HAVANA CLIMA

Desarrolla Díaz-Canel importante jornada de intercambio en proyectos productivos y sociales

Además de dialogar con un destacado ganadero de Mayabeque, el presidente cubano compartió con los protagonistas de los Proyectos Manos útiles para el hogar y Palomas

El presidente cubano dialogó con Jesús Lazo, un destacado productor ganadero. (Foto: PL)

El presidente Miguel Díaz-Canel visitó este jueves la Cooperativa de Créditos y Servicios 13 de Marzo, en la occidental provincia de Mayabeque, en el contexto de la estrategia gubernamental de impulso a la producción alimentaria de Cuba.

De acuerdo con el Twitter de la Presidencia, en ese sitio el mandatario dialogó con...

Leer más

Comparte:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Publicaciones

Artículos Relacionados

¿Quiere el régimen cubano que le levanten el embargo?

MIAMI, Estados Unidos. ─ Si algo no ha dejado de inculcarse en la mente del cubano de la Isla desde el mismo triunfo de la Revolución es el supuesto empeño del régimen en sacar adelante la economía del país y elevar el nivel de vida del pueblo. Esta fábula ha transitado desde la ilusión comunista de convertir a Cuba en una potencia hasta hacer del reparto de la miseria un estado natural y una filosofía de vida. En ese camino, “preñado de obstáculos”, hacia un supuesto bienestar, emerge como descollante la figura del bloqueo/embargo. Finalmente: ¿quiere la dictadura que lo levanten o no?
La respuesta desde la izquierda es afirmativa y apoya en la creencia que el régimen cubano está interesado en la prosperidad del país y en el bienestar de sus ciudadanos, una hipótesis que se mueve en la narrativa del propio régimen. La respuesta desde la derecha es negativa y se sostiene en una afirmación tan simple como demoledora: no hay nada que levantar.
Obviamente, no hay tal embargo toda vez que Cuba puede comerciar con el mundo entero, incluyendo a los Estados Unidos, que es, dicho sea de paso, uno de sus principales socios comerciales. Siendo así, ¿qué es realmente lo que busca el régimen con sus permanentes campañas anti bloqueo? Préstamos. Solo busca préstamos que, probablemente, jamás pagaría. Lo que Cuba quiere es el acceso a los créditos bancarios estadounidenses. Es decir, el régimen quiere recibir fiado para redirigir su flujo de caja a apuntalarse en el poder por medio de la inversión en la represión interna y en la subversión externa. Y esto significa, en buen español, que el gobierno de la Isla pretende que los Estados Unidos le financien su labor de zapa y subversión de los intereses y valores norteamericanos por todo el planeta, mientras contribuyen en igual medida a subvencionar el fortalecimiento y actualización del armamento y la técnica represiva al interior del país. Claro, en la terminología castrista esto se llama “bloqueo financiero”.
Sin embargo, la otra cara de la moneda es la que más interesa aquí, a saber: un cubano próspero y pudiente económicamente sería un peligro para estabilidad de la dictadura.
Así, la pregunta inicial, por su propia lógica interna, se va transformando en otra: ¿por qué el régimen quiere a los cubanos de la Isla necesariamente pobres? O lo que viene a ser lo mismo: ¿por qué los trabajos en Cuba son improductivos?
Ante todo, derribemos otro mito relacionado con la enfermiza preocupación del régimen por su imagen internacional. En realidad, al gobierno cubano la imagen internacional solo le importa en la medida que sirve como herramienta para apuntalar el orden interior, de modo que lo que le quita el sueño al régimen no es su imagen. El principio sagrado es −como en las sociedades primitivas− el mantenimiento del orden social interno, cosa que en el lenguaje castrista se expresa así: “las calles son de los revolucionarios”.
Mas, ¿cuál es la razón de la improductividad de los trabajos? Podría decirse que el régimen paga simbólicamente esos trabajos, pero igual los paga por más improductivos que sean. Al trabajador se le hace ver que el resultado de su trabajo no genera divisa, como si fuera esa su responsabilidad y la razón de su improductividad. La verdad es que los trabajos improductivos son necesarios para el régimen, puesto que mantienen al ciudadano en la pobreza y en la más descarnada indefensión. Y es, cubano, que el régimen no está interesado en el producto de tu trabajo, puesto que no lo vende: te vende a ti, ya sea como profesional en el mercado externo o como proveedor de remesas en el mercado interno desde el exterior. Particularmente tú, cubano de la Isla, eres tan solo un puente a través del cual fluye el dinero hacia la cúpula castrista sin que se acumule en tu bolsillo y, en consecuencia, sin posibilidades de inversión que pueda reportarte ganancia.
Como ves, esta es también la respuesta al tema del embargo. Nunca se ha pensado en un eventual levantamiento del embargo con el propósito de enriquecer al cubano de a pie, de potenciar su capacidad económica. Esa no es ni ha sido la idea. El dinero es poder y es independencia, algo que no toleran los sistemas socialistas respecto de los individuos; lo que le inculcan al ciudadano es la satanización de la acumulación, lo que significa que el enriquecimiento y la libertad individuales están vedados.
Así, la dictadura −y esto es axiomático− prefiere un país económicamente ruinoso antes que políticamente inestable. El ciudadano estaría condenado a ser pobre para que no pueda ser libre. Obviamente, ningún empleo puede ser rentable si se quiere garantizar el orden interior en modo “sometimiento”. No se trata del embargo ni de la escasez de los recursos naturales de la Isla, mucho menos de que el trabajador no produzca divisas, se trata de la naturaleza del régimen y de la peculiar manera que este tiene de conservar el poder dada esa naturaleza unipartidista, socialista y totalitaria.
Cuba es un país rico en recursos y con tierras fértiles. El cubano es emprendedor, el embargo es un mito. ¿Cuál es entonces la razón de la miseria en la Isla? Muy simple: esa ruinosa situación es el enorme precio que se paga para que la cúpula político-militar castrista se mantenga en el poder. Dicho en términos más científicos: el poder de la dictadura es directamente proporcional a la indigencia del pueblo. De modo que levantar el embargo solo significaría, en la práctica, abrir las puertas de los bancos norteamericanos a la cúpula castrista, pero nunca enriquecer al cubano de a pie, cuya miseria es la condición de posibilidad del régimen. Esta es la razón de que −como ya se sabe por la experiencia soviética− la miseria en los países socialistas sea artificialmente provocada.
Por supuesto, ningún sistema es perfecto, pero hasta ahora la única garantía de que se respete al prójimo no está en lo que uno piensa de sí mismo ni en los valores morales que abrazamos, eso todavía no es suficiente, está en que el bien del prójimo coincida con el bien propio, en que el beneficio propio solo se dé a través del beneficio ajeno. Y esta suerte de imperativo económico, hasta ahora, solo se ha acatado  −por duro que sea admitirlo− al mirar al prójimo como cliente.
Podemos pensar en nuestro fuero interno lo que querramos, pero estamos obligados al respeto, al buen trato y a la humildad para con él si lo que buscamos es el beneficio propio. Y mientras más se expanda a la sociedad ese buen trato y las posibilidades que brindamos a los otros, más nos beneficiamos en lo personal. Pero también vale la inversa: no tenemos otro manera de destruir lo ajeno que no resulte al cabo autodestructiva.
Sin capitalismo no hay democracia. Mejórese, pues, todo lo que se quiera, pero no se cambie por promesas igualitarias que solo benefician al ilusionista al situarlo en una posición privilegiada respecto de sus ilusionados. El altruismo −esa preocupación desinteresada por el bien de los demás, tan cara al homo socialistoide− es en el fondo una peculiar manera de utilizar a los demás para el bien propio. Así, la respuesta a la pregunta que figura como título del presente artículo habrá de ser una respuesta de derecha: no hay tal embargo. Lo que el régimen cubano quiere es que le presten dinero para usarlo contra el prestamista y contra su propio pueblo.
ARTÍCULO DE OPINIÓNLas opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no necesariamente representan la opinión de CubaNet.
Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Leer más »

