HAVANA CLIMA

Llueven las críticas a los ministros tras reconocimiento de debacle económica en Cuba (VIDEO)

​Los cubanos han reaccionado con molestia ante los pésimos resultados económicos anunciados en la Asamblea Nacional del Poder Popular, de los cuales muchos son derivados de la política económica implementada por las autoridades denominada como la “Tarea Ordenamiento”.

Los funcionarios anunciaron que la inflación trepó hasta 6.900% en el mercado informal de divisas, que la caída del PIB es del 13% y que hay crisis generalizada en la producción de alimentos, entre otros aspectos.

El ministro de Economía Alejandro Gil atribuyó la caída a “condiciones excepcionales” impuestas por la pandemia y el embargo norteamericano.
“El endurecimiento del bloqueo y la pandemia nos han impuesto condiciones excepcionales. En dos años hemos perdido más del 13% del producto interno bruto”.

Mientras Marino Murillo, designado como jefe de la Comisión Permanente para la Implementación y Desarrollo, reconoció que “a la gente no hay quien le hable de la Tarea Ordenamiento”.

La política económica, que abarcó la unificación monetaria y del tipo de cambio, la eliminación gradual de subsidios excesivos, y una reforma en los ingresos, fue concebida, según el gobernante Miguel Díaz-Canel Bermúdez, para poner “al país en mejores condiciones para llevar a cabo las transformaciones que demanda la actualización de nuestro modelo económico y social, sobre la base de garantizar a todos los cubanos la mayor igualdad de oportunidades, derechos y justicia social, la cual será posible, no mediante el igualitarismo, sino promoviendo el interés y la motivación por el trabajo”.

El mayor defensor de la Tarea Ordenamiento evitó calificar los resultados de buenos o malos y explicó que la simple cuenta que saca la población es “a mi me cuesta la vida más que antes”.

Para el economista Elías Amor es importante que los dirigentes cubanos asuman la responsabilidad por haber implementado esta política fallida.

“Reconocer, como hizo Murillo ante los diputados, que la inflación es consecuencia directa de un grupo de medidas que se adoptaron “para ajustar, tal y como se previó pero que tuvieron problemas de diseño y del proceso de puesta en práctica de la unificación monetaria...

Leer más

Comparte:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Publicaciones

Artículos Relacionados

An Architect Comments on the ‘Excesses’ Committed in the Construction of the Fidel Castro Center

“I remember when they finished the little interior paths of the house, that they had the pallets of pavers lying there, and boom, the solution was to remove the little grass separator from the Linea street divider.,” says the specialist consulted. (Cubadebate)
14ymedio, Luz Escobar, Havana, 2 December 2021 — The amount of investment made by the Cuban Government in the brand new Fidel Castro Ruz Center, in Havana’s Vedado district, whose works were in charge of the Office of the Historian of Havana (OHCH), is a mystery that has no signs of being revealed. “And even if it does come out, it will be very opaque, the final number will never come out,” a young architect with knowledge of the subject and who prefers anonymity tells 14ymedio.
However, the professional is sure of something: “There were excesses.” As an example, he says that “they spent a lot on paving stones that later they didn’t use and they had to find where to put them.” That was the origin, he says, of the cobblestones with which they paved a part of the gardens of Avenida de los Presidentes, also known as Calle G, the central Calle Línea and other places, such as Calle A in several of its sections.
“All those paving stones came from there,” says the architect. “I remember when they finished the little interior paths of the house, that they had the pallets of pavers lying there, and boom, the solution was to remove the little grass separator from the Linea street divider.”
In the summer of 2020, several of these works raised a cloud of dust on social networks between architects and ordinary Havanans, by eliminating the characteristic green of those streets and replacing them with the gray of concrete.
So much so that the authorities had to come out to give explanations. The official version given at the time was that the replacement was made for “pedestrian safety” and thus removed “some dirt from the earth and grass on the street.”
The architect consulted by this newspaper also details that the Department of Rehabilitation and Heritage Conservation of the OHCH, directed by Norma Pérez-Trujillo, is the same group that is carrying out the restoration of the Santa Clara convent and that it will be in charge, soon, of the restoration in the Palace of the Revolution.
For “interior design and paneling,” he refers, they hired the services of private sector workers.
He says that all the landscaping of the Fidel Castro Ruz Center, as well as the proposal of trees and vegetation, was carried out by the specialists of the Botanical Garden. “The flower beds are very beautiful, in the style of the original El Vedado,” he says. “The trees that they put up respect the heights and other necessary characteristics, such as not giving off resins or that their leaves, fruits and seeds can damage the pavement. It is a pleasure to walk through there, if it were not for the aura that the building has as such,” he says sarcastically.
The Center was inaugurated last Thursday with a play by a children’s group and with the presence of Cuban government staff, along with Nicolás Maduro and Raúl Castro.
Although he specifically refused to answer a question about the cost of the opulent work posed by the international press, the head of Preservation of the Documentary Heritage of the Palace of the Revolution, Alberto Albariño, only said that a good part of the investment was covered with “donations received from other countries,” without detailing which, and that for that reason it did not involve a great expense for the State.
____________
COLLABORATE WITH OUR WORK: The 14ymedio team is committed to practicing serious journalism that reflects Cuba’s reality in all its depth. Thank you for joining us on this long journey. We invite you to continue supporting us by becoming a member of 14ymedio now. Together we can continue transforming journalism in Cuba.

