HAVANA CLIMA

Se recuperará gradualmente la economía del país (+Video)

Si bien es cierto que la economía del país está enfrentando una situación tensa y excepcional, que repercute profundamente en la población, ya entramos en una fase de recuperación gradual de la actividad económica de la nación, junto a un efectivo control de la COVID-19.

Así lo expresó Alejandro Gil Fernández, vice primer ministro y ministro de Economía y Planificación, al intervenir este jueves en la apertura de la Jornada Económico-Productiva, que se celebra desde la Cámara de Comercio, en esta capital, de forma virtual, del 7 al 28 de octubre, con el propósito de contribuir al impulso y la dinamización de la economía cubana en el actual escenario, dando continuidad a los acuerdos emanados del VIII Congreso del Partido Comunista de Cuba.

Recordó que el impacto del bloqueo económico impuesto por el Gobierno de EE. UU., así como la paralización de la economía con la caída precipitada del turismo, a causa de la pandemia de la COVID-19, provocaron un escenario financiero complejo, reflejado en una contracción de un 10,9 % del Producto Interno Bruto en 2020, «pero tenemos muchas reservas a las que hay que ponerles nombre y apellidos», manifestó.

Sin embargo, el avance relativo en el control de la pandemia, la marcha de la vacunación y la puesta en vigor de nuevas normas para incentivar la reanimación monetaria, ha permitido apreciar, a partir del cuarto trimestre de este año, una recuperación gradual de la actividad económica, sostuvo el Vice Primer Ministro durante el encuentro, el cual estuvo presidido por Joel Queipo Ruiz, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido...

Leer más

Comparte:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Publicaciones

Artículos Relacionados

Máscara con arte prehispánico

17 de octubre de 2021, 0:30 
Por Luis Manuel Arce IsaacMéxico, 17 oct (Prensa Latina) La máscara de Malinaltepec, una obra arqueológica impresionante de más de mil 800 años de antigüedad, es muestra del conocimiento universal -en muchos aspectos superior al europeo de la época- que permitió el florecimiento de una gran cultura en el México prehispánico.

Esta careta, de 21 centímetros de altura e igual medida de ancho,se distingue por estar hecha con 762 teselas, las cuales son pequeñas piezas de piedra, terracota o vidrio coloreado que se empleaban para confeccionar mosaicos.Otro de sus rasgos sobresalientes es que los fragmentos están fijados con un material endémico de México que se usó en Europa: el copal, una resina aromática del Bursera, familia de árboles sagrados.Esta sustancia también se utilizaba como incienso y se cristalizaba para trabajar la joyería.Sin embargo, su connotación en la nación latinoamericana era diferente a la del llamado Viejo Continente, pues en ese país fue un elemento básico para las consagraciones.En náhuatl se le nombra copalquáhuitl y a su ceniza copalli, mientras que en el ámbito sagrado era llamado iztacteteo, el ‘dios blanco’, y todavía tiene ese significado, a pesar de la cristianización que impusieron los españoles y los diferentes usos comerciales que se le dieron.La autenticidad de la máscara de Malinaltepec, una creación funeraria de las más conservadas de aquellas civilizaciones, fue comprobada científicamente.Constituye una pieza tan perfecta que, a partir de su hallazgo en 1921, causó polémica. El especialista Porfirio Aguirre, al descubrirla, consideró que había encontrado uno de los grandes tesoros de Mesoamérica, pero las autoridades pensaron que había sido fabricada.A principios de 2008, el arqueólogo Felipe Solís, entonces director del Museo Nacional de Antropología, logró investigar más a fondo y demostrar que aquella excepcional obra sí había salido de manos de artistas teotihuacanos.La restauradora Sofía Martínez, responsable del Proyecto Máscaras Funerarias del Instituto, manifestó que el equipo que la analizó quedó maravillado por su técnica de manufactura y los materiales que la adornan: cloritita (roca de color verde amarilloso), amazonita en las teselas azules, concha y hematita especular, así como el copal.La tesis más dominante es que la careta fue hecha en dos momentos durante el periodo Clásico (200-900) y reutilizada en el Posclásico (900-1521) en un entierro.mem/lma/cvl(Tomado de Orbe)

