HAVANA CLIMA

En este mes, primera conversación oficial para incluir vacunas cubanas en listado de uso de emergencia de OMS (+Fotos)

La Habana, 5 nov (ACN) Eduardo Martínez Díaz, presidente del Grupo Empresarial BioCubaFarma, anunció hoy que en este mes de noviembre, luego de varios encuentros técnicos, se efectuará la primera reunión oficial con vistas a incluir las vacunas cubanas en el listado de uso de emergencia de la Organización Mundial de la Salud.

Con posterioridad se entregarán los dossier de las vacunas para ser evaluados por un grupo de expertos y se realizarán las correspondientes visitas a las plantas, un proceso en el que Cuba tiene amplia experiencia pues varias vacunas han sido precalificadas por el organismo internacional, señaló el directivo a la prensa tras un recorrido por el Complejo Industrial Biotecnológico CIGB-Mariel.

Complejo Industrial Biotecnológico CIGB-Mariel

Comparte:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Publicaciones

Artículos Relacionados

El nuevo “robot con rostro humano más avanzado del mundo” se vuelve viral (+ Video)

El rostro del robot consta de ojos, mejillas, boca y frente que cambian de forma, para reflejar emociones. Foto: Engineered Arts. Limited.La compañía británica Engineered Arts presentó un robot con “gestos y expresiones faciales humanas”, que al poco tiempo desató bromas en redes sociales, así como reacciones de asombro y hasta temor.
“Ameca es el robot con rostro humano más avanzado del mundo, que representa la vanguardia de la tecnología […] y está diseñado específicamente como una plataforma para el desarrollo de tecnologías robóticas futuras”, detalló la empresa en su sitio web. Además, explicó que la arquitectura modular de la máquina permite mejorar fácilmente sus capacidades mediante actualizaciones, tanto físicas como de software.
El rostro del robot consta de ojos, mejillas, boca y frente que cambian de forma, para reflejar emociones que van desde el asombro hasta la sorpresa y la felicidad. La empresa desarrolladora publicó este jueves un video para demostrar la fluidez de movimientos del humanoide y la naturalidad de su rostro.

I’ve seen this movie before. pic.twitter.com/ODGu9Pu73p
— The Battinson ❓0❓❓ (@BattinsonMarvel) December 2, 2021

Sin embargo, la presentación condujo a reacciones variadas por parte de los usuarios. “¡Eso es increíble! ¡Las expresiones y movimientos faciales se ven tan naturales!”, escribió un internauta, mientras que otro subrayó que Ameca “probablemente tiene la expresión más humana que ha visto hasta el momento”.
No obstante, hubo quienes no se mostraron cómodos con el desarrollo tecnológico. “Esto es absolutamente aterrador”, comentó un usuario de YouTube. Mientras, otros publicaron algunas escenas de la película Yo, robot para comparar Ameca con uno de los robots NS-5 que se salen del control de los humanos.
“Cómo empieza y cómo proseguirá”, comentó un internauta, junto la foto de la presentación de Engineered Arts y la captura de pantalla de una escena de Yo, robot. 
Aunque se ve como un ser humano, Ameca todavía no sabe caminar, y Engineered Arts promete resolver este problema tan pronto como sea posible. La compañía planea mostrar más ejemplos durante la exposición internacional de tecnologías CES 2022, que tendrá lugar en Las Vegas (EE.UU.), en enero del año que viene.

How it’ll start vs How it’s going to go pic.twitter.com/MQQcRTy7NB
— Jacob Brill (@JacobbBrill) December 2, 2021

(Tomado de RT)

Leer más »

La doctora Lissette, una pediatra frente a la pandemia (+ Podcast)