Leer más »

La infinitud de un hombre

Honras fúnebres dedicadas al Comandante en Jefe Fidel Castro. 30 de noviembre de 2016. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.Un ruido de motores rasgó el mutismo. Lento, sabiendo el peso de la historia que cargaban, iniciaron los autos del cortejo fúnebre la marcha desde el Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias con rumbo a Santiago, en el Oriente, hacia donde nace el Sol. Era exactamente las 7:16 del último día de aquel noviembre, un amanecer que olía a humo de velas, sollozos, fotos empolvadas, recuerdos queridos, tristezas…
La Habana, con silencio respetuoso, despidió las cenizas del Comandante Fidel, quien cinco días antes, la noche del 25, había dejado de ser hombre para volverse bandera eterna de sus luchas. Aquella mañana de adioses las calles más céntricas del Vedado lo esperaban desbordadas de gente. En M y 23, frente a la antigua funeraria Caballero, entre la multitud, estaba Marilú Rego Hernández. Ella lo conoció a sus 18 años, cuando en 1959, junto a familiares y amigos de su barrio en Catalina de Güines, en la antigua Habana, hizo una colecta y compró una cadena de oro, su medalla con la efigie de Santa Catalina ―patrona del poblado― y unos yugos con las iniciales entrelazadas de Fidel para regalárselo cuando pasara triunfante.
Entonces lo esperó frente al cuartel de Catalina y al ver el primer auto, donde venía el líder, la muchacha se puso en medio de la calle y el carro frenó. Fidel desde allí conversó un momento con ella y le dio un papel que, el 15 de enero, le abriría a Marilú las puertas del antiguo hotel Havana Hilton, donde, mirando aquellos ojos guerrilleros que no olvidaría jamás, le entregó al Comandante el regalo.
También desafiando los pesares de la vejez salió aquel 30 de noviembre a la avenida principal de San José de las Lajas, capital de Mayabeque, Erundina Fernández. A sus ochentainueve mayos no durmió la noche anterior por la tristeza. Así trasnochada fui junto a mi cuñada Ramona, de ochentaiséis años, hasta la orilla de la Carretera Central. Dije: “eso no me lo puedo perder yo”; y salimos las dos de madrugada.
“No tengo las piernas muy buenas, pero caminé con el bastón. Me senté por ratos, y así esperé a Fidel. Lo vi delante de mí y no pude decir nada, sentí tanta emoción y pena. Fue como si mi familia hubiera muerto. Ahora, cada vez que lo veo en la televisión, lloro y me parece mentira que se haya ido”, contaría después la anciana.
Otro de esos agradecidos era Luis Monteagudo, un madruguero que nació un año después que Fidel y desde 1978 le celebraba el cumpleaños. En las paredes de la sala de su casa tenía noventa imágenes del líder tomadas de periódicos, revistas, o fotos recibidas como obsequio valioso. Apenas unos días antes del paso del cortejo estuvo enfermo de gravedad, por eso lo esperó cerca de la casa de su hija en Catalina y no allá, en su tierra, la que en 1959 lo vio recibirlo.
“Aquel día vi a muchos llorar y abrazarse conmigo. Fue muy grande. Mira, al amanecer mi hija me escondió la ropa para que no saliera. Pero me le escapé así, en pijama y con una bandera cubana en la mano”, contaba. Caminando despacito y con dificultad, llegó Luis hasta el borde de la carretera y, una vez más, vio pasar y honró a su Comandante.
***
Honras fúnebres dedicadas al Comandante en Jefe Fidel Castro en Cuba. 30 de noviembre de 2016. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.
Y las muestras de cariño, por aquellos días no solo salieron de los cubanos, sino también de muchos hijos de otras tierras del mundo tocados de una forma u otra por la obra inmensa de Fidel. En una de las carreteras de Matanzas estuvieron la ucraniana Lilia Lenina y su hija. En octubre de 1988 habían llegado a Cuba, la pequeña Cristina necesitaba ayuda, pues era uno de los miles de niños afectados por el accidente nuclear de Chernóbil. Luego de tres años de cuidados en la Isla, conocieron a Fidel en una sala del hospital Frank País.