A personal experience related to Covid-19

This month, Cuba has witnessed improvements in terms of COVID-19 control, although the situation remains complicated in some provinces.Together with the strengthening of medical protocols, the progress of the large-scale vaccination campaign—almost 70% percent of Cubans have already completed their immunization schedule—-and the emphasis on the fulfillment of hygienic-sanitary measures, the fight has reached higher levels.I admit that I gave it a lot of thought, but I finally decided to share my personal experience in this matter and I hope it will serve as a warning. No precaution is sufficient.Some colleagues and friends hit the social networks with their very particular versions of the subject, but I made my choice days after my personal fight against the terrible SARS-CoV-2 virus, which humanity will never forget.I am a vulnerable person because of my age, I live alone, and I suffer from asthma and high blood pressure. Aware of all this during these months of isolation, I behaved myself and followed every instruction. However, one day in September the incessant and, I would say, goddam cough suddenly started. I reinforced my own isolation until I was certain that I needed confirmation with the Antigen Test, which proved positive.Since I told my family doctor about it, he visited me every week until my epidemiological discharge 15 days ago. I never had fever or lung sounds, but I did lose my appetite, palate and sense of smell, and I was overcome by exhaustion—both well-known symptoms—and kept coughing endlessly for 10 totally sleepless days in a row. I don’t know how many green medicine syrups I drank, but mark my words, they’re very effective.Now I have a different tone of voice, and my body aches all over. I have chest pain sometimes, which makes me think of worse evils. And there’s this permanent fatigue that I try to “fight” little by little, and now walking as fast as I used to is out of the question, lest I become breathless and break into a suffocating sweat. Ailments of yesteryear, linked to my digestive and nervous systems, have made a comeback, and with a vengeance.All these vividly experienced symptoms made more sense to me after the World Health Organization published the first official clinical definition of post-Covid-19 disease, where it summarized the symptoms, probable duration and other important data, in order to facilitate the treatment of convalescents.Certainly, these days we are witnessing a gradual reduction of the pandemic nationwide, according to Dr. Francisco Duran Garcia, who insists that an improved scenario with the lowest figures in months is by no means a reason to lower our guard.This testimony does not seek to transcend in time, but to make people understand that we must continue to take care of ourselves, especially when the new normal—still with the virus out there—opens the door to more opportunities in Cuba, because life goes on and the Cubans and their economy need as much.