No sé bien cuantos casos anunció ese día en edad pediátrica, en medio de una pandemia que disparó de un año a otro, y en proporciones alarmantes, los contagios en los más pequeños de casa. Pero pudieron ser cientos e incluso miles, aunque un solo niño o niña enfermo de covid-19, hubiese sido para ella igual de escalofriante.
El recuerdo que ahora narra la doctora Lissette del Rosario López González y la ha marcado, ubica a Kevin en una sala de cuidados intensivos, hacia la que llegó en una de esas tantas jornadas aciagas. “Es un adolescente que en esos momentos se encontraba muy crítico pero consciente. Por supuesto, él tenía miedo, miedo a morir. Recuerdo que cuando estamos examinándolo me apretó tanto el alma verlo así…Mientras lo auscultaba acaricié un poco su espalda y le dije ʹyo te prometo que no vas a morir, no te va a pasar nada, confía. Fue muy duro. Es muy difícil decir eso cuando estábamos en un pico, donde teníamos muchos casos graves, críticos y muchos pacientes que no lo lograban. Fueron días de muchísima tensión”, rememora.
Kevin venció esa batalla. “Cuando ya estaba para irse de alta nos retratamos. Yo lo miraba hacia arriba porque es que es mucho más alto que yo. Ese día no dormí de satisfacción pensando en él sonriendo, en su madre tan feliz igual”, dice.
Es una de las tantas anécdotas que casi dos años después asaltan a esta mujer que— desde el mando del Grupo nacional de Pediatría del Ministerio de Salud Pública (Minsap) — capitaneó la atención médica a niñas, niños y adolescentes en medio de la pandemia.
Nacida y criada en la barriada de Luyanó, la especialista desborda pasión por la medicina intensiva pediátrica, por la profesión que eligió y que reverencia.
Conversar con la mujer y la pediatra que la habitan es una suerte de privilegio, una brújula para contar desde su historia lo que ha sido este tiempo. En sus palabras, su fe, alegrías, cansancios y certezas están reflejadas las de miles de profesionales de la salud que no cejaron ante el virus, que han defendido su vocación desde siempre. Sirva esta entrevista como el más justo homenaje en el Día de la Medicina Latinoamericana.
La doctora Lissette del Rosario López González. Foto: Cortesía de la entrevistada.
***
— ¿De dónde viene la inclinación hacia la medicina?
“Creo que puedo considerarme como un caso pionero dentro de la familia, ʹorigen congénitoʹ por llamarle de algún modo; porque mis padres fueron geniales, insustituibles, pero no fueron médicos, no es de cuna que me viene la vocación.
“Sí tengo historias familiares relacionadas con las ciencias de la enfermería, pero específicamente con la medicina no. Desde muy pequeña me contaron mis tías, en especial una que era enfermera, que yo jugaba mucho a curar a las muñecas. De hecho guarda recuerdos de métodos y recetas, indicaciones que yo hacía de ʹnovatropinʹ para la barriga y ʹduralginaʹ para la fiebre con poca edad, pero ya con escritura. Desde el mismo momento en que empecé a tomar conciencia, definir mi personalidad, tuve clarísimo que lo que quería en la vida era ser médico.
“A lo largo de la secundaria y del preuniversitario se fue arraigando en mí mucho más la vocación. Recuerdo que en 12 grado cuando se realizan las actividades de puertas abiertas de la universidad, yo escuchaba disciplinadamente, pero ya sabía que lo mío era la medicina. El momento de llenar las boletas fue muy difícil porque solamente tenía claro qué iba a poner en la primera de las diez opciones. Escribí medicina en la primera casilla y como segunda derecho. Nada más. Tenía buenas calificaciones y estaba convencida de que lo lograría.
“Las vacaciones antes de ingresar en la carrera fueron muy peculiares porque me la pasaba imaginando cómo serían las primeras clases. Estaba sola, mis compañeros de aula del pre eligieron otras carreras, es decir, ni siquiera estudiaría junto a ellos. Por eso decía que fue una vocación muy propia”.
—¿Por qué pediatría?
La doctora Lissette en un círculo de interés en una escuela primaria para enseñar reanimación y seguridad vial.Foto: Cortesía de la entrevistada.
“Cuando eliges ser médico, una de las cosas más difíciles es elegir la especialidad porque la medicina es una ciencia riquísima en saberes. Yo siempre tuve una inclinación muy especial por los niños, el arte de interactuar con ellos creo que es único. Esa afinidad creció muchísimo cuando tuve mis prácticas de rotación de pediatría por el hospital de San Miguel del Padrón conocido como La Balear.
