primaria para enseñar reanimación y seguridad vial.Foto: Cortesía de la entrevistada.
“Cuando eliges ser médico, una de las cosas más difíciles es elegir la especialidad porque la medicina es una ciencia riquísima en saberes. Yo siempre tuve una inclinación muy especial por los niños, el arte de interactuar con ellos creo que es único. Esa afinidad creció muchísimo cuando tuve mis prácticas de rotación de pediatría por el hospital de San Miguel del Padrón conocido como La Balear.
“Es un hospital que se creció y ha escrito páginas históricas en el enfrentamiento a la covid-19 que han sido brillantes. Para mí la satisfacción es enorme, porque el hospital donde entré a hacer la rotación de pediatría en cuarto año de la carrera, el hospital donde entré en sexto año a hacer el internado de pediatría, es el hospital donde he entrado en estos meses muchas veces, es una institución que he tenido la dicha de ver crecer de un hospital periférico hasta convertirse en un coloso de la pediatría. Ver tantos años después a mis profesores en primera línea del combate, a las nuevas generaciones, al hospital que me vio crecer cumpliendo una misión tan importante en el país, ha sido extraordinario.
“La pediatría en específico es una especialidad que enamora. Dentro de la pediatría mi especialidad y escenario de actuación es la medicina intensiva pediátrica, muy temida por muchos pero afortunadamente muy amada por todos.
“Cuando decimos terapia intensiva pediátrica, sin duda nuestra mente vuela a pasos agigantados hacia paredes verdes, hacia los trajes verdes y hacia el dolor. No estamos lejos de la realidad, realmente son paredes verdes o de otras tonalidades pero son paredes cerradas, son uniformes distintos donde el personal no luce unas esplendorosas batas blancas, sino que nos acompañan unos blindados trajes verdes. Pero es una especialidad que a uno le enseña el verdadero sentido de la vida. Es una especialidad que en niños cobra especial significación, aunque todas las edades son importantes y todas las unidades de terapia intensiva mueven el piso de los sentimientos.
—Hacer medicina intensiva en medio de la covid…
La doctora Lissette junto a Kevin, ya recuperado. Foto: Cortesía de la entrevistada.
“Muchas veces en la sala de cuidados intensivos, viendo los casos o en horas avanzadas de la madrugada, cuando el agotamiento intenta apoderarse de ti, he mirado a través de los cristales y me he preguntado: ʹ ¿sabrán las personas que están caminando por las aceras, sabrán las personas que viven del lado de allá de los cristales lo que estamos viviendo o lo que está en juego del lado de acá? ʹ. Cuando una se hace esa pregunta se imagina que la especialidad de la terapia intensiva es una especialidad sublime, que nos hace crecer, nos entrena, enseña y nos pone en situaciones de un enfrentamiento, a veces muy desigual, con la muerte y donde sacamos lo mejor.
“Ante un niño grave te puedo confesar que no hay nada más importante para un médico, para un enfermero, para el personal de salud, en ese minuto, que salvar a ese niño. En ese momento por muchas dificultades que se tengan en el orden personal, todo pasa a un segundo plano, porque el profesional de la salud se concentra en lo que tiene que hacer. No hay cansancio, no hay frío, no hay hambre, lo que hay es que salvar una vida y quizás pueda sentirse un poco poético pero es la realidad.
“Los cuidados intensivos es el lugar donde se define algo tan irreversible como el límite entre la vida o la muerte. Las historias—aún las que tienen finales muy felices que afortunadamente son el mayor por ciento— a veces los recuerdos que dejan son tan tristes que no se mira atrás. Pero es una especialidad que si tuviera que volver a nacer, escogería de nuevo.
“Hemos aprendido a ser personas muy conscientes de la realidad; a mí en lo personal la especialidad me ha enseñado que no hay un bien más preciado que la salud, que no hay nada más importante en la vida que vivir. La pediatría en sentido general es una especialidad que te hace un ser viviente, dichoso.
“Los que ejercemos la profesión de cuidar y de sanar a los niños tenemos un regalo. La sonrisa de un niño borra cualquier desasosiego. El hecho de que un niño pueda irse de alta y te diga adiós, los más grandecitos te den las gracias o los más inocentes te compartan un sorbeto, una galleta o un cariño es que eso es difícil de narrar lo es difícil describirlo es extremadamente gratificante vivirlo”.
— Un día en la vida de Lissette
“Mis días normales son ʹanormalesʹ,  muy complejos todos. Ahora que vienen tiempos de de regalos, de fin de año y que todos pedimos muchos deseos, quizá  pudiera pedir que el día tuviera 48 horas, para ver si me es posible hacer casi todo lo que debo en un día y no puedo.