Leer más »

Andy: “La felicidad existe, pero es efímera”

Andy es un personaje que anima la escena artística de La Habana. Está su obra, suficientemente valorada, pero también está él, en todas las exposiciones, apoyando a los colegas.Viste atuendos indescifrables, que “combinan” rayas y cuadros, colores chirriantes entre sí y hasta tocados que parecen sacados del camerino de los Hermanos Marx: una visera que trae incorporada la peluca, un bombín…La asertividad es su don natural. Para todos tiene una sonrisa y una frase amable. Es solidario y entusiasta, y lo mismo se enrola en un proyecto de muestra colectiva que en la mudada de un vecino. Se hace querer y quiere, sin condiciones, a los que selecciona como amigos. No es terco, sino “firme en sus convicciones” humanas y artísticas, y puede “emperrarse” con elegancia. Todo un lord con un vestuarista muy imaginativo…Andy es modelo 1965. En 1987 se graduó en el Instituto de Diseño Industrial. A su labor de pintor y grabador, ocasionalmente ha sumado la de muralista, en Cuba y Uruguay. Varias paredes de salas pediátricas de oncología en la Isla han sido pintadas por él.Sería imposible aquí consignar su inmenso currículo. Comparto sólo algunas exposiciones personales entre las de mayor relevancia:Identidad mental (1995), Galería Teikyo Marycrest University, Iowa; Pintura cubana (2001), Galería  Nau  Ivanow, Barcelona; Entre Picasso y Montoto (2005), Galería Servando Cabrera Moreno, La Habana; Habana abstracta (2006), Galería Espacios,  Colombia, y  Post data (2017), Galería Carmen Montilla, La Habana.Sus obras han sido exhibidas en muestras colectivas o individuales, en Cuba, Estados Unidos, Canadá, Panamá, Colombia, México, Argentina, Costa Rica, España, República Dominicana, Finlandia, Brasil y Japón.  La pareja, 2014. Óleo sobre tela, 200 x 250 cm.¿Cómo pasas de diseñador a grabador y pintor?PublicidadMe gradué de la escuela de diseño, y cumplí el servicio social en la revista Alma Mater, de la FEU; luego pasé a la TV Cubana como diseñador y realizador gráfico,  y ahí me di cuenta que estaba muy “amarrao”  a condiciones estrictas del medio.Yo tenía un profesor, Palomino, que era grabador del Taller Experimental de Gráfica de La Habana (TEGH), en la Plaza de la Catedral, y siempre pasaba por allí a saludarle; aquel mundo de prensas, piedras, metales, dibujos, artistas, me gustaba mucho. Un día presenté una carpeta de lo que venía pintando,  y me aceptaron como artista invitado por tres meses. Y voy por treinta años, ya como miembro… Ahí comencé la carrera como grabador y pintor. Amor en tarde gris, 2017. Acrílico sobre tela, 80 x 60 cm.¿Qué encontrabas en el TEGH? ¿Tienes nostalgia de aquellos tiempos?El Taller sigue siendo mi casa. Fue el lugar donde me formé realmente, entre grabadores de mucha experiencia y prestigio, donde conocí a grandes creadores. Ha tenido altas y bajas. Sí, siento nostalgia por el pasado. Eran otros tiempos, había mucho intercambio de criterios, viejos grabadores que ahora no están, unos fallecidos y otros  fueron encontrando su camino y levantando sus propios talleres. Ya no es igual, a pesar de que sigue inyectándose gente nueva. La creación en grupo, como pasa en los talleres, suele potenciar la obra individual, porque hay diferentes maneras de apreciar el proceso, opiniones que uno puede aceptar o no, y eso da la posibilidad de modificar la pieza antes de darla por terminada; o reafirmarte que el camino elegido es el correcto. Si es que se pudiera hablar de corrección en el arte. Aún así, la creación es un ejercicio solitario que puede ejercerse rodeado de gente. Bosque gris, 2018. Óleo sobre tela, 130 x 145 cm.¿Desde cuándo y por qué Ángel se convirtió en Andy?Cuando empecé en el mundo de la pintura, descubrí a Andy Warhol y me fascinó su obra; hacía cosas imitando su manera de pintar, o sea el Pop Art; conocía casi toda su producción. Y por eso, por mi entusiasmo por ese artista, empezaron a llamarme Andy. Me quedé con el apodo, y firmo así, pero mi nombre es Ángel Eusebio Rivero Sierra. En busca de un sueño, 2018. Óleo sobre tela, 150 x 100 cm.Te expresas, fundamentalmente, a través de la abstracción. Sin embargo, no eres un abstracto ortodoxo, pues en tus obras pueden aparecer fotos, objetos identificables. ¿Por qué?Me viene del arte pop. Esta manifestación usa imágenes de productos de consumo, objetos y personajes de la historia arraigados en la gente, emplea el collage, adiciona otros elementos que enriquecen su visualidad y proporciona espontaneidad a las obras. Por otra parte, no me gusta estar limitado estrictamente por lo que se considera abstracción, porque siento otras necesidades expresivas y las mezclo, las yuxtapongo, en comunión y diálogo. Es como decir y hacer varias cosas al mismo tiempo, sin atarme al sentido abstracto singular. Me permite ser más abierto, más flexible. También es algo que me diferencia del resto de los pintores abstractos.¿Qué importancia tiene para ti titular las obras?La asimilación de la abstracción es compleja para el público medio. El título ayuda a ver, a entrar en la obra, a respirarla, a tener una noción del contenido de la historia. Casi nunca dejo de titular una obra; tampoco uso títulos corrientes, sino que estén pensados, y convengan a la pieza. Es como darle nombre a algo que nació de uno. Además, sirve de guía en los catálogos. Una ayudita para los investigadores y críticos del futuro, si es que me llegan a tener en cuenta. Metáfora de la inocencia, 2019. Acrílico sobre tela, 135 x 105 cm. Los blancos también hacen cake, 2016. Acrílico sobre tela, 120 x 165 cm. La orgía de la sangre, 2019. Óleo sobre tela, 160 x 125 cm.¿Cuándo y cómo comenzaste a asumirte como artista?Hace poco polemizaba con un amigo realizador de videos. Tengo una visión particular sobre este tema. Me considero pintor, no artista, porque artista es quien crea algo que no existe, algo que sale a la luz por primera vez, sea una tendencia o una forma de pintar. Por ejemplo, Picasso con el cubismo; Kandinsky, que a principios del Siglo XX crea la abstracción, y rompe con todo lo que se estaba haciendo hasta ese momento, y así. Y luego hay quien sigue esas tendencias y desarrolla una trayectoria, que puede ser relevante, exitosa, partir de algo que creó un artista.Esta visión no  la comparte todo el mundo. Hay mucho ego.¿Entonces un gran pintor puede no ser un artista?Exacto.¿Y un mal pintor?Sí, pudiera. Si tiene demonio suficiente y un inmenso grado de creatividad. Cuando se unen maestría y poder creativo, entonces surgen los clásicos, a los que siempre habrá que volver.