“Es un hospital que se creció y ha escrito páginas históricas en el enfrentamiento a la covid-19 que han sido brillantes. Para mí la satisfacción es enorme, porque el hospital donde entré a hacer la rotación de pediatría en cuarto año de la carrera, el hospital donde entré en sexto año a hacer el internado de pediatría, es el hospital donde he entrado en estos meses muchas veces, es una institución que he tenido la dicha de ver crecer de un hospital periférico hasta convertirse en un coloso de la pediatría. Ver tantos años después a mis profesores en primera línea del combate, a las nuevas generaciones, al hospital que me vio crecer cumpliendo una misión tan importante en el país, ha sido extraordinario.
“La pediatría en específico es una especialidad que enamora. Dentro de la pediatría mi especialidad y escenario de actuación es la medicina intensiva pediátrica, muy temida por muchos pero afortunadamente muy amada por todos.
“Cuando decimos terapia intensiva pediátrica, sin duda nuestra mente vuela a pasos agigantados hacia paredes verdes, hacia los trajes verdes y hacia el dolor. No estamos lejos de la realidad, realmente son paredes verdes o de otras tonalidades pero son paredes cerradas, son uniformes distintos donde el personal no luce unas esplendorosas batas blancas, sino que nos acompañan unos blindados trajes verdes. Pero es una especialidad que a uno le enseña el verdadero sentido de la vida. Es una especialidad que en niños cobra especial significación, aunque todas las edades son importantes y todas las unidades de terapia intensiva mueven el piso de los sentimientos.
—Hacer medicina intensiva en medio de la covid…
La doctora Lissette junto a Kevin, ya recuperado. Foto: Cortesía de la entrevistada.
“Muchas veces en la sala de cuidados intensivos, viendo los casos o en horas avanzadas de la madrugada, cuando el agotamiento intenta apoderarse de ti, he mirado a través de los cristales y me he preguntado: ʹ ¿sabrán las personas que están caminando por las aceras, sabrán las personas que viven del lado de allá de los cristales lo que estamos viviendo o lo que está en juego del lado de acá? ʹ. Cuando una se hace esa pregunta se imagina que la especialidad de la terapia intensiva es una especialidad sublime, que nos hace crecer, nos entrena, enseña y nos pone en situaciones de un enfrentamiento, a veces muy desigual, con la muerte y donde sacamos lo mejor.
“Ante un niño grave te puedo confesar que no hay nada más importante para un médico, para un enfermero, para el personal de salud, en ese minuto, que salvar a ese niño. En ese momento por muchas dificultades que se tengan en el orden personal, todo pasa a un segundo plano, porque el profesional de la salud se concentra en lo que tiene que hacer. No hay cansancio, no hay frío, no hay hambre, lo que hay es que salvar una vida y quizás pueda sentirse un poco poético pero es la realidad.
“Los cuidados intensivos es el lugar donde se define algo tan irreversible como el límite entre la vida o la muerte. Las historias—aún las que tienen finales muy felices que afortunadamente son el mayor por ciento— a veces los recuerdos que dejan son tan tristes que no se mira atrás. Pero es una especialidad que si tuviera que volver a nacer, escogería de nuevo.
“Hemos aprendido a ser personas muy conscientes de la realidad; a mí en lo personal la especialidad me ha enseñado que no hay un bien más preciado que la salud, que no hay nada más importante en la vida que vivir. La pediatría en sentido general es una especialidad que te hace un ser viviente, dichoso.
“Los que ejercemos la profesión de cuidar y de sanar a los niños tenemos un regalo. La sonrisa de un niño borra cualquier desasosiego. El hecho de que un niño pueda irse de alta y te diga adiós, los más grandecitos te den las gracias o los más inocentes te compartan un sorbeto, una galleta o un cariño es que eso es difícil de narrar lo es difícil describirlo es extremadamente gratificante vivirlo”.
— Un día en la vida de Lissette
“Mis días normales son ʹanormalesʹ,  muy complejos todos. Ahora que vienen tiempos de de regalos, de fin de año y que todos pedimos muchos deseos, quizá  pudiera pedir que el día tuviera 48 horas, para ver si me es posible hacer casi todo lo que debo en un día y no puedo.
“Un día normal en mi vida es un día de profesional, de ama de casa, de madre, de esposa, de hermana y de todas las obligaciones que tiene una mujer cubana; viviendo las mismas complejas situaciones, pero con la satisfacción de tener salud para hacerlas y una familia que me apoya para lograr conjugar todo aquello a lo cual la profesión le resta tiempo.