“Un día normal en mi vida es un día de profesional, de ama de casa, de madre, de esposa, de hermana y de todas las obligaciones que tiene una mujer cubana; viviendo las mismas complejas situaciones, pero con la satisfacción de tener salud para hacerlas y una familia que me apoya para lograr conjugar todo aquello a lo cual la profesión le resta tiempo.
“Mis padres fallecieron, mi madre hace once años, mi padre hace pocos meses y han sido golpes importantes en mi vida que han marcado mis días; porque además de amar ser médico, de amar ser madre, de amar ser esposa, de amar ser hermana, de amar ser familia; por sobre todas las cosas amaba mucho ser hija. He tenido que incorporar seguir siendo hija en la espiritualidad y eso es algo que duele pero qué acompaña cada día”.
Lissette junto a su esposo. Tengo una familia que me apoya para lograr conjugar todo aquello a lo cual la profesión le resta tiempo, dijo.Foto: Cortesía de la entrevistada.
— ¿Qué desafíos impuso la pandemia para la pediatría?
“La covid-19 sin duda alguna representó un reto para este país. Para la pediatría el desafío fue enorme porque, aunque cuando se empezaron a diagnosticar los primeros casos en Wuhan el mundo científico reportaba que no debía constituir un gran problema para los niños las niñas y los adolescentes, nuestro país, el Ministerio de Salud Pública, tuvo a bien, con el acompañamiento de las políticas de Estado, prepararnos en todos los sentidos.
 “Siempre tuvimos la previsión de que teníamos que armarnos de conocimientos, de herramientas, para estar preparados, porque no podíamos esperar a ver cómo se movían alrededor del mundo los contagios.
“Desde la hora cero los servicios pediátricos se prepararon, se entrenaron desde el punto de vista teórico y empezamos a organizarlos para realmente estar listos en el enfrentamiento de la de la pandemia y la vida nos dio la razón.
“El lema de la de la sociedad cubana de pediatría es que no hay nada más importante que un niño. Nuestra misión es la de proteger la infancia y la adolescencia. La pandemia venía azotando de una manera e brutal y se imponía tener mucha precaución, preocuparnos pero ocuparnos de cómo íbamos a enfrentar este problema.
“En lo personal, desde este presente, si miro atrás puedo contarte que sentiría miedo. Sentiría miedo porque nos preguntamos y decimos cómo pudimos, en lo individual y como país.
Lissette junto a su hija. Foto: Cortesía de la entrevistada.
“Mi casa era vulnerable. Yo tenía que entrar constantemente a zona roja. Mi hija que este 30 de noviembre se licenció en derecho, estando yo en pleno enfrentamiento a la covid fue a un centro de aislamiento como joven estudiante voluntaria. Teníamos la premisa que no nos podíamos enfermar y teníamos que tener en extremo todas las medidas de bioseguridad. No enfermamos”.
Hace unos días el presidente hablaba de todo lo que el pueblo ha hecho en medio de condiciones tan difíciles. La salud, la ciencia, la asistencia se mezclaron como hijo y madre en un claustro materno y nos permitió avanzar.
“Desde que fuimos convocados para empezar a organizar las ideas fue difícil, porque se trataba de organizar estrategias de trabajo sobre las experiencias que iban teniendo los países que reportaban casos. Pero nuestro sistema de salud que tiene fortalezas: es un  sistema robusto, lejos de ser perfecto pero un sistema con un mando inteligente, sobre todo humano y donde el paciente no es un cliente.
“La pandemia nos enseñó a ser médicos en situaciones complejas. Para un pediatra no apachurrar, apapachar a un niño es impensable y tuvimos que aprender a amar con los ojos, tuvimos que aprender a examinar con extrema precaución”.
Dra. Lissette López González, Jefa del Grupo Nacional de Pediatría del Ministerio de Salud Pública. Foto: Estudios Revolución.
—Usted elaboró junto al equipo de expertos clínicos científicos los acápites de pediatría en las siete versiones del protocolo cubano para la atención a la covid.
“Recuerdo las muchas madrugadas en que estuvimos estudiando, organizando, haciendo algoritmos…el protocolo uno nació así, de muchas horas de análisis e intercambios. Este es un protocolo robusto, que tiene la virtud de ser nacional y abarcar cada una de las aristas del enfrentamiento a la covid-19.
“Es un protocolo que nace en la atención primaria de salud donde el pesquizaje y la detección temprana jugaron y siguen desempeñando un rol importante, ante ómicron, la nueva variante del SARS-CoV-2 que nos asecha. Luego va hacia la esfera puramente hospitalaria, escenario donde se llevaba a cabo dodo el protocolo de actuación en los primeros momentos y regresa después a la atención primaria de salud hacia la esfera de la rehabilitación y seguimiento de los convalecientes.