¿Cómo describir tu poética?Mi poética es la vida, el diario, la política, el amor, los niños. Nadie pinta como los niños. Yo no pinto lo que veo, pinto lo que pienso y siento. Muchas veces la realidad del mundo, las cosas que pasan, tiene un contenido abstracto, porque no están claras, no son lógicas. Nadie me puede decir que el amor es redondo o triangular o tiene forma alguna, el amor es un sentimiento muy abstracto. Paisaje personal, 2006. Óleo sobre tela, 250 x 200 cm.Una vez me dijiste que los artistas en Cuba se clasifican en tres categorías: desconocidos, conocidos y reconocidos. ¿A cuál perteneces tú? Si preguntas por mí en las barberías o en el sector de la construcción, no saben quién soy. Pero en el círculo de las artes plásticas casi todo el mundo me conoce, sobre todo de mi generación para arriba. Por lo tanto, creo que soy conocido. No digo que muy talentoso, ni el mejor, pero conocido, sí. Pa levantar el vuelo, 2006. Óleo sobre tela, 150 x 120 cm.Eres un gran fabulador. Tu muro de Facebook está repleto de historias descacharrantes. ¿Cuánto de verdad y cuánto de ficción hay en ellas? Entre todas las que has acumulado a lo largo de los años, ¿cuál es la número uno en la preferencia de tus lectores? ¿Quieres compartirla aquí?En los últimos años me dio por escribir. He publicado en Facebook más de setenta historias personales que son locas, simpáticas. Parten de la pura realidad; claro, yo les agrego lenguaje contemporáneo y las adorno con ciertas situaciones, para crear mayor interés en el lector, como pasa en el cine o en la propia literatura; pero tienen un 80% de realidad. La del parqueador fue muy popular. Te la cuento:Resulta que llevaba más de 10 años parqueando en el mismo lugar, a un costado de la Catedral, frente al Seminario San Carlos. Llegué un día, y estaba todo ocupado por esos carros sin techos, para turistas. El parqueador, que me conocía, me decía de lejos que estaba a tope. Yo giré en “U”, y salí a buscar lugar en otro sitio. Luego me fui al taller a trabajar. A las 6 de la tarde, hora habitual en que “colgaba los guantes”, caminé a buscar el carro donde siempre lo dejaba. No lo encontré. Después de buscarlo mil veces para arriba y para abajo, me subió una cosa por los huevos que me paraba el corazón. Me dije: ¡lo robaron! Fui a la estación de policía que estaba cerca y puse la denuncia. Mandaron a buscar al parqueador. El tipo vino más colorao que la boca de un payaso. Él decía: en mi vida como custodio nunca se me ha perdido un carro; usted hoy no entró. Le aseguré que sí. Levantaron un acta y lo pasaron para la sala de interrogatorios. Me tomaron declaración y el número de la chapa, y me dijeron: puede retirarse, está circulado.Ya a la salida de la estación, paso por delante de un carrito igual al mío. De golpe me acordé que ese día yo lo había tenido que parquear en otro lugar, frente a la Bodeguita del Medio; y, claro, no me acordé porque era mi costumbre por diez años parquear siempre en el mismo lugar. Viré pa’tras y le dije al carpeta: Guardia ahora me acordé que dejé el carro en otro lugar. El policía se paró, se quitó la gorra y me dijo: ¡De tranca! Le gritó a otro guardia: Nicola, suelta a ese hombre, que es inocente. El tipo salió de allí rojo, empingao, echando humo por la nariz. Para arreglar las cosas le dije: Mire, yo no lo denuncié a usted, yo denuncié la desaparición de mi carro. El pobre hombre me decía que era la primera vez que pisaba una estación de policía. Con los puños cerrados me alejé de él, por si se ponía violento. Desde La Habana Vieja a mi casa, detrás de la Terminal de Ómnibus, me pararon cinco veces porque el carro estaba circulado, y no había forma humana de que entendieran los caballitos lo que me había pasado, ni creyeron que yo era el dueño legítimo del carro.Tengo muchos lectores de estas historias, y hasta me las piden por privado. A veces se me va la mano y pongo malas palabras, pero la gente, increíblemente, me dice: no, no; a ti te queda bien. Mira tú. Mueca de pájaro, 2014. Acrílico sobre tela, 220 x 154 cm.Eres habanero. ¿Cómo sientes la ciudad?Nací en La Habana. La ciudad para mi es algo muy importante. A pesar de su descuido, de su abandono, de su suciedad, caminar las calles de El Vedado, de la zona vieja, apreciar las mansiones que un día fueron señoriales, la arquitectura tan variada…La Habana tiene un encanto especial, la verdad: la luz; aquí he sido feliz y también infeliz. La gente hablando de balcón a balcón, el bullicio, el colorido. Eso es difícil de olvidar. Y, por último, el mar, que la besa todos los días. Esta maravilla de capital debiera atenderse un poco más. Eusebio Leal hizo un trabajo colosal. Ojalá se siga su ejemplo en el rescate de edificaciones y espacios públicos de valor patrimonial, y se vele por el acabado y el buen gusto de las restauraciones.Has conocido personajes notables de la cultura cubana, como Julio Girona, con quien llegaste a exponer. ¿Algún recuerdo, alguna anécdota de él? Girona era un tipo encantador y un excelente pintor, repleto de anécdotas. Había estado en la Segunda Guerra Mundial. Lo visitaba con frecuencia en su apartamento de El Vedado. Un día me contó que durante la guerra, en la enfermería donde estaba recuperándose, le hizo un retrato a la enfermera, y cuando se lo entregó le dio una nalgada. Ella se quedó atónita, y le dijo: le perdono porque el retrato es muy bueno. Entonces él le dio otra.Le invité a exponer en el 2001 junto con Rigoberto Mena. Fue su última exhibición. Al año siguiente falleció.¿Eres un hombre de fe? ¿Dialogas de alguna manera con Dios?No soy religioso, pero sí tengo fe. Creo que Dios existe, y le hago oraciones. Él no es responsable de lo que pasa hoy en el mundo. El responsable es el propio hombre. Al leer La Biblia entiendes muchas cosas. Es Ley de vida. Péndulo, 2016. Acrílico sobre tela, 165 x 131 cm.¿Cómo te trata el mercado del arte en Cuba? ¿Es cierto que vives de la brocha? No me puedo quejar. A veces me va mejor; a veces, peor. Llevo 30 años viviendo de lo que hago, que es producir arte. Lo lamentable es que dependemos de un mercado extranjero, porque no se ha logrado un coleccionismo nacional potente. Casi toda la obra de creadores notables hecha en Cuba en los últimos treinta años se ha ido; y eso es preocupante, porque forma parte del patrimonio de la nación. Las instituciones adquieren algunas obras, pero es insuficiente. Se han ido y se seguirán yendo muchas piezas. El 98 % de la mía está fuera de Cuba. Un día para Van Gogh, 2006. Óleo sobre tela, 120 x 150 cm.¿La crítica ha sido generosa contigo?Creo que sí. Me han atendido muchos críticos respetados en Cuba, y, en sentido general, me han llevado bien. En ocasiones, mejor de lo que merezco. Hay textos sobre mi trabajo en casi todas las revistas especializadas de arte en el país.¿Qué es la felicidad para ti? ¿Te consideras un hombre feliz?La felicidad existe, pero es efímera. Hay pequeñas cosas que me hacen feliz y otras que no tanto, pero no te puedo decir que soy feliz completamente. Me sensibilizan muchas cosas, otras me hacen daño. La emigración de amigos es una de ellas, el no ver soluciones inmediatas a situaciones que nos aflojarían la penuria. La vida es corta. Cada día el planeta amanece con noticias que no son nada alentadoras, y eso, a todas luces, alimenta la infelicidad.