“Apareció de pronto. Sabían que podía llegar a cualquier hora. Lo vi tan grande, tan fuerte. Las enfermeras lo veían y lloraban de emoción. Se interesó por todo, cómo me sentía, cómo era la atención, y me trasmitió seguridad, tranquilidad y esperanza”, contaba Lilia.
A Cristina, afectada de ambas caderas por malformaciones congénitas debido a la radioactividad, y enyesada desde los hombros hasta las piernas, la levantaron para que saludara al hombre que le parecía un gigante verde. Subió hasta él, le dio un beso y le tocó la barba. “¡Qué barba!”, le dijo, y él sonrió.
En 1993, después de más de diez operaciones, la niña aprendió a sostenerse. “Todo es gracias a Fidel. Él es padre. Empezó el proyecto de Chernóbil cuando Cuba estaba en pleno período especial, y él buscó recursos para atender a los niños. Eso no se olvida nunca”, decía Lilia.
Y mientras el cofre de cedro que atesora las cenizas del líder recorre Matanzas, Nemesia, la niña que en los días grises de la invasión de abril de 1961 —según narran los versos de Jesús Orta Ruiz, El Indio Naborí—, viera caer muerta a su madre, sangrar a sus hermanitos y un huracán de disparos agujereando los lirios de sus zapaticos blancos, desde su casa en la Ciénaga de Zapata, muy lejos de por dónde pasara el cortejo, como mismo hace con su madre, le encendió una vela ante una de sus fotos.
“Porque Fidel fue muy grande para mí. Después de que lo perdí, aunque nos deja su legado y su historia, es que me di cuenta de cuánto lo necesito vivo. Tal vez un poco lejos, pero yo lo tenía ahí; y cuando entendí que de verdad se había ido, sentí que me habían lanzado al vacío”. Y en el batey de Soplillar, donde el Comandante en Jefe cenó la primera Nochebuena de la Revolución, el 24 de diciembre de 1959, los hijos del pantano prendieron más velas por él.
Con ese mismo sentimiento de lealtades y afectos, lo miró pasar la ciudad de Cienfuegos aquel día y allí, vestido con su uniforme militar, como a la espera de una orden, estaba el general de brigada de las FAR Marcelo Verdecia, el muchacho que en 1959 entró en el mismo yipi Wily que Fidel y dos años antes había subido a la Sierra para convertirse en parte de quienes protegían la vida del Jefe barbudo.
“Siempre estuve con él en la comandancia de La Plata. Yo le cargaba su fusil de mira telescópica. Él era muy intranquilo, impaciente. Algunas veces salimos a caminar los dos solos donde no había peligro, y él caminaba muy rápido, hacía muy breves pausas y continuaba. Siempre estaba con un palito en la boca, era muy activo y ágil, hacía una pregunta y ya estaba pensando en otra.
“Por eso verlo así me ha afectado mucho. Para mí, huérfano de madre a los cinco años y con muy pocos estudios, mi más grande educador fue él. Cuando llegamos a la capital me puso una maestra de la universidad para que me enseñara a leer y escribir. Para mí está vivo”.
***
En su tercer día de peregrinaje, los restos mortales de Fidel viajaron desde Camagüey hasta Bayamo. 2 de diciembre de 2016. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.
Al anochecer del primero de diciembre, ya en Camagüey, luego de haber recibido durante todo el día el abrazo de cientos de miles de hijos del pueblo villaclareño, espirituano y avileño, a unos kilómetros del caserío La Vallita, comenzó el aguacero con el que habían amenazado las nubes desde el amanecer. Igual que Fidel, quien tantas veces nos habló bajo la lluvia, allí había personas a las que no les importó el frío, ni la llovizna, ni la noche. “¡Fidel, amigo, el pueblo está contigo!”, le gritaban quienes bajo el agua lo esperaron.