“Pediatría no escapó de insertarse en este protocolo nacional y con un acápite de todas sus particularidades hemos acompañado cada una de sus versiones. Ha sido además muy dialéctico, pues es un protocolo que ha avanzado con solidez sobre nuestras propias lecciones aprendidas, y que ha sido además expresión de intersectorialidad y de lo importante que es los multidisciplinariedad en la salud.
“Es un protocolo donde el hombre se ve como ser humano, donde pensamos en cómo adelantarnos a los tiempos como clave del éxito, donde la prevención primaria, es decir no enfermar, era lo más saludable, pero que contempla incluso el cómo minimizar las secuelas o las complicaciones a partir de la prevención secundaria. Es un protocolo donde cada nivel de atención tenía clarísimo qué es lo que debía hacer y el cual no se consideró como una herramienta infalible; prueba de ellos son las versiones que tuvo en el tiempo cada uno tomando lo mejor del anterior para optimizar el tratamiento.
“Este protocolo se coronó con la llegada de las vacunas, una hazaña trascendental de todos los científicos y profesionales de la salud que llevaron a cabo una campaña masiva de inmunización exitosa; sin dejar de mencionar el apoyo de la población,  de las madres y los padres de las familias cubanas y de nuestras niñas, niños y adolescentes. Mención especial para los miles de docentes que hicieron posible convertir las aulas en vacunatorios. Pienso que fue como una segunda campaña de alfabetización porque al virus lo vencimos con el saber.
“Han sido horas difíciles, y fue hermoso ver que niños que lloran por un pinchazo de penicilina iban felices a ponerse su vacuna”.
—¿Cómo impactó la pandemia en Lissette?
“En lo personal, la pandemia me ha impactado mucho.  Hace pocos meses enfrenté la pérdida de mi padre y pienso que ni tiempo tuve para el luto. Mi padre me acompañó hasta los últimos momentos, apoyándome con sus ideas, con su presencia, con su espíritu, con su ejemplo en esta batalla. Lo perdí en el mes de abril y fue muy duro. No tuve tiempo ni espacio para guardar un luto porque realmente estábamos en un momento muy crucial y pensando en él fue que me dije, hay que seguir con más fuerza.
“De lo que sí estábamos convencidos es que nosotros teníamos que vencer la covid, porque los niños tenían que volver a la calle, los niños tenían que volver a la escuela, este país tenía que volver a sonreír…Aún cuando muchos pudieron tener temores, dudas, puedo asegurar que el comité de innovación conducido por la doctora Ileana Morales, que el Ministerio de Salud Pública bajo la conducción magistral de nuestro ministro José Angel Portal, con todo el apoyo del Estado y el Gobierno, tuvimos la certeza de que lo íbamos a lograr. Todo el esfuerzo tenía una meta y era devolverle a este país la salud, integrarnos en la nueva normalidad con sus nuevos códigos.
“No sé si logre llegar a contabilizar las horas de sueño perdidas, lo que le debo a mi cuerpo y a mi mente de descanso, pero lo que sí puedo decirte es que lo que les resté de descanso a mí cuerpo y lo que le sumé en preocupaciones a mi alma, se los regalé también en satisfacción”.
“Como profesional y persona he crecido mucho, porque el amor que le tenía a la vida en estos momentos es exponencial y porque he tenido la oportunidad de conocer en primer plano la valía científica, la valía de salud que tiene nuestro país. He conocido de primera mano que estamos viviendo en un país con una situación complejísima desde el punto de vista económico, pero con un cerebro y un corazón puesto enteramente en función de darle solución a los problemas. El mejor ejemplo de esto es la pandemia que vivimos.
“Cuando pasen los años muchos de nosotros contarán a sus descendientes lo que hemos vivido y muchos de nosotros se preguntarán cómo pudimos enfrentarlo”.
—¿Asideros?
“Me sostiene ante todo mi eterna vocación. Yo amo ser médico, amo atender a los niños, amo mi país. La pandemia me ha regalado formar parte de un comité de innovación que ha tenido a su cargo el enfrentamiento desde el punto de vista científico de la covid y dentro del cual me he sentido en casa. Las largas horas de trabajo, madrugadas se reducían de solo pensar que estamos haciendo algo por este terruño. Ese compromiso me sostiene cada día.
“Me sostiene el haber aprendido entre tantos colegas espectaculares que a la asistencia hay que unirla indisolublemente con el pensamiento científico”.
La pediatra durante una de sus comparecencias en la revista especial de salud.Foto: Cortesía de la entrevistada.
—  Cada viernes la pediatra entraba a nuestros hogares. ¿Qué significó la responsabilidad de no solo dirigir la organización de los servicios asistenciales, sino comunicar el riesgo de enfermar para los pequeños?