Leer más »

Lecciones de la pandemia

Foto: Abel Padrón Padilla/ Cubadebate.Había transcurrido algo más del primer tercio del siglo XIX cuando Ramón de Palma escribió, en 1838, El cólera en La Habana. Por aquel entonces, la narrativa cubana daba sus primeros pasos. Era la expresión concreta de la voluntad manifiesta en un grupo de criollos de configurar el perfil identitario de la isla mediante el registro de costumbres y acontecimientos relevantes.
El relato de Palma comienza en noche de carnaval. La alta sociedad habanera despliega su elegancia en baile de máscaras, ocasión propicia para engarzar alianzas matrimoniales, garantía del acrecentamiento de las fortunas acumuladas, inconscientes muchos todavía del peligro que los amenaza.
En las barriadas empobrecidas ha surgido el cólera. Incontenible, la peste habrá de invadirlo todo. La ciudad se hunde en el silencio y la muerte. Por sus calles solo transitan los carros fúnebres, cargados de cuerpos inertes. La imagen de su conductor rezuma odio en sus gestos y palabras. Es la encarnación tangible del mal, confrontación implícita con el bien que asoma en la conducta solidaria de unos pocos vencedores del miedo. La noveleta concluye con las señales de un tímido renacer de la vida. Su autor ingresa así en la larga tradición literaria que, desde distintas perspectivas, abordó el tema de las epidemias que asolaron periódicamente regiones del planeta.
Confiados en el progreso científico, creíamos que el peligro de enfermedades letales arrasadoras a escala universal había quedado sepultado para siempre en el pasado. Una violenta sacudida nos ha despertado de ese sueño ilusorio. Con rostro desconocido, el mal latente seguía estando ahí. Al cabo de meses de constante batallar, una luz ilumina desde lo más profundo del túnel. Subsisten aún muchos misterios por desentrañar, pero las vacunas ofrecen un paliativo y renace con fuerza el deseo de regresar a una normalidad reclamada por los seres humanos, gregarios por necesidad y naturaleza.
El momento convoca al análisis y la reflexión. Ante un agresor invisible, mutante y omnipresente, todos somos vulnerables. La pandemia ha producido un alto costo en los planos de la economía y la sociedad. También en el impalpable territorio de la subjetividad humana, agudizado en un país como el nuestro, sometido a un bloqueo que, en estas circunstancias, ha apretado las clavijas. Sus efectos paralizantes han afectado el desarrollo del sector productivo, la circulación mercantil de bienes y servicios y el ingreso en divisas, sobre todo por el congelamiento de su fuente fundamental de origen turístico.
Los daños sicológicos y sociales no son mensurables en cifras. “El dolor no se comparte, se multiplica”, dijo Fidel en ocasión memorable. Tras las estadísticas de enfermos y fallecidos subyace una extensa red de familiares, amigos, colegas, compañeros de trabajo y de combate en un proceso de construcción social colectiva. Todos hemos sentido en algún grado el zarpazo desgarrador de la pérdida y la angustia por la evolución del paciente en las jornadas de hospitalización. Permanecen, además, las interrogantes acerca de las posibles secuelas del mal. Queda en nuestra memoria la imagen de un rostro concreto, la resonancia de una voz que no volveremos a escuchar, el calor de una mano tendida en un momento difícil. A todo ello se añade la repercusión emocional del aislamiento exigido para evitar la diseminación de los contagios, junto a la ruptura de hábitos adquiridos de intercambio presencial en los centros de trabajo, la escuela, los espacios públicos, la recreación y las numerosas variantes de vida cultural participativa.
La pandemia ha desnudado las múltiples dimensiones de nuestra vulnerabilidad. Ha mostrado también, en lo material y en lo espiritual, la fuerza cohesionadora de la solidaridad y la fuente de altruismo subsistente en quienes, poniendo en riesgo su bienestar, han acudido en ayuda de los necesitados, desconocidos ayer y quizá olvidadizos mañana.
Al reanudar la marcha, el paulatino reinicio de las clases constituye garantía de continuidad y porvenir. Se ha desarrollado un enorme esfuerzo por proseguir el trabajo con los educandos a través de distintos medios. Pero nada sustituye el intercambio vivo entre el maestro y un grupo de estudiantes. El aula es un ámbito esencialmente dialógico. El maestro experimentado adquiere una particular sensibilidad para medir temperatura ambiente, los altibajos en el interés sostenido por sus discípulos. Las preguntas de los más inquietos sacuden las modorras rutinarias e invitan a desbordar los límites, algo estrechos, de los programas establecidos; favorecen el ejercicio activo del pensar.
El enfrentamiento a la pandemia en condiciones tan adversas ha demostrado la sabiduría inherente a la formulación de políticas que articulan las inversiones a corto y largo plazos. La inmediatez tiene reclamos ineludibles. Pero el auspicio a la educación y a la investigación científica, convertido en prioritario desde el triunfo de la Revolución, nos ha permitido afrontar los desafíos actuales, colocarnos en la vanguardia en el exigente campo de la biotecnología y disponer de nuestras propias vacunas, así como de producciones de alto valor agregado.
Abocados a un indispensable cambio de mentalidad, a la descentralización de las decisiones y al impulso de nuevas formas de gestión económica, el papel de la educación requiere especial atención en todos los ámbitos de la sociedad. Implica capacitar, adquirir nuevos conocimientos y sustentar sobre esos pilares la permanente renovación de un pensamiento creativo.
(Tomado de Juventud Rebelde)