Leer más »

La Uneac por la Bienal

La Asociación de Artistas de la Plástica de la Uneac respaldó la convocatoria a la 14 Bienal de La Habana, a efectuarse entre el 12 de noviembre de 2021 y el 30 de abril de 2022, y denunció los intentos baldíos de aquellos que a partir de una burda e insidiosa manipulación política atentan contra la realización de uno de los más fecundos encuentros de las artes visuales en el hemisferio occidental.
Mediante un pronunciamiento, hecho público al calor de la celebración del Día de la Cultura Cubana, la organización explicó que el compromiso de los miembros de la Asociación y de la abrumadora mayoría de los artistas cubanos con la Bienal tiene sustento en el carácter emancipador, abierto  y socialmente inclusivo que ha caracterizado al evento desde su fundación en 1984.
«Ninguna falsedad –afirmó la declaración-, ninguna tergiversación, ninguna trama urdida por quienes pretenden aislar a la nación, menoscabar nuestra soberanía y destruir la legitimidad del consenso social alcanzado para contar con una Patria libre, nos hará torcer el rumbo.
«Somos los artistas quienes protagonizamos la Bienal en estrecha alianza con las instituciones culturales, decidimos la agenda y los ejes temáticos y acogemos a los colegas que nos honran con su participación. Continuamos apostando vivamente por hacer de La Habana y otras ciudades de la Isla un espacio para el diálogo con creadores y expresiones diversas de varias partes del mundo, y de manera particular, de Asia, África, América Latina y el Caribe», puntualiza el pronunciamiento.
Los creadores, agrupados en una organización que representa la vanguardia artística, manifestaron su confianza en que entre artistas, curadores, galeristas, críticos, teóricos y  los muchos seguidores de la creación artística prevalezcan la honestidad, el apego a la verdad y el culto a los valores éticos «que hagan de la 14 Bienal de La Habana una plataforma ecuménica donde se cumpla a plenitud la propuesta de hallar caminos al futuro desde nuestra contemporaneidad».
[embedded content]

Leer más »

Yarima Blanco: “El tres me dio la posibilidad de ser libre”