La cámara desde el camión, donde viajaba también mojado el equipo de prensa, grabó un camino oscuro en el que lo único que se distinguían eran las luces de los autos. Para iluminar la urna, el carro que iba detrás desplegó la luz larga; pero ni aun así las personas veían con precisión dónde realmente estaba Fidel. “Yo escuchaba que decían: “¡Va ahí! ¡Va ahí!”. Lo mismo indicaban el camión de la prensa que otros vehículos”, rememora el teniente coronel José Luis Peraza, jefe de la pequeña unidad de ceremonia que en ese viaje acompañó al Comandante.
Entre La Vallita y la entrada a Camagüey, había niños con su uniforme escolar mojado gritando a viva voz ¡Yo soy Fidel! mientras veían solo las luces de los vehículos. Ante esa situación, Peraza le dijo a sus ayudantes: “Ya no podemos esperar más. La gente tiene que ver esto”. Primero los cuatro saludaron sentados, pero seguían sin distinguirlo en las proximidades de la ciudad. Entonces los militares se pusieron de pie y ya todos pudieron diferenciar al yipi que conducía el armón de los demás autos.
Al otro día, 2 de diciembre, sobre el mediodía arribó la caravana inversa a Las Tunas, y se adentraba así en las tierras del este cubano. La histórica Radio Rebelde transmitía: “El Comandante está llegando de nuevo a Holguín como aquel día que bajo la lluvia nos habló a los orientales que nos reunimos para condenar el bloqueo en esta plaza…, como aquel día que inauguró el hospital Lenin…
“Ahí viene Fidel. Y por él aquí están los agradecidos que encontraron trabajo en la Fábrica de Combinadas Cañeras que inauguró, y los del Combinado Héroes del 26 de Julio que también inauguró, los que se graduaron hace cuarenta años en la Vocacional José Martí, los que trabajan en Moa, los deportistas con los que él se reunió.
“Eso fue lo que dije, no me salía otra cosa”, contaría luego el periodista Aroldo García, a quien, por aquellos días de inicios de siglo en que tuvo ingresada a su pequeña hija a causa del cáncer, Fidel llamó por teléfono. “Te estoy llamando para decirte que tenemos todo lo que hace falta para salvar a tu hijita, y si no lo tuviéramos, lo íbamos a buscar; pero tu hijita se va a salvar”.
Y esa historia la supo Lauren, quien está bien de salud, el día después de la muerte de Fidel, cuando su padre la sentó en sus piernas y le contó todo lo que hizo por ellos el hombre que recorre Cuba dentro de una cajita.
***
En su cuarto día de peregrinaje, los restos mortales de Fidel viajaron desde Bayamo hasta Santiago de Cuba. 3 de diciembre de 2016. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.
Como aquel enero del 59, Fidel amaneció el tres de diciembre en Bayamo. La noche anterior transcurrió con una guardia de honor permanente hasta el alba. Uno de los más de cien jóvenes que la hicieron durante alrededor de quince minutos a la entrada del Museo Ñico López, antiguo cuartel Carlos Manuel de Céspedes, fue Alejandro Hidalgo Yero, un bayamés de veintiséis años, en esos momentos presidente de la FEU de la Universidad de Ciencias Médicas en Manzanillo, Granma.
“Éramos cuatro muchachos con una bandera cubana cada uno, custodiando su foto vestido de guerrillero y rodeada de flores. Varios cestos dispusieron alrededor de esa fotografía, y el pueblo fue hasta allí y le dejó más rosas y cartas”, contaba.
Mientras, en dos pantallas, todos podían ver en tiempo real la urna, y el joven veinteañero que resguardaba al Comandante pensaba en cuánto su generación lo quiere.
“Ese día por la mañana, en el teatro de la universidad convocamos a los muchachos para ver quienes querían cubrir un tramo de la carretera entre Bayamo y Jiguaní. Teníamos posibilidades para llevar a doscientos en tren. La salida sería a la 1:00 de la madrugada, pero el teatro se llenó con más de ochocientos estudiantes. Todos querían ir.