Leer más »

Construyendo una promesa

Se ha vuelto destino y referente de esta ciudad, con su forma trapezoidal y espacio para 17 000 personas, la Plaza de la Revolución “Mayor General Antonio Maceo Grajales”, donde el caminante se detiene a tomarse fotos o vuelve la mirada, acostumbrado a este punto del paisaje, que el 14 de octubre llegó a sus treinta años.
Sobre los avatares del proceso creativo del Monumento Nacional — escenario de grandes conciertos, visitas de tres Papas, mandatarios extranjeros y del último velatorio de las cenizas de Fidel Castro—, Sierra Maestra conversó con Alberto Lescay Merencio, jefe del equipo encargado de su construcción.
—¿Cómo llegaron al certamen que dio lugar a la Plaza?
Esta fue la primera obra de su tipo, en la Revolución, realizada mediante un concurso, porque, excepto la ‘José Martí’ de La Habana, las plazas se realizaban por encargo, como las de Bayamo y Santa Clara.
Ese concurso tuvo dos características que lo hicieron peculiar: una fue organizar equipos interdisciplinarios, un requisito necesario en estos empeños, iniciado por la admirada Rita Longa, líder del movimiento escultórico en Cuba. Es decir, que no se trataba solo de un escultor que presentará un proyecto.
Armé mi equipo con estrellas dentro del campo como Guarionex Ferrer Estiú, quien era —al regreso de mis estudios en la URSS—, el mejor escultor santiaguero, y nos conocíamos desde la Escuela Nacional de Arte (ENA). Luego necesitábamos un ingeniero y contactamos con Esteban Ferrer, un profesional muy talentoso; como historiador tuvimos al gran Joel James Figarola, conocedor del tema maceísta; y seguimos sumando especialistas hasta conformar el equipo que, en un momento, tuvo 19 miembros.
En el concurso, otra de las novedades fue el estilo del jurado. Se exhibieron todos los trabajos en el salón de la ciudad, se invitó a los miembros de los equipos para que presentaran sus proyectos ante personalidades que decidirían sobre la calidad y funcionalidad de este.
A esos dos encuentros acudieron las autoridades del Partido, el Gobierno, los especialistas, todos los órganos decisores como Planificación Física, la Comisión de Historia, las FAR, el Minint; y mediante ese proceso de decantación, donde en la segunda y última vuelta quedamos dos equipos, ganamos el honor y el derecho a realizar esta plaza.
—¿Cuán difícil fue aunar personalidades, inquietudes artísticas y estilos estéticos diferentes para crear un concepto global con el proyecto?
Si tuviera que hablar del rol fundamental que desempeñé en el equipo diría que fue, justamente, el factor de coordinación de todos esos talentos para conducir nuestros criterios hacia un objetivo coherente, de alto vuelo estético y funcional. Fue la tarea, como responsable del grupo, más compleja pero que más disfruté, y continuó con esa proyección. Me gusta trabajar en equipo, porque hacer una obra de este tipo, y hacerlo bien, es imposible con una sola persona.
Esta no es una plaza de autor. Nadie puede atribuirse una parte porque no fue así, no le estaríamos haciendo justicia a la verdad. Todos participamos en todo: la concepción del salón, los vitrales, la figura ecuestre, el recinto de la Llama Eterna, por qué los machetes de esa manera…, todo fue estudiado en largas y complejas sesiones de trabajo y discusión del equipo. Por eso funciona”.