“Mis padres fallecieron, mi madre hace once años, mi padre hace pocos meses y han sido golpes importantes en mi vida que han marcado mis días; porque además de amar ser médico, de amar ser madre, de amar ser esposa, de amar ser hermana, de amar ser familia; por sobre todas las cosas amaba mucho ser hija. He tenido que incorporar seguir siendo hija en la espiritualidad y eso es algo que duele pero qué acompaña cada día”.
Lissette junto a su esposo. Tengo una familia que me apoya para lograr conjugar todo aquello a lo cual la profesión le resta tiempo, dijo.Foto: Cortesía de la entrevistada.
— ¿Qué desafíos impuso la pandemia para la pediatría?
“La covid-19 sin duda alguna representó un reto para este país. Para la pediatría el desafío fue enorme porque, aunque cuando se empezaron a diagnosticar los primeros casos en Wuhan el mundo científico reportaba que no debía constituir un gran problema para los niños las niñas y los adolescentes, nuestro país, el Ministerio de Salud Pública, tuvo a bien, con el acompañamiento de las políticas de Estado, prepararnos en todos los sentidos.
 “Siempre tuvimos la previsión de que teníamos que armarnos de conocimientos, de herramientas, para estar preparados, porque no podíamos esperar a ver cómo se movían alrededor del mundo los contagios.
“Desde la hora cero los servicios pediátricos se prepararon, se entrenaron desde el punto de vista teórico y empezamos a organizarlos para realmente estar listos en el enfrentamiento de la de la pandemia y la vida nos dio la razón.
“El lema de la de la sociedad cubana de pediatría es que no hay nada más importante que un niño. Nuestra misión es la de proteger la infancia y la adolescencia. La pandemia venía azotando de una manera e brutal y se imponía tener mucha precaución, preocuparnos pero ocuparnos de cómo íbamos a enfrentar este problema.
“En lo personal, desde este presente, si miro atrás puedo contarte que sentiría miedo. Sentiría miedo porque nos preguntamos y decimos cómo pudimos, en lo individual y como país.
Lissette junto a su hija. Foto: Cortesía de la entrevistada.
“Mi casa era vulnerable. Yo tenía que entrar constantemente a zona roja. Mi hija que este 30 de noviembre se licenció en derecho, estando yo en pleno enfrentamiento a la covid fue a un centro de aislamiento como joven estudiante voluntaria. Teníamos la premisa que no nos podíamos enfermar y teníamos que tener en extremo todas las medidas de bioseguridad. No enfermamos”.
Hace unos días el presidente hablaba de todo lo que el pueblo ha hecho en medio de condiciones tan difíciles. La salud, la ciencia, la asistencia se mezclaron como hijo y madre en un claustro materno y nos permitió avanzar.
“Desde que fuimos convocados para empezar a organizar las ideas fue difícil, porque se trataba de organizar estrategias de trabajo sobre las experiencias que iban teniendo los países que reportaban casos. Pero nuestro sistema de salud que tiene fortalezas: es un  sistema robusto, lejos de ser perfecto pero un sistema con un mando inteligente, sobre todo humano y donde el paciente no es un cliente.
“La pandemia nos enseñó a ser médicos en situaciones complejas. Para un pediatra no apachurrar, apapachar a un niño es impensable y tuvimos que aprender a amar con los ojos, tuvimos que aprender a examinar con extrema precaución”.
Dra. Lissette López González, Jefa del Grupo Nacional de Pediatría del Ministerio de Salud Pública. Foto: Estudios Revolución.
—Usted elaboró junto al equipo de expertos clínicos científicos los acápites de pediatría en las siete versiones del protocolo cubano para la atención a la covid.
“Recuerdo las muchas madrugadas en que estuvimos estudiando, organizando, haciendo algoritmos…el protocolo uno nació así, de muchas horas de análisis e intercambios. Este es un protocolo robusto, que tiene la virtud de ser nacional y abarcar cada una de las aristas del enfrentamiento a la covid-19.
“Es un protocolo que nace en la atención primaria de salud donde el pesquizaje y la detección temprana jugaron y siguen desempeñando un rol importante, ante ómicron, la nueva variante del SARS-CoV-2 que nos asecha. Luego va hacia la esfera puramente hospitalaria, escenario donde se llevaba a cabo dodo el protocolo de actuación en los primeros momentos y regresa después a la atención primaria de salud hacia la esfera de la rehabilitación y seguimiento de los convalecientes.
“Pediatría no escapó de insertarse en este protocolo nacional y con un acápite de todas sus particularidades hemos acompañado cada una de sus versiones. Ha sido además muy dialéctico, pues es un protocolo que ha avanzado con solidez sobre nuestras propias lecciones aprendidas, y que ha sido además expresión de intersectorialidad y de lo importante que es los multidisciplinariedad en la salud.