“Tuve que pedir más capacidades y conseguí doscientas más. No obstante, ya en la terminal exigieron que pusieran otro vagón, los ayudaron y, a pesar de eso, un gran número se fue de pie. Cuando Fidel convoca todos vamos a donde haga falta, y como sea”.
Volvió el cielo a pintarse de gris. La lluvia se anunciaba pero no caía. La caravana subía y bajaba las lomas orientales. Alguien sobre el camión de la prensa anunció que faltaba poco para llegar a Santiago.
Hacia las alturas se podía ver las casas de guano y techos de zinc en las laderas de las montañas. Sus moradores, guardianes de una historia reciente, rendían honor a Fidel en las carreteras.
Los carros se detuvieron, y otra vez las manos del mayor Gilberto Luis O’Farrill, uno de los más de cien integrantes del cortejo, limpiaron la cúpula de cristal humedecida. “Nunca estamos preparados para estas cosas. Pensábamos que el Comandante iba a ser eterno, que nosotros falleceríamos primero. Siempre lo veíamos tan fuerte, creímos que podía seguir acompañándonos muchos años más.
“Aún hablo y la voz se me quiebra. Lo que vimos desde que salimos de La Habana hasta Santiago fue un pueblo unido dando amor a su líder. Durante el viaje no voy a decir que lloré como lo hice después, pero las lágrimas se me salieron varias veces. Hubo momentos muy duros. Nos tocó acompañarlo, pero estoy seguro de que cualquier cubano hubiese querido estar en el lugar de nosotros”, comentaba.
***
Ceremonia de inhumación de las cenizas del líder histórico de la Revolución, en el Cementerio de Santa Ifigenia, de Santiago de Cuba, el 4 de diciembre de 2016. Foto: Marcelino Vázquez/ACN.
Los primeros vientos del amanecer movían una bandera a media asta.  Era las 6:30 de aquel 4 de diciembre y ya estaba todo dispuesto. Los yipis del cortejo fúnebre del Comandante en Jefe, con las luces encendidas como en todo momento del recorrido y el paso lento de quienes no quieren llegar, salieron del túnel de la Plaza de la Revolución Antonio Maceo y avanzaron por la Avenida Patria en el último tramo del viaje que se inició hace cinco días en La Habana.
Esa mañana fría olía a flores y tristeza. Los oficiales de la caravana no usaron el uniforme de campaña, todos vistieron trajes blancos, de ceremonia; y en las calles que el día antes aclamaban eufóricas al Comandante tras su llegada a Santiago, también estaba la gente, pero sus gritos se había vuelto murmullos esparciendo el dolor y el respeto de quienes lo miraban pasar rumbo al campo santo.
Allí, donde descansan tantos héroes y piden silencio los ángeles, soplaba un poco el viento y se humedecían los ojos. Antonio Castro, uno de los hijos de Fidel con Dalia Soto del Valle, le dijo al teniente coronel José Luis Peraza que ya era hora de iniciar la ceremonia de inhumación.
Cercanos a ellos, el resto de los hijos y Dalia miraron cómo, con toda la marcialidad que exigían esos minutos, los dos alzaron la cúpula de cristal. Peraza retiró la bandera, dio media vuelta, la dobló y colocó sobre otro pedestal dispuesto para ello desde la noche anterior.
Tomaron la tapa del cofre, la levantaron. Toni hizo un gesto como para quedarse con ella, pero Peraza le expresó: «Tómalo tú». Tembloroso, el hijo llevó sus manos al cofre y sacó la urna con las cenizas de su padre, que es también el de millones de cubanos.
El oficial cerró el cofre vacío y dio la vuelta. “¿Quieres que yo lo sostenga?”, preguntó a Toni. “Sí”. Y se lo entregó al hombre de las dos estrellas.
Entonces Dalia, que tiene de flor y escudo, le dijo: “Déjame cargarlo”. Y sostuvo entonces el peso más amoroso. Le pidió a Toni que la sujetase con la mano derecha y a otro de sus hijos por el brazo izquierdo. “Quiero ver si puedo caminar con él”, dijo. La ayudaron, avanzó unos pasos y lo tuvo cerca de su pecho por última vez.