Yarima Blanco no olvida un encuentro con Pancho Amat cuando estudiaba en la Escuela Nacional de Arte (ENA). El célebre tresero se le acercó cuando ella estaba estudiando en los pasillos de la escuela. “Le extrañó tanto ver a una mujer tocando tres que comenzó a mirar cómo practicaba con el instrumento. Me pidió una hoja para escribir algo y apuntó: ‘Yarima si las mujeres tocaran el tres le quitarían el mando a los hombres. Ojalá te conviertas en una tresista de primera’. Guardé esa hojita con mucho cariño y mi mamá quiso ponerla en un marco porque es un recuerdo muy bonito. La he tenido en la sala de mi casa en un marco toda la vida”.Varios años después, Yarima se convirtió en una de las treseras de mayor calibre en la música cubana. Ha pasado por diversas agrupaciones como Anacaona y ya fundó su propio grupo: Yarima Blanco y Son Latino. La tresera se dispone a participar en el influyente Festival de Wowex a finales de octubre en la ciudad de Oporto, en Portugal, donde estrenará su nuevo disco ”Pa´ mi tres”.“En Womex estaré invitada gracias al programa ‘Transcultura’ de la Unesco. Presentaré el día 28 en la ciudad de Oporto mi nuevo disco. Será una oportunidad maravillosa. También estaremos lanzado 50 discos ‘en físico’. Es un gran primer comienzo para promocionar a gran escala mi trabajo”, dice la instrumentisat a OnCuba.¿Cómo fue el proceso para que te decidieras a estudiar el tres en tu formación como instrumentista?Comencé a la edad de 10 años a estudiar guitarra clásica en la escuela “Rafael Cabrera” en Bayamo. Pasé mi nivel elemental estudiando guitarra clásica hasta los 14 años. A esa edad se me dio la oportunidad de hacer el pase de nivel de elemental a medio en la especialidad de Tres. A mí no me convenció mucho porque nunca en mi vida había visto un tres, salvo en Palmas y Cañas.Siempre asociaba el tres con el punto guajiro, con el punto cubano. Me dijeron que podía darme un campo importante de posibilidades, y muy novedoso, porque había muy pocas mujeres que interpretaban ese instrumento, que eso podía hacer la diferencia en mi carrera.En Bayamo no había tres y un amigo le pidió uno al Obispo de la iglesia de la ciudad para que yo estudiara. Ese fue el primer tres con el que empecé. Hice las pruebas de nivel medio en la ENA y obtuve la primera plaza en la especialidad de Tres. Allí comienzo mi vida como tresera, de la mano del maestro Efraín Amador, quien es el fundador de la escuela de tres y laúd.PublicidadEn Cuba no se estudiaban esos instrumentos de manera académica, siempre fueron instrumentos empíricos que se tocaban (y aprendían) de generación en generación. Él se preocupó por darle al tres y el laúd un lugar académico. La primera graduada de tres en la Escuela Nacional de Arte es Yusa. Todo el mundo la ve tocando la guitarra, pero realmente es tresera.Alterné mis estudios de tres con los de guitarra clásica durante un tiempo. En el año 2001 hago mis pruebas para ingresar al Instituto Superior de Arte (ISA). Me aportó mucho a mi formación como instrumentista el hecho de que el tres es un instrumento para el changüí, el son, la guaracha, pero la escuela te da más posibilidades de tener un conocimiento más amplio del instrumento a nivel técnico y musical. Tuve la oportunidad también de tocar obras clásicas y eso me dio una visión más amplia de las posibilidades del tres. Y no quedarme encasillada en el mundo del son.¿Cómo influyó en fu formación el paso por Anacaona?En 2006 ingresé a la orquesta Anacoana, la primera orquesta femenina de Cuba. Ellos tenían un festival en Colombia y les estaban pidiendo una tresera. Me llamó la directora de la agrupación, Georgia Aguirre, y me encantó la dinámica del grupo. Ya había trabajado en La Habana Vieja con agrupaciones de corte parecido y tenía un camino recorrido. Era desenfadada a la hora de subirme al escenario, de improvisar. Eso me gustaba mucho. El festival nunca se dio pero me quedé en la orquesta como tresera cerca de 10 años. No solo tocando tres sino también guitarra eléctrica y contrabajo. Anacaona me brindó un espectro mucho más extenso porque tuve la posibilidad de subirme a los grandes escenarios y ofrecer un trabajo diferente porque venía de agrupaciones pequeñas como quintetos o sextetos.Al mismo tiempo que trabajaba con Anacaona lo hice con un grupo llamado Los galanes, que era un formato de quinteto. Mantuve ese doble vínculo porque también me llamaba la atención el formato pequeño.Posteriormente Los galanes se convirtieron en lo que hoy es mi agrupación Yarima Blanco y Son Latino. Su director se retiró y yo comencé a liderar la agrupación. Todas las inquietudes que necesitaba expresar por mí misma me llevaron a dedicarme a la agrupación. Ahora estamos lanzando mi primer disco “Pa´ mi tres”, que es un sueño hecho realidad.