“Es un protocolo donde el hombre se ve como ser humano, donde pensamos en cómo adelantarnos a los tiempos como clave del éxito, donde la prevención primaria, es decir no enfermar, era lo más saludable, pero que contempla incluso el cómo minimizar las secuelas o las complicaciones a partir de la prevención secundaria. Es un protocolo donde cada nivel de atención tenía clarísimo qué es lo que debía hacer y el cual no se consideró como una herramienta infalible; prueba de ellos son las versiones que tuvo en el tiempo cada uno tomando lo mejor del anterior para optimizar el tratamiento.
“Este protocolo se coronó con la llegada de las vacunas, una hazaña trascendental de todos los científicos y profesionales de la salud que llevaron a cabo una campaña masiva de inmunización exitosa; sin dejar de mencionar el apoyo de la población,  de las madres y los padres de las familias cubanas y de nuestras niñas, niños y adolescentes. Mención especial para los miles de docentes que hicieron posible convertir las aulas en vacunatorios. Pienso que fue como una segunda campaña de alfabetización porque al virus lo vencimos con el saber.
“Han sido horas difíciles, y fue hermoso ver que niños que lloran por un pinchazo de penicilina iban felices a ponerse su vacuna”.
—¿Cómo impactó la pandemia en Lissette?
“En lo personal, la pandemia me ha impactado mucho.  Hace pocos meses enfrenté la pérdida de mi padre y pienso que ni tiempo tuve para el luto. Mi padre me acompañó hasta los últimos momentos, apoyándome con sus ideas, con su presencia, con su espíritu, con su ejemplo en esta batalla. Lo perdí en el mes de abril y fue muy duro. No tuve tiempo ni espacio para guardar un luto porque realmente estábamos en un momento muy crucial y pensando en él fue que me dije, hay que seguir con más fuerza.
“De lo que sí estábamos convencidos es que nosotros teníamos que vencer la covid, porque los niños tenían que volver a la calle, los niños tenían que volver a la escuela, este país tenía que volver a sonreír…Aún cuando muchos pudieron tener temores, dudas, puedo asegurar que el comité de innovación conducido por la doctora Ileana Morales, que el Ministerio de Salud Pública bajo la conducción magistral de nuestro ministro José Angel Portal, con todo el apoyo del Estado y el Gobierno, tuvimos la certeza de que lo íbamos a lograr. Todo el esfuerzo tenía una meta y era devolverle a este país la salud, integrarnos en la nueva normalidad con sus nuevos códigos.
“No sé si logre llegar a contabilizar las horas de sueño perdidas, lo que le debo a mi cuerpo y a mi mente de descanso, pero lo que sí puedo decirte es que lo que les resté de descanso a mí cuerpo y lo que le sumé en preocupaciones a mi alma, se los regalé también en satisfacción”.
“Como profesional y persona he crecido mucho, porque el amor que le tenía a la vida en estos momentos es exponencial y porque he tenido la oportunidad de conocer en primer plano la valía científica, la valía de salud que tiene nuestro país. He conocido de primera mano que estamos viviendo en un país con una situación complejísima desde el punto de vista económico, pero con un cerebro y un corazón puesto enteramente en función de darle solución a los problemas. El mejor ejemplo de esto es la pandemia que vivimos.
“Cuando pasen los años muchos de nosotros contarán a sus descendientes lo que hemos vivido y muchos de nosotros se preguntarán cómo pudimos enfrentarlo”.
—¿Asideros?
“Me sostiene ante todo mi eterna vocación. Yo amo ser médico, amo atender a los niños, amo mi país. La pandemia me ha regalado formar parte de un comité de innovación que ha tenido a su cargo el enfrentamiento desde el punto de vista científico de la covid y dentro del cual me he sentido en casa. Las largas horas de trabajo, madrugadas se reducían de solo pensar que estamos haciendo algo por este terruño. Ese compromiso me sostiene cada día.
“Me sostiene el haber aprendido entre tantos colegas espectaculares que a la asistencia hay que unirla indisolublemente con el pensamiento científico”.
La pediatra durante una de sus comparecencias en la revista especial de salud.Foto: Cortesía de la entrevistada.
—  Cada viernes la pediatra entraba a nuestros hogares. ¿Qué significó la responsabilidad de no solo dirigir la organización de los servicios asistenciales, sino comunicar el riesgo de enfermar para los pequeños?
“Como viernes de pediatría los bautizó la periodista Gisela García Rivero, que conducía este espacio junto a un equipo maravilloso. Surgieron ante la necesidad de comunicarnos directamente con la familia cubana por el incremento sostenido y exponencial que tenían los contagios pediátricos.