—Y cuán complicado fue el trabajo en la duración del proyecto. Fueron años…
Sí, en 1982 abrió la convocatoria del concurso y se nos dio cerca de seis meses para trabajar, de los cuales los primeros tres fueron de planeación, los otros de corrección de errores, y ese mismo año inició la construcción hasta el 1991. Nueve años.
Una vez que fuimos elegidos ganadores nos dividimos el trabajo por especialidades. Los diseñadores concretaron el proyecto ejecutivo de las áreas, para los machetes hubo que investigar en qué taller de Cuba se podían realizar, hasta que encontramos uno con los requisitos que buscábamos en Las Tunas, y para allá fue Guarionex.
A mí me tocó la figura ecuestre de Maceo y tuve que crear las condiciones, comenzando por el taller, porque no existía uno de ese tipo en Cuba. Hubo que localizar un espacio, hacer el proyecto del local, crear una escuela de fundidores, soldadores, paileros, ya que el único con los conocimientos —mi profesor de la ENA, Hipólito Nodarse— era mayor, y me dijo: “Lescay, yo no quiero morirme fundiendo tu escultura”. Entonces nos apoyamos en un camagüeyano muy valiente, Ramón La Paz, que tenía nociones y aceptó el reto.
Tampoco conocíamos experiencias parecidas fuera del país, fundir una escultura de más de 100 toneladas en bronce, mediante la técnica de la arena, más todo lo que significa el modelado, el vaciado, el montaje en obra y el andamiaje que había que crear, incluida la grúa viajera de 22 metros de altura que se manejaba desde tierra.
Fue un proceso de aprendizaje muy importante. Así tuvimos el taller de San Luis, que fue y es imprescindible para realizar una obra como esta, tan compleja, además quedó para el futuro con el fin de hacer esculturas de carácter monumental y público.
—Este proyecto abrió un camino a trabajos que, en el día de hoy, se siguen realizando y para la formación de otros artistas: los talleres Caguayo.
Así es, y luego la Fundación Caguayo, que es consecuencia directa de esta plaza. El equipo donó los derechos económicos de la obra para algún proyecto sociocultural, porque consideramos que a los Maceo Grajales no se les podía cobrar, y uno de los privilegios que tengo es haber asombrado a Fidel con ese acto, cosa poco común.
Me llamó al podio durante el IV Congreso del Partido para que le explicara, y al confirmarle que lo dejábamos todo, me dijo en voz baja: “si algún día necesitan algo, llamen”. Cuatro años después, cuando tengo la idea de la Fundación para dar seguimiento al trabajo de los talleres, porque nadie quería hacerse cargo de estos, los abogados me preguntan: “con qué capital cuentas”. Recordé las palabras del Comandante. Preguntamos y, efectivamente, el donativo estaba intacto en el Gobierno y ese fue el capital inicial, más los talleres que nos entregaron posteriormente.
—Durante ese tiempo, ¿cuál era la reacción de las personas?
Fue cerca de año y medio con esos andamios enormes, y era como un misterio ver ese proceso lento, para lo que la gente estaba acostumbrada y por la complejidad. Se hacían muchas preguntas y hasta chistes.
Hubo una etapa en que paramos porque no sabíamos cómo continuar. Todo fue muy duro, era la primera vez y no teníamos a quien preguntarle. Armar un rompecabezas en tres dimensiones y que saliera la figura de Maceo y el caballo en el aire, sin 3D ni computadora, fue una gran aventura creativa.
En un momento en que nos sentíamos muy presionados porque se acercaba la fecha del IV Congreso, y comenzó el estrés por parte de las autoridades encargadas de supervisar que las obras estuvieran en tiempo; yo sentí que se podía afectar, y de hecho se estaba afectando, la calidad del proceso de realización de esta plaza, no en cuanto a la escultura, sino toda la obra civil: los pisos, las paredes. Esto es una obra de arte a complejidad, todo aquí es arte.
Y en una visita del Comandante le expliqué la situación y él no me respondió directamente, sino a quienes le acompañaban: “la fecha del Congreso se pondrá cuando la Plaza esté terminada”. Es importante que se sepa como nuestros grandes dirigentes siempre han abogado por la calidad de las obras. Por una fecha, de ninguna manera se puede poner en riesgo el aspecto cualitativo ni por cumplir una meta hacer las cosas “más o menos”, las cosas se hacen bien o bien.