¿Por qué hay tan pocas mujeres que se dedican a estudiar e interpretar el tres?Creo que la práctica de los instrumentos tiene que ver con la personalidad, el carácter. De cierta manera ha existido un miedo a no llegar a representar exactamente el carácter del instrumento. Eso para mí ha sido mi principal punto a reforzar. Sin embargo, conozco muchas mujeres que hoy, con el paso de los años, están haciendo crecer la cantera de estudiantes de tres, pero todavía existe el tabú sobre la mujer en el tres.Cuando yo salía con mi tres de la escuela me preguntaban si tocaba guitarra, porque las personas no concebían que una mujer lo tocara. Cuando les decía que era tresera enseguida me mencionaban el programa Palmas y Cañas. No entendía por qué lo encasillaban ahí cuando el mundo del instrumento es mucho más amplio. Poco a poco están surgiendo nuevas muchachas que, con el paso del tiempo, van a lograr posicionar el tres en otro lugar. La tresera cubana Yarima Blanco. Foto: cortesía.El maestro Pancho Amat hizo las notas discográficas de mi disco. Dice que cuando se va a escuchar una tresera no te puedes plantear que vas a escuchar “a la muchachita que va a tocar tres”; vas a escuchar a una instrumentista. Sus palabras sirven para que todo el mundo se lo piense de igual manera. Ha sido un proceso lento pero poco a poco se están viendo los resultados. Y con el paso de las generaciones va a mejorar mucho. La sangre que corre por la mujer cubana es muy fuerte.¿Has sentido machísimo o discriminación por ser una mujer tresera en la música cubana?Me ha tocado crecerme en todo momento. Por ejemplo, desde que tenía unos 18 años empecé a trabajar en La Habana Vieja, al mismo tiempo que lo hacía con Anacaona. Me interesaba mucho diversificar el aprendizaje y nunca y he parado de trabajar. Quería saber lo que era tocar en un dúo, en un cuarteto, tocar jazz. Tenía mucho esas inquietudes.En ocasiones, me avisaban que estaban buscando un tresera y cuando llegaba a las agrupaciones se sorprendían de que fuera una mujer y no me valoraban lo suficiente. Era mi momento de crecerme y demostrar que mi trabajo tenían que respetarlo. Que no había que diferenciar entre una mujer o un hombre. De cierta manera, me ha tocado crecerme e imponer mi trabajo y echar a un lado los estereotipos. Siempre lo he tenido claro.El tres es un instrumento muy dado a la improvisación. No hay manera de mentir, de esconder lo que tú eres. El instrumento lo haces sonar o no. He tratado de defender la imagen de la mujer cubana y demostrar que podemos tocar el instrumento con el mismo swing, con el mismo sabor. Que el tumbao “suene macho”, como decimos en Cuba. Que no se sepa si el tres lo está tocando una mujer o un hombre.¿Qué es lo más que te interesa de la sonoridad del tres?El tres da muchas oportunidades de expresarte, pese a que es un único instrumento, cada instrumentista lo interpreta con un discurso diferente a la hora de improvisar. Cualquiera te va a hacer una improvisación totalmente diferente de la misma canción. Al mismo tiempo me interesa mucho poder insertar el instrumento en géneros diferentes. No solo encasillarlo en lo que se conoce internacionalmente como la música cubana, el son, el guaguancó, el changüí, la guaracha; sino incorporar otros géneros como el jazz, timba, cumbia. El instrumento te brinda todas las posibilidades y tímbricamente se adapta muy bien a cualquier género incluso al reguetón.¿Qué género te interesa defender en mayor medida?Nunca abandonaría el son, porque nos define como cubanos. Sin tres no hay son y sin son no hay tres. Van de la mano. Pero me interesa mucho trabajar géneros caribeños como el merengue, la cumbia, y fusionarlos con la música que corre en este siglo. Es lo que he incorporado a mi disco “Pa´ mi tres”, en los que trabajo todos estos géneros desde el formato de sexteto.Antes de la pandemia trabajábamos en la Bodeguita del Medio y a los clientes les gustaba escuchar temas fusionados con el reguetón. El tres se adapta de manera perfecta a esos ritmos porque la célula rítmica es percutiva. Haber trabajado con Anacaona me dio un abanico más amplio y la posibilidad de hacer un tumbao diferente, más timbero, con elementos del reguetón y sacar el tumbao de su zona de confort. Hacer el tres más “repartero” en términos de exponer el tumbao. Ahí está la esencia del reguetón, en la percusión y los tumbaos.Interpretábamos temas por ejemplo de Gente de Zona y las canciones que estaban pegadas en el momento como “Bailando”, “Despacito”. La gente se sorprendió mucho. El tres logra un tímbrica muy bonita por sus tres pares de cuerdas dobles que le dan un swing diferente a los temas.¿Cuál es el programa que presentarás durante tu próxima participación en el Festival de Womex?“Pa´ mi tres” es un disco de 12 temas con varios géneros como el son, la guaracha, la timba. Todo esto bajo el formato de sexteto, pero quise insertar un piano. Tengo invitados como Rolando Luna, Alain Pérez, Kelvis Ochoa, Cásar Lozano. Los arreglos son de mi productor musical, Roniel Alfonso, que pudo comunicar todas las inquietudes que traíamos como formato. También tengo a Pancho Amat, un invitado de lujo, quien ha influido mucho en mi carrera, en la que el tres, sin dudas, me dio la posibilidad de ser libre, de expresarme y hacer la diferencia.