De esas manos cómplices el teniente coronel Peraza tomó la urna. Giró y comenzó a marchar hacia Raúl, frente a la piedra. El militar afirmó más el paso de revista, el general de ejército giró, ya lo esperaba. Cuando estuvieron de frente, le entregó la urna con las cenizas de su hermano.
Frente al corazón abierto de la roca, Raúl colocó el tesoro con aroma de cedro. Bajó los brazos, pero otra vez los subió y volvió a tocar a su compañero de las travesuras, de la lucha y de la vida.
Acomodaron entonces la lápida de mármol verde que cerró el nicho y tiene grabado con letras de bronce: FIDEL, así, sin apellidos, grados ni cargos; solo como lo llama el pueblo. Raúl, igual que aquellos días de la Sierra, levantó su brazo y con un saludo militar se despidió. Con ese gesto dijo tantas cosas que en pocos segundos el dolor volvió a estremecer hasta a quienes duermen en Santa Ifigenia.
Mientras, afuera del cementerio, una joven intentaba secarse las lágrimas, lo mismo hacía una señora, y un niño, y un hombre negro… Sobre el pecho de su madre, como quien trata de encontrar refugio, se acomodó un pionero de pañoleta roja. La tristeza se repartió por Santiago y a todos pareció tocarle mucha. Un señor de unos sesenta años no levantaba la mirada del suelo, estuvo minutos así, pensando quizás en todo lo que perdía Cuba mientras dentro de una piedra se colocaba a Fidel. Y ya no aguantó más, desde su impotencia humana, embravecido con la muerte, se quitó los espejuelos y con un pañuelo secó su llanto.
Entre la multitud que esperaba, una mujer no se contuvo, dejó que le corrieran las lágrimas para que con ellas se fuera un poco de dolor. Otra se puso la mano en el pecho, susurró alguna oración y sin encontrar consuelo miró hacia allá, donde han guardado para siempre al Comandante.
Había allí niñas de apenas tres años junto a sus padres, casi inmóviles, siendo testigos de uno de los días más tristes que ha vivido la Isla. Por momentos algún que otro sollozo rajó el aire. Abrazada a su foto de guerrillero con mochila y fusil, una santiaguera de ojos mojados miraba al horizonte.
En medio de tanta angustia y quietud, una señora de frente a todos levantó su brazo y gritó: “¡Yo soy Fidel!”, y enseguida todos estos que sufrían en las afueras del cementerio la siguieron en un coro que rompió el silencio, quebró a la muerte y dio paso a la infinitud de un hombre.
Honras fúnebres dedicadas al Comandante en Jefe Fidel Castro en Cuba. 30 de noviembre de 2016. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.
Las cenizas del líder histórico de la Revolución Cubana reposaron en el museo Nico López, antes Cuartel Carlos Manuel de Céspedes, fortaleza que fue asaltada por el Movimiento 26 de Julio, en 1953, en acción simultanea con el Asalto al Cuartel Moncada. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.
En su tercer día de peregrinaje, los restos mortales de Fidel viajaron desde Camagüey hasta Bayamo. 2 de diciembre de 2016. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.
En su cuarto día de peregrinaje, los restos mortales de Fidel viajaron desde Bayamo hasta Santiago de Cuba. 3 de diciembre de 2016. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.
En su cuarto día de peregrinaje, los restos mortales de Fidel viajaron desde Bayamo hasta Santiago de Cuba. 3 de diciembre de 2016. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.
El mausoleo es una piedra pulida, igual que las que abundan en los márgenes del Río Cauto, solo que esta es de granito y proviene del yacimiento de Las Guásimas, al este de Santiago de Cuba. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Leer más »