“Tuvimos picos pandémicos importantes en pediatría: días de tener más de 1 500 casos, o sobrepasar los 2 000 niños diagnosticados en 24 horas; llegamos a tener cientos de niños menores de un año positivos por día y superar la cifra de 3000 activos en una jornada. Se imponía un diálogo directo con la familia cubana.
“La cámara y yo no éramos ni conocidas pero tuvimos que asumir ese reto de intentar cada viernes llegar a la familia cubana y mostrarle cómo debíamos interpretar las cifras que nos daban y tratar de aprender juntos qué representaba lo que se informaba diariamente.
“Que las madres supiesen que esos 100 niños que se diagnosticaban hoy quizás para ellas no tenían una significación porque no estaba incluido su niño, pero que para las madres de esos 100 menores era la totalidad de los pacientes diagnosticados. Por lo tanto, no era un problema de la acera de enfrente sino de todos.
“Con ese empeño estuvimos también en las mesas redondas. En la primera, el 20 de abril de 2020 pensé que me moría en vivo frente a las cámaras, pero fue una grata experiencia. Ya sé que si me jubilo de médico pues el campo de la comunicación es muy apasionante”.
“Los viernes de pediatría fue una experiencia enriquecedora. Salía de uno e intentaba empezarme a preparar para el próximo, lo cual nunca logré del todo porque las semanas no alcanzaban, pero conté con un equipo de trabajo especial, el de la videoconferencia del profe Durán. Llegué a sentirme en casa, llegaba siempre corriendo y desde el que nos subía en el elevador, la maquillista que tanto extraño y a la que siempre le decía que cuando único he tenido cejas era los viernes… todos eran maravillosos. Para mí fue muy gratificante poder conversar y transmitir la necesidad de cuidarnos.
“Fue muy difícil hablar sobre los niños graves, los críticos, sobre los niños que fallecieron. Fue el lado más gris de esta pandemia. Nosotros mostramos una supervivencia que sobrepasa el 99.9% y eso es algo que nos llena de regocijo, pero esa meta que no alcanzamos, esas vidas que no logramos salvar dolieron mucho, duelen mucho. Pienso que dolerán muchísimo eternamente en la historia de la pandemia en el país y su enfrentamiento en la edad pediátrica.
—¿El magisterio?
Foto: Cortesía de la entrevistada.
“Soy profesora auxiliar de pediatría de la facultad Finlay en el hospital Juan Manuel Márquez. Me apasiona estar frente a un aula, y los viernes de pediatría fueron una especie de escenario docente. Le hablaba a la cámara como si estuviera hablando a los estudiantes. Disfruto mucho dar clases. Pienso que es una continuidad y es un deber, porque nosotros fuimos educados y así mismo tenemos que transmitir lo que aprendimos.
 “Los profesionales que estamos formando el día mañana enseñarán a otros. Esa es la razón de la vida”.
“Soy muy espiritual, sentimental. Amo a la vida, al prójimo, a mi carrera, amo mi familia y soy una persona extremadamente dichosa por ello. Para mí no hay nada más importante que colaborar, ayudar poder hacer feliz un poco a quienes me rodean. Es lo que me enseñaron mis padres, es lo que le he enseñado a mi hija, es lo que trato de hacer cada uno de de mis días”.
—¿Orgullosa de la pediatría cubana?
“Una de las experiencias profesionales más importantes que me ha dado la covid es representar cada martes, en la reunión de los científicos y expertos, a todos los sanitarios que han tenido a su cargo la asistencia pediátrica. Explicarle al presidente cada una de nuestras labores, las tareas que hemos tenido que realizar.
“Ha sido para mí un compromiso con todos los pediatras, enfermeros, paramédicos en cada rincón de Cuba. Cuando he hablado por los pediatras del país, lo he hecho con la mayor de las satisfacciones, convicción y con un orgullo tremendo.
“Disfruto mucho lo que ha hecho la pediatría cubana en un momento tan difícil. Esos médicos. Enfermeras, laboratoristas, técnicos, que han entrado a los hospitales pediátricos y a las extensiones hospitalarias pediátricas, son mujeres y hombres que viven en Cuba en las situaciones complejas por las que atraviesa la nación en estos momentos y todos dieron el paso al frente. Entregaron lo mejor de sí. Cada uno de los escenarios en que me ha tocado intercambiar sobre esta labor, lo he hecho desde el respeto inmenso a cada uno de mis colegas”.
Dra. Lissette del Rosario López González, jefa del Grupo Nacional de Pediatría del MINSAP. Foto: Captura de pantalla de la Mesa Redonda.
Escuche en podcast

