HAVANA CLIMA

Jueves de Debate 7 de octubre del 2021

Comparte:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Publicaciones

Artículos Relacionados

Cuando salvar es una osadía (+fotos)

Ernesto Castañeda Marín, médico y residente de Endocrinología del Hospital General Provincial Camilo Cienfuegos, de Sancti Spíritus, se ha enrolado varias veces en la atención a pacientes positivos a la covid. En su vida laboral hasta ahora ninguna experiencia supera el trabajo en Zona Roja
“Esto es lo más arriesgado que he hecho”, asegura Ernesto. (Fotos: Cortesía del entrevistado)

Relacionados

No lo dudaría ni un segundo como tampoco titubeó antes cuando se brindó para ir a La Habana y terminó atendiendo a aquellos niños positivos y a sus padres durante un mes entero en el hospital Frank País. Y volvió a hacerlo a fines de febrero de este año, cuando la Unidad de Tratamiento Colérico (UTC) del Hospital General Provincial Camilo Cienfuegos se estrenaba en la atención a casos sospechosos y, luego, pasaría a atender también los confirmados a la covid; entonces sería el único médico de aquella sala durante los 11 días y noches más largos, acaso, de su vida.

Si al doctor Ernesto Castañeda Marín, residente de Endocrinología, le pidieran que volviera a entrar a Zona Roja sería la tercera vez y lo haría sin flaquear. Sin pensar siquiera en los riesgos que corre el asmático que es, porque un solo argumento pesa tanto como para quebrantar cualquier incertidumbre: “No me puedo negar; es mi trabajo y mi responsabilidad. Si alguien lo necesita, pues me toca por conciencia y por compromiso con la profesión, con los pacientes y con el país”, escribe vía WhatsApp y las palabras le calcan las esencias.

A esa misma razón se aferró, quizás, para sobrellevar aquellas guardias de 24 por 72 horas en el hospital habanero, donde en una sala, según dice, podía haber desde 30 hasta 80 casos entre los niños y los acompañantes.

La gente no se imagina los esfuerzos que hace uno en Zona Roja, los desvelos seguidos, el estrés de trabajo, señala el doctor Erenesto.

“Eran casos leves o asintomáticos y algún adulto moderado —rememora—. Los niños tienen sus características y había que hablarles con más dulzura, aunque no eran tan pequeños y casi todos colaboraban para examinarlos y para tratarlos. Yo específicamente no tuve ningún niño complicado”.

Le era más fácil, tal vez, porque la Pediatría fue su inclinación primera cuando rotaba por esa especialidad en cuarto año de la carrera de Medicina y después de graduado terminó haciendo guardias también en el Hospital Materno Municipal de Cabaiguán. Mas, acabaría optando por Endocrinología y hoy hace su residencia.

Pero ni aquellas guardias habaneras en las que amanecía pasando visita o preparando las altas de los pacientes que resultaban negativos al PCR y anochecía ingresando nuevos casos y auscultando a todos se pueden comparar con los desvelos en la Zona Roja del Camilo Cienfuegos.

“La experiencia fue más fuerte porque son 10 u 11 días seguidos sin parar. En la sala de UTC atendía, en un primer momento, sospechosos de covid —cuando aquello la pandemia no estaba tan crítica como ahora— y cuando salían positivos se trasladaban; luego, a mediados de la rotación, empecé a atender solo positivos.

“Era el único médico de la sala. Siempre había un intensivista que colaboraba y las enfermeras que ayudaban mucho, pero eras tú solo. Y ahí hay mucho movimiento”.

Y nada lo agobió tanto como aquella sobrebata, el gorro, la careta, el nasobuco y por encima la escafandra blanca. “El traje es desesperante, se pasa mucho calor, te da como falta de aire, ansiedad estar metido allá dentro, pero hay que usarlo para mayor protección”.

Lo más complejo no fue siquiera sobrellevar los medios de protección ni lidiar con la adrenalina que te mantiene insomne ante un cansancio que a ratos te vence y frente al que no puedes ceder para evitar, también, contagiarte. Lo más complicado fue asistir a pacientes graves, incluso, colegas.