Rinde cuentas Gobernador de Artemisa

Artemisa, 4 dic(ACN) Lograr un mayor vinculo de las administraciones con la población deviene prioridad de la gestión de Ricardo Concepción Rodríguez, Gobernador de Artemisa, según expuso este viernes en su rendición de cuentas como lo estipula la Constitución de la República de Cuba.
El Gobernador, como refiere la Carta Magna y la Ley 138 de 2020 sobre la Organización y Funcionamiento del Gobierno Provincial del Poder Popular, es el máximo responsable ejecutivo- administrativo en su provincia, ante la Asamblea Nacional del Poder Popular, el Consejo de Estado, el Consejo de Ministros y el Consejo Provincial, a los cuales le rinde cuenta e informa de su gestión sobre los temas que le soliciten.
Concepción Rodríguez, ante Gladys Martínez Verdecia, integrante del Buró Político del Partido Comunista de Cuba (PCC), el viceprimer ministro y Ministro de Economía y Planificación (MEP), Alejandro Gil Fernández, y el Consejo Provincial del Poder Popular, explicó el sistema de trabajo para la atención y control a los órganos de la Administración Provincial y a los planteamientos de la población.
El Gobernador de Artemisa reconoció en su informe que debe exigir una mayor participación de las administraciones en la solución de los problemas que afectan a las comunidades, en tanto esferas como la agricultura e inversiones, el plan de la vivienda y la producción local de materiales de la construcción reclaman una atención diferenciada y sistemática.

No obstante, destacó, se consolidan los proyectos de desarrollo local, se han aprobado 21 micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) y dos cooperativas no agropecuarias.
Jorge Luis Torres Barrios, diputado al Parlamento cubano, presentó el dictamen de la comisión temporal encargada de evaluar el informe y la gestión del Gobernador, el cual refiere que a partir de su desempeño logró que la provincia y los municipios cuenten con sus estrategias de desarrollo económico y social, al tiempo que destaca su papel en la atención al enfrentamiento de la COVID-19.
Alejandro Gil Fernández, viceprimer ministro, resaltó la profundidad de la rendición de cuentas y enfatizó en la urgencia de tener muy en cuenta los intereses del pueblo en los temas que analiza el Consejo Provincial del Poder Popular.
Gladys Martínez Verdecia, integrante del Buró Político del PCC y primera secretaria del Comité Provincial del Partido, coincidió con el llamado a lograr mayor vinculación entre el Consejo de Gobierno y la población e insistió en la necesidad de preparar a los cuadros y sus reservas.
Las intervenciones destacaron el trabajo del Gobernador desde que asumió su puesto en 2020 y reconocieron que la unidad entre la entidad provincial y las estructuras de gobierno municipales es decisiva para alcanzar la efectividad deseada en el desempeño del Consejo Provincial del Poder Popular.
Algunas lluvias en el norte de Guantánamo y la tarde fresca…La Habana, 4 dic (ACN) El Instituto de Meteorología informa que hoy estará nublado en el norte de Guantánamo, con algunas lluvias, que disminuirán hacia el anochecer. En el resto del país amanecerá con algunas nubes en zonas de la costa norte y con poca nubosidad en el resto, para en la tarde estar parcialmente nublado y nublado en las provincias del sur oriental con aisladas lluvias hasta el anochecer, las que serán escasas en el resto del país.
Durante el día las temperaturas alcanzarán máximas entre los 27 y 30 grados Celsius, hasta los 33 grados Celsius en el sur oriental, mientras que en la noche las temperaturas estarán entre los 18 y 21 grados Celsius.
Los vientos serán del nordeste al este, con velocidades entre los 10 y 25 kilómetros por hora, siendo superiores en zonas de la costa norte oriental.
Habrá oleaje en el litoral norte oriental, y poco oleaje en el resto de los litorales, que en la noche quedará tranquila en la sur occidental y central.

Leer más »