—Luego de este proceso de prueba y error, de todos los problemas que hubo que solventar y de los treinta años que han pasado, ¿cómo se siente respecto al resultado de la obra y también de la conservación?
Yo agradezco mucho a todas las estructuras del Gobierno y el Partido por el cuidado y el interés que siempre le han profesado a esta obra y los recursos que han dispuesto para mantenerla, porque las cosas si no se atienden a tiempo pueden irse deteriorando poco a poco. Está hecha con buenos materiales, pero el tiempo y la humedad hacen estragos.
Creo que a la Plaza, al contrario, se le han incorporado elementos que contribuyen a su perdurabilidad. No contó en un inicio con un sistema de riego, la iluminación de la época no tenía el desarrollo actual, de manera que eso ha sido muy importante para, después de 30 años, estar aquí.
“Desde el punto de vista artístico creo que la obra está curada por el tiempo y por el pueblo cubano. Es la satisfacción más grande que tengo. Muchos niños han crecido viendo esta obra y la admiran, la quieren. Y antes de hacer esta plaza, los maceístas teníamos una gran deuda con la historia. Santiago siempre quiso tener un monumento al General Antonio, y no se habían logrado las condiciones para lograrlo dignamente”.
Para el maestro, trabajar en la plaza no fue fruto del azar, sino el objetivo de años de estudio, aún sin saberlo. El cumplimiento de una promesa a Maceo, una alegoría que se ha ido enriqueciendo de valores históricos y espirituales, un lugar de veneración, un santuario.

(Tomado de Sierra Maestra)

Leer más »

Maduro aterrado por lo que pueda declarar Alex Saab, aseguró ex ministro chavista

“¿Por qué el gobierno utiliza los escasos recursos del país para defender a un operador privado, empresario o como quieran llamarlo, que se ha dedicado a hacer negocios y enriquecerse a la sombra del Estado?”, cuestionó el ex ministro en su columna.En respuesta, Ramírez describió a Saab como el hombre de confianza de Maduro, por lo que seguramente conoce con detalles todo tipo de gestiones ilícitas. “Ha sido una de las personas que ha concentrado mayor cantidad de negocios con el Estado, contratos y adquisiciones. Ha actuado como gestor del madurismo”.
Por otro lado, Ramírez mencionó la detención de los seis exdirectivos de la compañía venezolana Citgo que fueron trasladados este sábado a la prisión y aseguró que se trata de una clara represalia por la extradición de Saab.
El régimen “luce débil, muy débil”, puntualizó el ex ministro, resaltando lo paradójico que es que un Gobierno acusado por violar los derechos humanos, sea ahora quien denuncie esta presunta falta.