“Ahí sí hubo ciertos momentos de tensión con colegas de trabajo, gente joven, una viejita encamada…, enseguida los atendimos lo mejor que pudimos y lo trasladamos para la Sala de Terapia. De los pacientes que yo tuve ninguno falleció”.

Y lo dice sin vanagloria alguna, aunque la merezca. Igual que no se ufana del día aquel que asistió a un paciente y le cedió hasta su comida. Lo cuenta en plural solo por modestia, porque únicamente él es protagonista.

“Fuimos a ver a un paciente al cuerpo de guardia de respiratorio y consideramos que podía retornar al centro de aislamiento; como no se había alimentado le di los refrescos que tenía para mí”.

No olvida los riesgos vividos, las ojeras casi crónicas, los afanes por salvar. Lo calla, pero se sabe: se hace más por convicción de vida que por esperar retribución alguna. “La gente no se imagina los esfuerzos que hace uno en Zona Roja, los desvelos seguidos, el estrés de trabajo…

Para el doctor Ernesto lo más complicado fue asistir a pacientes graves, incluso, colegas.

“En cuanto a los recursos, sí a veces faltan cosas, pero aquí en el hospital los recursos limitados que hay se garantizan para los pacientes con covid. Yo no puedo decir que haya dejado de atender a un paciente ni que ninguno haya muerto por falta de medicamentos, por lo menos en mi caso”.

Y lo acuña con la misma seguridad que luego confiesa: “Esto es lo más arriesgado que he hecho”. Le creo. Del otro lado de la pantalla las imágenes devuelven a un muchacho veinteañero que contrasta con aquella cabeza rapada como si la falta de pelo pusiera años de más, envuelto en una escafandra blanquísima en la que se le esconden hasta los ojos.

Uno lo ve y, por más que haya repasado sin grandilocuencias tantas heroicidades, todavía queda preguntándose de dónde le nacen los ímpetus y hasta la osadía que lo ha hecho entrar y entrar a Zona Roja.

De los pacientes que yo tuve ninguno falleció, rememora el galeno.

   

Leer más »

Presentación de José María Vitier engalana al teatro Juárez de México

En el teatro Juárez, el pianista José María Vitier y la excelencia de su acompañamiento, demostraron el valor del patrimonio musical cubano en el 49 Festival Internacional Cervantino.
Al encuentro resultó Cuba país invitado de honor, informa Prensa Latina. Según este medio, el músico protagonizó una «verdadera disertación musical sobre las esencias del pentagrama nacional».

El teatro Juárez, que llegará a sus 118 años, se enalteció con Tarde en La Habana, el título de esta presentación, acompañada por la soprano Bárbara Llanes y la percusión de Yaroldi Abreu y Abel Acosta.
Por otro lado, La Reina y La Real, representantes del hip hop y de la joven vanguardia artística en la Isla, alzaron sus voces a favor del empoderamiento femenino.
Antes, los trovadores Ray Fernández y Eduardo Sosa, ofrecieron una muestra de la buena trova nacional que distinguió la cubanía, el humor y la reflexión, en transmisión virtual desde la Casa Cuba, que exhibe la cultura de la Isla en pleno corazón de Guanajuato.
Cuba será el núcleo de la programación de esta cita que reúne un amplio y diverso espectro cultural. Hasta el 31 de octubre, toman el espacio físico y el virtual de este festival más de 80 actividades dedicadas a la danza, la música, la ópera, el teatro, las artes plásticas, la literatura y los medios audiovisuales.