Leer más »
 

Contáctenos

 

Si desea contactar NoticiasCubanas.com, el portal de todas

las noticias cubanas, por favor contáctanos.

¡Estaremos felices de escucharlo!

 

Con gusto le informáremos acerca de nuestra oferta de publicidad

o algún otro requerimiento.

 

contacto@noticiascubanas.com

 

Oferta


Si deseas saber como tu sitio de noticias puede formar parte de nuestro sitio NoticiasCubanas.com, o si deseas publicidad con nosotros.

 

Por favor, póngase en contacto para mas detalles.

Estaremos felices de responder a todas tus dudas y preguntas sobre NoticiasCubanas.com. ¡La casa de todas las noticias cubanas!

contacto@noticiascubanas.com


Sobre nosotros

NoticiasCubanas.com es la casa de todas las noticias cubanas, somos un sitio conglomerado de noticias en Cuba. Nuestro objetivo es darle importantes, interesante, actuales noticias sobre Cuba, organizadas en categorías.

Nosotros no escribimos noticias, solo recolectamos noticias de varios sitios cubanos. Nosotros no somos parte, solo proveemos noticias de todas las fuentes de Cuba, y de otras partes del mundo.

Nosotros tenemos un objetivo simple, deseamos brindarle al usuario el mayor monto de noticias con calidad sobre Cuba, y la visión que tiene el mundo sobre Cuba. Nosotros no evaluamos las noticias que aparecen en nuestro sitio, tampoco no es nuestra tarea juzgar las noticias, o los sitios de las noticias.

Deseamos servir a los usuarios de internet en Cuba con un servicio de calidad. Este servicio es gratuito para todos los cubanos y todos aquellos que estén interesados en las noticias cubanas y noticias internacionales sobre Cuba.

 

Términos de uso

NoticiasCubanas.com es gratis para todas las personas, nosotros no cobramos ningún cargo por el uso del sitio de ninguna manera. Leer los artículos es completamente gratis, no existe ningún costo oculto en nuestro sitio.


Proveemos una colección de noticias cubanas, noticias internacionales sobre Cuba para cualquier persona interesada. Nuestros usuarios utilizan NoticiasCubanas.com bajo el acto de libre elección y bajo su propia Responsabilidad.

Nosotros no recolectamos ningún tipo de información de nuestros usuarios, no solicitamos ninguna dirección electrónica, número telefónico, o ningún otro tipo de dato personal.

 

Medimos el monto de tráfico que noticiasCubanas.com recibe, pero no esperamos compartir esta información con alguien, excepto nuestros socios de publicidad. Nos regimos bajo las normas Cubanas en cada cuestión legal, cualquier aspecto no clarificado aquí debe ser considerado sujeto bajo el sistema Legal de Cuba.