Leer más »

Yosvani Torres jugará con Pinar del Río antes de partir a liga española

En declaraciones recientes del director técnico pinareño Alexander Urquiola a Cubadebate, notábamos su optimismo en la posible participación del lanzador Yosvani Torres, una de las principales cartas del staff veguero, en la Serie Nacional 61.“Yosvani Torres ahora está aquí. Hablaremos con él, para si el campeonato no le interfiere con su contrato en España, juegue con nosotros. Estoy seguro de que no le faltará disposición, por eso lo incluimos en la preselección”, comentó Urquiola en esa oportunidad.Leer además: Yosvani Torres: “El año que viene vuelvo para PinarEsta mañana contactamos vía Facebook a Torres, quien se encuentra en Santa Lucía, poblado de Minas de Matahambre, donde reside su madre.“Estaré con Pinar un par de meses, antes de irme para España, pues en marzo o abril comienza la liga allá. Trataré de ayudar al equipo en todo lo que pueda previo a mi partida, ya que esa etapa debe ser clave para la clasificación.“Los entrenadores de Pinar del Río están preparados, y hay buenos talentos dentro del conjunto. Solo se debe trabajar más, hacer un mayor esfuerzo entre todos, ya que son tiempos difíciles. Pero, con lo que tenemos, podemos lograr grandes cosas en la selección”.—¿Qué te trajo de regreso al país? Al concluir la temporada con los Astros de Valencia, decidí viajar a Cuba por la familia. Llegué el 20 de septiembre. Cumplí con el aislamiento y fui directo a ingresar a mi mamá, con bronconeumonía.Mi madre permaneció hospitalizada nueve días, pero gracias a Dios todo salió bien, y se recuperó. Estoy agradecido del personal de salud de la sala A del hospital provincial Abel Santamaría, y de mi amigo Mario, el cardiólogo, que siempre estuvo pendiente y dándome ánimo.—La experiencia en España, ¿cuánto ha aportado a tu carrera deportiva? He aprendido bastante. Es una liga con características diferentes, y con atletas de calidad, tanto entre tus compañeros como en los conjuntos contrarios.Ya sé lo que es ganar con el Valencia y, este año, aunque no pudimos retener el título, tuvimos un buen desempeño en la clasificatoria, con 21 triunfos y apenas una derrota”, precisó quien resultó el mejor lanzador de la Copa del Rey y del torneo europeo de béisbol de clubes de campeones.—En la Serie 59, al ser campeón como refuerzo de Matanzas, anunciaste tu retiro, ¿cuál es la perspectiva actual de Yosvani Torres al respecto?A veces anunciamos el retiro unos cuantos años antes del mismo. No sé hasta cuando seguiré́ lanzando; el terreno, los números, la familia y los seguidores me dirán cuándo terminar.“En la Serie 60 ya pude jugar en los playoff con Pinar y fui muy bien acogido. Gracias a Dios, todavía me siento en forma, y sigo disfrutando del entrenamiento y mis presentaciones”.Esta campaña con el club español Astros de Valencia, de la división de honor de ese país, el derecho minero obtuvo seis victorias y una derrota, con un salvamento. Además, ostentó promedio de limpias de 1.80, y los contrarios le batearon para 218.En noviembre de 2020, el vueltabajero quedó campeón con los Astros, manteniéndose invicto en siete salidas, con efectividad de 3.29. Igualmente, propinó 60 ponches en 49,2 entradas.Torres estuvo en la novena pinareña entre las series nacionales 44 y 59. El espigado lanzador integró varias ocasiones el equipo Cuba, coronándose con Vegueros de Pinar del Río en la Serie del Caribe, 2015.Fue el caballo de batalla de los vueltabajeros en los triunfos 50 y 53, y el onceno pícher del territorio en arribar a 100 éxitos o más en clásicos cubanos de béisbol.

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.