“Como viernes de pediatría los bautizó la periodista Gisela García Rivero, que conducía este espacio junto a un equipo maravilloso. Surgieron ante la necesidad de comunicarnos directamente con la familia cubana por el incremento sostenido y exponencial que tenían los contagios pediátricos.
“Tuvimos picos pandémicos importantes en pediatría: días de tener más de 1 500 casos, o sobrepasar los 2 000 niños diagnosticados en 24 horas; llegamos a tener cientos de niños menores de un año positivos por día y superar la cifra de 3000 activos en una jornada. Se imponía un diálogo directo con la familia cubana.
“La cámara y yo no éramos ni conocidas pero tuvimos que asumir ese reto de intentar cada viernes llegar a la familia cubana y mostrarle cómo debíamos interpretar las cifras que nos daban y tratar de aprender juntos qué representaba lo que se informaba diariamente.
“Que las madres supiesen que esos 100 niños que se diagnosticaban hoy quizás para ellas no tenían una significación porque no estaba incluido su niño, pero que para las madres de esos 100 menores era la totalidad de los pacientes diagnosticados. Por lo tanto, no era un problema de la acera de enfrente sino de todos.
“Con ese empeño estuvimos también en las mesas redondas. En la primera, el 20 de abril de 2020 pensé que me moría en vivo frente a las cámaras, pero fue una grata experiencia. Ya sé que si me jubilo de médico pues el campo de la comunicación es muy apasionante”.
“Los viernes de pediatría fue una experiencia enriquecedora. Salía de uno e intentaba empezarme a preparar para el próximo, lo cual nunca logré del todo porque las semanas no alcanzaban, pero conté con un equipo de trabajo especial, el de la videoconferencia del profe Durán. Llegué a sentirme en casa, llegaba siempre corriendo y desde el que nos subía en el elevador, la maquillista que tanto extraño y a la que siempre le decía que cuando único he tenido cejas era los viernes… todos eran maravillosos. Para mí fue muy gratificante poder conversar y transmitir la necesidad de cuidarnos.
“Fue muy difícil hablar sobre los niños graves, los críticos, sobre los niños que fallecieron. Fue el lado más gris de esta pandemia. Nosotros mostramos una supervivencia que sobrepasa el 99.9% y eso es algo que nos llena de regocijo, pero esa meta que no alcanzamos, esas vidas que no logramos salvar dolieron mucho, duelen mucho. Pienso que dolerán muchísimo eternamente en la historia de la pandemia en el país y su enfrentamiento en la edad pediátrica.
—¿El magisterio?
Foto: Cortesía de la entrevistada.
“Soy profesora auxiliar de pediatría de la facultad Finlay en el hospital Juan Manuel Márquez. Me apasiona estar frente a un aula, y los viernes de pediatría fueron una especie de escenario docente. Le hablaba a la cámara como si estuviera hablando a los estudiantes. Disfruto mucho dar clases. Pienso que es una continuidad y es un deber, porque nosotros fuimos educados y así mismo tenemos que transmitir lo que aprendimos.
 “Los profesionales que estamos formando el día mañana enseñarán a otros. Esa es la razón de la vida”.
“Soy muy espiritual, sentimental. Amo a la vida, al prójimo, a mi carrera, amo mi familia y soy una persona extremadamente dichosa por ello. Para mí no hay nada más importante que colaborar, ayudar poder hacer feliz un poco a quienes me rodean. Es lo que me enseñaron mis padres, es lo que le he enseñado a mi hija, es lo que trato de hacer cada uno de de mis días”.
—¿Orgullosa de la pediatría cubana?
“Una de las experiencias profesionales más importantes que me ha dado la covid es representar cada martes, en la reunión de los científicos y expertos, a todos los sanitarios que han tenido a su cargo la asistencia pediátrica. Explicarle al presidente cada una de nuestras labores, las tareas que hemos tenido que realizar.
“Ha sido para mí un compromiso con todos los pediatras, enfermeros, paramédicos en cada rincón de Cuba. Cuando he hablado por los pediatras del país, lo he hecho con la mayor de las satisfacciones, convicción y con un orgullo tremendo.
“Disfruto mucho lo que ha hecho la pediatría cubana en un momento tan difícil. Esos médicos. Enfermeras, laboratoristas, técnicos, que han entrado a los hospitales pediátricos y a las extensiones hospitalarias pediátricas, son mujeres y hombres que viven en Cuba en las situaciones complejas por las que atraviesa la nación en estos momentos y todos dieron el paso al frente. Entregaron lo mejor de sí. Cada uno de los escenarios en que me ha tocado intercambiar sobre esta labor, lo he hecho desde el respeto inmenso a cada uno de mis colegas”.
Dra. Lissette del Rosario López González, jefa del Grupo Nacional de Pediatría del MINSAP. Foto: Captura de pantalla de la Mesa Redonda.
Escuche en podcast

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.