Leer más »

Mensaje de felicitación del Ministro de Salud por el día de la medicina latinoamericana

A continuación el mensaje de felicitación del ministro de Salud Pública de Cuba, José Angel Portal Miranda, a los trabajadores de la salud, en ocasión del día de la medicina latinoamericana.La Habana, 3 de diciembre de 2021“Año 63 de la Revolución”Estimados trabajadores y estudiantes de la Salud cubana:El quehacer de los profesionales cubanos de la Salud es parte de nuestra historia: lo es hoy, en medio del complejo escenario que nos ha impuesto la COVID-19, y lo ha sido en el transcurso de todos estos años de Revolución.Y aunque es un quehacer que simplemente nace desde nuestro empeño por salvar vidas y devolver esperanzas al pueblo, resulta inevitable el reconocimiento a tanta entrega, responsabilidad y compromiso con que laboran día a día en los más diversos escenarios.Nuevos y difíciles desafíos nos ha impuesto la COVID-19 en estos casi dos años de enfrentamiento sin descanso al virus, en los que ha sido necesario establecer prioridades entre tantas urgencias. Nuestros trabajadores y estudiantes han sabido estar a la altura de esos desafíos; detrás de cada uno de ustedes hay sacrificios que no tienen precio y quizás nunca se conozcan.Que esta jornada de homenaje por el Día de la Medicina Latinoamericana se convierta en motivo para multiplicar nuestra sensibilidad y profesionalidad en el noble propósito de proteger la salud de nuestro pueblo.Seguiremos contando con ustedes para los grandes retos que tenemos por delante en defensa de la vida, orgullosos de este país, que se sabe en sus manos a salvo.Gracias por estar en cada trinchera donde han sido necesarios.Un abrazo,Dr. José Angel Portal MirandaMinistro de Salud PúblicaLeer también: Homenaje en Pinar del Río a los trabajadores de la salud (+Video)En Video: Día de la medicina latinoamericana, héroes de la salud en Pinar del Río[embedded content]