Brasil: Río cancela su fiesta de fin de año tras los primeros casos de ómicron

El alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, anunció este sábado la cancelación de la fiesta oficial de fin de año en la ciudad, que antes de la pandemia atraía a millones de turistas, tras registrarse los primeros casos de la variante ómicron del coronavirus en Brasil.“Vamos a cancelar la celebración oficial de ‘Réveillon’ de Río. Tomo la decisión con tristeza, pero no podemos organizar la celebración sin la garantía de todas las autoridades sanitarias”, afirmó Paes en sus redes sociales.RÉVEILLON CANCELADO | O prefeito do Rio de Janeiro Eduardo Paes (PSD-RJ) anunciou na manhã deste sábado (4) que as comemorações de Réveillon na cidade estão canceladas. Leia mais em https://t.co/fOsaMSSdIr📷 Fernando Maia/Riotur/Divulgação pic.twitter.com/9HSPmmWq8w— Folha de S.Paulo (@folha) December 4, 2021El alcalde de la capital fluminense subrayó que su administración “respeta la ciencia” y que acataron la recomendación “más restrictiva”, pues, según reveló, el comité de científicos del Ayuntamiento era favorable a los festejos, pero el del estado de Río, no lo era.“Espero poder estar en Copacabana abrazando a todos en el cambio de 2022 a 2023. Se echará de menos este año, pero lo más importante es que sigamos vacunando y salvando vidas”, añadió.Río se suma así a al menos otras 21 capitales regionales -de un total de 27- que también han decidido no organizar ningún tipo de evento público o conciertos para recibir al 2022, entre ellas Sao Paulo, la ciudad más populosa del país.El principal motivo es el temor a un nuevo repunte de la pandemia de COVID-19, que ya ha causado más de 615 000 fallecidos y 22-1 millones de infectados, en medio de la alerta por la aparición de la variante ómicron.Brasil ha registrado, hasta el momento, seis casos de este nuevo linaje del SARS-CoV-2, que fue notificado por primera vez en Sudáfrica el pasado 25 de noviembre y del que todo apunta que es más transmisible que sus predecesores.PublicidadBrasil y Japón reportan primeros casos de la variante ÓmicronLos tres primeros infectados se reportaron en Sao Paulo, que además fueron los primeros en Latinoamérica; ha habido otros dos en el Distrito Federal de Brasilia; y este vieres se confirmó el sexto en Rio Grande do Sul, estado fronterizo con Argentina y Uruguay.Ello ha puesto en alerta a los gobiernos regionales y municipales brasileños, en un momento en que el ritmo de contagios y muertes está en sus menores niveles desde que irrumpió el virus, gracias al avance de la vacunación, que ha permitido que un 64 % de la población esté con la pauta completa.

Leer más »

El último tramo de la caravana, 4 de diciembre de 2016

Del 30 de noviembre hasta el 4 de diciembre de 2016, las cenizas del Comandante en Jefe Fidel Castro peregrinaron desde La Habana hasta Santiago de Cuba. El cortejo atravesó 13 provincias del país y recibió el homenaje de millones de cubanos.La caravana con los restos de Fidel llegó la mañana del domingo 4 de diciembre al cementerio Santa Ifigenia en Santiago de Cuba para el entierro que se realizó en ceremonia íntima y familiar.
Cubadebate comparte un recuento gráfico de ese momento.
Miles de personas despidieron los restos de Fidel que salieron en caravana desde la Plaza de la Revolución Antonio Maceo hasta el cementerio Santa Ifigenia. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.
Miles de personas despidieron los restos de Fidel que salieron en caravana desde la Plaza de la Revolución Antonio Maceo hasta el cementerio Santa Ifigenia. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.
Miles de personas despidieron los restos de Fidel que salieron en caravana desde la Plaza de la Revolución Antonio Maceo hasta el cementerio Santa Ifigenia. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.
Miles de personas despidieron los restos de Fidel que salieron en caravana desde la Plaza de la Revolución Antonio Maceo hasta el cementerio Santa Ifigenia. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.
Miles de personas despidieron los restos de Fidel que salieron en caravana desde la Plaza de la Revolución Antonio Maceo hasta el cementerio Santa Ifigenia. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.
Miles de personas despidieron los restos de Fidel que salieron en caravana desde la Plaza de la Revolución Antonio Maceo hasta el cementerio Santa Ifigenia. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.
Miles de personas despidieron los restos de Fidel que salieron en caravana desde la Plaza de la Revolución Antonio Maceo hasta el cementerio Santa Ifigenia. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate
A las 6:50 de la mañana entraron por el portón del Cementerio de Santa Ifigenia las cenizas de Fidel Castro. 4 de diciembre de 2016. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.
Cementerio Santa Ifigenia en Santiago de Cuba. 4 de diciembre de 2016. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.
El mausoleo es una piedra pulida, igual que las que abundan en los márgenes del Río Cauto, solo que esta es de granito y proviene del yacimiento de Las Guásimas, al este de Santiago de Cuba. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.
Vea además:
Un adiós a Fidel en Santa Ifigenia (+ Video)

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.