«Sin cultura no hay libertad posible”». Fidel.Esa es la libertad que llevaron nuestros artistas a México, a exponer durante el #Cervantino, un gran Festival que en su 49 edición ha abierto sus mejores espacios al arte cubano. #CubaEsCultura pic.twitter.com/aTXcutMowz
— Alpidio Alonso Grau (@AlpidioAlonsoG) October 15, 2021

#CubaEsCultura Ahora mismo llegamos a un pedazo de #Cuba en #Veracruz #México Estamos como en casa hablando del Timbalaye con María Elena Mora y de cuánto puede hacerse en cuanto se abran más vuelos comerciales y se convoque al Carnaval de Veracruz y a la Ruta de la Rumba 2022. pic.twitter.com/Xc5F8jogGG
— Alexis Triana Hernández (@triana_alexis) October 17, 2021

Leer más »

La mayor justicia posible a 135 años de la abolición de la esclavitud (+Video)

A trabajar por reducir las brechas de equidad relacionadas con las diferencias del color de la piel y promover la participación ciudadana como factor decisivo en la implementación del Programa Nacional contra el Racismo y la Discriminación Racial se comprometieron los representantes de instituciones culturales, la Uneac y otras instancias de la sociedad civil que participaron en la conmemoración del aniversario 135 de la abolición de la esclavitud en Cuba.
Pero sobre todo se hizo evidente que la conquista de tales propósitos, alentados en estos momentos con mayor énfasis por el Estado socialista a escala comunitaria, transita por la transformación de subjetividades individuales y colectivas, mediante la educación y la cultura.
La conmemoración tuvo lugar en el Museo de la Ruta de la Esclavitud, inaugurado en junio de 2009 en el Castillo de San Severino, enclavado en las afueras de Matanzas.
El poeta y etnólogo Miguel Barnet rememoró cómo luego de la que Unesco lanzara el programa La Ruta del Esclavo, hoy renombrada con mayor precisión La Ruta de la Esclavitud, abogó por convocar en Matanzas a fines de 1995 la segunda reunión del Comité Científico Internacional de la iniciativa y años más tarde por dedicar una institución a la memoria de los africanos esclavizados.
Presidente de la Fundación Fernando Ortiz, Barnet llamó a leer con mayor profundidad la historia y la sociedad cubana, para abordar integralmente el legado de los africanos y sus descendientes, donde el componente económico y material no debe ser obviado, y a interpretar las claves del mestizaje cultural que nos ha llevado a ser lo que realmente somos.
A cargo de la coordinación del Comité Cubano del programa, Alberto Granado, director del Museo Casa de África, en La Habana Vieja, insistió en sensibilizar a las jóvenes generaciones con los horrores de la esclavitud y los aportes de las mujeres y hombres esclavizados a la identidad nacional, mediante la influencia de docentes mejor preparados, la articulación con los procesos educativos en la escuela y la utilización de lenguajes que les son cercanos a partir del uso de las nuevas tecnologías de la información.
La directora del museo, Isabel Hernández, historiadora e infatigable promotora, mostró la primera etapa de lo que debe ser más temprano que tarde la sala de interpretación de la esclavitud en Cuba, dotada de dispositivos interactivos, y en cuyo centro también quedó instalada la reproducción de uno de los barcos de la infamante trata.
Una de las más acuciosas estudiosas del proceso de la esclavitud, la doctora María del Carmen Barcia, hizo llegar un mensaje a los participantes en el acto. El Archivo Provincial de Matanzas entregó al museo copias de las notificaciones originales de las autoridades coloniales sobre la abolición de la esclavitud.
En octubre de 1886, Cuba fue el penúltimo territorio latinoamericano en abolir la esclavitud. Ello aconteció en Brasil en 1888. Los cientos de miles de africanos y descendientes sometidos a la cruenta explotación habían sido considerados seis años antes incluidos en la llamada Ley de Patronato, que aparentemente erradicaba la esclavitud aunque en verdad la enmascaraba.
La definitiva abolición distó de responder a un gesto altruista y humanitario de la metrópoli colonial y los hacendados insulares ni al necesario ajuste a la evolución del modo de producción. La resistencia de los esclavizados, expresada en sublevaciones, apalencamientos y el cimarronaje, el enorme valor simbólico del acto de Carlos Manuel de Céspedes el 10 de octubre de 1868 y de la letra y el espíritu de la Constitución de Guáimaro, y la incorporación de antiguos esclavos y negros y mulatos libres a las luchas por la independencia pesaron decisivamente en el decreto abolicionista.
[embedded content]

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.