Leer más »

Hasta siempre Fidel, un libro para la posteridad

Rosa Mirian Elizalde en una nueva presentación de Hasta Siempre Fidel, libro del que es coautora junto a Ernesto Niebla, Premio Nacional de Diseño del Libro 2019. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate. .Esta tarde, en el Centro Fidel Castro Ruz, a la doctora en Ciencias de la Comunicación y Premio Nacional de Periodismo José Martí, Rosa Miriam Elizalde, volvió a entrecortársele la voz y ahogársele la mirada al hablar de los días posteriores al 25 de noviembre de 2016 en Cuba, y del libro que recoge los sentimientos de millones de cubanos durante el itinerario de las cenizas de Fidel desde La Habana hasta Santiago de Cuba, donde el pueblo le dio el adiós definitivo a su Comandante.
Hasta siempre Fidel, un libro de colección, para guardarlo, y tenerlo para la posteridad. El que me han dado aquí hoy, lo voy a guardar para mis nietos, para mis bisnietos… Porque es una edición realmente de primera, con todos los títulos en relieve. Es muy lindo y además de eso, aunque van a ver poco texto, es muy exhaustivo: a qué hora pasó por cada pueblito, dónde se detuvo el armón, qué pasó, quiénes estaban. Es realmente un libro de consulta y muy emotivo, comentó Rosa Miriam durante una nueva presentación de la obra.
La también Vicepresidenta Primera de la Unión de Periodistas de Cuba, contó que cuando le propusieron a Ernesto Niebla y a ella hacer el libro, ambos estaban en shock, sin haber vivido ni la mitad de las emociones de aquellos días, pues aún no había salido el armón militar de La Habana. Entonces una pregunta los confrontaba: “¿Cómo íbamos a replicar el sentimiento de millones de cubanos, sentimiento que era colectivo, pero a la vez muy íntimo, abrumadoramente personal. Cómo traducir aquel dolor que como diría la poeta matancera, Carilda Oliver, era todavía difícil de interpretar y que crecía con una profundidad intratable?”.
Decidieron entonces tomar distancia unos días para armar la arquitectura del libro y decidieron entre todos los implicados, que sería eminentemente gráfico, pensado para el lector que había vivido en primera persona estos acontecimientos o para alguien que en la distancia de los años, o de los siglos pudiera comprender qué pasó del 25 de noviembre al 4 de diciembre de 2016, en este país.
Sería factual, habría datos, un mapa con el recorrido de la caravana, la hora exacta en qué pasaba el armón por cada tramo de la carretera central, pequeños textos explicativos, los discursos de los actos, las breves notas oficiales que se emitieron en esos días, y también algunos versos. Pero la reina de este volumen sería la fotografía de prensa. Y es por eso que verán aquí 529 imágenes, de 40 fotógrafos que cubrieron los homenajes para publicaciones nacionales y provinciales, además de las que aportó el equipo de Estudios Revolución.
Son fotos seleccionadas entre miles, algunas hechas con cámaras muy sofisticadas, y otras muy modestas, aunque todas en conjunto arman un especie de lectura y escritura visual de ese momento en que Cuba dice: Hasta siempre Fidel; explicó la Premio Nacional de Periodismo José Martí.
Rosa Mirian Elizalde junto a Elier Ramírez Cañedo, subdirector del Centro Fidel Castro Ruz, durante una nueva presentación del libro Hasta Siempre Fidel. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.
Rosa Mirian Elizalde en una nueva presentacion de Hasta Siempre Fidel, libro del que es coautora junto a Ernesto Niebla, Premio Nacional de Diseño. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Leer más »

Rubén Blades denuncia a las dictaduras de Cuba, Nicaragua y Venezuela

El reconocido salsero panameño Rubén Blades denunció públicamente a las dictaduras de Cuba, Nicaragua y Venezuela, durante un concierto en el James L. Knight Center de Miami, como parte de la gira promocional de su disco, “Salswing”.Blades señaló que él denunciaba a “la dictadura en Cuba, marxista-leninista sin ningún miedo”, algo que ha estado haciendo desde los años 90, tras la condena a dos años de prisión a la escritora, periodista y activista, María Elena Cruz Varela.
Agregó que hacía lo mismo con otros regímenes similares de Latinoamérica como Venezuela o Nicaragua. Como antes lo había hecho con la dictadura de Somoza, ahora lo hacía con Daniel Ortega.
En general, se refirió a una de sus canciones más famosas, “Tiburón”, en la que denuncia el imperialismo y por la cual lo censuraron en Estados Unidos al llamarlo “comunista”. El panameño explicó que el acto imperial no es una cuestión de ideologías.
“El acto imperial se define a sí mismo, no es una cuestión ideológica, y los imperialistas no tienen una raza ni tienen un país especial. Los chinos son imperialistas porque invadieron Tíbet, los soviéticos son imperialistas porque invadieron Checoslovaquia y Hungría, y porque ocuparon también otros países en Latinoamérica buscando avanzar su filosofía. Los norteamericanos también han sido imperialistas; el acto de invasión a Panamá fue un acto imperialista. Y no hay que tener miedo en decir la verdad de las cosas”, explicó.
El pasado noviembre Blades también se refirió a la situación de Cuba y precisó que estaba “a favor de la libertad de expresión, de culto religioso y de elección política que cada persona tenga. Creo en el intercambio de ideas y en la posibilidad de que una sociedad pueda por sí misma determinar sus senderos y sus destinos, en función de eso estoy con el pueblo de Cuba, directamente como lo he estado siempre. Espero que no se cometan actos que pongan en peligro la vida de cubanos, espero que las marchas sean pacíficas”.

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.